Terror
Brujas <ul><li>Entre pócimas y ungüentos,  </li></ul><ul><li>y algún que otro maleficio, </li></ul><ul><li>ser la mala de ...
Fantasmas <ul><li>Representación visual del cuerpo no físico de una persona fallecida, manifestándose de diferentes formas...
Calaveras <ul><li>En un barco le dice un marinero al capitán: - '¡¡¡Capitán, capitán, se acercan quince calaveras!!!' - '¿...
Promesa. <ul><li>La mayoría de los hospitales, sanatorios y otros centros médicos tienen fama de conservar entre sus cuatr...
<ul><ul><ul><ul><ul><li>En pocas horas se encontraron enfrente del sanatorio, a primera vista sólo parecía una gran casa m...
<ul><li>El ambiente estaba cargado de humedad, pero aun conservaba ese ambiente de hospital, ya era un poco tarde y dentro...
<ul><li>Le daba pequeños golpes en la espalda para despertarla, pero no parecía hacer caso, entonces intentó darle la vuel...
<ul><li>En esos momentos vieron como aquella mujer se acercaba, cuando de repente las puertas se cerraron delante de ellos...
CRÉDITOS. <ul><li>Realizado por:  </li></ul><ul><li>Ángela  Rodríguez Redondo. </li></ul><ul><li>Beatriz Enrique Grande. <...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Terror

517 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
2 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
517
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
16
Acciones
Compartido
0
Descargas
7
Comentarios
0
Recomendaciones
2
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Terror

  1. 1. Terror
  2. 2. Brujas <ul><li>Entre pócimas y ungüentos, </li></ul><ul><li>y algún que otro maleficio, </li></ul><ul><li>ser la mala de los cuentos </li></ul><ul><li>ha sido siempre su oficio. </li></ul>
  3. 3. Fantasmas <ul><li>Representación visual del cuerpo no físico de una persona fallecida, manifestándose de diferentes formas ante seres humanos. </li></ul>
  4. 4. Calaveras <ul><li>En un barco le dice un marinero al capitán: - '¡¡¡Capitán, capitán, se acercan quince calaveras!!!' - '¿Una flota?' El marinero le contesta: - '¡¡No!! Flotan las quince.' </li></ul>
  5. 5. Promesa. <ul><li>La mayoría de los hospitales, sanatorios y otros centros médicos tienen fama de conservar entre sus cuatro paredes las historias más escabrosas de fenómenos parapsicológicas. Y si estos están abandonados y alejados, los rumores de leyendas son más habituales, pues aquí os relataré lo sucedido en uno de esos lugares, puede ser sólo imaginario, o podéis pensar que es sólo un sueño macabro para alimentar las mentes, pero os lo contaré tal y como me lo contaron a mi. Esto tuvo lugar en el antiguo sanatorio para tuberculosos de Agramonte, que se ha ganado la fama de estar encantado, por fenómenos que siguen desconcertando a los mayores investigadores de lo paranormal. Pues en este lugar un grupo de amigos iban a experimentar cosas que jamás podrían olvidar, Pablo, Manuel y Lucía, era tren jóvenes valencianos de unos 19 años, con un gran ámbito de aventura, y grandes consumidores de todo lo paranormal. Habían oído hablar mucho sobre el sanatorio de Agramonte, y habían decidido ir allí en las vacaciones de Pascua, tenían gran curiosidad de conocer aquel lugar. </li></ul>
  6. 6. <ul><ul><ul><ul><ul><li>En pocas horas se encontraron enfrente del sanatorio, a primera vista sólo parecía una gran casa más abandonada, la verja estaba cerrada, pero votaron sus muros para poder entrar, la puerta principal parecía estar también cerrada, por suerte Pablo era un manitas abriendo puertas, una habilidad no muy acorde a la gran alcurnia del que procedía, en pocos minutos abrió la puerta, pero solo fue entrar y se llevaron el primer susto, Lucía dio un grito que retumbó en todas las paredes, Manuel aparecía delante de sus ojos incrédulos, viendo que tardaban en abrir, se fijo que había una ventana rota, y por allí entro él primero. El sanatorio tenía un aspecto lúgubre en su interior, y sucios, hacía unos treinta años que lo habían cerrado, desde el 30 de Septiembre de 1978 al no tener razón de existir ya, pues quedaban pocos enfermos gracias a los grandes avances de la medicina. </li></ul></ul></ul></ul></ul>
  7. 7. <ul><li>El ambiente estaba cargado de humedad, pero aun conservaba ese ambiente de hospital, ya era un poco tarde y dentro de poco oscurecería, al estar lejos del pueblo más cercano decidieron quedarse allí a pasar la noche, por suerte no había ahora vigilante, el último acababa de jubilarse, o eso creían ellos. Estuvieron horas dando vuelta por todo el centro, ya había oscurecido, y sólo el apetito les hizo parar la exploración. Habían motando la tienda en medio del vestíbulo, Manuel encendió el pequeño hornillo, mientras Pablo ponía un poco de luz al lugar, y Lucía sacaba la comida. Todo parecía transcurrir sin ningún incidente, había historias de personas que había visto a una monja recorrer los pasillos, de gente que había oído a niños sollozar, y de que se escuchaban lamentos, supuestamente de los enfermos que allí habían muerto, los niños del campamento que se hallaba cerca del lugar, contaban miles de historias, todas ellas muy terroríficas. Pero por suerte para ellas aún no había experimentado ninguna, después de la cena se fueron los tres a dormir, se cerraron completamente en la tienda, hacía bastante frío en el exterior. Pablo se despertó sobresaltado con la sensación de que alguien le golpeaba en las piernas, con voz soñolienta le preguntaba a Manuel que quería, pero no le respondía y seguía con esa sensación que le seguían golpeado la pierna, abrió el saco para darse la vuelta, pero ahí no estaba Manuel, entonces es fijo en sus piernas, las tenía amoratadas, como si hubieran estado golpeándole horas, Pablo fue a despertar a Lucia, que estaba a la otra punta de la tienda. </li></ul>
  8. 8. <ul><li>Le daba pequeños golpes en la espalda para despertarla, pero no parecía hacer caso, entonces intentó darle la vuelta, un gran grito salio de su boca, no podía creerlo había una monja en el saco de Lucía, estaba solo y sin más dilación salió de la tienda, cuando de repente un grito retumbó en todo el lugar, parecía ser Lucía que estaba en apuros… Pablo corrió hacía donde parecía provenir el grito. Subía por las escaleras a toda velocidad, los gritos continuaban, entonces la vio, estaba en el último piso, pero no estaba sola, aquella monja que acababa de ver estaba allí, frente a Lucía, ella asustada retrocedía. Él subía lo más rápido que podía, cuando de repente la vio caer, no podía creer lo que había visto, su amiga estaba allí inmóvil tirada en el suelo, aquella mujer miró a Pablo fijamente a los ojos, sus cuencas estaban vacías, y de repente gritó, aquel grito retumbó en todas partes, dejándolo sordo en aquel momento, de sus oídos brotaba sangre. Cuando llegó a la planta baja se dirigió hacía donde estaba Lucia, se acercó a comprobar su pulso, parecía que aún estaba viva, en ese momento apareció Manuel, le llamaba, pero Pablo no le oía, cuando estuvo detrás de él, Manuel le tocó el hombro, él se asustó al principio, pero se alegró de verlo, entre los dos sacaron como pudieron a Lucia de allí. </li></ul>
  9. 9. <ul><li>En esos momentos vieron como aquella mujer se acercaba, cuando de repente las puertas se cerraron delante de ellos, aquella noche salieron con vida, pero no sabían a que alto precio. Meses después Pablo aún tenía aquellos moratones, semanas después quedó paralítico de las piernas, los médicos lo atribuían a que contrajo una poliomielitis que lo dejó postrado en una silla de ruedas. Lucía no tubo más suerte, milagrosamente sus huesos se recuperaron, aunque jamás se ha despertado del coma. Y Manuel que prácticamente no vivió aquella pesadilla, ahora la vivía todos los días, estando cinco años así, hasta que un día lo encontraron muerto en su casa, la policía dijo que fue un suicidio, a causa de los trastornos que padecía, que lo habían llevado a ahorcarse, pero nadie se fijó en una pequeña foto que había debajo de la cama, era una foto antigua donde aparecía el sanatorio de Agramonte y un niño al lado de una monja, detrás había una inscripción: ´ Sor Ángela y Manuel`- y abajo ponía - ´promesas: madre e hijo siempre`. </li></ul><ul><li>THE END </li></ul>
  10. 10. CRÉDITOS. <ul><li>Realizado por: </li></ul><ul><li>Ángela Rodríguez Redondo. </li></ul><ul><li>Beatriz Enrique Grande. </li></ul>

×