SlideShare una empresa de Scribd logo
Afrodita es la diosa griega del amor, la belleza y la sexualidad. Tienes
varias equivalentes: Venus en la mitología romana,
Inanna en la sumeria, Astarté en la fenicia y Turan en
la etrusca.
Según una tradición es hija de Urano y según otra de
Zeus y Dione.

En el caso de la primera historia, el nacimiento ocurre
en el momento que Cronos (dios del tiempo) corta los
genitales de su padre Urano y los lanza al mar, de
donde surge Afrodita. De ahí que se le conozca como
"la diosa nacida de las olas" y se la suela representar
saliendo de la espuma del mar o del agua, a veces
sobre una concha marina.
Una vez sale del mar, Afrodita es llevada por los
vientos Céfiros, primero a Citera y luego a Chipre,
donde las Horas (diosas del orden de la naturaleza y
de las estaciones) la visten y la guian a la morada de
los Inmortales.
En el caso de la segunda hipótesis, Platón imaginó
que había una Afrodita Urania, la diosa del amor puro
e hija de Urano y una Afrodita Pandemo, hija de
Dione y diosa del amor vulgar. Sin embargo esta es
una concepción filosófica tardía y se suele preferir la
primera versión. Como curiosidad, cabe decir que
Afrodita nació siendo ya adulta y con una belleza
hechizante.

En su vida amorosa hay un sinfín de hombres e infidelidades. Se casó con
Hefesto, mantuvo relaciones adulteras con otros hombres que se citan en
varios mitos, como Ares, Adonis y Anquises. Además tiene como hijos a
Eneas (guerrero en la guerra de Troya), Harmonía (diosa de la armonía y la
concordia), Eros (Cupido en la mitología romana), Himeneo (dios del
matrimonio)
Afrodita aparece en distintos mitos, normalmente como personaje
secundario, que son los siguientes:



                                                                        1
Matrimonio con Hefesto e infidelidad con Ares
Debido a su inmensa belleza, Zeus temía que Afrodita fuera la causa de
violencia entre los otros dioses. Por ello decidió casarla con Hefesto (dios
del fuego y la fragua) considerado severo, malhumorado y nada atractivo.
                                    Otra versión este hecho cuenta que
                                    Hera, la madre de Hefesto, lo arrojó del
                                    Olimpo al considerarlo feo y deforme.
                                    Éste se vengó atrapándola en un trono
                                    mágico y exigiendo a cambio de su
                                    liberación la mano de Afrodita.
                                    Hefesto estaba muy feliz de haberse
                                    casado con la diosa de la belleza y
                                    forjó para ella hermosa joyería,
                                    incluyendo el cesto, un cinturón que la
                                    hacía incluso más irresistible para los
                                    hombres.

                                    Pero ella no estaba satisfecha con su
                                    marido, por lo que decidió buscar otros
                                    hombres para mantener relaciones
                                    adúlteras.

Uno de sus amantes, Ares (dios olímpico de la guerra), fue con el que más
relaciones sexuales mantuvo. Hefesto se enteró por boca de Helios (dios
del Sol).
Como venganza, Hefesto atrapó a Ares y Afrodita
con una ingeniosa red de finas cadenas que había
dispuesto sobre el lecho para que cayeran al más
mínimo contacto. Una vez entrelazados en la red,
su marido llamó a todos los demás dioses
olímpicos para burlarse de ellos (sin embargo,
«las diosas se quedaron en casa, todas por
vergüenza»), algún dios desenfadado comentó
que no le habría importado sentir tal vergüenza.
Hefesto no los liberó hasta que Poseidón (dios del
agua y el mar) le prometió que Ares pagaría por
ello, pero ambos escaparon tan pronto como
levantó la red y no mantuvieron su promesa.
Afrodita y Ares tienen un hijo, Eros dios del
amor, la atracción y el sexo que hechiza con sus
flechas del amor.


                                                                          2
Afrodita y Adonis
Afrodita era también amante de Adonis y tomó parte en su nacimiento.
Cíniras (rey de Chipre) tenía una bellísima hija llamada Mirra. Cuando la
madre de ésta cometió el error al afirmar que su hija era más bella que la
afamada diosa, Mirra fue castigada con una incesante lujuria hacia su
propio padre.
Cíniras rechazó esto, pero Mirra se disfrazó de prostituta y durmió
secretamente con su padre. Finalmente, Mirra quedó embarazada y fue
descubierta por Cíniras. Enfurecido, persiguió a su hija con un cuchillo.
Mirra huyó de él, pidiendo misericordia a los dioses. Éstos oyeron su
plegaria y la transformaron en un árbol de mirra para que su padre no
pudiese matarla. Finalmente, Cíniras se suicidó en un intento por
restablecer el honor de familia.

Mirra había dado a luz a un bebé llamado Adonis. Afrodita pasaba junto al
árbol de mirra cuando vio al bebé y se apiadó de él.
Puso a Adonis en una caja y lo llevó al
Hades para que Perséfone (reina del
inframundo) cuidase de él. Adonis creció
hasta ser un joven increíblemente
hermoso, y Afrodita volvió a por él.
Sin embargo, Perséfone no quería
perderlo y quería que Adonis se quedase
con ella en el inframundo. Las dos diosas
se pelearon de tal manera que Zeus tuvo
que intervenir. Éste decretó que Adonis
pasase un tercio del año con Afrodita,
otro tercio con Perséfone y otro con
quien desease. Adonis, por supuesto,
elige a Afrodita.
Adonis empieza su año en la tierra con
Afrodita. Una de sus mayores pasiones
es la caza, y aunque Afrodita no es naturalmente una cazadora, participa
para poder estar con Adonis. Afrodita queda extasiada con él. Sin embargo,
su ansiedad empieza a crecer por sus deberes abandonados, y se ve
obligada a dejarlo por un corto tiempo.
Antes de marcharse, le da un consejo a Adonis: no atacar a un animal que
no demuestre miedo. Adonis acepta el consejo, pero secretamente duda de
las habilidades de Afrodita como cazadora, olvidando rápidamente el
consejo.



                                                                        3
No mucho después de que Afrodita se marche Adonis se encuentra con un
enorme jabalí, mucho mayor que todos los que había visto.
En algunas versiones se cree que el jabalí es parte de la venganza de Teseo
porque Afrodita provocó la muerte de su hijo Hipólito porque la detestaba
al no haber encontrado el amor.
Retomando a Adonis, que hace caso del aviso de Afrodita y solo persigue a
la criatura gigante, pronto es él el perseguido por el jabalí. En un ataque,
Adonis es castrado por el jabalí y muere desangrado. Afrodita vuelve
apresuradamente a su lado, pero llega demasiado tarde para salvarlo y sólo
puede llorar sobre su cuerpo. Donde cae la sangre de Adonis, Afrodita hace
que crezcan anémonas
en recuerdo suyo y jura
que en el aniversario de
su muerte, cada año se
celebrará una fiesta en
su honor.
Al morir, Adonis va al
inframundo y Perséfone
se complace al verlo de
nuevo. Afrodita se da
cuenta de que él está
allí, por lo que va a
recuperar a su amado.

De nuevo, Perséfone y ella riñen sobre quién puede quedarse a Adonis
hasta que Zeus interviene de nuevo. Esta vez decide que Adonis debe
permanecer seis meses con Afrodita y seis con Perséfone, como debió
haber sido la primera vez.




                                                                          4
El juicio de Paris
Tanto los dioses y diosas como diversos mortales fueron invitados a la
boda de Peleo y Tetis (padres de Aquiles). Sólo la diosa Eris (diosa de la
discordia) no fue invitada, pero apareció con una manzana dorada con la
frase “para la más hermosa” inscrita, que arrojó entre las diosas.
Afrodita, Hera y Atenea reclamaron ser la más bella y por tanto la justa
propietaria de la manzana.
Llevaron el asunto ante Zeus, que no estaba a favor de ninguna diosa, así
que dejó la elección en manos de Paris de Troya.
Hera intentó sobornarlo con un reino (Asia Menor), mientras Atenea le
ofreció sabiduría, fama
y gloria en la batalla,
pero      Afrodita     le
susurró que si la
declaraba la más bella
le daría la mujer mortal
más      hermosa      del
mundo como esposa,
por lo que Paris eligió
a Afrodita. Esta mujer
era Helena (hija de
Zeus y hermana de los
Dioscuros), la mujer más hermosa del mundo. Las otras diosas se
enfurecieron y a través del rapto de Helena por Paris provocaron la Guerra
de Troya.
Afrodita agradecida con Paris, lo protegió durante toda la batalla, así como
a los demás aqueos, incluyendo a su hijo Eneas, a quien logró salvar de la
muerte.
Aunque Troya iba a perder la guerra definitivamente, Afrodita logró
rescatar la raza de los aqueos con su hijo Eneas, quien luego viajaría a una
tierra desconocida donde sus descendientes, Rómulo y Remo, fundarían
Roma.
Así es como para lo romanos Afrodita (Venus para ellos) se convirtió en su
protectora particular y por eso César levantó un templo bajo la invocación
de Venus Madre.




                                                                          5
La estatua de Pigmalión
Una versión es que Pigmalión era un escultor que no el amor. Afrodita se
apiadó de él y decidió enseñarle las maravillas del amor a través de un
sueño. Pigmalión fue inspirado a través del sueño para fabricar una mujer
de marfil semejante a ella, a la que llamó Galatea. Pigmalión se enamoró de
la estatua y llegó un punto en el que no podría vivir sin ella. Rezó a
Afrodita, quien llevó a cabo la última parte de su plan dándole vida a la
escultura. Pigmalión y Galatea se casaron y fueron felices.

Otra versión de este mito cuenta que las mujeres de la ciudad en la que
vivía Pigmalión estaban enfadadas porque aún no se había casado y
pidieron a Afrodita que lo obligase.
Afrodita fue a ver a Pigmalión, diciéndole
que eligiese una mujer con la que casarse o
sino lo haría ella en su lugar. No queriendo
casarse y temiendo que Afrodita escogiese
mal, Pigmalión le suplicó que le dejase
hacer una escultura de la diosa y cuando la
terminase escogería una esposa. Ella
halagada, aceptó.
Pigmalión empleó mucho tiempo haciendo
pequeñas esculturas de arcilla de la diosa,
afirmando que era necesario para poder
elegir la pose adecuada. Cuando empezó a
hacer la escultura real, quedó sorprendido
al descubrir que quería terminarla, incluso
sabiendo que tendría que casarse
obligatoriamente con alguien al hacerlo. La
razón era que se había enamorado de la
escultura, pero cuanto más trabajaba en
ella, más la cambiaba, hasta que dejó de
parecerse a Afrodita.
Cuando Pigmalión terminó la escultura,
Afrodita apareció y le dijo que eligiera a su futura esposa. Pigmalión eligió
la estatua, a lo que Afrodita respondió que no podía ser, pidiéndole que
eligiese otra. Pigmalión insistió, abrazando la estatua y pidiendo que lo
transformase en estatua también para así poder estar con ella. Afrodita se
apiadó de él y en vez de esto dio vida a la estatua. Pigmalión la llamó
Galatea y al fin se casó con ella.




                                                                           6
Hipólito
Hipólito era un gran amante de la caza y las artes violentas, por lo que
veneraba a la diosa virgen de la caza Artemisa y además detestaba a la
diosa del amor Afrodita, pues
no tenía una mujer a la que
amar.
Afrodita     en      venganza,
decidió que Fedra (madrastra
de Hipólito, raptada por
Teseo y ahora esposa suya,
hija de Minos y Pasífae y
hermana de Ariadna) se
enamorara locamente de él.
Cuando la mujer se ofreció a
casarse con él, se lo negó y le
dijo que no volviese a su
casa.
Fedra se suicida para salvar
su honor, y deja una nota en la que le cuenta a Teseo (marido y padre de
Hipólito) que éste la había violado.
Hipólito había jurado no mencionar el amor de Fedra para no herir a su
padre y ni se defendió ante él a pesar de las consecuencias. Teseo entonces
maldijo a su hijo, algo que Poseidón (dios que Teseo había invocado para
la maldición) estaba obligado a cumplir y así Hipólito fue sorprendido por
un toro que surgió del mar y asustó a sus caballos, haciendo volcar su
carro.
                                                    Hipólito perdona a su
                                                    padre antes de morir y
                                                    Artemisa     revela   la
                                                    verdad a Teseo antes de
                                                    hacerle jurar que matará
                                                    a uno de los amores de
                                                    Afrodita en venganza,
                                                    que resulta ser Adonis
                                                    castrado y desangrado
                                                    por un enorme jabalí.




                                                                          7
El mito de Glauco
Glauco era un legendario rey corintio, hijo de Sísifo y Mérope, que se casó
con Eurímede y tuvo con ella a Belerofonte y a las delíades.
Afrodita se enfadó con él porque no permitía que sus yeguas se
emparejaran, por lo que se vengó haciendo que sus mismos caballos se
enfureciesen y lo mataran durante los juegos funerarios en honor al rey
Pelias.
Su fantasma asustaba supuestamente a los caballos durante los Juegos
Ístmicos (Juegos Panhelénicos de la Antigua Grecia, llamados así porque se
celebraban en el istmo de Corinto, el tercer año de cada Olimpiada en
honor de Poseidón.)


                 Eneas en la guerra de Troya
Eneas era hijo de Afrodita y del príncipe Anquises. Fue un héroe de la
guerra de Troya, que tras la caída de la ciudad logró escapar hasta la tierra
de Lacio (la actual Italia) donde tras una serie de acontecimientos se
convirtió en rey y a la vez abuelo del pueblo romano, pues en esa misma
tierra dos de sus descendientes con la princesa Lavinia (hija del rey Latino)
Rómulo y Remo, fundarían la ciudad de Roma.
Eneas participó en la guerra de Troya, causada por el rapto de Helena por
parte de Paris.
Fue herido por Diomedes (un guerrero y pretendiente de Helena) pero su
madre lo salvó, que incluso hirió también a la misma Afrodita. Apolo (se le
dan muchos atributos, aunque
suele ser más conocido por ser
dios olímpico) envolvió a Eneas
en una nube y lo transportó a
Pérgamo, donde fue curado por
Artemisa. Posteriormente Eneas
estuvo a punto de ser nuevamente
herido por Aquiles y fue
nuevamente salvado por un dios,
Poseidón.




                                                                           8

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Referentes Afrodita
Referentes AfroditaReferentes Afrodita
Referentes Afrodita
guest6f80a043
 
Diapositivas Mitologia Griega
Diapositivas Mitologia GriegaDiapositivas Mitologia Griega
Diapositivas Mitologia Griega
Jhon Jairo Múnera Arboleda
 
Zeus-Júpiter
Zeus-JúpiterZeus-Júpiter
Zeus-Júpiter
Manuel Moreno
 
Mitos griegos perséfone y las estaciones y la manzana de la discordia
Mitos griegos  perséfone y las estaciones y la manzana de la discordiaMitos griegos  perséfone y las estaciones y la manzana de la discordia
Mitos griegos perséfone y las estaciones y la manzana de la discordia
Amanda
 
POESÏA LÏRICA GRIEGA
POESÏA LÏRICA GRIEGAPOESÏA LÏRICA GRIEGA
POESÏA LÏRICA GRIEGA
José Slocker
 
Dioses griegos
Dioses griegosDioses griegos
Dioses griegos
Kathy Esquía
 
Trabajo dios apolo ángela gómez 2º bachiller b
Trabajo dios apolo ángela gómez 2º bachiller bTrabajo dios apolo ángela gómez 2º bachiller b
Trabajo dios apolo ángela gómez 2º bachiller b
Maria José Cortés Tarín
 
Poseidon
PoseidonPoseidon
Poseidon
tomaso
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
PoseidóN
PoseidóNPoseidóN
Apolo
ApoloApolo
ARES.pptx
ARES.pptxARES.pptx
ARES.pptx
yelsi6
 
la mitología griega y los dioses olmpicos
la mitología griega y los dioses olmpicosla mitología griega y los dioses olmpicos
la mitología griega y los dioses olmpicos
carlos gonzalez
 
Hermes
HermesHermes
Hermes
Emili Darder
 
Dioses del olimpo
Dioses del olimpoDioses del olimpo
Dioses del olimpo
Jeferson Perez
 
Exposicion sobre la mitologia (dioses)
Exposicion sobre la mitologia (dioses)Exposicion sobre la mitologia (dioses)
Exposicion sobre la mitologia (dioses)
ximep97
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
Cristina994
 
Los doce trabajos de hercules
Los doce trabajos de herculesLos doce trabajos de hercules
Los doce trabajos de hercules
Begoña Roldán
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
Isabel Herranz
 

La actualidad más candente (20)

Referentes Afrodita
Referentes AfroditaReferentes Afrodita
Referentes Afrodita
 
Diapositivas Mitologia Griega
Diapositivas Mitologia GriegaDiapositivas Mitologia Griega
Diapositivas Mitologia Griega
 
Zeus-Júpiter
Zeus-JúpiterZeus-Júpiter
Zeus-Júpiter
 
Mitos griegos perséfone y las estaciones y la manzana de la discordia
Mitos griegos  perséfone y las estaciones y la manzana de la discordiaMitos griegos  perséfone y las estaciones y la manzana de la discordia
Mitos griegos perséfone y las estaciones y la manzana de la discordia
 
POESÏA LÏRICA GRIEGA
POESÏA LÏRICA GRIEGAPOESÏA LÏRICA GRIEGA
POESÏA LÏRICA GRIEGA
 
Dioses griegos
Dioses griegosDioses griegos
Dioses griegos
 
Trabajo dios apolo ángela gómez 2º bachiller b
Trabajo dios apolo ángela gómez 2º bachiller bTrabajo dios apolo ángela gómez 2º bachiller b
Trabajo dios apolo ángela gómez 2º bachiller b
 
Poseidon
PoseidonPoseidon
Poseidon
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
 
PoseidóN
PoseidóNPoseidóN
PoseidóN
 
Apolo
ApoloApolo
Apolo
 
ARES.pptx
ARES.pptxARES.pptx
ARES.pptx
 
la mitología griega y los dioses olmpicos
la mitología griega y los dioses olmpicosla mitología griega y los dioses olmpicos
la mitología griega y los dioses olmpicos
 
Hermes
HermesHermes
Hermes
 
Dioses del olimpo
Dioses del olimpoDioses del olimpo
Dioses del olimpo
 
Exposicion sobre la mitologia (dioses)
Exposicion sobre la mitologia (dioses)Exposicion sobre la mitologia (dioses)
Exposicion sobre la mitologia (dioses)
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
 
Los doce trabajos de hercules
Los doce trabajos de herculesLos doce trabajos de hercules
Los doce trabajos de hercules
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
 

Similar a Afrodita

Afroo
AfrooAfroo
Afroo
AfrooAfroo
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
cansonandrey
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita arte 2º bach.
Afrodita arte 2º bach.Afrodita arte 2º bach.
Afrodita arte 2º bach.
Cristina994
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita-Venus
Afrodita-VenusAfrodita-Venus
Afrodita-Venus
semgrec
 
Afrodita:la diosa del amor
Afrodita:la diosa del amorAfrodita:la diosa del amor
Afrodita:la diosa del amor
gemanavarro
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
Lidia Macias
 
Afrodita - Venus
Afrodita - VenusAfrodita - Venus
Afrodita - Venus
Classikalon
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita<3
Afrodita<3Afrodita<3
Afrodita<3
Zhasia Ari
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Trabajo tino
Trabajo tinoTrabajo tino
Trabajo tino
latinpando
 
Traballo Latin
Traballo LatinTraballo Latin
Traballo Latin
andreameijomin
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
Cristina994
 
El Mito De Eros Y Psiqué
El Mito De Eros Y PsiquéEl Mito De Eros Y Psiqué
El Mito De Eros Y Psiqué
Ars Erótica
 
Hera
HeraHera

Similar a Afrodita (20)

Afroo
AfrooAfroo
Afroo
 
Afroo
AfrooAfroo
Afroo
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
 
Afrodita arte 2º bach.
Afrodita arte 2º bach.Afrodita arte 2º bach.
Afrodita arte 2º bach.
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
 
Afrodita-Venus
Afrodita-VenusAfrodita-Venus
Afrodita-Venus
 
Afrodita:la diosa del amor
Afrodita:la diosa del amorAfrodita:la diosa del amor
Afrodita:la diosa del amor
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
 
Afrodita - Venus
Afrodita - VenusAfrodita - Venus
Afrodita - Venus
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
 
Afrodita<3
Afrodita<3Afrodita<3
Afrodita<3
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
 
Trabajo tino
Trabajo tinoTrabajo tino
Trabajo tino
 
Traballo Latin
Traballo LatinTraballo Latin
Traballo Latin
 
Afrodita
AfroditaAfrodita
Afrodita
 
El Mito De Eros Y Psiqué
El Mito De Eros Y PsiquéEl Mito De Eros Y Psiqué
El Mito De Eros Y Psiqué
 
Hera
HeraHera
Hera
 

Más de culturac

Hades
HadesHades
Hades
culturac
 
Diana
DianaDiana
Diana
culturac
 
Ares
AresAres
Ares
culturac
 
Hermes
HermesHermes
Hermes
culturac
 
Aquiles
AquilesAquiles
Aquiles
culturac
 
Hestia
HestiaHestia
Hestia
culturac
 
Hefesto
HefestoHefesto
Hefesto
culturac
 
Hera
HeraHera
Hera
culturac
 
Poseidón
PoseidónPoseidón
Poseidón
culturac
 
3. creta
3. creta3. creta
3. creta
culturac
 
El rapto de europa
El rapto de europa El rapto de europa
El rapto de europa
culturac
 
Minos y el minotauro
Minos y el minotauroMinos y el minotauro
Minos y el minotauro
culturac
 
Los tres jueces del inframundo
Los tres jueces del inframundoLos tres jueces del inframundo
Los tres jueces del inframundo
culturac
 
Sergio, carlos, sergio
Sergio, carlos, sergioSergio, carlos, sergio
Sergio, carlos, sergio
culturac
 
Heinrich schliemann
Heinrich schliemannHeinrich schliemann
Heinrich schliemann
culturac
 
Heinrich schliemann
Heinrich schliemannHeinrich schliemann
Heinrich schliemann
culturac
 
Heinrich schliemann
Heinrich schliemannHeinrich schliemann
Heinrich schliemann
culturac
 
Heinrich schliemann
Heinrich schliemannHeinrich schliemann
Heinrich schliemann
culturac
 
El latín y su origen
El latín y su origenEl latín y su origen
El latín y su origen
culturac
 

Más de culturac (20)

Hades
HadesHades
Hades
 
Diana
DianaDiana
Diana
 
Ares
AresAres
Ares
 
Hermes
HermesHermes
Hermes
 
Aquiles
AquilesAquiles
Aquiles
 
Hestia
HestiaHestia
Hestia
 
Atenea
AteneaAtenea
Atenea
 
Hefesto
HefestoHefesto
Hefesto
 
Hera
HeraHera
Hera
 
Poseidón
PoseidónPoseidón
Poseidón
 
3. creta
3. creta3. creta
3. creta
 
El rapto de europa
El rapto de europa El rapto de europa
El rapto de europa
 
Minos y el minotauro
Minos y el minotauroMinos y el minotauro
Minos y el minotauro
 
Los tres jueces del inframundo
Los tres jueces del inframundoLos tres jueces del inframundo
Los tres jueces del inframundo
 
Sergio, carlos, sergio
Sergio, carlos, sergioSergio, carlos, sergio
Sergio, carlos, sergio
 
Heinrich schliemann
Heinrich schliemannHeinrich schliemann
Heinrich schliemann
 
Heinrich schliemann
Heinrich schliemannHeinrich schliemann
Heinrich schliemann
 
Heinrich schliemann
Heinrich schliemannHeinrich schliemann
Heinrich schliemann
 
Heinrich schliemann
Heinrich schliemannHeinrich schliemann
Heinrich schliemann
 
El latín y su origen
El latín y su origenEl latín y su origen
El latín y su origen
 

Afrodita

  • 1. Afrodita es la diosa griega del amor, la belleza y la sexualidad. Tienes varias equivalentes: Venus en la mitología romana, Inanna en la sumeria, Astarté en la fenicia y Turan en la etrusca. Según una tradición es hija de Urano y según otra de Zeus y Dione. En el caso de la primera historia, el nacimiento ocurre en el momento que Cronos (dios del tiempo) corta los genitales de su padre Urano y los lanza al mar, de donde surge Afrodita. De ahí que se le conozca como "la diosa nacida de las olas" y se la suela representar saliendo de la espuma del mar o del agua, a veces sobre una concha marina. Una vez sale del mar, Afrodita es llevada por los vientos Céfiros, primero a Citera y luego a Chipre, donde las Horas (diosas del orden de la naturaleza y de las estaciones) la visten y la guian a la morada de los Inmortales. En el caso de la segunda hipótesis, Platón imaginó que había una Afrodita Urania, la diosa del amor puro e hija de Urano y una Afrodita Pandemo, hija de Dione y diosa del amor vulgar. Sin embargo esta es una concepción filosófica tardía y se suele preferir la primera versión. Como curiosidad, cabe decir que Afrodita nació siendo ya adulta y con una belleza hechizante. En su vida amorosa hay un sinfín de hombres e infidelidades. Se casó con Hefesto, mantuvo relaciones adulteras con otros hombres que se citan en varios mitos, como Ares, Adonis y Anquises. Además tiene como hijos a Eneas (guerrero en la guerra de Troya), Harmonía (diosa de la armonía y la concordia), Eros (Cupido en la mitología romana), Himeneo (dios del matrimonio) Afrodita aparece en distintos mitos, normalmente como personaje secundario, que son los siguientes: 1
  • 2. Matrimonio con Hefesto e infidelidad con Ares Debido a su inmensa belleza, Zeus temía que Afrodita fuera la causa de violencia entre los otros dioses. Por ello decidió casarla con Hefesto (dios del fuego y la fragua) considerado severo, malhumorado y nada atractivo. Otra versión este hecho cuenta que Hera, la madre de Hefesto, lo arrojó del Olimpo al considerarlo feo y deforme. Éste se vengó atrapándola en un trono mágico y exigiendo a cambio de su liberación la mano de Afrodita. Hefesto estaba muy feliz de haberse casado con la diosa de la belleza y forjó para ella hermosa joyería, incluyendo el cesto, un cinturón que la hacía incluso más irresistible para los hombres. Pero ella no estaba satisfecha con su marido, por lo que decidió buscar otros hombres para mantener relaciones adúlteras. Uno de sus amantes, Ares (dios olímpico de la guerra), fue con el que más relaciones sexuales mantuvo. Hefesto se enteró por boca de Helios (dios del Sol). Como venganza, Hefesto atrapó a Ares y Afrodita con una ingeniosa red de finas cadenas que había dispuesto sobre el lecho para que cayeran al más mínimo contacto. Una vez entrelazados en la red, su marido llamó a todos los demás dioses olímpicos para burlarse de ellos (sin embargo, «las diosas se quedaron en casa, todas por vergüenza»), algún dios desenfadado comentó que no le habría importado sentir tal vergüenza. Hefesto no los liberó hasta que Poseidón (dios del agua y el mar) le prometió que Ares pagaría por ello, pero ambos escaparon tan pronto como levantó la red y no mantuvieron su promesa. Afrodita y Ares tienen un hijo, Eros dios del amor, la atracción y el sexo que hechiza con sus flechas del amor. 2
  • 3. Afrodita y Adonis Afrodita era también amante de Adonis y tomó parte en su nacimiento. Cíniras (rey de Chipre) tenía una bellísima hija llamada Mirra. Cuando la madre de ésta cometió el error al afirmar que su hija era más bella que la afamada diosa, Mirra fue castigada con una incesante lujuria hacia su propio padre. Cíniras rechazó esto, pero Mirra se disfrazó de prostituta y durmió secretamente con su padre. Finalmente, Mirra quedó embarazada y fue descubierta por Cíniras. Enfurecido, persiguió a su hija con un cuchillo. Mirra huyó de él, pidiendo misericordia a los dioses. Éstos oyeron su plegaria y la transformaron en un árbol de mirra para que su padre no pudiese matarla. Finalmente, Cíniras se suicidó en un intento por restablecer el honor de familia. Mirra había dado a luz a un bebé llamado Adonis. Afrodita pasaba junto al árbol de mirra cuando vio al bebé y se apiadó de él. Puso a Adonis en una caja y lo llevó al Hades para que Perséfone (reina del inframundo) cuidase de él. Adonis creció hasta ser un joven increíblemente hermoso, y Afrodita volvió a por él. Sin embargo, Perséfone no quería perderlo y quería que Adonis se quedase con ella en el inframundo. Las dos diosas se pelearon de tal manera que Zeus tuvo que intervenir. Éste decretó que Adonis pasase un tercio del año con Afrodita, otro tercio con Perséfone y otro con quien desease. Adonis, por supuesto, elige a Afrodita. Adonis empieza su año en la tierra con Afrodita. Una de sus mayores pasiones es la caza, y aunque Afrodita no es naturalmente una cazadora, participa para poder estar con Adonis. Afrodita queda extasiada con él. Sin embargo, su ansiedad empieza a crecer por sus deberes abandonados, y se ve obligada a dejarlo por un corto tiempo. Antes de marcharse, le da un consejo a Adonis: no atacar a un animal que no demuestre miedo. Adonis acepta el consejo, pero secretamente duda de las habilidades de Afrodita como cazadora, olvidando rápidamente el consejo. 3
  • 4. No mucho después de que Afrodita se marche Adonis se encuentra con un enorme jabalí, mucho mayor que todos los que había visto. En algunas versiones se cree que el jabalí es parte de la venganza de Teseo porque Afrodita provocó la muerte de su hijo Hipólito porque la detestaba al no haber encontrado el amor. Retomando a Adonis, que hace caso del aviso de Afrodita y solo persigue a la criatura gigante, pronto es él el perseguido por el jabalí. En un ataque, Adonis es castrado por el jabalí y muere desangrado. Afrodita vuelve apresuradamente a su lado, pero llega demasiado tarde para salvarlo y sólo puede llorar sobre su cuerpo. Donde cae la sangre de Adonis, Afrodita hace que crezcan anémonas en recuerdo suyo y jura que en el aniversario de su muerte, cada año se celebrará una fiesta en su honor. Al morir, Adonis va al inframundo y Perséfone se complace al verlo de nuevo. Afrodita se da cuenta de que él está allí, por lo que va a recuperar a su amado. De nuevo, Perséfone y ella riñen sobre quién puede quedarse a Adonis hasta que Zeus interviene de nuevo. Esta vez decide que Adonis debe permanecer seis meses con Afrodita y seis con Perséfone, como debió haber sido la primera vez. 4
  • 5. El juicio de Paris Tanto los dioses y diosas como diversos mortales fueron invitados a la boda de Peleo y Tetis (padres de Aquiles). Sólo la diosa Eris (diosa de la discordia) no fue invitada, pero apareció con una manzana dorada con la frase “para la más hermosa” inscrita, que arrojó entre las diosas. Afrodita, Hera y Atenea reclamaron ser la más bella y por tanto la justa propietaria de la manzana. Llevaron el asunto ante Zeus, que no estaba a favor de ninguna diosa, así que dejó la elección en manos de Paris de Troya. Hera intentó sobornarlo con un reino (Asia Menor), mientras Atenea le ofreció sabiduría, fama y gloria en la batalla, pero Afrodita le susurró que si la declaraba la más bella le daría la mujer mortal más hermosa del mundo como esposa, por lo que Paris eligió a Afrodita. Esta mujer era Helena (hija de Zeus y hermana de los Dioscuros), la mujer más hermosa del mundo. Las otras diosas se enfurecieron y a través del rapto de Helena por Paris provocaron la Guerra de Troya. Afrodita agradecida con Paris, lo protegió durante toda la batalla, así como a los demás aqueos, incluyendo a su hijo Eneas, a quien logró salvar de la muerte. Aunque Troya iba a perder la guerra definitivamente, Afrodita logró rescatar la raza de los aqueos con su hijo Eneas, quien luego viajaría a una tierra desconocida donde sus descendientes, Rómulo y Remo, fundarían Roma. Así es como para lo romanos Afrodita (Venus para ellos) se convirtió en su protectora particular y por eso César levantó un templo bajo la invocación de Venus Madre. 5
  • 6. La estatua de Pigmalión Una versión es que Pigmalión era un escultor que no el amor. Afrodita se apiadó de él y decidió enseñarle las maravillas del amor a través de un sueño. Pigmalión fue inspirado a través del sueño para fabricar una mujer de marfil semejante a ella, a la que llamó Galatea. Pigmalión se enamoró de la estatua y llegó un punto en el que no podría vivir sin ella. Rezó a Afrodita, quien llevó a cabo la última parte de su plan dándole vida a la escultura. Pigmalión y Galatea se casaron y fueron felices. Otra versión de este mito cuenta que las mujeres de la ciudad en la que vivía Pigmalión estaban enfadadas porque aún no se había casado y pidieron a Afrodita que lo obligase. Afrodita fue a ver a Pigmalión, diciéndole que eligiese una mujer con la que casarse o sino lo haría ella en su lugar. No queriendo casarse y temiendo que Afrodita escogiese mal, Pigmalión le suplicó que le dejase hacer una escultura de la diosa y cuando la terminase escogería una esposa. Ella halagada, aceptó. Pigmalión empleó mucho tiempo haciendo pequeñas esculturas de arcilla de la diosa, afirmando que era necesario para poder elegir la pose adecuada. Cuando empezó a hacer la escultura real, quedó sorprendido al descubrir que quería terminarla, incluso sabiendo que tendría que casarse obligatoriamente con alguien al hacerlo. La razón era que se había enamorado de la escultura, pero cuanto más trabajaba en ella, más la cambiaba, hasta que dejó de parecerse a Afrodita. Cuando Pigmalión terminó la escultura, Afrodita apareció y le dijo que eligiera a su futura esposa. Pigmalión eligió la estatua, a lo que Afrodita respondió que no podía ser, pidiéndole que eligiese otra. Pigmalión insistió, abrazando la estatua y pidiendo que lo transformase en estatua también para así poder estar con ella. Afrodita se apiadó de él y en vez de esto dio vida a la estatua. Pigmalión la llamó Galatea y al fin se casó con ella. 6
  • 7. Hipólito Hipólito era un gran amante de la caza y las artes violentas, por lo que veneraba a la diosa virgen de la caza Artemisa y además detestaba a la diosa del amor Afrodita, pues no tenía una mujer a la que amar. Afrodita en venganza, decidió que Fedra (madrastra de Hipólito, raptada por Teseo y ahora esposa suya, hija de Minos y Pasífae y hermana de Ariadna) se enamorara locamente de él. Cuando la mujer se ofreció a casarse con él, se lo negó y le dijo que no volviese a su casa. Fedra se suicida para salvar su honor, y deja una nota en la que le cuenta a Teseo (marido y padre de Hipólito) que éste la había violado. Hipólito había jurado no mencionar el amor de Fedra para no herir a su padre y ni se defendió ante él a pesar de las consecuencias. Teseo entonces maldijo a su hijo, algo que Poseidón (dios que Teseo había invocado para la maldición) estaba obligado a cumplir y así Hipólito fue sorprendido por un toro que surgió del mar y asustó a sus caballos, haciendo volcar su carro. Hipólito perdona a su padre antes de morir y Artemisa revela la verdad a Teseo antes de hacerle jurar que matará a uno de los amores de Afrodita en venganza, que resulta ser Adonis castrado y desangrado por un enorme jabalí. 7
  • 8. El mito de Glauco Glauco era un legendario rey corintio, hijo de Sísifo y Mérope, que se casó con Eurímede y tuvo con ella a Belerofonte y a las delíades. Afrodita se enfadó con él porque no permitía que sus yeguas se emparejaran, por lo que se vengó haciendo que sus mismos caballos se enfureciesen y lo mataran durante los juegos funerarios en honor al rey Pelias. Su fantasma asustaba supuestamente a los caballos durante los Juegos Ístmicos (Juegos Panhelénicos de la Antigua Grecia, llamados así porque se celebraban en el istmo de Corinto, el tercer año de cada Olimpiada en honor de Poseidón.) Eneas en la guerra de Troya Eneas era hijo de Afrodita y del príncipe Anquises. Fue un héroe de la guerra de Troya, que tras la caída de la ciudad logró escapar hasta la tierra de Lacio (la actual Italia) donde tras una serie de acontecimientos se convirtió en rey y a la vez abuelo del pueblo romano, pues en esa misma tierra dos de sus descendientes con la princesa Lavinia (hija del rey Latino) Rómulo y Remo, fundarían la ciudad de Roma. Eneas participó en la guerra de Troya, causada por el rapto de Helena por parte de Paris. Fue herido por Diomedes (un guerrero y pretendiente de Helena) pero su madre lo salvó, que incluso hirió también a la misma Afrodita. Apolo (se le dan muchos atributos, aunque suele ser más conocido por ser dios olímpico) envolvió a Eneas en una nube y lo transportó a Pérgamo, donde fue curado por Artemisa. Posteriormente Eneas estuvo a punto de ser nuevamente herido por Aquiles y fue nuevamente salvado por un dios, Poseidón. 8