3.1 enfoque teoricos de las ciencias sociales. prinipales corri

2.173 visualizaciones

Publicado el

3.1 enfoque teoricos de las ciencias sociales. prinipales corri

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.173
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
661
Acciones
Compartido
0
Descargas
10
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

3.1 enfoque teoricos de las ciencias sociales. prinipales corri

  1. 1. UNIDAD H. w ENFOQUES TEORÍCOS DE LAS CIENCEAS SOCEALES CAPITULO IV PRINCIPALES CORRIENTES DEL PENSANIIENTO SOCIAL 41
  2. 2. ramcrriïgiïss seat ENTRE nat PENSARHENTÜ SÜCEAL Las distintas corrientes de interpretación social son parte del gran debate filosófico y político del siglo XX, mismo que tuvo un despegue fundamental en el siglo XIX, tal como hemos visto en la unidad anterior. Podemos afirmar que las ideas provienen de momentos históricos especificos, de clases sociales, del desarrollo cultural, científico y filosófico e incluso de las instituciones y organizaciones politico-sociales específicas. En esta forma las corrientes de interpretación social no sólo difieren en cuanto a la construcción del objeto de estudio, como ya vimos, de hecho sus puntos de debate se dan con mayor amplitud, en términos filosóficos y metodológicos, hasta llegar a la crítica o justificación de la sociedad en que se desarrollan. Así, hay idealistas y materialistas según le dan énfasis a la idea (espíritu) o a la materia como dato esencial y primario en sus respectivas teorías del conocimiento. En este capítulo procederemos al análisis de las principales corrientes del pensamiento social: positivismo, marxismo, funcionalismo, estructuralismo y teoría crítica. POS] TI VISM O Anteriormete señalamos las características generales del positivismo, creado por Comte en el siglo XIX. Procederemos ahora a una revisión de esta corriente de interpretación, destacando otros puntos distintivos. ' En el siglo XIX, por lo menos hasta antes del marxismo y el positivismo, la corriente filosófica dominante era el pensamiento hegeliano. Su creador, Federigo Hegel (1770-1831) está considerado como uno de los filósofos más brillantes de la filosofía clásica alemana. Aunque su filosofía es idealista objetiva, destaca su 42
  3. 3. sistematizaciónde‘ la dialéctica, de donde Marx y Engels tomarán lo medular del método dialéctico hegeliano para elaborar la" llamada dialéctica materialista (o materialismo dialéctico). Los planteamientos críticos de Hegel fueron denominados como una filosofía negativa. Este filósofo establecía el principio de que two lo real es racional y que por tanto todo lo racional es real. Así que sus críticos pensaban que esta filosofía no podía explicar ni justificar las cosas tal como son. En su ley de los tres estadios Comte planteó que el metafísica se encuentra a medio camino entre el teológica (religioso) y el positivo (científico). Esto es, todo aquel enfoque en que predominaba una explicación puramente teórica (filosófica) era tachado por este autor como metafísica, especulativo y por lo tanto insuficiente. Dice Comte que a la visión metafísica (negativa) habría que oponerle una superior basada en la ciencia, es decir, positiva. El principal planteamiento de esta filosofía positiva fue que todo el pensamiento deberia orientarse hacia los hechos y la experiencia como base del conocimiento supremo. 1 Según M. A. Dynnik, "Comte califica de ‘metafísica’ toda teoría que admita la existencia cognoscible de la realidad objetiva, aunque formalmente él mismo admite la existencia del mundo exterior. A la vez, supone que la ciencia ha de renunciar a penetrar en la esencia de las cosas, limitándose a describir el aspecto exterior de los fenómenos. La ciencia, según él, no ha de dilucidar que es lo que existe, sino cómo se producen los fenómenos; no ha de generalizar los datos, sino describirlos; y los fenómenos descritos han de ser reducidos al menor número posible de vínculos exteriores, atendiendo a su semejanza y sucesión. Esta idea conduce a Comte a conclusiones mecanicistas. Dice también que la ciencia ha de conocer las ’leyes’, entendiendo como talesala formulación de las relaciones funcionales de sucesión y semejanza observadas. De ahí que Comte oponga el concepto de ley al de relación causal, que él coloca fuera de la jurisdicción científica". En la ley de los tres estadios el autor francés sostiene varias tesis que nos ayudan a comprender mejor sus posiciones teóricas. En el estadio teológica, supone Comte que el espíritu humano se interesa básicamente en la naturaleza íntima de las cosas; plantea así que los fenómenos son el resultado de la acción de agentes sobrenaturales (dioses), que explican los fenómenos universales. En este estadio dominan los sacerdotes y guerreros. El estadio metaflsico es transitorio por definición. En él los agentes sobrenatu- rales son substituidos por fuerzas abstractas, inherentes a los diversos seres del mundo, como el espíritu supremo (crítica a las concepciones hegelianas). Los sectores sociales dominantes aquí son los filósofos y juristas. ' l) Varios autores. Introducción a las ciencias sociales. Fascículo iï. México, Colegio de Bachilleres, 1992, p. 7. 2) Dynnik. M. A. Historia de la filosofia, México, Editorial Grijalbo, 1965,’! 1. pp.167-l73. 43
  4. 4. É 9 Finalmente en-elestadiorpositgirsro, ante la imposibilidad de obtenerí nociones absolutas, los pensadoresisólo se interesan en descubrir sus leyes efectivas, es decir, las relaciones invariables tanto de sucesión como de semejanza. Según Comte, en este estadio destacar-an los científicos sociales. Pero ¿cuál es ei método cientifico para Comte? Básicamente se trata de seguir el de las ciencias naturales; de ahi que haya denominado Fisica Social a la sociología. Desde este punto de vista el científico social debe mostrar absoluta imparcialidad ante los hechos que estudia, temarios, como diría posteriormente Durlcheim, como "cosas". Es necesario que el sociólogo se desprenda de sus prejuicios, preferencias o juicios de valor, tal como hace el científico natural. Del positivismo se deriva en línea directa la famosa tesis de la ‘neutralidad de las "ciencias sociales", que en realidad es una falacia, puesto que nunca el estudioso dela sociedad deja de tener inclinaciones y preferencias de acuerdo al momento histórico, a su clase social, a su ideología e. incluso a la manera de abordar los problemas. Sánchez Vázquez afirma, en un conocido texto, que "Ningtma teoria social es absolutamente autónoma respecto a la ideología y por ello no hay ni puede haber ciencia social ideológicamente neutral". Para él, la doctrina de la "neutralidad ideológica" o "valorativa" en las ciencias sociales, "cualesquiera que sean las intenciones de quienes la defienden, es una forma de la ideologia burguesa y, como tal, tiende a justificar la irresponsabilidad moral, política y social del científico"? El positivista, en general, insiste en que todo el valor de una explicación de carácter científico se debe a las comprobaciones objetivas y empíricas. Es decir, la escuela positivista concibe a la lógica de la investi gación científica como idéntica a la lógica inductiva; esto es, generalizar las observaciones individuales} El sociólogo norteamericano Wright Mills hace una importante crítica a este tipo de concepción metodológica, a la que denomina "empirismo abstracto". Señala dicho autor que hay una especie de culto a la metodología, un uso abusivo de las estadísticas, una serie de estudios cada vez más estériles, que no llegan a generalizar realmente en aspectos sociales de peso, un enfoque ahistórico, es decir que no llegan a ampliar sus investigaciones tomando en cuenta la dinámica de la sociedad históricamente determinada. ”Es habitual decir que lo que producen es verdadero, aunque no tiene importancia. No estoy conforme con eso. Cada vez me maravillo más de cuán verdadero es. Me maravillo de cómo la exactitud, o hasta la seudo- precisión, se confunde aquí con la Werdad’, y de cómo el empirismo abstracto se toma por la única manera ‘empírica’ de trabajar". 3) Sánchez Vázquez, Adolfo, "La doctrina de la neutralidad ideológica en las ciencias sociales, en Historia y Sociedad. Segunda Epoca, Ntím. 7, 1975. México, pp. 20-22. 4) Alonso, Antonio, 0p. Cit . p. 26. 5) Mills, Wright. La imaginación sociológica. México, Fondo de Cultura Económica, i979. pp.88-89. 4-4
  5. 5. ‘Bicho en una foma sirnpïirïcada, estztfmetedciogía” a ‘¡a que tan " "áficronados' Ïnubdclfeïillegar a" estudiar ciertamente uno que otro árbol, pero nunca llegará hacia el estudio del bosque. Pero hay más: la concepción de que parte Comte es en realidad sumamente conservadora. Para él, la sociedad, una vez que ha llegado a ia etapa "positiva", esto es, al capitalismo, sólo requerirá una buena administración por pariie de los científicos sociaies, pero nunca una revolución. La divisa cemtiana es clara al respecto: "orden y progreso”. MARXISMO Anteriormente dijimos que el "marxismo consta de tres fuentes y tres partes integrantes. Revisándolas brevemente podemos entender mejor esta teoría de la sociedad y su significación política. a, La primera fuente del marxismo es llatnadaiggosofía clásicafvalemana. Esta, que tuvo como máximos representantes a Kant y Hegel, culminó cdn la obra de Ludwig Feuerbach. Según Lenin, "la filosofía del marxismo es el materialismo. A lo largo de toda la historia moderna de Europa, y especialmente a fines del siglo XVIII, en Francia, donde se libró la batalla decisiva contra toda la basura medieval, contra el feudalismo en las instituciones y en las ideas el materialismo demostró ser la única filosofía consecuente, fiel a todos los principios de las ciencias naturales, hostil a la superstición, a la hipocresía, etc. Por eso, los enemigos de la democracia trataban con todas sus fuerzas de ‘refutar’, de minar, de calumniar el materialismo y defendían las diversas formas del idealismo filosófico, que se reduce siempre, de un modo o de otro, a la defensa o al apoyo de la religión"? El materialismo filósofico, que con todas sus limitaciones había desarrollado Feuerbach, tuvo su complemento, por parte de Marx y Engels, con el método diálectico hegeliano. El método diálectico es una forma dinámica de análisis, según la cual toda la realidad se encuentra en cambio constante. Los cambios, a su vez operan por lalucha de contrarios en el seno de cada aspecto de la realidad. Para Federico Hegel hay tres "momentos": tesis, antítesis (contradicción de la primera), y síntesis, que es una forma superior a ambas, aunque contiene algunas de ias dos. Marx supera ias limitaciones de ia concepción del mundo hegeiiana, y toma el método dialéctica, que es un método revolucionario; también toma lo mejor del 6) Lenin, V l. Iïesfiaentes y tm partes integrantes del marmma. en Obras Escogidas. Moscú, 1966. Editorial Progreso, T i. pp. 61-65. 45
  6. 6. 1 i’? ! rnaterialismg¿ de Penes-bach forma. desamcïna una nueva apnea-país: filiovsófiflcaíelfiaïéiíïüïsïíïrïtïïkïíédfiéó; ‘iïíégsi; Í. ‘i ‘ " "*' ‘ La segunda fuente del marxismo es lateconomía poiíticalinglesa. Esta, iniciada por Adam Smith, durante la segunda del siglo había sido un intento importante de sistematizar las ideas económicas al margen de ia religión y los prejuicios. La economía politica inglesa anterior ¿Mar-x se formó en Inglaterra, el país capitalista más desarrollado. Adam Smith yfiifiavid-Ritcardo sentaron en sus investigaciones del régimen económico los fundamentos de la teoría del trabajo como base de todo valor. 'Marx prosiguió su obra, fundamentando con toda precisión y desarrollando consecuentemente esa teoría, y poniendo de manifiesto que el valor de toda mercancía lo determina la cantidad de tiempo socialmente necesario invertido en su produccióngïAl ir más allá el teórico alemán descubrió que el segreto de "la ganancia de leds-capitalistas residía en la cantidad de trabajo no pagado a los trabajadores, esto es, enla producción derivada de ‘esta cantidad no pagada. A ello pliysvalízi. ‘ La teoría de la plusvalía es la piedra angular de la doctrina ecdfidifiïcá'de i Al estudiar a fondo el sistema capitalista, Marx desentraña sus contradicciones, así como su hirtaricidad, esto es, el hecho de que no se trata de un sistema económico spgiaLpegnanente, sino que está destinado a desaparecer, a dar paso a otro superior. i mm]: ' ”' ' La tercera fuente del marxismo es el socialismo francés. Í Cuando el régimen feudal fue derrocafio y vio la luz lafilibre" sociedad capita- - lista, enseguida se puso de manifiesto que esa libertad representaba un nuevo sistema de opresión y explotación de los trabajadores. Como reflejo de esa opresión y como protesta contra ella, comenzaron inmediatamente a surgir diversas doctri- nas socialistas. Pero el socialismo primitivo era un socialismo utópico. criticaba a la sociedad capitalista, la condenaba, la maldecía, soñaba con su destrucción, fantaseaba acerca de un régimen mejor, quería convencer a los ricos de la inmora- lidad de la explotación. Pero el socialismo utópico no podía señalar una salida real. No sabía explicar la naturaleza de la esclavitud asalariada bajo el capitalismo, ni descubrir las leyes de su desarrollo, ni encontrar la fiterza social capaz de emprender la creación de una nueva sociedad". En los años treinta y sobre todo en 1848 una ola de revoluciones sacudió a Europa; su característica esencial fue la participación protagónica de una nueva fuerza social: ei proletariado. En esta clase social, producto auténtico del capita- iismo, vio Marx la fuerza que haria el cambio a una sociedad más avanzada: el socialismo. Establecía Marx que el capitalismo era una sociedad histórica, y por tanto temporal, que habría de dar paso a otra superior. Aquí podemos hacer una distinción 7) Idem. 46
  7. 7. " sesijécigg iriterpietaciónsocioïógica, ya- qndparaila mayoría‘ se partcïdel ¿aprende cdinsiderïifidolci” casi ¿omo sociedad que no tiene por qué evolucionar a otra superior. Así en los casos de Comte, el funcionalismo y el estructuralisrno. live ahí que se hable de dos tradiciones sociológicas, las del orden (csue ponen el énfasis en la conservación de la sociedad existente, esto es, capita- lista) y las del conflicto que hacen hincapié en el cambio social, como el marxismo. h resumen, el marxismo no es solamente una teoría para interpretar a la sociedad, sino que pretende cambiarla. FUNCIONALÏSMO El ‘funcionalismo tiene diversos antecedentes teóricos. Por una parte lia habido . aportaciones de algunos sociólogos y por otra de antropólogos. El aporte sociológico Hebert Spencer, quien hace analogías entre las sociedades y los organismos vivos, y plantea que existen funciones similares entre ambos aspectos de la realidad (punto de vista organicista). Emile Durkheim, otro clásico de la sociología, para quien hay que dar preeminencia al grupo social y no tanto al individuo. Señala además que la sociología debe investigar la causa que provoca un hecho social y requiere buscar la función social que desempeña. Max Weber, que analiza la acción social como centro de gravedad de los conceptos metodológicos fundamentales de la sociología, y a quien debe Parsons gran parte de sus teorías. Robert Merton, quien sistematizó y profundizó en el enfoque de Malinowski y Radcliffe-Brown. Talcott Parsons, que ha intentado -tomando elementos del estructuralismo que analizaremos en el siguiente apartado- resolver algunos problemas teóricos y metodológicos del funcionalismo, dando lugar al análisis estruc- mral-funcionalista. 47
  8. 8. ¡Ef iafiüïtsïéïiïtïrüflzïátïce, ¡l -, .. 4 r. .. . . l 4" ’ «un l" ' ' ’ ' ' ‘ m4’? u 'x1.: ' '32? "V ‘ ‘. h _ Bronislaw Malinowslrzi fue, para muchos, el auténtico fundador del funcio- nalismo, para este autor el análisis funcional de la cultura parte del principio de que en todos los tipos de civilización cada costumbre, cada objeto material, cada idea y cada creencia cumple con una función vital, tiene una tarea que desempeñar, representa una parte indispensable en mia totalidad orgánica. El objeto de su métodgo no es la sociedad, la vida colectiva de los seres humanos, sino su cultura. Según Américo Saldívar, muchos de los postulados teóricos de las ciencias sociales se han tomado de las ciencias naturales y particularmente de la biología. Asi, los orígenes del funcionalismo tienen muchos elementos de las teorías organicistas de la sociedad; es decir, el funcionalismo concibe las estructuras de una sociedad de manera análoga al funcionamiento físico y psicológico de un cuerpo biológico? Este mismo autor dice que, "el positivismo organicista aplicado originalmente por Comte y Spencer se puede reducir a las siguientes premisas teóricas: a) la sociedad puede ser epistemológicamente asimilada a la naturaleza; b) la sociedad se rige por leyes equiparables con las leyes que rigen los fenómenos naturales, es decir, son invariables e independientes de la acción humana; c) se debe explicar la. manera en que está organizada la estructura social y el desarrollo de la historia a través de analogías con la biología. .. "¿Cuáles son los planteamientos de base de los modelos organísmicos citados? El funcionalismo universal sugiere que todas las acciones y estructuras sociales y culturales revelan funciones positivas. Como en el cuerpo humano, cada elemen- to/ estructtira y los mecanismos/ ftmciones contribuyen positivamente al funciona- miento del órgano total, en nuestro caso, la sociedad enteraïlo Malinowski vivió cerca de dos años en las islas de ‘llobriand, en el Pacifico, al este de la Nueva Guinea. En 1922 publicó su obra Los argonautas del Pacifico Occidental, libro clave en la historia del funcionalismo. De sus estudios sobre los pobladores de aquellas islas, Malinowski piensa que cada sociedad, no importa si antigua o moderna constituye un todo cuyo principio de explicación reside en su coherencia cultural interna. Robert Merton, en su obra publicada en i953 ïéo ría y estructura sociales, somete a un examen crítico el funcionalismo de Malinowsld. Sostiene Morton que existen los "postulados comúnmente admitidos en el análisis funcional", y los enumera: 8) Fougeroillas, Pierre, 0p. Cir. p. 83. 9) Saldivar, Américo. La sociología dominante. México, Ediciones Quinto Sol, 1989. 10) Idem, PP. 35-36. 48
  9. 9. ,_ i, ¿gestuladgfidewlepg ‘fiurciorlal de la miedaci, ‘ que según Radcliffe-Brown "iïnasimaïción-en la que todas‘ las del sistema social funcionan junta con un grado suficiente de armonía o de congruencia interna, es decir, sin producir contlictos persistentes que no puedan resolverse ni reglamentarse. 2. Postulado del fimcionalismo universal, el cual sostiene que todas las formas sociales o culturales estandarizadas tienen funciones positivas, como lo entendía Molinari/ sisi, postulado éste que ya mencionamos anteriormente. 3. Postulado dela indispensabilidad. Según éste, cada elemento de la vida social es indispensable para cumplir con una función, a su vez, indispensable; ello implica que ningún otro elemento podría desempeñar tal fimciónfl Mei-ton llega a considerar que el ftmcionalismo, tal como lo conciben Malinowsld y Radcliffe-Brown tiene aspectos de ideología (falsa conciencia de la realidad), y se propone purgar el análisis mencionado de estos elementos perturbadores. De esta manera el análisis jizncionalista absoluto de Malinowslci da lugar al fisncionahsmo relazivista y critico de Morton, que a final de cuentas‘ tampoco está exento de ideología. Finalizaremos este apartado con los rasgos esenciales que del fimcionalismo enumera José Trueba: "h La sociedad es un sistema, es un todo formado por partes interdependientes; el cambio de una parte afecta a las otras partes y al todo. .. la sociedad es un sistema de equilibrio. .. en la sociedad hay fuerzas internas y externas; los intereses actúan para mantener la tranquilidad y el equilibrio; las fuerzas externas presionan moderadamente para lograr los cambios. En todos los tipos de civilización, cada costumbre, cada objeto material, cada idea y cada creencia desempeña. una función vital, tiene una tarea que llevar a cabo, constituye una parte indispensable de una totalidad orgánica (fun- cionalismo absoluto de Malinowski). El funcionalismo relativizado (Morton) acepta la funcionalidad de la socie- dad, pero niega la armonía total, aceptando también la existencia de elemen- tos y situaciones disfitncionales. El funcionalismo estructural (Parsons) cambia de objetivo, y en lugar de estudiar los elementos de la sociedad empieza por estudiar la sociedad misma, considerada en su globalidad. Se critica a los funcionalistas su concepción de "un mundo en annonia”, sin considerar los conflictos, los cambios, el poder, la manipulación y la coac- ción, y por considerar unilateralmente que la adhesión voluntaria a ciertos valores constituye la fuente exclusiva de la integración al sistema social. No hace análisis económico. 11) Morton, Robert, Teoría y estructura sociales, México, Fondo de Cultura Económica, 1972, pp.35-43. 12) üueba, José, Plantear de la teoría sociológica. las estructuras y el cambio. México, Instituto Mexicano de Estudios Sociológicos, A. C. 1976, pp. 111, 112. 49
  10. 10. _ " “nc ' ‘ El estructuralismo parece haber nacido "oficialmente" a orillas del Sena entre 1960 y 1966. Pero Ferdinand Saussure había publicado en 1878 su memoria Sur le systema primitaf del voyelles dans les langues ináo-eurvpénes; el programa de fonología fue establecido por ‘ll-ubetzkov en 1933; la primera gran obra de Levi-Strauss es en 1943 (las estructuras elementales del parentesco); la tesis de Lacan es de 1932; los trabajos de Foucault se publican después de La historia de Ia locura en la época clásica (1961). Lo anterior nos hace ver los múltiples antecedentes del pensamiento estructura- lista. Sánchez Vázquez menciona que la tesis fundamental del estructuralismo -frente a todo atomismo o empirismo histórico- es la de que no hay propiamente 1m hecho que no suponga una estructura. Por su parte Jean Pouillon establece que el estructuralismo propiamente dicho comienza cuando se admite que es posible confrontar conjuntos diferentes, en virtud de sus diferencias (que se trata entonces de ordenar) y no a pesar de ellas. Se explica así . la afinidad del método estructural con la lingüística y con la etnología. La lingüística ordena oposiciones en vez de agrupar parecidos. En cuanto al etnólogo, se interesa más en las diferencias entre las sociedades que en sus rasgos comunes. ¿Quiénes son los autores fimdamentales del estructuralismo? El lingüista Ferdinand Saussure, el antropólogo Claude Lévi-Strauss y el soció- logo Talcott Parsons. Saussure, en su obra Curso de lingüística general, “propone un análisis de las partes que componen el todo para encontrar la lógica de éstas en su relación con el todo, consecuentemente el fin de la ciencia es encontrar una serie de constantes estructurales en fenómenos similares"? . A partir del ejemplo de la lingüística, varios autores trataron de aplicar procedi- mientos de esta ciencia a otras áreas de análisis. Asi, Levi-Strauss considera que la lingüística estructural proporciona modos de análisis aplicables en otros ámbitos e indica claves esenciales de la naturaleza en la mente humana. En las estructuras elementales del parentesco compara explícitamente sus objetivos con los de la lingüística fonológica, y agrega que los lingüistas y los cientificos sociales no solamente aplican los mismos métodos, sino que estudian el mismo objeto. 14 Levi-Strauss estudió algunas sociedades "arcaicas" o "primitivas" y en base a ellas elaboró su teoría que, tomando elementos de la lingüística estructural de Saussure lo llevarían a fundar la antropología estructural. Su pretensión fue 13) Rodríguez, Ella. Teoría de la Historia. México, Ediciones Quinto Sol, 1987, p. 192. 14) Giddens, Anthony, El ertructuralismo, el post-enructuralisma y la producción de la Cultura, en Varios Autores. La teoría social, hay, México, Alianza Editoriai- Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, México, 1990, p. 258. Colección Los Noventa. 50
  11. 11. ‘ ciencia a de 1a cuál el sistema de las ciencias sociales. ' p Según María Alba Pastor, "tres décadas después de habernacido en 195 l, 'l'alcott Parsons, fundador del estructural funcionalismo, dio a conocer la obra que com- prenderia sus investigaciones multidisciplinarias: El sistema social. En ella se proponía una gran conan-acción teórico-metodológica, la más moderna, incluso ya cibemetizada, para el análisis de la sociedad. Esta gran construcción constituía, al decir de Parsons, la sintesis más precisa de la teoría social. Para el sociólogo estadounidense, en ella se superaba el problema del huevo y la gallina sobre la prioridad de los factores ideales o materiales y se formulaba analíticamente el problema de las causas, al estudiar simultáneamente la interdependencia de facto- res sociales, independientemente variables. Con ello, Parsons creía haber llegado a "f" o-una nueva era de la ciencia social, en la que sería por primera vez posible prescindir de las explicaciones temporales de los fenómenos socioculturales en forma secuencial, "tendencia que había marcado a todas las reflexiones sociales idealistas o materialistas hasta ese momento”. 15 Pero los resultados finales de su obra fueron desalentadores: Parsons no sólo se dedica a justificar ideológicamente el orden social existente (capitalista), sino que metodológicamente sus teorías tampoco han aportado gran cosa. El sociólogo Wright Mills hace una crítica devastadora de Parsons, que en sus puntos finales reproducimos: “En The Social System, Parsons no ha podido descender al trabajo de la ciencia social porque está poseído por la idea de que el modelo de orden social que él ha construido es ¡ma especie de modelo universal, porque, en realidad ha convertido en fetiche sus conceptos. Lo que es ‘sistemático’ en esta gran teoria particular es el modo como deja atrás todo problema específico y empírico. No se le formula para enunciar de manera más precisa o más adecuada cualquier problema nuevo de reconocida importancia. No ha nacido de la necesidad de volar alto durante algún tiempo a fin de ver algo del mundo social más claramente, para resolver algún problema que pueda formularse en términos de la realidad histórica enque los hombres y las instituciones desarrollan su existencia. Su problema, su trayectoria y sus solucio- nes son extremadamente teóricos/ dá Mills, en su concepto, no sólo critica lo que otros han visto y que ya hemos señalado, es decir, la gran teoría parsoniana como justificadora del orden social, sino que va más allá, al plantear su esterilidad como ciencia social: ”La retirada al trabajo sistemático sobre concepciones sería sólo un momento formal dentro del trabajo de la ciencia social. Es útil recordar que en Alemania el rendimiento de ese trabajo formal no tardó en ser orientado hacia un uso encicló- pedico e histórico. 15) Pastor, María Alba. La negación de la historia por el estructuralfimcionalirmo, en Iztapalapa, Revista de Ciencias y Humanidades, México, UAM. Año 12, Número 26, Julio-Dic, 1992, p. 169. 16) Mills, Wright. 0p. Cit. p.66. 51
  12. 12. aseaéagpreïsïraïaseóïwerathas devMaxWebenfueei-clímaxdela medición clásica alemana. En wie muy importante, lo hizo posible 1m cuerpo de trabajo smiológico en que las concepciones generales areerca dela sociedad iban estechamente unidas a la exposición histórica. El marxismo clásico ha sido fmdamental para el desa- rrollo de la sociologa contemporánea. Ma}: Wwr, como muchos otros sociólogos, desarrolló gran parte de su obra en diálogo con Kari Mm. Pero hay que reconocer siempre la amnesia dei erudito norteamericano. En la yan teoria nos hallamos ahora delante de otra retirada formalista y, una vez más, lo que propiamente es sólo una pausa parece haberse hecho permanente. ¿como dicen en España, ‘son muchos los que barajan las cartas y no pueden jugar’ En una nota a pie" de página Mills trata aún peor a Talcott Parsons, cuando dice que en su obra % Social System es “Sólo en el 50 por ciento palabrería; el 40 por ciento es sociología muy, conocida de libro de texto. El ono 10 por ciento, como podría decir Parsons, me inclino a dejarlo abierto a vuestras propias investigaciones empíricas. Mis propias investigaciones indican que ese 10 por ciento restante es de un uso ideológico posible, aimque más bien vagoïm Si así desnuda Mills -creemos que con bases- al máximo teórico del estructural- funcionalismo, poco podemos obtener realmente de utilidad en esta teoria de interpretación social. Dejaremos para el siguiente apartado el análisis de las características más específicas, tanto del marxismo como del estructural funcionalismo, aunque aquí podemos señalar, a grandes rasgos los principios del método estructuralista: --Todas las manifestaciones de la vida social son representaciones o proyec- ciones de leyes universales que regulan las actividades del fenómeno social bajo una diversidad, rasgos estables, constantes y organizativos que dan paso a su conocimiento científico. ' -—Cualquier entidad de la realidad humana es ¡ma estructura, o seauna totalidad constituida por fenómenos relacionados e interdependientes. —Un elemento no se comprende en forma aislada e independiente, sino como una configuración total. --La estructura persiste, aunque varíen sus componentes, pero si se alteran las relaciones entre sus componentes, la estructura se modifica. ” 17) Mills, Op. Cit. pp,66-67. 18) Idem, p. 67. 19) Varios autores. 1ntroduccíón. ..pp. l5-l6.
  13. 13. La teoría critica está asociada a ima institución: la llamada Escuela de Franlátirt Desde los comienzos del decenio 1920-1936, nos dice Perry Anderson, el marxismo europeo se centró cada vez más en Alemania, Francia e Italia, tres paises que, antes o después de la Segunda Guerra Mundial, contaban con un partido comunista de masas al que se afiierian sectores importantes dela clase obrera y se sumaba una intelectualidad numerosa y radical. En la República de Weimar se creó, en Frankfurt (1923) un Instituto de Investigación Social independiente, subvencio- nado por un acaudalado comerciante en cereales. Este Instituto tenia como objetivo promover los estudios marxistas dentro de un marco casi académico (el instituto estaba vinculado a la Universidad de Frankfurt). 20 El grupo de investigadores que se al proyecto del Instituto de Frankfurt eran, antes que nada filósofos académicos desligados de la lucha politica, por lo menos en el senüdodelagmeraciónmmxistamuenondemDíckacsmGramsciomKmsch Durante la persecusión nazi, los intelectuales de Frankfurt emigraron a los Estados Unidos y algunos regresaron a Alemania después dela Segunda Guerra Mundial, reconstituyéndose como grupo. La Escuela de Frankfurt se propuso hacer una revisión del marxismo, acorde con los nuevos adelantos en otras disciplinas: Cristina Puga apunta, "la llamada ‘sociología critica’ de la Escuela de Frankfurt propuso una nueva forma de comprensión sociológica, basada enla interpretación no dogmática de la teoría marxista, en particular la referida a 1a ideología, a la luz de los nuevos adelantos en el campo de la psicologia y el psicoanágilsis, de la- sociología empírica y del propio desarrollo de la sociedad capitalista". a En la Escuela de Frankfurt hubo discrepancias entre los diferentes autores, pese a lo cual se pueden ubicar los principales. Ellos son: Max Horkheimer, Theodore W. Adomo y Herbert Marcusse. A estos autores se agregan los de la siguiente etapa: Walter Benjamin y Erich Promm. No son todos, desde luego, aunque sí los más significativos. igualmente se menciona a otros intelectuales, si no formalmente pertenecientes al instituto de Frankfurt, por lo menos participaron o han participado de sus inquietudes y han aportado con su obra. Uno de ellos es Ernest Bloch, y el otro, más conocido actualmente en Jürgen Habermas, considerado "heredero" de la Teoria Critica. Horkheimer define así los objetivos de ia teoria critica: "La teoria critica de la sociedad tiene por objeto a los hombres en tanto productores de su propia forma histórica de vida, en su totalidad. Las situaciones 2G) Anderson, Perry. Consideraciones‘ sobre el marxismo occidental. México, Siglo XX} Editores, 1979. 21) Paga, Cristina. et al. Hacia la Sociología. México, Alhambra Bachiller, 1992.33.99. 53
  14. 14. reales, que primo de partida de la ciencia, no se consideransimpie- mente como datos vérificiíliles "tipredecibles apartir del las leyes de probabilidad. Cada dato depende no solamente de la naturaleza, sino del poder que el hombre tiene sobre él. Los objetos, las formas de percepción, las preguntas que se formulan y el significado de las respuestas son producto de la actividad del hombre y del grado de su poder. .. La sociología crítica en todas las fases de su desarrollo, hace conscientemente suya la preocupación por la organización racional de la actividad humana y considera que su tarea es iluminar y legitimar esta actividad. La teoría no se ocupa solamente de las metas que ya existen engps formas de vida existentes, sino de los hombres con todas sus potencialidades". La teoría crítica quería eliminar la divergencia que había, hasta el momento, entre la "orientación filosófica” (teoría) y la "investigación empírica". Así, acorde con este programa Horkheimer y Marcusse bautizaron como “materialismo interdisci» plinario" al giro de la escuela crítica, consistente en que el diagnóstico emitido en el plano filosófico debería qomplementarse con la investigación social empírica. "Por consiguiente la finalidad principal de la teoría crítica es el reconocimiento programática de las ciencias especiales y la utilización sistemática de todas las disciplinas de investigación de la ciencia social en el desarrollo de una teoría materialista de la sociedad; de este rnpodo intenta superar al materialismo histórico, posibilitado por la teoría marxista". 4 En este marco téorico la teoría crítica hizo aportaciones sumamente interesantes, enriqueciendo además el estudio del hombre en la sociedad contemporánea. Son obras clásicas y verdaderas aportaciones de esta escuela: Los principios de Ia filosofia burguesa de la historia, de Horkheimer; Dialéclica de la Ilustración, de I-Iorkheimer y Adorno; El hombre unidimensional y Eros y civilización, de Marcusse; Psicoanálisis de la sociedad contemporánea y Miedo a la libertad; de Erich Fromm. Por desgracia el programa y los objetivos de la Escuela de FranHurt no se han cumplido. La virtud de la misma es, a1 mismo tiempo, su- limitación: al pretender apoyarse en otras disciplinas para enriquecer el estudio de la sociedad con el materialismo histórico, éste pronto se vio "contaminado", por así decirlo, de otras teorias que no sólo le eran ajenas sino que incluso lo deformaban. Es el caso del funcionalismo, con el que estuvo emparentado (consciente o inconscientemente) el mismo Horkheimer. También la escuela freudiana y sus variantes, pese a los estudios de Marcusse o Fromm, no dejaban de hacer énfasis en el hombre individual y por tanto, en los planos subjetivos, olvidando asi el énfasis en lo histórico social. Adomo y Benjamin, al hacer hincapié en la filosofía y los medios de comunicación, también perdían de vista el verdadero materialismo histórico. n: vez ia obra -aún inacabada de un Habennas- y la escuela que deje, podrán recuperar en mucho el terreno de la Escuela Crítica; pero aún es temprano para poder saberlo. 22) Citado por Fuga, Crifiiitamü}? Cit. 23. Varios Autores. Introducciónmp. 18.

×