NUESTRA   HERENCIA   EN   CRISTO UN  ESTUDIO  BASADO  EN EL  LIBRO  DE   EFESIOS LA NUEVA  HUMANIDAD  DEL  REINO
NUESTRA   HERENCIA   EN   CRISTO En él asimismo tuvimos herencia,  habiendo sido predestinados conforme al propósito del q...
…  estando persuadido de esto,  que el que comenzó en vosotros la buena obra,  la perfeccionará hasta el día de Jesucristo...
En él también vosotros,  habiendo oído  la palabra de verdad ,  el evangelio de vuestra salvación,  y habiendo creído en é...
Porque sabemos que si nuestra morada terrestre,  este tabernáculo,  se deshiciere,  tenemos de Dios un edificio,  una casa...
<ul><li>Vamos a estudiar que significan estos términos utilizados por Pedro para describir lo que Dios nos está entregando...
<ul><li>Pablo dijo a los corintios: </li></ul><ul><li>Por tanto,  no desmayamos;  antes aunque este nuestro hombre exterio...
NUESTRA   HERENCIA   EN   CRISTO III.-Nuestra herencia entre los Santos Que más nos dice acerca de esta herencia, que es  ...
NUESTRA   HERENCIA   EN   CRISTO III.-Nuestra herencia entre los Santos Un último rasgo de esta herencia, se nos describe ...
NUESTRA   HERENCIA   EN   CRISTO III.-Nuestra herencia entre los Santos <ul><li>Pablo sin merito alguno fue llamado y Dios...
NUESTRA   HERENCIA   EN   CRISTO III.-Nuestra herencia entre los Santos Dios ya hablaba acerca de esto a Israel:  Este pue...
NUESTRA   HERENCIA   EN   CRISTO III.-Nuestra herencia entre los Santos “ Y a todo lo creado, oí decir  …” dice el apóstol...
<ul><li>Próxima clase </li></ul><ul><li>UN  LLAMAMIENTO  </li></ul><ul><li>SANTO </li></ul>
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Nuestra herencia3

780 visualizaciones

Publicado el

Tercer Power de la serie, espero a quienes la sigan les sirva para enseñar tambien a otros
Slds
Luis Vogt O.
luis.vogt@gmail.com

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
780
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
8
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Nuestra herencia3

  1. 1. NUESTRA HERENCIA EN CRISTO UN ESTUDIO BASADO EN EL LIBRO DE EFESIOS LA NUEVA HUMANIDAD DEL REINO
  2. 2. NUESTRA HERENCIA EN CRISTO En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo. En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria. Efesios 1:11-14 … habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad. (Verso 11) Hay un propósito en Dios, El es el que hace todas las cosas, según El quiere. Ni la suerte, ni la voluntad humana; ni el destino, ni la luna o el horóscopo ha determinado nuestro futuro, sino Dios, el cual ha trazado un destino para nosotros . Herencia =(gr) patrimonio espiritual Para nosotros, ese patrimonio espiritual es 100% espiritual para nosotros, por medio de la cual disfrutamos la paz, la gracia, la sabiduría y el perdón; la vida eterna y el gozo y victoria; la fortaleza y la guía del Espíritu Santo, la misericordia, el amor y la comunión que disfrutamos con Dios. El hablar con Dios, el poder comunicarnos con El es parte de la herencia que tenemos en Cristo . III.-Nuestra herencia entre los Santos
  3. 3. … estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo; Filip 1:6 El esta trabajando en nosotros y con nosotros dia tras día, y nos ha enriquecido con esta herencia, ahora ¿con que fin nos predestinó?:   Estamos destinados a ser la alabanza de su gloria en este mundo, nuestro testimonio es importante, porque parte de esa gloria debemos mostrarla, la gente debe ver a Dios en nosotros, debe ver que Dios es real al ver lo que El está o ha hecho en nosotros, el dijo de Jesús : <ul><li>Este texto tiene dos lecturas: </li></ul><ul><li>Una, que debemos provocar en Dios reacciones de agrado y complacencia, porque es parte de nuestra identidad y para lo cual hemos sido llamados </li></ul><ul><li>… a fin de que seamos para alabanza de su gloria. </li></ul><ul><li>Dos: No existe otra manera de complacer a Dios Padre, sino tan solo a través de su amado hijo, nuestro Señor Jesucristo. De hecho todas las sombras, figuras y tipos del antiguo testamento apuntaron siempre a un solo propósito; mostrar la gloria de aquel que es la imagen del Dios invisible, aquel que es el agrado y la complacencia del Padre. </li></ul>NUESTRA HERENCIA EN CRISTO III.-Nuestra herencia entre los Santos “ Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia” Mateo 3:17
  4. 4. En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad , el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, Verso 13 y 14 Pablo dice: primeramente el pueblo judío, luego habla de nosotros quienes después de haber oído LA PALABRA DE VERDAD, que es la que nos hace salvos, no lo son las filosofías ni los argumentos doctrinales, sino el Evangelio de nuestra salvación. ¿Y cuando fuimos sellados? Cuando creímos en El, nos puso el sello, nos fijó como de su pertenencia, como sus hijos, este espíritu que es: … que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria. Del griego “ arrabōn ” que significa garantía= el espíritu nos sello como garantía hasta el día final, fijó un deposito en el banco celestial por cada uno de nosotros, un adelanto de su gloria. Y el que nos confirma con vosotros en Cristo, y el que nos ungió, es Dios, el cual también nos ha sellado, y nos ha dado las arras del Espíritu en nuestros corazones. 2Co 1:21-22   Como propiedad suya, como auténticos hijos, el sello ha sido puesto en nuestros corazones, en donde es el mismo Espíritu de Dios el que da testimonio de esto NUESTRA HERENCIA EN CRISTO III.-Nuestra herencia entre los Santos El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios . Rom 8:16
  5. 5. Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos. Y por esto también gemimos, deseando ser revestidos de aquella nuestra habitación celestial; pues así seremos hallados vestidos, y no desnudos. Porque asimismo los que estamos en este tabernáculo gemimos con angustia; porque no quisiéramos ser desnudados, sino revestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida. Mas el que nos hizo para esto mismo es Dios, quien nos ha dado las arras del Espíritu. 2Co 5:1-5 <ul><li>Pablo cita que nuestra esperanza está más allá de nosotros mismos </li></ul><ul><li>La mayor garantía de esto es que esta herencia la provee el mismo Dios </li></ul><ul><li>Y cuando habla de garantía, habla de algo que está garantizado de por vida </li></ul>Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, 1Pe 1:3 Este renacer viene de la palabra griega “ anagennao ” =significa nacer de los alto Para que nos hace renacer = para recibir una herencia que tiene 3 rasgos: “… para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros,” 1Pe 1:4 NUESTRA HERENCIA EN CRISTO III.-Nuestra herencia entre los Santos
  6. 6. <ul><li>Vamos a estudiar que significan estos términos utilizados por Pedro para describir lo que Dios nos está entregando, ello con el fin de hacernos una idea mas precisa acerca de ello. </li></ul>Pedro nos dice que la herencia es “incorruptible” (gr. a phtharton )= indestructible, imperecedero Todo lo que Dios hace es eterno e indestructible y su herencia no lo es menos. Veamos y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. Rom 1:23 La necedad del hombre cambia la gloria de Dios que es “aphtharton “ es decir indestructible por las cosas corruptibles En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados . 1Co 15:52 Pablo nos reitera que nuestra herencia en nuestros cuerpos glorificados serán aphtharton = indestructibles, esa es la gloria que Dios tiene reservada a los santos, una gloria que no se acaba, que es eterna y que nadie la puede destruir. Por su parte el mundo natural nos muestra que todo tiende a corromperse, deteriorarse Principio de entropía: En términos simples nos indica que todo tiende al caos, al desorden, todo se deteriora, desgasta o envejece y este principio es irreversible . NUESTRA HERENCIA EN CRISTO III.-Nuestra herencia entre los Santos
  7. 7. <ul><li>Pablo dijo a los corintios: </li></ul><ul><li>Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día . </li></ul><ul><li>2Co 4:16 </li></ul>NUESTRA HERENCIA EN CRISTO III.-Nuestra herencia entre los Santos <ul><li>El principio de entropía no funciona con las leyes de Dios, </li></ul><ul><li>De acuerdo a estas es más fácil construir que destruir, </li></ul><ul><li>Es una ley totalmente contraria a las tendencias a que estamos acostumbrados </li></ul><ul><li>A raíz de esto, Dios nos tiene que revelar sus maravillas pausadamente (de gloria en gloria), de los contrario el efecto que podríamos recibir sería chocante, es como pasar de pecado a santidad en un instante, nuestro ser no lo resistiría, sería como pasar de 0 a 1.000 Km./hora en un seg. Por ello nuestro cuerpo debe ser transformado, es un cuerpo diseñado `para esa naturaleza </li></ul><ul><li>Pero en este proceso nuestras decisiones son claves porque la santidad no es un estado, es un proceso que se inicia el día que Dios opera en nosotros el nuevo nacimiento, pero esta se va construyendo dentro de nosotros día a día, paso a paso. </li></ul><ul><li>Por ello debemos ser constantes en este caminar, cualquier retroceso demora nuestra maduración y la obra de Dios en nosotros se retrasa. </li></ul>
  8. 8. NUESTRA HERENCIA EN CRISTO III.-Nuestra herencia entre los Santos Que más nos dice acerca de esta herencia, que es “incontaminada” (gr. amianton ) significa “sin contaminación” Dios es libre de contaminación, de pecado y de maldad, Pedro nos dice : “ sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación” , 1Pe 1:18-19 <ul><li>Aquí se refiere a libres del pecado, sin mancha de maldad, si Dios pago el precio del rescate para aceptarnos como hijos y hacernos santos </li></ul><ul><li>¿Si esa es nuestra herencia cómo será entonces nuestra salvación? </li></ul><ul><li>Atesoremos estas palabras que describen nuestra herencia, </li></ul><ul><li>Son verdades inmutables y eternas, que nos asombran sobremanera considerando que hasta aquí era difícil aceptar que Dios nos salvara sin merito alguno de nuestra parte </li></ul><ul><li>Es todo un cofre inagotable de tesoros que iremos descubriendo en la medida que nos vamos adentrando en su Palabra. </li></ul><ul><li>Aquel que logra descubrir y atesorar la profundidad de estas revelaciones, nunca más puede ni podría ser el mismo. </li></ul>
  9. 9. NUESTRA HERENCIA EN CRISTO III.-Nuestra herencia entre los Santos Un último rasgo de esta herencia, se nos describe con la palabra “inmarcesible” ( gr . ἀμάραντος , que no se marchita. Amaranthus) No pierde brillo ni se mancha, nuestra salvación no se acaba, es eterna, al igual que cada uno de los dones que Dios provee. Nuestra herencia, nuestra salvación; su Palabra; su amor, su perdón, son perpetuos, para siempre, inmarchitables. En él también vosotros (los gentiles), habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria . Efesios 1:13-14 <ul><li>¿Esta garantía está presente hasta cuándo? </li></ul><ul><li>Hasta la redención de la “posesión adquirida” = que somos nosotros. </li></ul><ul><li>Hasta que se complete el rescate en gloria, </li></ul><ul><li>Todavía no nos hemos muerto. Ni Cristo ha venido; pero esta garantía es real y lo único que falta redimir es nuestro cuerpo, el cual se va desgastando. </li></ul><ul><li>¿Y para que es todo este plan magnífico de Dios? </li></ul><ul><li>¡Para alabanza de su gloria! </li></ul>
  10. 10. NUESTRA HERENCIA EN CRISTO III.-Nuestra herencia entre los Santos <ul><li>Pablo sin merito alguno fue llamado y Dios le rescató y le constituyó apóstol </li></ul><ul><li>Nosotros tampoco hicimos nada por esta salvación, para nuestra gloria, </li></ul><ul><li>Por lo cual tampoco corresponde podamos quedarnos con parte de la gloria que a El le pertenece </li></ul><ul><li>Pablo lo tenía claro cuando dijo: </li></ul><ul><li>“ no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios” 2Co 3:5 </li></ul><ul><li>“ Doy gracias al que me fortaleció, a Cristo Jesús nuestro Señor, porque me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio” 1Ti 1:12 </li></ul><ul><li>Mientras no entendamos esto, el humo se nos va a ir a la cabeza, si no tenemos claro que todo, enteramente todo lo que sabemos, hacemos y enseñamos proviene de Él, </li></ul><ul><li>Si no es así entonces estamos lejos de representar fielmente los intereses del reino de los cielos. </li></ul><ul><li>Si comenzamos a decir – Dios me escogió a mi- debemos entender no por meritos propios , </li></ul><ul><li>No es que encontraste tu a Dios. Dios jamás estuvo perdido . El nos encontró a nosotros, cuando estábamos: </li></ul><ul><li>“ muertos en delitos y pecados”, ” alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa” </li></ul>Todo lo que está en nosotros debe remar en contra del fortalecimiento de nuestro “YO”, porque lo que Dios nos entrega es bueno y para beneficio del cuerpo (la iglesia) y para “alabanza de su gloria”. Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación. Santiago 1:17 SIN MERITO ALGUNO
  11. 11. NUESTRA HERENCIA EN CRISTO III.-Nuestra herencia entre los Santos Dios ya hablaba acerca de esto a Israel: Este pueblo he creado para mí; mis alabanzas publicará. Y no me invocaste a mí, oh Jacob, sino que de mí te cansaste, oh Israel . Isa 43:21-22 No caigamos pues en el pecado de Israel y Jacob y nos olvidemos de quien es el dador de toda bendición y de todos los dones de los cuales hemos sido dotados, Porque como el cinto se junta a los lomos del hombre, así hice juntar a mí toda la casa de Israel y toda la casa de Judá, dice Jehová, para que me fuesen por pueblo y por fama, por alabanza y por honra; pero no escucharon . Jer 13:11 Dios llamó a Israel para su gloria, “ por pueblo y por fama ”, “ por alabanza y por honra” Nosotros como iglesia de Cristo, como “pueblo escogido”, hemos sido llamados para honrar su nombre, para ser un motivo de orgullo para Dios y para que en todo El sea alabado y honrado. Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza. Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos . Apoc 5:11-13
  12. 12. NUESTRA HERENCIA EN CRISTO III.-Nuestra herencia entre los Santos “ Y a todo lo creado, oí decir …” dice el apóstol, entonces: como no dar las gracias a Dios por tantas riquezas y bendiciones que nos ha concedido, por esta herencia incorruptible que nos ha reservado. Vale la pena sacrificar todo lo que tenemos y somos para adquirir la “ Perla de gran precio ”, vale la pena “ gastarse para Dios ”, en gratitud, en sacrificio, en entrega, en alabanza, en dedicación, en tiempo y en esfuerzo, Dejar de lado nuestro egoísmo; nuestras limitaciones; nuestra vida profana; nuestro “Yo” y volvernos a El. Dar gracias a Dios por estas gracias que nos ha derramado en nuestro corazón; bendiciones que hacen rebosar nuestra copa y nos llenan de gozo y eterna paz. Entonces nos levantaremos y alzamos nuestros brazos y diremos como exclamó el apóstol Juan en Patmos: “ Al que está sentado en el trono, y al Cordero; sea toda la alabanza, toda la honra, toda la gloria y todo el poder, por los siglos de los siglos” Amen
  13. 13. <ul><li>Próxima clase </li></ul><ul><li>UN LLAMAMIENTO </li></ul><ul><li>SANTO </li></ul>

×