Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

Historia de la Fotografía en el Chocó - Memoria Visual

2.728 visualizaciones

Publicado el

En el año 2006 la Universidad Tecnológica del Chocó ,a través de la oficina de Comunicaciones, obtiene la Beca en Gestión de Archivos y Centros de Documentación Audiovisual del Ministerio de Cultura, con lo cual se pudo avanzar en la creación del Archivo Fotográfico y Fílmico, del cual se derivaron Documentos como la “FOTOGRAFIA EN EL CHOCO” que condensa la investigación sobre la aparición de la actividad fotográfica en el Chocó, destacando el trabajo y biografía de los más importantes fotógrafos chocoanos y foráneos.

El trabajo incluye la multimedia ALBUN FOTOGRAFICO DEL CHOCO : Se recopilaron y ficharon cerca de 3.500 fotografías antiguas en Blanco y negro, que se encuentran archivadas en un CD ROM (se trabaja en la realización de una exposición fotográfica para el 2006 y la producción de un CD multimedia - interactivo con la información fotográfica localizada.

Según concepto del Tutor Arquitecto e investigador Luis Fernando Gonzales “El proyecto dota al Colombia y a Chocó, en especial, de un trabajo fundamental. No queda ningún tipo de duda que a partir de este trabajo las investigaciones posteriores, en términos de la comprensión histórica, el estudio etnológico y antropológico, las evaluaciones socios económicos y ambientales, tendrán que tenerlo como referencia obligada”.

El trabajo se enmarca en la necesidad de recuperación de la memoria visual de los afrocolombianos, memoria, que ha estado inicialmente sustentada en la oralidad y la escritura, hoy tiene otras posibilidades: el cine, la televisión, el video, la fotografía y las nuevas tecnologías

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

Historia de la Fotografía en el Chocó - Memoria Visual

  1. 1. 1
  2. 2. 2 MINISTERIO DE CULTURA UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DEL CHOCÓ “Diego Luís Córdoba” LA FOTOGRAFIA EN EL CHOCO Por: GONZALO DIAZ CAÑADAS
  3. 3. 3 CREDITOS ELVIRA CUERVO DE JARAMILO Ministra de Cultura Programa Nacional de Estimulos a la Creación y la Investigación Beca Gestión de Archivos y Centros de Documentación Audiovisual EDUARDO GARCIA VEGA Universidad Tecnológica del Chocó “Diego Luís Córdoba” Rector ENRIQUE RENTERIA ARRIAGA Vicerrectoría de Investigaciones SERGIO ANTONIO MOSQUERA Centro Nacional de Documentación de Expresiones Culturales Afrocolombianos GONZALO DIAZ CAÑADAS Oficina de Comunicaciones UTCH Investigador principal Colaboración: Estudiantes IV Nivel - Programa de Trabajo Social Diócesis de Quibdó Fundación Beteguma Periódico CITARA IIAP Agradecimientos Familia Bechara Simanca. Familia Diaz Carrasco Familia Valencia Abadía Familia Cújar Garcés Alonso Toro Moreno Familia Misas García Familia Dueñas Cañadas Fernelix Valencia Chaverra – Archivo CODECHOCO Centro Cultural Mamaú Fotografía Portada : El Choco Tierra de Contrastes ( Revista Servicio de Inteligencia Colombiano) – Pág. 15, Febrero de 1956
  4. 4. 4 TABLA DE CONTENIDO PROLOGO LA FOTOGRAFÍA: PATRIMONIO Y MEMORIA PRESENTACION MEMORIA VISUAL DEL CHOCO: UN PATRIMIONIO POR VER INTRODUCION I PARTE MEMORIA VISUAL Y FOTOGRAFIA MEMORIA Y SOCIEDAD LA FOTOGRAFÍA COMO REGISTRO HISTÓRICO FOTOGRAFÍA E IMAGINARIOS NACIONALES COMO TÉCNICA ANTROPOLÓGICA LA REVALORACIÓN DE LA FOTOGRAFÍA PRIVADA NUEVAS PRÁCTICAS DE MEMORIA RECREACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA A TRAVÉS DE LA FOTOGRAFÍA II PARTE LA FOTOGRAFÍA EN COLOMBIA YEL CHOCO LOS INFORMES DE LA PREFECTURA 100 Fotografías Roma Fotografías interesantes de la Prefectura Apostólica del Chocó EL ABC: INICIOS DEL PERIODISMO GRÁFICO El Chocó en imágenes Algunos Personajes registrados en el ABC EXPEDICIÓN CIENTÍFICA SCADTA EL MERCURIO DE CARTAGENA LA GUÍA TURÍSTICA DEL CHOCÓ LITERATURA VISUAL LA GEOGRAFÍA ECONÓMICA DEL CHOCÓ: UN PANEO A LA DIVERSIDAD ARCHIVO FOTOGRÁFICO MUSEO DE ARTE MODERNO EL ARCHIVO FOTOGRÁFICO DE CITARÁ
  5. 5. 5 III PARTE FOTÓGRAFOS DEL AYER JOSÉ MARÍA CERVELLO, LA MIRADA CLARETIANA COSME DAMIAN MORENO ADOLFO RENGIFO GONZÁLEZ MILCIADES DE DIEGO AURELIANO ORTIZ LOS HOMBRES DE FOTO SOL IV PARTE FOTOGRAFOS FORÁNEOS LEO MATIZ ROBERT WEST NEREO LÓPEZ MEZA ARCHIVO CODECHOCÓ ( 1970) FOTÓGRAFOS DE “EL TIEMPO “ NINA FRIEDEMANN MARTA POSSO JULIO CESAR HERRERA. JESÚS ABAD COLORADO. HENRY AGUDELO STEVE CAGAN. PAUL SMITH JEREMY HORNER V PARTE FOTÓGRAFOS DE HOY HISTORIAS DE VIDA: LOS FOTOGRAFOS DEL MALECON MANUEL ISACIO MORENO VALOYES WISTON MENA ORTIZ AMYN BEJARANO CÓRDOBA IDELFONSO ARROYO CÓRDOBA MANUEL TRÁNSITO CÁRDOBA MARTÍNEZ FRANKLIN RAFAEL ÁLVAREZ CÓRDOBA ELIMELETH MENA RAMÍREZ ABEL PALACIO MORENO IV PARTE MEMORIA Y POLÍTICAS CULTURALES PROPUESTA PARA LA CREACIÓN DEL ARCHIVO FOTOGRÁFICO DEL CHOCÓ
  6. 6. 6 PROLOGO LA FOTOGRAFÍA: PATRIMONIO Y MEMORIA “La fotografía es gota de tiempo suspendido, palabra al borde del silencio, lenguaje del instante. Como palabra puede ser conjuro, invocación que abre el libro de los secretos. Como lenguaje, puede transformar nuestra visión de lo real. La fotografía es el asombro del instante, es huella de luz”1 Para la historia regional y local son supremamente útiles las fotografías de personajes ilustres o anónimos, los grupos familiares o sociales, las de eventos u festividades, manifestaciones, desfiles,procesiones ,donde hacen presencia los distintos núcleos de la población.ètnicos, culturales, políticos. Así mismo son valiosas para esta historia las fotos de territorios, panorámicas y aerofotografías; las edificaciones, calles, plazas, industrias, haciendas, medio ambiente; las que cuentan de usos de la tierra, objetos, herramientas. También las de aquellas actividades y manifestaciones familiares de las que solo la cámara es testigo: Vida cotidiana normal y corriente de la que no dan cuentas otras fuentes.2 La memoria visual e histórica funciona como recurso para estudiar y entender las diferencias entre los grupos sociales y la hegemonía de quienes logran acceso preferente a la producción y distribución de bienes; las desigualdades en su formación y apropiación exigen estudiarlo también como espacios de lucha material y simbólica entre clases, etnias y los grupos, es también desestimar muchos mitos sobre los cuales se han cimentado muchas propuestas y verdades actuales. Han sido pocos los historiadores de las artes visuales que se han ocupado hasta ahora de estudiar de modo sistemático los artistas, obras y tendencias que existieron en las diversas provincias y regiones de Colombia desde la época colonial hasta hoy. Poco sabemos si es que sabemos algo, sobre la actividad artística en la inmensa mayoría de las poblaciones del país a lo largo de un período de casi 400 años y menos aún sobre la identidad de los pintores, grabadores, fotógrafos, cineastas, documentalistas y demás actores que han forjado la historia de provincia, su aprendizaje, sus condiciones de trabajo, su clientela y el destino incierto de sus producciones3 . En la Historia de la pintura y el grabado en Antioquia de Santiago Londoño Vélez hace el reto a los investigadores de provincia quienes considera tienen un vasto territorio para explorar: el de su pasado estético y el ignorado patrimonio visual. Han sido múltiples , diversas y desde diferentes miradas y ángulos las exposiciones de fotografías sobre el Chocó y sus comunidades negras e indígenas, realizadas durante los últimos 30 años, reafirmando de paso una nueva mirada sobre estas culturas milenarias, ancestralmente in visibilizada . 1 Colombia mágica, Diego Samper Ramírez, Editorial Colina, Medellín,1993. 2 Territorio Cultura, La Fotografía y sus usos, Federico Medina Cano. 3 Historia de la pintura y el grabado en Antioquia, Santiago Londoño Vélez, Editorial Universidad de Antioquia, Colección Señas de Identidad, Medellín, 1995, 266 pág.
  7. 7. 7 El Chocó es mirado antes por su pobreza y riqueza, el oro, el ancestro africano, sus deportistas, hoy es valorado por su diversidad étnica, cultural y la biodiversidad, entre otros valores. También la situación de violencia y desplazamiento ha atraído los lentes de decenas de fotógrafos de todo el mundo, tratando de plasmar la realidad que viven las comunidades. Y es precisamente lo que pretende abordar en este trabajo: auscultar la historia en el Chocó desde la perspectiva de expresiones culturales como la fotografía y el cine; penetrando en la vida de los protagonistas -viajeros, turistas y nativos- que se hayan expresado a través de las diferentes técnicas, formas y lenguajes. La memoria visual contiene manifestaciones de diversa índole: el paisaje, sus elementos, su ritmo y equilibrio; lo musical, oral y literario; los bienes culturales, las bellas artes, los utensilios y objetos creados por la mano y la mente del hombre; costumbres y ritos de la sociedad o sus grupos; evidencias de vestigios arqueológicos o históricos, y de los elementos o espacios construidos por el hombre, surgidos siempre con la doble y simultánea condición de satisfacer una necesidad, de expresar unos ideales y aspiraciones, elementos que van desde lo arquitectónico hasta lo urbano. Estas expresiones diversas muchas veces se confunden, superponen o complementan en la intensidad dinámica y compleja de la vida y su fundamento. Cra Primera en Quibdó 1954 –Foto Archivo El Espectador
  8. 8. 8 PRESENTACION MEMORIA VISUAL DEL CHOCO: UN PATRIMIONIO POR VER Numerosos acontecimientos en la vida del Chocó durante el siglo pasado, están saliendo del olvido y oscurantismo de bibliotecas y archivos y vuelven hacer historias vivas con el archivo fotográfico Afro colombiano, que lo constituyen un abundante material fotográfico surgido de diversas fuentes, temas y épocas, que vienen siendo recopilados y sistematizados de manera ordenada, permitiendo visualizar y sustentar, aspectos de histórica de la región, que se comienza a contar en Blanco y negro. El proceso de recuperación de la memoria visual Afro colombiana, que hemos iniciado por el departamento del Chocó, nos aporta una bases sobre las cuales operar y cimentar el archivo fotográfico y fílmico, como una unidad de documentación y consulta que requiere de un proceso permanente de investigación y nuevos registros que correspondan al alcance nacional del proyecto cultural afro colombiano. A pesar de la falta de cuidado, de biblioteca, de archivos en el Chocó, de clima , la humedad y los continuos incendios que han azotado más de una vez nuestros principales ciudades :Quibdó, Condoto,Istmima,Bagadó, esta investigación, que inician desde 1998 organizaciones como la Fundación Beteguma, con apoyo del IIAP, la UTCH, ha podido localizar imágenes sorprendentes del Chocó y sus sociedades o en diversos archivos, familias, bibliotecas, medios de comunicación, fotógrafos profesionales y aficionados. Han sido muchos las personas que han llegado en condición de turistas, visitantes o de paso, que han plasmado sus vivencias a través de fotos de aquel entonces, fotógrafos aficionados, profesionales y pintores aquí se han inspirado y captado con la fidelidad de la imagen este Chocó de contornos y texturas, de verde ríos y gente , negra, blanca, indígena, mestiza que aquí con mayor fuerza se ha mezclado, dando frutos de diversidad cultural, muy rico en costumbres ancestrales, de poblamientos, sociedades, prácticas productivas, vida cotidiana, que secuencialmente, nos van marcando el camino por donde han transitado generaciones enteras en la búsqueda de un mejor porvenir para la comarca . Entregamos un Archivo Fotográfico y Fílmico del Chocó, constituido por 14 mil fotografías en medio digital, de las cuales 2800 seleccionados de acuerdo a criterios históricos, estéticos y documentales, tomando como punto de partida una fotografía del pueblo de Istmina en 1899, a partir de la cual comienza el rollo de plasmar la historia a través de la fotografía, lo que involucra el trabajo de los fotógrafos o notarios de la imagen , cuyas historias de vida olvidadas y desconocidas recobran vigencia y reconocimiento, por su labor. Estos viejecitos artesanos depositaron sus anhelos congelando instantes y los cristalizaron en oficios nobles y complacientes en el registro indeleble del tiempo. Que grato es sentir la necesidad de poder enhebrar en este preciso instante, el testimonio de estos actores veteranos que le hicieron un retrato al Chocó. Para el manejo del Archivo fotográfico se cuenta con un sistema de clasificación, catalogación y sistematización en una base de datos, de propiedad intelectual de la
  9. 9. 9 Fundación VIZTAZ “El Taller de la Imagen”, facilitada para el proceso de organización y montaje del CD Multimedia ,que condensa de manera organizada y rigurosamente documentada El archivo Afro colombiano y Fílmico del Chocó. Ello no implica que a futuro el Archivo , adopte su propio sistema de codificación y sistematización , máxime si la Universidad Tecnológica del Chocó a través del Centro de Documentación y Expresiones Culturales Afrocolombianas, adoptara una plataforma virtual con un servidos propio , donde estarán disponibles en la Web toda la información, incluida el Archivo fotográfico y Fílmico Afro colombiano-Chocó, tema en el cual ya existen experiencias novedosas como la adoptado por el Archivo Histórico del Valle del Cauca o el sistema de clasificación para la información audiovisual que maneja la Fundación Patrimonio Fílmico Nacional en Sistema Winisis 1.5 versión CDS/ISIS para Windows, Apoyado en el Sistema de Información Bibliográfica de la Comisión Económica para América latina – CEPAL y Reglas de catalogación angloamericanas. Lo recorrido hasta ahora y actualizado en un periodo de cuatro mases es una buena muestra, pues se cuenta con un inventario de fuentes, pistas, datos, medios y archivos, no solo en Colombia, sino en el exterior, por recorrer, visitar, que son múltiples y que requieren de más tiempo y recursos para la adquisición, compra de material, trabajo de investigación, en pueblos y ciudades donde ha dejado huella la étnia afrococolombiana. La Universidad a través del Centro de Documentación y Expresiones Culturales Afrocolombianas cuenta ya con un Archivo Fotográfico digital y una Exposición fotográfica permanente con una muestra significativa del patrimonio visual. Como institución de educación, tiene y debe darle respaldo al naciente Archivo, en aspectos legales, de infraestructura, equipos, logística y personal, que lo fortalezcan y lo proyecten como un referente no sólo de consulta, visitas, extensión, sino como una valiosa herramienta para la investigación social, que nos sirve para refrescar la memoria. El proceso de recuperación de la memoria visual exige de dolientes, de gentes e investigadores entusiastas que con las lecturas aprendidas, emprendan igual labor en todos los municipios Afrocolombianos, labor que se puede desarrollar desde el colegio, la academia, los procesos sociales, las ONG´s y la investigación, como una forma de comenzar a visibilizarnos, a conocernos desde el pasado hacia el presente. GONZALO DIAZ CAÑADAS Periodista-Investigador
  10. 10. 10 I PARTE MEMORIA VISUAL Y FOTOGRAFIA MEMORIA Y SOCIEDAD La memoria visual contiene manifestaciones de diversa índole: El paisaje, sus elementos, su ritmo y equilibrio; lo musical, oral y literario; los bienes culturales, las bellas artes, los utensilios y objetos creados por la mano y la mente del hombre; costumbres y ritos de la sociedad o sus grupos; evidencias de vestigios arqueológicos o históricos, y de los elementos o espacios construidos por el hombre, elementos que van desde lo arquitectónico hasta lo urbano. Estas expresiones diversas muchas veces se confunden, superponen o complementan en la intensidad dinámica y compleja de la vida y su fundamento. La región y sus actores sociales requieren, urgentemente, reflexionar no solo sobre la fragmentación y la continuidad sino sobre la recuperación de su memoria. De cómo construir continuidades y las relaciones entre éstas, dadas por las características de sus sociedades y la simultaneidad de diferentes historias y en ese sentido se debe resolver el problema de cómo pensar la interacción de diferentes temporalidades dentro de un mismo territorio (que no solo esta dado por lo urbano- rural). Es necesario desarrollar la historiografía regional sobre los lugares de memoria, estrechamente asociada a la noción de memoria social, pero también a la noción de memoria oficial y política. En ese sentido es importante comprender que la memoria social se requiere para el estudio de temas como la construcción de la identidad regional. Existe una "íntima relación a establecer entre la historiografía, el patrimonio, la política, las singularidades, los modelos sociales, los lugares de memoria y la representación del espacio". A modo de hipótesis podemos decir que construir la noción de memoria visual afro colombina resulta decisiva para delimitar el tiempo presente. Además, este concepto permite la aplicación a la reconstrucción del pasado de los nuevos supuestos de la historia política, en especial, las categorías familia política, cultura política y generación, así como facilita el diálogo entre los campos de la historia en el tiempo presente. Con esto se pretende contribuir al conocimiento como herramienta documental para las investigaciones en la región, considerando la revisión de fuentes más representativas y la adquisición de material documental.
  11. 11. 11 Es tener puntos de referencia para el análisis de las innumerables problemáticas de las comunidades afrocolombianas y como forma de recuperar y valorar los elementos culturales y artísticos de la región. Manifestación en contra de la desmembración del Chocó,1954
  12. 12. 12 LA FOTOGRAFÍA COMO REGISTRO HISTÓRICO El lenguaje de la fotografía habla con muchas voces a los hombres que son capaces de entenderlo... Dirigentes Políticos, años 30 Desde el siglo XIX la fotografía ha representado un medio de registro histórico y una fuente de información sobre diferentes épocas en Colombia; el interés tardío mostrado por los archivos hacia las fotografías, por la conservación de un patrimonio que estuvo descuidado demasiado tiempo, ha obligado a la formulación de pautas para la organización, conservación y uso de fotografías. Aunque existen diferencias entre los conceptos archivo fotográfico y colección fotográfica, que tienen relación con la organización y el uso de cada uno, la polémica concierne a la utilización del término archivo fotográfico como sinónimo de colección fotográfica. 4 La información proporcionada por la fotografía es una fuente copiosa y definitiva para el conocimiento de los países y de la historia universal contemporánea. Este maravilloso invento nos ha concedido la facultad para poseer y conservar imágenes visuales del comportamiento humano durante los últimos ciento cincuenta años, e imprimir para la posteridad momentos reales, ciertos y observables. Pero a pesar de ser una elocuente prueba en la documentación histórica, son muchas las sociedades, entre ellas la chocoana, en donde se ha ignorado su indiscutible capacidad testimonial. 4 Archivos Fotográficos, pautas para su organización y manejo - Jorge Caicedo Santacruz - Archivo General de la Nación
  13. 13. 13 Innumerables acontecimientos de los que se tuvo un registro fotográfico se han perdido para siempre, sin dejar un rastro que proporcione indicios para el conocimiento de la verdad. Muchas colecciones fueron destruidas o diseminadas ante las embarazosas demandas para su preservación; los incendios, el clima, desconocimiento de métodos adecuados, costo de mobiliarios y de personal, sumados a una indudable falta de interés, esfumándose así una de las fuentes más fieles de experiencias pasadas e irrepetibles. Los primeros fotógrafos se convirtieron en cronistas tan pronto como lo permitió la técnica. El descubrimiento de la placa húmeda en 1851, la placa seca (preparada con anticipación y revelada después) en 1864 y la película moderna inventada por George Eastman, fundador de Kodak en 1884, los alentaron a ampliar su radio de acción. Gracias a este empeño nació el periodismo gráfico, pero hacia finales del siglo XIX eran pocas las personas que habían visto esas fotografías porque no existía un medio práctico para imprimirlas en los diarios, y las revistas sólo las reproducían de vez en cuando por el lento y costoso proceso de fotograbado; el fotógrafo llevaba las placas a un grabador en madera, quien las copiaba para hacer una xilografía que pudiesen utilizar los impresores en sus publicaciones. La fotografía llegó a convertirse en el mejor registro del paso de los hombres por sucesos y condiciones que señalan su existencia y dice mucho acerca de nosotros mismos, de los que fuimos y de lo que somos. Pero la fotografía nos dice también de los triunfos infantiles, de las costumbres familiares, de la belleza, de la transformación cultural, de las pequeñas señales y rasguños que vamos dejando a nuestro paso por el tiempo. Y a medida que progresa la técnica otorgando nuevas posibilidades, la fotografía permite trazar nuevas pautas en los registros de la historia y de la diplomacia, de tal manera que las generaciones del futuro podrán recurrir a los documentos fotográficos siempre que deban explorar la información concerniente a nosotros, los antepasados; nuestra civilización, nuestro mundo lleno de bondades como también de violencia y de errores. Las fotografías deben comunicar a quien las vea, una idea clara y objetiva. Cada fotograma tiene su razón de ser, una historia que contar, un suceso que reportar, una emoción que evocar. La fotografía puede entenderse como un ideograma cuyo contendido social es dinámico porque habla con varios perfiles de diferentes épocas, deteniendo en cada instante, particularidades de tipo individual con su entorno como escenario. Entendiendo lo visual como un todo frente a lo que refleje una imagen, de la memoria visual del Chocó hacen parte otras expresiones,que como arte antecedieron a la fotografía como fenómeno cultural y social y que se expresan a través de la pintura, el dibujo, el grabado, la escultura, el cine , el video, la T.V. A estas manifestaciones y lo que ha sido su presencia en esta región se orienta esta trabajo que es un primer paso en la búsqueda de una memoria perdida, dispersa y sin valorar.
  14. 14. 14 FOTOGRAFÍA E IMAGINARIOS NACIONALES Según el antropólogo de la Universidad Nacional, Guillermo Santos “la imagen fotográfica, es un lenguaje y la fotografía se diferencia de las otras imágenes, por que ésta es más cercana a la realidad”.5 La fotografía tiene un código visual, ubicado dentro de un marco, los cuales están ligados a la cultura occidental. De una u otra manera hay que manejar o conocer las virtudes de la cultura occidental, para poder manejar estos códigos, en la parte de video y cine. La imagen es de suma importancia, para reconstruir los imaginarios colectivos de un país, si no existieran imágenes ¿cómo representaríamos al Vietnam?. El docente de la universidad Nacional, Guillermo Santos dice, “que lo imaginario es lo opuesto a la realidad, no se puede tocar y por ende fotografiar”. Existen muchas fotos que registran la realidad del país en una determinada fecha, los documentos históricos, sobre la moda, los tipos sociales, el que hacer cotidiano y otras actividades cercanas a la vida, son muy dicientes para describir y acercarnos a una época pasada o presente de la Nación. En Colombia son bastantes las personas que han construido estos proyectos, y entre ellos podemos destacar la labor del fotógrafo Luis de Ramos, quien fue el encargado de fotografiar la Colombia de los años 20 y 30, donde se muestran los primeros intentos de modernización. En el trabajo de Luis de Ramos, se ve La Revolución en Marcha del ex presidente López Pumarejo. Las plazas de mercado y las otras fotografías en secuencias, ayudan a mostrar los imaginarios nacionales, en especial de la cultura cundiboyacense. A través de la puesta en escena de fotografías, de otros países podemos conocer momentos que han sido de gran importancia, para la cultura de una Nación, todo esto se logra mediante el dinamismo que se le pueda poner a la fotografía. Una imagen es la que tenemos de manera imaginaria en nuestra memoria, mientras que la fotografía capta y refleja hechos de personajes, lugares y acontecimientos políticos y sociales, que han ocurrido en la realidad. Sucesos que dan fe de la evolución económica del Chocó, de sus sociedades, las tragedias como el incendio de Quibdó, algunas tradiciones como la fiesta del Judío y el terremoto que sacudió Bahía Solano; por intermedio de la fotografía podemos obtener una imagen viva y real de la gravedad de éstos hechos que de una u otra manera han afectado el desarrollo normal del acontecer nacional. COMO TÉCNICA ANTROPOLÓGICA El análisis antropológico está basado en la descripción de los patrones de comportamiento que varios grupos humanos han desarrollado6 y para ello el poder 5 Rentería Jorge – Periódico CITARA
  15. 15. 15 descriptivo, expresivo y comunicativo de la fotografía se constituye en una herramienta de trabajo para los investigadores de las áreas sociales. En el campo de la ecología y contexto físico se pueden documentar las características zoológicas, botánicas y geográficas del medio ambiente, incluidas las modificaciones hechas por los humanos, la arquitectura y los patrones residenciales. La antropología de comunicación visual está orientada a la utilización de la fotografía como una metodología para generar información básica en investigación y los resultados fotográficos son utilizados para establecer comunicación con la población de investigación, con otra gente interesada, profesionalmente y con el público en general. Para el caso del Pacífico colombiano han sido varios los antropólogos que han utilizado la fotografía como herramienta fundamental para diversas investigaciones. En el marco de la VI Cátedra Anual de Historia se realizó una exposición de fotografías pertenecientes al archivo del Instituto Colombiano de Antropología e Historia ICANH. El objetivo de la muestra fue observar como el lente de los antropólogos de la segunda mitad del siglo XX ha representado a las poblaciones negras en el país; en esos 50 años que estas poblaciones emergen y se consolidad como objeto de estudio para la antropología. 7 La muestra estuvo acompañada por un breve recuento de los trabajos pioneros que desde la antropología han puesto sus ojos en las poblaciones negras del país y por extractos de poesía y literatura de autores negros. LA REVALORACIÓN DE LA FOTOGRAFÍA PRIVADA Durante mucho tiempo se consideró que la fotografía privada tenía valor únicamente para sus propietarios. Fuera de este ámbito había sido tenida en cuenta ocasionalmente en las historias de la fotografía como ejemplo de los perfeccionamientos técnicos pero sin ver en ella ningún valor adicional. Las fotografías, que habían logrado ocupar un lugar en los museos y galerías o que habían sido objeto de análisis por parte de algunas disciplinas, eran aquellas que, se estimaba, tenían atributos artísticos. Sin embargo, desde hace poco más de dos décadas las fotografías privadas han sido revaloradas, en especial por parte de los historiadores, que han visto en ellas testimonios documentales que han propiciado el planteamiento de nuevos métodos de aproximación a la investigación histórica. La imagen visual ha comenzado a adquirir el mismo nivel de relevancia de otros “soportes de la memoria”, como la escritura. NUEVAS PRÁCTICAS DE MEMORIA 6 La fotografía como técnica de antropología visual: Ronald J. Duncan. Gloria S. Duncan, Revista Colombiana de Antropología. Vo XVII 1074. 7 Desde la marginalidad de la construcción de la nación,150 años de la abolición de la esclavización en Colombia, VI Cátedra Anual d Historia “Ernesto Restrepo Tirado” museo Nacional, Ministerio de Cultura,2001.
  16. 16. 16 La creciente valoración de la fotografía privada de carácter aficionado ha dado lugar a experiencias significativas tendientes a llenar este vacío, especialmente en los archivos públicos. Desde finales de la década de 1990 se han llevado a cabo en algunas partes del país experiencias innovadoras en lo relativo a la conformación de archivos que den cuenta de la memoria visual y audiovisual de determinadas regiones con la participación de la comunidad. Tal es el caso de las experiencias realizadas en los departamentos del Valle del Cauca y Antioquia, a través de las cuales se ha pretendido conformar un gran archivo visual de la región a partir de las imágenes aportadas por el público. En otros países se han llevado a cabo experiencias similares con el mismo interés de revaloración de la fotografía privada. El Museo Victoria de Australia ha desarrollado un proyecto denominado El Álbum Familiar más Grande de Australia (Biggest Family Álbum in Australia), que cuenta con cerca de 9.000 fotografías. A través del portal en Internet del Museo se puede acceder a la base de datos para consultar este archivo, y la colección completa fue editada en un CD-ROM que aborda algunos temas como la importancia de la fotografía familiar, el uso de la fotografía como evidencia histórica, la historia de la fotografía en Australia, estudios de caso sobre el material ilustrativo de tres localidades rurales y guías por temas para la observación de fotografías dirigidas a estudiantes de escuelas. En otro ámbito, el canal de televisión The History Channel en los últimos meses ha lanzado en los países latinoamericanos la convocatoria “Fotos para el futuro”, que bajo el lema “Todos tenemos una historia que merece ser contada” tiene como objetivo invitar a sus televidentes a “enviar una foto que capture un momento en la historia y compartir en un testimonio escrito el amor, alegría, angustia, gozo, júbilo, pasión, etc… que la fotografía logra evocar”. RECREACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA A TRAVÉS DE LA FOTOGRAFÍA La fotografía nos permite recoger momentos e imágenes que ya no volverán y de igual manera que cuando nos viene la inspiración poética o literaria es necesario que nos encuentre trabajando para poder recogerla, para enlatar una maravillosa puesta de sol es indispensable tener la máquina allí y a punto. También existen imágenes de edificios, resultados de catástrofes, etc., que si no se toman en ese momento no tendremos otra oportunidad. La actividad del proyecto consiste en utilizando como base las fotografías antiguas que nos puedan suministrar los habitantes mayores de una localidad más las que de libros podamos recoger, tratar de reconstruir la historia de los últimos años de ese pueblo – El propósito de nuestra archivo recibe el nombre de proyecto de `HISTORIA VIVA´. La razón es bien sencilla: pretendemos la reconstrucción de lo que constituye la memoria, las representaciones, las obsesiones y proyectos que existan en poblaciones pequeñas, donde el papel de actor recae sobre las personas que peinan canas: nuestros mayores. Se trata de bucear ayudándonos con el método de la entrevista a fin de encontrar a través de los individuos la vida colectiva de la comunidad. La característica de nuestra técnica es que pretende hacer compatible un proceso de creación documental con una apoyatura audiovisual: en este sentido manejamos los
  17. 17. 17 exponentes más significativos de una cultura como son el stock de fotografías, música, ropa, muebles... propios de una población, con una doble intención: darlos a conocer mediante una proyección o exposición en primer lugar; posteriormente reclasificarlos en vistas a la custodia en archivo, su publicación y/o su conservación en CD-ROM. Nuestros informantes, apoyándose en esos soportes, expondrán con más facilidad los recuerdos del pasado al convertirse en guías y acompañante del discurrir de la mente. Asimismo, la documentación referida no sólo conduce el pensamiento por el cauce de la memoria histórica, sino que facilita la intelección y el análisis de los fenómenos decisivos o intranscendentes, en orden a la comprensión actual de la población interesada, tal y como ella los ha expresado. Queremos documentar hechos, ideas, mentalidades, formas de comunicación propias del contexto preferentemente no urbano, nuestro proyecto, permítasenos soñar, osa salvar del Hades del olvido y marginación la experiencia y la ciencia populares acumuladas en el tiempo de la existencia rústica, tan larga como profunda. Lo que pretendemos al suscitar el recuerdo, es recuperar de forma subjetiva y a la vez objetiva los hechos y datos determinantes de la historia contemporánea de un pueblo, analizar, no sólo la objetividad de esos datos, sino la importancia que los participantes le han dado, las vivencias que de esos hechos ha experimentado la ciudadanía, incluso las mitificaciones sufridas. No sería arriesgado afirmar que el fomento de estos espacios en que el público se siente partícipe de proyectos de construcción colectiva es cada vez más necesario en sociedades que difícilmente pueden ser representadas de manera unívoca. Por este motivo, la Universidad Tecnológica del Chocó á han establecido, como un programa permanente, la recepción de imágenes con el propósito de conformar un archivo cada vez más amplio que configure la memoria visual de todos aquellos aspectos relevantes para la historia de la ciudad y sus habitantes. Este proyecto, y otros similares que han sido objeto de investigación y representación por parte de la UTCH y de otras entidades, como la recuperación de historias barriales mediante la compilación de entrevistas, la inclusión de las manifestaciones culturales de los sectores sociales marginados o de las minorías étnicas, no sólo ponen al mismo nivel aquellas expresiones culturales tradicionalmente diferenciadas por juicios de valor obsoletos, sino que al mismo tiempo propician un espacio igualitario de participación de los habitantes de la región ciudad. Con ello se logra dar un primer paso para poner en escena y en el centro del debate la redefinición de conceptos tales como hogar, nación, comunidad e identidad.
  18. 18. 18 PARTE II LA FOTOGRAFÍA EN COLOMBIA Y EL CHOCO Hablar de un pionero o de un inicio de la fotografía en estas recónditas tierras, es una respuesta que esta investigación no ha logrado concretar, no obstante se conoce de los inicios de esta actividad en nuestro país, de una manera prematura por cierto y por el ingenio de colombianos y extranjeros que seguían paso a paso los avances del mundo occidental. La fotografía aparece en Colombia de manera muy temprana y particular con los trabajos del Barón de Gross en 1847, un diplomático Francés aficionado a este gran invento, quien siguiendo las informaciones de los avances de la fotografía en París, construyó una cámara con la que comienza a experimentar logrando resultados maravillosos, como las primeras imágenes en daguerrotipo de la calle del observatorio en Bogotá realizado en 1842. Años después Luis García Hevia, nacido en el seno de una familia de patriotas y quien era conocido como pintor de próceres y autoridades eclesiásticas se convierte en una de las figuras más sobresalientes de la pintura y fotografía en la primera mitad del siglo XIX, siendo una de sus obras más representativas la obra pictórica sobre la muerte del general Santander. García Hevia, se interesó en documentar fotográficamente los vestidos de distintas regiones, así como el paisaje y diversos aspectos de varias ciudades entre ellas Ambalema, Honda y Bogotá. El interés por la fotografía se había multiplicado en la Nueva granada y es así como se registran los devastadores efectos de la guerra de 1859 a 1862, épocas en que quizás algunos de los muchos aventureros extranjeros que llegaban en busca del oro y riquezas a nuestra tierra cargaran su cámara al hombro dejando huellas y recuerdos imposibles de localizar. La fotografía ha estado ligada a La historia del Chocó y es sin duda alguna una herramienta documental importante para el conocimiento de la historia y del desarrollo de los pueblos. Es muy probable que con el gran interés que reportó esta región por sus descubrimientos de oro y platino muchos personajes hubieran visitado estas tierras y captadas imágenes, dibujos, pinturas, grabados, óleos y todo tipo de expresiones artísticas, que plasmaban la realidad a través de la imagen. Vale recalcar que antes de la fotografía como tal y su impresión imperecedera en el papel, el hombre con diversas técnicas como el Daguerrotipo, el ambrotipo y el ferrotipo se aproximó de manera fiel a la impresión de la imagen.
  19. 19. 19 HISTORIA DE LA FOTOGRAFÍA EN EL CHOCO Istmina en 1899 Este trabajo de recuperación de la memoria visual del Chocó a nivel fotográfico toma como punto de partida y memoria viva, una imagen de Istmina en 1899 firmada por Rafael García ( Ralga ) que reposa en los archivos de El Espectador y una foto de la Familia Sánchez en Quibdó en 1905 y que hace parte de la colección recopilada por el Museo de Arte Moderno en el marco de la investigación que realizó durante tres años sobre la Historia de la Fotografía en Colombia, publicada en un completo volumen en 1996. A `partir de la década del 1920, corresponden otras fotografías antiguas localizadas en el periódico El Espectador y que corresponde a varias edificaciones y calles de Quibdó y otras regiones del departamento. El diario de los Cano alberga en sus archivos la mayor y más importante muestra visual del Chocó en el siglo registrando diferentes sucesos y eventos de importancia en la historia chocoana, tales como el Incendio de Quibdó, los trabajos de la Compañía Minera Chocó Pacífico en Andagoya y Condoto, visitas presidenciales, personajes destacados, al igual que una serie de imágenes de diferentes municipios, paisajes y temas. Este archivo conserva en buen estado diversas imágenes de acontecimientos y personajes , entre las cuales se encuentra cerca de 40 fotografías tamaño carta del padre del departamento e inspirador de la Universidad Tecnológica del Chocó, Diego Luís Córdoba Pino, al igual que otros personajes ilustres en el contexto nacional como Sergio Abadía Arango, Manuel Mosquera Garcés, Adán Arriaga Andrade, entre otros.
  20. 20. 20 A partir de esta fecha se conservan diversos registros impresionantes e incluso anónimos que reposan en los archivos de periódicos nacionales como, El Tiempo, El Colombiano, El ABC, El Relator de Cali, El Mercurio de Cartagena y en publicaciones como la Revista del Chocó editada por la Intendencia, la Geografía Ilustrada del Chocó del teniente Jorge Mendoza Nieto publicada en 1942 y la Geografía Económica de la Contraloría General de la Nación en 1943, además de una larga lista de libros nacionales y extranjeros que se conservan en archivos, hemerotecas y numerosas familias que desde mucho antes del incendio de octubre de 1966 habían emigrado al centro del país y en museos y bibliotecas de otros países como España, Suecia, Italia, Estados Unidos, etc. La historia del Chocó y en particular de Quibdó de principios de siglo siempre estuvo impregnada por la modernidad, cine en 1914, automóviles, fábricas, emisora, imprenta, barcos a vapor, hidroaviones, teatros, periódico, etc., dado el intercambio comercial y cultural con otras culturas, en la época en que la economía mundial del oro y el platino tuvo dependencia en el Chocó, tierras de multinacionales, inmigrantes sirio libaneses y de muchos confines del planeta. Quibdó, años 20 LOS INFORMES DE LA PREFECTURA En este registro visual de principios de siglo jugó un papel fundamental y protagónico la iglesia en todas sus épocas, pero en especial a partir de la creación de la Prefectura Apostólica el 14 de febrero de 1909 y se manifiesta a través de los diferentes informes oficiales que se presentaron al Delegado Apostólico de Colombia en los períodos 1909 - 1910, 1911-1915, informe que el Prefecto Apostólico del Chocó rinde al Arzobispo de Bogotá y Primado de Colombia como presidente de la Junta Arquidiocesana de Misiones 1916 -1918- 1919, al igual que en el libro publicado con motivo de las Bodas de Plata Misionales de la Congregación de Misioneros Hijos del Corazón de María en el Chocó
  21. 21. 21 1909-1934 y en la relación de algunas excursiones apostólicas en la misión del Chocó publicado en 1924. El aporte del equipo de misioneros claretianos al desarrollo de muchas actividades religiosas, culturales y cívicas en 90 años de actividades en el Chocó es invaluable por su gran aporte a la espiritualidad, la música, la arquitectura, el cine y la fotografía; con la osadía de quien descubre caminos de fe, se enfrentaron a un medio agreste y desconocido, buscando almas para conquistar con la existencia de Dios, surcando ríos, selvas húmedas y montañas en una gesta evangelizadora y colonizadora sin precedentes, muchos de estos misioneros españoles utilizaron la cámara fotográfica e incluso filmadora para registrar su trabajo y vivencias en el Chocó, que se plasmaron en cientos de fotografías y varias películas sobre el trabajo misionero, que son a su vez una perspectiva importante de la historia del Chocó y que a pesar del dramático incendio que afectó el Convento Episcopal en 1934, donde se perdió un importante archivo de cine, fotografías y documentos, aún se conservan algunos vestigios a través de textos y archivos oficiales de los misioneros claretianos, que se encuentran en las sedes de Medellín y Quibdó. 100 FOTOGRAFÍAS DEL CHOCÓ A ROMA Bajo los auspicios y dirección del prefecto apostólico Francisco Gutiérrez quien durante más de 25 años ocupó esta dignidad, la misión claretiana del Chocó participó en la gran Exposición Misional que con motivo del Primer Congreso Nacional de Misiones que se llevó a cabo en Bogotá en 1924. El mismo Padre Gutiérrez dio cuenta que la muestra del Chocó contenía, entre otros elementos, 850 artefactos fabricados por los indios encontrados en sus sepulcros, 140 muestras de madera, metales, resinas y aceites, se encontraban también 100 fotografías tomadas en el Chocó; toda esta muestra se envío luego a Roma para la Exposición Misional Mundial realizada en 1925 y de allí se estima fueron pasadas al archivo general de los claretianos en la capital italiana donde se estima reposan hoy. FOTOGRAFÍAS INTERESANTES DE LA PREFECTURA APOSTÓLICA DEL CHOCÓ 1. La ciudad de Quibdó, a vista de pájaro. 2. Altar mayor de la parroquia, con el hermoso grupo del corazón de María. 3. Interior de la iglesia parroquial de Quibdó en las fiestas del Corazón de Jesús.
  22. 22. 22 4. Altar mayor, antiguo de la Iglesia de Quibdó 5. Hermoso crucifijo que se venera en la Iglesia de Quibdó. 6. Vista de Quibdó tomada desde la orilla opuesta del Río Atrato; en primer termino la casa cural, residencias de los misioneros. 7. Reverendísimo Padre Juan Gil y García, primer prefecto Apostólico del Chocó rodeados de misioneros. 8. Comunidad de Hermanas de la Presentación de Quibdó. 9. Un rato de asueto de los párvulos de la Presentación. 10. Una procesión antigua en Quibdó. 11. Una procesión de nuestros días. 12. Vista antigua de la Ciudad de Quibdó. 13. El río Atrato, delante de Quibdó al amanecer (1). 14. El Río Atrato delante de Quibdó al amanecer (2). 15. En los claustros de las hermanas de la Presentación. 16.Grupo de niñas internas del Colegio de la Presentación de Quibdó. 17. Altar erigido en el salón del Colegio de las Hermanas de la Presentación, durante el mes de mayo, para honrar a María. 18. Oratorio del Colegio de las Hermanas de la Presentación de Quibdó. 19. Niño Jesús que venera las Hermanas de la Presentación. 20. Comunidad de los Padres Misioneros de Quibdó. 21. El ilustrísimo y Reverendísimo Adán Brioschi, acompañado de misioneros Chocoanos. 22. Un Padre misionero en su canoa, para ir a confesar a un enfermo en el río. 23. Casa y Colegio de las Hermanas de la Presentación. 24. Imprenta, propiedad de la misión. 25. Una calle de Quibdó. 26. Altar del Rosario en la Iglesia de Quibdó. 27. Comunidad de Misioneros residentes en Istmina. 28. Interior de la Iglesia Parroquial de Istmina. 29. Altar del Corazón de María de la Iglesia de Istmina. 30. Niño Jesús que se venera en la Iglesia de Istmina. 31. Imagen bellísima de la Virgen, que se venera en la iglesia de Istmina. 32. Iglesia, Torre y Casa cural de Istmina. 33. Imagen del señor resucitado que se venera en Ia iglesia de Istmina. 34. Lugar llamado el tambo, ó sea bodega donde se guarda la carga que va de Quibdó a Istmina y donde empieza el istmo que separa los ríos Atrato y San Juan. 35. Istmina a Raíz del incendio de 1923. 36. Istmina en 1924. 37. Varias vistas del importante caserío de Condoto centro del Platino del Chocó. 38. Iglesia y casa cural del caserío de Yuto, viceparroquia de Quibdó. 39. Iglesia y casa cural del poblado de Lloró, viceparroquia de Quibdó. 40. El puerto de Lloró, en el Río Andágueda. 41. Algunos niños de clase acomodadas de Lloró 42. Grupos de tipos de Lloró en días de fiestas 43. Esperando la hora del catecismo. 44. Niños del Catecismo de Lloró. 45. Tipos de indígenas del río Capá afluente del Atrato. 46. Tipo de los tambos de los indios; río Capá. 47. Indio pescando al atardecer en el río Capá, sirviéndose de la flecha. 48. Paisaje pintoresco y canoa del Misionero, piloteada por indios, en el río Capá.
  23. 23. 23 49. Altar de la capilla de Bagadó, río Andágueda, vice parroquia de Quibdó. 50. Casa cural de los Misioneros residentes en Pueblo Rico, de Caldas, Prefectura Apostólica. 51. Iglesia parroquial de Pueblo Rico. 52. Plaza del mercado de Pueblo Rico. 53. Vista del cerro Tatamá, sobre Pueblo Rico. 54. Grupo de la Adoración Nocturna, con su Director, Padre Suceso Villalba, Párroco. 55. Grupo de señoras adoradoras de Pueblo Rico. 56. Grupo de archicofrades del Corazón de María. 57. Feliz matrimonio que fundó el pueblo de Pueblo Rico. 58. Iglesia y casa cural de San Antonio del Chamí, viceparroquia de Pueblo Rico. 59. Acto solemne de la bendición de tres imágenes, para la capilla de San Antonio. 60. Escuela de San Antonio de Chamí. 61. Los reverendos Padres Fermín Larrazábal y Francisco Onetti, visitando Las escuelas de los indios. 62. Escuela de indios de la Misión en Purembará, región del Chamí. 63. Escuela de indios de la misión en Cuema, región del Chamí. 64. Indios, parte acudientes a las escuelas y partes de los ya instruidos en las mismas. 65. Escuela de artes y oficios de Buenos Aires, región del Chamí. 66. Escuela y pueblo incipiente de indios, llamada Mopurrú o Loyola en el alto Andágueda. 67. El padre Fermín de Larrazábal en exploración de las nuevas vías de comunicación entre los indios del Alto Andágueda. 68. Pueblo de Carmelo viceparroquia de Tadó, con su iglesia techada de cinc. 69. El Reverendo Padre Francisco Onetti visitando las escuelas, en uno de los derrumbaderos más peligrosos por lo estrecho y profundo. 70. El Padre Fermín catequizando a un grupo de indios en el bosque. 71. Potrero de la Misión, donde se enseña a los indios a criar el ganado y se regalan reses a los más asiduos en el trabajo. 72. El Padre F. Onetti remontando los horribles cabezones del Andágueda, en canoa. 73. Altarcito preparado por los habitantes de la ribera del río Cuajandó, región del Andágueda. 74. Capilla improvisada en medio del bosque; río Cuajandó. 75. Engribadó, quebrada que comunica el Andágueda con el San Juan; se ven unos pescadores buscando pescado para el misionero. 76. Bendiciendo a los fieles ribereños de Engribadó. 77. Lugar donde vinieron a parar tres Misioneros entre ellos el Reverendísimo Padre Prefecto Apostólico actual, después de mil peripecias, ya encima, ya debajo de las aguas salvándose milagrosamente. 78. Moliendo la caña en un trapiche del país para fabricar el guarapo y la panela. 79. Una cascada en pleno bosque, en las cabeceras del río Ichó. 80. Limpiando arenas de oro. 81. Socavón en una mina de oro; cabeceras del río Ichó. 82. Carreta descendiendo por el funicular en una mina de oro. 83. Acarreo de mineral en la misma mina. 84. Rueda motriz de los pisones en la dicha mina de Ichó. 85. Molino donde se beneficia el mineral.
  24. 24. 24 86. Apertura de un canal en la parte angosta de una vuelta larguísima del río Andágueda; muéstranse las fuertes corrientes del río. Este canal economiza tres kilómetros de vuelta. 87. Operación de la apertura de dicho canal, en el río Andágueda, punto del Arrastradero. 88. Grúa empleada para sacar barro y demás escombros. 89.Trabajos realizados para colocar la turbina en el cause del canal; éstas suministrarán energía eléctrica para mover las dragas en el río Condoto, a una distancia de 67 kilómetros. 90. Dragas para extraer y lavar la tierra separando el platino, en el río Condoto. 91. El joven sacerdote chocoano, Reverendo Padre Alcides Rojas, que comparte con los misioneros del Corazón de María la evangelización del Chocó. 92. Secciones del catecismo de Quibdó, con algunas señoritas catequistas. 93. Iglesia parroquial de Quibdó. 94. Después del matrimonio. Acompañando a su posada a los recién desposados. 95. Alrededores de Quibdó. 96. Obreros Chocoanos. 97. Grupo del Corazón de María, que se venera en la iglesia parroquia de Quibdó. 98. La Escuela alterna de Chupadero, Chamí. 99. Grupo de indios del caserío de Chupadero. 100. Niñas indias de la escuela de Jamarraya, Chamí. 101. Escuela de indios de Guapa, Chamí. 102. Altar de la iglesia de la viceparroquia de Lloró. 103. Vistas de la viceparroquia del Valle, costa del Pacífico. 104.Juradó, Nuquí, escuela de Cupica y un ejemplar matrimonio Costa del Pacífico. 105. Peligrosísima bocana del Valle, su capilla un cauchero. 106. Empresa eléctrica americana en el Andágueda, Chocó. 107. Preciosas imágenes de Nuestra Señora de la Candelaria, patrona de Bagadó, y de nuestra Señora del Carmen, primera estatua que recibirá culto en Nuquí, Costa del Pacífico. 108. Cuatro de los ocho Misioneros que murieron en el Chocó, víctimas de su celo Apostólico. NOTARIOS DE LA IMAGEN, CONGELADORES DE VIVENCIAS... JOSÉ MARÍA CERVELLO, LA MIRADA CLARETIANA Las primeras fotografías del Chocó aparecen publicadas en los informes con motivo de las bodas de plata de la Prefectura Apostólica 1909 - 1934 y bajo el crédito de la misión fueron realizadas en su gran mayoría por el misionero claretiano español José María Cervello, quien había nacido en Lérida España en 1899, ordenado sacerdote 24 años después antes de ser destinado al Chocó, donde se desempeñó como párroco de Quibdó en 1934 -1935, en Istmina 1942-1943 y misionero itinerante en el Baudó y la costa Pacífica, viajes y recorridos que le permitieron desarrollar una de sus principales aficiones :la fotografía.
  25. 25. 25 Cervello siempre demostró su interés por la fotografía y el cine, hizo en España cursos de dibujo, cine y fotografía antes de venir al Chocó, sin sospechar que le iban a servir de mucho para dar a conocer esta tierra. Según el libro “Grandes del Chocó” el padre Cervello recogió gran cantidad de material fotográfico que luego fue utilizado en la película filmada por los padres Ángel Maria Canals y Miguel Rodríguez “Amanecer en la selva”, pero principalmente le sirvieron para hacer exposiciones, dictar conferencias y charlas sobre el Chocó, en muchos sitios del país. Ángel Maria Canals, barcelonés (catalán) Nació en 1904 Y Murió en Washington en 1967, dedicó 10 años de sus vida misionera al Chocó 1930-1940, escritor, director de teatro, compositor , cineasta, biógrafo fue uno de los artífices de la fotografía y el cine claretiano en el Chocó. Conciente de su papel escribió sobre su afición por la fotografía " tengo a mi disposición una buena máquina fotográfica, aditamento imprescindible de todo buen trotamundos. Así se puede recoger y archivar las escenas interesantes que se observan entre las costas, ríos, selvas durante las largas correrías. Enfoco el motivo con la observación y diafragmó con la más escrupulosa veracidad y reveló después la placa con los puntos de mi pluma que fijan definitivamente en el álbum de mi diario de campaña para recrearme también más tarde en la visión intelectual de los hechos, personas y lugares que pudieron un día llamarme la atención." [1] El creativo e ingenioso sacerdote fue actor e inspirador del documental “Amanecer en la Selva” , una película que fue filmada en los años 1937-1940 por diversas regiones del Chocó , en especial el río Dubasa en el Baudó “Canals participante activo en estas películas describía aquí su anhelo e interés en el filme en su libro Sendas de Apostolado:” Desde hacía tiempo una idea, al parecer descabellada, me barrenaba la cabeza. ¿Por qué no dar a conocer lo abyecto de la vida de los habitantes de la selva chocoana para con ello excitar la compasión de las almas buenas, dándoles así la bella ocasión de practicar la caridad cristiana? Pero me hacía a mí mismo esta cuenta: si lo escribo no me leen. Si lo cuento, no lo creen. Que vengan a vengan a verlo, imposible que se convenzan de sólo oídas, lo es menos todavía. No quedaba, pues más que un remedio captar esas escenas y grabarlas en el celuloide para hacerlas luego revivir ante el público extrañado de que tan triste situación sea posible en pleno siglo XX. ¡Pero qué quijotada tan grande quien podrá comprender los esfuerzos necesarios para mantener en acción a toda una tribu durante varios días consecutivos y para que consistiera el brujo hacer a plena luz del día, lo que nunca ejecuta sino cuando imperan las tinieblas? “ . En esta película colaboró de manera denodada el misionero y fotógrafo José María Cervello quien aportó gran parte del material fotográfico y fílmico que había recopilado en sus múltiples recorridos por el Chocó y que fueron utilizado como ilustraciones en los informes oficiales de la prefectura apostólica de 1915, 1918,1921 y 1929, al igual que las que aparecen en el informe de algunas excursiones apostólicas de la misión del Chocó, obras que fueron impulsadas por el segundo prefecto apostólico Francisco Gutiérrez.
  26. 26. 26 [1] A.de M.CANALS, Sendas del Apostolado, 234 EL ABC: INICIOS DEL PERIODISMO GRÁFICO Si bien las primeras publicaciones periodísticas que surgieron en el Chocó a partir de 1834, como “El Indígena Chocoano” y” El constitucional del Chocó”, éste último de carácter oficial como órgano del gobierno de la provincia del Chocó , marcan el inicio de una actividad periodística fecunda, en la cual jugó un papel protagónico el tipógrafo, periodista e intelectual Antioqueño Carlos A. Orrego quien con su experiencia en la artes gráficas le dio un impulso a esta actividad , animó a personajes como Emiliano Rey , Benjamín Tejada y otros a emprender y fundar periódicos y revistas literarias, políticas principalmente. Orrego posteriormente llegó a dirigir la Gaceta Oficial, actividad que compartía con el acompañamiento al surgimiento de nuevos periódicos en Quibdó, Istmina y Nóvita. Estas publicaciones realizadas con pequeñas imprentas y formatos no incluyeron fotografía, años más tarde y a partir de la aparición del ABC aparecen las primeras fotografías en el diario ABC, que utilizaba para ello los tradicionales clichés, sistema que posteriormente fue evolucionando. El Diario de la tarde ABC fue fundado por Reinaldo Valencia en 1914 y hasta 1944 registró los mas importantes acontecimientos en el plano regional, nacional y mundial, se constituye en un referente de importancia en el registro de la Memoria visual y de la historia del Chocó de principios de siglo. La primera fotografía que aparece en el ABC fue del Intendente Justiniano Jaramillo, en la edición 32 del 6 de agosto de 1914, aunque la gran mayoría de ilustraciones utilizadas correspondieron en un principio a personajes de carácter nacional, que se deduce eran sacadas de periódicos y revistas de la época que llegaban hasta el Chocó o eran adquiridos en viajes al interior del país. A partir de agosto de 1922 el ABC comienza a publicar fotos del Chocó y sus personajes, el Presidente Marco Fidel Suárez sobre el río Atrato en el Carmen y el Dr. Emiliano Rey B representante al congreso por el Chocó. De aquí en adelante la presencia de la fotografía es más continua, en especial la de personajes del momento. El ABC publicaba fotografías del periódico “El Relator “de Cali, quien envió sus corresponsales al Chocó en la década del 20 logrando captar numerosas imágenes y publicar diversas informaciones sobre el acontecer regional, El ABC mantenía vínculos de
  27. 27. 27 colegaje con” EL Relator” que le permitió contar con un buen archivo de placas que sirvieron para ilustrar el periódico durante varios años. En el ABC aparecen publicadas diversas fotos bajo el crédito de la Intendencia lo que supone que existía un fotógrafo oficial encargado de realizar el registro de los acontecimientos; también está muy presente en este diario, en la Revista del Chocó y en otras publicaciones aparece un fotógrafo de apellido Muñoz, que firmaba así las fotos de su autoría y que suponemos fue el fotógrafo o prestó sus servicios a la intendencia. A partir de 1924 es cada vez más continua la aparición de imágenes en este diario, que realizó en octubre 12 de 1933 una edición especial de 24 páginas, 20 más de lo normal, en donde publica un informe especial que presenta monografías de los municipios de Quibdó, Condoto, Istmina, Tadó, Acandí, Bagadó, Riosucio, Carmen de Atrato, Lloró y la costa del Pacífico con abundante material fotográfico. Un registro de los principales lugares, hechos y personajes que aparecieron en este medio a partir de 1924, nos brinda la memoria visual de la primera mitad del siglo XX. EL CHOCÓ EN IMÁGENES Vista sobre el río Atrato Marzo 10 de 1924 Istmina: Aspecto de la ciudad tras el incendio de 1923- Abril 29 de 1924 Don Luis Lach LL. Director general de Obras Públicas Autor del proyecto de monumento a César Conto Mayo 10 de 1924 Un día de mercado en Condoto Foto Intendencia Marzo 8 de 1927 Vista panorámica de Quibdó Foto Intendencia Marzo 15 de 1927 Grupo de señoritas en la plaza del Carmen Vista panorámica con imágenes del incendio Foto Intendencia Marzo 23 de 1927 Fachada del edificio de la Penitenciaria de Quibdó Marzo 24 de 1927 Parte de la ciudad de Istmina Marzo 27 de 192 Cementerio de Quibdó, bóveda y panteón de la familia Rodríguez Coutin Mayo 16 de 1929 Vista panorámica del Carmen de Atrato Marzo 5 de 1935 Parque centenario de Quibdó Mayo 1935 Campamento de Andagoya Mayo 1935 Vista de Lloró Julio 18 de 1935 Quibdó vista de las Carreras primera y octava Mayo de 1937 Colegio de la presentación Palacio Intendencial Parque Centenario Cárcel Nacional Edifico escuela modelo parte de la avenida a Istmina Plazuela Benjamín Herrera Puente aéreo Interior del cementerio Colegio Carrasquilla en construcción Diciembre 17 de 1938
  28. 28. 28 Lancha” Teniente Leguizamo” Julio 10 de 1942 ALGUNOS PERSONAJES REGISTRADOS EN EL ABC Emiliano Rey Barbosa Representante al Congreso Agosto 18 de 1922 Candidato a la Intendencia Julio 20 de 1930 Autor del proyecto de honores a César Conto Junio 24 de 1935 Miguel Vargas Vásquez Intendente Nacional del Chocó Junio 3 de 1924 Jorge Valencia Lozano Secretario de gobierno de la Intendencia Junio 3 de 1924 Intendente del Chocó Febrero 1 de 1927 Primer aniversario de su muerte Febrero 20 de 1941 Víctor M. Domínguez y Gómez Junio 3 de 1924 Delfino Díaz Ruiz Secretario de Hacienda de la Intendencia Febrero 1 de 1927 Juan J. Carrasco Director General de Instrucción Pública Febrero 24 de 1927 César Díaz Ferrer Técnico electricista Abril 29 de 1927 Gonzalo Zúñiga Julio 12 de 1928 Alfonso Meluk Julio 20 de 1930 Periodista Recibe grado de abogado Dic 20 de 1939 Diego Luis Córdoba Parlamentario Marzo 5 de 1935 Adán Arriaga Andrade Mayo 27 de 1935 Parlamentario-Intendente Dionisio Echeverry Ferrer Secretario de Hacienda Pública Mayo 15 de 1935 Luis Llach Llostera Mayo 15 de 1935 Arquitecto César Conto Mayo 27 de 1935 Al celebrarse su centenario Jorge Isaacs Controversia sobre su nacimiento Mayo 27 de 1935 Sofonías Yacup Intendente del Chocó Nov 15 de 1935 Andrés Fernando Villa Aristo Laverde - Periodista Enero de 1936 Defino Díaz Ruiz Intendente del Chocó Abril 6 de 1937 Julia Ruiz Reina del Carnaval Dic 27 de 1938 Yolanda Meluk Princesa Real Dic 27 de 1938 Ramón Lozano Garcés Inspector Nacional del Trabajo Mayo 11 de 1939
  29. 29. 29 EXPEDICIÓN CIENTÍFICA SCADTA La Empresa de aviación Scadta de origen Colombo - Alemán que comunicaba al Chocó con el interior del país anunció en mayo 21 de 1930 que venía programando para estos días una expedición al mando del hábil fotógrafo Mr. Hauck, con el objeto de tomar aerofotografías, por cuenta de particulares y es esta la ocasión para que los señores industriales hagan tomar vistas, desde el aire, de sus fábricas, ingenios; de que la intendencia nacional contrate vistas de sus obras públicas y edificios y que los particulares también las hagan tomar de aquellas propiedades suyas que tengan una posición tal, que haga aprovechable la aerofotografía, por estar en sitios destacados, o expuestos. La agencia de la Scadta en esta ciudad vendió copias de dichas imágenes a un costo de $ 75,00 por el juego de tres, así: Dos copias del negativo y una ampliación de 30 x 40 cms., con entrega del negativo. El trabajo realizado por Scadta, empresa que posteriormente pasó a manos de Avianca incluyó imágenes que aún se conservan en el Museo de Arte Moderno de Bogotá y en la propia empresa y que corresponden a tomas aéreas de Istmina, Río San Juan por Tadó, Andagoya, Sapzurro, Sautatá, Dragas en el río Condoto, etc.8 8 Periódico ABC , Mayo 21 de 1930
  30. 30. 30 EL MERCURIO DE CARTAGENA Indudablemente una de las ciudades del país donde se estima reposa gran parte de la memoria del proceso histórico, comercial y cultural es sin duda alguna la ciudad de Cartagena con quien el Chocó mantuvo un importante intercambio comercial y cultural durante varias décadas. Para noviembre de 1933 el periódico El Mercurio de Cartagena contrató los servicios de la Fotografía Perrasse para realizar diversas fotografías sobre el Chocó, quienes antes de arribar a esta ciudad y en primera página avisaban a la ciudadanía a través del ABC, que aprovecharan este trabajo y abrirán durante 15 días su gabinete fotográfico en la ciudad, ofreciendo al público en general los servicios de fotografías artísticas, retratos para cédula postal, sombreados, ampliaciones, retoques, etc, que se realizaba a domicilio si así era requerido. LA GUÍA TURÍSTICA DEL CHOCÓ Otro buen acopio de fotografías que desafortunadamente desapareció ante el paso inclemente del clima, los incendios, la humedad, el descuido etc., fue el recopilado por la
  31. 31. 31 Sección de Agricultura y Estadística de la Intendencia en marzo 2 de 1934, a través de la convocatoria al concurso de la Guía de Turismo del Chocó,con el objeto de clasificar las mejores fotografías que existieran sobre los diferentes motivos regionales, bajo los siguientes parámetros o temas : Vida indígena , costumbres, industrias, bosques, ríos, montañas, edificios, colonias agrícolas, misiones, paisajes, monumentos etc. Para este concurso se estableció un premio de diez pesos oro para cada una de las seis mejores fotografías, la intendencia se abrogaba el derecho de adquirir las fotos que le interesaban a razón de 10 y 20 centavos según el tamaño. LITERATURA VISUAL Sin lugar a dudas los libros son los mayores depositarios de la memoria fotográfica del Chocó, allí han perdurado centenares de ilustraciones de regiones, personajes, edificios y panorámicas de las actividades económicas, la aviación , los edificios y monumentos. Muchos textos en los cuales aparecieron centenares de fotografías, ya no se consiguen y de existir como muy seguro habrán, serían verdaderas joyas literarias e históricas, dentro de ellas mencionamos, tres importantes publicaciones que aparecen reseñadas en el ABC y que aún no se han localizado en este trabajo como : César Conto su vida y su memoria de Gustavo Arboleda ; la Guía ilustrada del Chocó impresa en Quibdó , con fotograbados hechos en Cartagena, aquí aparecían retratos de personajes distinguidos del territorio, vistas panorámicas de las ciudades, fotografías de almacenes y edificios , etc. El titular del ABC de agosto 2 de 1923 no podría ser más diciente: “Un libro necesario”. Una gran cantidad de fotografías fue recogidas en marzo de 1934 por la sección de Agricultura y Estadística de la Intendencia Nacional del Chocó, quienes abrieron un concurso público para seleccionar las mejores fotografías para la Guía de Turismo del Chocó. Muchas de estas fotografías se repiten una y otra vez en los periódicos como el ABC, las publicaciones Claretianas, la Geografía Económica del Chocó (1943) realizada por la Contraloría General de la República, la Revista del Chocó (1929 ) que de manera especial despliega algunas obras de la Intendencia como la construcción de la carretera Quibdó- Tutunendo, los trabajos de la pala Heric en la vía Quibdó-Medellín, la inauguración del hermoso cementerio San José de Quibdó; la Geografía ilustrada del Chocó del teniente Jorge Mendoza Nieto, obra premiada en el concurso nacional de Geografía de 1941. La fotografía sin lugar a dudas tuvo un temprano y fecundo desarrollo visual en el Chocó, que avanza con mayor vigor a partir del 1940, cuando ya son ofrecidas en el mercado local por Don Jorge Bechara las cámaras y materiales Kodak, facilitando la manera más cómoda, económica y perfecta de lograr las fotográficas adecuadas.
  32. 32. 32 Los fotógrafos se abastecían de suministros como el papel, rollos y reactivos de Cartagena. De los años 30 al 50 logran un gran desarrollo, los fotógrafos circundan los actos políticos y sociales, cualquier lugar es bueno para posar a fin de obtener una buena foto, incluso la pista de baile de Tambodó, donde no podía dejar de estar con su cámara colgada y un trago en la mano, Aurelianito, el turco negro, un excelente fotógrafo de la bohemia quibdoseña. La calidad del papel mate que se utilizaba para las fotografías en blanco y negro, así como el grosor del papel tamaño postal, permiten la conservación de muchas de ellas, con todo su brillo y esplendor. Otra suerte hubieran corrido estas fotografías si hubieran sido tomadas en color, cuyos materiales utilizado se deterioran fácilmente en nuestro medio. Incluso en este aspecto gana la fotografía en blanco y negro como registro visual, capaz de captar hasta los destellos luminosos de los atardeceres chocoanos. LA GEOGRAFÍA ECONÓMICA DEL CHOCÓ: UN PANEO A LA DIVERSIDAD En 1943 y gracias a la presencia del istmineño Sergio Abadía Arango como Contralor General de la nación se inicia una importante cruzada por parte de una comisión de diversas disciplinas del saber, que concluyó en uno de los textos más importantes y completos sobre nuestra historia, con importante información demográfica, hidrografía, recursos naturales, etc. La geografía económica es donde quizás más se expresa el trabajo del fotógrafo chocoano Adolfo Rengifo en especial de la costa chocoana y utiliza parte de la fotografía del archivo de la intendencia., donde se aprecia una gran riqueza gráfica de diferentes regiones, edificios y aspectos paisajísticos y culturales del Chocó. La Geografía Económica redactada por un grupo d expertos que leyeron la región desde su aspecto histórico hasta proyecciones de desarrollo, es una lectura obligatoria de la realidad del Chocó que aún tiene vigencia. En el material localizado y publicado en periódicos como el ABA y la revista del Chocó, encontramos fotografias con el sello de FOTO ARIAS: Foto de Don Félix Meluk en su negocio acompañado de sus hijas Igualmente la firma FOTO MUÑOZ: Se destacan en una serie de fotos en los años 1928- 1930 publicadas en el Periodo ABC y la revista de la Intendencia, que corresponden a aspectos de Quibdó, vista de la ciudad y el parque centenario , la construcción de la vía Quibdó-Medellín, del Hospital San Francisco, construcción del cementerio San José de Quibdó. ARCHIVO FOTOGRÁFICO MUSEO DE ARTE MODERNO
  33. 33. 33 Como muestra de la recopilación que realizó el Museo de Arte Moderno en desarrollo de la investigación sobre la historia de la fotografía en Colombia, se cuenta hoy en este lugar con un pequeño archivo fotográfico sobre el Chocó, realizado por la empresa alemana de aviación Scadta que cubría sus rutas por el Chocó. Aquí nos encontramos una fotografía de 1905, donada por M.M. Rozo donde aparecen varios niños de la familia Sánchez (Isolina). Número Fuente corresponde 1961 Scaadta Vista aérea de Istmina 1695 Scaadta Tadó -Río San Juan 1696 Scaadta Andagoya 1698 Scaadta Pueblo del Pacifico 4247 M.M. Rozo Niños familia Sánchez ( Isolina ) 1905 - Anónimo 6746 Scaadta Sapzurro 6747 Scaadta Sapzurro 6748 Scaadta Sautatá 6749 Scaadta Río Condoto-Dragas 6751 Scaadta Istmina Propietario Miguel Rojas Fuente: Historia de la Fotografía en Colombia - Año 1922, archivo Scaadta EL ARCHIVO FOTOGRÁFICO DE CITARÁ Complementa esta búsqueda el aporte realizado por el periódico CITARA fundado por Gonzalo y Jorge Díaz Cañadas en marzo de 1992, con 105 ediciones hasta el 2006, al poner a disposición su archivo fotográfico para extractar de el aquellas manifestaciones noticiosas, informativas y culturales que cubrió este medio durante los últimos doce años en el departamento del Chocó. En estas paginas se registran desde 1992 a 2006, diversos acontecimientos que han sido noticia y que han hecho historia en múltiples aspectos de índole públicos, políticos, social, cultural, deporte, etc., que van desde las visitas presidenciales, gobernadores, hechos, movimientos sociales, organizativos, medio ambiente. Este medio fue testigo de excepción de la lucha de muchos, lideres, campesinos y sectores populares por los derechos étnicos y territoriales de comunidades negras que culminó con el reconocimiento como grupos étnicos en la constitución de 1991 y posteriormente con la expedición de la ley 70/93, y las posteriores entregas de títulos colectivos, hechos estos que aparecen documentados en el archivo, como insumos reales para el estudio de las reivindicaciones logradas por los afrocololombianos. Esta selección de 500 fotografías en formato digital y positivos, cedidas a este archivo , contienen aspectos visuales que tienen que ver con los personajes protagonistas de las historias, actividades culturales, transporte, economia,deporte,sociedad, medio ambiente , ríos,fauna,flora, artesanías.
  34. 34. 34 A nivel político administrativo se realiza una muestra fotográfica de los 31 municipios del departamento del Chocó, en aspectos geográficos, vivienda, urbanismo y arquitectura, sociedad, fiestas tradicionales, iglesia, paisaje, turismo, niños, mujeres, minería,etc., un recorrido por cuencas y regiones, ecosistemas y diversidad cultural, un viaje por todo el Chocó, sus atractivos culturales, sus tradiciones, sitios de interés histórico, todo al alcance de la investigación social y como antídoto para recuperar la memoria . Llaman la atención de esta galería, La entrega de los títulos colectivos desde el primero hasta el último, Don Vicente Romaña “El Pollo” disfrazado de virrey español, con Doña Lola Rengifo del Halaby leyendo el bando en San Pacho, acto simbólico, costumbrista que daba apertura a las festividades. O las graderías del estadio de Quibdó que tocó demoler a comienzos del 2000 por estar mal construidas, perdiéndose una inversión superior a los $ 400.000 .000 Eventos, reuniones y convenciones de los partidos políticos, uniones temporales en el M.L.P., conservatismo, Jorge Tadeo Lozano y Ernesto Samper, Luís Gilberto Murillo y Juan B. Hinostroza con Andrés Pastrana , hasta los actuales mandatarios Julio Ibarguen y Jhon Jairo Mosquera recibiendo al presidente Álvaro Uribe Vélez en Quibdó, cuando vino a presidir el Consejo Comunal de Gobierno. Muchos artistas y personajes de la farándula, el deporte, Jairo Varela, Alexis Lozano, Ricardo Valdez, Oscar Abueta, Hansel Camacho, Gloria Perea, Arista Perea, Saboreo, Atrato River, Sereno, etc., Las bellas Ilia Calderón presentadora, reinas y modelos como Magali Caicedo, Damaris de Diego, Claribet Hinostroza, Zolima Bechara, Vanesa Alexandra y demás beldades afros que han brillado con su piel de ébano por sus belleza en las pasarelas de Cartagena. Los periodistas en su ejercicio diario cotidiano, desde los decanos de la Radio en la Voz del Chocó, hasta la generación del 70 con Ricardo Arango y Carlos Díaz, con sus émulos Jairo Rivas Calidad Sánchez ,Nicolás Lozano, José Lorenzo Bejarano y de mas periodistas que se han movido cubriendo la noticia en los últimos 20 años. Unos que están otros que se han ido como Ricardo Arango Mosquera, quien aparece recibiendo un reconocimiento de la Asamblea Departamental, rodeado de su familia, o Heraclio Palacios “ El Pibe” al recibir su diploma como agente de la Fiscalía. El fogón de leña en el monte, la batea, la canoa, medio de transporte para un 40 % de la población para desplazarse a sus quehaceres cotidianos, los aparejos de pesca, el monte, el colino, la ciénaga, los espacios donde habita y se recrea la cultura afrocohocoana en contacto permanente con la naturaleza. Los movimientos sociales registrados durante el pasado siglo en Quibdó, con resonancia nacional en el 1957, 1967,2003, con los reclamos de agua y luz, vías, educación, salud, aparecen en este registro como testigos áticos de los justos reclamos y reinvidicaciones que fueron posibles para la región a punta de paros. Personajes: De todos los matices, desde los caciques, hasta humildes mineros, agricultores, bogas o labriegos, doctores de corbata, de cuello blanco y sin camisa.
  35. 35. 35 No faltan los llamados personajes típicos, que no faltan en los pueblo pintorescos como el Chocó, algunos de ellos ,afectados de la cabeza, otros resultados defectuosos de la naturaleza humana que aquí convivieron : Guabina, Simodosia, la modelo del año, Murdibulli, Anabeiba ,Elimeleth, Rutilio, Fosforito, Topacio, Machelo, Bala bala ,Diego Gómez,etc, personajes de personajes que rayan en la caricatura, aparentemente dementes , deformes y enfermos , victimas de la burla y la joda de la gente que también los divierte , hombre con aptitudes de niños llenos de alegría ,risas y ternuras que hacen parte de la historia mental de esta loca…localidad.
  36. 36. 36 III PARTE FOTÓGRAFOS DEL CHOCÓ MEMORIAS VIVAS Cuando uno anda a pie y descalzo, pero contento de vivir otro día más por entre los signos y las voces y por entre las vértebras del consciente colectivo, tiene toda la oportunidad de asimilar por los poros y por los sentidos, las vivencias humanamente abortantes del contenido de vida de un ayer, que la generación de hoy no vivió y que parte también de esta misma generación, enterró en escombros de olvido su raigambre y su identidad. Es así como uno descubre valores vivos.9 A pie y descalzo, también es posible tocar a las personas invisibles que se mimetizan con la sencillez, se desenvuelven en un espacio insólito o les guarda un rincón la pobreza; esconden entre pecho y espalda grabaciones testimoniales frescas, como aljibes de épocas pasadas y que además, manejan un lenguaje especial de pueblo, de barrio, de calle, de maestros ambulantes en la academia de la vida. Quiero dar a entender, como para rescatar, que dentro de la riqueza cultural del Chocó, también hay un pasado que contar y que todavía hay tiempo para ello, porque siempre es temprano!, las claves no se han perdido... Pero es preciso detectar estos seres especiales debajo de los olvidos, acurrucados en largas y extenuantes jornadas de quietud, con la mirada distraída, o empacando ilusiones para otro mundo. Estos viejecitos artesanos depositaron sus anhelos congelando instantes y los cristalizaron en oficios nobles y complacientes en el registro indeleble del tiempo. Que grato es sentir la necesidad de poder enhebrar en este preciso instante, el testimonio de estos actores veteranos que le hicieron un retrato al Chocó. COSME DAMIAN MORENO J. Elías Valencia “Cochero” y Ciro Castro ....aún recuerdan como Don Cosme se introducía debajo de una capa negra desde donde controlaba el encuadre y el obturador de su cámara fotográfica montada sobre un gran trípode. Cosme tenía en su estudio una foto viejísima de un carnaval en Quibdó, donde aparecía el viejo Rodolfo Castro Baldrich disfrazado de domador de tigres, a la foto se le llama “El Ipotenuso del Iscuecente“, Había otra foto en las que aparecían Enrique y Edgardo Santacoloma, Leonardo Garrido Villa, el mismo Cosme Moreno, Musa 9 Zapata Cano Alvaro : Memorias Vivas : Milciades De Diego : trabajó en blanco y negro – PERIODICO CITARA , edición 71-junio de 2000
  37. 37. 37 Guechet disfrazado de conejos, cantando una canción popular de la época alusiva a los conejos Cosme Damián Moreno es considerado el pionero de la fotografía en el Chocó, actividad que desarrolló durante décadas y que compartió con sus funciones de empleado público, mecánico, notario y hasta alcalde de Carmen de Atrato, de donde fue sacado a escondidas para evadir la turba conservadora, durante la época de la violencia política. Según Oscar Díaz Mendoza, Cosme inicia su actividad artística en 1927, tenía una cámara fotográfica única en el mundo, de fabricación holandesa, con un águila encima, que parecía una cafetera con una especie de tubitos, Oscar Díaz en abril del 1948 en Bogotá al entrar a un estudio, vio una parecida y se lo comentó al fotógrafo, quien le mostró un catálogo viejo de cámaras que no se conseguían y ahí estaba la sofisticada cámara que utilizaba Cosme en el Chocó. Sus estudios funcionaron en la calle Alameda cerca donde está hoy la sede de Bienestar Familiar, aunque también realizaba trabajos a domicilio visitando diferentes familias que lo solicitaban. Cosme utilizaba como negativo un vidrio al que se le aplicaba una solución de nitrato de plata y se exponía a la luz hasta que diera el claroscuro y había que aplicar el colodión, aunque también utilizaba el papel. En su carácter de hombre público hizo parte de la vida de San José del Palmar como primer inspector de policía, Notario de Quibdó y periodista, pues dirigió el periódico “La Crítica “que él mismo imprimía en un mimeógrafo y que funcionó por muchos años y que voceaba su nieto Alonso Toro Moreno, quien conserva parte del archivo familiar en donde se aprecia una foto de Luis Longa, un italiano poblador de la vereda la Italia, donde tuvo una gran hacienda llamada Roma. Cosme Moreno de ancestros paisas nació en Quibdó y se vinculó a San José del Palmar Chocó antes de que éste fuera municipio. Hombre cívico, que defendió a toda costa los intereses chocoanistas en dicho municipio. Este hombre viajaba desde la ciudad de Quibdó en canoa por el río Quito, pasando por El Tambo hasta llegar a Istmina, luego a Condoto, Nóvita y siguiendo el curso de los ríos y caminos, hasta San José del Palmar, allí estuvo don Cosme radicado por algunos años con su familia, dando ejemplo de hombre cívico y emprendedor hasta que las condiciones hicieron que se radicara de nuevo en la ciudad de Quibdó. Contrajo matrimonio con Rosina Guerrero con quien tuvo los siguientes hijos: Nelly, Adriana, Colombia, Rina, Lilian y Mari. Fallecida la señora Rosina, casó en segundas nupcias con la pereirana Otilia Mejia con quien dio vida a: Aníbal, Alba, Evelin, Alcira, Iván, Otilia, Alberto y Filomena. Murió el 3 de diciembre de 1974, en Quibdó.
  38. 38. 38 ADOLFO RENGIFO GONZÁLEZ Nació entre 1907 a 1910 y murió en 1945, fueron sus padres Adolfo Rengifo y Ester González y sus hermanos: Salomón, Perseo, Neftalí, Eva, Roberto, Julio Alberto, Ester y Rita, su único hijo Francisco Rengifo, quien tenía 5 años de edad cuando su padre fallece. Adolfo Rengifo González fue uno de los artistas más completos y destacados de este siglo; su dominio sobre la pintura, contribuyó a mejorar y a retocar sus trabajos fotográficos. Aunque fue fotógrafo particular, andariego, encargado de los procesos de cedulación en el Chocó, su mejor y perdurable registro de su trabajo se expresa en la Geografía Económica del Chocó, editada por la Contraloría General de la República en 1943, siendo Contralor General el Chocoano Sergio Abadía Arango. Esta obra es sin duda alguna de las de mayor importancia dentro de la literatura del Chocó, recoge la más completa información sobre aspectos históricos, geográficos, económicos y culturales y es a su vez una muestra visual que a través del fotógrafo Rengifo, quien luego recorre palmo a palmo el departamento, muestra impresionantes imágenes de regiones y paisajes de este Chocó que hasta hoy perduran en la páginas del mencionado libro. Tuvo sus estudios durante varios años en el Barrio Yesca Grande, en la casa de su familia, donde hoy se encuentra la Droguería Yesca Grande. Una característica de este fotógrafo y artista fue la de firmar sus obras con el crédito de foto Rengifo y de su autoría la Geografía Económica del Chocó, publicó una serie de fotos sobre la Costa Pacifica, sus playas, sus paisajes, los atardeceres, la furia del mar fotos, etc, entre otros están: Salida por Boca Vieja-Juradó Atardecer costeño Playas de Juradó Entrada por el río Abegá Punta Brava Furias del mar Sacadores de ostión El vuelo de los alcatraces
  39. 39. 39 Hermosos meros en Juradó Pesca en el río Tebada Igualmente llegó hasta las cabeceras del río Napipí donde habitaban las comunidades indígenas del río Napipí para mostrar el trabajo del labrado de grandes canoas, la pesca en los cristalinos ríos, el embarque de maderas en Buchadó, el trabajo de quema de tierras y cultivo para el maíz, o los nativos pilando arroz en las costas de Juradó Otra huella importante del trabajo de Rengifo fue la realización de los óleos de la galería de los rectores del Colegio Carrasquilla que hoy reposan en la sala de profesores y donde se encuentran grandes prohombres y educadores de la chocoanidad. Su fotografía fue impecable, el encuadre, la perspectiva, el enfoque se caracteriza como un trabajo profesional, propio del ojo del artista. Como todo gran artista vivió una vida tormentosa y pasional, que lo llevó primero a la cárcel, cuando tras un ataque de ira y celos asesinó a un marinero en el barrio la Yesquita el epicentro de la zona de tolerancia de Quibdó. Rengifo no resistió ver a Eleuteria o “ Cabecita “ una negra muy bonita con la que mantenía relaciones, en brazos de otro. En su paso por la cárcel aprendió pintura y fotografía, según el fotógrafo Milciades de Diego, un gringo que también se encontraba preso le enseñó, aunque después realizó estudios por correspondencia, al salir de la cárcel puso su estudio fotográfico en la Yesca grande y comenzó una fecunda actividad profesional a través de la fotografía y la pintura, hasta llegar a convertirse en el pintor de cabecera de los personajes ilustres de la época. Según Oscar Díaz Mendoza, la mujer causante de su desgracia se había ido a Cartagena y Caracas, pero regresa a Quibdó 15 años después en 1942, siendo la misma troza de mujer. Estando en la inauguración de un nuevo bar, Cabecita y otras muchachas departían con un paisa negro, corpulento que trabajaba en la carretera, estaban en esa tomata, cuando llegó Rengifo quien al ver la escena y ciego de ira y celos sé avalanza con una navaja sobre el paisa, quien estaba con machete y revolver, de un momento a otro en el forcejeo, sonó el disparó dándole la muerte. Su cadáver permaneció aguantando aguacero toda la noche, pues el alcalde que era Delfino Díaz Ruiz, vino sólo hasta la mañana siguiente a realizar el levantamiento. Rengifo hasta su muerte en forma prematura, fue un hombre enamorado y sin barreras, fue sin lugar a dudas uno de los grandes del Chocó en la fotografía y la pintura.
  40. 40. 40 MILCIADES DE DIEGO “ La cosa es muy sencilla: yo aprendí a tomar fotos dormido, soñé que tenía una cámara y que andaba pa´arriba y pa´abajo tomando foto a todo lo que veía, y con la primer platica que me dieron en la planta eléctrica en ese entonces, compré mi primera cámara donde los Bechara, una kodak 127 que me costó tres pesos. Me instalé por primera vez en la carpintería del señor Aureliano Quesada que quedaba en la calle primera al frente de la Policía”. Don Milciades De Diego. Abril del 2000. Corresponde al último vestigio y forjador de la historia de la fotografía en el Chocó, a la única memoria viva que aún sobrevive, en el olvido y la pobreza. , un autodidacta de la fotografía, profesión que ejerció con altivez hasta que lo atropelló la tecnología, las cámaras instantáneas, el color. Nació el 3 de mayo de 1925 en el río Munguidó, vivió en Quibdó donde se vinculó como empleado en la Planta Eléctrica, tuvo 12 hijos en dos mujeres, su esposa fue Honoria Moreno con quien tuvo 4 de ellos. Milciades de Diego fallece en su habitación del Barrio Cristo Rey a inicios del 2002. El inicio de Milciades en la fotografía es muy particular. Él se soñó que tenía una cámara propia e iba caminado y fotografiando
  41. 41. 41 todo a su paso. Al día siguiente sacó parte de su sueldo como empleado de la planta eléctrica de Quibdó, bajo el mando del alemán Man donde ganaba $ 45 pesos mensuales y compró su primera Cámara Kodak 127, por $ 3 pesos, en el almacén de los hermanos Bechara Agentes de Kodak para el Chocó. Sólo señalaba que “La fotografía la aprendió solo señala y los primeros rollos los llevaba a revelar al estudio de Adolfo Rengifo en el barrio Yesca Grande”. Su actividad fotográfica callejera la desarrollaba los domingos cuando se iba la gente a pasear por el viejo hospital, un lugar agradable al cual iban los novios y jóvenes a contemplar la vista de Quibdó y la moderna edificación, las gentes aprovechaban para sacarse sus fotografías tendidos en la hierba, con sus amigos y familiares. Su primer estudio funcionó de manera improvisada dentro de un cuartico en la carpintería de Don Aureliano Quesada, ubicada al frente de la Policía, de allí pasó al Barrio César Conto , donde hoy radica. Después de más de 30 años de actividades y ante el paso de la modernidad y la tecnología y el color las cosas cambiaron, los químicos y elementos que se requerían para el proceso de revelado y copiado fueron cambiando, la exigencia misma del Estado a través de los documentos públicos de las fotografías en color, contribuyó a que el servicio que tradicionalmente se ofrecía de fotografía para documentos y cédulas en especial se tecnificara. En su casa del barrio César Conto, con paredes de tablas viejas y tenues como el color de la fotografía antigua cuando se desvanece por el paso de los años, Milciades permanece todos los días sentado viendo pasar la gente y el tiempo. En una de las paredes de su humilde casa y con una capa de polvo acumulado cuelgan dos de sus tesoros más valiosos una foto suya, siendo adolescente que le hizo Adolfo Rengifo el maestro y que le costo $ 7 pesos y enmarcado también, el oficio de enero 15 de 1943 por medio de cual el secretario de Gobierno de la Intendencia del Chocó, Ramón Lozano Garcés, lo designaba por decreto 19 como Jefe de la Comisión de Cedulación de la Provincia del Pacífico, trabajo que le permitió recorrer el Bajo Baudó, Dubasa, Acandí, realizando el proceso de cedulación para cientos de compatriotas. Hasta hace 5 años aún realizaba algunos trabajos y aún recuerda con nostalgia y recita de memoria los elementos que utilizaba para preparar el revelador hidroquineno, sulfito de sodio, bromuro de potasio que es el que quema la película” exclama al recitar todos los ingredientes con memoria fotográfica, a su vez que observa la moderna cámara Canon automática y digital que cargamos, como esperando la última foto. En la sala de su casa aún se conserva cerrado un improvisado cuarto oscuro, unas lámparas y un centenar de fotografías en blanco y negro para documentos que nunca reclamaron y un letrero que dice “Las fotos de hoy son el recuerdo del mañana”. Milciades como parodiando a su tocayo de cien años de soledad, sucumbe sus últimos días en la pobreza, sin ningún tipo de protección, sin una jubilación, ni servicio médico, incluso sin una cámara.
  42. 42. 42 AURELIANO ORTIZ Nació en Cértegui, pero vivió la mayoría de sus años en Quibdó donde pasó su juventud. Su padre fue un minero afortunado que corrió con suerte y pudo amasar una fortuna que le permitió establecerse con un negocio en la carrera primera de Quibdó donde habitaban principalmente los comerciantes y familias de raza blanca, llegando a ser reconocido como “ el Turco Negro”, el mismo que años más tarde y dada la tradición de las familias pudientes de sacar los hijos al centro del país o al exterior, envío a Aureliano fuera del Chocó a estudiar y conocer, recorre Bogotá, Cali, la costa e incluso llegó a París. En su paso por Lórica donde ejerció la fotografía se enamoró de una atractiva costeña con quien se casó y posteriormente trajo a Quibdó a conformar el hogar que dio luz a 3 hijos. Al regresar al Chocó sus amigos esperaban ver un Aureliano profesional, pero no, el viajero llegó con una cámara fotográfica colgada al cuello y desde ese día su actividad comercial y profesional fue la fotografía. Instaló en Quibdó un estudio por la carrera Segunda al lado de donde es hoy la Red de Solidaridad Social, después se pasó a la carrera primera al lado del convento. Aureliano Ortiz fue un hombre negro, de barbas y chiveras blancas que imprimían en él un sello de clase, estirpe y gracia, bonachón y bohemio, buen conversador, querido por la gente que lo llamaba “Aurelianito” fue testigo y se encargó no solo de congelar acontecimientos de una época, sino a registrar los cientos de feligreses que desfilaban por sus estudios en busca de la tradicional foto del recuerdo con la pinta dominguera; hombres pero sobre todo mujeres desfilaron ante su lente con la mejor pose, vistiendo los diferentes estilos de la moda de la época; llegando incluso a realizar algunos desnudos artísticos con voluptuosas mujeres negras que querían verse en todo su esplendor en el espejo de papel que es la fotografía. Su estudio con paredes decoradas con paisajes de fondo, contaba con los elementos mínimos para su trabajo, los químicos y el papel los pedía a domicilio vía Adpostal. Hasta sus 60 años recorría las calles de Quibdó en una bicicleta, amigo del aguardiente, las mujeres y la bohemia. Tomó cientos de fotos de personajes bailando en Tambodó, uno de los griles más importantes de la década del 50. LOS HOMBRES DE FOTO SOL FotoSol es toda una institución que se creó en torno al oficio de la fotografía y que hoy cumple 40 años de actividad en el campo de la fotografía comercial, trayecto en el cual se han destacado tres importantes figuras en el contexto de la historia de la fotografía en el Chocó. FotoSol fue creado por el señor Juan Serna, un antioqueño oriundo del Peñol que decidió en la década del 60 probar fortuna en el campo de la fotografía y abre su primer estudio en la Cra Quinta entre calles 25 y 26, época en que según su condiscípulo y fotógrafo Raúl Vásquez le iba muy bien con los soldados del Batallón Bomboná que existía en
  43. 43. 43 Quibdó. Eran épocas difíciles para el ejercicio de la fotografía, pues Quibdó carecía de luz eléctrica permanente por lo cual los fotógrafos tenían que ingeniársela en sus estudios para aprovechar la luz solar. En la década del 70 y con una clientela consolidada, FotoSol se traslada a la Cra tercera detrás del edificio de la Presentación. Juan Serna trasmitió sus conocimientos en este arte a Raúl Vásquez Vásquez, un inquieto joven carmeleño que se enamoró del oficio y a la postre en el 70 tras la partida de Serna a Antioquia, asume el manejo del negocio, recibiendo como herencia de su maestro una cámara de fuelle, sin lente, el cual fue improvisado con ingenio permitiendo seguir laborando hasta que pudo adquirir mejores equipos. Vásquez fue un fotógrafo integral, un hombre culto y preocupado por la calidad de su trabajo y a quien le tocó vivir como fotógrafo momentos importantes en la historiografía chocoana como la visita de Rojas Pinilla y su presentación en el parque Centenario uando el propio presidente al verlo encartado tratando de lograr una imagen del presidente y la multitud le ofreció una silla y se le ubicó en el mejor ángulo para que lograra tomar la panorámica. Este mismo fotógrafo logró imágenes impresionantes del incendio de Quibdó en octubre de 1966, luego de que ayudó a un hermano a trasladar sus pertenencias hasta su residencia en la calle Alameda en la casa de Chimilor, sacó su cámara con la cual pudo captar. cómo las llamas hasta de 20 metros, acababan con gran parte de la ciudad. Raúl Vásquez a pesar de considerarse un fotógrafo de estudio y poco amante de la reportería, recuerda con nostalgia las imágenes que logró de muchos sitios de Quibdó y que desaparecieron con el paso del tiempo y ante el implacable clima, tales como el edificio de la Intendencia, la antigua catedral, el Palacio Municipal, el Instituto Femenino Integrado e incluso una representación teatral de la Biblia realizada en el Carmen de Atrato. A mediados del 60, Vásquez se traslada a Cartago dejando FotoSol al manejo de Carlos Marín, otro acucioso joven Carmeleño a quien ayudaba con sus estudios en el Colegio Carrasquilla los cuales abandonó para dedicarse a la fotografía, actividad que aún desempeña y que le ha permitido sacar avante la empresa a la cual se le fueron incorporando otros servicios como fotocopiadoras, laminaciones, heliografías, etc. Marín se distinguió por lo impecable de sus fotografías y por las postales que realizaba con paisajes del Chocó y que tuvieron mucho auge por parte de nativos y turistas que visitaban la región.
  44. 44. 44 Con Carlos Marín, FotoSol fue trasladado a la Cra Tercera donde adquiere el mayor arraigue e importancia en nuestro medio hasta finales de los 90,cuando se establecen en Quibdó varias modernas empresas multinacionales como Foto Japón y Casa Color, con equipos automáticos que realizaban el revelado y copiado en una hora. En la actualidad FotoSol también adquirió nuevos equipos y sigue viva en la competencia, ofreciendo tarifas especiales a los diferentes fotógrafos comerciales de Quibdó. De igual manera en sus instalaciones se ha establecido un pequeño museo donde reposan las cámaras y equipos utilizados en un pasado.
  45. 45. 45 IV PARTE El Chocò, en todos sus aspectos, ha pasado por la lente de destacados maestros de las fotografías cuyas obras han sido expuestas en las cinco partes del mundo e impresas en libros, revistas y periódicos como muestra de una tierra anclada entre las montañas, la selva y los mares de Colombia. LOS FOTOGRAFOS FORÁNEOS Han sido muchos los fotógrafos aficionados y profesionales que han llegado a estas tierras, por motivos de trabajo, turismo y hasta de placer. Desde los símbolos de la fotografía en Colombia Nereo y Leo Matiz, hasta numerosos reporteros gráficos, turistas y aficionados, cada uno dentro de su estilo se llevó en sus fotografías parte del espíritu y el alma chocoano, si nos atenemos a la creencia indígena que con la fotografía se va o queda parte de cada ser. En el marco de la actividad periodística, es larga la lista de periodistas y reporteros gráficos que han llegado a cubrir diferentes sucesos que han acaecido a lo largo del siglo pasado. Llamaron la atención de la prensa nacional y han inspirado miles de artículos y reportajes sobre lo mágico, paradójico, misterioso y biodiverso que es el Chocó: la actividad minera de las multinacionales americanas e inglesas en la zona del San Juan, las visitas presidenciales de Olaya Herrera, Santos, López, Lleras, Pastrana, Turbay Ayala, Belisario, etc. En lo cultural revistas como Cromos reseñan una crónica de Gonzalo Arango el celebre poeta y escritor en su visita a Quibdó, invitado por la Cámara Júnior a ofrecer varias conferencias; son muchas las anécdotas de su viaje y muchas las personas que compartieron sus locuras y excentricidades.
  46. 46. 46 Gonzalo Arango en el Chocó LEO MATIZ Considerado uno de los fotógrafos más importantes de Colombia. Leo Matiz visitó el Chocó en su condición de reportero gráfico de El Tiempo en 1939, cuando realiza una gira por Colombia, en la cual captó con su ojo mágico sorprendentes imágenes del Chocó, algunas de las cuales reposan en el archivo de la Fundación que lleva su nombre. Con una larga trayectoria en Colombia y el exterior, Leo Matiz según Álvaro Mutis “en sus fotos no quiere decir más ni menos de lo que su cámara ha registrado. Hay en ellas esa honestidad básica, ese rechazo a toda retórica efectista, a todo barroquismo de simular, que las hace tan evidentemente valiosas y perdurables. Leo Matiz sabe muy bien lo que quiere que la cámara vea; es lo mismo que él ha visto y nada más. Un instante del hombre y del mundo que ha de permanecer allí como testimonio de un cierto orden, de una cierta sensibilidad y de una vocación que durante toda una vida se ha entregado a la ardua tarea de hallar la verdad, no de inventarla”. Fallece en Bogotá el 24 de octubre de 1998 y gran parte de su obra se encuentra publicada a través de varios libros y se conservan algunas fotografías originales en la Fundación que lleva su nombre y que funciona en Milán – Italia, bajo la dirección de su hija Alejandra Matiz. ROBERT WEST Este destacado geógrafo y geólogo norteamericano, como profesor de la Universidad de Louisiana fue uno de los primeros científicos e investigadores que presentó trabajos de manera rigurosa sobre la región del Pacifico, realizados en 1954; con la obra Las tierras Bajas del Pacífico, trabajo que sirvió de discusión y referencia en el Simposio sobre tierras húmedas realizado en Quibdó en 1958.
  47. 47. 47 La obra de West es publicada en inglés y solo hasta el 2000 es traducida por el ICAN, en una edición que se constituye en una herramienta etnográfica para el análisis y el conocimiento de la estructura biodiversa del Pacífico, que aún sigue vigente. A nivel visual el libro contiene una serie de fotografías de pueblos, ríos, ecosistemas, personas, productos agrícolas, artesanías, transporte, etc, realizadas por él mismo en sus travesías que plasmaron con fidelidad la situación de los pueblos en ese entonces que no dista mucho de la realidad de hoy. La traductora de la obra fue la investigadora Claudia Leal, quien visitó la Universidad de Louisiana donde trabajó Robert West, encontrándose con 39 rollos de negativos de 35 mm y 265 negativos de 6 x 6 en perfecto estado, al igual que algunas cintas en formato de video, lo que se constituye en un tesoro visual del Pacífico. LA OBRA DE NEREO LÓPEZ MEZA Desde los primeros años del siglo XX, cuando los misioneros claretianos registraron en fotografía las ciudades, poblados y gentes del Chocó, muchos reporteros gráficos han captado acontecimientos y lugares que testimonian la evolución del departamento en diversas épocas. Los primeros reportajes gráficos para la prensa fueron realizados por fotógrafos del periódico “El Relator” hacia 1920. Posteriormente los principales diarios y revistas del país enviarían a sus fotógrafos al Chocó, uno de los cuales fue Nereo López Meza, fotógrafo Cartagenero quien, como jefe del Departamento Fotográfico de la revista Cromos, estuvo en el Choco en 1957, haciendo un amplio reportaje gráfico. Nereo estuvo en Quibdó, Condoto, Istmina y Andágueda. Sus fotos de gran formato captaron la agitada vida de Condoto durante la fiebre del oro; las calles de Istmina; leñadores en el San Juan y las típicas escenas callejeras de Quibdó, cuando aún era “la ciudad de madera”. Los balcones de la Carrera Primera pasaron por su lente, justo algunos años antes del gran incendio de 1966. Nereo López es el fotógrafo de lo colectivo de la gente que llena plazas y calles de las incipientes ciudades del Chocó a mediados del siglo XX y cuyas imágenes constituyen un invaluable testimonio histórico gráfico.

×