Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

GUIÓN TEATRAL - EDIPO REY

63.172 visualizaciones

Publicado el

EDIPO REY, TRAGEDIA GRIEGA DE SÓFOCLES

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

GUIÓN TEATRAL - EDIPO REY

  1. 1. EDIPO REY, TRAGEDIA GRIEGA DE SÓFOCLES Luego de resolver el enigma de la Esfinge Edipo contrae matrimonio con Yocasta, reina de Tebas, viven durante varios añosjun tos y procrean a 4 hijos, pasa el tiempo y de pronto una gran peste arrasa a toda la región sin que haber remedio alguno.Edipo como rey de Tebas decide tratarde dar solucionesa lascalamidades. Frente al palacio de Edipo,un grupo de Tebanos, en actitud suplicante y portando ramas de olivo se acercan. El Sacerdote de Zeus se adelanta solo hacia el palacio.Edipo sale y contempla al grupo en silencio.Después les dirige la palabra. EDIPO: ¿Por qué vienenapresuradamente conramossuplicantes?¿Cuál esel motivode estareunión?¿Que temen? ¿Que desean? SACERDOTE: La ciudad comoves,estáinvadidode pestes,yestosjóvenesyyovenimosaimplorarte,que nossocorras de esta desgracia,porque túfuiste nuestrolibertador.Ahorapueste suplicamosque busquesremedioanuestra desgracia. EDIPO: Sus malesme sonconocidos;ustedessufren,ylaúnicasoluciónque encuentroesenviarami cuñadoCreonte al templode Delfosparaque se informe de lossacrificiosque debamoshacer,perosuausenciatardamuchomás de lo que debería. NARRADOR: Ingresa Creonte. EDIPO: ¿Que respuestasnostraesde parte del Dios?¿Qué medionoslibrarade ladesgracia? CREONTE: Desterrandoal culpable ylimpiarconsumuerte el asesinatoque impurificaalaciudad. EDIPO: ¿A qué hombre se refiere al mencionarese asesinato? CREONTE: Teníamosaquí un reyllamadoLayo,antesde que tu gobernaraslaciudad ynos mandael oráculo que se castigue a loshomicidas. EDIPO: ¿Cómo encontraremoslashuellasde uncrimentandifícil de probar?¿Fue enlaciudad?¿enel campo?¿enotra tierra? CREONTE: Se fue a consultaral oráculoy no volvióacasa. EDIPO: ¿Y nohay ningúnmensajeroni compañerode viaje,que presenciaranel asesinato? CREONTE: Han muertotodosexceptouno,que nosabe decirmásque lo asaltaronunosladronesymataron a Layo. EDIPO: ¿Y qué desgraciaunavezmuertovuestrorey,impidiódescubriralosasesinos? CREONTE: La Esfinge consus enigmasnoshizoolvidaruncrimentanmisterioso. EDIPO: Puesyo procurare indagarlodesde suorigen,puesquienmatoaLayo, puede que tambiénme quieramatar. NARRADOR: Sale el sacerdote y sus acompañantes. CORO: Se va arruinandotodoel pueblo,ynoaparece ideafelizque nosayude alibrarnosdel mal. NARRADOR: Entra Tiresias y su acompañante. EDIPO: ¡Oh Tiresias!Biensabesenque ruinayace laciudad,y no halle otro,sinotu,que puedasocorrerlaysalvarla. TIRESIAS: Nodeberíahabervenido,dejaque vuelvaacasa. EDIPO: No rehúsesdecirnostodoloque sabes;pueste lopedimosenactitudsuplicante TIRESIAS: Noquieroafligirme,ni afligirte,de mi nadasabrás.Porque esoque deseassaber,yavendrá,aunque yome locallo. EDIPO: Puesesoque ha de venir,esprecisoque me lodigas;ysi noestuvieraciego,afirmaríaque tusolohas cometidoel asesinato. TIRESIAS: ¿Verdad?Puesdesdehoyte ordenoque nome dirijaslapalabra,puestu eresel serimpuroque mancilla estatierra. EDIPO: ¿Que has dicho?Repíteloparaque lo entiendabien. TIRESIAS: Es que hable,auna piedra?erestúel asesinode Layo,a quiendeseasencontrar. EDIPO: Te aseguroque no repetirásdosveceslamortificante injuriaque me haslanzado. TIRESIAS: ¿Quieresque te digaotrascosas,que aumentaratu desesperación?tuignorasladesgraciaenque vives,con losseresque te son más queridos. EDIPO: ¿Tiene algoque verCreonte entodoesto? TIRESIAS: Ningúndañote ha hechoCreonte. EDIPO: (Solo) Sinhaberloyosolicitado,el fielCreonte,amigodesdeel principioconspiraensecretocontramí y desea suplantar,sobornandoaeste mágicoembusteroyastutocharlatán. CORO: Parece Edipo,que tuspalabras ytambiénlasde este,hansidoproferidasaimpulsosde cólera.
  2. 2. TIRESIAS: Aunque túseasrey,te contestare comosi fueratu igual ¿Túno te dascuenta que eresunser odiosoante todoslosindividuosde tufamilia,tantocomolosque han muertocomoa los que viven;ni que lamaldiciónde tu padre y de tu madre te arrojara de esta tierra,y noverasmás que tinieblas? EDIPO: ¿Cómo nomando que te mandenenseguida? TIRESIAS: Yo nunca habría venido aquísi no me hubiesesllamado,paratuspadresque te engendraronyoera un sabio,y a tu parecersoyun necio. EDIPO: ¿Quiénfue el que me engendro? TIRESIAS: Hoylo conocerásy lomataras, me voy ya,niñoguíame. EDIPO: Si, que te guie lejosde aquí,que tu presenciame atormenta. TIRESIAS: Me voy,así pueste digo:Ese hombre que tantotiempobuscasy a quienamenazasypregonascomoasesino de Layo, estáaquí; se le tiene porextranjero;peroprontose descubriráque estebanode nacimiento.El mismose reconocerá,hermanoypadre de suspropioshijos,hijoymaridode lamujerque lopario,y co-maridoy asesinode su padre. NARRADOR: Sale Tiresias CORO: Ya eshora de que emprendalahuidael que llevoacabo el más horrendoe infame crimen,puesse lanzan contra él,terriblese inevitablesfurias. NARRADOR: IngresaCreonte CREONTE: Ciudadanos,me he enteradode lasterriblesacusacionesque el tiranoEdipohalanzadosobre mí,si en mediode lasdesgraciasél cree que yohe sidocapaz de causarle algúnperjuicio,noquierovivircargadosde deshonras. EDIPO: Hey! Tú,¿Cómo te atrevesa venirporaquí? ¿Creías acaso que yono descubriríaesasintrigastuyas,oque aunque lasdescubriera,note ibaa castigar? CREONTE: Primerodebesoírmi contestación,dime que dañoesese que te inferidoyo. EDIPO: ¿Cuántotiempohace que Layo desapareció? CREONTE: Muchos añosdesde entonces EDIPO: Perohiciste investigaciones,paradescubriral culpable? CREONTE: Lo hicimos,ynadalogramosaveriguar EDIPO: Entonces¿Por qué el sabionoreveloantes,loque ahoradice? CREONTE: Nolo sé,noquierohablarde lo que ignoro. EDIPO: Cuandoel enemigoprocede ensuconspiración,yotomoresoluciones,porque si me quedotranquilo,mis proyectosseránenvano. CREONTE: ¿Qué quierespues,desterrarmedel reino? EDIPO: No, másbienmatarte por ser untraidor. CREONTE: Y si estuviesesmal informado…? CORO: Cesadpríncipes,porque Yocastase dirige hastaaquí. NARRADOR: Ingresa Yocasta YOCASTA: Nose avergüenzan,el odiomutuoenmediode estadesgracia. CREONTE: Hermana,Edipotu marido,acaba de amenazarme conunode estosdoscastigos:la muerte oel destierro. EDIPO: Es verdadmujer,porque lohe sorprendido,tramandouncomplotcontrami persona. CREONTE: Yo jamásplanee algocontrati, ysi fueraverdadloque tú me dices,que me muerallenode maldiciones. YOCASTA: Cree enloque este te dice. CORO: Deseoque a un pariente,noloacuses,ni lancesunadeshonraporuna vana sospecha EDIPO: Si me pideseso,pidesmi muerte,omi destierro. CORO: Muera yo abandonado,si tal esmi pensamiento.Noquieroque se añadanmássufrimientos. EDIPO: (Hacia Creonte) Que se vaya,aunque yodebamoriro ser lanzadode estatierra, peroen donde se halle,me seráodioso. CREONTE: Se ve que cedescon despecho.Me iré si lograrconvencerte de mi inocencia. CORO: (MientrasCreonte sale) ¡Mujer!,que esperasque nolollevasal palacio. YOCASTA: Saberloque ha ocurrido. EDIPO: Te diré mujerel complotque Creonte hatramadocontra mí: Dice que yo soyel asesinode Layo.
  3. 3. YOCASTA: Te lo dijoel mismo,oalgúnotro. EDIPO: De un miserable adivino. YOCASTA: Te probare,que no todaslas adivinacionessonciertas. *////Un oráculo,predijoaLayo,que su destinoeramorira manos de un hijoque tendríade mi.PeroLayo murióen manosde losbandidosde unparaje que se cruzaba tres caminos;respectoal niñonoteniaauntres días cuandosu padre lo ato de lospiesylo entregoa otrasmanos,para que loaarrojaran a un monte.////* Ahí tienes,ni el hijofue el asesinode supadre,ni Layose atormentoconla profecíade morir a manosde suhijo;por lotanto no puedeshacercasoa laspredicciones,porquecuandoundiosquiere hacerunarevelación,el mismoladaa conocer. NARRADOR: Edipo se siente confundido EDIPO: ¿Creo haberte oídoque Layo murióenun cruce de trescaminos?¿Cuántotiempohapasadodesde entonces? YOCASTA: Así se dijoenFócida EDIPO: ¡Oh Zeus!¿Qué hasdecididohacerde mí? YOCASTA: ¿Qué pasaEdipo?¿En qué piensas? EDIPO: (ignorandolapreguntade Yocasta) Dime,¿Cuál erael aspectode Layo, y que edadtenía? YOCASTA: Era alto,con canas y su fisionomíaeraparecidaa latuya. EDIPO: ¡Oh Diosmío! Creoque he acabo de lanzarmaldicioneshaciamí.(HaciaYocasta)Perome aclararas el asunto,si me dicesuna cosa: ¿Quiénesel que lesdiolanoticia? YOCASTA: Un criado,que fue el únicoque se salvo EDIPO: ¿Y se encuentraahoraen el palacio? YOCASTA: No,porque cuandovolvió,te vioati enel trono y a Layo muerto,yme suplicoque loenviaraal campo. EDIPO: Entonces,¿Cómoharemospara que vengalomás prontoposible? YOCASTA: Fácilmente,pero¿Paraqué loquieres? EDIPO: Me halloenunaincertidumbre: *////Mi padre era Pólibo,ymi madre Mérope;fui el hombre másrespetado,hastaque ocurrióel siguiente caso:Enun banquete,unhombre habíabebidodemasiadoyme dijo que yoera hijofingidode mi padre,loaguante aduras penas;aquel día lespregunte amispadresy se sintieronofendidos,suspalabrasme calmaron,peroaunsentía incertidumbre,ysinque supieranme fui aDelfosdonde Febome rechazosincreerme digno,perome rebelolosmales más terribles,diciendoque yohabíade casarme con mi madre y tambiénseríael asesinodel padre que me engendro, desde que oí esaspalabras, me escondíaperoen mi marcha llegue al sitiodonde dicesque mataronaLayo.Se encontrabanenel coche el ancianoque me describiste,yel cocherome empujoviolentamente,porloque yole di un golpe confuria,peroel anciano,me infiriódosheridasconel aguijónenmediode lacabeza.Nopago el de la misma manera,porque le golpe que le di conel bastónque llevabaenlamano,cayo rodandomuerto:Enseguidalosante a todos.////* Si quieneslomataronfueronvarios,entoncesnofui yo;perosi dice que lo matouno solo,claroestá que el crimen recae sobre mí. NARRADOR: Edipo sale CORO: Todos estamosllenosde espanto,perohastaque te enteresdel testigode estoshechos,tenesperanza. YOCASTA: El pastorjamásprobara, que tú eresel asesinode Layo,porque el oráculodijoque debíamorirenmanosde su hijo,perosuhijomurióantesque él. NARRADOR: Entran los mensajeros MENSAJERO: Tengobuenasnuevasparatu familiaypara tu marido.Los habitantesde Istmo,vana proclamarlorey, ya que Pólibomurió YOCASTA: ‘‘Dirigiéndosehacia una criada = Llama rápido a rey’’.Edipohuyohace tiempode ese hombre portemora matarlo,y ahora ha muertopor supropiasuerte y noen susmanos. NARRADOR: Entra Edipo EDIPO: ¿Para qué me hacesveniraquí desde el palacio? ‘‘Dirigiéndosealmensajero’’ ¿Quiéneseste?¿Qué me quiere decir? YOCASTA: Viene de Corintio,paraanunciarte que tupadre Póliboamuertoa causa de lavejez.
  4. 4. EDIPO: Él ya ha muerto,y nosoy yo el que loha matado,a menosque haya muertoa causa de mi ausencia.Pero todavía temopor Mérope. MENSAJERO: ¿Por qué auntemes,acasotienesmiedocometeralgúnsacrificioporellos?............¿Ysabesque no tienesningunarazónparaque temas?...Porque Pólibonoteníaningúnparentescocontigo. EDIPO: Entonces,¿porque me llamabahijo? MENSAJERO: Porque undía te recibióde mismanoscomo un presente,yaque le afligíael notenerhijos. EDIPO: ¿Y tú me habías compradoo me encontraste? MENSAJERO: Te encontré enlascañerasdel Giteróny te salve. EDIPO: ¿Qué doloresme afligíancuandome recogiste? MENSAJERO: Las articulacionesde tuspies,comoque poresose te pusoel nombre que tienes. EDIPO: ¿Quiénme lopuso,mi padre o mi madre? MENSAJERO: No losé,el que lopuso enmismanossabe mejorque yo. EDIPO: ¿Quiénesese,losabespara decírmelo? MENSAJERO: Solodecía que era unode los criadosde Layo. EDIPO: (Dirigiéndose atodos) ¿Hayalgunode vosotrosque conozcaal pastor al que se refiere este hombre?Para aclarar todo de una vez. YOCASTA: ¡Hay malaventurado!Ojalanuncasepasquieneres!¡ay!¡ay!infortunadode aquíenadelante note hablare más. NARRADOR: Sale corriendo Yocasta CORO: ¿Por qué Edipo,se ha idotu mujerarrebatadade desesperación?Temoque taleslamentos,estallenengrandes males. NARRADOR: Entra el Criado EDIPO: Eh! tu anciano,¿Fuiste túcriadode Layo? CRIADO: Si,cuide losrebañosenCitarón. EDIPO: (Señalandoal mensajero) ¿Hastenidoalgúntratoconeste? CRIADO: No te lo puedodecir,nolorecuerdo MENSAJERO: Puesyote lohare recordar,cuando yoestabarecogiendomi rebaño,me entregaste aunniñopara que locriase como si fueramío. CRIADO: Ojalaque te mueras,¿note callaras? EDIPO: Atadle enseguidalasmanospordetrásde laespalda,yaque no quiere hablarde buengrado. CRIADO: ¿Qué quieressaber? EDIPO: Si entregaste aaquel niñoporquienpregunta. CRIADO: Se loentregue,ojalahubiese muertoaquel día EDIPO: ¿Y dónde lorecogiste,eratuyoode otro? CRIADO: Lo recibíde otro, había nacidoenel palaciode Layo. EDIPO: Era ciervo,ohijolegitimode aquel. CRIADO: ¡Hay de mi!,me horrorizael decirlo. EDIPO: Y a mí el escucharlo. CRIADO: Se decía que erahijo,perotu mujerte dirá mejorque yo,comofue esto. EDIPO: ¿Ellamismafue quiente loentrego?¿Paraqué? CRIADO: Si,para que lomatara. Por qué se decía que él había de matar a sus padres. EDIPO: Ya todoestá aclarado,fui yoquiencontrajorelacionesconquienesestabanprohibidas,ymatoa quienno debía. 2DO MENSAJERO: Vengoa anunciarlesotramalanoticia:hamuertoYocasta. CORO: ¿Quiénlaha matado? 2DO MENSAJERO: Ellamisma,porque noaguantaba el dolorque sentíapor dentro. EDIPO: ¿Para qué me servíala vista,si nada grato mire? CORO: Como quisieranuncahaberte conocido. EDIPO: Ojalamuera quienme salvo de aquel monte. NARRADOR: Salen los mensajeros e ingresa Creonte
  5. 5. CREONTE: Nohe venidoaquípara reírme,ni para burlarme de tuspasadas desgracias. EDIPO: Concédeme unúltimodeseo:Échame de latierralo másprisa posible,donde muerasinque nadie me hable. NARRADOR: Entra las hijos e hijas de Edipo, Etéocles,Polinice,Antígona e Irmene. Edipo echa a llorar EDIPO: Destiérrame. CREONTE: Eso depende de losdioses. EDIPO: Puespara losdioses,soymuyodioso.Llévame aesatierra. CREONTE: Sigue pues,yapártate de tus hijas EDIPO: (Sueltaa sushijas,y tanto dolorse desgarra losojos). CORO: ¡Oh habitantesde Tebas,tenganconsideraciónaEdipoque adivinolosfamososenigmasyfue el hombre más poderoso,perosiendomortal antesde llegaral términode suvida,tiene que habersufridoalgunadesgracia. NARRADOR: ESTA OBRA CONCLUYE DE LA SIGUIENTE MANERA: Dos de sus hijos le expulsaron de Tebas y Edipo se fue al Ática donde vivió de la mendicidad y como un pordiosero, durmiendo en las piedras. Con él viajaba una de sus hijas, Antígona que le facilitaba la tarea de encontrar alimento y le daba el cariño que requería.Una vez,cerca de Atenas,llegaron a Colono,santuario y bosque dedicado a las Erinias,que estaba prohibido a los profanos. Los habitantesde la zona lo identificaron e intentaron matarlo pero lashermosaspalabras de Antígona pudieron salvarsu vida. Edipo pasó el resto de sus días en casa de Teseo,quien le acogió misericordiosamente. Otra versión afirma que murió en el propio santuario, pero antesde fallecerApolo le prometió que ese lugar sería sagrado y estaría consagrado a él y sería extremadamente provechoso para todo el pueblo de Atenas.  PERSONAJES: EDIPO SACERDOTE CREONTE CORO DE ANCIANOSTEBANOS TIRESIAS YOCASTA MENSAJEROS(2) SERVIDORDE LAYO (CRIADO) NARRADOR

×