1
Manifiesto en defensa de un Parlamento de Andalucía
abierto y democrático
Sevilla, 21.09.15
El Parlamento de Andalucía e...
2
Tratar de impedir este debate es un grave retroceso, una agresión a
las reglas democráticas, y una profunda involución d...
3
Ni el pacto que tuvo el gobierno socialista con el Partido
Andalucista, ni el bipartito de PSOE e IU la pasada legislatu...
4
Por eso, las elecciones autonómicas dieron como resultado un
Parlamento con más fuerzas políticas y sin mayorías.
Seis d...
5
Ahora, ambas fuerzas vetan el debate de un Proyecto de Ley del
PP para bajar los impuestos en Andalucía y eliminar el Im...
6
contribuyen a ahondar en el desapego de la sociedad por la política
y por las instituciones.
Ese escenario es el que pod...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Manifiesto en defensa de un Parlamento de Andalucía abierto y democrático

148 visualizaciones

Publicado el

Manifiesto presentado por Juanma Moreno en el Parlamento Andaluz

Publicado en: Noticias y política
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
148
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
88
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Manifiesto en defensa de un Parlamento de Andalucía abierto y democrático

  1. 1. 1 Manifiesto en defensa de un Parlamento de Andalucía abierto y democrático Sevilla, 21.09.15 El Parlamento de Andalucía es la voz del pueblo andaluz. Representa y está al servicio de todos los andaluces. Cada uno de los 109 diputados expresamos la voluntad de los ciudadanos y, por tanto, el Estado de Derecho nos otorga obligaciones y derechos que forman parte de la esencia de la democracia. Los diputados del PP estamos hoy aquí para reafirmar el valor y el papel democrático fundamental que tiene el Parlamento de Andalucía. No vamos a permitir que nada ni nadie vulnere nuestros derechos ni nos impida cumplir con nuestras obligaciones. Lo ocurrido la semana pasada en el Parlamento de Andalucía con la alianza de PSOE y Ciudadanos para vetar las iniciativas de la oposición, golpea la esencia de la democracia. El debate de iniciativas y propuestas que buscan mejorar la calidad vida de los ciudadanos desde diferentes posiciones ideológicas es consustancial a la democracia.
  2. 2. 2 Tratar de impedir este debate es un grave retroceso, una agresión a las reglas democráticas, y una profunda involución de la democracia en Andalucía que, como representantes de los ciudadanos, no podemos tolerar. Y debería avergonzar a los dos partidos que la promueven con el único objetivo de que su evidente pacto de gobierno no encuentre obstáculos ni voces contrarias en el resto de la Cámara Autonómica. La presentación de iniciativas legislativas por los grupos parlamentarios es un derecho que está protegido absolutamente por el Estatuto de Autonomía para Andalucía y por la Constitución Española. La función que nuestro Estado de Derecho otorga al Parlamento es la de control e impulso de la actividad del Gobierno. Todo esto ha sido pisoteado por un pacto entre dos fuerzas políticas, que intentan amordazar el Parlamento para proteger intereses partidistas y personalistas. Por primera vez en más de 30 años se veta el debate parlamentario y, paradójicamente, ha sido la llegada de una fuerza política que decía venir a cambiar las cosas y a regenerar la vida política la que ha permitido este paso atrás en la calidad democrática de nuestras instituciones.
  3. 3. 3 Ni el pacto que tuvo el gobierno socialista con el Partido Andalucista, ni el bipartito de PSOE e IU la pasada legislatura, ni siquiera las hegemónicas mayorías absolutas del socialismo andaluz, habían vetado el debate de iniciativas en el Parlamento en tres décadas de democracia. Es algo inédito en democracia que no se debata en un Parlamento, que se pervierta el funcionamiento de las instituciones, y que el Poder Ejecutivo imponga su ley al Legislativo doscientos años después de consagrarse en la Constitución Española de 1812 la separación de poderes. Hay que recordar a estas fuerzas políticas que es el Legislativo quien tiene la misión de controlar al Ejecutivo, y no al revés. Desde el Partido Popular, queremos reafirmar que no vamos a permitir que se ponga una mordaza al Parlamento de Andalucía. Con esta injusta decisión se crea un GRAVE precedente, peligroso e inquietante: la puesta en práctica, por parte de quienes gobiernan y de quienes les apoyan, de oscuras maniobras y estratagemas políticas de despacho cuando la motivación es coartar y atentar contra la pluralidad parlamentaria emanada de las urnas. Silenciar al Parlamento es adentrarse en una peligrosa deriva que nos aleja de la democracia, y eso no vamos a tolerarlo. Los andaluces quieren un cambio en el fondo y en las formas de las políticas socialistas.
  4. 4. 4 Por eso, las elecciones autonómicas dieron como resultado un Parlamento con más fuerzas políticas y sin mayorías. Seis de cada diez andaluces no votaron al PSOE, Susana Díaz no tiene mayoría en este Parlamento, y Ciudadanos es responsable de que el rodillo de la mayoría absoluta sea sustituido por el rodillo una mayoría con tintes absolutista. En este momento conviene recordar que la presente legislatura se inició con mal pie y que esta situación es consecuencia de la conformación irregular de la Mesa de la Cámara, que está recurrida ante el Tribunal Constitucional. El PP ya advirtió entonces del grave precedente que suponía que el PSOE decidiera unilateralmente dejar fuera de la Mesa a un miembro del PP elegido por votación para ceder ese puesto a otro partido. Con ese hecho irregular no sólo se distorsionó la voluntad de las urnas, sino que se abrió la puerta a que el PSOE pudiera manejar a su antojo el Parlamento y la admisión a trámite de iniciativas, con el apoyo de un solo grupo. El pacto oculto de PSOE y Ciudadanos se fortalece cada día y es visible ya para todos los andaluces, que comprueban a diario cómo ese nuevo partido ha renunciado a ser aliado del cambio para ser socio de gobierno del socialismo andaluz y apuntalar una mayoría que no existe.
  5. 5. 5 Ahora, ambas fuerzas vetan el debate de un Proyecto de Ley del PP para bajar los impuestos en Andalucía y eliminar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. El PP va a pelear por esta iniciativa porque los andaluces no pueden seguir renunciando a sus herencias porque no pueden pagar un impuesto injusto. Andalucía no se puede permitir un éxodo permanente de contribuyentes que este impuesto está generando. Pero además, vamos a seguir presentando iniciativas para rebajar los impuestos a los andaluces. Ya está registrada la proposición de ley para bonificar el impuesto de hidrocarburos, para acabar con la discriminación de los transportistas y taxistas de la comunidad; y presentaremos también una propuesta para rebajar el tramo autonómico del IRPF. Para nosotros es una prioridad que los andaluces paguen menos impuestos, para crear más empleo, más prosperidad y más crecimiento económico. Para nosotros es una prioridad también regenerar la vida pública y mejorar la calidad democrática de nuestras instituciones, que después de 33 años de gobiernos socialistas sigue siendo una gran asignatura pendiente. En unos tiempos en los que muchos ciudadanos se plantean la utilidad de las instituciones, decisiones como la acordada por el PSOE y Ciudadanos para amordazar a la oposición sólo
  6. 6. 6 contribuyen a ahondar en el desapego de la sociedad por la política y por las instituciones. Ese escenario es el que podría llevar a algunos a plantearse preguntas tan inquietantes como ¿Para qué sirve un Parlamento si quienes tienen la obligación de controlar e impulsar el trabajo del Gobierno no pueden hacerlo? Por ello, llamamos a todos los partidos políticos andaluces a una profunda reflexión, serena pero intensa: lo sucedido constituye un gravísimo error. Sus protagonistas deben abandonar la huida hacia adelante en la que se han instalado. PSOE y Ciudadanos deben rectificar, y deben hacerlo ya. Pedimos el fin de esa campaña de desprestigio a la Cámara Andaluza protagonizada por estas dos fuerzas políticas. Manifestamos que, de no producirse la rectificación inmediata por parte de los dos partidos, el Partido Popular se reserva el derecho a acudir a todas aquellas instancias institucionales y jurídicas que lo requieran para defender la autonomía, la transparencia y la democracia del Parlamento de Andalucía.

×