DANIEL 3.17-18
JOVENES AUDACES
Siempre en la vida se presentara situaciones en las
que debemos elegir. Como cristianos deb...
Esta es una historia en la
que encontramos a tres jó-
venes israelitas. Aquellos jóvenes eran jóve-
nes sin defecto físico...
fuego, no les ocurrió nada.
El rey y sus súbditos y la
gente que se encontraba allí se dieron cuenta
que estos tres jóvene...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Devocional daniel 3

138 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
138
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Devocional daniel 3

  1. 1. DANIEL 3.17-18 JOVENES AUDACES Siempre en la vida se presentara situaciones en las que debemos elegir. Como cristianos debemos de saber que nuestro amor por Dios se refleja por medio de nuestra elección. Ya que ese es un don que Dios nos dio, el poder elegir lo bueno o lo malo; Amarlo y adorarlo o simplemente no hacerlo. El elegir siempre lo correcto implica ser audaz y ser firme. Esta es la situación en la que estuvieron estos tres amigos de Daniel, jóvenes audaces y de carácter firme. ESCUCHA- CREE- OBEDECE. DEVOCIONA #2 5 JOVENES DE CRISTO LA AUDACIA REQUIER E OBEDICE NCIA A DIOS.
  2. 2. Esta es una historia en la que encontramos a tres jó- venes israelitas. Aquellos jóvenes eran jóve- nes sin defecto físico alguno, inteligentes, de buen parecer y con una gran capacidad de servicio, pero tenían algo en común con el resto de los jóvenes, su libre decisión (Dn 1.4). Existía un problema, ellos se encontraban en un lugar el cual no era su ciudad, ni su creen- cia. Pero estos jóvenes de nombre sadrac, mesac y abednego a pesar de que no estaba en casa con su familia, sino que estaban es- clavizados por otra nación seguían creyendo fielmente en el Dios de los cielos y la tierra. Un día el rey ordena que todo el pueblo ado- raría a sus dioses y a su imagen cada que es- cucharan el sonido de instrumentos (Dn 3.1-7). Como es de esperarse casi todos accedie-ron, ya que si no lo hacían tendrían que mo-rir. Mientras el resto cedía y al sonido de la música, acudiendo adorar al rey y a sus dio-ses. Estos tres jóvenes israelitas tenían una cosa en mente, solo adorar a su Señor. Entendían que nadie más podía recibir sus palabras, su devoción, su entusiasmo si no era el Dios de Israel, aquel que los había sacado de la cruel-dad de la esclavitud, por lo tato decidieron serle fiel a Dios. El rey se entera que estos jóvenes quienes trabajaban para él en su palacio, no habían adorado a sus dioses, ni a su estatua. Por lo tanto decide mandarlos llamar y los condena a ser echados a un horno de fuego y además pide que ese horno sea calentado siete veces más de lo usual. El rey manda llamarlos y pide que sean pues-tos en el horno de fuego. El horno estaba tan caliente que las personas que custodiaron a estos jóvenes se quemaron y murieron con tan solo acercarse un poco para arrojarlos al fuego. Lo sorprendente es que cuando estos jóvenes siervos de Dios entraron al horno de
  3. 3. fuego, no les ocurrió nada. El rey y sus súbditos y la gente que se encontraba allí se dieron cuenta que estos tres jóvenes seguían de pie y con vida. El rey quien se llamaba Nabucodonosor ob- serva que habían entrado tres personas, pero que había uno más con aspecto de hijo de los dioses en medio de ellos. El rey manda sacarlos y se da cuenta que ni siquiera olían a humo y sus ropas estaban completas. Inmediatamente el rey recibe un temor muy grande y dice unas palabras muy hermosas “Bendito sea el Dios de ellos, de Sadrac, Mesac y Abed-nego, que envió su ángel y libró a sus siervos que confiaron en él, y que no cumplieron el edicto del rey, y entregaron sus cuerpos antes que servir y adorar a otro dios que su Dios.” (véase Dn. 1.28). Sabes joven siempre el mundo nos dará las opciones equivocadas. Nos juzgaran por no hacer las cosas que ellos hacen y que muchas de las veces aun nos insultaran o llegaran a querer lastimarnos solo por no hacer lo que el mundo quiere que hagamos. Estos tres jóvenes son un ejemplo para noso- tros. Ellos nunca doblaron su rodilla ante otros dioses ni aun al filo de la muerte. Ellos sabían en cada momento a quien perte- necían, ellos sabían que debían obedecer a sus autoridades, pero sabían que si esas ór- denes iban en contra de Dios, Dios era pri- mero antes que sus propias vidas. Ellos habían escuchado la voz de Dios, y ha- bían creído en quien era ese Dios que había creado los cielos y la tierra. Pero también ellos obedecían a su creador antes de los hombres. Busquemos agradar a Dios bajo cada cir- cunstancia antes que agradar a nuestros ami- gos, lideres o las personas que nos observan, recordemos que de esa manera ellos creerán a Dios, por medio de nuestro testimonio y nuestra Fe firme en Cristo. RECUERDA CUADO ESTES EN UNA SITUACION SI- MILAR, ELIGE SERVIR A DIOS Y AGRADARLO, DE ESTA MANERA ÉL ESTARA EN MEDIO DE LAS DIFICUL- TADES Y NOS AYUDARA A SALIR DE LA PRUEBA. ESCUCHA, CREE Y ANTE CUALQUIER SITUACION OBEDECE.

×