La editorial.
Desde nuestro joven proyecto al margen editorial queremos darte las
gracias por confiar en nuestras publicac...
Boris roza, Poeta.
Boris Rozas nace en Buenos Aires (Argentina). Es Licenciado en
Filosofía y Letras por la Universidad de...
Del autor.
Tiempo de detenerse por un instante a contemplar el camino
recorrido, con la mirada del que aún piensa que tien...
La perenne ignorancia del ciprés
Primer Premio XV Concurso de Poesía del Barrio de Torrero, Zaragoza, año
2012.
Había olvi...
Se enciende el mediodía a través de diminutos rayos que asoman
por entre las tiernas rosaledas del amor
en eclosión, una v...
A modo de última cena
este jueves vamos a reencontrarnos debajo
de la alfombra, a tirar juntos de la manta febril
del otoñ...
Plaza Almagro
Botijo de Plata XLVI Justas Poéticas de Dueñas, Palencia, año 2012.
Dame la mano mientras duermes esta noche...
Tandoori
Botijo de Plata XLVI Justas Poéticas de Dueñas, Palencia, año 2012.
Cuando empiece a caer la tarde sobre la esqui...
Juntando palabras espero con impaciencia
frente al escritorio del Ritz, a que cese la tormenta,
quiero llevarte a la Potsd...
Invertebrados
I Premio Internacional de Poesía “Pilar Fernández Labrador”
Salamanca, año 2013.
En blanco y negro la mosca ...
El extranjero
I Premio Internacional de Poesía “Pilar Fernández Labrador”
Salamanca, año 2013.
No soy el príncipe Mishkin
...
Radio Tristeza
Finalista del XXII Premio de Poesía Jaime Gil de Biedma, año 2012.
XXXIII Certamen de Poesía Manuel Garrido...
La senda de las espigas - Antología poética de Boris Rozas
La senda de las espigas - Antología poética de Boris Rozas
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La senda de las espigas - Antología poética de Boris Rozas

103 visualizaciones

Publicado el

Disfruta de la reciente antología poética "La senda de las espigas" que recorre los quince años de recorrido poético del laureado escritor Boris Rozas.
70 poemas reunidos en cuidadas ediciones en formato impreso y digital.
Más información en http://almargeneditorial.com/la-senda-de-las-espigas/

ISBN: 978-84-945550-0-8
al margen editorial, 2016

Publicado en: Entretenimiento y humor
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
103
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La senda de las espigas - Antología poética de Boris Rozas

  1. 1. La editorial. Desde nuestro joven proyecto al margen editorial queremos darte las gracias por confiar en nuestras publicaciones. Para inagurar nuesta sección de poesía hemos apostado por una antología del consagrado poeta Boris Rozas, con una doble edición en papel y digital, que lleva por título La senda de las espigas. Los setenta poemas que siembran este fértil campo reflejan la pasión por la vida que este laureado autor a demostrado a lo largo de estos últimos años. Nuestra pasión por la literatura nos obliga a volcarnos con todas y cada una de las obras que pasan por nuestro taller, para que cuando llegue a tus manos, ya sea en formato digital o en papel, disfrutes con la mayor intensidad posible de un contenido, siempre elaborado por escritores que se han dejado la piel en sus creaciones. Nuestro objetivo, como editorial, es dar a conocer a escritores con una productiva carrera literaria, ya sea por la calidad de las publicaciones que acumulan en sus estanterías o por los premios que han reconocido su valía, y a los que es necesario potenciar, difundir y situar entre los referentes nacionales en sus respectivas especialidades. Por supuesto, no nos olvidamos de las jóvenes plumas que también merecen un espacio en el que mostrar sus talentosos trabajos. Trataremos de dejar siempre nuestra mejor impronta pero si alguna vez nos equivocamos, querido lector, no dudes en avisarnos y darnos tu siempre bienvenida opinión. El equipo de al margen editorial te desea una muy agradable lectura. ¡GRACIAS POR APOYAR LA LITERATURA DE CALIDAD!
  2. 2. Boris roza, Poeta. Boris Rozas nace en Buenos Aires (Argentina). Es Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Valladolid, ciudad en la que ha transcurrido la mayor parte de su vida. Suele desenvolverse en la esfera del verso, pero sin dejar de lado la narrativa o el ensayo, con el sano afán de conservar la esencia de las dos orillas literarias que atesora. Su faceta poética abarca hasta la fecha siete libros publicados, más un octavo en preparación: Bagajes del alma (2004), Lleno del mar (2005), Hemisferio Sur (2007), Huyendo de este jardín, me encontré con el viento (2009), Ragtime (2012), Invertebrados (2014), La senda de las espigas (Antología poética del autor, 2016), Primeras impresiones de un hombre en la sala de autopsias (2016, en preparación). Pese a su juventud, su obra aparece ya en numerosas antologías literarias, entre las que podemos destacar: Poesía Española. Una Propuesta. De la Generación del 68 a la del 2000 (2008), La Hora Sagrada. XIII Encuentro de Poetas Iberoamericanos (2010), Corazón de Cinco Esquinas. Junta de Castilla y León (2010) y Esta ternura y estas manos libres de Poesía Hispanoamericana, homenaje al Centenario del natalicio de Julio Cortázar (2014), etc. Ha obtenido más de setenta galardones literarios hasta la fecha, de entre los que podemos destacar: Primer Premio Internacional de Poesía Pilar Fernández Labrador, Premio Sarmiento de Poesía 2007, Primer Premio del XXXIII Certamen de Poesía Manuel Garrido Chamorro, Accésit del Premio de Poesía Ángel Miguel Pozanco por la obra “Hemisferio Sur”, dos veces finalista del Premio de Poesía Jaime Gil de Biedma (2012 y 2015), Primer Premio de las XLII Justas Poéticas de Laguna de Duero, Primer Premio de Poesía del XVI Certamen Poético “Villa de Ermua”, Accésit del XXIII Premio Nacional de Poesía de Peñaranda de Bracamonte, en dos ocasiones Accésit del Premio Nacional Hernán Esquío de Poesía, “Botijo de Plata” en las XLVI Justas Poéticas de Dueñas, “Bautismo de Recuerdo” auspiciado por el Excmo. Ayuntamiento de Valladolid y la Casa de José Zorrilla, etc, etc. Web personal del autor: www.borisrozas.com
  3. 3. Del autor. Tiempo de detenerse por un instante a contemplar el camino recorrido, con la mirada del que aún piensa que tiene casi todo por recorrer: Valladolid, Salamanca, Segovia, Martos, Laguna de Duero, Dueñas, Ferrol, Zaragoza, Barcelona, Ermua, Miami, Cali, Peñaranda de Bracamonte, Avellaneda, Buenos Aires, Astorga, Segovia, Islas Malvinas, Bilbao, Sevilla, Uruguay, Nueva York, Cuenca de Campos, Méjico DF, León, Valladolid… Por esta abierta e infinita senda de las espigas, discurren de la mano el fuego del verso y la mirada poética del hombre que intenta manejarse sutilmente a dos niveles: primero como padre y ser humano, después como fiel hacedor de castillos en el aire o en papel en blanco, seguro a estas alturas de que sólo existe la incertidumbre. Gracias a los que me animan a creer y seguir creyendo cada día. La poesía es mi luz. Boris Rozas.
  4. 4. La perenne ignorancia del ciprés Primer Premio XV Concurso de Poesía del Barrio de Torrero, Zaragoza, año 2012. Había olvidado las líneas rotas de una mano quebrada por el agua que derrama por la negra grieta de un hombre enterrado en su nido de paja y trigo, hacia el amanecer del fin de semana víspera de otro lunes de vergüenza envuelto en aire. Emerge la duda a flote borrando la sonrisa, queda la llaga que sujeta el alma por la negra grieta de un hombre enterrado en el sudario de la existencia eternamente en víspera de sí mismo. Pudiendo amanecer a tu lado todos los días de mi vida elegí la perenne ignorancia del ciprés, hacerme de madera y ornamento hombre rinconera, contracción de caracol pudiendo amanecer a tu lado y bañarme todos los días en tu orilla hasta caer el sol desmantelado a nuestros pies de barro y hojarasca. Como una Sra. Dallaway cualquiera dijo que compraría las flores ella misma, descalza entre afilados cantos de tiempo en recurrencia. Repintada en la mañana de ese martes que tan poco le servía, rebusca en el fondo de un armario hueco como el amor de un junio en decadencia.
  5. 5. Se enciende el mediodía a través de diminutos rayos que asoman por entre las tiernas rosaledas del amor en eclosión, una vez podados los recuerdos de final de temporada. El pétalo gris de la noche ha embalsamado nuestros cuerpos en aceite, la rosa de té difumina tu esencia hasta perderse por las juntas de trapo de mi ausencia. Como de ceniza en miércoles camino descalzo por la casa de paja y trigo, rumiando este desamor que sazona el día sin permiso. No encuentro el mando a distancia de mi barco a la deriva en busca de sirenas que apartar de la ruta, no entiendo el canto de este mundo varado en tu susurro mientras me dimensiona la soledad. No entiendo la métrica de este verso hecho de afecto sucedáneo, de la tibia llama de un amanecer equivocado, pastoreo por entre las vueltas de tu pelo para salvar los muebles de mi vida. Confieso en esta iglesia de pasajes inéditos que he pecado de exceso de confianza al querer tomar las riendas de tu cara, no hay misterio para este aspirante sin Alejandrías que echarse a la boca, tan sólo pan de oro al tenerte entre las yemas, caricias al agua en este ático sin gárgola.
  6. 6. A modo de última cena este jueves vamos a reencontrarnos debajo de la alfombra, a tirar juntos de la manta febril del otoño, vuelta y vuelta en un organismo sitiado por la tarde que arrima el hombro jadeante, ebrio de tanta rebaja en una sangre ya picada. Como una Sra. Dallaway cualquiera dijo que compraría las flores ella misma, alborotada por tanta nieve en la trastienda de los años echada a suertes la forma del abismo, tocando a muerte la campana del invierno, no hay arena suficiente para meterse en los bolsillos, no hay arroyo tan profundo. Pudiendo amanecer a tu lado todos los días de mi vida elegí la perenne ignorancia del ciprés, cimbré a viernes de madera amarillenta, rolando a sotavento hasta encallar en tu mejilla, pudiendo haber servido como almohada para el vuelo hinqué la rodilla en tu nuevo continente descubrí tu cielo de rímel y acuarela. Había olvidado las líneas rotas de una mano quebrada por el agua que cala la piel seca, hacia el amanecer del velo antropomórfico que atraviesa los objetos sólidos en vísperas de otro retorno del amante. Me asalta la duda de quererte muy por encima de un hombre enterrado en el sudario de la existencia eternamente en víspera de sí mismo.
  7. 7. Plaza Almagro Botijo de Plata XLVI Justas Poéticas de Dueñas, Palencia, año 2012. Dame la mano mientras duermes esta noche, la yema rota de tu corazón dactilar acunará mis ansias de sobrevolar este día hasta posarme en Plaza Almagro, la única plaza pública de mi barrio, sentarme en mi arenero a comulgar con las hormigas mientras se entretiene el mediodía con mi boca seca, harto de esperar por la calesita que se llevaron en el traslado de Lima Oeste. Volveremos a pie hasta nuestra primavera recién eclosionada junto a la torre de Santa María de La Antigua, tu tierno amor románico atraviesa todavía mi escudo hasta desembocar en este mar de iglesias sin crucero mientras se entretiene la medianoche con mi torpe discurso de hombre continental, corazón al baño María a punto de introducirse en otro más grande para juntos llevarse al fuego hasta la orilla de este lecho sin flores de otro mundo. Dame la mano mientras sueñas con Os Pinos de tu Galicia de atardeceres plomizos y playas sin rostro, erosionada te vieron partir los robledales sinuosos de hoja blanda, porque creciste en suelos más hermosos te hiciste bosque atlántico en forma de “s” mientras al final de la Castilla llana, harto de esperar se ha detenido en tu mirada un pájaro de envergadura y canto pelágico, nidificado ante la cercanía del hombre llegado del Pasaje de Drake hasta posarse en Plaza Almagro, la única plaza pública de mi barrio.
  8. 8. Tandoori Botijo de Plata XLVI Justas Poéticas de Dueñas, Palencia, año 2012. Cuando empiece a caer la tarde sobre la esquina alborotada de la Tiergartenstrasse nos buscaremos entre el arrulle de los tilos en el corazón del mausoleo soviético al lado mismo de las piedras-continente. El perfecto chambelán teñido de rojo nos aguardará seguro a las puertas y no vamos a perder ni un minuto en virar a proa este domingo de susurros. Se avecina tormenta en el ocre de la tarde, retuerce su cabeza el visitante estremecido hacia el fragor que se abre paso en la cúpula del Reichstag. Circula ya la tibia lluvia por las venas de la Unter den Linden mientras el sol en el Mitte esculpe ráfagas de vida a borbotones. Se avecina tormenta en el quicio del verano revienta la noche entre tus gárgolas de historia. Plegando los brazos espero con impaciencia en el Arkaden, mirando ropa cara de tejidos incomibles sacando tiempo de la cartera, intuyo tu tierna sombra rolando entre wifis por el cielo de la Alexanderplatz, dibujando historias con el contorno de la mano que ha escondido el mañana bajo las sábanas de seda, entre la dulce propina del ama de llaves y los pétalos de centaureas azules.
  9. 9. Juntando palabras espero con impaciencia frente al escritorio del Ritz, a que cese la tormenta, quiero llevarte a la Potsdamer a cenar algo tandoori mientras nos sobrepasan estrellas adolescentes de ficción en su efímero paseo por alfombras que nunca languidecen, pose de foto fija, maquillajes, no van a perder ni un minuto en virar a proa nuestro domingo de susurros. Creo que mañana lunes será el día, cogeré la U2, dirección mi juventud, sólo para llegar a la misma estación de siempre.
  10. 10. Invertebrados I Premio Internacional de Poesía “Pilar Fernández Labrador” Salamanca, año 2013. En blanco y negro la mosca pegada a la pared ve pasar con ojos compuestos los días rebobinados en seda sensorial, atrapa siluetas al agua bajo el signo del libre albedrío de los invertebrados. Un Kafka metropolitano me ha advertido esta mañana, tú no eres Yerba amarga, a pesar del hastío de tus versos, en blanco y negro la mosca pegada a la pared dibuja instantes con halterios inventados habilidad para escapar, especie de insecto con lentes de aumento que recorre la vida a gritos bajo el habito cansino de los invertebrados.
  11. 11. El extranjero I Premio Internacional de Poesía “Pilar Fernández Labrador” Salamanca, año 2013. No soy el príncipe Mishkin envuelto en sus medias verdades ante el grueso patíbulo del eterno padecimiento pero siempre quisiera sentirme protegido ante lo efímero, no obstante prendo fuego a mi vida cada verano arropado por el sol determinista que finge arder los campos, y campo a mis anchas por el filo del olvido me siento vigía entre campanarios, campanarios de melancolía. No soy el extranjero de Camus pintando días de menos frente al verso reconcomido por el aire pero si por poder pudiera pasar inadvertido, pasaría de puntillas bajo el cielo de esta tierra corazón en la llanura del molino, me siento vigía entre invernaderos, cementerios de melancolía.
  12. 12. Radio Tristeza Finalista del XXII Premio de Poesía Jaime Gil de Biedma, año 2012. XXXIII Certamen de Poesía Manuel Garrido Chamorro, Martos, año 2012. Dicen que escucha por las noches el blues frío de la Radio Tristeza, mientras sacude las viejas gárgolas del Top of the Rock. Más otoño que se le viene encima. El corazón salió hace tiempo de reconocimiento, en limo en blanco marfil, dejando para siempre el alma por el viejo Nueva York. Was my idea, me suele decir siempre. Más otoño que se le viene encima.

×