¡Oh vosotros, ROSAS en el jardín del amor de Dios! ¡Oh vosotros, LUMINOSAS  LÁMPARAS en la asamblea de Su conocimiento!
Que los suaves hálitos de Dios soplen sobre vosotros, que la Gloria de Dios ilumine el horizonte de vuestros corazones. Vo...
En la extendida tabla de este mundo, vosotros sois los VERSÍCULOS de su singularidad; y por encima de las encumbradas torr...
¿Por qué entonces estáis apagados, por qué silenciosos, por qué lerdos y embotados? Debéis RESPLANDECER como el rayo, y EL...
Como fragantes hálitos de los retiros celestiales, como almizcleros vientos que provienen de los jardines del Señor, debéi...
en las arenas de la perdición, sed MANANTIALES del agua de vida, sed una GUÍA proveniente de Dios nuestro Señor.
AHORA es el MOMENTO de SERVIR,  AHORA es el MOMENTO de ESTAR ENCENDIDOS. Conoced el valor de esta oportunidad, de esta fav...
Pronto, nuestro PUÑADO de días, nuestra vida EVANESCENTE se habrá ido, y entraremos, con las manos vacías, al foso que ha ...
Diseminemos sobre todos los pueblos las atesoradas GEMAS del RECONOCIMIENTO de Dios, y con la decisiva espada de la LENGUA...
La BIENAVENTURANZA sea para con los obradores de los grandes hechos. ‘ Abdu’l-Bahá Selección de los Escritos
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

¡Oh vosotros!

365 visualizaciones

Publicado el

nuestras potencialidades descritas bellamente!

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
365
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

¡Oh vosotros!

  1. 1. ¡Oh vosotros, ROSAS en el jardín del amor de Dios! ¡Oh vosotros, LUMINOSAS LÁMPARAS en la asamblea de Su conocimiento!
  2. 2. Que los suaves hálitos de Dios soplen sobre vosotros, que la Gloria de Dios ilumine el horizonte de vuestros corazones. Vosotros sois las OLAS del profundo mar del conocimiento, sois los EJÉRCITOS en formación sobre las planicies de la certidumbre, sois las ESTRELLAS en los cielos de la compasión de Dios, sois las PIEDRAS que ponen en fuga al pueblo de la perdición, sois las NUBES de divina compasión sobre los jardines de la vida, sois la ABUNDANTE GRACIA de la unicidad de Dios derramada sobre la esencia de todas las cosas creadas.
  3. 3. En la extendida tabla de este mundo, vosotros sois los VERSÍCULOS de su singularidad; y por encima de las encumbradas torres de los palacios, sois los ESTANDARTES del Señor. En sus campestres moradas sois las FLORES y las DULCEMENTE PERFUMADAS HIERBAS; en el rosedal del espíritu sois los ruiseñores que emiten plañideros cantos. Sois las aves que se remontan hacia los cielos del conocimiento, los halcones reales sobre el brazo de Dios.
  4. 4. ¿Por qué entonces estáis apagados, por qué silenciosos, por qué lerdos y embotados? Debéis RESPLANDECER como el rayo, y ELEVAR un clamor como el del gran mar. Al igual que una candela debéis DERRAMAR vuestra luz y, como las suaves brisas de Dios, soplar a través del mundo.
  5. 5. Como fragantes hálitos de los retiros celestiales, como almizcleros vientos que provienen de los jardines del Señor, debéis PERFUMAR el aire para el pueblo del conocimiento, y al igual que los esplendores derramados por el verdadero Sol, debéis ILUMINAR los corazones de la humanidad. Pues vosotros sois los VIENTOS CARGADOS de VIDA, sois los AROMAS del JAZMÍN que provienen de los jardines de los que están a salvo. Llevad, entonces, vida a los muertos y DESPERTAD a aquellos que dormitan. En la oscuridad del mundo sed RESPLANDECIENTES llamas;
  6. 6. en las arenas de la perdición, sed MANANTIALES del agua de vida, sed una GUÍA proveniente de Dios nuestro Señor.
  7. 7. AHORA es el MOMENTO de SERVIR, AHORA es el MOMENTO de ESTAR ENCENDIDOS. Conoced el valor de esta oportunidad, de esta favorable circunstancia que es gracia ilimitada, ANTES de que se os ESCURRA de las manos.
  8. 8. Pronto, nuestro PUÑADO de días, nuestra vida EVANESCENTE se habrá ido, y entraremos, con las manos vacías, al foso que ha sido cavado para aquellos que nunca más hablarán; en consecuencia, debemos AMARRAR nuestros corazones a la manifiesta Belleza y AFERRARNOS a la cuerda de salvación que nunca falla. Debemos ENTREGARNOS al servicio, ENCENDER la llama del amor, y CALCINARNOS en su calor. Debemos DESATAR NUESTRAS LENGUAS hasta que hagamos arder el corazón del amplio mundo y, con luminosos rayos de guía, aniquilar los ejércitos de la noche, y entonces, por amor a Él, inmolar nuestras vidas en el campo del sacrificio.
  9. 9. Diseminemos sobre todos los pueblos las atesoradas GEMAS del RECONOCIMIENTO de Dios, y con la decisiva espada de la LENGUA, y las seguras saetas del CONOCIMIENTO, derrotemos a las huestes del yo y la pasión, y AVANCEMOS presurosos hacia el sitio del martirio, el lugar donde moriremos por el Señor. Y entonces, con banderas desplegadas y al son de los tambores, INGRESEMOS al dominio del Todoglorioso, y UNÁMONOS a la Compañía en lo alto.
  10. 10. La BIENAVENTURANZA sea para con los obradores de los grandes hechos. ‘ Abdu’l-Bahá Selección de los Escritos

×