Entendiendo por “paredes”, en sentido amplio, a todos los cerramientos opacos que
separan el espacio interior del exterior...
Mientras más claro sea el color del cerramiento, más reducida será la absorción de radiación.
Las paredes y el calor
Exist...
En este caso los cerramientos son ayudados por los elementos constructivos interiores
(paredes, tabiques forjados, etc.) y...
Las paredes y el sonido
En nuestro país las paredes deben funcionar como barrera parcial, permitiendo una
ventilación natu...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El clima de las paredes

378 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
378
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
13
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El clima de las paredes

  1. 1. Entendiendo por “paredes”, en sentido amplio, a todos los cerramientos opacos que separan el espacio interior del exterior. Paredes: Barrera parcial: “El efecto de barrera debe contemplarse en ambos sentidos...” Las paredes son capaces de acumular energía térmica y este efecto puede ser decisivo sobre las condiciones de habitabilidad de un edificio. Las paredes y la radiación: 1. Los cerramientos reciben la radiación solar incidente. 2. De acuerdo al acabado superficial de la pared, una parte es reflejada y otra absorbida. 3. La parte absorbida se transforma en energía térmica que calienta la pared. 4. Esta energía térmica calienta el aire del interior de la edificación.
  2. 2. Mientras más claro sea el color del cerramiento, más reducida será la absorción de radiación. Las paredes y el calor Existe también el efecto de la transmisión de calor entre el aire interior y el exterior: En la transmisión del calor aire-aire a través de las paredes, se acostumbra considerar un caso teórico, donde el calor pasa de uno a otro ambiente en sentido perpendicular al cerramiento. Pero en la práctica, la realidad es muy distinta. Las paredes no son infinitas y presentan accidentes, aberturas y otras irregularidades que alteran los flujos de calor y, sobre todo, las condiciones no son estables a ambos lados de la pared, donde las temperaturas cambian con el tiempo, en especial las exteriores. En esas circunstancias cobra singular importancia la capacidad cumuladora de calor de la propia pared. L a transmisión de calor a través de la pared en condiciones variables queda afectada por la inercia de la propia pared, que es función directa de su peso. Las temperaturas exteriores suelen oscilar en tres ciclos diferentes (el día-noche, el de días sucesivos con cambio de clima, y el anual), conviene ver la repercusión de esta inercia en las paredes sobre dichos cambios.
  3. 3. En este caso los cerramientos son ayudados por los elementos constructivos interiores (paredes, tabiques forjados, etc.) y por el propio mobiliario u otros materiales. Entre los materiales pesados de un interior, el agua que puede ser contenida en cualquier tipo de recipiente, presenta especial interés. Al tratarse de un material con capacidad calorífica cinco veces superior a la de los materiales normales de construcción, para un mismo volúmen, aunque pesa la mitad que otros materiales, resulta el mejor acumulador posible de calor para un interior. Las construcciones pesadas es favorable como amortiguador de las variaciones climáticas exteriores. Por eso, en todos los climas excepto en los de calido-humedo, es aconsejable que los edificios dispongan de elementos constructivos pesados y con mas motivo si son edificios de ocupación permanente. El único inconveniente podría ser el mayor costo constructivo de estos tipos de arquitectura, en especial por su repercusión acusada en el dimensionado de los componentes de la estructura del edificio.
  4. 4. Las paredes y el sonido En nuestro país las paredes deben funcionar como barrera parcial, permitiendo una ventilación natural y a la vez garantizando el acondicionamiento interior, tomando en cuenta la gran radiación que reciben las paredes de nuestra ciudad deben buscarse materiales aislantes como el hormigón, piedra, adobe, etc., y métodos de protección solar que permitan el confort humano. En oposición a esto se observa como en muchas edificaciones de la ciudad la tendencia ha sido obviar el clima existente y optar por una arquitectura sin paredes. Buscando una fachada aligerada. Como desventaja del uso de grandes ventanas podemos enumerar la pérdida de confort, ganancia de calor implicando un mayor consumo se energía para la climatización, transmisión de ruidos etc.

×