Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.
Guía de networking:
empieza a desarrollar
tu red de contactos
profesional
1) 	 Introducción: ¿qué exactamente el networking y
por qué es necesario?
2)	 El primer paso: conocerse a uno mismo
a. ¿Cu...
3
1. Introducción: ¿qué es
exactamente el networking
y por qué es necesario?
Si estás empezando tu andadura en el mundo pr...
4
•  Si trabajas por cuenta ajena, el networking puede ayudarte a mejorar tu
posición en la empresa. Conocer a la gente ad...
5
•  “Encontrar un trabajo a tiempo completo en el sector X que me permita
desarrollar mis habilidades de Y y Z”.
•  “Mejo...
6
c) ¿Qué puedes ofrecerles?
Para establecer relaciones con tus contactos, es fundamental ofrecerles algo de
valor. Por es...
7
“tus compañeros
y profesores
pueden ayudarte
a conseguir
tus objetivos
laborales”
3. Dónde y cómo hacer
nuevos contactos...
8
Para ello, ten en cuenta los siguientes consejos:
•  Tu perfil profesional es mucho más que un curriculum online. Asegúr...
9
ii. El blog o web personal
¿Quieres ir un paso más allá de LinkedIn? Ha llegado la hora de aportar contenidos
mediante t...
10
Muchos eventos profesionales, sobre todo los nuevos, pequeños y/o locales,
agradecen la colaboración de voluntarios par...
11
4. Conclusión: el networking,
una parte imprescindible de
tu vida laboral
Ahora que ya tienes clara tu estrategia de ne...
12
www.tumaster.com
Síguenos en:
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Guía Completa y gratuita: Desarrolla tu red de contactos para tus objetivos y oportunidades laborales, haz Networking.

763 visualizaciones

Publicado el

En la Guía podrás encontrar:

Ejercicios para tener claros tus objetivos laborales.
Consejos para triunfar en el networking por Internet.
Trucos para sentirte cómodo en eventos de networking.
Cómo mantener activa tu red de contactos y aprovechar las oportunidades laborales.

Publicado en: Liderazgo y gestión
  • Sé el primero en comentar

Guía Completa y gratuita: Desarrolla tu red de contactos para tus objetivos y oportunidades laborales, haz Networking.

  1. 1. Guía de networking: empieza a desarrollar tu red de contactos profesional
  2. 2. 1) Introducción: ¿qué exactamente el networking y por qué es necesario? 2) El primer paso: conocerse a uno mismo a. ¿Cuáles son tus objetivos profesionales? b. ¿A quién quieres conocer? c. ¿Qué puedes ofrecerles? 3) Dónde y cómo hacer nuevos contactos a. Networking durante la formación b. Internet y redes sociales i. Linkedin ii. El blog o web personal iii. Twitter c. Networking en eventos d. Nuevas formas de trabajar: networking y coworking 4) Conclusión: el networking, una parte imprescindible de tu vida laboral 2 3 3 4 5 6 6 6 6 8 8 8 9 10 Índice
  3. 3. 3 1. Introducción: ¿qué es exactamente el networking y por qué es necesario? Si estás empezando tu andadura en el mundo profesional o quieres mejorar tus condiciones laborales, seguramente hayas oído hablar del networking. Networking significa literalmente “trabajar tu red de contactos”: se trata de entablar relaciones profesionales que puedan ayudarte a descubrir y aprovechar nuevas oportunidades laborales. Y es que como suele decirse, en el mundo de los negocios no se trata de lo que sabes, sino de a quién conoces. En esta guía exploraremos diferentes formas de mejorar tus habilidades de networking, tanto en persona como a través de Internet. Sea cual sea tu situación laboral, una buena estrategia de networking puede ayudarte a conseguir tus objetivos: •  Si aún estás estudiando o te estás planteando algún tipo de formación superior, el networking puede ayudarte a orientar tu carrera profesional. Entrar en contacto con profesionales de los sectores que te interesan te permitirá ver de cerca su trabajo y valorar mejor si es el adecuado para ti. Además, podrán darte consejos muy útiles a la hora de orientar tu carrera profesional. •  Siestásbuscandotrabajo,elnetworkingesunaherramientaabsolutamente imprescindible para encontrar un buen puesto. Según un estudio de Adecco, el 80 % de los nuevos puestos de trabajo jamás llegan a publicarse en los portales de ofertas de empleo, ya que se prefiere recurrir a contactos y recomendaciones. Además, el índice de éxito de las ofertas que se publican es muy bajo, puesto que para cada oferta se presentan centenares de candidatos. Por eso, conocer a la gente adecuada es una estrategia mucho más efectiva para encontrar empleo.
  4. 4. 4 •  Si trabajas por cuenta ajena, el networking puede ayudarte a mejorar tu posición en la empresa. Conocer a la gente adecuada te facilitará atraer nuevos clientes y proyectos, así como recomendar al candidato perfecto cuando haya vacantes de puestos de trabajo. Esto te colocará en una posición ventajosa a la hora de negociar un ascenso o un aumento de sueldo. •  Si te estás planteando emprender un nuevo negocio, el networking puede ser incluso más importante que contar con una buena idea. Entablar contactos profesionales te ayudará a dar tu idea a conocer y generar interés entre posibles inversores. Tu plan de negocio debe de tener siempre en cuenta una buena estrategia de networking. •  Por último, si trabajas por cuenta propia como autónomo o freelance, necesitas hacer networking para encontrar clientes. Al igual que ocurre con las ofertas de empleo por cuenta ajena, los portales de proyectos para autónomos solo representan una pequeña parte del mercado, su índice de éxito es muy bajo y no suelen ser los trabajos mejor pagados. Casi todos los freelancers de éxito consiguen sus proyectos a través de contactos y recomendaciones“bocaaboca”,porloquedarteaconoceresimprescindible. Además, hacer networking también te permitirá conocer a colegas de tu profesión u otras relacionadas con los que establecer alianzas. Por ejemplo, si eres redactor, quizá puedas llegar a acuerdos con un diseñador gráfico y un programador para ofrecer a tus clientes páginas webs completas. 2. El primer paso: conocerse a uno mismo Lo primero que debemos entender sobre el networking es que no se trata de acumular contactos ni coleccionar tarjetas de visita, sino de establecer relaciones profesionales valiosas. Para ello, debemos tener claro qué queremos conseguir con el networking y qué podemos ofrecer a nuestra red de contactos. a) ¿Cuáles son tus objetivos profesionales? Antes de planear tu estrategia de networking, lo primero que debes preguntarte es a dónde quieres llegar profesionalmente y qué pasos debes tomar para alcanzar ese objetivo. Una de las preguntas típicas de las entrevistas de trabajo es “¿Dónde te ves dentro de cinco años?”. El motivo por el que es tan frecuente es porque da una buena idea de hasta qué punto el candidato se ha planteado sus ambiciones y expectativas laborales. Estos son algunos ejemplos de objetivos profesionales: lo primero que debes preguntarte es a dónde quieres llegar profesionalmente
  5. 5. 5 •  “Encontrar un trabajo a tiempo completo en el sector X que me permita desarrollar mis habilidades de Y y Z”. •  “Mejorar mi salario anual y asumir nuevas responsabilidades en el trabajo”. •  “Presentar mi start-up a personas influyentes del sector que puedan ayudarme a encontrar financiación”. •  “Conseguir clientes nuevos para mi negocio de traducción”. Ejercicio práctico Coge un papel y un bolígrafo y pon por escrito entre 1 y 3 objetivos profesionales que sean importantes para ti. Debes intentar que sean específicos, fáciles de medir y realistas, pero lo suficientemente ambiciosos como para motivarte. b) ¿A quién quieres conocer? Tu estrategia de networking debe estar encaminada a establecer relaciones con aquellas personas que te pueden ayudar a alcanzar tus objetivos profesionales. Para saber quiénes son, primero tendrás que investigar un poco tu sector: ¿en qué empresas trabajan? ¿Qué puestos ocupan? A la hora de construir tu red, es importante tener en cuenta a tus contactos de primer, segundo y tercer grado . Los contactos de primer grado son aquellos a los que conoces directamente; los de segundo grado son los que están conectados con tus conocidos, y los de tercer grado son conocidos de los anteriores. Aunque la conexión sea más tenue, los contactos de segundo y tercer grado son fundamentales para expandir el alcance de tu red profesional. Piensa que si la persona media tiene 100 contactos profesionales, tus contactos de segundo grado sumarán 10.000 personas y los de tercer grado, un millón. La información y las oportunidades circulan a lo largo de toda esta red, y puedes aprovechar las conexiones existentes para solicitar una recomendación o una presentación. Además de saber a quién quieres conocer, también has de plantearte cómo vas a entrar en contacto con esas personas. Puedes hacer networking offline a través de conocidos, eventos y ferias de tu sector o coworking, o bien online mediante redes como Linkedin y Twitter y blogs y webs profesionales. Como es lógico, ambas estrategias no son excluyentes sino complementarias. En el apartado 3 de esta guía podrás ver más información sobre diferentes maneras de hacer networking. Ejercicio práctico Elabora una lista de 10 personas con las que te gustaría contactar. Pueden ser nombres concretos o, si no tienes esa información, descripciones generales tipo “el responsable de recursos humanos de la empresa X”. Después, piensa cuál sería el medio ideal para contactar con cada una de estas personas. plantéate a quién quieres conocer y cómo
  6. 6. 6 c) ¿Qué puedes ofrecerles? Para establecer relaciones con tus contactos, es fundamental ofrecerles algo de valor. Por eso, antes de lanzarte al mundo del networking es fundamental que te plantees qué puedes ofrecer. Piensa que por lo general, a la hora de establecer relaciones profesionales buscamos directa o indirectamente una de estas tres cosas: beneficios económicos, ampliar nuestra red con contactos que nos interesen o resolver un problema concreto. Para empezar a elaborar tu propuesta de valor profesional, te recomendamos reflexionar sobre estos temas: •  ¿Qué formación tienes? A día de hoy, una licenciatura o un grado no son suficientes para destacar, pero existen muchos cursos y másteres especializados que mejorarán tus oportunidades laborales. Los cursos y títulos de idiomas también son muy importantes. •  ¿Cuáles son tus capacidades y habilidades? O, en otras palabras, ¿qué sabes hacer y qué se te da bien? Piensa en cualidades como la atención al detalle, las dotes de comunicación, los conocimientos de programas informáticos de tu sector o el trabajo en equipo. •  ¿Qué experiencia tienes? A la hora de valorar tu experiencia laboral, no pienses en términos de años y puestos ocupados, sino más bien de lo que has aprendido en cada trabajo y cómo puede beneficiar a tu futura empresa o cliente. Si nunca has trabajado, eso no quiere decir que no tengas experiencia. Las actividades extraescolares o de voluntariado y las estancias en el extranjero son buenos ejemplos de experiencias que pueden ser relevantes en el mundo laboral. •  ¿Cuáles son tus gustos y pasiones? Hacer lo que te gusta es fundamental para estar satisfecho con tu vida laboral. Además, la pasión y el entusiasmo se transmiten a los demás y facilitan enormemente las cosas a la hora de hacer networking. Una vez tengas claros estos puntos, el siguiente paso es plantearte cuál es tu propuesta de valor o “unique selling point”: la combinación única de experiencias, habilidades y aptitudes que te distingue de los demás candidatos y te hace perfecto para ese trabajo. Ejercicio práctico Imagina que estás en un ascensor con la persona con la que quieres contactar. Tienes un minuto para contarle quién eres, qué haces y por qué debería darte la oportunidad que buscas. Usa los puntos anteriores para elaborar un discurso convincente.
  7. 7. 7 “tus compañeros y profesores pueden ayudarte a conseguir tus objetivos laborales” 3. Dónde y cómo hacer nuevos contactos Si has completado los pasos anteriores, ya estás listo para empezar a hacer nuevos contactos. En este apartado encontrarás algunos de los sitios más comunes para hacer networking… pero recuerda que puedes encontrar nuevas oportunidades laborales en los sitios más insospechados. a) Networking durante la formación Puedes empezar a poner en marcha tu plan de networking incluso antes de empezar tu carrera profesional. Si estás cursando la carrera o, mejor aún, un máster especializado en tu sector, es muy probable que tus compañeros y profesores sean el tipo de persona que puede ayudarte a conseguir tus objetivos laborales. ¡No dejes pasar esta oportunidad! Para empezar a hacer contactos en clase, debes ser un alumno atento y aplicado. Responde a preguntas (y haz las tuyas), ayuda a tus compañeros, apúntate a actividades y trabajos voluntarios… En definitiva, deja claro que eres una persona con iniciativa y ganas de trabajar. Si tus profesores son profesionales en activo, no dudes en pedirles orientación o incluso una recomendación si crees que es adecuado. Una vez que termines tu carrera, máster o curso, mantente en contacto con tus antiguos compañeros y profesores. Las redes sociales profesionales son un gran recurso para no perder de vista a tus nuevos aliados. b) Internet y redes sociales La popularización de Internet ha facilitado enormemente las cosas a la hora de hacer networking. Ya no es necesario organizarse para coincidir físicamente con las personas con las que quieres relacionarte, sino que puedes entrar en contacto con ellas en cualquier momento y desde cualquier lugar, incluso si viven en la otra esquina del mundo. Además de ser una gran oportunidad para hacer nuevos contactos, ten en cuenta que hoy en día muchos empleadores buscan en Google a los candidatos a un puesto de trabajo. Una presencia online cuidada define tu marca personal y te ayuda a encontrar nuevas oportunidades profesionales. i. LinkedIn LinkedIn es la red social profesional por excelencia, con casi 100 millones de usuarios de todo el mundo. España es uno de los países donde LinkedIn cuenta con mayor implantación. Si estás buscando empleo de manera activa o te planteas buscar mejores oportunidades laborales es muy probable que ya cuentes con un perfil, pero limitarse a “estar” no es suficiente. Necesitas una presencia activa que te haga destacar frente a otros profesionales.
  8. 8. 8 Para ello, ten en cuenta los siguientes consejos: •  Tu perfil profesional es mucho más que un curriculum online. Asegúrate de completar todos los apartados, incluyendo proyectos, actividades de voluntariado y aficiones. Presta especial atención a la sección “Extracto”: este es un lugar ideal para colocar el “discurso de ascensor” que trabajamos en el apartado anterior. Tu titular profesional también es muy importante, ya que es lo que más destaca en las búsquedas: úsalo para resumir tu propuesta de valor en una sola frase. Por último, si aspiras a un puesto internacional o donde los idiomas son importantes, asegúrate de que la información esté al menos en inglés y en español. •  Publica actualizaciones de manera regular, pero no hables constantemente de ti mismo y de tus logros. Piensa en qué información puede interesar a tus contactos: tutoriales, noticias del sector… También puedes y debes dedicar tiempo a comentar las actualizaciones que publiquen los contactos de tu red. •  Preséntate y pide presentaciones. LinkedIn es especialmente útil para ampliar tu red de contactos y ver cómo estos están conectados entre sí. Puedes añadir a tus compañeros de trabajo y estudios o a profesionales con los que hayas colaborado o a los que hayas conocido en eventos. Si quieres añadir a tu red a alguien con quien no has contactado previamente, envíale un mensaje de presentación explicándole el porqué. También puedes pedirle a un contacto común que os presente. •  Usalasrecomendaciones y validaciones.Deestamanerapodrásdemostrar tu experiencia y habilidades a los visitantes de tu perfil. •  Únete a grupos profesionales de tu sector. Los grupos de LinkedIn son una herramienta imprescindible para estar al día de las novedades de interés y hacer nuevos contactos. Busca grupos que te interesen, únete, comenta las actualizaciones de otros usuarios y publica las tuyas regularmente, siempre buscando que tus aportaciones resulten útiles e interesantes para el resto de miembros.
  9. 9. 9 ii. El blog o web personal ¿Quieres ir un paso más allá de LinkedIn? Ha llegado la hora de aportar contenidos mediante tu propio web o blog profesionales. Tuwebestutarjetadepresentaciónonline,peronoesnecesarioqueseademasiado compleja. Para empezar, puede ser suficiente con una página de inicio, una sección de “Sobre mí” que resuma tu experiencia y enlace a tu curriculum, un apartado de “Servicios” (si eres un profesional freelance o autónomo) y tus datos de contacto. El diseño es fundamental: puede ser sencillo, pero debe parecer profesional. Si no sabes por dónde empezar, Wordpress es un software muy intuitivo y cuenta con un gran número de plantillas prediseñadas. Adquirir tu propio dominio cuesta menos de 20 euros al año y le dará un toque extra de profesionalidad. El siguiente paso es crear un blog donde puedas demostrar qué sabes hacer y compartir tu punto de vista sobre el sector. Puedes publicar artículos, infografías, vídeos y presentaciones de temas relacionados con tu sector y usar tus redes sociales para compartirlos. También es buena idea comentar regularmente en los blogs de otros profesionales de tu sector, evitando caer en el spam o autopromoción excesiva. iii. Twitter A diferencia de Facebook, más enfocado en el ámbito personal, Twitter es una auténtica “red multiusos” y puede resultarte muy útil a la hora de hacer nuevos contactos profesionales y mantener la conexión con los que ya tienes. Pon en práctica estos consejos para sacarle todo el partido: •  No mezcles contenidos personales y profesionales: si quieres hablar de política o comentar la última serie de televisión, quizás sea mejor que tengas perfiles separados. •  Puedes (¡y debes!) compartir tus propios contenidos, pero no hagas spam. Lo mejor es una mezcla equilibrada entre contenidos propios y ajenos. •  Aprovecha el poder de los hashtags. Si estás en un evento profesional, tuiteatusimpresionesusandoelhashtagoficial.Tambiénpuedesusarlospara encontrar ofertas laborales (#empleo, #trabajo…) o localizar discusiones específicas de tu sector. •  A diferencia de otras redes, en Twitter no está mal visto seguir a personas que no conoces. Sin embargo, es mejor ser selectivo e intentar comunicarte regularmente con tus contactos. •  No te quedes solo en el medio online. Aprovecha los encuentros de tuiteros para desvirtualizar a tus contactos y hacer nuevos. c) Networking en eventos Los eventos profesionales son la forma más clásica y conocida de networking, pero también una de las que más intimidan al principio. Es importante recordar que, a menudo, superar la timidez y los nervios es simplemente cuestión de práctica. Tener claro qué puedes aportar también ayudará a incrementar tu seguridad. “ a menudo superar la timidez y los nervios es cuestión de práctica”
  10. 10. 10 Muchos eventos profesionales, sobre todo los nuevos, pequeños y/o locales, agradecen la colaboración de voluntarios para las tareas de organización. Puedes aprovechar esta oportunidad para hacer nuevos contactos profesionales dentro de la organización, que seguramente te estarán muy agradecidos. Además, esto te dará algo que hacer durante el evento y evitará la incomodidad social. A la hora de interactuar con otras personas en el evento, la naturalidad es clave. El objetivo no es “colocar” tu tarjeta o tu discurso de ascensor, sino conversar con otros para ver qué os podéis aportar mutuamente. Recuerda que escuchar es tan importante como hablar. Puedes aprovechar los eventos para poner en práctica técnicas de escucha activa como confirmar tu atención sin interrumpir, resumir lo que la otra persona ha dicho con tus propias palabras y hacer preguntas relevantes. d)Nuevasformasdetrabajar:networkingycoworking A medida que el mercado laboral se flexibiliza, surgen nuevos modelos de trabajo como el coworking. Los coworking son oficinas compartidas donde profesionales de diferentes ámbitos acuden a trabajar, compartir conocimientos e ideas y entablar nuevas relaciones profesionales. Si eres un profesional autónomo o buscas emprender, se trata de una gran oportunidad para hacer networking. Hoy en día todas las ciudades grandes de España cuentan con espacios de coworking. A la hora de decidirte por una u otra “oficina” las tarifas y la ubicación son importantes, pero no dejes que sean el único factor para decidir. Investiga el perfil de los usuarios del coworking: ¿trabajan en sectores relacionados con el tuyo? ¿Ves buenas oportunidades para colaborar? La mayoría de los coworking también ofrecen eventos y talleres, a menudo incluidos en la tarifa: puedes acudir a ellos o incluso organizar el tuyo. Recuerda siempre que la cultura del coworking se basa en la colaboración: ayudar a otros es una de las mejores maneras de encontrar oportunidades nuevas.
  11. 11. 11 4. Conclusión: el networking, una parte imprescindible de tu vida laboral Ahora que ya tienes clara tu estrategia de networking, es hora de ponerse en marcha. El networking es una parte muy importante de tu vida laboral: no te olvides de incluirlo en tu planificación de tareas semanales y reservarle al menos unos minutos al día. Dentro de tus esfuerzos de networking, asegúrate de dedicar un cierto tiempo para evaluar los resultados. ¿Con cuántas personas has contactado? ¿Qué respuestas has recibido? ¿Cómo puedes mejorar tu estrategia? ¿Qué oportunidades potenciales podrías aprovechar? Recuerda también que mantener la relación con tus contactos es tan importante o más que establecer nuevas conexiones. Una vez más, las redes sociales son tus grandes aliadas, pero no subestimes el valor del teléfono o del contacto personal. A la hora de mantener el contacto es muy importante interesarse genuinamente por las novedades profesionales de tus conocidos y escucharles de manera activa, así como aportarles valor. Puedes ofrecerles ayuda en un proyecto nuevo, recomendarles un vídeo o libro de su interés, invitarles a eventos y conferencias de tu sector… Es una buena práctica contactar con al menos un conocido al día para mantener tu red activa. Y recuerda: si aportas valor a tus contactos, tarde o temprano te devolverán el favor. ¡Feliz networking!
  12. 12. 12 www.tumaster.com Síguenos en:

×