http://www.nzz.ch/meinung/debatte/pikettys-armseliger-eurozentrismus-1.18475870
2015-02-05-NZZ Zurich_Pikettys armseliger ...
http://www.nzz.ch/meinung/debatte/pikettys-armseliger-eurozentrismus-1.18475870
2015-02-05-NZZ Zurich_Pikettys armseliger ...
http://www.nzz.ch/meinung/debatte/pikettys-armseliger-eurozentrismus-1.18475870
2015-02-05-NZZ Zurich_Pikettys armseliger ...
http://www.nzz.ch/meinung/debatte/pikettys-armseliger-eurozentrismus-1.18475870
2015-02-05-NZZ Zurich_Pikettys armseliger ...
http://www.nzz.ch/meinung/debatte/pikettys-armseliger-eurozentrismus-1.18475870
2015-02-05-NZZ Zurich_Pikettys armseliger ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

2015 02-05-nzz zurich pikettys arm seliger eurozentrismus-español

160 visualizaciones

Publicado el

Picketty y su analisis simplista

Publicado en: Economía y finanzas
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
160
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
6
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

2015 02-05-nzz zurich pikettys arm seliger eurozentrismus-español

  1. 1. http://www.nzz.ch/meinung/debatte/pikettys-armseliger-eurozentrismus-1.18475870 2015-02-05-NZZ Zurich_Pikettys armseliger Eurozentrismus_español.docx 1 La Pobreza del Eurocentrismo de Piketty Cuando Stephan Schmidheiny inició su cruzada mundial en favor del progreso humano sostenible dijo que esto solo era posible si el Mercado “maximizaba las oportunidades para todos”. Esa conclusión suscitó a su vez un interrogante: ¿dónde se encuentran todos y dónde están las oportunidades? Ahora AVINA, la fundación de Schmidheiny, nos acaba de brindar el Índice de Progreso Social (IPS) y plantea que hasta ahora el progreso se ha medido predominantemente en función de la indexación del Producto Bruto Interno (PBI) desarrollada hace unos 80 años por Simón Kuznets; evidentemente dicha indexación nos ayuda a medir la renta nacional pero aporta poco a su comprensión, medición y a la orientación del progreso. El IPS brinda
  2. 2. http://www.nzz.ch/meinung/debatte/pikettys-armseliger-eurozentrismus-1.18475870 2015-02-05-NZZ Zurich_Pikettys armseliger Eurozentrismus_español.docx 2 un generoso marco de indicadores con los cuales podemos medir las necesidades humanas básicas como son agua y nutrición, los elementos fundamentales del bienestar como la salud y la información y una lista muy completa de derechos humanos. El objetivo inmediato es determinar si el crecimiento de la riqueza y del poder realmente se traduce en progreso para el ciudadano promedio. Los Índices y la importancia de Comprenderlos Este es un enfoque típicamente europeo, que sigue el sendero trazado por Aristóteles, Kant y Wittgenstein quienes nos enseñaron que nuestra capacidad para entender la realidad depende de los indicadores que usamos para seleccionar la información, la fuente de la información, y las categorías que empleamos para obtener y organizar los resultados de una forma que revele lo invisible a simple vista. Sin embargo los que fomentan el IPS quieren además que solucione problemas: que llegue a las raíces de algunos de los retos más urgentes del mundo, como reducir la pobreza y encarar los "hervideros de indignación" que desencadenaron y siguen agitando lo que llamamos la Primavera Árabe. Ciertamente un objetivo ambicioso y meritorio pero hay un problema sustancial: los datos necesarios para que los indicadores reflejen la realidad en forma significativa simplemente no existen para los árabes o para los cuatro mil millones de personas que viven y trabajan en las penumbras de economías informales en naciones en desarrollo y en países que pertenecieron al bloque soviético. Las respuestas a estas preguntas: ¿Quiénes son estas personas, dónde se encuentran, qué hacen y qué es lo que desean? perduran pero no constan en los libros que contienen normalmente la memoria pública, y por ello son difíciles de medir, comparar e indexarse en una forma útil. Porque soy tercermundista soy muy susceptible ante los esfuerzos que hacen en Occidente quienes tratan de sistematizar información estadística cuando esa información no está disponible en países no occidentales. ¿Por qué? Porque cuando hay carencia de información algunos occidentales extrapolan sus propias categorías y sentido de las proporciones y llenan sus formularios estadísticos con sus prejuicios y sus presunciones. A eso se le llama eurocentrismo y puede llevar a terribles resultados, en vista del poder económico y militar de Occidente. El reciente ascenso a la fama de Thomas Picketty así lo demuestra. Piketty y la pobreza del eurocentrismo. Piketty es un ejemplo palpable de eurocentrismo. En su libro, Capital in the 21st century, que tiene una influencia extraordinaria, él admite que no puede obtener cifras adecuadas en la mayoría de países del mundo y por consiguiente extrapola, al resto del planeta, cifras de unos cuantos países europeos, especialmente de Francia. Con una base tan distorsionada
  3. 3. http://www.nzz.ch/meinung/debatte/pikettys-armseliger-eurozentrismus-1.18475870 2015-02-05-NZZ Zurich_Pikettys armseliger Eurozentrismus_español.docx 3 es lógico que todo el mundo parezca europeo, como sucede con sus problemas y con la pertinencia de sus soluciones marxistas. Su objetivo es probar, basándose en laboriosas estadísticas, que el capital, entendido como acumulación de propiedad, “produce mecánicamente desigualdades arbitrarias e insostenibles". Su eurocentrismo lo lleva incluso a transponer a todo el mundo su interpretación histórica de que el capital ha provocado la violencia en Europa y dos guerras mundiales. Sí, y vaticina que si no se logra controlar al capital el actual descontento que vemos en las calles evolucionará en el futuro hasta convertirse en violencia planetaria. ¿En el futuro? ¿Pero qué está diciendo? Las guerras por el capital ya han comenzado en medio oriente y en el norte de África, ante las mismas narices de Europa, pero al revés de lo que podría aplicarse a Europa, no capta la flagrante evidencia de que estas guerras no son revueltas de los pobres contra el capital sino de los pobres por el capital. El caso de la Primavera Árabe Las revoluciones árabes de la actualidad fueron detonadas en diciembre del 2010 por la autoinmolación de Mohamed Bouazizi, un tunecino que vivía en Sidi Bouzid, a quien la prensa europea etiquetó rápidamente en el 2010 como un “trabajador desempleado”. Bueno, nosotros los peruanos de mi organización el ILD tenemos nuestras dudas, así que cuando nuestros homólogos árabes nos invitaron, fuimos al lugar de los hechos y nos enteramos de que Bouazizi no era ningún proletario: desde los 12 años de edad Bouazizi había hecho negocios por su cuenta; Poco tiempo después descubrimos que en los siguientes dos meses otras 63 personas en todo el Oriente Medio y Norte de África habían replicado su suicidio, haciendo que millones de personas salieran a las calles a protestar y derrocaran cuatro gobiernos. Para descubrir que fue lo que motivó esos suicidios y produjo las rebeliones que se contagiaron a través de la región de Oriente Medio y África del Norte (MENA por sus siglas en inglés), nos asociamos a UTICA, la organización empresarial más importante de Túnez, y pasamos dos años organizando entrevistas con las familias de quienes se suicidaron y algunas de las personas que sobrevivieron a sus quemaduras. El denominador común que compartían estos mártires era que todos eran emprendedores y estaban indignados porque se les había expropiado el poco capital (ras el mel en árabe) que tenían. Buscamos, sin éxito, pruebas de que hubiera declaraciones políticas o religiosas en las filmaciones de sus suicidios públicos. Todas sus declaraciones eran sobre expropiaciones, privaciones, pérdida de control sobre sus bienes y medios de subsistencia.
  4. 4. http://www.nzz.ch/meinung/debatte/pikettys-armseliger-eurozentrismus-1.18475870 2015-02-05-NZZ Zurich_Pikettys armseliger Eurozentrismus_español.docx 4 Después de entrevistar a la mayoría de los 37 sobrevivientes que estaban dispuestos a hablar (ver Unlikely Heroes of the Arab Spring, que yo conduzco y está al aire ahora en PBS), resulta que el reclamo que tenían en común no era que les negaran el derecho a trabajar, sino que les expropiaran arbitrariamente el poco capital que tenían porque a pesar de tener casa no tenían derechos de propiedad plenos; querían inversiones pero no podían brindar acciones; querían financiamiento pero no tenían hipotecas; querían socios ajenos a sus familias, pero no tenían acceso a contratos; querían reducir los riesgos pero no tenían responsabilidades limitadas. Estimamos que alrededor de 300 millones de árabes viven las mismas circunstancias que quienes se inmolaron – la mayoría de ellos con documentación insuficiente en los registros existentes y claramente mal categorizados como trabajadores. Esto explica, en gran medida, por qué las masas salieron a tomar las calles y protestar por su sufrimiento – no contra el capital, sino contra aquellos que mantienen el capital fuera de su alcance. Tomemos el caso de Egipto Ya que los registros son imprecisos, mi organización, ILD de Perú, que cuenta con 120 investigadores árabes, revisó los mismos registros oficiales de propiedad de fábricas, edificios y otros negocios formales en los que se basaba Piketty para calcular el valor del capital y luego tocamos sus puertas durante 3 años descubriendo, junto al Ministerio de Finanzas, que los trabajadores egipcios difícilmente pueden ser considerados extraños al capital. En 2013, por ejemplo, los 23.6 millones de trabajadores de Egipto, ganaron un total de 21 mil millones de dólares en salarios, pero 10% más a través de rendimiento del capital. Esto sucede porque los trabajadores Egipcios son dueños de 360 mil millones de dólares solo en propiedades inmobiliarias. Esto significa que poseen un capital que vale 17 veces más que sus salarios del 2013 – y 8 veces más que el valor de la inversión de la Inversión Extranjera Directa de Egipto desde que Napoleón lo invadió hace más de 200 años. De hecho, la gente común de todo el mundo en desarrollo está sentada sobre billones de dólares de capital potencial. Volviendo a Piketty Por lo tanto, ¿qué tan relevante es su postura contra el capital en MENA y el resto del tercer mundo y la Unión Soviética? Es irrelevante. Su rechazo al capital como substancia opuesta a los intereses de los pobres carece de sentido para nosotros, personas no occidentales. Gran parte del tercer mundo parece estar en esa etapa de la historia en la que el Presidente Abraham Lincoln de los Estados Unidos – durante sus intercambios epistolares con Karl Marx – dijo que la mayoría de ciudadanos estadounidenses no eran ni capital ni trabajo sino una mezcla de ambos.
  5. 5. http://www.nzz.ch/meinung/debatte/pikettys-armseliger-eurozentrismus-1.18475870 2015-02-05-NZZ Zurich_Pikettys armseliger Eurozentrismus_español.docx 5 El problema, es que a nivel mundial las estadísticas de trabajo son eurocentristas y no tienen una categoría que relacione a los pobres con sus actividades de emprendimiento o con sus aspiraciones de formar parte del mercado global. Volviendo a los indices El IPS es otra inversión social inteligente de Stephan Schmidheiny: un intento muy serio de romper con la presión de los indicadores de los índices tradicionales. Pero si el IPS, Thomas Piketty o el programa del Milenio de Naciones Unidas quieren ir más allá de los índices y entrar al campo de las interpretaciones significativas de estos índices, deberán cerciorarse si los indicadores que usan son realmente el resultado del conocimiento local, y no de extrapolaciones de bajo presupuesto. Esto significa preguntarse hasta qué punto la falta de progreso social, violencia e insostenibilidad se deben a problemas de propiedad no resueltos. Significa descubrir indicadores que puedan ser medidos, comparados, certificados y cuya veracidad pueda ser comprobada para la economía informal (todas las sociedades, grandes o pequeñas tienen indicadores). Y finalmente, significa aceptar que la documentación de propiedad puede no ser solamente un indicador de acceso a la propiedad privada (huele muy eurocéntrico: conservadores occidentales vs socialistas occidentales) sino un mecanismo desencadenante y el elemento que contiene la información que dirige a otros indicadores. En cierto modo la propiedad documentada es la madre de todos los indicadores.

×