El Burro y El Ratón Fábula con Moraleja
Una tarde, el burro y su amigo el ratón, caminaban por la selva sosteniendo una animada charla. Estaban tan distraídos que...
De pronto una magnífica idea llegó a su cabeza. Espérame un instante, amigo burro, ya regreso. El ratoncito corrió como lo...
Después de un par de intentos, logró sacar a su amigo de las arenas... Todo fue júbilo y fiesta, el burro reconoció que no...
Poco tiempo después caminando de nuevo por la selva en animada charla, fue el ratón quien cayó en las arenas movedizas. Lo...
Sacó su miembro y lo depositó sobre las  arenas. ¡Agárrate amigo ratón, agárrate fuerte de él, y yo te saco! Con un enorme...
MORALEJA: EL QUE LA TIENE GRANDE, ¡NO NECESITA UN MERCEDES!
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El burro y el raton

2.263 visualizaciones

Publicado el

fábula

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.263
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
42
Acciones
Compartido
0
Descargas
18
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El burro y el raton

  1. 1. El Burro y El Ratón Fábula con Moraleja
  2. 2. Una tarde, el burro y su amigo el ratón, caminaban por la selva sosteniendo una animada charla. Estaban tan distraídos que el burro no vió las arenas movedizas y cayó en ellas. Comenzó a dar alaridos: ¡Amigo ratón, ayúdame! ¡Ayúdame, por favor! El ratoncito se desesperó, no sabía que hacer...
  3. 3. De pronto una magnífica idea llegó a su cabeza. Espérame un instante, amigo burro, ya regreso. El ratoncito corrió como loco hasta su casa, y sacó del garaje su Mercedes Benz 500 SL. Rápidamente regresó junto a las arenas movedizas, se desmontó del carro y amarró la cola del burro al parachoques del Mercedes Benz, se subió, puso primera y arrancó con delicadeza.
  4. 4. Después de un par de intentos, logró sacar a su amigo de las arenas... Todo fue júbilo y fiesta, el burro reconoció que no existía alguien mejor y más ingenioso, que su amigo el ratón: ¡Amigo ratón, tú eres lo mejor del mundo! Le dijo abrazándolo.
  5. 5. Poco tiempo después caminando de nuevo por la selva en animada charla, fue el ratón quien cayó en las arenas movedizas. Los alaridos se escucharon por toda la jungla: ¡Ayúdame amigo burro! ¡Ayúdame! El burro se alborotó, no sabía qué hacer, pensaba y pensaba y Nada se le ocurría... ¡Ayúdame amigo burro! Recuerda que hace un tiempo yo te saqué de aquí! De golpe una idea brillante se le ocurrió al burro...
  6. 6. Sacó su miembro y lo depositó sobre las arenas. ¡Agárrate amigo ratón, agárrate fuerte de él, y yo te saco! Con un enorme esfuerzo, el ratoncito logró aferrarse al miembro del burro, éste retrocedió y logró sacar a su amigo. Ambos se abrazaron emotivamente y saltaron de júbilo.
  7. 7. MORALEJA: EL QUE LA TIENE GRANDE, ¡NO NECESITA UN MERCEDES!

×