SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 11
EL SEÑORIO DE JESÚS
El señorío de Jesús
Filipenses 2, 5 – 11.
En Jesús hay que creer, hay
que optar por él corazón, hay
que decidirse a seguirlo, hay
que adherirse a él, hay que
participar con él, en su lucha,
en su cruz, en su muerte, si
con el morimos con él
viviremos.
• Romanos 6, 9 – 11.

•   9Sabemos    que
    Cristo, habiendo resucitado, no
    volverá a morir. La muerte ya
    no tiene poder sobre él. 10Pues
    Cristo, al morir, murió de una
    vez para siempre respecto al
    pecado; pero al vivir, vive para
    Dios. 11Así también, ustedes
    considérense muertos respecto
    al pecado, pero vivos para
    Dios en unión con Cristo Jesús
Mateo 7, 21:
  “No todos los que me dicen:
  „Señor, Señor‟, entrarán en el
  reino de los cielos, sino
  solamente los que hacen la
  voluntad de mi Padre celestial”

Cristiano no es el que tiene
una imagen de Jesús en su
casa o en el cuello, sino el
que es una imagen de Jesús.
Él no quiere ser un adorno
en nuestras vidas, sino un
personaje real que viva en
nuestro corazón.
Jesús quiere ser
verdaderamente el rey de
nuestra vida.
Jesús no pide mucho, él lo
pide TODO, no se contenta
con formar parte o ser un
aspecto de nuestra vida, el
 quiere ser el centro único de
nuestra existencia.


Apocalipsis 3, 15 – 16.
PROCLAMACIÓN DEL SEÑORIO DE
     JESÚS, AQUÍ Y AHORA

Si Jesús no es todavia realmente
el señor de toda tu existencia, hoy
es el momento que lo puedas
proclamar como tal.

 Dedícate a vender todo lo que
tienes para comprar una piedra
preciosa que es Jesús.

 Concretamente el señorío de
Jesús, consiste en que hagamos
todo y sólo lo que él quiere como
él quiere y cuándo el quiere.

   Siempre pregúntate esto:
 ¿Esto que voy a hacer lo haría
             Jesús?

       DINERO, VIAJES
      ROPA, LIBERTINAJES.
El señorío de Jesús consiste
  en que hagamos todo y sólo
  lo que el señor quiere


Juan 2, 5.
—Mujer, ¿por qué me dices esto?
Mi hora no ha llegado todavía.
5Ella dijo a los que estaban sirviendo:

—Hagan todo lo que él les diga
Romanos 10 , 9 – 10.


9Si  con tu boca reconoces a Jesús como
Señor, y con tu corazón crees que Dios lo
resucitó, alcanzarás la salvación. 10Pues
 con el corazón se cree para alcanzar la
   justicia, y con la boca se reconoce a
  Jesucristo para alcanzar la salvación.
La humillación y la exaltación de Cristo
5Tengan unos con otros la manera de pensar propia
                           de quien
           está unido a Cristo Jesús, 6el cual:
      Aunque existía con el mismo ser de Dios,
           no se aferró a su igualdad con él,
        7       sino que renunció a lo que era suyo
              y tomó naturaleza de siervo.
         Haciéndose como todos los hombres
   y presentándose como un hombre cualquiera,
                 8     se humilló a sí mismo,
       haciéndose obediente hasta la muerte,
               hasta la muerte en la cruz.
       9       Por eso Dios le dio el más alto honor
      y el más excelente de todos los nombres,
     10      para que, ante ese nombre concedido a
                            Jesús,
                 doblen todos las rodillas
    en el cielo, en la tierra y debajo de la tierra,
       11      y todos reconozcan que Jesucristo es
                            Señor,
•   15Yo  sé todo lo que haces.
    Sé que no eres frío ni
    caliente. ¡Ojalá fueras frío
    o caliente! 16Pero como
    eres tibio, y no frío ni
    caliente, te vomitaré de
    mi boca.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Plan De Salvacion
Plan De SalvacionPlan De Salvacion
Plan De Salvacionclarissalp
 
Teme a Dios y Dale Gloria Parte #2
Teme a Dios y Dale Gloria Parte #2Teme a Dios y Dale Gloria Parte #2
Teme a Dios y Dale Gloria Parte #2jenune
 
Plan De SalvacióN Para Todos
Plan De SalvacióN Para TodosPlan De SalvacióN Para Todos
Plan De SalvacióN Para TodosAndres Pong
 
Plan de salvacion de dios tlc
Plan de salvacion de dios tlcPlan de salvacion de dios tlc
Plan de salvacion de dios tlcYxoye Wmcm
 
El plan de salvación (lecc 1)
El plan de salvación (lecc 1)El plan de salvación (lecc 1)
El plan de salvación (lecc 1)Hector Albuerno
 
Conociendo las cuatro leyes espirituales
Conociendo las cuatro leyes espiritualesConociendo las cuatro leyes espirituales
Conociendo las cuatro leyes espiritualesRaul Ccrs
 
El plan de dios para la salvación
El plan de dios para la salvaciónEl plan de dios para la salvación
El plan de dios para la salvacióngenebelen
 
La Conversion y la Regeneracion
La Conversion y la RegeneracionLa Conversion y la Regeneracion
La Conversion y la RegeneracionBeit Shem
 
El plan de dios para mi vida
El plan de dios para mi vidaEl plan de dios para mi vida
El plan de dios para mi vidaigleavid
 
Clase 11 La Experiencia De La SalvacióN
Clase 11 La Experiencia De La SalvacióNClase 11 La Experiencia De La SalvacióN
Clase 11 La Experiencia De La SalvacióNJosué Turpo
 

La actualidad más candente (20)

Plan De Salvacion
Plan De SalvacionPlan De Salvacion
Plan De Salvacion
 
Teme a Dios y Dale Gloria Parte #2
Teme a Dios y Dale Gloria Parte #2Teme a Dios y Dale Gloria Parte #2
Teme a Dios y Dale Gloria Parte #2
 
Plan De SalvacióN Para Todos
Plan De SalvacióN Para TodosPlan De SalvacióN Para Todos
Plan De SalvacióN Para Todos
 
"Plan de salvacion biblico"
"Plan de salvacion biblico""Plan de salvacion biblico"
"Plan de salvacion biblico"
 
Plan de salvacion de dios tlc
Plan de salvacion de dios tlcPlan de salvacion de dios tlc
Plan de salvacion de dios tlc
 
4 leyes espirituales
4 leyes espirituales4 leyes espirituales
4 leyes espirituales
 
El plan de salvación (lecc 1)
El plan de salvación (lecc 1)El plan de salvación (lecc 1)
El plan de salvación (lecc 1)
 
Conociendo las cuatro leyes espirituales
Conociendo las cuatro leyes espiritualesConociendo las cuatro leyes espirituales
Conociendo las cuatro leyes espirituales
 
El plan de dios para la salvación
El plan de dios para la salvaciónEl plan de dios para la salvación
El plan de dios para la salvación
 
Los eventos finales
Los eventos finalesLos eventos finales
Los eventos finales
 
Plan de salvacion
Plan de salvacionPlan de salvacion
Plan de salvacion
 
Plan de Salvación
Plan de SalvaciónPlan de Salvación
Plan de Salvación
 
La Conversion y la Regeneracion
La Conversion y la RegeneracionLa Conversion y la Regeneracion
La Conversion y la Regeneracion
 
Romanos 5:6-11
Romanos 5:6-11Romanos 5:6-11
Romanos 5:6-11
 
El plan de dios para mi vida
El plan de dios para mi vidaEl plan de dios para mi vida
El plan de dios para mi vida
 
La vida del nuevo pacto
La vida del nuevo pactoLa vida del nuevo pacto
La vida del nuevo pacto
 
Clase 11 La Experiencia De La SalvacióN
Clase 11 La Experiencia De La SalvacióNClase 11 La Experiencia De La SalvacióN
Clase 11 La Experiencia De La SalvacióN
 
La salvación 2012 nuevo
La salvación 2012 nuevoLa salvación 2012 nuevo
La salvación 2012 nuevo
 
La batalla de la mente # 5
La batalla de la mente # 5La batalla de la mente # 5
La batalla de la mente # 5
 
"Plan de salvacion"
"Plan de salvacion""Plan de salvacion"
"Plan de salvacion"
 

Destacado (14)

Kerigma
KerigmaKerigma
Kerigma
 
Kerigma 2
Kerigma 2Kerigma 2
Kerigma 2
 
LA FE, EN EL ANTIGUO TESTAMENTO
LA FE, EN EL ANTIGUO TESTAMENTOLA FE, EN EL ANTIGUO TESTAMENTO
LA FE, EN EL ANTIGUO TESTAMENTO
 
Lumen fidei resumen
Lumen fidei resumenLumen fidei resumen
Lumen fidei resumen
 
Retiro kerigmatico
Retiro kerigmaticoRetiro kerigmatico
Retiro kerigmatico
 
Encíclica lumen fidei
Encíclica lumen fideiEncíclica lumen fidei
Encíclica lumen fidei
 
La obediencia, comienzo de la genuina prosperidad
La obediencia, comienzo de la genuina prosperidadLa obediencia, comienzo de la genuina prosperidad
La obediencia, comienzo de la genuina prosperidad
 
kerigma y mision permanente
kerigma y mision permanentekerigma y mision permanente
kerigma y mision permanente
 
Libro "El Kerigma"
Libro "El Kerigma"Libro "El Kerigma"
Libro "El Kerigma"
 
LA MISION PERMANENTE Y LA EVANGELII GAUDIUM
LA MISION PERMANENTE Y LA EVANGELII GAUDIUMLA MISION PERMANENTE Y LA EVANGELII GAUDIUM
LA MISION PERMANENTE Y LA EVANGELII GAUDIUM
 
Retiro kerigmatico
Retiro kerigmaticoRetiro kerigmatico
Retiro kerigmatico
 
El kerigma pbro josé guadalupe ramos valecia
El kerigma pbro josé guadalupe ramos valeciaEl kerigma pbro josé guadalupe ramos valecia
El kerigma pbro josé guadalupe ramos valecia
 
Kerigma2
Kerigma2Kerigma2
Kerigma2
 
Kerigma
KerigmaKerigma
Kerigma
 

Similar a El SeñOrio De JesúS

Escrito esta. 2 co. no. 13:1-14
Escrito esta. 2 co. no. 13:1-14Escrito esta. 2 co. no. 13:1-14
Escrito esta. 2 co. no. 13:1-14jose montero
 
Pablo cristo 1.filipenses
Pablo cristo 1.filipensesPablo cristo 1.filipenses
Pablo cristo 1.filipensessindicatocormup
 
Pablo cristo 1.filipenses(2)
Pablo cristo 1.filipenses(2)Pablo cristo 1.filipenses(2)
Pablo cristo 1.filipenses(2)sindicatocormup
 
Pablo cristo 1.filipenses(1)
Pablo cristo 1.filipenses(1)Pablo cristo 1.filipenses(1)
Pablo cristo 1.filipenses(1)sindicatocormup
 
La Resurrección en el Antiguo Testamento
La Resurrección en el Antiguo TestamentoLa Resurrección en el Antiguo Testamento
La Resurrección en el Antiguo TestamentoHans Rudolf Tremp
 
Jesus presente en la eucaristia scv
Jesus presente en la eucaristia scvJesus presente en la eucaristia scv
Jesus presente en la eucaristia scvshegito
 
Jesus presente en la eucaristia scv
Jesus presente en la eucaristia scvJesus presente en la eucaristia scv
Jesus presente en la eucaristia scvshegito
 
Jesus presente en la eucaristia scv
Jesus presente en la eucaristia scvJesus presente en la eucaristia scv
Jesus presente en la eucaristia scvshegito
 
1 voces de dios a tu corazón
1 voces de dios a tu corazón1 voces de dios a tu corazón
1 voces de dios a tu corazónenrique parada
 
Porque debemos recordar a jesús
Porque debemos recordar a jesúsPorque debemos recordar a jesús
Porque debemos recordar a jesúsmarare
 
Fe 13 La Muerte
Fe 13 La MuerteFe 13 La Muerte
Fe 13 La Muertechucho1943
 
02 El Padrenuestro
02 El Padrenuestro02 El Padrenuestro
02 El PadrenuestroRafael Sanz
 
La Verdadera Navidad
La Verdadera  NavidadLa Verdadera  Navidad
La Verdadera Navidadjapm35
 

Similar a El SeñOrio De JesúS (20)

F.san pablo
F.san pabloF.san pablo
F.san pablo
 
Escrito esta. 2 co. no. 13:1-14
Escrito esta. 2 co. no. 13:1-14Escrito esta. 2 co. no. 13:1-14
Escrito esta. 2 co. no. 13:1-14
 
Pablo cristo 1.filipenses
Pablo cristo 1.filipensesPablo cristo 1.filipenses
Pablo cristo 1.filipenses
 
Pablo cristo 1.filipenses(2)
Pablo cristo 1.filipenses(2)Pablo cristo 1.filipenses(2)
Pablo cristo 1.filipenses(2)
 
Pablo cristo 1.filipenses(1)
Pablo cristo 1.filipenses(1)Pablo cristo 1.filipenses(1)
Pablo cristo 1.filipenses(1)
 
Palabra. 2013 14 ciclo a. 3
Palabra. 2013 14 ciclo a. 3Palabra. 2013 14 ciclo a. 3
Palabra. 2013 14 ciclo a. 3
 
La Resurrección en el Antiguo Testamento
La Resurrección en el Antiguo TestamentoLa Resurrección en el Antiguo Testamento
La Resurrección en el Antiguo Testamento
 
Jesus presente en la eucaristia scv
Jesus presente en la eucaristia scvJesus presente en la eucaristia scv
Jesus presente en la eucaristia scv
 
Jesus presente en la eucaristia scv
Jesus presente en la eucaristia scvJesus presente en la eucaristia scv
Jesus presente en la eucaristia scv
 
Jesus presente en la eucaristia scv
Jesus presente en la eucaristia scvJesus presente en la eucaristia scv
Jesus presente en la eucaristia scv
 
Las virtudes de cristo
Las virtudes de cristoLas virtudes de cristo
Las virtudes de cristo
 
1 voces de dios a tu corazón
1 voces de dios a tu corazón1 voces de dios a tu corazón
1 voces de dios a tu corazón
 
Porque debemos recordar a jesús
Porque debemos recordar a jesúsPorque debemos recordar a jesús
Porque debemos recordar a jesús
 
Fe 13 La Muerte
Fe 13 La MuerteFe 13 La Muerte
Fe 13 La Muerte
 
02 El Padrenuestro
02 El Padrenuestro02 El Padrenuestro
02 El Padrenuestro
 
Unidos en-espiritu
Unidos en-espirituUnidos en-espiritu
Unidos en-espiritu
 
ENFRENTANDO LA ADVERSIDAD COMO CRISTIANOS.pptx
ENFRENTANDO LA ADVERSIDAD COMO CRISTIANOS.pptxENFRENTANDO LA ADVERSIDAD COMO CRISTIANOS.pptx
ENFRENTANDO LA ADVERSIDAD COMO CRISTIANOS.pptx
 
001 sinergia divina
001 sinergia divina001 sinergia divina
001 sinergia divina
 
La Verdadera Navidad
La Verdadera  NavidadLa Verdadera  Navidad
La Verdadera Navidad
 
El discipulado cristiano
El discipulado cristianoEl discipulado cristiano
El discipulado cristiano
 

Último

Una sirena en París.::: Mathias Malzieu.
Una sirena en París.::: Mathias Malzieu.Una sirena en París.::: Mathias Malzieu.
Una sirena en París.::: Mathias Malzieu.aloisius93
 
los conejos y su vida, ciclos de reproduccion
los conejos y su vida, ciclos de reproduccionlos conejos y su vida, ciclos de reproduccion
los conejos y su vida, ciclos de reproduccionMabelJojoa1
 
teorias de la vida del origen de ser humano
teorias de la vida del origen de ser humanoteorias de la vida del origen de ser humano
teorias de la vida del origen de ser humanoJenry8
 
Lotería Mexicana - todas las cartas de 1 a la 54
Lotería Mexicana - todas las cartas de 1 a la 54Lotería Mexicana - todas las cartas de 1 a la 54
Lotería Mexicana - todas las cartas de 1 a la 54anamapumarejo
 
Pétalos de papel. Versión definitiva.pdf
Pétalos de papel. Versión definitiva.pdfPétalos de papel. Versión definitiva.pdf
Pétalos de papel. Versión definitiva.pdfEVELIAGARCIACARO1
 
educacion fisica sesion 02.pptxaaaaaaaaaaaaaaaaa
educacion fisica sesion 02.pptxaaaaaaaaaaaaaaaaaeducacion fisica sesion 02.pptxaaaaaaaaaaaaaaaaa
educacion fisica sesion 02.pptxaaaaaaaaaaaaaaaaaChristianMejiaM
 
reseña libro El Perfume de Patrick Süskind
reseña libro El Perfume de Patrick Süskindreseña libro El Perfume de Patrick Süskind
reseña libro El Perfume de Patrick Süskindtatianasuarez87
 
El Año Litúrgico es el desarrollo de los misterios de Cristo. sus tiempos, ce...
El Año Litúrgico es el desarrollo de los misterios de Cristo. sus tiempos, ce...El Año Litúrgico es el desarrollo de los misterios de Cristo. sus tiempos, ce...
El Año Litúrgico es el desarrollo de los misterios de Cristo. sus tiempos, ce...Josué Guillermo Peñate Reyes
 

Último (8)

Una sirena en París.::: Mathias Malzieu.
Una sirena en París.::: Mathias Malzieu.Una sirena en París.::: Mathias Malzieu.
Una sirena en París.::: Mathias Malzieu.
 
los conejos y su vida, ciclos de reproduccion
los conejos y su vida, ciclos de reproduccionlos conejos y su vida, ciclos de reproduccion
los conejos y su vida, ciclos de reproduccion
 
teorias de la vida del origen de ser humano
teorias de la vida del origen de ser humanoteorias de la vida del origen de ser humano
teorias de la vida del origen de ser humano
 
Lotería Mexicana - todas las cartas de 1 a la 54
Lotería Mexicana - todas las cartas de 1 a la 54Lotería Mexicana - todas las cartas de 1 a la 54
Lotería Mexicana - todas las cartas de 1 a la 54
 
Pétalos de papel. Versión definitiva.pdf
Pétalos de papel. Versión definitiva.pdfPétalos de papel. Versión definitiva.pdf
Pétalos de papel. Versión definitiva.pdf
 
educacion fisica sesion 02.pptxaaaaaaaaaaaaaaaaa
educacion fisica sesion 02.pptxaaaaaaaaaaaaaaaaaeducacion fisica sesion 02.pptxaaaaaaaaaaaaaaaaa
educacion fisica sesion 02.pptxaaaaaaaaaaaaaaaaa
 
reseña libro El Perfume de Patrick Süskind
reseña libro El Perfume de Patrick Süskindreseña libro El Perfume de Patrick Süskind
reseña libro El Perfume de Patrick Süskind
 
El Año Litúrgico es el desarrollo de los misterios de Cristo. sus tiempos, ce...
El Año Litúrgico es el desarrollo de los misterios de Cristo. sus tiempos, ce...El Año Litúrgico es el desarrollo de los misterios de Cristo. sus tiempos, ce...
El Año Litúrgico es el desarrollo de los misterios de Cristo. sus tiempos, ce...
 

El SeñOrio De JesúS

  • 1. EL SEÑORIO DE JESÚS
  • 2. El señorío de Jesús Filipenses 2, 5 – 11. En Jesús hay que creer, hay que optar por él corazón, hay que decidirse a seguirlo, hay que adherirse a él, hay que participar con él, en su lucha, en su cruz, en su muerte, si con el morimos con él viviremos.
  • 3. • Romanos 6, 9 – 11. • 9Sabemos que Cristo, habiendo resucitado, no volverá a morir. La muerte ya no tiene poder sobre él. 10Pues Cristo, al morir, murió de una vez para siempre respecto al pecado; pero al vivir, vive para Dios. 11Así también, ustedes considérense muertos respecto al pecado, pero vivos para Dios en unión con Cristo Jesús
  • 4. Mateo 7, 21: “No todos los que me dicen: „Señor, Señor‟, entrarán en el reino de los cielos, sino solamente los que hacen la voluntad de mi Padre celestial” Cristiano no es el que tiene una imagen de Jesús en su casa o en el cuello, sino el que es una imagen de Jesús.
  • 5. Él no quiere ser un adorno en nuestras vidas, sino un personaje real que viva en nuestro corazón. Jesús quiere ser verdaderamente el rey de nuestra vida.
  • 6. Jesús no pide mucho, él lo pide TODO, no se contenta con formar parte o ser un aspecto de nuestra vida, el quiere ser el centro único de nuestra existencia. Apocalipsis 3, 15 – 16.
  • 7. PROCLAMACIÓN DEL SEÑORIO DE JESÚS, AQUÍ Y AHORA Si Jesús no es todavia realmente el señor de toda tu existencia, hoy es el momento que lo puedas proclamar como tal. Dedícate a vender todo lo que tienes para comprar una piedra preciosa que es Jesús. Concretamente el señorío de Jesús, consiste en que hagamos todo y sólo lo que él quiere como él quiere y cuándo el quiere. Siempre pregúntate esto: ¿Esto que voy a hacer lo haría Jesús? DINERO, VIAJES ROPA, LIBERTINAJES.
  • 8. El señorío de Jesús consiste en que hagamos todo y sólo lo que el señor quiere Juan 2, 5. —Mujer, ¿por qué me dices esto? Mi hora no ha llegado todavía. 5Ella dijo a los que estaban sirviendo: —Hagan todo lo que él les diga
  • 9. Romanos 10 , 9 – 10. 9Si con tu boca reconoces a Jesús como Señor, y con tu corazón crees que Dios lo resucitó, alcanzarás la salvación. 10Pues con el corazón se cree para alcanzar la justicia, y con la boca se reconoce a Jesucristo para alcanzar la salvación.
  • 10. La humillación y la exaltación de Cristo 5Tengan unos con otros la manera de pensar propia de quien está unido a Cristo Jesús, 6el cual: Aunque existía con el mismo ser de Dios, no se aferró a su igualdad con él, 7 sino que renunció a lo que era suyo y tomó naturaleza de siervo. Haciéndose como todos los hombres y presentándose como un hombre cualquiera, 8 se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, hasta la muerte en la cruz. 9 Por eso Dios le dio el más alto honor y el más excelente de todos los nombres, 10 para que, ante ese nombre concedido a Jesús, doblen todos las rodillas en el cielo, en la tierra y debajo de la tierra, 11 y todos reconozcan que Jesucristo es Señor,
  • 11. 15Yo sé todo lo que haces. Sé que no eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o caliente! 16Pero como eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.