Estuvimos presentes

92 visualizaciones

Publicado el

Una presentaciónb que nos hace pensar

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
92
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Estuvimos presentes

  1. 1. ...y dijimos que estaba bien o callamos. Haz clic para avanzar ESTUVIMOS PRESENTES....
  2. 2. Una presentación para pensar....
  3. 3. Cuando el ser humano se enfrenta con acontecimientos trágicos.. “¿Cómo permite Dios que esto suceda?“ ..como atentados, enfermedades casi incurables, muertes repentinas, y otros muchos.. .., ...algunos se preguntan:
  4. 4. “A Dios no le agradan estos sucesos; pero, nada sucede porque sí, todo tiene su causa y origen. Durante años hemos estado diciéndole a Dios que salga de nuestras escuelas, que salga de nuestros gobiernos y que salga de nuestras vidas ... .. He aquí una respuesta sabia: ... que queremos organizarlas no sólo al margen de Él, lejos de Él, sino sin Él.
  5. 5. Y Dios nos deja caminar a nuestro antojo. Como buen Padre, deja y espera... Pero, nosotros, en nuestra incoherencia , ¿podemos esperar la protección de Dios,
  6. 6.   HAGAMOS MEMORIA: ... todo comenzó cuando alguien pidió que no se rezara en nuestras escuelas y que se quitaran los crucifijos. Y dijimos que estaba bien o nos callamos. ...luego alguien dijo que no se leyera la Biblia en las escuelas... (la Biblia dice: no matarás, no robarás, amarás a tu prójimo como a ti mismo). Y dijimos que estaba bien o nos callamos.
  7. 7. ...luego alguien sobrevaloró los derechos de los escolares y se olvidó de los derechos de los profesores; permitió la anarquía en las clases porque la autoridad de los profesores podría lastimar la personalidad y autoestima de los educandos. Dimos por sentado que los expertos saben lo que hacen. Y dijimos que estaba bien o callamos
  8. 8.    .... alguien dijo que los profesores no deben exigir disciplina. Como consecuencia: muchos alumnos no atienden e impiden hacerlo, algunos maltratan física y psíquicamente a compañeros y profesores e, incluso, hay padres que les golpean o denuncian. Y dijimos que estaba bien o callamos.
  9. 9. Y dijimos que estaba bien o callamos. ...alguien dijo: La educación sexual de los adolescentes no es función de los padres sino de los colegios e institutos. Y dijimos que estaba bien o callamos. ...alguien dijo: Fomentemos las relaciones sexuales entre adolescentes, pero como no queremos embarazos, démosles preservativos para que puedan divertirse sin riesgo. Y lo airearon con la campaña ¡póntelo, pónselo! No intentaron otros caminos mejores.
  10. 10.   ...alguien dijo: imprimamos revistas con fotografías de desnudos para resaltar la belleza del cuerpo femenino. Nos desagradó, pero callamos porque prima el derecho a la libertad de expresión. ...alguien fue más lejos y publicó en Internet fotografías de niños y niñas desnudos o siendo abusados sexualmente por adultos. Y dijimos que estaba bien o callamos.
  11. 11. ...luego la industria de las diversiones dijo: Hagamos shows por televisión, películas y videojuegos que promuevan lo profano, la violencia y el sexo ilícito. ... Y luego dijeron: grabemos música que estimule las violaciones, las drogas, los suicidios y los temas satánicos. Y dijimos que estaba bien o nos callamos. Y dijimos que estaba bien o nos callamos.
  12. 12. • ¿por qué algunos de nuestros adolescentes no tienen conciencia?  AHORA NOS PREGUNTAMOS: •¿por qué no saben distinguir entre el bien y el mal? •¿por qué no les preocupa golpear hasta matar a un inmigrante, un pordiosero o uno de sus propios compañeros? Probablemente ESTEMOS RECOGIENDO LO QUE HEMOS SEMBRADO.
  13. 13. Creemos lo que dicen los medios de comunicación, y cuestionamos lo que dice la Palabra de Dios. ES CURIOSO: Nos alejamos de Dios y luego nos preguntamos por qué el mundo está en proceso de destrucción. Usamos internet para mandar correos, chistes y presentaciones, que se extienden como reguero de pólvora; pero, cuando se trata de mensajes religiosos, muchos se lo piensan dos veces antes de compartirlos.
  14. 14. ... Mientras que la conversación con Dios en público se suprime, en las escuelas, en los espacios de trabajo y a veces hasta en el hogar. Hay artículos que incitan a la violencia, lujuriosos, crudos, vulgares y obscenos circulando libremente por el ciberespacio, ...
  15. 15. Tal vez, tú mismo no mandarás este mensaje a gente que está en tu lista de direcciones porque no estás seguro de lo que pensarán DE TI por habérselo enviado. Es curioso ver como nos preocupa más lo que de nosotros puedan pensar los demás que lo que piensa Dios. ¿Te estás sonriendo?
  16. 16. SI CREES QUE VALE LA PENA, REENVÍALO. SI NO ES ASÍ, BÓRRALO... “SÓLO” DIOS SABRÁ QUE LO HICISTE. EN AMBOS CASOS: QUE DIOS TE BENDIGA FIN J.JIMÉNEZ

×