SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 60
Descargar para leer sin conexión
UNIVERSIDAD TECNICA DE AMBATO
CARRERA DE DERECHO

      TEMA: LA AMISTAD
   NOMBRE: DANIELA MEDINA
       TRABAJO: NTICS
            2012
LA AMISTAD
La amistad (< latín amicĭtas, por amicitĭa, de amicus, amigo, que
deriva de amare, amar) es una relación afectiva entre dos o más
personas. La amistad es una de las relaciones interpersonales más
comunes que la mayoría de las personas tiene en la vida.
La amistad se da en distintas etapas de la vida y en diferentes
grados de importancia y trascendencia. La amistad nace cuando las
personas encuentran inquietudes comunes. Hay amistades que
nacen a los pocos minutos de relacionarse y otras que tardan años
en hacerlo.
Puede haber relaciones «amistosas» donde interviene una persona y
otro tipo de «personalidad» (ángeles, santos) o de una forma
animal. Por ejemplo, algunas personas catalogan como amistad a su
relación con un perro, no en vano a éste último se le conoce como
«el mejor amigo del hombre». También se puede dar la amistad
incluso entre dos o más animales de especies distintas, aunque es
una relación sin el uso del razonamiento y la libertad de
pensamiento humana.
Los sabios y poetas de todos los tiempos han
exaltado siempre la amistad. Además del
amor, se necesita la amistad. Para los filósofos
griegos, expresa virtud, es un regalo de los
dioses. Aristóteles menciona tres tipos de
amistad: por interés, por placer y por el bien;
pero sólo la que surge del bien merece llamarse
amistad. Para Cicerón y Séneca, la amistad
implica armonía, buena voluntad y
afecto, «querer y rechazar lo mismo».
«La amistad moderna se distingue por el elevado
grado de autonomía que se atribuye a una
persona, en la medida que tiene en sus manos la
relación tanto para iniciarla como para
romperla».
Demostración de la amistad
La amistad se demuestra en la
preocupación por el amigo, interesándose
por su bienestar, por sus problemas y
logros. Por esto procura
reunirse, comunicarse o convivir con él. Un
amigo es el que está en todo momento, el
que te levanta cuando estás decaído. Es en
la turbación donde la amistad se pone a
prueba. Cicerón comenta: «Sólo en el
peligro se conoce al verdadero amigo».
Religión y amistad
• La amistad es considerada como una experiencia
  humana de vital importancia, inclusive ha sido
  santificada por varias religiones. En el Poema de
  Gilgamesh, un poema babilonio que se encuentra
  entre los primeros trabajos literarios de la
  historia, se relata la amistad entre Gilgamesh y
  Enkidu. Los grecorromanos tenían, entre otros
  varios ejemplos, la amistad entre Orestes y Pílades.
• La Biblia inmortaliza la amistad entre David y
  Jonatán que superó la adversidad hasta la muerte y
  que sobrevivió en la memoria del corazón. La Biblia
  griega señala: «El amigo fiel no tiene precio»
Por su parte, el Evangelio de Juan
enfatiza la amistad que Jesús de
Nazaret guardaba por Lázaro de
Betania (Juan 11:1-44). En ese mismo
Evangelio, Jesús dice a sus discípulos
en la Última Cena: «Nadie tiene mayor
amor que este, el dar su vida por sus
amigos» (Juan 15:13).Algunos Padres
de la Iglesia como Ireneo de Lyon y
escritores como Orígenes identificaron
en el Evangelio de Juan la figura del
«discípulo al que Jesús amaba» con
Juan el Apóstol, razón por la cual se le
atribuye a Juan el patronazgo sobre la
amistad
Iconología
La amistad era una divinidad alegórica entre los griegos y romanos. Las
estatuas que la erigieron los primeros iban con un ropaje abrochado, la
cabeza desnuda y el pecho descubierto hasta el corazón, en cuya dirección
estaba la mano derecha; abrazando con la izquierda un olmo
seco, alrededor del cual crecía una vid cargada de uvas.
Los romanos la representaban bajo el emlema de una hermosa joven
vestida sencillamente con un ropaje blanco, la mitad del cuerpo
descubierto, coronada de mirto entretejido de flores de granado y sobre la
frente estas palabras: Invierno y Verano. En la franja de su túnica se leían
estas otras: La Muerte y La Vida. Mostraba con la mano derecha su
costado, abierto hasta el corazón con esta inscripción: De cerca y de lejos.
Pintaban también a la amistad con los pies desnudos, significando con esto
que no hay incomodidad por grande que sea que no venza un verdadero
amigo en beneficio de otro amigo. Puede simbolizarse también la amistad
heroica por medio de Teseo y de Pirito dándose la mano y jurándose unión
eterna. La estatua de la amistad del P. Pablo Olivieri en Roma es una mujer
desnuda, con la mano sobre su pecho abierto con una especie de incisión
que manifiesta la sinceridad. No es cosa rara verla con dos corazones
encadenados en la mano y coronada la frente de flores de granado, cuyo
color de fuego, que no sufre alteración, es el símbolo del ardor y de la
constancia que la distingue.
Grupos de amistades
Conjunto de personas que se sienten ellas
mismas cuando se reúnen; es decir, libres
de actuar y expresarse, dentro de sus
principios y su moralidad, haciendo pleno
uso del libre albedrío ya que se saben
aceptados en grado sumo por el resto de los
componentes del grupo.
Cultura popular
• Las relaciones de amistad han sido profusamente
  narradas, tanto en el mundo de la literatura como en
  del cine y la televisión, a grado tal que si bien un
  listado verdaderamente completo sería imposible, es
  fácil identificarlas en casi cualquier obra.
• Don Quijote y Sancho Panza, Sherlock Holmes y
  Watson, los Tres Mosqueteros, Butch Cassidy y
  Sundance Kid, son ejemplos variados de diversos
  tipos de amistades entrañables exhibidas en la
  literatura.
• En el mundo del cine y la televisión se puede hallar
  desde los clásicos como El gordo y el flaco y Los tres
  chiflados hasta la serie de televisión estadounidense
  de Friends.
• La amistad es un vínculo que nos proporciona la
  posibilidad de compartir experiencias, conocimientos e
  incluso medios económicos. Los lazos de amistad se
  potencian recíprocamente y no puede existir por
  separado. La realidad de la amistad es dual.
  Implica la existencia de al menos dos personas. La
  amistad necesita a un interlocutor para compartir, crecer
  mutuamente y descubrir (se) en él sus valores y también
  sus deficiencias.
• El buen amigo no anula al otro sino que lo potencia, es
  su compañero y un facilitador de sus muchas
  posibilidades. Sufre cuando tu sufres y se alegra cuando
  tú te alegras. No es envidioso, ni prepotente ni se
  aprovecha de ti
• La amistad se basa en la mutua confianza, donde el
  objetivo es ayudar al otro consecuentemente así mismo.
• La amistad se basa en la mutua confianza, donde el
  objetivo es ayudar al otro consecuentemente así
  mismo.
• La amistad no se impone, ni se programa, como
  todo en la vida requiere de un esfuerzo para
  conseguirlo y lo más importante es poner los medios
  para lograrlo y mantenerlo.
• La amistad se muestra en los momentos felices: el
  nacimiento de un hijo, la celebración de un ascenso
  laboral, la inauguración de una casa. En otras
  ocasiones la amistad se concretiza en una llamada
  telefónica para pedir un consejo o compartir un
  proyecto o intercambiar ideas políticas, religiosas o
  de la propia existencia, o simplemente por esa
  sensación que tenemos de que existe una
  persona, aunque sea a cientos de Km., a la que
  podemos recurrir solamente para hablar y saludarla.
• En todas las situaciones, tanto buenas como en los
  momentos difíciles aparece nuestro amigo al que
  podemos recurrir y dejarnos
  aconsejar, descargar, llorar, reír y escuchar. De una u
  otra forma comunicarnos con él.
• La amistad es una relación entre iguales con alguna
  característica en común. Por eso los profesores, los
  padres, los jefes no pueden ser amigos de sus
  alumnos, de sus hijos o de sus empleados.
• La amistad no se centra en las cualidades del otro sino
  más bien en su propia esencia: cómo es como
  persona, qué cualidades tiene, qué sentimientos provoca.
• La amistad no origina simpatía hacia la persona sino
  empatía: capacidad para comprender y para compartir
  alegrías y tristezas.
• Cuando un amigo nos relata sus confidencias, lo dice según su
  criterio, y la amistad requiere corregir los errores
  subjetivos, para poder aprender la objetividad de los hechos.
• El amigo es una persona que lo sabe todo de ti y te quiere tal
  cual eres.
• LA AMISTAD abarca la lealtad y confidencialidad. Lograr la
  sinceridad mutua.
• Los amigos son aquellas personas que en los momentos
  difíciles está contigo. La distinción para verdaderos y falsos
  amigos es la presencia común en los buenos momentos y la
  sola ayuda de los verdaderos en los malos.
• En la amistad buscamos la ayuda incondicional, nos
  apoyamos con los amigos para pasar mejor las
  tristezas, duplicar las alegrías y dividir las angustias por la
  mitad.
• Un proverbio sobre la amistad en el que estoy de acuerdo es el
  siguiente: “El que busca un amigo sin defectos se queda sin
  amigos”.
• A un amigo lo llamas cuando estás pasando por una
  situación insegura para que nos aconseje según su
  parecer, le pedimos su opinión, para que luego nosotros
  elijamos nuestro propio criterio, sin que eso perjudique
  nuestra relación.
• Existen diferencias en la relación de Amistad con la
  relación del Amor. Diferencias entre los amigos de los
  conocidos.
• La amistad sincera es recíproca, ambas personas
  enriquecen esa relación, creciendo y aprendiendo de ella.
• La sinceridad, la generosidad, la comprensión, el afecto
  mutuo son pilares sobre los que se construye una mistad
  que va consolidando con el tiempo. Esto hace falta
  para lograr una amistad sana y constructiva.
• Por eso en el refrán “Amistad por interés, no dura porque
  no lo es” Amistades de conveniencia, en las que ciertas
  personas se acercan a quien les puede dar prestigio, y hay
  otras de verdad en que importa el fortalecimiento del
  amigo.
• En la sociedad actual impera el materialismo al mismo tiempo que
  es pragmática, prevalece entre la gente el sentimiento de la amistad

• La amistad exige el fiel sentimiento de la sinceridad, la
  comunicación sin trampas ni exigencias, la entrega mutua sin
  egoísmo, la preocupación por el otro, la confianza sin límites, la
  paciencia, el respeto a las ideas, aceptar la forma de vida del
  amigo, la confianza sin límites, el saber escuchar, saber perdonar, el
  ser fiel a la amistad aunque este lejos o haya pasado mucho tiempo.
• En resumen con el amigo existen dos componentes importantes:
  confiar y compartir desde tus
  proyectos, problemas, inquietudes, sueños y fracasos. Todo lo
  anterior se aprende desde la infancia hasta la edad adulta, pasando
  por el joven-adolescente que en esta etapa su medio social y los
  apoyos de amistad encuentran una gran liberación en muchas
  ocasiones en su confusión mental y emocional, su maduración
  personal depende de su integración en el mundo adulto. Se siente
  y tiene la imperiosa necesidad de “aliarse”, de relacionarse con otras
  personas de su condición y edad.
• La amistad, es una de las relaciones humanas más hermosas. Esta se
  puede formar en cualquier etapa cronológica de la vida; la edad es
  irrelevante cuando se trata de formar amigos, y no solo la edad no es
  relevante, sino que esta relación se da entre personas de trasfondos
  y pasados muy disímiles. Lo mismo ocurre con el género, o sea que
  cultivamos la amistad no sólo con nuestros congéneres, sino que
  también con el sexo opuesto. Y no por ello, significa que uno está
  enamorado de aquella otra persona, en el sentido romántico del
  amor. Claro que a veces, se da el caso en que uno amigo se enamora
  de su amiga. O al revés. Pero también se da, que la amistad puede
  unir con amor a dos personas de distinto sexo, sin que ninguno de
  los dos sienta una atracción física o romántica por el otro; por esto a
  veces si dice que la amistad es un "amor" del más puro.
• Y se habla de amor, ya que la amistad, es justamente aquello. Es un
  sentimiento de amor por otra persona. Uno ama a su amigo, por el
  cual estaría dispuesto a sacrificar la vida, por él o ella, si fuera
  necesario. Existe un dicho, que clarifica muy bien, lo que es una
  amistad, “al amigo se le llama para contarle una buena nueva, pero
  aparece de sorpresa, cuando la desgracia nos ronda”. Aquella
  frase, clarifica de excelente manera, lo que es la amistad.
• Dentro de cualquier relación de amistad, surgen diversos
  comportamientos hacia la otra persona. Muchas veces el amigo es
  "pañuelo de consuelo" frente a una pena del otro. También existe
  respeto, simpatía, cariño, compañerismo, tolerancia, afinidad de
  pensamientos, y las mismas creencias valóricas. La mistad no surge
  de un sentimiento de egoísmo o aprovechamiento. Aquello no es
  amistad, sino que solamente interés. Todo lo contrario, a lo que se
  puede pensar respecto de una amistad.
• Pero sobretodo, la amistad es una relación, en la cual hay que
  trabajar. No basta con señalar que uno es amigo de otra persona.
  Con ello no ocurre nada. La amistad es todo lo contrario, es
  dedicarse a esa otra persona, destinarle tiempo, para saber de
  ella, como está, cuales son sus sueños y aspiraciones. Es
  preocupación y compromiso frente as sus necesidades. Es saber
  escuchar y no querer ser escuchado. Por lo mismo, es que uno no es
  amigo de todas las personas. Ya que uno no siempre está dispuesto a
  abrirse y dar el mismo esfuerzo por todos los que nos rodean. Es por
  ello, que muchas personas que a veces frecuentamos son sólo
  conocidas. En variadas los vemos y saludamos, pero no nos damos
  el tiempo o no nos esforzamos por profundizar aquella relación.
• Pero hay una cosa clara, cuando uno conoce a una
  persona, se siente algo especial, en la medida que
  creamos que vamos a llegar a ser amigos. Existe un
  no sé qué, que proviene del alma. Ya que entre
  amigos existe una clara atracción espiritual. Por lo
  mismo, para hacer amigos, no hay una receta
  universal. Esta, sola se da. Lo único que hay que
  hacer, es conocer a distintas personas. Ya que no se
  puede fabricar una amistad. La mistad no se fuerza.
  Se da de manera gratuita.
• La amistad es una cajita de cristal.
  Pequeña, transparente, donde guardas allí dentro
  todos tus pensamientos, ideas, cariño y amor.
  Un cristal fino donde te reflejas. Material en el que
  están hechos tus sueños. Son porciones de tu
  corazón que intentas que no se rayen nunca.
• Un amigo es más que una persona. Algo que no es
  físico, algo que siempre llevas. Es eso que recoges por el
  camino y guardas en tu cajita de cristal, cuidadosamente
  acomodado en su interior de terciopelo. Todo eso en lo
  que crees, en lo que confías, en lo que sientes.
• Eso que más allá del mundo encuentras. Eso que te
  abraza cuando piensas que no puedes más. Algo que
  lamentas no ver. Porque el amigo no se ve, no se toca, no
  se huele. Simplemente lo sientes. Y, aunque se encuentre
  sentado a tu lado, tú nunca lo ves como la materia física
  que es. Su esencia oculta entre los pliegues del terciopelo
  de tu cajita de cristal.
A veces lo miras a los ojos. A veces sientes su presencia.
Sin embargo, el amigo no es la persona que ves. Es la
persona que sientes.
Es aquello por lo que darías todo.
Menos tu cajita de cristal…
La verdadera amistad
El trato diario y la amistad con Jesucristo nos
llevan a una actitud abierta, comprensiva, que
aumenta la capacidad de tener amigos. La oración
afina el alma y la hace especialmente apta para
comprender a los demás, aumenta la
generosidad, el optimismo, la cordialidad en la
convivencia, la gratitud… virtudes que facilitan al
cristiano el camino de la amistad.
La amistad verdadera es desinteresada
Pues más consiste en dar que en recibir; no busca el provecho
propio, sino el del amigo. El amigo verdadero no puede tener, para
su amigo, dos caras: la amistad, si ha de ser leal y sincera, exige
renuncias, rectitud, intercambio de favores, de servicios nobles y
lícitos.
El amigo es fuerte y sincero en la medida en que, de acuerdo con la
prudencia sobrenatural, piensa generosamente en los demás, con
personal sacrificio. Del amigo se espera la correspondencia al clima
de confianza, que se establece con la verdadera amistad; se espera el
reconocimiento de lo que somos y, cuando sea necesaria, también la
defensa clara y sin paliativos.
Para que haya verdadera amistad es necesario que exista
correspondencia, es preciso que el afecto y la benevolencia sean
mutuos, si es verdadera, la amistad tiende siempre a hacerse más
fuerte: no se deja corromper por la envidia, no se enfría por las
sospechas, crece en la dificultad. Entonces se comparten con
naturalidad las alegrías y las penas.
La amistad es un bien humano y, a su vez, ocasión para
desarrollar muchas virtudes humanas, porque crea una
armonía de sentimientos y gustos que prescinde del amor
de los sentidos, pero, en cambio, desarrolla hasta grados
muy elevados, e incluso hasta el heroísmo, la dedicación
del amigo al amigo: "Creemos - enseñaba Pablo VI - que
los encuentros (…) dan ocasión a almas nobles y virtuosas
para gozar de esta relación humana y cristiana que se
llama amistad. Lo cual supone y desarrolla la
generosidad, el desinterés, la simpatía, la solidaridad y;
especialmente, la posibilidad de mutuos sacrificios".
El buen amigo no abandona en las dificultades, no
traiciona; nunca habla mal del amigo, ni permite
que, ausente sea criticado, porque sale en su defensa.
Amistad es sinceridad, confianza, compartir penas y
alegrías, animar, consolar, ayudar con el ejemplo.
La amistad en la vida cristiana
La amistad nos lleva a iniciar a nuestros amigos en
una verdadera vida cristiana si están lejos de la
Iglesia, o a que reemprendan el camino que un mal
día abandonaron, si dejaron de practicar la fe que
recibieron. Con paciencia y constancia, sin prisa, sin
pausa, se irán acercando al Señor, que les espera.
En ocasiones podremos hacer junto con ellos un rato
de oración, una obra de misericordia visitando a un
enfermo o a una persona necesitada, les pediremos
que nos acompañen a hacer una visita a Jesús
Sacramentado… cuando sea oportuno les hablaremos
del sacramento de la misericordia divina: la
Confesión, y les ayudaremos a prepararse para
recibirlo.
La amistad todo lo puede con la ayuda de la gracia: ayuda que
debemos implorar al Señor con oración y mortificación. El
Señor desea que tengamos muchos amigos porque es infinito su
amor por los hombres y nuestra amistad es un instrumento para
llegar a ellos.
¡Cuántas personas con las que cada día nos relacionamos están
esperando, aún sin saberlo, que les llegue la luz de Cristo! ¡Que
alegría la nuestra cada vez que un amigo nuestro se hace amigo
del Amigo!
Jesús que pasó haciendo el bien, y que se ganó el corazón de
tantas personas, es nuestro Modelo. Así hemos de pasar
nosotros por la familia, el trabajo, los vecinos, los amigos. Hoy
es un día oportuno para que nos preguntemos si las personas
que habitualmente se relacionan con nosotros se sienten
movidas por nuestro ejemplo y nuestra palabra a estar más
cerca del Señor, si nos preocupa su alma, si se puede decir con
verdad que, como Jesús, estamos pasando por su vida haciendo
el bien.
La amistad es un valor universal. Está claro que
difícilmente no podemos sobrevivir en la soledad y el
aislamiento. Necesitamos a alguien en quién confiar, a
quién llamar cuando las cosas se ponen difíciles, y también
con quien compartir una buena ocasión. Caerse bien es
algo muy fundamental dentro de una relación de amistad.
Las amistades normalmente comienzan de imprevisto, y
muchas veces sin buscarlas. En el camino de la vida vamos
encontrándolas. Y todo comienza porque alguien "nos cae
bien" y se convierte en una buena persona.
Decisiones, sentimientos, gustos, aficiones, opiniones, idea
s, creencias, religión, costumbres son algunos de las cosas
en común que pueden hacer que nos hagamos amigos de
alguien.
Sentirse a gusto con una persona, platicar y compartir
sentimientos es el principio de lo que acostumbramos
llamar amistad.
Para que la amistad sea verdadera, debe existir algo en
común y, sobre todo una buena relación. El interés común
puede ser ir en la misma escuela, un mismo deporte, un
pasatiempo en común, y la misma vida nos va dando
amigos.
La amistad es un cariño, es apreciarse que promueve un
dar, un darse y para esto es necesario encontrarse y
conversar para poder conocerse.
La amistad no puede desarrollarse sin una buena relación.
Por eso cuando dejamos de ver durante muchos años a
nuestros amigos, a veces nos enfrentamos a nuevas
personas totalmente diferentes, o simplemente no se pasa
de un diálogo superficial.
Conocer bien al amigo es saber de su vida pasada, de sus
quehaceres actuales y de sus planes futuros; y del sentido
que da a su vida, de sus deseos; y de sus gustos y
aficiones, y de sus defectos y virtudes. Es saber de su
vida, de su forma de ser, de conocerse mutuamente.
Para que una amistad sea verdadera, no basta con caerse
bien, hay que dar lo necesario: ayudarse
desinteresadamente, sin esperar nada a cambio. Al amigo
se le quiere porque él es él y no por lo que da. Sin esperar
nada a cambio, no dar por recibir, sino dar por gusto.
No es un amigo, el compañero ni el conocido. Tampoco es
amigo el que busca aprovecharse del otro. La amistad no
es intercambio de beneficios.
La verdadera amistad es un gran apoyo servicio afectuoso
y desinteresado.
Ser amigo de verdad no es fácil, pero vale la pena el esfuerzo.
Es un premio tener amigos de verdad: estar con
ellos, platicar, ayudarle o ser ayudado y disfrutar y alegrase
con ellos, poder contar con ellos en todo momento. Aunque
cueste, vale la pena el esfuerzo que requiere ser un amigo.
No solamente se cree lo que dice el amigo, hay que creer en él.
Tener confianza en el amigo significa que tenemos la
seguridad personal de que responderá favorablemente a las
necesidades que se presenten.
La confianza mutua hace posible la sinceridad en la amistad.
La generosidad nos ayuda y facilita el dar lo que es esencial en
la amistad. El dar y el darse es esencial en la amistad. El
amigo de verdad es generoso y da. Da sus cualidades, su
tiempo, sus posesiones, sus energías, sus conocimientos. Y lo
hace para poder ayudar positivamente a su amigo cuando sea
necesario.
Un acto de generosidad especialmente difícil es el
perdonar. Debemos comprender y saber los motivos
de una acción que nos ha hecho daño. Saber perdonar
es propio de una persona sabia y generosa.
No hay riqueza más valiosa que un buen amigo
seguro. Ser leal es persona de palabra, que responda
con responsabilidad a los compromisos que la amistad
necesita. Leales son los amigos que son nobles y no
critican, ni murmura, que no traicionan una
confidencia. Son verdaderos amigos quienes
defienden los intereses y la integridad de sus
amigos, también hablando claro, siendo franco.
Debemos también ser leales en corregir a un amigo
cuando se equivocan o cuando nos necesita.
Así como la amistad sana es un valor esencial para nuestras vidas, el tener
una amistad con la persona equivocada puede serla fuente de muchos
dolores de cabeza. Problemas de droga, delincuencia, baja en el
desempeño profesional, problemas familiares son unos cuantos efectos de
las malas amistades. La amistad es compartir, pero no es complicidad.
También es importante recordar que somos personas individuales, con
pensamientos individuales. El hecho de que tal o cual amistad "lo
haga", no significa que nosotros debemos hacerlo. Tampoco podemos
esconder nuestra conciencia individual en una conciencia "compartida". Es
el caso típico de alguien que se mete en problemas serios porque salió con
los amigos y se perdió el control. Tener nuestra propia forma de pensar de
lo que es o no correcto, es un arma eficaz para no poder ser mal
influenciados y ser llevado a malos caminos. Nuestros mejores amigos
pueden ser nuestros padres porque ellos intentaran dar el mejor consejo
para que nuestros problemas se resuelvan, porque en algunos casos
nuestros “amigos” no siempre saben que es lo más correcto. Escuchar
consejos de muchos puntos de vista nos servirá a aprender a vivir con
orden y madurez. La madurez no sólo se demuestra con la edad, sino con
la manera como respondemos a nuestras decisiones. Aprender a conocer la
amistad estará presente en todos nuestras etapas de vida y nos
ayudara, pero también nos pondrá obstáculos.
Ninguna relación puede funcionar si no aceptamos a las personas
como realmente son en su vida pública. Como seres humanos
tendemos a querer cambiar a los demás y hacerlos a la manera
que a nosotros nos parecen que deben ser.
Es cierto que debemos ser una influencia positiva para los demás;
no hay nada malo que imitemos lo bueno de ellos y que ellos, a su
vez, imiten lo bueno de nosotros, pero los cambios que se realizan
en una persona deben hacerse porque ella así lo desea y no por
nuestro afán de cambiarla.
Hay seres humanos que no tienen amigos, porque quieren que las
personas con quienes se relacionan sean perfectas, pero, hasta
donde se sabe, aún no nace la persona perfecta, solamente el ente
perfecto es Dios.
Todos tenemos defectos. Muchos de nuestros defectos son
productos de la herencia de nuestros padres y abuelos, la
educación, el medio. Cuando una persona confía en nosotros y
nos demuestra su afecto, debemos ver lo positivo que hay en ella y
la oportunidad de enriquecernos aprendiendo de sus virtudes y
aceptándola con sus defectos, que son muchos.
Lealtad
 La lealtad es quizás la característica, por excelencia, de una
 buena amistad. Algunas veces, por trabajo, estudios u
 otras preocupaciones, no es posible muchas veces ver a los
 amigos con la frecuencia que quisiéramos. Llamar a
 nuestros amigos por lo menos para saludarlos ó
 escribirles, y saber cómo están tanto de salud como por su
 familia, es una forma de lealtad; obviamente olvidarnos de
 ellos es una deslealtad de nuestra parte.
 Quizás la forma clásica de demostrar lealtad hacia
 nuestros amigos, es impedir a toda costa que otras
 personas hablen mal de nuestros amigos, cuando no están
 presentes y no se pueden defender de ese ataque. Esto no
 es fácil. Es necesario armarse de valor para decirle a quien
 habla mal, que se detenga en ese momento, y que si tiene
 que decir algo de nuestro amigo ó amiga, que lo diga de
 frente a las personas que insultó.
Desinterés
Muchas personas tienen amigos sólo para su beneficio
propio. El interés genuino se manifiesta en las
personas, no en las cosas materiales.
Como amigos podemos sentir empatía y
solidarizarnos especialmente con el sufrimiento de
quienes queremos de verdad. Los verdaderos y
auténticos amigos tienen la capacidad de entender y
compartir los problemas, los sentimientos, las
alegrías, en fin, las emociones en sí mismas, pero sin
hacer juicios. Cualquier alegría es mucho más
grande, cuando se comparte con alguien; cualquier
tristeza es más llevadera cuando se puede descargar
en un amigo ó una amiga.
Leyenda árabe
Dice una linda leyenda árabe que dos amigos viajaban por el desierto y
en un determinado punto del viaje discutieron. Y uno de ellos, sin poder
contenerse, abofeteó a su amigo.
El otro, ofendido, sin nada que decir, escribió en la arena:
Hoy, mi mejor amigo, me pegó una bofetada en el rostro.
Siguieron adelante y llegaron a un oasis donde resolvieron bañarse. De
pronto, el que había sido abofeteado y lastimado comenzó a
ahogarse, siendo salvado por el amigo. Al recuperarse tomó un estilete y
escribió en una piedra:
Hoy, mi mejor amigo me salvó la vida.
Intrigado, el amigo preguntó: ¿Por qué después que te lastimé, escribiste
en la arena y ahora escribes en una piedra?
Sonriendo, el otro amigo respondió: Cuando un gran amigo nos
ofende, deberemos escribir en la arena donde el viento del olvido y el
perdón se encargarán de borrarlo y apagarlo; por otro lado cuando nos
pase algo grandioso, deberemos grabarlo en la piedra de la memoria del
corazón donde jamás viento alguno en todo el mundo podrá borrarlo.
Conmovido, el hombre que abofeteó a su amigo, lo abrazó y prometió
que no volvería a levantar su mano contra él y aprendería más sobre sus
enseñanzas.
La amistad es un valor universal


Está claro que difícilmente podemos sobrevivir en
la soledad y el aislamiento. Necesitamos a alguien
en quién confiar, a quién llamar cuando las cosas
se ponen difíciles, y también con quien compartir
una buena película. Pero ¿Qué es la amistad? ¿De
qué se compone? ¿Cómo tener amistades que
duren toda la vida?
Caerse bien
Las amistades suelen comenzar de imprevisto, y
muchas veces sin buscarlas. En el camino de la
vida vamos encontrándolas. Y todo comienza
porque alguien "nos cae bien".
Convicciones, sentimientos, gustos, aficiones, opin
iones, ideas políticas, creencias, religión son
algunos de las cosas en común que pueden hacer
que nos hagamos amigos de alguien.
Sentirse a gusto con una persona, conversar y
compartir sentimientos es el principio de eso que
llamamos amistad.
Algo en común
Para que la amistad sea verdadera, debe existir algo en
común y, sobre todo, estabilidad. El interés común puede
ser una misma profesión, una misma carrera, un
pasatiempo en común, y la misma vida nos va dando
amigos. Dice el refrán Aficiones y caminos hacen amigos.
La amistad es un cariño, un apreciarse que promueve un
dar, un darse y para ello es necesario encontrarse y
conversar.
Después, con el tiempo, la amistad puede desarrollarse en
profundidad y en extensión mediante el trato, el
conocimiento y el afecto mutuos.
La amistad no puede desarrollarse sin estabilidad. Por eso
cuando dejamos de ver durante muchos años a nuestros
amigos, a veces nos enfrentamos a que parecen personas
totalmente diferentes, o simplemente no se pasa de un
diálogo superficial que deja un mal sabor de boca. La
amistad es algo que requiere estabilidad en el trato.
Tratarse
Conocer bien al amigo es saber de su historia
pasada, de sus quehaceres actuales y de sus planes
futuros; y del sentido que da a su vida, de sus
convicciones; y de sus gustos y aficiones, y de sus
defectos y virtudes. Es saber de su vida, de su
forma de ser, de comprenderse; es...
comprenderle.
Comprender al amigo es meterse en su piel y
hacerse cargo.
Desinterés
Para que una amistad sea verdadera, no basta con
caerse bien, hay que dar el paso definitivo:
ayudarse desinteresadamente, sin esperar nada a
cambio. Al amigo se le quiere porque él es él y
porque yo soy yo. La amistad se orienta hacia el tú
y consiste más en un servir que en un sentir.
No es amigo ni el compañero ni el camarada.
Tampoco es amigo que él busca aprovecharse del
otro. La amistad no es comercio de beneficios.
La verdadera amistad es, en gran medida, servicio
afectuoso y desinteresado.
Vale la pena


Ser amigo de verdad no es fácil, pero vale la pena
el esfuerzo. Es un gozo tener amigos de verdad:
estar con ellos, charlar, ayudarle o ser ayudad y
disfrutar y alegrase con ellos ¡poder contar con
ellos! Aunque cueste, vale la pena el esfuerzo que
requiere ser un amigo.
Tenerse confianza



No solamente se cree lo que dice el amigo, hay que
creer en él. Tener confianza en el amigo significa
que tenemos la seguridad moral de que
responderá favorablemente a as esperanzas de
amistad que depositemos en él.
La confianza mutua hace posible la autenticidad.
Dar. Darse
 La generosidad nos ayuda y facilita el dar que es
 esencial en la amistad. El dar y el darse es esencial en
 la amistad. El amigo de verdad es generoso y da. Da
 sus cualidades, su tiempo, sus posesiones, sus
 energías, sus saberes. Y lo hace para procurar ayudar
 eficazmente al amigo.
 Debemos mirar generosamente, con respeto y con
 cariño. El egoísmo se opone radicalmente a la
 amistad.
 Un acto de generosidad especialmente difícil es el
 perdonar. Debemos comprender y saber los motivos
 de una acción que nos ha hecho daño. Saber perdonar
 es propio de almas sabias y generosas.
Ser leales
No hay riqueza más valiosa que un buen amigo
seguro. Ser leal supone ser persona de
palabra, que responda con fidelidad a los
compromiso que la amistad lleva consigo. Leales
son los amigos que son nobles y no critican, ni
murmura, que no traicionan una confidencia
personal, que son veraces. Son verdaderos amigos
quienes defienden los intereses y el buen nombre
de sus amigos.
Ser leal también es hablar claro, ser franco.
Debemos también ser leales en corregir a un
amigo que se equivoca.
Ser agradecidos
Dice un refrán que "El agradecimiento es el más
efímero de los sentimientos humanos" y con
mucha frecuencia parece tener razón. La gratitud
es propia de los verdaderos amigos.
¿Cuántas veces nos hemos sentido mal con un
amigo porque no ha sido agradecido del tiempo
que le damos? Nosotros debemos agradecerle su
tiempo, los buenos ratos que nos hace pasar, su
ayuda cuando nos sentimos mal. A nosotros nos
gustaría que una amistad nos dijera
"gracias", demos entonces nosotros el primer
paso.
Un enemigo mortal
El Yo es un enemigo mortal de la amistad. El
orgullo y el egoísmo no caben en la amistad. El
orgulloso no mira más allá de su persona, de sus
propias cualidades, de sus intereses. No es capaz
de ayudar a nadie.
Mantener las amistades
Las amistades se cultivan, maduran. Es fácil hacer
amigos, pero es mucho más difícil mantenerlos.
La vida pone a prueba la generosidad, la lealtad, el
agradecimiento, y no siempre se sale bien de ella.
De aquellos amigos de la universidad, poco a poco
la lista se hará menor. De un grupo de 30 o 40
amigos, acabarán quedando, para toda la vida 3 o
4.
Hacer nuevos amigos
El hecho de que alguien no tenga muchos amigos
no es algo que deba permanecer así. El cultivar
aficiones o asistir a alguna clase que nos interese
es uno de los mejores medios para hacer amigos.
Una cosa maravillosa de la amistad, es que incluso
la gente más tímida puede hacer amistad ¡Con
otros tan tímidos como ellos mismos! Hacer
nuevos amigos es abrir horizontes. Si alguna vez
algún amigo nos ha pagado mal, no significa que
ocurra así con todo el mundo. Lo peor que puede
hacer cualquiera es cerrarse.
Las amistades cambian
Un punto fundamental al entender la amistad, es
que las personas ni somos perfectas y cambiamos
poco a poco, es decir, que no siempre
encontraremos un "solo mejor amigo". Habrá
quien comparta con nosotros nuestras
aficiones, otro quizá nuestros problemas, otro
nuestros sueños. Querer buscar que una sola
persona llene todas nuestras necesidades de
amistad es algo que podría llegar a ser una utopía.
Además ¿Quién dijo que no se pueden tener varios
amigos?
¿amistad o complicidad?
 Así como la amistad sana es un valor esencial para
 nuestras vidas, el tener una amistad con la persona
 equivocada puede serla fuente de muchos dolores de
 cabeza. Problemas de droga, delincuencia, baja en el
 desempeño profesional, problemas familiares son unos
 cuantos efectos de las malas amistades. La amistad es
 compartir, pero no es complicidad. También es importante
 recordar que somos personas individuales, con una
 conciencia individual. El hecho de que tal o cual amistad
 "lo haga", no significa que nosotros debemos hacerlo.
 Tampoco podemos esconder nuestra conciencia individual
 en una conciencia "compartida". Es el caso típico de
 alguien que se mete en problemas serios porque salió con
 los amigos y se perdió el control. "Más vale solo que mal
 acompañado" es un adagio que, de haber sido practicado
 tiempo, podría haber evitado muchos problemas.
Desde la infancia
Se inculca desde la infancia, y como padres debemos
enseñar a nuestros hijos el verdadero valor de la
amistad, los debemos enseñar a compartir y ayudar. Como
también debemos estar atentos del entorno en que se
relacionan nuestros hijos. Pero nunca privarle o prohibirle
una amistad, y si ésta no nos parece conveniente, debemos
conversar con ellos y explicarles nuestras inquietudes.
Un buen amigo:
• Sabe todo de ti.
• Te quiere tal cual eres.
• Está contigo en los momentos buenos y en los momentos
malos.
• Comparte las alegrías contigo al igual que tus
sufrimientos.
• Te apoya cuando lo necesitas.
Citas
• "Al amigo todo, al enemigo ni justicia".
• "A las personas les interesa nuestro destino exterior; el
  interior, sólo a nuestro amigo."
• Al que es amigo, jamás
  Lo dejen en la estacada,
  Pero no le pidan nada
  Ni lo aguarden todo de él-
  Siempre el amigo más fiel
  es una conducta honrada.
• "Amistad es en principio necesidad de espíritu, búsqueda de
  perfección, realización concreta de las necesidades con que el
  amor manda en nuestras vidas."
• "Cada amigo representa un mundo dentro de nosotros, un
  mundo que tal vez no habría nacido si no lo hubiéramos
  conocido".
• "Cada nuevo amigo que ganamos en la carrera de la vida nos
  perfecciona y enriquece más aún por lo que de nosotros
  mismos nos descubre, que por lo que de él mismo nos da."
• "Es difícil ser buen amigo de los amigos, sin ser algo
  enemigo de la equidad."
• "Este título se lo dedico a mi familia y a mis amigos de
• "Feliz es el hombre que encuentra un amigo generoso"
• "Guarda a tu amigo bajo la llave de tu propia vida".
• "La amistad es un árbol que nos cobija".
• "La amistad, como el diluvio universal, es un fenómeno
  del que todo el mundo habla, pero que nadie ha visto con
  sus ojos."
• "La amistad acaba a menudo en amor, pero el amor no
  termina nunca en amistad".
• "La amistad es fuente de grandes placeres, sin amigos
  hasta lo más agradable se vuelve tedioso"
• "La amistad es más difícil y más rara que el amor. Por
  eso, hay que salvarla como sea".
• "Muéstrame a alguien que no distinga a sus amigos de sus
  enemigos, y yo te mostraré a alguien que acabará sin
  amigos."
• "No camines delante de mí, puede que no te siga. No
  camines detrás de mí, puede que no te guíe. Camina junto
  a mí y sé mi amigo."
• "No busques al amigo para matar las horas, búscale con
  horas para vivir."
• "No hay nada más peligroso que un amigo indiscreto; es a
  veces preferible un enemigo prudente".
• "No hay nada que pueda interponerse entre los amigos de
  verdad".
• "No hay riqueza tan segura como un seguro amigo."
• "No quiero tener un mejor amigo, eso sería
  mezquinarme, sino muchos buenos y verdaderos amigos".
• "No se ganan amigos por la vía de la sustitución sino por
  la vía de la ampliación."
• "Nuevos amigos, nuevos dolores."
• "Un amigo es la persona que nos muestra el rumbo y
  recorre con nosotros una parte del camino".
• "Un amigo es un regalo que nos hacemos"
• "Un amigo fiel es nuestro mayor tesoro y el único que
  sabe lo que queremos".
• "Un hermano puede no ser un amigo pero un amigo será
  siempre un hermano"
• "Un padre es un tesoro, un hermano es un consuelo; un
  amigo es ambos".
• "El mejor espejo es un viejo amigo."
• "Nunca es largo el camino que conduce a la casa de un
  amigo."
• "No se pone fin a la enemistad con enemistad, sino con
  amistad.”
• "Cuando estoy con un amigo no estoy solo ni somos dos"
• "Sólo un buen amigo es capaz de comprender que su
  presencia puede llegar a molestarnos"
Citas por autores
• "Algunos creen que para ser amigos basta con
  querer, como si para estar sano bastara con
  desear la salud."
• "Algunos creen que para ser amigos basta con
  querer, como si para estar sano bastara con
  desear la salud."
• "La amistad es un alma que habita en dos
  cuerpos; un corazón que habita en dos almas."
• "No tiene ningún amigo el que tiene demasiados
  amigos."
George Washington

• "La verdadera amistad es planta de lento
  crecimiento que debe sufrir y vencer los embates
  del infortunio antes de que sus frutos lleguen a
  completa madurez".
• "Si en algo tienes tu reputación, procura que tus
  compañeros sean personas distinguidas, pues
  vale más estar solo que mal acompañado"
• “Cuando la buena voluntad es recíproca, es
  amistad.”
Jean de la Fontaine

• "Cosa dulce es un amigo verdadero; bucea en el
  fondo de nuestro corazón inquiriendo nuestras
  necesidades. Nos ahorra el tener que
  descubrirlas por nosotros mismos."
• "La amistad, como la sombra vespertina, se
  ensancha en el ocaso de la vida."
• "No hay nada más peligroso que un amigo
  indiscreto; es a veces preferible un enemigo
  prudente."
Jesús de Nazaret
• "Serán entregados hasta por sus propios padres y
  hermanos, por sus parientes y amigos; y a muchos de
  ustedes los matarán."
• "y al llegar a su casa llama a sus amigos y vecinos, y les
  dice: "Alégrense conmigo, porque encontré la oveja que se
  me había perdido".
• “Jesús les contestó: « ¿Ustedes pretenden hacer ayunar a
  los amigos del esposo mientras él está con ellos?”.
• "A ustedes, mis amigos, les digo: No teman a los que matan
  el cuerpo y después no pueden hacer nada más."
• Después agregó: «Nuestro amigo Lázaro duerme, pero yo
  voy a despertarlo».
• No hay amor más grande que dar la vida por los amigos.
  Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando.
Refranes
•   "Desdichas y caminos hacen amigos."
•   Amistad de yerno, sol de invierno.
•   Bebido con buenos amigos, sabe bien cualquier vino.
•   Dad al diablo el amigo que deja la paja y se lleva el
    trigo.
•   Dale más de lo que pueda regresar, y al amigo
    perderás.
•   De amigo a amigo, chinilla en el ojo y el culo en
    remojo.
•   De amigo a amigo, la sangre en el ojo, el culo en
    remojo.
•   De amigo reconciliado y de fraile colorado, guárdate
    con cuidado.
•   De Castilla el trigo, pero no el amigo.
•   Del buen vecino sale el buen amigo.
GRACIAS

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

La actualidad más candente (18)

Que es la amistad
Que es la amistadQue es la amistad
Que es la amistad
 
Amistad
AmistadAmistad
Amistad
 
Informatica
InformaticaInformatica
Informatica
 
El valor de la amistad
El valor de la amistadEl valor de la amistad
El valor de la amistad
 
Informatica
InformaticaInformatica
Informatica
 
Amistad
AmistadAmistad
Amistad
 
El regalo mas
El regalo masEl regalo mas
El regalo mas
 
Presentacion de la amistad
Presentacion de la amistadPresentacion de la amistad
Presentacion de la amistad
 
Amistad Divino Tesoro
Amistad Divino TesoroAmistad Divino Tesoro
Amistad Divino Tesoro
 
Boletín No. 3 sintraongs
Boletín No. 3   sintraongsBoletín No. 3   sintraongs
Boletín No. 3 sintraongs
 
La importancia de la amistad en la adolescencia
La importancia de la amistad en la adolescenciaLa importancia de la amistad en la adolescencia
La importancia de la amistad en la adolescencia
 
La Adolescencia Y La Amistad Van De La
La Adolescencia Y La Amistad Van De LaLa Adolescencia Y La Amistad Van De La
La Adolescencia Y La Amistad Van De La
 
La amistad trabajo del blog
La amistad trabajo del blogLa amistad trabajo del blog
La amistad trabajo del blog
 
Amistad
AmistadAmistad
Amistad
 
161384789 discurso-sobre-la-amistad
161384789 discurso-sobre-la-amistad161384789 discurso-sobre-la-amistad
161384789 discurso-sobre-la-amistad
 
La amistad frases
La amistad frasesLa amistad frases
La amistad frases
 
=) Uah muah amiztaad
=)  Uah muah amiztaad=)  Uah muah amiztaad
=) Uah muah amiztaad
 
La amistad en la adolescencia
La amistad en la adolescenciaLa amistad en la adolescencia
La amistad en la adolescencia
 

Similar a Universidad tecnica de ambato (20)

amistad
amistadamistad
amistad
 
La amistad
La amistadLa amistad
La amistad
 
La amistad
La amistadLa amistad
La amistad
 
La amistad
La amistadLa amistad
La amistad
 
La amistad
La amistadLa amistad
La amistad
 
Amigos
AmigosAmigos
Amigos
 
Fichas amistad (1) (1)
Fichas amistad (1) (1)Fichas amistad (1) (1)
Fichas amistad (1) (1)
 
Fichas amistad (1) (1)
Fichas amistad (1) (1)Fichas amistad (1) (1)
Fichas amistad (1) (1)
 
Amistad
AmistadAmistad
Amistad
 
La amistad
La amistadLa amistad
La amistad
 
La amistad
La amistadLa amistad
La amistad
 
Ivanna informatica
Ivanna informaticaIvanna informatica
Ivanna informatica
 
La amistad
La amistadLa amistad
La amistad
 
La amistad vanessa
La amistad vanessaLa amistad vanessa
La amistad vanessa
 
La amistad
La amistadLa amistad
La amistad
 
Ivanna informatica 2
Ivanna informatica 2Ivanna informatica 2
Ivanna informatica 2
 
161384789 discurso-sobre-la-amistad
161384789 discurso-sobre-la-amistad161384789 discurso-sobre-la-amistad
161384789 discurso-sobre-la-amistad
 
161384789 discurso-sobre-la-amistad
161384789 discurso-sobre-la-amistad161384789 discurso-sobre-la-amistad
161384789 discurso-sobre-la-amistad
 
La amistad
La amistadLa amistad
La amistad
 
Pp formacion cristiana cristi
Pp formacion cristiana cristiPp formacion cristiana cristi
Pp formacion cristiana cristi
 

Universidad tecnica de ambato

  • 1. UNIVERSIDAD TECNICA DE AMBATO CARRERA DE DERECHO TEMA: LA AMISTAD NOMBRE: DANIELA MEDINA TRABAJO: NTICS 2012
  • 2. LA AMISTAD La amistad (< latín amicĭtas, por amicitĭa, de amicus, amigo, que deriva de amare, amar) es una relación afectiva entre dos o más personas. La amistad es una de las relaciones interpersonales más comunes que la mayoría de las personas tiene en la vida. La amistad se da en distintas etapas de la vida y en diferentes grados de importancia y trascendencia. La amistad nace cuando las personas encuentran inquietudes comunes. Hay amistades que nacen a los pocos minutos de relacionarse y otras que tardan años en hacerlo. Puede haber relaciones «amistosas» donde interviene una persona y otro tipo de «personalidad» (ángeles, santos) o de una forma animal. Por ejemplo, algunas personas catalogan como amistad a su relación con un perro, no en vano a éste último se le conoce como «el mejor amigo del hombre». También se puede dar la amistad incluso entre dos o más animales de especies distintas, aunque es una relación sin el uso del razonamiento y la libertad de pensamiento humana.
  • 3. Los sabios y poetas de todos los tiempos han exaltado siempre la amistad. Además del amor, se necesita la amistad. Para los filósofos griegos, expresa virtud, es un regalo de los dioses. Aristóteles menciona tres tipos de amistad: por interés, por placer y por el bien; pero sólo la que surge del bien merece llamarse amistad. Para Cicerón y Séneca, la amistad implica armonía, buena voluntad y afecto, «querer y rechazar lo mismo». «La amistad moderna se distingue por el elevado grado de autonomía que se atribuye a una persona, en la medida que tiene en sus manos la relación tanto para iniciarla como para romperla».
  • 4. Demostración de la amistad La amistad se demuestra en la preocupación por el amigo, interesándose por su bienestar, por sus problemas y logros. Por esto procura reunirse, comunicarse o convivir con él. Un amigo es el que está en todo momento, el que te levanta cuando estás decaído. Es en la turbación donde la amistad se pone a prueba. Cicerón comenta: «Sólo en el peligro se conoce al verdadero amigo».
  • 5. Religión y amistad • La amistad es considerada como una experiencia humana de vital importancia, inclusive ha sido santificada por varias religiones. En el Poema de Gilgamesh, un poema babilonio que se encuentra entre los primeros trabajos literarios de la historia, se relata la amistad entre Gilgamesh y Enkidu. Los grecorromanos tenían, entre otros varios ejemplos, la amistad entre Orestes y Pílades. • La Biblia inmortaliza la amistad entre David y Jonatán que superó la adversidad hasta la muerte y que sobrevivió en la memoria del corazón. La Biblia griega señala: «El amigo fiel no tiene precio»
  • 6. Por su parte, el Evangelio de Juan enfatiza la amistad que Jesús de Nazaret guardaba por Lázaro de Betania (Juan 11:1-44). En ese mismo Evangelio, Jesús dice a sus discípulos en la Última Cena: «Nadie tiene mayor amor que este, el dar su vida por sus amigos» (Juan 15:13).Algunos Padres de la Iglesia como Ireneo de Lyon y escritores como Orígenes identificaron en el Evangelio de Juan la figura del «discípulo al que Jesús amaba» con Juan el Apóstol, razón por la cual se le atribuye a Juan el patronazgo sobre la amistad
  • 7. Iconología La amistad era una divinidad alegórica entre los griegos y romanos. Las estatuas que la erigieron los primeros iban con un ropaje abrochado, la cabeza desnuda y el pecho descubierto hasta el corazón, en cuya dirección estaba la mano derecha; abrazando con la izquierda un olmo seco, alrededor del cual crecía una vid cargada de uvas. Los romanos la representaban bajo el emlema de una hermosa joven vestida sencillamente con un ropaje blanco, la mitad del cuerpo descubierto, coronada de mirto entretejido de flores de granado y sobre la frente estas palabras: Invierno y Verano. En la franja de su túnica se leían estas otras: La Muerte y La Vida. Mostraba con la mano derecha su costado, abierto hasta el corazón con esta inscripción: De cerca y de lejos. Pintaban también a la amistad con los pies desnudos, significando con esto que no hay incomodidad por grande que sea que no venza un verdadero amigo en beneficio de otro amigo. Puede simbolizarse también la amistad heroica por medio de Teseo y de Pirito dándose la mano y jurándose unión eterna. La estatua de la amistad del P. Pablo Olivieri en Roma es una mujer desnuda, con la mano sobre su pecho abierto con una especie de incisión que manifiesta la sinceridad. No es cosa rara verla con dos corazones encadenados en la mano y coronada la frente de flores de granado, cuyo color de fuego, que no sufre alteración, es el símbolo del ardor y de la constancia que la distingue.
  • 8. Grupos de amistades Conjunto de personas que se sienten ellas mismas cuando se reúnen; es decir, libres de actuar y expresarse, dentro de sus principios y su moralidad, haciendo pleno uso del libre albedrío ya que se saben aceptados en grado sumo por el resto de los componentes del grupo.
  • 9. Cultura popular • Las relaciones de amistad han sido profusamente narradas, tanto en el mundo de la literatura como en del cine y la televisión, a grado tal que si bien un listado verdaderamente completo sería imposible, es fácil identificarlas en casi cualquier obra. • Don Quijote y Sancho Panza, Sherlock Holmes y Watson, los Tres Mosqueteros, Butch Cassidy y Sundance Kid, son ejemplos variados de diversos tipos de amistades entrañables exhibidas en la literatura. • En el mundo del cine y la televisión se puede hallar desde los clásicos como El gordo y el flaco y Los tres chiflados hasta la serie de televisión estadounidense de Friends.
  • 10. • La amistad es un vínculo que nos proporciona la posibilidad de compartir experiencias, conocimientos e incluso medios económicos. Los lazos de amistad se potencian recíprocamente y no puede existir por separado. La realidad de la amistad es dual. Implica la existencia de al menos dos personas. La amistad necesita a un interlocutor para compartir, crecer mutuamente y descubrir (se) en él sus valores y también sus deficiencias. • El buen amigo no anula al otro sino que lo potencia, es su compañero y un facilitador de sus muchas posibilidades. Sufre cuando tu sufres y se alegra cuando tú te alegras. No es envidioso, ni prepotente ni se aprovecha de ti • La amistad se basa en la mutua confianza, donde el objetivo es ayudar al otro consecuentemente así mismo.
  • 11. • La amistad se basa en la mutua confianza, donde el objetivo es ayudar al otro consecuentemente así mismo. • La amistad no se impone, ni se programa, como todo en la vida requiere de un esfuerzo para conseguirlo y lo más importante es poner los medios para lograrlo y mantenerlo. • La amistad se muestra en los momentos felices: el nacimiento de un hijo, la celebración de un ascenso laboral, la inauguración de una casa. En otras ocasiones la amistad se concretiza en una llamada telefónica para pedir un consejo o compartir un proyecto o intercambiar ideas políticas, religiosas o de la propia existencia, o simplemente por esa sensación que tenemos de que existe una persona, aunque sea a cientos de Km., a la que podemos recurrir solamente para hablar y saludarla.
  • 12. • En todas las situaciones, tanto buenas como en los momentos difíciles aparece nuestro amigo al que podemos recurrir y dejarnos aconsejar, descargar, llorar, reír y escuchar. De una u otra forma comunicarnos con él. • La amistad es una relación entre iguales con alguna característica en común. Por eso los profesores, los padres, los jefes no pueden ser amigos de sus alumnos, de sus hijos o de sus empleados. • La amistad no se centra en las cualidades del otro sino más bien en su propia esencia: cómo es como persona, qué cualidades tiene, qué sentimientos provoca. • La amistad no origina simpatía hacia la persona sino empatía: capacidad para comprender y para compartir alegrías y tristezas.
  • 13. • Cuando un amigo nos relata sus confidencias, lo dice según su criterio, y la amistad requiere corregir los errores subjetivos, para poder aprender la objetividad de los hechos. • El amigo es una persona que lo sabe todo de ti y te quiere tal cual eres. • LA AMISTAD abarca la lealtad y confidencialidad. Lograr la sinceridad mutua. • Los amigos son aquellas personas que en los momentos difíciles está contigo. La distinción para verdaderos y falsos amigos es la presencia común en los buenos momentos y la sola ayuda de los verdaderos en los malos. • En la amistad buscamos la ayuda incondicional, nos apoyamos con los amigos para pasar mejor las tristezas, duplicar las alegrías y dividir las angustias por la mitad. • Un proverbio sobre la amistad en el que estoy de acuerdo es el siguiente: “El que busca un amigo sin defectos se queda sin amigos”.
  • 14. • A un amigo lo llamas cuando estás pasando por una situación insegura para que nos aconseje según su parecer, le pedimos su opinión, para que luego nosotros elijamos nuestro propio criterio, sin que eso perjudique nuestra relación. • Existen diferencias en la relación de Amistad con la relación del Amor. Diferencias entre los amigos de los conocidos. • La amistad sincera es recíproca, ambas personas enriquecen esa relación, creciendo y aprendiendo de ella. • La sinceridad, la generosidad, la comprensión, el afecto mutuo son pilares sobre los que se construye una mistad que va consolidando con el tiempo. Esto hace falta para lograr una amistad sana y constructiva. • Por eso en el refrán “Amistad por interés, no dura porque no lo es” Amistades de conveniencia, en las que ciertas personas se acercan a quien les puede dar prestigio, y hay otras de verdad en que importa el fortalecimiento del amigo.
  • 15. • En la sociedad actual impera el materialismo al mismo tiempo que es pragmática, prevalece entre la gente el sentimiento de la amistad • La amistad exige el fiel sentimiento de la sinceridad, la comunicación sin trampas ni exigencias, la entrega mutua sin egoísmo, la preocupación por el otro, la confianza sin límites, la paciencia, el respeto a las ideas, aceptar la forma de vida del amigo, la confianza sin límites, el saber escuchar, saber perdonar, el ser fiel a la amistad aunque este lejos o haya pasado mucho tiempo. • En resumen con el amigo existen dos componentes importantes: confiar y compartir desde tus proyectos, problemas, inquietudes, sueños y fracasos. Todo lo anterior se aprende desde la infancia hasta la edad adulta, pasando por el joven-adolescente que en esta etapa su medio social y los apoyos de amistad encuentran una gran liberación en muchas ocasiones en su confusión mental y emocional, su maduración personal depende de su integración en el mundo adulto. Se siente y tiene la imperiosa necesidad de “aliarse”, de relacionarse con otras personas de su condición y edad.
  • 16. • La amistad, es una de las relaciones humanas más hermosas. Esta se puede formar en cualquier etapa cronológica de la vida; la edad es irrelevante cuando se trata de formar amigos, y no solo la edad no es relevante, sino que esta relación se da entre personas de trasfondos y pasados muy disímiles. Lo mismo ocurre con el género, o sea que cultivamos la amistad no sólo con nuestros congéneres, sino que también con el sexo opuesto. Y no por ello, significa que uno está enamorado de aquella otra persona, en el sentido romántico del amor. Claro que a veces, se da el caso en que uno amigo se enamora de su amiga. O al revés. Pero también se da, que la amistad puede unir con amor a dos personas de distinto sexo, sin que ninguno de los dos sienta una atracción física o romántica por el otro; por esto a veces si dice que la amistad es un "amor" del más puro. • Y se habla de amor, ya que la amistad, es justamente aquello. Es un sentimiento de amor por otra persona. Uno ama a su amigo, por el cual estaría dispuesto a sacrificar la vida, por él o ella, si fuera necesario. Existe un dicho, que clarifica muy bien, lo que es una amistad, “al amigo se le llama para contarle una buena nueva, pero aparece de sorpresa, cuando la desgracia nos ronda”. Aquella frase, clarifica de excelente manera, lo que es la amistad.
  • 17. • Dentro de cualquier relación de amistad, surgen diversos comportamientos hacia la otra persona. Muchas veces el amigo es "pañuelo de consuelo" frente a una pena del otro. También existe respeto, simpatía, cariño, compañerismo, tolerancia, afinidad de pensamientos, y las mismas creencias valóricas. La mistad no surge de un sentimiento de egoísmo o aprovechamiento. Aquello no es amistad, sino que solamente interés. Todo lo contrario, a lo que se puede pensar respecto de una amistad. • Pero sobretodo, la amistad es una relación, en la cual hay que trabajar. No basta con señalar que uno es amigo de otra persona. Con ello no ocurre nada. La amistad es todo lo contrario, es dedicarse a esa otra persona, destinarle tiempo, para saber de ella, como está, cuales son sus sueños y aspiraciones. Es preocupación y compromiso frente as sus necesidades. Es saber escuchar y no querer ser escuchado. Por lo mismo, es que uno no es amigo de todas las personas. Ya que uno no siempre está dispuesto a abrirse y dar el mismo esfuerzo por todos los que nos rodean. Es por ello, que muchas personas que a veces frecuentamos son sólo conocidas. En variadas los vemos y saludamos, pero no nos damos el tiempo o no nos esforzamos por profundizar aquella relación.
  • 18. • Pero hay una cosa clara, cuando uno conoce a una persona, se siente algo especial, en la medida que creamos que vamos a llegar a ser amigos. Existe un no sé qué, que proviene del alma. Ya que entre amigos existe una clara atracción espiritual. Por lo mismo, para hacer amigos, no hay una receta universal. Esta, sola se da. Lo único que hay que hacer, es conocer a distintas personas. Ya que no se puede fabricar una amistad. La mistad no se fuerza. Se da de manera gratuita. • La amistad es una cajita de cristal. Pequeña, transparente, donde guardas allí dentro todos tus pensamientos, ideas, cariño y amor. Un cristal fino donde te reflejas. Material en el que están hechos tus sueños. Son porciones de tu corazón que intentas que no se rayen nunca.
  • 19. • Un amigo es más que una persona. Algo que no es físico, algo que siempre llevas. Es eso que recoges por el camino y guardas en tu cajita de cristal, cuidadosamente acomodado en su interior de terciopelo. Todo eso en lo que crees, en lo que confías, en lo que sientes. • Eso que más allá del mundo encuentras. Eso que te abraza cuando piensas que no puedes más. Algo que lamentas no ver. Porque el amigo no se ve, no se toca, no se huele. Simplemente lo sientes. Y, aunque se encuentre sentado a tu lado, tú nunca lo ves como la materia física que es. Su esencia oculta entre los pliegues del terciopelo de tu cajita de cristal. A veces lo miras a los ojos. A veces sientes su presencia. Sin embargo, el amigo no es la persona que ves. Es la persona que sientes. Es aquello por lo que darías todo. Menos tu cajita de cristal…
  • 20. La verdadera amistad El trato diario y la amistad con Jesucristo nos llevan a una actitud abierta, comprensiva, que aumenta la capacidad de tener amigos. La oración afina el alma y la hace especialmente apta para comprender a los demás, aumenta la generosidad, el optimismo, la cordialidad en la convivencia, la gratitud… virtudes que facilitan al cristiano el camino de la amistad.
  • 21. La amistad verdadera es desinteresada Pues más consiste en dar que en recibir; no busca el provecho propio, sino el del amigo. El amigo verdadero no puede tener, para su amigo, dos caras: la amistad, si ha de ser leal y sincera, exige renuncias, rectitud, intercambio de favores, de servicios nobles y lícitos. El amigo es fuerte y sincero en la medida en que, de acuerdo con la prudencia sobrenatural, piensa generosamente en los demás, con personal sacrificio. Del amigo se espera la correspondencia al clima de confianza, que se establece con la verdadera amistad; se espera el reconocimiento de lo que somos y, cuando sea necesaria, también la defensa clara y sin paliativos. Para que haya verdadera amistad es necesario que exista correspondencia, es preciso que el afecto y la benevolencia sean mutuos, si es verdadera, la amistad tiende siempre a hacerse más fuerte: no se deja corromper por la envidia, no se enfría por las sospechas, crece en la dificultad. Entonces se comparten con naturalidad las alegrías y las penas.
  • 22. La amistad es un bien humano y, a su vez, ocasión para desarrollar muchas virtudes humanas, porque crea una armonía de sentimientos y gustos que prescinde del amor de los sentidos, pero, en cambio, desarrolla hasta grados muy elevados, e incluso hasta el heroísmo, la dedicación del amigo al amigo: "Creemos - enseñaba Pablo VI - que los encuentros (…) dan ocasión a almas nobles y virtuosas para gozar de esta relación humana y cristiana que se llama amistad. Lo cual supone y desarrolla la generosidad, el desinterés, la simpatía, la solidaridad y; especialmente, la posibilidad de mutuos sacrificios". El buen amigo no abandona en las dificultades, no traiciona; nunca habla mal del amigo, ni permite que, ausente sea criticado, porque sale en su defensa. Amistad es sinceridad, confianza, compartir penas y alegrías, animar, consolar, ayudar con el ejemplo.
  • 23. La amistad en la vida cristiana La amistad nos lleva a iniciar a nuestros amigos en una verdadera vida cristiana si están lejos de la Iglesia, o a que reemprendan el camino que un mal día abandonaron, si dejaron de practicar la fe que recibieron. Con paciencia y constancia, sin prisa, sin pausa, se irán acercando al Señor, que les espera. En ocasiones podremos hacer junto con ellos un rato de oración, una obra de misericordia visitando a un enfermo o a una persona necesitada, les pediremos que nos acompañen a hacer una visita a Jesús Sacramentado… cuando sea oportuno les hablaremos del sacramento de la misericordia divina: la Confesión, y les ayudaremos a prepararse para recibirlo.
  • 24. La amistad todo lo puede con la ayuda de la gracia: ayuda que debemos implorar al Señor con oración y mortificación. El Señor desea que tengamos muchos amigos porque es infinito su amor por los hombres y nuestra amistad es un instrumento para llegar a ellos. ¡Cuántas personas con las que cada día nos relacionamos están esperando, aún sin saberlo, que les llegue la luz de Cristo! ¡Que alegría la nuestra cada vez que un amigo nuestro se hace amigo del Amigo! Jesús que pasó haciendo el bien, y que se ganó el corazón de tantas personas, es nuestro Modelo. Así hemos de pasar nosotros por la familia, el trabajo, los vecinos, los amigos. Hoy es un día oportuno para que nos preguntemos si las personas que habitualmente se relacionan con nosotros se sienten movidas por nuestro ejemplo y nuestra palabra a estar más cerca del Señor, si nos preocupa su alma, si se puede decir con verdad que, como Jesús, estamos pasando por su vida haciendo el bien.
  • 25. La amistad es un valor universal. Está claro que difícilmente no podemos sobrevivir en la soledad y el aislamiento. Necesitamos a alguien en quién confiar, a quién llamar cuando las cosas se ponen difíciles, y también con quien compartir una buena ocasión. Caerse bien es algo muy fundamental dentro de una relación de amistad. Las amistades normalmente comienzan de imprevisto, y muchas veces sin buscarlas. En el camino de la vida vamos encontrándolas. Y todo comienza porque alguien "nos cae bien" y se convierte en una buena persona. Decisiones, sentimientos, gustos, aficiones, opiniones, idea s, creencias, religión, costumbres son algunos de las cosas en común que pueden hacer que nos hagamos amigos de alguien.
  • 26. Sentirse a gusto con una persona, platicar y compartir sentimientos es el principio de lo que acostumbramos llamar amistad. Para que la amistad sea verdadera, debe existir algo en común y, sobre todo una buena relación. El interés común puede ser ir en la misma escuela, un mismo deporte, un pasatiempo en común, y la misma vida nos va dando amigos. La amistad es un cariño, es apreciarse que promueve un dar, un darse y para esto es necesario encontrarse y conversar para poder conocerse. La amistad no puede desarrollarse sin una buena relación. Por eso cuando dejamos de ver durante muchos años a nuestros amigos, a veces nos enfrentamos a nuevas personas totalmente diferentes, o simplemente no se pasa de un diálogo superficial.
  • 27. Conocer bien al amigo es saber de su vida pasada, de sus quehaceres actuales y de sus planes futuros; y del sentido que da a su vida, de sus deseos; y de sus gustos y aficiones, y de sus defectos y virtudes. Es saber de su vida, de su forma de ser, de conocerse mutuamente. Para que una amistad sea verdadera, no basta con caerse bien, hay que dar lo necesario: ayudarse desinteresadamente, sin esperar nada a cambio. Al amigo se le quiere porque él es él y no por lo que da. Sin esperar nada a cambio, no dar por recibir, sino dar por gusto. No es un amigo, el compañero ni el conocido. Tampoco es amigo el que busca aprovecharse del otro. La amistad no es intercambio de beneficios. La verdadera amistad es un gran apoyo servicio afectuoso y desinteresado.
  • 28. Ser amigo de verdad no es fácil, pero vale la pena el esfuerzo. Es un premio tener amigos de verdad: estar con ellos, platicar, ayudarle o ser ayudado y disfrutar y alegrase con ellos, poder contar con ellos en todo momento. Aunque cueste, vale la pena el esfuerzo que requiere ser un amigo. No solamente se cree lo que dice el amigo, hay que creer en él. Tener confianza en el amigo significa que tenemos la seguridad personal de que responderá favorablemente a las necesidades que se presenten. La confianza mutua hace posible la sinceridad en la amistad. La generosidad nos ayuda y facilita el dar lo que es esencial en la amistad. El dar y el darse es esencial en la amistad. El amigo de verdad es generoso y da. Da sus cualidades, su tiempo, sus posesiones, sus energías, sus conocimientos. Y lo hace para poder ayudar positivamente a su amigo cuando sea necesario.
  • 29. Un acto de generosidad especialmente difícil es el perdonar. Debemos comprender y saber los motivos de una acción que nos ha hecho daño. Saber perdonar es propio de una persona sabia y generosa. No hay riqueza más valiosa que un buen amigo seguro. Ser leal es persona de palabra, que responda con responsabilidad a los compromisos que la amistad necesita. Leales son los amigos que son nobles y no critican, ni murmura, que no traicionan una confidencia. Son verdaderos amigos quienes defienden los intereses y la integridad de sus amigos, también hablando claro, siendo franco. Debemos también ser leales en corregir a un amigo cuando se equivocan o cuando nos necesita.
  • 30. Así como la amistad sana es un valor esencial para nuestras vidas, el tener una amistad con la persona equivocada puede serla fuente de muchos dolores de cabeza. Problemas de droga, delincuencia, baja en el desempeño profesional, problemas familiares son unos cuantos efectos de las malas amistades. La amistad es compartir, pero no es complicidad. También es importante recordar que somos personas individuales, con pensamientos individuales. El hecho de que tal o cual amistad "lo haga", no significa que nosotros debemos hacerlo. Tampoco podemos esconder nuestra conciencia individual en una conciencia "compartida". Es el caso típico de alguien que se mete en problemas serios porque salió con los amigos y se perdió el control. Tener nuestra propia forma de pensar de lo que es o no correcto, es un arma eficaz para no poder ser mal influenciados y ser llevado a malos caminos. Nuestros mejores amigos pueden ser nuestros padres porque ellos intentaran dar el mejor consejo para que nuestros problemas se resuelvan, porque en algunos casos nuestros “amigos” no siempre saben que es lo más correcto. Escuchar consejos de muchos puntos de vista nos servirá a aprender a vivir con orden y madurez. La madurez no sólo se demuestra con la edad, sino con la manera como respondemos a nuestras decisiones. Aprender a conocer la amistad estará presente en todos nuestras etapas de vida y nos ayudara, pero también nos pondrá obstáculos.
  • 31. Ninguna relación puede funcionar si no aceptamos a las personas como realmente son en su vida pública. Como seres humanos tendemos a querer cambiar a los demás y hacerlos a la manera que a nosotros nos parecen que deben ser. Es cierto que debemos ser una influencia positiva para los demás; no hay nada malo que imitemos lo bueno de ellos y que ellos, a su vez, imiten lo bueno de nosotros, pero los cambios que se realizan en una persona deben hacerse porque ella así lo desea y no por nuestro afán de cambiarla. Hay seres humanos que no tienen amigos, porque quieren que las personas con quienes se relacionan sean perfectas, pero, hasta donde se sabe, aún no nace la persona perfecta, solamente el ente perfecto es Dios. Todos tenemos defectos. Muchos de nuestros defectos son productos de la herencia de nuestros padres y abuelos, la educación, el medio. Cuando una persona confía en nosotros y nos demuestra su afecto, debemos ver lo positivo que hay en ella y la oportunidad de enriquecernos aprendiendo de sus virtudes y aceptándola con sus defectos, que son muchos.
  • 32. Lealtad La lealtad es quizás la característica, por excelencia, de una buena amistad. Algunas veces, por trabajo, estudios u otras preocupaciones, no es posible muchas veces ver a los amigos con la frecuencia que quisiéramos. Llamar a nuestros amigos por lo menos para saludarlos ó escribirles, y saber cómo están tanto de salud como por su familia, es una forma de lealtad; obviamente olvidarnos de ellos es una deslealtad de nuestra parte. Quizás la forma clásica de demostrar lealtad hacia nuestros amigos, es impedir a toda costa que otras personas hablen mal de nuestros amigos, cuando no están presentes y no se pueden defender de ese ataque. Esto no es fácil. Es necesario armarse de valor para decirle a quien habla mal, que se detenga en ese momento, y que si tiene que decir algo de nuestro amigo ó amiga, que lo diga de frente a las personas que insultó.
  • 33. Desinterés Muchas personas tienen amigos sólo para su beneficio propio. El interés genuino se manifiesta en las personas, no en las cosas materiales. Como amigos podemos sentir empatía y solidarizarnos especialmente con el sufrimiento de quienes queremos de verdad. Los verdaderos y auténticos amigos tienen la capacidad de entender y compartir los problemas, los sentimientos, las alegrías, en fin, las emociones en sí mismas, pero sin hacer juicios. Cualquier alegría es mucho más grande, cuando se comparte con alguien; cualquier tristeza es más llevadera cuando se puede descargar en un amigo ó una amiga.
  • 34. Leyenda árabe Dice una linda leyenda árabe que dos amigos viajaban por el desierto y en un determinado punto del viaje discutieron. Y uno de ellos, sin poder contenerse, abofeteó a su amigo. El otro, ofendido, sin nada que decir, escribió en la arena: Hoy, mi mejor amigo, me pegó una bofetada en el rostro. Siguieron adelante y llegaron a un oasis donde resolvieron bañarse. De pronto, el que había sido abofeteado y lastimado comenzó a ahogarse, siendo salvado por el amigo. Al recuperarse tomó un estilete y escribió en una piedra: Hoy, mi mejor amigo me salvó la vida. Intrigado, el amigo preguntó: ¿Por qué después que te lastimé, escribiste en la arena y ahora escribes en una piedra? Sonriendo, el otro amigo respondió: Cuando un gran amigo nos ofende, deberemos escribir en la arena donde el viento del olvido y el perdón se encargarán de borrarlo y apagarlo; por otro lado cuando nos pase algo grandioso, deberemos grabarlo en la piedra de la memoria del corazón donde jamás viento alguno en todo el mundo podrá borrarlo. Conmovido, el hombre que abofeteó a su amigo, lo abrazó y prometió que no volvería a levantar su mano contra él y aprendería más sobre sus enseñanzas.
  • 35. La amistad es un valor universal Está claro que difícilmente podemos sobrevivir en la soledad y el aislamiento. Necesitamos a alguien en quién confiar, a quién llamar cuando las cosas se ponen difíciles, y también con quien compartir una buena película. Pero ¿Qué es la amistad? ¿De qué se compone? ¿Cómo tener amistades que duren toda la vida?
  • 36. Caerse bien Las amistades suelen comenzar de imprevisto, y muchas veces sin buscarlas. En el camino de la vida vamos encontrándolas. Y todo comienza porque alguien "nos cae bien". Convicciones, sentimientos, gustos, aficiones, opin iones, ideas políticas, creencias, religión son algunos de las cosas en común que pueden hacer que nos hagamos amigos de alguien. Sentirse a gusto con una persona, conversar y compartir sentimientos es el principio de eso que llamamos amistad.
  • 37. Algo en común Para que la amistad sea verdadera, debe existir algo en común y, sobre todo, estabilidad. El interés común puede ser una misma profesión, una misma carrera, un pasatiempo en común, y la misma vida nos va dando amigos. Dice el refrán Aficiones y caminos hacen amigos. La amistad es un cariño, un apreciarse que promueve un dar, un darse y para ello es necesario encontrarse y conversar. Después, con el tiempo, la amistad puede desarrollarse en profundidad y en extensión mediante el trato, el conocimiento y el afecto mutuos. La amistad no puede desarrollarse sin estabilidad. Por eso cuando dejamos de ver durante muchos años a nuestros amigos, a veces nos enfrentamos a que parecen personas totalmente diferentes, o simplemente no se pasa de un diálogo superficial que deja un mal sabor de boca. La amistad es algo que requiere estabilidad en el trato.
  • 38. Tratarse Conocer bien al amigo es saber de su historia pasada, de sus quehaceres actuales y de sus planes futuros; y del sentido que da a su vida, de sus convicciones; y de sus gustos y aficiones, y de sus defectos y virtudes. Es saber de su vida, de su forma de ser, de comprenderse; es... comprenderle. Comprender al amigo es meterse en su piel y hacerse cargo.
  • 39. Desinterés Para que una amistad sea verdadera, no basta con caerse bien, hay que dar el paso definitivo: ayudarse desinteresadamente, sin esperar nada a cambio. Al amigo se le quiere porque él es él y porque yo soy yo. La amistad se orienta hacia el tú y consiste más en un servir que en un sentir. No es amigo ni el compañero ni el camarada. Tampoco es amigo que él busca aprovecharse del otro. La amistad no es comercio de beneficios. La verdadera amistad es, en gran medida, servicio afectuoso y desinteresado.
  • 40. Vale la pena Ser amigo de verdad no es fácil, pero vale la pena el esfuerzo. Es un gozo tener amigos de verdad: estar con ellos, charlar, ayudarle o ser ayudad y disfrutar y alegrase con ellos ¡poder contar con ellos! Aunque cueste, vale la pena el esfuerzo que requiere ser un amigo.
  • 41. Tenerse confianza No solamente se cree lo que dice el amigo, hay que creer en él. Tener confianza en el amigo significa que tenemos la seguridad moral de que responderá favorablemente a as esperanzas de amistad que depositemos en él. La confianza mutua hace posible la autenticidad.
  • 42. Dar. Darse La generosidad nos ayuda y facilita el dar que es esencial en la amistad. El dar y el darse es esencial en la amistad. El amigo de verdad es generoso y da. Da sus cualidades, su tiempo, sus posesiones, sus energías, sus saberes. Y lo hace para procurar ayudar eficazmente al amigo. Debemos mirar generosamente, con respeto y con cariño. El egoísmo se opone radicalmente a la amistad. Un acto de generosidad especialmente difícil es el perdonar. Debemos comprender y saber los motivos de una acción que nos ha hecho daño. Saber perdonar es propio de almas sabias y generosas.
  • 43. Ser leales No hay riqueza más valiosa que un buen amigo seguro. Ser leal supone ser persona de palabra, que responda con fidelidad a los compromiso que la amistad lleva consigo. Leales son los amigos que son nobles y no critican, ni murmura, que no traicionan una confidencia personal, que son veraces. Son verdaderos amigos quienes defienden los intereses y el buen nombre de sus amigos. Ser leal también es hablar claro, ser franco. Debemos también ser leales en corregir a un amigo que se equivoca.
  • 44. Ser agradecidos Dice un refrán que "El agradecimiento es el más efímero de los sentimientos humanos" y con mucha frecuencia parece tener razón. La gratitud es propia de los verdaderos amigos. ¿Cuántas veces nos hemos sentido mal con un amigo porque no ha sido agradecido del tiempo que le damos? Nosotros debemos agradecerle su tiempo, los buenos ratos que nos hace pasar, su ayuda cuando nos sentimos mal. A nosotros nos gustaría que una amistad nos dijera "gracias", demos entonces nosotros el primer paso.
  • 45. Un enemigo mortal El Yo es un enemigo mortal de la amistad. El orgullo y el egoísmo no caben en la amistad. El orgulloso no mira más allá de su persona, de sus propias cualidades, de sus intereses. No es capaz de ayudar a nadie.
  • 46. Mantener las amistades Las amistades se cultivan, maduran. Es fácil hacer amigos, pero es mucho más difícil mantenerlos. La vida pone a prueba la generosidad, la lealtad, el agradecimiento, y no siempre se sale bien de ella. De aquellos amigos de la universidad, poco a poco la lista se hará menor. De un grupo de 30 o 40 amigos, acabarán quedando, para toda la vida 3 o 4.
  • 47. Hacer nuevos amigos El hecho de que alguien no tenga muchos amigos no es algo que deba permanecer así. El cultivar aficiones o asistir a alguna clase que nos interese es uno de los mejores medios para hacer amigos. Una cosa maravillosa de la amistad, es que incluso la gente más tímida puede hacer amistad ¡Con otros tan tímidos como ellos mismos! Hacer nuevos amigos es abrir horizontes. Si alguna vez algún amigo nos ha pagado mal, no significa que ocurra así con todo el mundo. Lo peor que puede hacer cualquiera es cerrarse.
  • 48. Las amistades cambian Un punto fundamental al entender la amistad, es que las personas ni somos perfectas y cambiamos poco a poco, es decir, que no siempre encontraremos un "solo mejor amigo". Habrá quien comparta con nosotros nuestras aficiones, otro quizá nuestros problemas, otro nuestros sueños. Querer buscar que una sola persona llene todas nuestras necesidades de amistad es algo que podría llegar a ser una utopía. Además ¿Quién dijo que no se pueden tener varios amigos?
  • 49. ¿amistad o complicidad? Así como la amistad sana es un valor esencial para nuestras vidas, el tener una amistad con la persona equivocada puede serla fuente de muchos dolores de cabeza. Problemas de droga, delincuencia, baja en el desempeño profesional, problemas familiares son unos cuantos efectos de las malas amistades. La amistad es compartir, pero no es complicidad. También es importante recordar que somos personas individuales, con una conciencia individual. El hecho de que tal o cual amistad "lo haga", no significa que nosotros debemos hacerlo. Tampoco podemos esconder nuestra conciencia individual en una conciencia "compartida". Es el caso típico de alguien que se mete en problemas serios porque salió con los amigos y se perdió el control. "Más vale solo que mal acompañado" es un adagio que, de haber sido practicado tiempo, podría haber evitado muchos problemas.
  • 50. Desde la infancia Se inculca desde la infancia, y como padres debemos enseñar a nuestros hijos el verdadero valor de la amistad, los debemos enseñar a compartir y ayudar. Como también debemos estar atentos del entorno en que se relacionan nuestros hijos. Pero nunca privarle o prohibirle una amistad, y si ésta no nos parece conveniente, debemos conversar con ellos y explicarles nuestras inquietudes. Un buen amigo: • Sabe todo de ti. • Te quiere tal cual eres. • Está contigo en los momentos buenos y en los momentos malos. • Comparte las alegrías contigo al igual que tus sufrimientos. • Te apoya cuando lo necesitas.
  • 51. Citas • "Al amigo todo, al enemigo ni justicia". • "A las personas les interesa nuestro destino exterior; el interior, sólo a nuestro amigo." • Al que es amigo, jamás Lo dejen en la estacada, Pero no le pidan nada Ni lo aguarden todo de él- Siempre el amigo más fiel es una conducta honrada. • "Amistad es en principio necesidad de espíritu, búsqueda de perfección, realización concreta de las necesidades con que el amor manda en nuestras vidas." • "Cada amigo representa un mundo dentro de nosotros, un mundo que tal vez no habría nacido si no lo hubiéramos conocido". • "Cada nuevo amigo que ganamos en la carrera de la vida nos perfecciona y enriquece más aún por lo que de nosotros mismos nos descubre, que por lo que de él mismo nos da."
  • 52. • "Es difícil ser buen amigo de los amigos, sin ser algo enemigo de la equidad." • "Este título se lo dedico a mi familia y a mis amigos de • "Feliz es el hombre que encuentra un amigo generoso" • "Guarda a tu amigo bajo la llave de tu propia vida". • "La amistad es un árbol que nos cobija". • "La amistad, como el diluvio universal, es un fenómeno del que todo el mundo habla, pero que nadie ha visto con sus ojos." • "La amistad acaba a menudo en amor, pero el amor no termina nunca en amistad". • "La amistad es fuente de grandes placeres, sin amigos hasta lo más agradable se vuelve tedioso" • "La amistad es más difícil y más rara que el amor. Por eso, hay que salvarla como sea".
  • 53. • "Muéstrame a alguien que no distinga a sus amigos de sus enemigos, y yo te mostraré a alguien que acabará sin amigos." • "No camines delante de mí, puede que no te siga. No camines detrás de mí, puede que no te guíe. Camina junto a mí y sé mi amigo." • "No busques al amigo para matar las horas, búscale con horas para vivir." • "No hay nada más peligroso que un amigo indiscreto; es a veces preferible un enemigo prudente". • "No hay nada que pueda interponerse entre los amigos de verdad". • "No hay riqueza tan segura como un seguro amigo." • "No quiero tener un mejor amigo, eso sería mezquinarme, sino muchos buenos y verdaderos amigos". • "No se ganan amigos por la vía de la sustitución sino por la vía de la ampliación." • "Nuevos amigos, nuevos dolores."
  • 54. • "Un amigo es la persona que nos muestra el rumbo y recorre con nosotros una parte del camino". • "Un amigo es un regalo que nos hacemos" • "Un amigo fiel es nuestro mayor tesoro y el único que sabe lo que queremos". • "Un hermano puede no ser un amigo pero un amigo será siempre un hermano" • "Un padre es un tesoro, un hermano es un consuelo; un amigo es ambos". • "El mejor espejo es un viejo amigo." • "Nunca es largo el camino que conduce a la casa de un amigo." • "No se pone fin a la enemistad con enemistad, sino con amistad.” • "Cuando estoy con un amigo no estoy solo ni somos dos" • "Sólo un buen amigo es capaz de comprender que su presencia puede llegar a molestarnos"
  • 55. Citas por autores • "Algunos creen que para ser amigos basta con querer, como si para estar sano bastara con desear la salud." • "Algunos creen que para ser amigos basta con querer, como si para estar sano bastara con desear la salud." • "La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas." • "No tiene ningún amigo el que tiene demasiados amigos."
  • 56. George Washington • "La verdadera amistad es planta de lento crecimiento que debe sufrir y vencer los embates del infortunio antes de que sus frutos lleguen a completa madurez". • "Si en algo tienes tu reputación, procura que tus compañeros sean personas distinguidas, pues vale más estar solo que mal acompañado" • “Cuando la buena voluntad es recíproca, es amistad.”
  • 57. Jean de la Fontaine • "Cosa dulce es un amigo verdadero; bucea en el fondo de nuestro corazón inquiriendo nuestras necesidades. Nos ahorra el tener que descubrirlas por nosotros mismos." • "La amistad, como la sombra vespertina, se ensancha en el ocaso de la vida." • "No hay nada más peligroso que un amigo indiscreto; es a veces preferible un enemigo prudente."
  • 58. Jesús de Nazaret • "Serán entregados hasta por sus propios padres y hermanos, por sus parientes y amigos; y a muchos de ustedes los matarán." • "y al llegar a su casa llama a sus amigos y vecinos, y les dice: "Alégrense conmigo, porque encontré la oveja que se me había perdido". • “Jesús les contestó: « ¿Ustedes pretenden hacer ayunar a los amigos del esposo mientras él está con ellos?”. • "A ustedes, mis amigos, les digo: No teman a los que matan el cuerpo y después no pueden hacer nada más." • Después agregó: «Nuestro amigo Lázaro duerme, pero yo voy a despertarlo». • No hay amor más grande que dar la vida por los amigos. Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando.
  • 59. Refranes • "Desdichas y caminos hacen amigos." • Amistad de yerno, sol de invierno. • Bebido con buenos amigos, sabe bien cualquier vino. • Dad al diablo el amigo que deja la paja y se lleva el trigo. • Dale más de lo que pueda regresar, y al amigo perderás. • De amigo a amigo, chinilla en el ojo y el culo en remojo. • De amigo a amigo, la sangre en el ojo, el culo en remojo. • De amigo reconciliado y de fraile colorado, guárdate con cuidado. • De Castilla el trigo, pero no el amigo. • Del buen vecino sale el buen amigo.