SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 12
El Bosque Hacer click para continuar
Tiempo atrás, tuve un vecino,  cuyo "hobby" era plantar árboles en la enorme quinta de su casa.  Algunas veces observaba desde mi ventana el esfuerzo para plantar árboles  y más árboles todos los días. Entretanto, lo que más me llamaba la atención era el hecho de que él jamás regaba los renuevos que plantaba.
Noté después de un tiempo  que sus árboles  estaban demorando  mucho en crecer.  Cierto día, decidí acercarme a él y le pregunté si el no tenía recelo de que los árboles no crecieran, pues percibía que el nunca los regaba. Fue entonces cuando, con un aire orgulloso, me describió su fantástica teoría.
Me dijo que si regase sus plantas,  las raíces se acomodarían a la superficie y quedarían siempre esperando  por el agua más fácil venida de encima. Como él no las regaba, los árboles demorarían más en crecer, porque sus raíces tenderían a migrar para el fondo, en busqueda del agua y de las variadas fuentes nutrientes encontradas en las capas más inferiores del suelo.
Esa fue la charla que tuve con aquel vecino mío. Después me fui a vivir a otro país,  y nunca más lo volví a ver...
Varios años más tarde, al retornar del exterior,  fui a dar una mirada a mi antigua residencia.  Al aproximarme, noté un bosque que antes no había.  Mi antiguo vecino había realizado su sueño! Lo curioso es que aquel era un día de un viento  muy fuerte y helado, en que los árboles de la calle  estaban arqueados, como si no estuviesen resistiendo el rigor del invierno.
Mientras tanto, al aproximarme a la quinta del que había sido mi vecino,  noté cómo sus árboles estaban sólidos,  practicamente no se movían,  resistiendo implacablemente aquella ventolera. ... Efecto curioso, pensé yo...
Las adversidades por las cuales aquellos árboles  habían pasado, habiendo sido privados del agua,  parecían haberlos beneficiado, como si hubiesen recibido el mejor de los tratamientos. “ Dios mío, libra a mis hijos de todas las dificultades y agresiones de este mundo”. Todas las noches, antes de irme a acostar, doy siempre una mirada a mis hijos me inclino sobre sus camas y observo cómo han crecido. Frecuentemente oro por ellos. La mayoría de las veces, pido para que sus vidas sean fáciles.
He pensado que es hora de cambiar mis plegarias. Este cambio tiene que ver con el hecho  de que es inevitable que los vientos  helados y fuertes  alcancen a nuestros hijos. Sé que ellos encontrarán innumerables problemas,  y ahora me doy cuenta de que mis oraciones para que las dificuldades no ocurran,  han sido demasiado ingenuas... ...Pues siempre habrá una tempestad  ocurriendo en algún lugar...
Al contrario de lo que había hecho, ahora pediré que mis hijos crezcan con raíces profundas, de tal forma que puedan sacar energía de las mejores fuentes  -de las más divinas-,  que se encuentran en los lugares más remotos. Lo haré porque queramos o no, la vida no es muy fácil.
Oramos demasiado para no tener dificultades,  Pero lo que necesitamos hacer es pedir para desarrollar raíces fuertes y profundas,  de tal manera que, cuando las tempestades lleguen y los vientos helados soplen, resistamos con valor y no seamos dominados.
Creación original: Mel Traducción: M. C. Valenzuela Música: Yanni: Dance with the Wolves Que Dios te dé raíces profundas!

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

La actualidad más candente (14)

El bosque
El bosqueEl bosque
El bosque
 
Desarrollar raíces profundas para nuestros hijos
Desarrollar raíces profundas para nuestros hijosDesarrollar raíces profundas para nuestros hijos
Desarrollar raíces profundas para nuestros hijos
 
El Bosque
El BosqueEl Bosque
El Bosque
 
El Bosque
El Bosque  El Bosque
El Bosque
 
El bosque 10
El bosque 10El bosque 10
El bosque 10
 
El Bosque (por: mel / mcvalenzuela / carlitosrangel)
El Bosque (por: mel / mcvalenzuela / carlitosrangel)El Bosque (por: mel / mcvalenzuela / carlitosrangel)
El Bosque (por: mel / mcvalenzuela / carlitosrangel)
 
El bosque 1724(2)
El bosque 1724(2)El bosque 1724(2)
El bosque 1724(2)
 
El Bosque
El BosqueEl Bosque
El Bosque
 
El bosque
El bosqueEl bosque
El bosque
 
26024 El Bosque
26024 El Bosque26024 El Bosque
26024 El Bosque
 
El boa qsque
El boa qsqueEl boa qsque
El boa qsque
 
El bosque
El bosqueEl bosque
El bosque
 
El bosque
El bosqueEl bosque
El bosque
 
El bosque
El bosqueEl bosque
El bosque
 

Destacado

La intervenció psicomotriu: un marc privilegiat per a la formació moral al pa...
La intervenció psicomotriu: un marc privilegiat per a la formació moral al pa...La intervenció psicomotriu: un marc privilegiat per a la formació moral al pa...
La intervenció psicomotriu: un marc privilegiat per a la formació moral al pa...Veure, pensar i sentir
 
El moviment dels infants i la intervenció dels adults
El moviment dels infants i la intervenció dels adults  El moviment dels infants i la intervenció dels adults
El moviment dels infants i la intervenció dels adults Veure, pensar i sentir
 
Autonomia equilibrio-armonia-pickler
Autonomia equilibrio-armonia-picklerAutonomia equilibrio-armonia-pickler
Autonomia equilibrio-armonia-picklerpaovz
 
Una propuesta para la observación de los parámetros psicomotrices
Una propuesta para la observación de los parámetros psicomotricesUna propuesta para la observación de los parámetros psicomotrices
Una propuesta para la observación de los parámetros psicomotricesVeure, pensar i sentir
 
El desarrollo motor segun pikler
El desarrollo motor segun piklerEl desarrollo motor segun pikler
El desarrollo motor segun pikler24etet
 
Modelo de educación personalizada de Carl Rogers
Modelo de educación personalizada de Carl RogersModelo de educación personalizada de Carl Rogers
Modelo de educación personalizada de Carl RogersCarlos Sanchez
 
Pedagogía humanística, pensamienro de carl rogers
Pedagogía humanística, pensamienro de carl rogersPedagogía humanística, pensamienro de carl rogers
Pedagogía humanística, pensamienro de carl rogersricardow111
 
Reflexiones con Francesco Tonucci
Reflexiones con Francesco TonucciReflexiones con Francesco Tonucci
Reflexiones con Francesco TonucciMaria Rey
 

Destacado (20)

Peso niñas 0 a 5 años
Peso niñas 0 a 5 añosPeso niñas 0 a 5 años
Peso niñas 0 a 5 años
 
Modulo 2 Acabado
Modulo 2 AcabadoModulo 2 Acabado
Modulo 2 Acabado
 
La intervenció psicomotriu: un marc privilegiat per a la formació moral al pa...
La intervenció psicomotriu: un marc privilegiat per a la formació moral al pa...La intervenció psicomotriu: un marc privilegiat per a la formació moral al pa...
La intervenció psicomotriu: un marc privilegiat per a la formació moral al pa...
 
Organitzar l'espai exterior
Organitzar l'espai exteriorOrganitzar l'espai exterior
Organitzar l'espai exterior
 
Observación niños con nee
Observación niños con neeObservación niños con nee
Observación niños con nee
 
Paràmetres d'observació
Paràmetres d'observacióParàmetres d'observació
Paràmetres d'observació
 
El moviment dels infants i la intervenció dels adults
El moviment dels infants i la intervenció dels adults  El moviment dels infants i la intervenció dels adults
El moviment dels infants i la intervenció dels adults
 
Autonomia equilibrio-armonia-pickler
Autonomia equilibrio-armonia-picklerAutonomia equilibrio-armonia-pickler
Autonomia equilibrio-armonia-pickler
 
Frato
FratoFrato
Frato
 
Emi pikler
Emi piklerEmi pikler
Emi pikler
 
Una propuesta para la observación de los parámetros psicomotrices
Una propuesta para la observación de los parámetros psicomotricesUna propuesta para la observación de los parámetros psicomotrices
Una propuesta para la observación de los parámetros psicomotrices
 
Full d'observació
Full d'observacióFull d'observació
Full d'observació
 
El desarrollo motor segun pikler
El desarrollo motor segun piklerEl desarrollo motor segun pikler
El desarrollo motor segun pikler
 
L'expressió plàstica
L'expressió plàsticaL'expressió plàstica
L'expressió plàstica
 
Modelo de educación personalizada de Carl Rogers
Modelo de educación personalizada de Carl RogersModelo de educación personalizada de Carl Rogers
Modelo de educación personalizada de Carl Rogers
 
FRATO. Escuela y Aprendizaje
FRATO. Escuela y AprendizajeFRATO. Escuela y Aprendizaje
FRATO. Escuela y Aprendizaje
 
Parlem de teatre
Parlem de teatreParlem de teatre
Parlem de teatre
 
La psicomotricidad en la escuela
La psicomotricidad en la escuelaLa psicomotricidad en la escuela
La psicomotricidad en la escuela
 
Pedagogía humanística, pensamienro de carl rogers
Pedagogía humanística, pensamienro de carl rogersPedagogía humanística, pensamienro de carl rogers
Pedagogía humanística, pensamienro de carl rogers
 
Reflexiones con Francesco Tonucci
Reflexiones con Francesco TonucciReflexiones con Francesco Tonucci
Reflexiones con Francesco Tonucci
 

Similar a El bosque

Similar a El bosque (16)

Crecer por dentro enviat
Crecer por dentro enviatCrecer por dentro enviat
Crecer por dentro enviat
 
El bosque
El  bosque El  bosque
El bosque
 
El bosque 10
El bosque 10El bosque 10
El bosque 10
 
26024 el bosque
26024 el bosque26024 el bosque
26024 el bosque
 
Refleja Las Adversidades
Refleja   Las AdversidadesRefleja   Las Adversidades
Refleja Las Adversidades
 
Refleja Las Adversidades
Refleja   Las AdversidadesRefleja   Las Adversidades
Refleja Las Adversidades
 
Refleja Las Adversidades
Refleja   Las AdversidadesRefleja   Las Adversidades
Refleja Las Adversidades
 
Refleja Las Adversidades
Refleja   Las AdversidadesRefleja   Las Adversidades
Refleja Las Adversidades
 
El frio huracan karl de medellin
El frio huracan karl de medellinEl frio huracan karl de medellin
El frio huracan karl de medellin
 
Hojita de los niños. Domingo de Ramos
Hojita de los niños. Domingo de RamosHojita de los niños. Domingo de Ramos
Hojita de los niños. Domingo de Ramos
 
Lectura recreativa.
Lectura recreativa.Lectura recreativa.
Lectura recreativa.
 
Cuentos
CuentosCuentos
Cuentos
 
Cuento Esperanza por Maria Alburjas
Cuento Esperanza por Maria AlburjasCuento Esperanza por Maria Alburjas
Cuento Esperanza por Maria Alburjas
 
Leyendas2
Leyendas2Leyendas2
Leyendas2
 
Soñando un mundo diferente
Soñando un mundo diferenteSoñando un mundo diferente
Soñando un mundo diferente
 
11. sección 11
11.  sección 1111.  sección 11
11. sección 11
 

Más de Veure, pensar i sentir (19)

Teatro de sombras
Teatro de sombrasTeatro de sombras
Teatro de sombras
 
Katalog 2010
Katalog 2010Katalog 2010
Katalog 2010
 
La observación psicomotriz
La observación psicomotrizLa observación psicomotriz
La observación psicomotriz
 
Hojas de observación
Hojas de observaciónHojas de observación
Hojas de observación
 
El bosque
El bosqueEl bosque
El bosque
 
Principis bàsics de lóczy
Principis bàsics de lóczy Principis bàsics de lóczy
Principis bàsics de lóczy
 
Persones que respiren i deixen respirar
Persones que respiren i deixen respirarPersones que respiren i deixen respirar
Persones que respiren i deixen respirar
 
Paraules justes marta graugés
Paraules justes   marta graugésParaules justes   marta graugés
Paraules justes marta graugés
 
La participació del psicomotricista en el joc dels infants
La participació del psicomotricista en el joc dels infantsLa participació del psicomotricista en el joc dels infants
La participació del psicomotricista en el joc dels infants
 
El cos té les seves raons
El cos té les seves raons El cos té les seves raons
El cos té les seves raons
 
Dona'm temps
Dona'm temps Dona'm temps
Dona'm temps
 
Talla niños de 5 a 19 años
Talla niños de 5 a 19 añosTalla niños de 5 a 19 años
Talla niños de 5 a 19 años
 
Talla niñas 5 a 19 años
Talla niñas 5 a 19 añosTalla niñas 5 a 19 años
Talla niñas 5 a 19 años
 
Peso niños 5 a 10 años
Peso niños 5 a 10 añosPeso niños 5 a 10 años
Peso niños 5 a 10 años
 
Peso niños 0 a 5 años
Peso niños 0 a 5 añosPeso niños 0 a 5 años
Peso niños 0 a 5 años
 
Peso ninas 5_a_10_anos
Peso ninas 5_a_10_anosPeso ninas 5_a_10_anos
Peso ninas 5_a_10_anos
 
Estatura ninos 0_a_5_anos
Estatura ninos 0_a_5_anosEstatura ninos 0_a_5_anos
Estatura ninos 0_a_5_anos
 
Estatura ninas 0_a_5_anos
Estatura ninas 0_a_5_anosEstatura ninas 0_a_5_anos
Estatura ninas 0_a_5_anos
 
Masaje infantil
Masaje infantilMasaje infantil
Masaje infantil
 

El bosque

  • 1. El Bosque Hacer click para continuar
  • 2. Tiempo atrás, tuve un vecino, cuyo "hobby" era plantar árboles en la enorme quinta de su casa. Algunas veces observaba desde mi ventana el esfuerzo para plantar árboles y más árboles todos los días. Entretanto, lo que más me llamaba la atención era el hecho de que él jamás regaba los renuevos que plantaba.
  • 3. Noté después de un tiempo que sus árboles estaban demorando mucho en crecer. Cierto día, decidí acercarme a él y le pregunté si el no tenía recelo de que los árboles no crecieran, pues percibía que el nunca los regaba. Fue entonces cuando, con un aire orgulloso, me describió su fantástica teoría.
  • 4. Me dijo que si regase sus plantas, las raíces se acomodarían a la superficie y quedarían siempre esperando por el agua más fácil venida de encima. Como él no las regaba, los árboles demorarían más en crecer, porque sus raíces tenderían a migrar para el fondo, en busqueda del agua y de las variadas fuentes nutrientes encontradas en las capas más inferiores del suelo.
  • 5. Esa fue la charla que tuve con aquel vecino mío. Después me fui a vivir a otro país, y nunca más lo volví a ver...
  • 6. Varios años más tarde, al retornar del exterior, fui a dar una mirada a mi antigua residencia. Al aproximarme, noté un bosque que antes no había. Mi antiguo vecino había realizado su sueño! Lo curioso es que aquel era un día de un viento muy fuerte y helado, en que los árboles de la calle estaban arqueados, como si no estuviesen resistiendo el rigor del invierno.
  • 7. Mientras tanto, al aproximarme a la quinta del que había sido mi vecino, noté cómo sus árboles estaban sólidos, practicamente no se movían, resistiendo implacablemente aquella ventolera. ... Efecto curioso, pensé yo...
  • 8. Las adversidades por las cuales aquellos árboles habían pasado, habiendo sido privados del agua, parecían haberlos beneficiado, como si hubiesen recibido el mejor de los tratamientos. “ Dios mío, libra a mis hijos de todas las dificultades y agresiones de este mundo”. Todas las noches, antes de irme a acostar, doy siempre una mirada a mis hijos me inclino sobre sus camas y observo cómo han crecido. Frecuentemente oro por ellos. La mayoría de las veces, pido para que sus vidas sean fáciles.
  • 9. He pensado que es hora de cambiar mis plegarias. Este cambio tiene que ver con el hecho de que es inevitable que los vientos helados y fuertes alcancen a nuestros hijos. Sé que ellos encontrarán innumerables problemas, y ahora me doy cuenta de que mis oraciones para que las dificuldades no ocurran, han sido demasiado ingenuas... ...Pues siempre habrá una tempestad ocurriendo en algún lugar...
  • 10. Al contrario de lo que había hecho, ahora pediré que mis hijos crezcan con raíces profundas, de tal forma que puedan sacar energía de las mejores fuentes -de las más divinas-, que se encuentran en los lugares más remotos. Lo haré porque queramos o no, la vida no es muy fácil.
  • 11. Oramos demasiado para no tener dificultades, Pero lo que necesitamos hacer es pedir para desarrollar raíces fuertes y profundas, de tal manera que, cuando las tempestades lleguen y los vientos helados soplen, resistamos con valor y no seamos dominados.
  • 12. Creación original: Mel Traducción: M. C. Valenzuela Música: Yanni: Dance with the Wolves Que Dios te dé raíces profundas!