Preocupados estudiantes y académicos de la UCA con los 
problemas de salud mental en la Universidad de Puerto Rico 
07/01/...
el estudiante doctoral de Psicología Industrial, Ricardo Guerra, y la Dra. Aida Jiménez Torres, directora 
del programa do...
Luego de poner sobre la mesa las situaciones que atraviesa la Isla en este aspecto, los profesionales 
aseguraron que el m...
que resalten la salud mental como un problema crítico a nivel de salud pública y la implantación de leyes 
que apoyen y ex...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Preocupados estudiantes y académicos de la uca con los problemas de salud mental en la universidad de puerto rico

232 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
232
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Preocupados estudiantes y académicos de la uca con los problemas de salud mental en la universidad de puerto rico

  1. 1. Preocupados estudiantes y académicos de la UCA con los problemas de salud mental en la Universidad de Puerto Rico 07/01/2011 Mamá sale del trabajo; se monta al carro; y comienza a hablar por celular. Recoge al niño a la escuela y continúa hablando por celular. El niño intenta platicarle sobre un material que debe comprar para un proyecto y la mamá no le presta atención por su llamada. Una vez llegan a la casa a las 7:00 p.m., el niño le dice a su mamá lo que tenía que comprar y la madre se enfada porque no se lo comunicó antes. Pero es que mamá nunca le prestó atención. Edvrard Pharel: "Hoy día, la salud mental es un problema de salud púbica en Puerto Rico, y hasta que no se vea así, vamos a seguir en lo mismo" Diariamente se presenta esta escena en Puerto Rico, la cual es sólo un reflejo de los problemas de salud mental que atraviesa la población. Así lo aseguró el psicólogo Edvrard Pharel, quien posee una Maestría en Salud Pública y actualmente realiza un grado doctoral en Psicología Clínica en laUniversidad Carlos Albizu (UCA). Al igual que a Pharel, a muchos otros estudiantes y profesores de la institución les inquieta la falta de educación que demuestra la sociedad sobre este tema que atañe tan de cerca a la Isla. Según un estudio realizado por el Dr. Ron Kessler del Center for Mental Health Services, se estima que en Puerto Rico el 8.3% de los mayores de 18 años, es decir, cerca de 225,470 personas, padece de alguna enfermedad mental severa (Censo 2000). Por otro lado, según un estudio epidemiológico de la población de niños y adolescentes en Puerto Rico realizado por la Dra. Glorisa Canino y colegas (Canino et al, 2003) en el 2000, alrededor de 16.4%, o sea 140,528 niños y adolescentes llenan los criterios diagnósticos de trastornos mentales. Estos datos científicos agregan un 6.9%, alrededor de 59,125 menores, que llenan los criterios de disturbio emocional severo. Para dialogar un poco sobre la situación de la salud mental en la Isla y proponer políticas y prácticas para atender este problema, Universia Puerto Rico se reunió en mesa redonda con el psicólogo Pharel,
  2. 2. el estudiante doctoral de Psicología Industrial, Ricardo Guerra, y la Dra. Aida Jiménez Torres, directora del programa doctoral en Psicología Clínica de la UCA. Estos profesionales de la salud se dieron a la tarea de identificar qué está haciendo la academia para minimizar este impacto y en qué pueden mejorar. "Hoy día, la salud mental es un problema de salud pública en Puerto Rico, y hasta que no se vea así, vamos a seguir en lo mismo. La salud mental afecta a toda la sociedad puertorriqueña. Es necesario que la población abra un poco más la visión de lo que es salud mental", comentó Pharel, quien lleva cinco años estudiando en la UCA y actualmente, se encuentra en el proceso de internado. Estos profesionales de la salud comentaron que es necesario que la gente se eduque sobre este tema, pues la mayoría de las personas tiende a somatizar sus problemas de salud mental y acuden al médico a atenderse sus dolencias físicas, sin saber que a dónde deben ir es a un psicólogo. Si estos problemas de salud mental no se atienden a tiempo, los mismos redundan en un futuro en poca tolerancia, falta de comprensión y violencia. Pharel aseguró que semanalmente atiende pacientes con problemas de depresión, situaciones económicas, rebeldía en la etapa de la adolescencia, confusión por presión de grupo, miedos, abuso de alcohol y drogas y angustia, entre otros. Además, afirmó que en la semana recibe, aproximadamente, seis parejas por problemas de convivencia, que no se han dado cuenta que la solución a su disputa es la comunicación. "Llevo ya 10 años en Puerto Rico y me preocupa. Haití es el país más pobre del hemisferio y empezamos así. Esa es mi preocupación. La gente a lo mejor no se da cuenta del miedo que tengo. Yo vi un país desintegrarse. La sociedad va bajando hasta llegar a donde estamos ahora. Eso me preocupa mucho. Puerto Rico debe tomar acción en cuestión de drogas, maltrato a nivel infantil, violencia doméstica, entre otros", dijo Pharel. Para este psicólogo, "en Puerto Rico hace falta mucha prevención, en todo sentido". A estas expresiones se unió Guerra, quien ha tenido que lidiar en su trabajo con empleados que, según él, viven "vidas insignificantes" porque no disfrutan lo que hacen y sufren de problemas mentales por esta frustración. A este psicólogo industrial le preocupa que, hoy día, se promueva el exceso de trabajo y se desmerezca el tiempo de ocio. Peor aún, que las personas acepten estas condiciones de trabajo sin cuestionarlo. Reto para los psicólogos: educar, prevenir e intervenir
  3. 3. Luego de poner sobre la mesa las situaciones que atraviesa la Isla en este aspecto, los profesionales aseguraron que el mayor reto que tienen los psicólogos hoy día es convencer al país de que hay que prevenir para no tener que remediar; hay que cambiar la mentalidad y la idiosincrasia de la población. "El enfoque actual, tanto en las compañías como en el sistema, es básicamente quedarse esperando que haya un verdadero problema para entonces intervenir. Y hay que tener una justificación; tiene que haber una demanda. Y cuando las cosas están bien malas, entonces los números nos dicen, ahora tenemos que intervenir. No estamos en un sistema de prevención", comentó la directora del programa doctoral en Psicología Clínica de la UCA, la Dra. Jiménez Torres. Respecto a esto, Pharel propuso que la clave es desarrollar programas de prevención e implantarlos; y enfocarse en los grupos que se encuentran en mayor riesgo de sufrir problemas de salud mental como son los niños, quienes hoy día están expuestos al Internet, los medios de comunicación y los vicios. Por otro lado, todos coincidieron en que los psicólogos deben ser autodidactas y mantenerse en constante formación; porque si no se preparan a diario, no van a ofrecer el servicio de calidad que la población merece. Es necesario estar al día con la innovación y los nuevos adelantos de la disciplina. "Los psicólogos industriales hoy día están más adentrados al mundo de los negocios y están dejando a un lado sus raíces académicas. Por eso, es necesario que se eduquen sobre salud mental, pues a ellos les corresponde llevar ese mensaje en sus áreas de trabajo", expresó Guerra. "Puerto Rico cuenta con excelentes profesionales de la salud; sólo hay que buscar canales adecuados de comunicación y formar entre todos un equipo interdisciplinario", comentó Pharel. Los psicólogos coincidieron en que para manejar este problema, los profesionales de la salud deben:  Ser genuinos y cumplir lo que prometen a sus clientes y a sus patronos,  Ser en todo momento transparentes y honestos  Tener presente que el servicio es para el cliente y no para uno,  Ser autodidacta y adiestrarse en otras disciplinas también  Estar consientes de la crisis y los problemas de salud, mental que atraviesa hoy día la sociedad puertorriqueña  Ser accesibles y tener tiempo para escuchar al paciente,  Tener como fin laboral hacer feliz a la gente y ayudarlos a cultivar una mejor vida,  Practicar en su vida diaria lo que le enseñan a la gente, y  Hacer de la empatía una forma de vida Además de estas recomendaciones, durante la mesa redonda se sugirió establecer políticas públicas
  4. 4. que resalten la salud mental como un problema crítico a nivel de salud pública y la implantación de leyes que apoyen y exijan de forma específica la prevención. Asimismo, se comentó que las empresas deberían promover un monitoreo constante de prácticas saludables y una evaluación de los niveles de ansiedad de los empleados. Además, se recomendó proveerles un espacio para realizar ejercicios o meditación, que les permita liberar el estrés. Por último, los profesionales compartieron con Universia Puerto Rico algunas sugerencias que podrían ayudar a la población en general a manejar sus niveles de estrés, entre las que se destacan:  Nunca asumir lo que piensan las personas,  Hablar claro a las personas,  No tomar ninguna situación personal,  Ser responsable de sus actos,  Ser feliz en contra de todo el mundo. No permitir que las demás personas afecten negativamente su día,  Tener compasión y empatía con la gente,  Ser neutral ante pensamientos que causen estrés, y  Educarse sobre las causas del estrés Autor: Lourdes Salmonte García, Universia Puerto Rico

×