TÓMATE       TU TIEMPOM.Paz Pérez-Campanero                2011
TÓMATE T TIEMP        U     O…Es el segundo día del año y ha amanecido radiante con un sol magníficoy no demasiado frío. M...
Ya estaba a punto de dejarle cuando he visto que se ha parado, ha vuel-to a mirar atentamente a su alrededor y ha comenzad...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Tómate tu tiempo

505 visualizaciones

Publicado el

Relato breve sobre la importancia de afrontar con calma nuevos retos

Publicado en: Empleo, Tecnología, Empresariales
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
505
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Tómate tu tiempo

  1. 1. TÓMATE TU TIEMPOM.Paz Pérez-Campanero 2011
  2. 2. TÓMATE T TIEMP U O…Es el segundo día del año y ha amanecido radiante con un sol magníficoy no demasiado frío. Mientras me desperezaba esta mañana he pasadoun rato asomada a la terraza. En el jardín frente a mi ventana hay un ar-busto de madreselva, ya casi un árbol, que florece con los fríos del in-vierno. Con los últimos días de temperatura más bien suave, atípica enestas fechas por estas tierras, el arbusto está repleto de pequeños capu-llos que están a punto de estallar y llenar de un olor fragante las maña-nas soleadas.Mientras observaba, ha acertado a posarse en una rama muy cercana ami ventana un pequeño pajarito, que parecía regordete al tener susplumas infladas para protegerse. Con mucha calma ha observado a sualrededor, y cuando se ha cerciorado de que podía estar tranquilo, se hapuesto a acicalarse con toda parsimonia. Eso sí, con los sentidos alerta acualquier movimiento que se produjese alrededor.He estado más de diez minutos observándolo. Pluma a pluma, milímetroa milímetro, iba sacudiendo todo su pequeño cuerpo con el pico, volte-ando a veces la cabeza en esa postura imposible que sólo pueden practi-car los pájaros, como si tuvieran el cuello de goma. Todo ello con tran-quilidad, pero sin parar un solo segundo y comprobando que todo ibaestando en orden.Yo estaba absorta viéndolo. No entiendo mucho de pájaros. Primeropensé que era un gorrión, pero al darle los rayos del sol mientras movíasus plumas, se podía ver un cierto tono verdoso en su plumaje que loconvertía en un pajarillo precioso y original. Al menos a mí me lo parecíaen ese momento en el que me estaba entrometiendo por completo ensu momento de intimidad.
  3. 3. Ya estaba a punto de dejarle cuando he visto que se ha parado, ha vuel-to a mirar atentamente a su alrededor y ha comenzado a saltar de unarama a otra toqueteando con su pico los capullos y deteniéndose un po-co más en las escasas flores abiertas. Y con la misma meticulosidad conla que se ha tomado su tiempo para ponerse a sí mismo en condiciones,se ha puesto a trabajar laboriosamente en su tarea libando las flores queel sol iba abriendo.Toda esta escena me ha hecho pensar en cómo nos tomamos el final delaño, en el que parece que queremos dejar cerrado y hecho todo lo queno nos ha dado tiempo a hacer durante los doce meses pasados. Y tam-bién en cómo solemos precipitarnos en las primeras semanas del añoque comienza, intentando lograr lo antes posible esos propósitos, a ve-ces imposibles, que nos hemos puesto por delante para lograr lo quedeberíamos haber comenzado a abordar hace ya tiempo.Y mi conclusión a esta pequeña observación matutina es que quizá lomás sensato sea tomarnos un tiempo, conectar con nuestra brújula in-terior, y comenzar de una vez a establecernos retos "vitales", que tengansu continuidad independientemente del año que acaba o comienza. Re-tos que sepamos adaptar a nuestra propia evolución y con los que ilu-sionarnos en cada etapa de nuestro propio camino.Creo que me tomaré mi tiempo antes de comenzar... para luego abordarseriamente los retos que me ilusionan... “Tómate tu tiempo” Por M.Paz Pérez-Campanero Enero 2011

×