TITULO III VALORES ÉTICOS ESENCIALES CAPITULO I DEL CARÁCTER
Arto. De la Fortaleza <ul><li>Los servidores públicos del Poder Judicial se caracterizan por su firmeza de carácter y segu...
<ul><li>La fortaleza se refiere a tener la fortaleza ética para no cometer actos de corrupción.    </li></ul><ul><li>Por l...
<ul><li>Por lo tanto, la Ética es un factor clave para elevar la calidad de la administración pública mediante la conducta...
<ul><li>. Es decir, no basta con que el servidor público posea conciencia respecto de lo que esta bien o no si finalmente ...
Arto. 16  De la Prudencia <ul><li>Los servidores públicos del  Poder   Judicial    deben ser mesurados y discretos en su  ...
<ul><li>Se entiende  la prudencia como virtud integral ya podemos advertir que supone dos aspectos a saber:  el conocimien...
<ul><li>El juez y el justiciable provienen de una sociedad que  vive momentos difíciles en todos los aspectos de la vida n...
<ul><li>Desde  antiguo el saber que informe los juicios jurídicos se conoce como prudencia jurídica.  Para los romanos sab...
<ul><li>Con el juez prudente ocurre como con el escultor que  cuando esculpe una figura en piedra no hace que la figura en...
<ul><li>La sensibilidad del juez prudente no es conjetura  ni presentimiento en mera apreciación superficial,  es actitud ...
Arto. 17  De la Iniciativa y   Proactividad  <ul><li>Los  servidores  públicos  del   Poder    Judicial   están  abiertos ...
Arto. 18  De la Disciplina  <ul><li>Los  servidores  públicos  del   Poder    Judicial   deben   cumplir  a  cabalidad  co...
DEL PROFESIONALISMO  Arto. 19  De la Diligencia y   Prontitud  <ul><li>Los servidores públicos del  Poder   Judicial  debe...
Arto. 20  De la Organización del Trabajo  <ul><li>Los  servidores  públicos  del   Poder    Judicial   deben  planificar  ...
Arto. 21  De la Dedicación  <ul><li>Los  servidores  públicos  del   Poder    Judicial   manifiestan  entrega  y  disposic...
Arto. 23  Del Amor al Trabajo <ul><li>Todo  trabajo  en  el   Poder    Judicial ,  independientemente  del  nivel  jerárqu...
Arto. 24  De la Autosuperación  <ul><li>Los  servidores  públicos  del   Poder    Judicial   se  esfuerzan  continuamente ...
DE LA SOCIABILIDAD  Arto. 25  Del Respeto y  la   Tolerancia  <ul><li>Los  servidores  públicos  del   Poder    Judicial  ...
 
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Presentación código de conducta poder j.

641 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
641
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Presentación código de conducta poder j.

  1. 1. TITULO III VALORES ÉTICOS ESENCIALES CAPITULO I DEL CARÁCTER
  2. 2. Arto. De la Fortaleza <ul><li>Los servidores públicos del Poder Judicial se caracterizan por su firmeza de carácter y seguridad en toma de decisiones. No permiten la intimidación por amenazas, ni presiones y cumplen sus funciones con rectitud y entereza. </li></ul><ul><li>Se  guían  por  la  conciencia  clara  de  su  elevada  responsabilidad  y  adoptan  las decisiones  que  corresponden  a  cada  situación,  no  obstante  los  riesgos  que conlleven,  sin  perjuicio  al  derecho  a  su  protección  física  que  establece  la  Ley Orgánica del  Poder   Judicial . </li></ul>
  3. 3. <ul><li>La fortaleza se refiere a tener la fortaleza ética para no cometer actos de corrupción.   </li></ul><ul><li>Por lo tanto la fortaleza se refleja en la ética y la Ética aplicada a la función pública es de vital importancia porque tiene como eje central la idea de servicio, es decir, las tareas y actividades que realizan los funcionarios públicos están orientadas al bien común. La Ética de la función pública, es la ciencia del buen comportamiento en el servicio a la ciudadanía, es además un importante mecanismo de control de la arbitrariedad en el uso del poder público, un factor vital para la creación y el mantenimiento de la confianza en la administración y sus instituciones. </li></ul>
  4. 4. <ul><li>Por lo tanto, la Ética es un factor clave para elevar la calidad de la administración pública mediante la conducta honesta, eficiente, objetiva e íntegra de los funcionarios en la gestión de los asuntos públicos. La forma de evitar que se cometan actos corruptos y antiéticos en el ámbito público consiste en lograr despertar en todo servidor la supraconciencia entendida como una conciencia profunda que permita a una persona no solamente ser capaz de discernir lo que es correcto de lo que no en cada acto que realice, si no de actuar acertadamente. </li></ul>
  5. 5. <ul><li>. Es decir, no basta con que el servidor público posea conciencia respecto de lo que esta bien o no si finalmente actúa de manera indebida. Más allá de comprender lo que es correcto de lo que no, está el actuar, el poder refrenarse cuando algo es indebido. Esta situación se resume en el siguiente proverbio oriental que dice: Pensar es difícil actuar lo es más y actuar como se piensa es lo más difícil del mundo . </li></ul>
  6. 6. Arto. 16  De la Prudencia <ul><li>Los servidores públicos del  Poder   Judicial   deben ser mesurados y discretos en su  </li></ul><ul><li>lenguaje  y  actos.  Procuran  que  las  resoluciones  sean  el  resultado  de  juicios  </li></ul><ul><li>lógicos y del análisis de los hechos.  </li></ul><ul><li>Deben conducirse con tino y criterio,  procurando inspirar confianza a la  comunidad en general. </li></ul>
  7. 7. <ul><li>Se entiende  la prudencia como virtud integral ya podemos advertir que supone dos aspectos a saber:  el conocimiento de la ciencia aplicable al caso concreto, porque sin ciencia no hay prudencia , y la disposición de la voluntad para  ordenar las acciones en cada caso y concretar lo debido. </li></ul><ul><li>Si analizamos con profundidad los dos supuestos anteriores fácilmente inferimos que toda injusticia es una imprudencia, un desorden  que supone violencia y corrupción, en consecuencia,  es necesario que el juzgador desarrolle en su persona el hábito moral en contra de lo injusto de manera que plasme la justicia en sus decisiones, especialmente en la decisión pausada y serena de sus resoluciones que siempre son trascendentes no solo por el impacto en la vida de personas concretas sino porque con frecuencia inciden en el rumbo del país. </li></ul>
  8. 8. <ul><li>El juez y el justiciable provienen de una sociedad que  vive momentos difíciles en todos los aspectos de la vida nacional. Con frecuencia el orden y respeto a las instituciones se ven amenazados porque la injusticia y la corrupción se hacen presentes como un monstruo de imprudencia que todo lo hiere y descompone. </li></ul><ul><li>Ante este estado de cosas, en los asuntos de su competencia, el juez tiene el poder de erradicar la corrupción mediante decisiones prudentes. Precisamente por ello exige la ciudadanía la oralidad en las causas penales y  la transparencia en el desarrollo de las funciones sustantivas de los Poderes judiciales. </li></ul><ul><li>La duda del juez en tanto persona conocedora del derecho ha de ser razonable y esta condición se alcanza a fuerza de ser discreto; así, la discreción le viene de su experiencia en el trato sereno y  conociendo los conflictos entre partes, con posiciones antagónicas  que han de resolverse mediante la decisión de un tercero imparcial y necesariamente prudente, capaz de distinguir entre diversas posturas razonables. </li></ul>
  9. 9. <ul><li>Desde  antiguo el saber que informe los juicios jurídicos se conoce como prudencia jurídica.  Para los romanos saber derecho consistía precisamente en el arte de desentrañar en cada caso lo justo y lo injusto. En consecuencia, la sabiduría jurídica de los romanos se ocupó de la relación específica entre personas y cosas que el juez tutela mediante su resolución. </li></ul><ul><li>Los razonamientos que llevaron a los romanos a elaborar su derecho dentro de este estilo casuístico descansan en el cultivo de la prudencia mediante una comprensión profunda de los principios implícitos  en la ley. </li></ul>
  10. 10. <ul><li>Con el juez prudente ocurre como con el escultor que  cuando esculpe una figura en piedra no hace que la figura entre en el bloque sino que va sacando en una ardua y delicada labor a través de los golpes los pedazos de piedra que sobran    si lo pensamos bien, el artista no le aporta nada al bloque de piedra original, mas bien quita lo que le estorba y entonces resplandece la escultura escondida en ese bloque, de la misma manera el arte del juez prudente no consiste en imponer   su justicia sobre los justiciables sino  en descubrir mediante una ardua labor de reflexión lo que objetivamente es justo en la litis actual o potencial.  </li></ul>
  11. 11. <ul><li>La sensibilidad del juez prudente no es conjetura  ni presentimiento en mera apreciación superficial,  es actitud propia del juez prudente atento a tutelar la igualdad de quienes comparecen ante él tanto en lo procesal como en el sustantivo juzgando de manera tal que haga realidad la justicia. </li></ul><ul><li>En la formulación de la sentencia, el juez  debe justificar su decisión en cada una de sus líneas, precisamente porque en estas decisiones está de por medio la libertad, la honra  o los bienes de los justiciables que acuden ante él. </li></ul>
  12. 12. Arto. 17  De la Iniciativa y  Proactividad  <ul><li>Los  servidores  públicos  del  Poder   Judicial   están  abiertos  al  cambio  y  la modernización,  mediante  la  búsqueda  y  aplicación  de  nuevas  tecnologías  métodos de trabajo, procurando siempre el mejoramiento continuo.  </li></ul><ul><li>No  esperan  pasivamente  la  solución  de  los  problemas,  sino  que  encuentran alternativas para agilizar los procesos, sin transgredir la ley.  </li></ul>
  13. 13. Arto. 18  De la Disciplina  <ul><li>Los  servidores  públicos  del  Poder   Judicial   deben  cumplir  a  cabalidad  con  los horarios  de  trabajo  y  las  normativas  disciplinarias  institucionales.    Asimismo,  </li></ul><ul><li>cumplir  con  las  reuniones,  eventos  de  capacitación  y  otros  compromisos relacionados con  la naturaleza de sus funciones. Constituye conducta antiética, no  asistir  injustificadamente  a  un  evento  al  que  hayan  sido  autorizados  por  la Corte Suprema de Justicia.  </li></ul>
  14. 14. DEL PROFESIONALISMO  Arto. 19  De la Diligencia y  Prontitud  <ul><li>Los servidores públicos del  Poder   Judicial  deben cumplir con diligencia y cuidado  </li></ul><ul><li>los asuntos de su competencia, resolviendo con prontitud y eficacia los asuntos pendientes,  absteniéndose  de  acciones  u  omisiones  que  causen  retardo, suspensión, problemas y perjuicios al usuario. </li></ul>
  15. 15. Arto. 20  De la Organización del Trabajo  <ul><li>Los  servidores  públicos  del  Poder   Judicial   deben  planificar  correctamente  las actividades a su cargo, de modo que les permita un mejor aprovechamiento del horario  laboral  y  una  atención  más  expedita  al  usuario.  Seguirán  un  orden  de  prioridad  de  acuerdo  a  la  naturaleza  del  caso,  evitando  todo  favoritismo  o discriminación en la atención al público.  </li></ul><ul><li>Igualmente manejarán en orden los documentos bajo su responsabilidad, de modo que puedan dar cuenta de ellos en el momento que se les requiera. Así mismo, deberán cuidar que los documentos e instrumentos de trabajo estén debidamente resguardados para evitar  la sustracción, destrucción, ocultamiento  y mal uso de los mismos.  </li></ul>
  16. 16. Arto. 21  De la Dedicación  <ul><li>Los  servidores  públicos  del  Poder   Judicial   manifiestan  entrega  y  disposición permanente hacia el trabajo y la atención eficiente al usuario, de acuerdo con los parámetros  de  servicio  que  se  establezcan  en  las  disposiciones  legales,  </li></ul><ul><li>reglamentos y acuerdos administrativos.  </li></ul><ul><li>No deben dedicarse a otras actividades, públicas o privadas, remuneradas o no, que sean incompatibles con sus deberes y la dignidad de sus cargos.  </li></ul>
  17. 17. Arto. 23  Del Amor al Trabajo <ul><li>Todo  trabajo  en  el  Poder   Judicial ,  independientemente  del  nivel  jerárquico  que  </li></ul><ul><li>tenga,  se  considera  digno  e  importante,  por  lo  que  los  servidores  públicos  del  </li></ul><ul><li>Poder   Judicial   desempeñan  sus  funciones  con  satisfacción  y  orgullo.  Están  </li></ul><ul><li>dispuestos a ofrecer cooperación y ayuda a sus compañeros para aliviar la carga  </li></ul><ul><li>de trabajo.  </li></ul>
  18. 18. Arto. 24  De la Autosuperación  <ul><li>Los  servidores  públicos  del  Poder   Judicial   se  esfuerzan  continuamente  por  </li></ul><ul><li>perfeccionarse  como  personas  y  como  profesionales,  procuran  actualizar  y  </li></ul><ul><li>desarrollar sus conocimientos, habilidades y cualidades, aprovechando para ello  </li></ul><ul><li>las oportunidades de capacitación a su alcance.  </li></ul>
  19. 19. DE LA SOCIABILIDAD  Arto. 25  Del Respeto y  la  Tolerancia  <ul><li>Los  servidores  públicos  del  Poder   Judicial   respetan  los  puntos  de vista  ajenos, muestran disposición por escuchar y comprenden las opiniones de los demás.  </li></ul><ul><li>Respetan a los demás con sus cualidades, defectos, capacidades, discapacidades y  las  diferencias  individuales;  desechando  prejuicios  de  carácter  étnico,  social,religioso,  político  o  de  cualquier  índole,  sin  asumir  actitudes  despóticas  o prepotentes.  </li></ul>

×