CAPÍTULO I               DESARROLLO HISTÓRICO DEL DERECHO DE MINASI. DERECHO ANTIGUONo hemos encontrado a lo largo de este...
En el año 1348 se promulga en las Cortes de Alcalá el Ordenamiento del mismo nombre, quereafirma el dominio real sobre las...
Entretanto, en Chile la minería tomaba un carácter especial y este Reino se hacía famoso porsu riqueza aurífera en forma d...
El Estado Soberano de Antioquia tipifica un sistema intermedio o ecléctico en cuantoestablece mediante Ley 28 de 1864, más...
intermedia, denominada de la “ratificación”, que otorgaba un “título provisorio” de propiedad,dejando la mensura de ser ob...
denunciables; precisión de los terrenos solicitados en concesión y empleo del sistema decoordenadas U. T. M. en las medici...
Nos dice el Profesor Sousa Lennox que “La Ley 12 de 1869, dictada por la ConfederaciónGranadina, regulaba la actividad min...
5º. Las salinas y las minas de todas clases, las cuales no podrán serobjeto de apropiación privada, pero podrán concederse...
HACIENDA PÚBLICACAPITULO 1ºBIENES Y DERECHOS DEL ESTADOArtículo 208. Pertenecen al Estado:1º. ...2º. ...3º. ...4º. ...5º. ...
indemnización. Vencidos dichos veinte años los propietarios podránconservar el dominio útil en las condiciones que prescri...
explotación según lo establezca la Ley.Los derechos mineros otorgados y no ejercidos dentro del términoy condiciones que f...
deberá indicar la descripción de la zona, el número de hectáreas, los minerales comprendidosen la autorización, la duració...
“Artículo 19. Será necesaria presentar solicitud u oferta para poder obtener una concesión deextracción. Las ofertas se pr...
“Artículo 34. El Ministerio de Comercio e Industrias podrá asignar cuotas de extracción conrespecto a los minerales de res...
beneficiaria del traspaso se convertirá en concesionaria y su participación quedará sujeta a lascondiciones que se estable...
4.3 Ley 8 de 1987.Mediante la ley 8, de 16 de Junio de 1987, mejor conocida como Ley de Hidrocarburos, seregula de una man...
perfectamente determinada y transmisible administrativamente a los particulares, y esta es, sinduda, inmueble, mientras se...
Los minerales son diferentes y el Diccionario de la Lengua Española los define “como todasustancia inorgánica que se halle...
La factibilidad de la explotación de innumerables yacimientos mineros dependeexclusivamente de la posibilidad del benefici...
concesionario deberá iniciar operaciones preextractivas por lo menos en una de las zonasotorgadas. Dentro el plazo de dos ...
IV. SISTEMAS DE PROPIEDAD DE LA MINALa Propiedad, en los términos del artículo 337 del Código Civil, la entendemos así:“Ar...
Mediante este sistema, DALLOZ, que es su máximo exponente manifiesta que “solamente elEstado, obrando no como dueño que ve...
particular para que lo explote, generalmente constituye en éste un título precario que conspiracontra la seguridad jurídic...
En este sistema, entonces, advertimos semejanzas con el regalista, en cuanto ambos reconocenal Estado como dueño originari...
combustibles, como el carbón mineral y los hidrocarburos, que son de origen orgánico.Entre los carbones están: el grafito,...
excepción de los minerales en vetas o filones.Clase C: Minerales que se encuentren en vetas o filones, a cualquierprofundi...
Las áreas de reserva las define el Código de Recursos Minerales como aquellas sobre lascuales no se podrán otorgar concesi...
a la Nación, así lo solicitará al Órgano Legislativo o al organismo queejerza funciones legislativas.El régimen jurídico e...
Ejecutivo podrá designar los minerales de reserva que no seotorgarán.”De igual forma, el artículo 34 del Código de Recurso...
Por su lado, el Profesor Virgilio Luque nos dice en su monografía denominada “La ConcesiónMinera en Panamá” que el Estado ...
Nuestro Código de Recursos Minerales define la concesión Minera como el conjunto dederechos, privilegios y obligaciones qu...
Se trata de un contrato administrativo  Por ser un acto administrativo, pertenece al Derecho Público  Es bilateral, debido...
Llevar a cabo investigaciones geológicas preliminares en forma no exclusiva con relación alos minerales o clases de minera...
de cada zona retenida de acuerdo con la concesión que se pretendeprorrogar y siempre que haya cumplido todas las obligacio...
La concesión de beneficio conferirá al concesionario, durante el período de su vigencia, lafacultad de llevar a cabo el be...
Los funcionarios o empleados públicos que directa o indirectamente tuviesenel deber de intervenir, por razón de sus funcio...
El concesionario minero tanto derechos como obligaciones, las cuales deben cumplirse en elinicio y a medida que se desarro...
A las exenciones arancelarias, es decir, todo equipo, repuesto y materiales necesariosutilizados en el desarrollo de las o...
Pagar el canon superficial, tal como lo dispone el artículo 210 de la mencionada excertalegal.  Pagar las regalías, de con...
Desarrollo histórico del derecho de minas
Desarrollo histórico del derecho de minas
Desarrollo histórico del derecho de minas
Desarrollo histórico del derecho de minas
Desarrollo histórico del derecho de minas
Desarrollo histórico del derecho de minas
Desarrollo histórico del derecho de minas
Desarrollo histórico del derecho de minas
Desarrollo histórico del derecho de minas
Desarrollo histórico del derecho de minas
Desarrollo histórico del derecho de minas
Desarrollo histórico del derecho de minas
Desarrollo histórico del derecho de minas
Desarrollo histórico del derecho de minas
Desarrollo histórico del derecho de minas
Desarrollo histórico del derecho de minas
Desarrollo histórico del derecho de minas
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Desarrollo histórico del derecho de minas

2.695 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
3 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.695
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
19
Comentarios
0
Recomendaciones
3
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Desarrollo histórico del derecho de minas

  1. 1. CAPÍTULO I DESARROLLO HISTÓRICO DEL DERECHO DE MINASI. DERECHO ANTIGUONo hemos encontrado a lo largo de este trabajo de investigación, constancia alguna de que lospueblos de la antigüedad hayan dictado normas de carácter legal en materia minera, noobstante haber ejercido esta actividad, aunque sea en forma rudimentaria.Las primeras constancias de Derecho Minero escrito las encontramos bastante avanzada laedad media.II. DERECHO ROMANOSamuel Lira Ovalle, distinguido tratadista chileno en Derecho Minero, nos dice en su obra“Curso de Derecho de Minería” que con la llegada de los romanos a la Península Ibérica, laslabores mineras se intensificaron y extendieron por su territorio. El sistema jurídico imperanteen la República, que llevaba el principio de la propiedad hasta sus últimas consecuencias yconsideraba al dueño del suelo dueño de todos los yacimientos y sustancias que seencontrasen en el subsuelo, pasó a España, estimándose las minas como como cosasaccesorias al suelo superficial y dentro del dominio de su propietario. La legislación romanano tuvo un carácter general para esta industria, ya que no comprendió las minas de toda clasede sustancias, no atribuyó su dominio al soberano ni autorizó a éste en forma explícita paraconceder su explotación en terrenos de propiedad privada, pero en su proceso evolutivo llegóa dejar establecidas la separación del suelo y del subsuelo mineral y la participación delEstado en los productos mineros bajo la forma de canon o regalía.III. LEGISLACIÓN ESPAÑOLA ANTIGUACon la invasión de los bárbaros y la posterior dominación visigótica se abre una época decompleto decaimiento para la minería. Las leyes dictadas por los visigodos no contienendisposición alguna sobre minería, y de ello son prueba el Código de Eurico, el Breviario deAlarico o Aniano y el Liber Judiciorum o Libro de los Jueces, carentes de toda referencia aesta industria.En el año 711 se produjo la invasión de los árabes a la Península Ibérica y la consiguientecaída del reino visigótico. Los españoles cristianos, replegados en las tierras nórdicas deEspaña, siguieron regidos por el Liber Judiciorum, pero el derecho consuetudinario triunfasobre éste y las disposiciones locales contenidas en las Cartas Pueblas y Fueros Municipalesconstituyen el derecho imperante en esta etapa histórica denominada de la Reconquista.La primera manifestación legislativa sobre minas la encontramos, precisamente, en el Fuerode Nájera, cuyo origen se remonta a las Cortes celebradas en esa ciudad en el año 1076. En élse establece el Señorío del Rey sobre todas las minas bajo cuyo solo mandato podíanexplotarse.El Código de Siete Partidas (1213) de D. Alfonso Décimo, el Sabio, viene a ampliar elconcepto de la soberanía real respecto de las minas y a confirmar la obligación de pagar unarenta a la Corona, quedando así establecida la “regalía”, que fue otra de las características delderecho minero español.
  2. 2. En el año 1348 se promulga en las Cortes de Alcalá el Ordenamiento del mismo nombre, quereafirma el dominio real sobre las minas metálicas, el que fue seguido por las Ordenanzas deBirbiesca, dictada por D. Juan I, en 1387.La expulsión definitiva de los árabes y el descubrimiento casi simultáneo del Nuevo Mundoinfluyeron decisivamente en la actividad económica de España.Las remesas de oro y plata enviadas por los conquistadores, así como las noticias deimportantes descubrimiento de minas, sirvieron para despertar un enorme interés por lariqueza minera, aún en el propio territorio español, y a ello se debe, sin duda, el notabledesenvolvimiento legislativo del siglo XVI.En el año 1559 D. Felipe II, conocido como el “padre de la minería”, por su decididapreocupación por el desarrollo de la industria, dictó las llamadas “Ordenanzas de Valladolid”o “Ley de Minas de 1559”, en cuya virtud se reincorporaron a la Corona todas las minas,dejando sin valor ni efecto las mercedes otorgadas por sus predecesores.“Las Ordenanzas de Valladolid” fueron ampliadas en la “Pragmática de Madrid” (1563), lacual fue al poco tiempo derogada por las “Ordenanzas del Nuevo Cuaderno” u “Ordenanzasde San Lorenzo” (1584), nombre con el que también se le conoce y que se debe al hecho dehaber sido dadas en el Monasterio de San Lorenzo del Escorial. Ellas constituyen unverdadero Código de Minería que, proyectándose a través de los siglos, muestra una notoriainfluencia en las legislaciones hispanoamericanas, en las cuales instituciones mineras ynormas legales reconocen claro origen en esas ordenanzas.IV. LEGISLACIÓN HISPANOAMERICANAEl distinguido tratadista chileno en Derecho Minero, Lira Ovalle, nos dice en su ya citadaobra que “las crónicas de la conquista del Nuevo Mundo abundan en referencias, quizás siexageradas, acerca de las enormes riquezas que los expedicionarios iban encontrando en lastierras descubiertas y ello estimuló la preocupación real hacia el ordenamiento legal minero.Entre las primeras manifestaciones legislativas para las Indias se cuenta una Real Céduladictada por los Reyes Católicos en 1504 y que dispuso el derecho de “Quinto” en beneficiodel Real Patrimonio, sobre todos los metales que se “cogieran o sacaren de cualquierprovincia o lugar”.Carlos I de España expidió en los años 1525, 1526 y 1534 diversas Reales Ordenes relativasal ramo de minería, y en 1551 se reconoce a los indios el derecho de descubrir, poseer y labrarminas como a los españoles.El activísimo Virrey del Perú don Francisco de Toledo, teniendo como base la Ordenanzas deValladolid y las disposiciones dictadas para las Indias, hizo promulgar en 1574, en la ciudadde La Plata, el notable Código que se conoce como las “Ordenanzas de Toledo”, que rigieroncon el tiempo en todos los dominios de América del Sur.Un siglo después, el licenciado don Tomás de Ballasteros efectuó una recopilación de lasdiversas leyes vigentes en el Perú, que fue promulgada en Lima por el Virrey don Melchor deNavarra y Rocaful en el año 1683 y que se conoce con el nombre de Ordenanzas del Perú.
  3. 3. Entretanto, en Chile la minería tomaba un carácter especial y este Reino se hacía famoso porsu riqueza aurífera en forma de lavaderos de oro, conociéndose el primer cuerpo legal minerodictado especialmente para el Reino de Chile, como las Nuevas Ordenanzas de Minas uOrdenanzas de Huidobro (1754), que de orden del Rey redactó don Francisco GarcíaHuidobro, Marqués de Casa Real.Aunque se duda de la eficacia legal de las Ordenanzas de Huidobro, en el hecho se aplicarony estuvieron en pleno vigor por más de treinta años, hasta que se hicieron extensivas a Chilelas “Ordenanzas de Nueva España o Méjico”.El Virreinato de Méjico, llamado también de Nueva España, no contaba con una legislaciónespecial para su gobierno en materia de minas, rigiéndose la industria especialmente por lasOrdenanzas del Nuevo Cuaderno. En 1761 don Francisco Javier de Gamboa, abogado de laReal Audiencia de Méjico, hizo la codificación de las leyes en vigor durante los últimos dossiglos y medio, seguidas de versados y extensos comentarios en los que establecía elverdadero espíritu del régimen minero español.Estos “Comentarios a las Ordenanzas de Minas” fueron el origen inmediato de las llamadasOrdenanzas de Nueva España O Méjico, expedidas por Carlos III, en Aranjuez, el 2 de mayode 1783.Las Ordenanzas de Nueva España constituyen el más importante cuerpo legal sobre mineríaque rigió en las Colonias y que, particularmente en Chile, producida ya la Independencia, semantuvo en vigor por más de 60 años hasta la dictación del primer Código de MineríaNacional, en el año 1874.”V. FIGURA DE LA CONFEDERACIÓN GRANADINAEl destacado jurista panameño Julio A. Sousa Lennox, en su obra denominada “Derecho deMinas e Industrial”, nos dice que durante la Confederación Granadina estuvo vigente laConstitución de 1858, que regulaba el sistema federalista y se formalizaban los Estadoscreados bajo esta Confederación, a saber, Panamá (1855), Antioquia (1856), Bolivar, Cauca,Cundinamarca, Magdalena y Santander (1857).Con el surgimiento de la Confederación Granadina (1858), de la cual formaba parte Panamá,el régimen varió notablemente. Según el artículo 6 de su Constitución, la Confederación sólose reservaba las minas de esmeraldas, sal gema y vertientes saladas, estuvieren o no en tierrasbaldías. Se entendió que las demás minas pasaban al dominio de los Estados Soberanos quecomponían la Confederación conforme el artículo 3 de la Constitución que disponía: “Todoslos objetos que no sean atribuídos por esta Constitución a los poderes de la Confederación,son de la competencia de los Estados”.El Estado Soberano de Panamá, como parte integrante de la Confederación Granadina, adoptóuna posición estatista a través de su política minera.El Estado Soberano del Cauca mediante Ley 59 de 1873 abandonó el sistema regalista ytipifica el sistema de la accesión al declarar que, con excepción de las minas que se reservó laUnión (o sea las de esmeralda y de sal gema), todas las demás pertenecían al dueño delterreno.
  4. 4. El Estado Soberano de Antioquia tipifica un sistema intermedio o ecléctico en cuantoestablece mediante Ley 28 de 1864, más tarde por la Ley 127 de 1867 (que aprobó el Códigode Minas), que el Estado Soberano se reservaba las de oro, plata, platino, cobre y piedraspreciosas; y que las demás pertenecían al dueño del terreno, salvo las de esmeraldas y de salgema, que eran propiedad de la Unión.VI. DESINTEGRACIÓN DE LA CONFEDERACIÓNAl restablecerse el régimen centralista- nos dice el Profesor Sousa Lennox- que terminó con elsistema federalista y con los Estados Soberanos, se tuvo que unificar la Legislación sobre lasmaterias en las que diferían los Estados. Fue así como se adoptó, para toda la República deColombia, el Código Civil del Estado de Cundinamarca, el de Comercio del Estado dePanamá, mediante Ley 57 de 1887, y el Código de Minas del Estado de Antioquia, medianteLey 38 del mismo año; este último con modificaciones y adiciones especiales.El artículo 202 de la Constitución de 1886 estableció lo siguiente:“Pertenecen a la República de Colombia: Los bienes, rentas, fincas, derechos y acciones que pertenecían a la Unión Colombiana en15 de Abril de 1886; Los baldíos, minas y salinas que pertencían a los Estados, cuyo dominio recobra la nación,sin perjuicio de los derechos constituídos a favor de terceros por dichos Estados, o a favor deéstos por la Nación a título de indemnización; Las minas de oro, de plata, de platino y de piedras preciosas que existan en el territorionacional, sin perjuicio de los derechos que por leyes anteriores hayan adquirido losdescubridores y explotadores sobre algunas de ellas.”VII. LEGISLACIÓN CHILENASamuel Lira Ovalle nos dice en su obra “Curso de Derecho de Minería”, que producida laindependencia de Chile, se dictó la Constitución Política de 1833. En ese mismo año, frente alas dudas que presentaba su vigencia, se otorgó a las Ordenanzas de Nueva España o Méjico,expresamente, valor legal.El primer Código Civil chileno, que entró en vigencia en 1857, dispuso en su artículo 591,que las minas eran propiedad del Estado, pero que se concedían a los particulares lasfacultades de usar, gozar y disponer de ellas, conforme a las normas del Código de Minería.El primer Código de Minería chileno fue aprobado en 1874, viniendo a sustituir así lasnormas vigentes en materia minera, que eran las Ordenanzas de Minería de Nueva España.Este Código puso serias trabas a la minería, favoreciendo a la agricultura al reglamentar lainvestigación minera de una manera muy detallada y al restringir la denunciabilidad sólo aunas pocas sustancias minerales.En materia de constitución de la propiedad minera, el mencionado Código introdujo unareforma importante, ya que ésta se constituía en las Ordenanzas en dos etapas: a) lamanifestación; y b) la mensura. La reforma consistió en introducir entre ambas etapas una
  5. 5. intermedia, denominada de la “ratificación”, que otorgaba un “título provisorio” de propiedad,dejando la mensura de ser obligatoria.Este Código de Minería fue de corta vigencia, ya que fue derogado en 1888, con la dictacióndel nuevo Código de Minería.El nuevo Código de Minería amplia considerablemente el número de sustancias mineralesconcesibles, y en cuanto a la constitución de la propiedad minera, mantuvo las tres etapas delcódigo anterior, aboliendo, por las múltiples inconvenientes que trajo consigo, el sistemaoblicuo de pertenencia introducido por el código anterior para los yacimientos cupríferos.En lo que toca al amparo, este nuevo código introdujo una reforma radical al régimen vigente,sustituyendo el sistema de amparo por el trabajo, por otro basado en el pago de una patenteanual.No bien promulgado este código, fue objeto de variadas críticas, toda vez que se habíademostrado que no protegía debidamente al verdadero descubridor de un yacimiento; lo quellevo a la dictación de un nuevo código, esta vez en el año 1930.En materia de investigación y denunciabilidad, el nuevo código fue mucho más generoso queel anterior, disponiendo la libre denunciabilidad de prácticamente todas las sustanciasminerales conocidas.En lo tocante a la constitución de la propiedad minera, el código de 1930 introdujo unamodificación trascendental: suprimió el título provisional y siguiendo el sistema establecidoen las Ordenanzas de Minería de Nueva España, volvió a las dos etapas, esto es,manifestación y mensura, haciendo ésta obligatoria.Recién promulgado el Código de Minería de 1930, se encargó a la Comisión Redactora deéste para que diera su opinión sobre algunas observaciones de escasa importancia, lo que diolugar a la dictación de un nuevo código, ahora el de 1932.Este nuevo código, al decir don Alejandro Lira, principal miembro de la comisión redactoradel código de 1930 y de la revisora “es el mismo código anterior, con unos cuantos retoques,con unas cuantas modificaciones que todo el mundo acepta”.La Ley No. 17,450, de 1971, introdujo un cambio sustancial en el régimen jurídico minero deChile, al modificar la Constitución Política de 1925, y establecer el dominio del Estado sobrelas minas, dejando a los propietarios mineros en la condición de meros concesionarios.Además, la Constitución dispuso en su artículo decimosexto transitorio, agregado por la leycitada más arriba, que los titulares de derechos mineros seguirían regidos por la legislaciónvigente ( Código de Minería de 1932 ) en calidad de concesionarios, mientras se dictara unnuevo código.El nuevo Código de Minería Chileno fue aprobado en 1983, diferenciándose básicamente delanterior, en que la constitución de todos los derechos mineros sería por resolución judicial,suprimiéndose la constitución de concesiones mineras por la vía administrativa, dispuesta porla legislación anterior para determinadas sustancias minerales; aumento del número desustancias minerales denunciables; reforzamiento y modernización de la concesión deexploración; atribución al objeto de la concesión de todas las sustancias minerales
  6. 6. denunciables; precisión de los terrenos solicitados en concesión y empleo del sistema decoordenadas U. T. M. en las mediciones de la cara superficial de la concesión en trámite y dela constituida; amplia publicidad en beneficio de terceros interesados; aparte un sin número deperfeccionamientos de las normas delcódigo de 1932.VIII. EPOCA REPUBLICANA1- Constitución de 1904.Con el nacimiento de Panamá a la vida republicana, se dictó la Constitución de 1904. Estaregulaba lo relativo al tema minero en el Título XII, de la Hacienda Nacional, así:TITULO XIIDE LA HACIENDA NACIONALArtículo 115. Pertenecen a la República de Panamá:1º. ...2º. ...3º. ...4º. Los baldíos y las salinas; las minas de filones y aluviones o de cualquier otro género, y lasde piedras preciosas, sin perjuicio de los derechos legítimamente adquiridos.De la lectura del texto constitucional se desprende pues la propiedad estatal del recursomineral, respetando, eso si, los derechos legítimos adquiridos sobre el recurso. Legislación Aplicable desde 1903 hasta 1916.No hemos encontrado a lo largo de este trabajo de investigación constancia alguna de que sehaya dictado normas legales en materia minera, desde 1903 hasta 1916, fecha en que entró envigencia nuestra primera norma legal en esa materia, denominada Código de Minas.La recién estrenada Constitución Política de 1904 contemplaba una sabia norma para suplir laausencia de normas legales en cualesquiera materia, en su artículo 147, que textualmentedecía así:“Artículo 147. Todas las leyes, decretos, reglamentos, órdenesy demás disposiciones que estuvieren en vigor al promulgarseesta Constitución, continuarán observándose en cuanto no seopongan a ella ni a las leyes de la República de Panamá.”
  7. 7. Nos dice el Profesor Sousa Lennox que “La Ley 12 de 1869, dictada por la ConfederaciónGranadina, regulaba la actividad minera en esa Confederación y sostenía el principio especialdel dominio eminente del Estado sobre las minas y del subsuelo. Así mismo, esta ley nopermitió la posibilidad o existencia de un derecho privado sobre las minas.En atención a lo dispuesto por el ya citado artículo 147 de la Constitución Política de 1904,conceptuamos que fue la Ley 12 de 1869 la que se mantuvo vigente hasta 1916, fecha en queentró en vigencia el Código de Minas de Panamá. Código de Minas de 1916.La primera norma legal en materia minera que se dicta en la República de Panamá, es elCódigo de Minas, aprobado por la Ley 2da., de 1916.Este Código desarrollaba los preceptos constitucionales que en materia minera contemplaba laConstitución Política de 1904 en su Capítulo XII, De la Hacienda Nacional.Desarrollaba los conceptos sobre salinas, minas de filones, o aluviones, o de cualquier otrogénero; mas no contemplaba la figura de la concesión minera, que no existía para esa época;así como tampoco contemplaba la diferenciación entre suelo y subsuelo, figura que vino adesarrollarse con posterioridad.Mantuvo su vigencia, salvo pocas reformas, hasta 1963, fecha en que entró en vigencia elactual Código de Recursos Minerales.2- Constitución de 1941.Producto de los constantes cambios sufridos por la sociedad panameña desde 1904, sehicieron reformas a la constitución de esa fecha mediante la Ley 5 de 19 de Septiembre de1906; el Acto Legislativo de 26 de Diciembre de 1918; dos Actos Legislativos de 19 deSeptiembre de 1928; tres Actos Legislativos de 25 de Septiembre de 1928; el Acto Legislativode 19 de Octubre de 1928; el Acto Legislativo de 14 de Noviembre de 1928; y el ActoLegislativo de 14 de Octubre de 1932; lo que dió lugar a una nueva Constitución Política en1941.La Carta Magna de 1941 reguló el tema de minería en su Título XII, Economía Nacional yHacienda Pública, así:TITULO XIIECONOMÍA NACIONAL Y HACIENDA PÚBLICAArtículo 145. Pertenecen a la República de Panamá:1º. ...2º. ...3º. ...4º. ...
  8. 8. 5º. Las salinas y las minas de todas clases, las cuales no podrán serobjeto de apropiación privada, pero podrán concederse derechos para su explotación a laspersonas particulares, naturales o jurídicas, de acuerdocon la Ley;6º. Las guacas indígenas, cuya exploración y explotación seránreguladas por la Ley;7º. ...Este texto constitucional introdujo la novedosa figura de la concesión minera, que no existíaen el texto constitucional de 1904.La Carta Magna de 1941 reconoció los derechos legítimamente adquiridos, dándoles un plazode 20 años; cuanto en su artículo 147 dispuso que:“Artículo 147. Sobre los bienes comprendidos en los ordinales 5ºy 6º del artículo 145 y en los primeros tres ordinales del artículo146, con respecto a los cuales existan al tiempo de entrar a regir estareforma constitucional, derechos de propiedad privados adquiridosconforme a la legislación anterior, sus propietarios actuales conservaránel dominio útil durante veinte años en los mismos términos indicados enlas leyes bajo las cuales se operó la adquisición; pero la nuda propiedadrevertirá al Estado sin indemnización alguna. Vencidos dichos veinteaños, los propietarios conservarán el domino útil en los términos que prescriban las leyes quese dicten en desarrollo de esta disposición y de los artículos 145 y 146.”La recién aprobada Constitución Política de 1941 fue de corta duración, ya que medianteDecreto No. 4, de 29 de Diciembre de 1944, se convocó una Convención Nacional con elpropósito de que redacte una nueva constitución.Esta Convención Nacional concluyó su trabajo con la nueva Constitución Política de Panamá,que entró en vigencia el 1º de Marzo de 1946.3. Constitución de 1946.La Carta Magna de 1946 reguló el tema de la minería en el Título X, Hacienda Pública, así:TITULO X
  9. 9. HACIENDA PÚBLICACAPITULO 1ºBIENES Y DERECHOS DEL ESTADOArtículo 208. Pertenecen al Estado:1º. ...2º. ...3º. ...4º. ...5º. El subsuelo, que puede ser objeto de concesiones para laexplotación de sus riquezas según lo establezca la Ley.La propiedad minera concedida y no explotada dentro del términoque fije la Ley revertirá al Estado;6º. Las salinas, las minas y los yacimientos de todas clases no podránser objeto de apropiación privada, pero podrán ser concedidas enusufructo a personas naturales o jurídicas, de acuerdo con la Ley, todoello sin perjuicio de los derechos legítimamente adquiridos.7º. ...8º. Las guacas indígenas, cuya exploración y explotación seránreguladas por la Ley.Esta Constitución también reconoció los derechos legítimamente adquiridos, cuando en suartículo 210 dispuso así:“Artículo 210. Los propietarios actuales de los bienes comprendidos enlos ordinales 5º. y 6º. del artículo 208 con respecto a los cuales existan derechos de propiedadlegítimamente adquiridos al tiempo de entrar aregir esta Constitución, conservarán el dominio útil durante veinte añosen los términos indicados en las leyes bajo las cuales se efectuó laadquisición, pero dicha propiedad revertirá al Estado sin
  10. 10. indemnización. Vencidos dichos veinte años los propietarios podránconservar el dominio útil en las condiciones que prescriban las Leyes.”La recién aprobada Carta Magna introdujo a su vez nuevos conceptos en materia minera, talescomo el subsuelo, para distinguirlo así del suelo, o propiedad superficial, que si es susceptiblede ser propiedad privada.3.1 Código de Recursos Minerales, de 1963.Bajo el imperio de la Constitución Política de 1946, se aprueba el nuevo Código de RecursosMinerales, mediante el Decreto-Ley No. 23, de 22 de Agosto de 1963; que vino a subrograr elviejo Código de Minas, de 1916.Este texto legal, que es el vigente actualmente, se aprobó con el propósito de actualizar lalegislación minera y adecuarla a la norma constitucional, así como a las modernas corrientesdoctrinarias y legislaciones positivas de los otros Estados.El Código de Recursos Minerales ha sufrido pocas reformas, las cuales se han aprobadodespués de la Constitución Política de 1972, por lo que las analizaremos dentro del marco deese texto constitucional.4. Constitución de 1972.Como consecuencia del golpe de Estado de 1968, se suspende la vigencia de la ConstituciónPolítica de 1946; aprobándose un nuevo texto constitucional, que entra en vigencia en 1972.La Constitución Política de1972 regula la materia minera en su Título X, La HaciendaPública, así:TITULO IXLA HACIENDA PÚBLICACAPITULO 1ºBIENES Y DERECHOS DEL ESTADOArtículo 254. Pertenecen al Estado:1º. ...2º. ...3º. ...4º. ...5º. Las riquezas del subsuelo, que podrán ser explotadas por empresasestatales o mixtas o ser objeto de concesiones o contratos para su
  11. 11. explotación según lo establezca la Ley.Los derechos mineros otorgados y no ejercidos dentro del términoy condiciones que fije la Ley, revertirán al Estado;6º. Las salinas, las minas, las aguas subterráneas y termales, depósitosde hidrocarburos, las canteras y los yacimientos de toda clase que nopodrán ser objeto de apropiación privada, pero podrán ser explotadosdirectamente por el Estado, mediante empresas estatales o mixtas, oser objeto de concesión u otros contratos para su explotación, porempresas privadas. La Ley reglamentará todo lo concerniente a lasdistintas formas de explotación señaladas en este ordinal;7º. ...8º. Los sitios y objetos arqueológicos, cuya explotación, estudio yrescate serán regulados por la Ley.Este texto constitucional introduce igualmente novedosas figuras en materia minera, talescomo la explotación del subsuelo por parte de empresas estatales o mixtas, lo que dio lugarpara esa época a la creación de la empresa estatal denominada Empresa de Cobre CerroColorado, S. A.; Corporación de Desarrollo Minero (CODEMIN), y otras.La Carta Magna de 1972 también introduce la novedosa figura de la reversión al Estado, delos derechos mineros otorgados y no ejercidos dentro del término y condiciones que fije laley. Ley 33 de 1984.Mediante Ley No. 33, de 8 de Noviembre de 1984, publicada en la Gaceta Oficial No. 20, 187de 19 de Noviembre de 1984, se reformó el artículo 104 del Código de Recursos Minerales.Este artículo, en su versión original, decía así:“Artículo 104: La facultad de la Nación será otorgada a los respectivos organismos oentidades mediante contratos. La Nación podrá retener zonas para llevar a cabo operacionesde reconocimiento superficial, exploración, extracción, transporte y beneficio únicamente deacuerdo con los preceptos de este Código.”Como producto de la reforma introducida por la citada Ley No. 33, de 1984, quedó así:“Artículo 104. La facultad para llevar a cabo operaciones mineras por organismos oficialesserá otorgada a éstos mediante resolución del Ministerio de Comercio e Industrias, la cual
  12. 12. deberá indicar la descripción de la zona, el número de hectáreas, los minerales comprendidosen la autorización, la duración y cualquier otra duración que le Ministerio de Comercio eIndustrias, considere conveniente establecer.”4.2 Ley 20 de 1985.Mediante Ley No. 20, de 1985, publicada en la Gaceta Oficial No. 20,462 de 31 de Diciembre1985, se reformaron los artículos 6, 18, 19, 20, 34, 63, 64, 105, 106, 107 y 111 del Código deRecursos Minerales.El artículo 6, en su versión original, decía así:“Artículo 6. Los permisos de reconocimiento superficial se otorgarán mediante Resoluciónexpedida por la Administración de Recursos Minerales. Las demás concesiones seránotorgadas mediante contratos suscritos entre la Nación y los concesionarios o sus respectivosrepresentantes legales.”Como producto de la reforma introducida por la citada Ley No. 20, de 1985, quedó así:“Artículo 6. Los permisos de reconocimiento superficial se otorgarán mediante Resoluciónexpedida por la Dirección General de Recursos Minerales. Las demás concesiones seránotorgadas mediante contratos celebrados por la Nación, representada por el Ministerio deComercio e Industrias, y el peticionario, y requerirán para su validez el refrendo del ContralorGeneral de la República. En los casos de concesiones para la explotación de recursosminerales se requerirá además la aprobación del Consejo de Gabinete.”Las operaciones mineras podrán llevarse a cabo única y exclusivamente de conformidad conuna concesión minera y de acuerdo con las disposiciones de este Código.Al otorgar la concesión minera la Nación no garantiza ni asume ninguna responsabilidadrespecto a la existencia de ninguno de los minerales amparados por la concesión.”El artículo 18, en su versión original, decía así:“Artículo 18. Será indispensable presentar una solicitud para poder obtener un permiso dereconocimiento superficial o una concesión de exploración. El Órgano Ejecutivo podrá negarel permiso o la concesión solicitada cuando sea evidente que el otorgamiento ha de resultarcontrario a los intereses de la Nación, tomando en cuenta todos los factores pertinentes, ocuando éste no sea permitido de acuerdo con los preceptos de este Código.”Como producto de la reforma introducida por la citada Ley No. 20, de 1985, quedó así:“Artículo 18. Será indispensable presentar una solicitud para poder obtener un permiso dereconocimiento superficial o una concesión de exploración. El Ministerio de Comercio eIndustrias podrá negar el permiso o la concesión solicitada sea evidente que el otorgamientoha de resultar contrario a los intereses de la Nación, tomando en cuenta todos los factorespertinentes, o cuando éste no sea permitido de acuerdo con las disposiciones de este Código.”El artículo 19, en su versión original, decía así:
  13. 13. “Artículo 19. Será necesaria presentar solicitud u oferta para poder obtener una concesión deextracción. Las ofertas se presentarán en los casos de licitación pública y sujetas a lascondiciones que establezca el Órgano Ejecutivo de conformidad con este Código.”El solicitante o el oferente no tendrá que ser considerado concesionario en el momento depresentar su solicitud u oferta.”Como producto de la reforma introducida por la citada Ley No. 20, de 1985, quedó así:“Artículo 19. Será necesaria presentar solicitud u oferta para poder obtener una concesión deextracción. Las ofertas se presentarán en los casos de Licitación Pública y sujetas a lascondiciones que establezca el Ministerio de Comercio e Industrias de conformidad con esteCódigo.El solicitante o el oferente no tendrá que ser considerado concesionario en el momento depresentar su solicitud u oferta.”El artículo 20, en su versión original, decía así:“Artículo 20. Las solicitudes para concesiones de extracción que sean presentadas porpersonas que no posean concesión de exploración en las mismas zonas que comprendan losmismos minerales, deberán ir acompañadas de una propuesta de prima pagadera a la Naciónpor el derecho a la concesión. Las concesiones a que se refiere este artículo podrán sernegadas cuando sea evidente que el otorgamiento ha de resultar contrario a los intereses de laNación, tomando en cuenta todos los factores pertinentes, o cuando la propuesta de prima seaconsiderada inadecuada, o cuando el otorgamiento no proceda conforme a este Código.”El Órgano Ejecutivo no estará obligado a adjudicar ninguna concesión de extracción abierta ala licitación pública.”Como producto de la reforma introducida por la citada Ley No. 20, de 1985, quedó así:“Artículo 20. Las solicitudes para concesiones de extracción que sean presentadas porpersonas que no posean concesión de exploración en las mismas zonas que comprendan losmismos minerales, deberán ir acompañadas de una propuesta de prima pagadera a la Naciónpor el derecho a la concesión. Las concesiones a que se refiere este artículo podrán sernegadas cuando sea evidente que el otorgamiento ha de resultar contrario a los intereses de laNación, tomando en cuenta todos los factores pertinentes o cuando la propuesta de prima seaconsiderada inadecuada, o cuando el otorgamiento no proceda conforme a este Código.”El Ministerio de Comercio e Industrias no estará obligado a adjudicar ninguna concesión deextracción abierta a la Licitación Pública.”El artículo 34, en su versión original, decía así:“Artículo 34. El Órgano Ejecutivo podrá asignar cuotas de extracción con respecto a losminerales de reserva, siempre que las mismas no tengan carácter discriminatorio y seannecesarias para la protección adecuada del interés social.”Como producto de la reforma introducida por la citada Ley No. 20, de 1985, quedó así:
  14. 14. “Artículo 34. El Ministerio de Comercio e Industrias podrá asignar cuotas de extracción conrespecto a los minerales de reserva, siempre que las mismas no tengan carácterdiscriminatorio y sean necesarias para la protección adecuada del interés social.”El artículo 63, en su versión original, decía así:“Artículo 63. Los concesionarios cuyas áreas comprendan total o parcialmente un mismoyacimiento mineral, podrán unificar sus operaciones de extracción con relación a eseyacimiento, siempre que el acuerdo de unificación que se celebre para tal fin sea aprobado porel Órgano Ejecutivo. En dicho acuerdo se establecerá la proporción de los beneficios querecibirá cada concesionario participante por razón de las respectivas concesiones. En estoscasos, los privilegios y obligaciones de cada uno de ellos, en lo que concierne a la Nación,permanecerán inalterados y cada concesionario será personalmente responsable ante elÓrgano Ejecutivo como sino existiera el acuerdo de unificación.”Como producto de la reforma introducida por la citada Ley No. 20, de 1985, quedó así:“Artículo 63. Los concesionarios cuyas áreas comprendan total o parcialmente un mismoyacimiento mineral, podrán unificar sus operaciones de extracción con relación a eseyacimiento, siempre que el acuerdo de unificación que se celebre para tal fin sea aprobado porel Ministerio de Comercio e Industrias. En dicho acuerdo se establecerá la proporción de losbeneficios que recibirá cada concesionario participante, por razón de las respectivasconcesiones. En estos casos, los privilegios y obligaciones de cada uno de ellos, en lo queconcierne a la Nación, permanecerán inalterados y cada concesionario será personalmenteresponsable ante el Ministerio de Comercio e Industrias como sino existiera el acuerdo deunificación.”El artículo 64, en su versión original, decía así:“Artículo 64. Por decisión unánime de los concesionarios participantes, el acuerdo deunificación con la aprobación del Órgano Ejecutivo podrá convertir a la operación conjunta enuna entidad independiente, en cuyo caso los privilegios y obligaciones con respecto a laNación recaerán sobre el conjunto, siendo cada concesionario participante responsable ante elÓrgano Ejecutivo en la forma establecida en este Código. En este caso la operación unificadase considerará como una entidad independiente para los efectos fiscales.”Como producto de la reforma introducida por la citada Ley No. 20, de 1985, quedó así:“Artículo 64. Por decisión unánime de los concesionarios participantes, el acuerdo deunificación con la aprobación del Ministerio de Comercio e Industrias podrá convertir a laoperación conjunta en una entidad independiente, en cuyo caso los privilegios y obligacionescon respecto a la Nación recaerán sobre el conjunto, siendo cada concesionario participanteresponsable ante el Ministerio de Comercio e Industrias, en la forma establecida en esteCódigo. En este caso la operación unificada se considerará como una entidad independientepara los efectos fiscales.”El artículo 105, en su versión original, decía así:“Artículo 105. Las concesiones mineras pueden enajenarse total o parcialmente de acuerdocon lo previsto por este Código, previa aprobación del Órgano Ejecutivo respecto a lacompetencia técnica, financiera y legal de las personas incluidas en la transacción. La persona
  15. 15. beneficiaria del traspaso se convertirá en concesionaria y su participación quedará sujeta a lascondiciones que se establezcan al otorgarse la aprobación.”Como producto de la reforma introducida por la citada Ley No. 20, de 1985, quedó así:“Artículo 105. Las concesiones mineras pueden enajenarse total o parcialmente de acuerdocon lo previsto por este Código, previa aprobación del Ministerio de Comercio e Industriasrespecto a la competencia técnica, financiera y legal de las personas incluidas en latransacción. La persona beneficiaria del traspaso se convertirá en concesionaria y suparticipación quedará sujeta a las condiciones que se establezcan al otorgarse la aprobación.”El artículo 106, en su versión original, decías así:“Artículo 106. Las concesiones mineras pueden gravarse previa aprobación del ÓrganoEjecutivo respecto a la competencia legal y financiera del acreedor. Para que un acreedorhipotecario pueda asumir una concesión minera deberá comprobar previamente al ÓrganoEjecutivo su competencia técnica o la del contratista que vaya a asumir la operación de lamisma.”Como producto de la reforma introducida por la citada Ley No. 20, de 1985, quedó así:“Artículo 106. Las concesiones mineras pueden gravarse previa aprobación del Ministerio deComercio e Industrias respecto a la competencia legal y financiera del acreedor. Para que unacreedor hipotecario pueda asumir una concesión minera deberá comprobar previamente alMinisterio de Comercio e Industrias su competencia técnica o la del contratista que vaya aasumir la operación de la misma.”El artículo 107, en su versión original, decía así:“Artículo 107. Será necesaria la aprobación previa del Órgano Ejecutivo para que el traspasoo cualquiera otra forma de gravamen que afecte las concesiones mineras tenga validez.”Como producto de la reforma introducida por la citada Ley No. 20, de 1985, quedó así:“Artículo 107. Será necesaria la aprobación previa del Ministerio de Comercio e Industriaspara que el traspaso o cualquiera otra forma de gravamen que afecte las concesiones minerastenga validez.”El artículo 111, en su versión original, decía así:“Artículo 111. Todo Concesionario, previa aprobación del Órgano Ejecutivo, podrá encargaruna parte o la totalidad de sus operaciones a un contratista, siempre que éste sea personacapaz de adquirir ejercer una concesión minera en la República, pero no se afectará laresponsabilidad del concesionario.”Como producto de la reforma introducida por la citada Ley No. 20, de 1985, quedó así:“Artículo 111. Todo Concesionario, previa aprobación del Ministerio de Comercio eIndustrias, podrá encargar una parte o la totalidad de sus operaciones a un contratista, siempreque éste sea persona capaz de adquirir ejercer una concesión minera en la República, pero nose afectará la responsabilidad del concesionario.”
  16. 16. 4.3 Ley 8 de 1987.Mediante la ley 8, de 16 de Junio de 1987, mejor conocida como Ley de Hidrocarburos, seregula de una manera muy especial todo lo relacionado con esta materia, subrogando así lasnormas pertinentes del Código de Recursos Minerales.Esta Ley otorga incentivos a las compañías que realicen exploraciones petroleras en nuestropaís. El objetivo principal de la Ley es fomentar y regular las actividades de exploración yexplotación. También regula aspectos de refinación, transporte, almacenamiento,comercialización y exportación de hidrocarburos, pero no entra en detalles referentes a lacomercialización de petróleo crudo y sus derivados. La Ley establece que el Órgano Ejecutivoa través del Ministerio de Comercio e Industrias formulará y promoverá la política nacionalde hidrocarburos dentro de las políticas globales del sector energía, según el programa dedesarrollo socio-económico que adopte el Consejo de Gabinete y para lo cual se designa a laDirección General de Hidrocarburos coordinadora de dicha política; quitándole asícompetencia a la Dirección de Recursos Minerales de ese Ministerio, en lo relacionado conhidrocarburos. CAPITULO II CONCEPTOS, DEFINICIONES, FASES Y CLASIFICACIÓN DE LAS MINAS Y LOS MINERALESI.NOCIONES GENERALES1. Mina: No existe un concepto único para definir la palabra Mina. Entre las palabrasde la cual se origina, encontramos en el Latín “MINARE” que significa conducto -conducir; otra que proviene del Griego “MYO” que significa oculto - ocultar.Debido a que no existe tal concepto de la palabra Mina, la podemos ver desde tres ( 3 ) puntosde vista. GEOLÓGICO:Desde este punto de vista, la mina es considerada como un compuesto de sustanciasinorgánicas u orgánicas que se encuentran acumuladas en un lugar determinado, con ciertacontinuidad especial y con características definidas. ASPECTO ECONÓMICO:Desde este punto de vista, una Mina es el conjunto de minerales iguales o semejantes en sunaturaleza, económicamente aprovechables por virtud de la ley. De igual manera, son útilesdesde el punto de vista industrial. La Ley debe tomar en cuenta este aspecto al momento dedeterminar los minerales estratégicos para el Estado. ASPECTO JURÍDICO:Una mina es considerada como el conjunto de minerales de igual o semejante naturaleza,económicamente aprovechables, y en virtud de la ley constituye una propiedad inmueble,
  17. 17. perfectamente determinada y transmisible administrativamente a los particulares, y esta es, sinduda, inmueble, mientras se encuentra en el suelo.Según Manuel Osorio y Florit, en su Diccionario de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales,mina “de acuerdo con la definición de Joaquín V. Gonzalez, científica o geológicamente,es el depósito natural de minerales útiles, más o menos semejantes por su naturaleza oreunidos o combinados por afinidades de yacimientos o leyes de asociación”.Según la Real Academia Española, entre las definiciones que hace del concepto mina, ladefine como criadero de minerales de útil explotación.Carlos Puleyo la define como aquellas galerías abiertas en la corteza de la tierra, para labúsqueda y extracción de sustancias que al no aparecer a simple vista en el suelo, es necesariala utilización de mecanismos especiales para su aprovechamiento, a diferencia de unyacimiento.2. Yacimiento: Samuel Lira Ovalleen su ya citada obra define Yacimiento así:“La palabra yacimiento designa el sitio o sitios donde se encuentran naturalmente una roca,un mineral. Por mineral debemos entender cualquier sustancia inorgánica que puedeextraerse de la tierra para su aprovechamiento.”3. Minerales: son aquellas sustancias que se presentan, ya sea sobre el suelo o aquellas queestán bien ocultas en el subsuelo, que mientras se encuentran ocultas, no constituyen riqueza.El Código de Recursos Minerales define el concepto “Mineral” en su artículo 323, literal a),así:“Mineral, es cualquier elemento o compuesto químico que existenaturalmente como resultado de procesos geológicos y biológicosincluyendo compuestos de hidrocarburos en estado líquido, sólidoo gaseoso y los depósitos artificiales, relaves o escoriales derivadosde cualquiera de los anteriores”.Cuando existe el descubrimiento de los minerales, surge la apropiación, de allí la relaciónmercantil con el hombre, relación entre el hombre y el mineral u objeto de apropiación.Durante cientos de millones de años, toda una cadena de procesos ha ocurrido, procesosgeológicos que han dado lugar a concentraciones de un determinado grupo mineral enporcentajes muy superiores al promedio estimado para la corteza de la tierra.También se les concibe como las substancias inorgánicas que se hallan en la superficie o enlas diversas capas de la corteza terrestre y, principalmente, aquellas cuya explotación ofreceinterés.Los minerales indispensables para el desarrollo de la humanidad han sido utilizados desde losmás remotos tiempos por el hombre.
  18. 18. Los minerales son diferentes y el Diccionario de la Lengua Española los define “como todasustancia inorgánica que se halle en la superficie o en las diversas capas de la corteza delglobo y principalmente aquella cuya explotación ofrece interés”.ALVARO ORTIZ MONSALVEen su obra “Derecho de Minas”, define minerales desde unpunto de vista más técnico, los define como “todo cuerpo de origen natural, de composiciónquímica definida, ya sea de origen orgánico o inorgánico, o que está formado por elementos opor combinaciones o actividades químicas”.II. FASES DE LA EXPLOTACIÓN MINERAA. EN EL DERECHO COMPARADOSamuel Lira Ovalle, nos dice en su obra Curso de Derecho de Minería, que la explotaciónminera está claramente dividida en cuatro etapas, que son:1. Exploración: La exploración minera consiste, como su nombre lo indica, en la búsquedade depósitos minerales.La exploración minera es una de las fases más importantes y riesgosas de esta industria y,desde antiguo, nuestra legislación se ha preocupado de fomentarla con indudable acierto alasegurar como premio para el descubridor el yacimiento que ha puesto de manifiesto.2. Reconocimiento: Pero no basta el descubrimiento de un yacimiento para pensar que ésteconstituye en sí una riqueza. Es menester, y con ello entramos a la segunda etapa de laindustria, ejecutar trabajos que se denominan de reconocimiento y que están destinados adeterminar su posible condición de yacimiento mineral dentro del concepto que de tal hemosdado, vinculado a su aptitud de ser explotado económicamente.En esta fase de la industria será necesario verificar las características geológicas del lugar enque se encuentra el yacimiento, la forma en que se presenta, la pureza o ley del mineral y sucomportamiento metalúrgico, operaciones que se efectúan en el terreno mediante laboresmineras y en laboratorios por medio de muestreos y análisis de diversa naturaleza a que debesometerse el mineral.3. Explotación: Establecida la factibilidad del aprovechamiento del yacimiento, se inicia latercera etapa de la industria, que recibe el nombre de explotación y que consiste en laextracción de los minerales del yacimiento por medio de diversas labores que adoptannombres muy peculiares. Así, “socavón” es una labor labrada, a menudo, en la ladera delcerro y que se interna hacia su interior en forma paralela al horizonte; “pique” es una laborconstruida verticalmente en el cerro; se llama “chimenea”, si tiene por objeto darlesventilación a los lugares de trabajo: “chiflón” es el socavón labrado en plano inclinado; y“galerías” son labores interiores que conducen a los frentes de trabajo.4. Beneficio: Extraído el mineral desde donde se encuentra en las profundidades de la tierra odel suelo mismo, es necesario separar de él las sustancias útiles de las que no lo son,operación que se hace mediante el llamado beneficio del mineral, etapa que constituye laúltima de aquellas de que se compone la industria minera.Como las demás fases de esta industria, ella reviste una singular importancia.
  19. 19. La factibilidad de la explotación de innumerables yacimientos mineros dependeexclusivamente de la posibilidad del beneficio económico de sus minerales, ya que lassustancias de interés se presentan por regla general en porcentajes muy bajos en las rocas delas cuales forman parte.El beneficio de los minerales se efectúa en plantas, fundiciones, refinerías y otrosestablecimientos similares.B. SEGÚN EL CÓDIGO DE RECURSOS MINERALES PANAMEÑO1. Investigación Geológica Preliminar: Es cualquiera investigación, terrestre, aérea, omarítima, o prueba de la superficie terrestre, con el propósito de establecer por medio deestudios topográficos, geológicos, geofísicos, geoquímicos, o investigaciones similares, laposible existencia de un mineral.De conformidad con lo dispuesto en el artículo 65 del Código de Recursos Minerales, “Todotitular de una concesión de exploración deberá comenzar las investigaciones geológicaspreliminares, por lo menos en una de las zonas otorgadas, dentro de un plazo de noventa ( 90 )días contados a partir de la fecha en que entre en vigencia su concesión.”2. Exploración: es la excavación, taladro, dragado o cualquier otra actividad subterránea que,además de la investigación geológica preliminar, se realice con el propósito de determinar lascondiciones geológicas favorables a la presencia de un mineral.Así, encontramos que el artículo 65 del Código de Recursos Minerales dispone en su partefinal que “Todo titular de una concesión de exploración deberá comenzar, dentro del plazo deun año a partir de la vigencia de la concesión, las exploraciones mineras, por lo menos en unade las zonas comprendidas en esa concesión”.Como una etapa intermedia, previa a la fase de extracción, el concesionario deberá efectuaroperaciones pre extractivas, que consisten en perforaciones, taladros, dragados u otrasactividades subterráneas que se realicen con el propósito de descubrir, delimitar o extraer unmineral y las cuales se distinguen de la determinación de condiciones geológicas favorables ala presencia de un mineral.Así, encontramos que el artículo 66 del Código de Recursos Minerales dispone que “un ( 1 )año antes de que expire el período inicial de la concesión de exploración, si se trata deminerales de Clase A, y tres ( 3 ) años antes, si se trata de cualquiera de las otras clases, elconcesionario deberá comenzar operaciones preextractivas en una de las zonas por lo menos.Terminado el referido período inicial, las operaciones preextractivas deberán comenzar por lomenos en la mitad del número de las zonas comprendidas en la concesión de exploración y alterminar el período de prórroga de la concesión, si la hay, las operaciones preextractivasdeberán comenzar por lo menos en las tres cuartas ( ¾ ) partes del número de las zonascomprendidas en la concesión de exploración.”3. Extracción: Es la etapa posterior a la identificación del mineral autorizado en la concesiónde exploración y extracción, en cantidad suficiente para su industrialización.Al respecto, el Código de Recursos Minerales en su artículo 67 dispone que “cuando resulteque el mineral amparado por la concesión de extracción no sea hallado en cantidad comercialdentro del plazo de un ( 1 ) año a partir de la fecha de vigencia de dicha concesión, el
  20. 20. concesionario deberá iniciar operaciones preextractivas por lo menos en una de las zonasotorgadas. Dentro el plazo de dos ( 2 ) años a partir de la misma fecha, el concesionariodeberá iniciar operaciones preextractivas en cada una de las zonas restantes. La concesión deextracción prescribirá si transcurren tres ( 3 ) años desde su vigencia y no se ha halladomineral en cantidades comerciales por lo menos en una de las zonas otorgadas”.4. Transporte y Beneficio del Mineral Extraído: Los concesionarios de exploración yexplotación de minas tendrán el derecho de construir todas las instalaciones necesarias para eltransporte y almacenamiento del mineral extraído, tales como: embarcaderos, almacenes,plantas de energía, acueductos, viviendas, campamentos y otros emplazamientos o equiposnecesarios para la eficiencia de la operación; de conformidad con lo dispuesto en el literal a),del artículo 9° del Código de Recursos Minerales.También dicha operación la puede realizar quien no sea concesionario de exploración yexplotación de minas, de conformidad a lo dispuesto en el artículo 83 del Código de RecursosMinerales.Entendemos como operación de transporte el acarreo de un mineral a través de una instalaciónde transporte minero, de conformidad con lo dispuesto en el literal g) del artículo 323 delCódigo de Recursos Minerales.Y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 14 de este Código, “toda concesión detransporte conferirá al concesionario, durante el período de su vigencia, la facultad para llevara cabo el transporte de los minerales, enumerados en la concesión a través de las rutas y porlos medios descritos en la misma.Las Concesiones de transporte se otorgarán únicamente para establecer instalaciones detransporte minero”.III. FORMAS EN QUE SE PRESENTAN EN LA NATURALEZA LOSYACIMIENTOS MINEROSLos yacimientos mineros, al momento de su descubrimiento, se presentan en diferentesformas, estas son: Mantos o Capas: Aquellos depósitos que se encuentran siguiendo las estructuras geológicasde los estratos, y que se presentan principalmente en materiales sedimentarios, o porfenómenos sedimentarios. Filones o Vetas: Son estructuras que se originan, básicamente, por la actividad ígnea o porla actividad volcánica de la tierra. Dependiendo de la densidad se les llama: filones, son másgrandes; vetas, son más pequeñas, éstas se dan en las partes más débiles de la tierra. Depósitos de Criaderos Irregulares o Mineralización Diseminada: Generalmente, enestos casos el mineral no se ve. Existen algunas zonas más ricas que otras, puede suceder quesuperficialmente no tenga nada, pero debajo existe mineral. Depósitos Detríticos, Aluviones, o Aluvionales: Son acumulaciones de materialesdetríticos o aluvionales en ambiente acuático. Generalmente, se presentan en las terrazasfluviales, donde son depositados por las corrientes de los ríos.
  21. 21. IV. SISTEMAS DE PROPIEDAD DE LA MINALa Propiedad, en los términos del artículo 337 del Código Civil, la entendemos así:“Artículo 337. La propiedad es el derecho de gozar y disponer deuna cosa, sin más limitaciones que las establecidas por la Ley.El propietario tiene acción contra el poseedor de la cosapara reivindicarla.”No obstante lo anterior, en materia de minería este concepto no es aplicable en formaabsoluta.Para explicar y justificar la propiedad y el derecho invocado para la explotación minera, sehan ideado diversos sistemas: Sistema de la Accesión. Este sistema fue el que prevaleció en el primitivo Derecho Romano,y parte de la unidad de la propiedad del suelo y del subsuelo.También es conocido como Civilista, ya que la mayoría de los tratadistas del Derecho Civilconsideran la propiedad inmueble como un todo, es decir, no distinguen el suelo del subsuelo.Según éste, las minas pertenecen al dueño del suelo; los yacimientos acceden al suelo.Según el tratadista Sánchez, Román, los fundamentos de este sistema son: Que se apoya en un profundo respeto al derecho de la propiedad. Porque aún reputándose la propiedad minera como frutos extraordinarios, entra de lleno sudisfrute dentro del derecho de accesión, uno de los que forman el cuadro de los dominiales,porque en realidad, toda accesión cede en beneficio del dueño de lo principal. Porque sólo así guarda armonía con las leyes civiles reconocidas como justas paradeterminar el contenido de los derechos que el dominio atribuye al propietario. Porque no indaga este sistema el pensamiento del propietario de la superficie al tiempo deadquirirla. Porque no es obstáculo al desarrollo de la industria minera.La accesión, según el Código Civil patrio, es entendida así:“Artículo 364. La propiedad de los bienes da derecho por accesión a todo lo que ellosproducen, o se les une o incorpora, natural o artificialmente.” Sistema de la Res Nullius. De acuerdo con este sistema, las minas no pertenecen a nadie. ElEstado, como tutor de la riqueza pública, otorga derechos sobre los yacimientos aldescubridor o al primer ocupante.
  22. 22. Mediante este sistema, DALLOZ, que es su máximo exponente manifiesta que “solamente elEstado, obrando no como dueño que vende una cosa, sino como titular de la riqueza pública ycomo representante de los intereses generales, crea por vía de la concesión un derecho depropiedad sobre el subsuelo mineral, en provecho de un particular y no de otro, en razón delas garantías especiales que debe representar al concesionario, respecto a la buena explotacióndel subsuelo”.Entre las ventajas de este sistema tenemos que es el que mayor satisface al interés social, yaque reconoce como única fuente de la propiedad en el Derecho Minero al trabajo, ya que estaactividad humana debe ser recompensada con la propiedad sobre el bien descubierto.Los otros sistemas que tratan de justificar la propiedad minera se basan en la distinción entreel suelo y el subsuelo, siendo independientes el uno del otro y pudiendo pertenecer a distintosdueños. Estas teorías se reducen a dos (2): el sistema de la ocupación y el regalista o dominial. Sistema de la Ocupación. Este sistema considera las minas como cosas de nadie y atribuyesu dominio al primer ocupante.Nació en oposición al de la accesión y se fundamenta en la afirmación de que el trabajo es laúnica fuente de riqueza y verdadero origen de la propiedad.Así concebido, este sistema conduce a una verdadera anarquía y, como alguien dijo,“constituía una mina de pleitos”, ya que un mismo yacimiento puede ser objeto de derechosanálogos para diversos ocupantes de él, siendo imposible delimitar el derecho de cada uno,con perjuicio para la estabilidad del título correspondiente y la racional explotación de lamina.Por otra parte, su fundamento filosófico falla en los innumerables casos en que las minas sedescubren por azar, sin que medie trabajo o esfuerzo alguno del descubridor. Sistema Regalista o Dominial. En su expresión pura, este sistema radica en el Estado undominio patrimonial sobre todas las minas y quedan separados suelo y yacimiento. En sucarácter de titular del derecho de dominio sobre las minas, el Estado puede usar, gozar ydisponer de ellas con entera libertad y así podrá venderlas, permutarlas, arrendarlas,concederlas, explotarlas por su cuenta y riesgo.Su nombre deriva de la regalía (Regalis: regio) del soberano, es decir, de aquellapreeminencia o prerrogativa que en virtud de suprema autoridad y potestad ejerce un soberanoy hoy, en el concepto moderno, el Estado.Se afirma, fundamentando este sistema, que las minas sólo tienen valor en razón del mediosocial en que se encuentran, el cual es obra de la colectividad, que mediante la acción delEstado ha producido las condiciones que las han valorizado.Es indudable que los puertos, caminos, puentes, ciudades y las obras de infraestructura engeneral contribuyen a darles valor a las minas al hacer posible su explotación, pero también escierto que las minas tienen un valor en sí, muchas veces enorme, independientemente delmedio que las rodea.Por otra parte, el sistema regalista al darle al Estado un dominio patrimonial sobre las minasno propende al desarrollo de la minería, porque si se desprende del yacimiento en favor del
  23. 23. particular para que lo explote, generalmente constituye en éste un título precario que conspiracontra la seguridad jurídica que debe imperar en la base en que descansa la industria minera,que es el yacimiento, y si, por el contrario, lo conserva para explotarlo directamente, su acciónpor regla general carecerá de la eficiencia que requiere este tipo de labores, esencialmentealeatorias, en las cuales el esfuerzo y la iniciativa particulares son insustituibles.En Panamá rige el sistema regalista o dominial, el cual está claramente definido en el artículo254 de la Constitución Política, el que preceptúa que:“Artículo 254: Pertenecen al Estado: ... ... ... ... Las riquezas del subsuelo, que podrán ser explotadas por empresas estatales o mixtas o serobjeto de concesiones o contratos para su explotación según lo establece la Ley. Los derechosmineros otorgados y no ejercidos dentro del término y condiciones que fije la Ley, revertiránal Estado. Las salinas, las minas, las aguas subterráneas y termales, depósitos de hidrocarburo, lascanteras y los yacimientos de toda clase que no podrán ser objeto de apropiación privada, peropodrán ser explotados directamente por el Estado, mediante empresas estatales o mixtas, o serobjetos de concesión u otros contratos para su explotación, por empresas privadas. La Leyreglamentará todo lo concerniente a las distintas formas de explotación señaladas en esteordinal.” Sistema de Libertad de minas, en el Derecho Chileno. Para el distinguido tratadista chileno,Samuel Lira Ovalle, el sistema de libertad de minas es aquel que atribuye el dominiooriginario de las minas al Estado, con lo cual participa de las características del sistemaregalista, pero a diferencia de éste, el dominio del Estado no es un dominio completo, sino undominio eminente, virtual o también llamado radical, es decir, una emanación de la soberanía,careciendo el Estado de las facultades de usar y gozar de las minas.Se explica el sistema como una elaboración jurídica destinada a justificar el otorgamiento delas minas en propiedad a los particulares que cumplan con los requisitos que fija la ley. Enconsecuencia, y de acuerdo con la realidad de las cosas, los yacimientos, originariamente, nopertenecían a nadie, pero el Estado tiene sobre todos los bienes ubicados en el territorionacional ese dominio eminente, que es absolutamente distinto del dominio patrimonial, peroque le permite en virtud de la soberanía entregar la riqueza minera en propiedad a quiencumpla con los requisitos legales, que, por regla general, será el descubridor de la mina.El sistema que reconoce al Estado el dominio eminente sobre las minas tiene sus raíces en lalegislación española, especialmente en la hispanoamericana, y es así como el famosocomentarista de las Ordenanzas de Minas del siglo XVIII don Francisco Javier de Gamboadenominaba el dominio real sobre las minas “alto dominio” que, radicado en la Corona,permitía a ésta, “concederlas a sus vasallos en propiedad y posesión...”
  24. 24. En este sistema, entonces, advertimos semejanzas con el regalista, en cuanto ambos reconocenal Estado como dueño originario de todas las minas, pero se diferencia en que para el sistemade libertad de minas ese dominio es sólo una manifestación de la soberanía y, en cambio, eldominio del Estado es patrimonial para el sistema regalista. Se asemeja este sistema al resnullius, puesto que, en principio, en ambos las minas no pertenecen a nadie, atribuyéndoselasel Estado, pero en el sistema de libertad de minas el descubridor pasará a ser su propietario, entanto que en la res nullius el Estado, discrecionalmente, señalará quien puede explotar elyacimiento, por lo general a título de concesionario.Finalmente, tiene similitud con el sistema de ocupación, en cuanto en ambos las minas seotorgan al descubridor, aunque las condiciones del otorgamiento están enmarcadas en reglasprecisas en el sistema que nos ocupa.V. CLASIFICACION DE LOS MINERALES1- En la Doctrina.Para el profesor Julio Sousa Lennox, en su ya citada obra Derecho Industrial y de Minas, losminerales se clasifican,Desde un punto de vista general, los minerales se dividen primeramente en dos grandesclasificaciones: Elementos nativos o simples: son los constituídos por átomos de la misma naturaleza, esdecir, formados por un solo elemento químico, como el oro, la plata, el cobre, el hierro; Minerales compuestos: son los formados por átomos de distinta naturaleza, o sea, por lacombinación de dos o más elementos químicos, como la argentita o sulfuro de plata (Ag2S),la pirita o sulfuro de hierro (Fe2S)Desde el punto de vista económico o de las aplicaciones y usos industriales, los minerales sedividen así. ornamentales, que se emplean como adorno, con fines estéticos, como el mármol, el yeso,el cuarzo; fundentes, que se emplean en los procesos de fundición, como la calcita y también elcuarzo; fertilizantes, que se emplean como abono, por ejemplo, el fósforo, el potasio y el nitrógeno; refractarios, que no se descomponen a elevadas temperaturas, y por eso se pueden utilizarpara revistimiento de hornos, para fabricar ladrillos o bloques refractarios y como aislantes,por ejemplo: la magnesita, la bauxita, el amianto, la mica; industriales, como el hierro, el plomo, el cobre, el aluminio, el zinc; gemas minerales o piedras preciosas, como el diamante, la esmeralda, el aguamarina, elrubí, la turquesa, el ópalo;
  25. 25. combustibles, como el carbón mineral y los hidrocarburos, que son de origen orgánico.Entre los carbones están: el grafito, el lignito y la turba. (Sobre la evaluación del depósito deesta última en Changuinola, Provincia de Bocas del Toro, se hizo mención anteriormente,supra p.22).Entre los hidrocarburos están: el petróleo y el asfalto. El petróleo tiene un peso específicomenor que el del agua; por eso sobrenada en ella.El asfalto es un hidrocarburo oxidado que se presenta en estado pastoso o sólido.h) metales preciosos, como el oro y la plata.”2- Según el Código de Recursos Minerales.El Código de Recursos Minerales patrio dividía los minerales que el regula en seis ( 6 )grupos, identificados como clases A, B, C, D, E y F.Al respecto, tenemos que el artículo 40 de la mencionada excerta legal rezaba textualmenteasí:“Artículo 40. Los minerales regulados por este Código sedividen en seis ( 6 ) grupos que se identifican como ClasesA, B, C, D, E, y F. Con la excepción de los Mineralesde Reserva, cuando exista un mineral que pueda clasificarseen más de una clase, quedará sujeto exclusivamente ala clase que corresponda a la primera letra.”De igual forma, tenemos que la norma legal supracitada clasificaba los minerales en suartículo 41 así:“Artículo 41. Los minerales se clasificarán como sigue:Clase A: Minerales que se encuentren a una profundidad de nomás de veinte ( 20 ) metros medidos verticalmente desde lasuperficie, los cuales se utilizan normal y primordialmente parala construcción, o como fertilizantes, o aquellos que constituyenrelaves o escoriales de minas abandonadas.Clase B: Minerales hasta una profundidad de no más de cincuenta( 50 ) metros medidos verticalmente desde la superficie, con
  26. 26. excepción de los minerales en vetas o filones.Clase C: Minerales que se encuentren en vetas o filones, a cualquierprofundidad.Clase D: Minerales hasta una profundidad no mayor de trescientos( 300 ) metros medidos verticalmente desde la superficie.Clase E: Minerales a una profundidad mayor de trescientos ( 300 )metros.Clase F: Minerales específicamente identificados como Minerales deReserva de acuerdo con este Código.Parágrafo: Para los efectos de este artículo, superficie es el plano decontacto entre la atmósfera y la hidrósfera o litósfera.”Como producto de la reforma introducida por la Ley 3 de 28 de Enero de 1988, que reformólos artículos 41, 43 y 323 del Código de Recursos Minerales, los minerales se clasifican ahoraasí:“Artículo 41. Los minerales se clasifican como sigue:Clase I: Minerales no metálicosClase II: Minerales metálicos excepto los minerales preciososClase III: Minerales preciosos aluvionalesClase IV: Minerales preciosos no aluvionalesClase V: Minerales energéticos excepto los hidrocarburosClase VI: Minerales de reserva.Parágrafo (transitorio): Las concesiones que estuvieren vigentes a la fecha de promulgaciónde esta Ley, serán reclasificadas de acuerdo a la nueva clasificación de minerales establecidaen este artículo, en un término de noventa (90) días a partir de la fecha de promulgación de lamisma.Las solicitudes de contrato que estuvieren en trámite a la fecha de inicio de la vigencia de estaLey, serán reclasificadas para que en un trámite de noventa (90) días, se ajusten a lasdisposiciones de este Código. La Dirección General de Recursos Minerales estará encargadade realizar dicha reclasificación.”VI. AREAS DE RESERVA
  27. 27. Las áreas de reserva las define el Código de Recursos Minerales como aquellas sobre lascuales no se podrán otorgar concesiones de exploración y extracción.De conformidad con lo dispuesto en el artículo 28 de la excerta legal supracitada, habrán dosclases de áreas de reserva, que son: Aquellas establecidas directamente por este Código y en las cuales no se podrán otorgarconcesiones mineras de ninguna clase; Aquellas establecidas por devolución de áreas a la Nación o por ResolucionesAdministrativas en las cuales no se podrán otorgar concesiones de exploración y extracción.Al respecto, tenemos que el artículo 29 del Código de Recursos Minerales dice textualmenteasí:“Artículo 29. Las Áreas de Reserva que este Código establece son las siguientes: Todas las tierras, incluyendo el subsuelo, dentro de una distancia de sesenta ( 60 ) metrosde sitios o monumentos históricos o religiosos, estaciones de bombeo, instalaciones para eltratamiento o embalses utilizadas para suplir agua potable, o de las carreteras, ferrocarriles yaeropuertos de uso público; Todas las tierras, incluyendo el subsuelo, dentro del límite de poblaciones, ciudades o áreasmetropolitanas; Todas las tierras incluyendo el subsuelo concedidas para usos distintos a operacionesmineras mediante tratados internacionales.”Las áreas de reserva establecidas en el Artículo 29 del Código de Recursos Minerales podránser restauradas para uso minero por la Asamblea Nacional, de conformidad con lo dispuestoen el artículo 32 de la citada excerta legal, la cual dice textualmente así:Artículo 32. Las áreas de reserva establecidas de conformidad con elartículo 29 podrán ser incorporadas al régimen de concesiones minerasmediante ley de la República. Las áreas de reserva establecidas por elÓrgano Ejecutivo y las que se conviertan en áreas de reserva pordevolución de áreas a la Nación, podrán incorporarse al régimen deconcesiones mineras para llevar a cabo operaciones de exploracióny extracción por medio de Resolución de Órgano Ejecutivo. En los casosen que el Órgano Ejecutivo considere conveniente que se incorporen a unrégimen especial de concesiones mineras determinadas áreas de reservaestablecidas mediante Resoluciones Ejecutivas o por devolución de áreas
  28. 28. a la Nación, así lo solicitará al Órgano Legislativo o al organismo queejerza funciones legislativas.El régimen jurídico especial será establecido mediante ley que se dicteen cada caso, estableciendo el procedimiento para adjudicarla y lascondiciones que se aplicarán a las concesiones que se otorguen deacuerdo con las mismas. Se aplicarán en forma supletoria lasdisposiciones del Código de Recursos Minerales que no se opongan ala ley que establezca el régimen especial de que se trate.”De conformidad con lo dispuesto en el artículo 30 de la misma excerta legal,“ se convertirán en áreas de reserva todas las zonas o partes de lasmismas que sean desistidas o devueltas a la Nación en virtud dehaber expirado o terminado las concesiones mineras, ya sea porvencimiento, renuncia o cancelación”.Igualmente, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 31 de la norma legal supracitada,“el Órgano Ejecutivo podrá establecer áreas de reserva cuandoconsidere que no es conveniente al interés nacional que tales tierrassean usadas para fines de exploración o extracción.”VII. MINERALES DE RESERVAEl Código de Recursos Minerales establece en el artículo 33 que son minerales de reserva“aquellos que el Órgano Ejecutivo determine”; al decir textualmente así:“Artículo 33. El Órgano Ejecutivo determinará los minerales dereserva. Las Concesiones mineras relativas a los minerales dereserva se otorgarán en la forma acostumbrada para los demásminerales. Los minerales de reserva serán excluidos decualquiera otra clasificación y sometidos a los términosque se establezcan al declararlos como tales. El Órgano
  29. 29. Ejecutivo podrá designar los minerales de reserva que no seotorgarán.”De igual forma, el artículo 34 del Código de Recursos Minerales regula las cuotas deextracción de los minerales de reserva así:“Artículo 34. El Ministerio de Comercio e Industrias podrá asignarcuotas de extracción con respecto a los minerales de reserva, siempreque las mismas no tengan carácter discriminatorio y sean necesariaspara la protección adecuada del interés nacional.”Y el artículo 35 de esta excerta legal dispone que:“Artículo 35. El establecimiento o restauración de Áreas de Reserva oMinerales de Reserva no podrá afectar a ninguna concesión válida deExploración, extracción, transporte o beneficio otorgada previamente,ni ningún privilegio emanante de esa concesión.” CAPITULO III LA CONCESION MINERA PANAMEÑA Y EN EL DERECHO COMPARADOI. SISTEMAS LEGALES DE EXPLOTACIÓN MINERANo obstante ser el propósito de este trabajo de graduación el hacer un estudio comparativo dela concesión minera en Panamá y en el Derecho Comparado, por ser este sistema deexplotación minera el mayormente utilizado en los países que explotan sus recursosminerales; comentaremos brevemente los otros sistemas de explotación minera, que no porhaber perdido vigencia han dejado de existir, los cuales son, la Administración Directa, laAdministración Delegada y la Adjudicación Minera.1. Administración DirectaA. ConceptoLa administración directa se da cuando el propio Estado por medio de sus entidades realiza laactividad minera, bajo su propio riesgo y responsabilidad.Para Eustorgio Sarria “existe Administración Directa en la explotación de los yacimientosminerales, cuando el Estado, por intermedio de sus órganos, realiza las actividades inherentesal servicio”.
  30. 30. Por su lado, el Profesor Virgilio Luque nos dice en su monografía denominada “La ConcesiónMinera en Panamá” que el Estado panameño tradicionalmente ha utilizado la figura de laadministración directa en todos aquellos casos en que ha intervenido directamente en laexplotación de los recursos naturales, como por ejemplo, la fábrica de Cemento Bayano, o entodas aquellas canteras de rocas (basalto y andesita) utilizados por el Ministerio de ObrasPúblicas para la construcción y reparación de la red vial nacional.2. Administración Delegada.A. Concepto.La administración delegada es un acto administrativo en virtud del cual el Estado, bajo supropia responsabilidad y riesgo, encomienda a una persona natural o jurídica, la explotaciónde un yacimiento minero.3. Adjudicación Minera.A. Concepto.La adjudicación minera consiste en un acto administrativo en virtud del cual el Estado otorgaa una persona, jurídica o natural, el poder legal suficiente para poder explotar en beneficiopropio y por su cuenta y riesgo, un yacimiento mineral.4. La Concesión MineraA. Concepto.La palabra concesión proviene del latín concessio, derivado de concesum, conceder:Osorio y Florit, Manuel la define como:“El otorgamiento administrativo ante oferta privada y porofrecimiento público, que se hace a particulares o empresaspara la apropiación o aprovechamiento de bienes de dominiopúblico, como aguas, minas y montes, para construir obrasde interés público, o para explotar servicios generales olocales”Para Eustorgio Sarria, “la concesión minera es el acto administrativo complejo, por medio delcual se otorga a una persona poder legal suficiente para prestar, por su cuenta y riesgo, elservicio de explotación de un yacimiento.”Este sistema de explotación minera es el único desarrollado a cabalidad en el Código deRecursos Minerales, mientras que los otros tres antes enunciados no lo han sido, no obstanteestar contemplados en nuestra Carta Magna.
  31. 31. Nuestro Código de Recursos Minerales define la concesión Minera como el conjunto dederechos, privilegios y obligaciones que el Órgano Ejecutivo otorgue o que se consignen enlos contratos celebrados con el Órgano Ejecutivo, de acuerdo a la Constitución y este Código,y comprende la autorización para desarrollar las actividades especificadas en las mismas.La concesión minera es un acto jurídico por medio del cual el Estado faculta y autoriza a untercero para explotar un yacimiento minero. La concesión es un acto de derecho público,mediante el cual el Estado delega a una persona o en una empresa particular que es llamadaconcesionario, una parte de su autoridad y de sus atribuciones para la prestación de unservicio de utilidad general, como es el caso de los recursos minerales.La doctrina distingue la concesión en sentido amplio y restringido.En el sentido amplio: Es un acto de autoridad que crea a favor de un particular, un derechoque es propio de la administración, del que el concesionario conocía totalmente.En el sentido restringido: Sólo existe concesión cuando la administración se desprende depoderes que le son propios, para transferirlos a un particular.El Profesor Virgilio Luque nos dice en su ya citada monografía que la figura de la concesiónes propia del derecho administrativo ya que su naturaleza y alcance a él pertenecen.La palabra concesión deriva del latín “concessio” que significa conceder, ella se define comoel acto por el cual el Estado otorga a un particular el derecho de gestión de determinadoservicio público o de explotación de determinada riqueza del patrimonio del estado, porcuenta y riesgo del concesionario y de conformidad a las condiciones impuestas por el Estado.Sobre la naturaleza jurídica de la concesión existen dos corrientes, una de ellas nos indica quelas misma tiene naturaleza contractual, mientras que la otra niega su naturaleza contractual yla ubica en el campo estrictamente administrativo, considerándola por consiguiente como unacto administrativo.En relación con el significado de “Concesión Minera”, el autor Ezequiel Monzalve la definecomo el contrato administrativo por el cual el Ejecutivo otorga a un particular mediante elcumplimiento de las formalidades legales, derechos temporales sobre una mina, en lascondiciones establecidas por la Ley.En esta definición, a pesar de que el autor habla de contrato administrativo, se reflejaclaramente la tesis contractualista, la cual parece ser recogida por la legislación panameña,toda vez que nuestro Código de Recursos Minerales lo define como “el conjunto de derechos,privilegios y obligaciones que el Órgano Ejecutivo otorgue o que se consignen en loscontratos celebrados con el Órgano Ejecutivo de acuerdo a la Constitución y este Código, ycomprende la autorización para desarrollar las actividades especificadas en las mismas.De esta definición se desprende claramente que la concesión minera, es un acto bilateral, o seacontractual, sin que se niegue que el mismo tenga un cariz administrativo, el cual en nadacontradice la naturaleza jurídica contractual.B. Características del Contrato de Concesión.El Contrato de Concesión Minera se caracteriza por:
  32. 32. Se trata de un contrato administrativo Por ser un acto administrativo, pertenece al Derecho Público Es bilateral, debido a que surgen obligaciones para ambos, Estado y contratista obeneficiario. Es solemne, debe cumplir la solemnidad de constar por escrito. Es aleatorio, porque alguna de las partes puede que no logre su meta económica; es decir,que la ganancia es incierta para alguna de las partes. Es de adhesión, las partes deben estar sujetas a lo que establezca la ley o el reglamento. Es típico y nominado, el legislador no solamente le ha dado la denominación de concesiónminera, sino que también ha establecido las cláusulas por las cuales se debe regir. Es de tracto sucesivo, porque el contrato está compuesto de etapas y las mismas seencuentran en el tiempo, así que hay que esperar que el contrato se vaya cumpliendo. Es principal, el mismo subsiste sin necesidad de otro contrato o convención de otra índole. Es individual, sólo las partes que han intervenido en la celebración se obligan y puedenanularlo.II.Tipos de Concesión MineraEl Código de Recursos Minerales contempla en su artículo 8º que podrán otorgarse lassiguientes concesiones de operaciones mineras:A. Concesión de Exploración.1. Requisitos Para Obtener Permiso de Reconocimiento Superficial.Inicialmente, se debe llenar una solicitud y presentar la misma ante la Dirección General deRecursos Minerales del Ministerio de Comercio e Industrias, para poder obtener un permisode reconocimiento superficial, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 6 del Código deRecursos Minerales. Este permiso puede ser negado, conforme lo establece el artículo 18 delCódigo de Recursos Minerales.Las demás concesiones, según lo dispone el artículo 6 del texto legal supracitado, seránotorgadas mediante contratos celebrados por la Nación, representada por el Ministerio deComercio e Industrias, y el peticionario, y requerirán para su validez, el refrendo delContralor General de la República. En los casos de concesiones para la explotación derecursos minerales, se requerirán además la aprobación del Consejo de Gabinete.De conformidad con lo dispuesto en el artículo 12 de la excerta legal antes citada, “todaconcesión de exploración conferirá al concesionario, durante el periodo de su vigencia, lassiguientes facultades:
  33. 33. Llevar a cabo investigaciones geológicas preliminares en forma no exclusiva con relación alos minerales o clases de minerales enumerados en la concesión dentro de las zonas descritas; Llevar a cabo en forma exclusiva dentro de las zonas respectivas todas las otras operacionesnecesarias y adecuadas para el hallazgo de minerales amparados por la concesión; y Obtener en forma exclusiva, una concesión que ampare las operaciones de extracción deacuerdo con los privilegios, términos y condiciones vigentes en el tiempo en que se otorgó laconcesión de exploración, una vez descubierto un mineral que se pueda producir encantidades comerciales.”De igual forma, el Código de Recursos Minerales en sus artículos 43 y 44 establece lassiguientes disposiciones en torno a la concesión de exploración:Artículo 43: “El período inicial de cada concesión de exploraciónserá de cuatro ( 4 ) años y la superficie máxima de hectáreas quepodrán ser retenidas en una concesión será de 25,000. Para concesiónde extracción el período inicial y el número máximo de hectáreasque podrán ser retenidas será de acuerdo con la siguiente clasificación: CONCESIÓN DE EXTRACCIÓN Clase Período (años) Superficie (Has) I 25 5,000 II 25 5,000 III 10 3,000 IV 20 5,000 V 25 10,000 VI 25 5,000Artículo 44: “Mediando solicitud, habiéndose comprobado justacausa, a juicio del Órgano Ejecutivo, podrá éste prorrogar por dos( 2 ) veces el término de la concesión de exploración, por un períodode dos ( 2 ) años cada vez, siempre que al solicitar la prórroga elconcesionario acepte los privilegios, términos y obligaciones vigentesal tiempo de efectuarse cada una de las mismas, o en lugar de ello,devuelva en ese momento por lo menos el quince por ciente ( 15% )
  34. 34. de cada zona retenida de acuerdo con la concesión que se pretendeprorrogar y siempre que haya cumplido todas las obligaciones relativasa su concesión.”B. Concesión de Extracción.La Concesión de Extracción está regulada en el artículo 13 del Código de Recursos Mineralesen los siguientes términos:“Artículo 13. Toda concesión de extracción conferirá al concesionario, duranteel período de su vigencia, las siguientes facultades: Llevar a cabo investigaciones geológicas preliminares, en forma exclusiva, con relación alos minerales enumerados en la concesión y dentro de las zonas descritas en la misma; Llevar a cabo, en forma exclusiva, dentro de las zonas descritas, todas las otras operacionesnecesarias y adecuadas para la extracción de tales minerales; y Obtener concesiones que amparen operaciones de transporte y beneficio con respecto a losreferidos minerales.”Por su lado, el Código de Recursos Minerales establece en su artículo 45 que:Artículo 45: “En atención a solicitud presentada, el Órgano Ejecutivootorgará tres (3) prórrogas de la concesión de extracción: la primera enperíodo de diez (10) años, la segunda y tercera, por períodos de cinco (5)años cada una, siempre que al solicitarlas el concesionario acepte losprivilegios, términos y condiciones vigentes en esa fecha o en su lugardevuelva en ese momento por lo menos el veinte por ciento (20%) de cadazona retenida bajo la concesión que se pretende prorrogar”.C. Concesión de Transporte.Tal como lo dispone el artículo 14 del Código de Recursos Minerales, “toda concesión detransporte conferirá al concesionario, durante el período de su vigencia, la facultad para llevara cabo el transporte de los minerales, enumerados en la concesión a través de las rutas y porlos medios descritos en la misma.Las concesiones de transporte se otorgarán únicamente para establecer instalaciones detransporte minero.”D. Concesión de Beneficio.
  35. 35. La concesión de beneficio conferirá al concesionario, durante el período de su vigencia, lafacultad de llevar a cabo el beneficio de los minerales enumerados en la concesión en loslugares y por los medios descritos en la misma, tal como lo dispone el artículo 15 del Códigode Recursos Minerales.De igual forma, la norma legal supracitada regula las concesiones de transporte y beneficio ensu artículo 46, así:Artículo 46: “El período inicial de una concesión de transporte o beneficioserá de veinticinco años. En caso de solicitud, el Órgano Ejecutivo otorgarátres (3) prórrogas de cualesquiera de estas concesiones: La primera por unperíodo de diez (10) años y la segunda y tercera, por un período de cinco (5)años cada una, siempre que al solicitarla el concesionario acepte losprivilegios, términos y condiciones vigentes en dichas fechas”.III. OTORGAMIENTO DE CONCESIONES MINERASEl Código de Recursos Minerales contempla en su artículo 3 quienes pueden obtenerconcesiones mineras, al decir textualmente así:“Artículo 3. Las concesiones mineras podrán ser otorgadas a personasnaturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, y que mantengan enPanamá un apoderado debidamente autorizado siempre que la capacidadde tales personas, tanto técnica como financiera, hubiese sido debidamentecomprobada. Dichos derechos podrán ser ejercidos únicamente por laspersonas expresamente autorizadas para ello.”Por su lado, la excerta legal supracitada dispone en su artículo 4 quienes no podrán obtenerconcesiones mineras, al decir textualmente así:“Artículo 4. No podrán obtener concesiones mineras por sí, ni porinterpuesta persona, ni podrán ejercerlas o disfrutarlas, ninguno de los que acontinuación se mencionan: Los Gobiernos o Estados extranjeros, ni ninguna entidad o instituciónOficial o semioficial extranjera, ni las personas jurídicas en las cuales tengaParticipación directa algún gobierno o Estado extranjero.
  36. 36. Los funcionarios o empleados públicos que directa o indirectamente tuviesenel deber de intervenir, por razón de sus funciones en la adjudicación, operación o explotaciónde las concesiones mineras. Esta prohibición, que se extiende alperíodo de un (1) año a partir del momento en que el funcionario cese en susfunciones, comprende así mismo a los cónyugues, padres, hermanos o hijos quedependan o estén bajo la tutela de esos funcionarios o empleados. Sin embargo,esta prohibición no será aplicable a aquellos derechos adquiridos por herencia; y Las personas que estuviesen en mora con el Fisco Nacional con respecto acualquier pago o tributación referente a alguna concesión minera, a menos que hubieseconstituído una garantía aceptable o que hubiese depositado a favor delTesoro Nacional suficiente dinero para satisfacer las deudas.”IV. DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LAS PARTESLas partes en un contrato de concesión minera, es decir, Estado y Concesionario,tienen una serie de derechos, así como sus correlativas obligaciones.Así, el Estado está en la obligación de una vez que el concesionario solicite la concesión, se ledebe dar el trámite señalado en el artículo 6º del Código de Recursos Minerales, que a la letradice así:“Artículo 6. Los permisos de reconocimiento superficialse otorgarán mediante Resolución expedida por la DirecciónGeneral de Recursos Minerales. Las demás concesionesserán otorgadas mediante contratos celebrados por la Nación,representada por el Ministerio de Comercio e Industrias, y elpeticionario, y requerirán para su validez, el refrendo delContralor General de la República. En los casos de concesionespara la explotación de recursos minerales, se requerirán ademásla aprobación del Consejo de Gabinete.”A. Derechos del Concesionario:
  37. 37. El concesionario minero tanto derechos como obligaciones, las cuales deben cumplirse en elinicio y a medida que se desarrolla la concesión. A extraer y apropiarse los minerales del área otorgada o los específicos que hayan sidoacordados; tal cual como lo establece el artículo 8 del Código de Recursos Minerales. La autorización para construir, establecer y operar embarcaderos, almacenes, plantas deenergía, acueductos, viviendas, campamentos y otros emplazamiento o equipos necesariospara la eficiencia de la operación, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 9, delCódigo de Recursos Minerales. La autorización para comprar, vender, exportar e importar, según el caso, materiales usadosen la operación o minerales resultantes de la misma, tal como lo dispone el artículo 9 de lacitada excerta legal. La autorización para desarrollar las actividades ejecutivas, financieras, de investigación yadministración que sean necesarias para llevar a cabo las operaciones respectivas, según lodispuesto en el artículo 9 de la mencionada excerta legal.Esta autorización comprende en su alcance a gozar de autonomía técnica, industrial,económica y comercial en la programación, dirección y ejecución del desarrollo, montaje,explotación y beneficio. La facultad para llevar a cabo investigaciones geológicas preliminares en forma noexclusiva, en relación con el permiso de reconocimiento superficial e igual para lasconcesiones de exploración. De forma exclusiva dentro de las zonas respectivas todas las operaciones necesarias yadecuadas para el hallazgo de minerales descubiertos en la concesión, tal como lo establece elartículo 12, del Código de Recursos Minerales. De forma exclusiva obtener una concesión de exploración, que ampare las operaciones deextracción, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 12, del Código de RecursosMinerales. Para la concesión de transporte se conferirá al concesionario, durante la vigencia, lafacultad de llevar a cabo el transporte de los minerales enumerados en la concesión a través delas metas y por los medios descritos en la misma, según lo dispuesto en el artículo 14 de lacitada excerta legal. En relación a los concesionarios de beneficios, se conferirá al concesionario, llevar a caboel beneficio de los minerales enumerados en la concesión en los lugares y medios descritos,tal como lo dispone el artículo 15 de la mencionada excerta legal. A oponerse al trámite y otorgamiento de otros títulos que comprenden total o parcialmentesu área, según lo dispuesto en el artículo 16, del Código de Recursos Minerales. A que se suspendan los términos por caso fortuito y fuerza mayor, de conformidad a lodispuesto en el artículo 136 de la citada excerta legal.
  38. 38. A las exenciones arancelarias, es decir, todo equipo, repuesto y materiales necesariosutilizados en el desarrollo de las operaciones mineras, podrán importarse exentos, para losconcesionarios, del pago de impuesto de importación y derechos aduaneros mientras esté envigencia la concesión, según lo dispuesto en el artículo 262 de la mencionada excerta legal.Esta importación puede hacerla sin licencia, ni patente, de conformidad con lo dispuesto en elartículo 264, del Código de Recursos Minerales.B. Obligaciones del Concesionario: Constituir garantía prendaria, según lo dispuesto en el artículo 7, del Código de RecursosMinerales. La obligación de no explotar tesoros ocultos y de huacas indígenas, arenas comunes,cascajo y ripio, materiales arcillosos y calcáreos, fertilizantes, salinas, fuentes de aguasminerales, de conformidad a lo dispuesto en el artículo 10 de la citada excerta legal. Si el interesado de la concesión, comunica que está interesado o no en los mineralesamparados en la solicitud de concesión deberá presentar un plan de trabajo y un programa deinversión de doce ( 12 ) meses, según lo dispuesto en el artículo 25A, de la mencionadaexcerta legal. En las concesiones de transporte, deberá transportar únicamente hasta el monto de lacapacidad de su instalación, tal como lo dispone el artículo 86, del Código de RecursosMinerales. Suministrar información de carácter general relacionado con las operaciones mineras, deconformidad con lo dispuesto en el artículo 95 de la citada excerta legal. La obligación de informar para la aprobación de la Dirección General de RecursosMinerales, de todo material impreso, hablado o escrito que el concesionario desee usar confines promocionales, tal como lo dispone el artículo 100A, del Código de Recursos Minerales. Poner a disposición del público las carreteras, aeropuertos, canales y obras similares deacceso que hayan sido construidos por los concesionarios, de conformidad con lo dispuesto enel artículo 36 de la citada excerta legal. Presentar estudio de impacto ambiental, tal como lo disponen el artículo 7º de la Ley 1, de 3de Febrero de 1994, la Resolución No. 91-36 de 27 de Mayo de 1991, publicada en la GacetaOficial No. 21,823, de 5 de Julio de 1991. No apropiarse de los minerales no comprendidos en el contrato. Abstenerse de efectuar explotación de maderas preciosas, ni contaminar fuentes de agua decaseríos, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 128, del Código de RecursosMinerales. Dar cumplimiento a las leyes laborales, de salud y seguridad minera, tal como lo dispone elartículo 130 de la citada excerta legal.
  39. 39. Pagar el canon superficial, tal como lo dispone el artículo 210 de la mencionada excertalegal. Pagar las regalías, de conformidad con el artículo 218 de la citada excerta legal. Pagar los impuestos sobre ingresos, según lo dispuesto en el artículo 223 de la mencionadaexcerta legal. Mantener registros detallados de los materiales exonerados, tal como lo dispone el artículo267, del Código de Recursos Minerales. Pagar las sanciones, es decir impuestos por incumplimiento, de conformidad con lodispuesto en el artículo 316 de la citada excerta legal. Dar aviso de los lugares amenazados en condiciones de peligro, según lo dispuesto en elartículo 117 de la mencionada excerta legal.V. LA CONCESIÓN MINERA EN LOS TERRITORIOS COMARCALES Y TIERRASDE USO COLECTIVO PARA COMUNIDADES INDÍGENAS.La concesión minera en los territorios comarcales y tierras de uso colectivo paracomunidades indígenas es regulada por las mismas normas Constitucionales y legalesque hemos examinado, por ser estos territorios parte del Estado Panameño, no obstantedeben observarse ciertas normas especiales al otorgarse concesiones mineras en esosterritorios, por lo especial de los mismos.Al respecto, el Profesor Virgilio Luque nos dice que “es necesarios aclarar que en esoslugares se aplica la norma constitucional (art. 254, 256) que indica que todas las riquezasminerales existentes en el territorio nacional pertenecen al Estado, por lo que éste podrá darlasen concesión de manera soberana; también cabe señalar que son aplicables todas las normascontenidas en el Código de Recursos Minerales, las cuales rigen en todo el territorio de laNación indistintamente, sin embargo, en el caso de las tierras comarcales, y las de usocolectivo para comunidades indígenas, existen una serie de normas contenidas en las leyescomarcales y la Ley Nº 41 de 1 de julio de 1998 - General de Ambiente de Panamá, que sonaplicables sólo en esos territorios. Así tenemos por ejemplo que para el aprovechamiento delos recursos naturales existentes en esas áreas, debe darse una coordinación entre lasautoridades gubernamentales y las indígenas, de tal manera que cualquiera actividadrelacionada con el aprovechamiento de dichos bienes debe hacerse respetando los aspectosculturales, religiosos y sociales, de modo que los mismos no sean afectados negativamente;por otra parte la ley establece que las comunidades afectadas por un determinado proyecto,tendrán derecho a una justa participación en los beneficios económicos que genera esaactividad.VI. Formas de Extinción de la Concesión Minera.El Código de Recursos Minerales preceptúa que el contrato de concesión minera se extinguede las siguientes formas: Renuncia:

×