Giovanna ZuletaPresentado a: María José Fragoso                      Grado: 8D
Biografía-Gabriel                García MárquezGabriel García Márquez nació en Aracataca (Magdalena), el6 de marzo de 1927...
Un antiguo presidente de un país sudamericano viaja a Ginebra. Allí le diagnostican una enfermedad, de la cual debe serope...
Esta historia, aunque narrada en la actualidad, transcurre en un amplio periodo de tiempo, que empieza cuando era papa Pío...
Aquel día de nieve, vi, a (la mujer más bella, con una piel tierna del color del pan y ojos verdes almendrados)(caracterís...
El propio narrador de esta historia es uno de sus protagonistas. (Este señor era un intelectual que se movía enambientes e...
Mª de la Luz se dirigía en un coche de alquiler con destino a Barcelona después de una visita que le había hecho a sufamil...
Tuvo que acceder a ciertas proposiciones de una guardiana para conseguir que ésta le enviara un mensaje a su maridoindicán...
Una familia va a comer a un castillo ya que el propietario era amigo de el padre. En el camino una mujer lesadvierte de qu...
María dos Prazeres era una mujer de setenta y seis años que esperaba la muerte, ella decía que se moriría antes deNavidad,...
Trata sobre los eventos que tuvo que vivir la señora Prudencia Linero al tratar de cumplir una penitencia que se ellamisma...
Al regresar al hotel encontró algunas ambulancias a la entrada del hotel, alcanzó a divisar que se llevaban a losingleses ...
Comprendí muy bien a aquel chico cuando decía que no quería que los suecos se lo llevaran a Cadaqués, alguienhabía interve...
La historia es contada por un hombre, quien presencio todo lo que en el cuento se menciona ya que era elhermano mayor y un...
Esa misma noche ella cogió el vino envenenado y se fue callada y llorando a su habitación, el hermano mayor la viocaminand...
Los niños, Totó y Joel, pidieron un bote de remos a cambio de las antitecis buenas notas que habían sacado. Suspadres, par...
Al anochecer, cuando llegaron a la frontera, Nena Daconte se dio cuenta de que el dedo con el anillo de bodas leseguía san...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

DOCE CUENTOS PEREGRINOS GIOVANNA ZULETA 8D

2.194 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.194
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
37
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

DOCE CUENTOS PEREGRINOS GIOVANNA ZULETA 8D

  1. 1. Giovanna ZuletaPresentado a: María José Fragoso Grado: 8D
  2. 2. Biografía-Gabriel García MárquezGabriel García Márquez nació en Aracataca (Magdalena), el6 de marzo de 1927. Creció como niño único entre susabuelos maternos y sus tías, pues sus padres, el telegrafistaGabriel Eligio García y Luisa Santiaga Márquez, se fueron avivir, cuando Gabriel sólo contaba con cinco años, a lapoblación de Sucre, donde don Gabriel Eligio montó unafarmacia y donde tuvieron a la mayoría de sus once hijos.Los abuelos eran dos personajes bien particulares ymarcaron el periplo literario del futuro Nobel: el coronelNicolás Márquez, veterano de la guerra de los Mil Días, lecontaba al pequeño Gabriel infinidad de historias de sujuventud y de las guerras civiles del siglo XIX, lo llevaba alcirco y al cine, y fue su cordón umbilical con la historia y conla realidad. Doña Tranquilina Iguarán, su cegatona abuela, sela pasaba siempre contando fábulas y leyendasfamiliares, mientras organizaba la vida de los miembros de lacasa de acuerdo con los mensajes que recibía en sueños:ella fue la fuente de la visión mágica, supersticiosa ysobrenatural de la realidad. Entre sus tías la que más lomarcó fue Francisca, quien tejió su propio sudario para dar fina su vida.Gabriel García Márquez aprendió a escribir a los cincoaños, en el colegio Montessori de Aracataca, con la joven ybella profesora Rosa Elena Fergusson, de quien se enamoró:fue la primera mujer que lo perturbó. Cada vez que se leacercaba, le daban ganas de besarla: le inculcó el gusto de ira la escuela, sólo por verla, además de la puntualidad y deescribir una cuartilla sin borrador.
  3. 3. Un antiguo presidente de un país sudamericano viaja a Ginebra. Allí le diagnostican una enfermedad, de la cual debe seroperado.En aquella ciudad suiza paseaba mucho. Poco a poco empezó a notar que alguien le seguía cuando él paseaba por la calle.Así que se dio la vuelta y el señor se llamaba Homero y era el chofer de las ambulancias del hospital. Aun siendo undesconocido lo invita a una cena, donde comen cosas que al presidente le tienen prohibido a causa de su enfermedad, elpresidente se puso una servilleta en el cuello, como un babero de niño, y no fue insensible a la callada sorpresa del invitadoSi no hiciera esto perdería una corbata en cada comida. En respuesta al gesto de amabilidad, (Homero le ofrece una cenaen su casa, y el presidente acepta.) hesterostiquio Cuando Homero le da la noticia a su mujer Lázara, ésta se enfadapuesto que recuerda con desagrado los años en que el presidente gobernaba, los cuales fueron problemáticos para el paísdonde ella vivía, Puerto Rico. Por fin, cuando llega la cena, el presidente cuenta muy sinceramente todo acerca del periodoque estuvo en el poder.Como la operación requería mucho dinero, el presidente tuvo que decirle a Lázara que vendiera todas sus posesiones. Así,pudo operarse. Sin embargo, la operación no dio los frutos esperados y empeoró su estado. Por último, el presidente decideir a Marsella, donde podrá descansar hasta el fin de sus días.
  4. 4. Esta historia, aunque narrada en la actualidad, transcurre en un amplio periodo de tiempo, que empieza cuando era papa PíoXII.Margarito Duarte tuvo que desenterrar a sus difuntos pues el cementerio desaparecería por la construcción de una represa.Tuvo que exhumar de allí a su mujer y a su hija. La sorpresa fue tremenda al comprobar que su hija estaba incorrupta. Con laayuda de todo el pueblo se trasladó desde Tolima, en los Andes colombianos, hasta Roma. Llevaba consigo en todo momentoel baulito donde estaba el cuerpo intacto de su hija.Su propósito no era otro que el Vaticano reconociera como santa a la niña. Cuando Margarito llegó a Roma era papa Pío XII.Intentó sin ningún éxito una audiencia con él, aunque esto no le desmoralizó y siguió de un lado para otro.(Margarito era un hombre reservado y con una idea fija) (Se puede alterar el orden: (Margarito era un hombre con una idea fijay reservado) hipérbato, conseguir lo que le había llevado a Roma, y no acostumbraba a relacionarse con nadie. Sinembargo, el paso del tiempo consiguió que este hombre llegara a tomar cierto contacto con otros huéspedes de la pensión: unestudiante de arte y un tenor junto con la señora que regentaba la pensión fueron quizás los que más consiguieron acercarsea él.La antítesis Durante 22 largos años siguió su peregrinar, recibiendo en ocasiones promesas que nunca se llegaron acumplir, siempre con su baulito a cuestas. Cuando se refería a su hija le decía “la santa”, y todos ya en Roma también laconocían así.En esos 22 años murieron cinco Papas. Sin embargo él, aunque viejo y cansado, seguía con el empeño de conseguir lo quele llevó a Roma.
  5. 5. Aquel día de nieve, vi, a (la mujer más bella, con una piel tierna del color del pan y ojos verdes almendrados)(características) elusión por cilencia, que jamás había visto. Tardamos mucho en salir en avión hacia Nueva York,debido al temporal .Se tardo mucho por una discusión de una anciana que reclamaba sus maletas, cuando vi a esabella mujer me quede obnubilado, hasta que la empleada me bajo de las nubes, a modo de disculpa le pregunte si creíaen los amores a primera vista, pues ella me contesto, claro que sí, los imposibles son los otros ,Ya dentro y, alsentarme, parecía estar soñando: me tocó junto a la bella. Nunca me lo habría creído, pero era realidad. Para midesgracia, estuvo todo el viaje durmiendo, aunque eso no me impidió poder observarla y pensar en lo maravillosa queera. Cuando estábamos llegando a nuestro destino, la azafata la despertó. Ella sólo se maquilló un poco y se disculpódiscretamente cuando me sobrepasaba para salir. Y así desapareció, sin que me dejara despedirme de ella.
  6. 6. El propio narrador de esta historia es uno de sus protagonistas. (Este señor era un intelectual que se movía enambientes estudiantiles y de artistas) (Se puede alterar el orden, Este señor se movía en ambientes estudiantiles, deartistas y era un intelectual) hipérbato. Estando en La Habana y, como consecuencia de una gigantesca ola, viocomo coches, muebles, personas... volaban por los aires. Uno de esos coches quedó incrustado en la pared. Dentrodel mismo encontraron el cadáver de una mujer, que tenía un anillo en forma de serpiente con los ojos deesmeralda. Esto le recordó a una enigmática mujer que conoció en Viena muchos años atrás.A esta mujer le rodeaba un gran misterio: sólo se dedicaba a soñar. Esto lo había hecho desde pequeña y llegó aacumular una gran fortuna con los sueños premonitorios que le anticipaban las ricas familias con las que vivía.La antítesis Recordándola, el narrador habla de la primera visita que, tras la guerra civil española, hizo Pablo Nerudaa España no se imagina lo extraordinaria que era, usted no habría resistido la tentación de escribir un cuento sobreella . En ésta, la mujer volvió a soñar y, casualidad o no, acertó en su sueño al coincidir con el sueño que a su veztuvo el poeta.
  7. 7. Mª de la Luz se dirigía en un coche de alquiler con destino a Barcelona después de una visita que le había hecho a sufamilia en Zaragoza. En el camino se le averió el coche y después de un buen rato consiguió que un autobús se parara.El conductor le advirtió que no iba muy lejos,-no importa, dijo María -.Lo único que necesito es un teléfono.Con el aturdimiento por la avería y (la lluvia que explotaba contra el piso) personificación, dejó olvidadas las llaves en elcoche.Una vez en el autobús, explicó a una señora que acompañaba al conductor, que necesitaba hablar por teléfono con sumarido para avisarle que tardaría en llegar más de lo previsto. Se quedó dormida en el trayecto, al igual que todas lasmujeres que iban en él. Cuando el autobús llegó a su destino, se bajó junto a las demás e inmediatamente se interesópor un teléfono. Sin embargo, no le permitieron acceder a él. Por el contrario fue obligada a permanecer con el resto delas mujeres.No tardó en darse cuenta de que aquel sitio lúgubre y sombrío era un sanatorio para enfermas mentales. De nadasirvieron sus protestas y lamentos, y terminó compartiendo una gran sala con camas y el resto de las mujeres.Puesto que no figuraba en el listado de las personas que llegaron aquella noche, a la mañana siguiente fue inscrita enel sanatorio como una enferma más.Mientras tanto, su marido empezó a preocuparse por su tardanza y preguntó a su familia en Zaragoza donde leconfirmaron que había salido de allí el día antes.La preocupación de su marido tenía otros motivos que pensar en un posible accidente, puesto que en otras ocasionesle había abandonado marchándose con otros hombres.Su marido era mago y durante los dos últimos años, ella había compartido las actuaciones de magia que éste realizaba.Pensó que de nuevo lo había abandonado y decidió olvidarse para siempre de María.En una ocasión, y por casualidad, consiguió acceder al teléfono y llamó a su casa. El marido, al descolgar no laescuchó y después de insultarle le colgó el teléfono.
  8. 8. Tuvo que acceder a ciertas proposiciones de una guardiana para conseguir que ésta le enviara un mensaje a su maridoindicándole donde se encontraba.Su marido fue a visitarla, pero antes habló con el médico quien le explicó que su mujer estaba realmente loca y con unaextraña obsesión por el teléfono.Ella lo esperaba dispuesta a marcharse de allí. Le explicó lo horrible de aquel lugar, y su marido, hablándolesuavemente, él, él antítesis le dijo que cuando estuviese totalmente curada se podría ir con él.A partir de ese momento, su marido iba a verla todas las semanas. Incluso hizo una actuación para todas lasreclusas, pero María nunca quiso volver a verlo, no leer sus cartas.Saturno (como llamaban al marido) terminó por casarse y se marchó de Barcelona. Dejó a una antigua amigaencargada de visitarla y todo se fue olvidando con el tiempo.Esta amiga del marido me comentó que hacía mucho tiempo que no veía a María, que incluso el tenebroso sanatorio yano existía y que la última vez que la vio estaba con bastantes kilos de más y que parecía feliz e integrada en aquel sitio.
  9. 9. Una familia va a comer a un castillo ya que el propietario era amigo de el padre. En el camino una mujer lesadvierte de que el castillo estaba encantado y lo niños se entusiasman con la idea de ver algún fantasma. Elpropietario les cuenta la historia del primer dueño, de como mata a su mujer y luego él se suicida. Se quedanen el castillo a comer y más tarde decidieron también quedarse a dormir. A la mañana siguiente, cuando elpadre se despierta ya más tranquilo se da cuenta de que había sangre en su cama, su mujer no contestaba yesa no era su habitación.
  10. 10. María dos Prazeres era una mujer de setenta y seis años que esperaba la muerte, ella decía que se moriría antes deNavidad, por lo que le visitó un vendedor de entierros, ella le dijo que quería que le entierren en un lugar tranquilo yseguro por donde no corra ningún río y no existan inundaciones, el vendedor le dijo que será como ella quiera, aldespedirse de la señora vio a su perrito que llegaba de la calle y le llamo la atención porque al perrito le salíanlágrimas que rodaban por su hocico, ella le dijo al vendedor que los animalitos aprenden todo lo que se les enseña.Después de mucho tiempo enseño a Noi su perrito a que distinguiera su nombre en su tumba en el cementerio y quese pusiera a llorar y le enseño el camino desde su casa hasta el cementerio.El domingo era el ensayo final y vio a su perrito alejarse tal como ella le enseño, llegó al cementerio y se fue a latumba a ponerse a llorar y de esta manera María Dos Prazeres estaba segura de superar el temor de no tener anadie que llorara por ella sobre su tumba.María Dos Prazeres conoció a una niña a quién le dijo que si pasara algo algún día se hiciera cargo de Noi con lacondición de dejarle salir los días domingos, porque él tenia que ir al lugar que conocía.Cierto día cuando esperaba que pase la lluvia para retornar a su casa cuando de pronto paro un automóvil que lebrindo llevarle, ella se acercó al automóvil y se hizo llevar hasta su casa, este señor le trato muy bien y le hizo sentirviva entonces ella pensó que valió la pena vivir en la oscuridad esperando la muerte, aunque solo hubiera sido paravivir aquel instante.
  11. 11. Trata sobre los eventos que tuvo que vivir la señora Prudencia Linero al tratar de cumplir una penitencia que se ellamisma se propuso al momento de morir su esposo, en realidad para ella no era una penitencia sino un aliciente parasu dolor ya que la tristeza que la embargaba era tremenda y creía que lo único que lo podía consolar era ir a Roma aconocer al Sumo Pontífice Papa.Para esto viajo en un transatlántico desde su pueblo natal de Riohacha – Argentina hasta la Nápoles de Italia, en estaciudad la recibiría el Cónsul de Nápoles quien era amigo de su hijo mayor, sin embargo, al llegar al puerto éste nuncaapareció, por lo que el primer oficial del barco le recomendó que pasara la noche en un hotel cercano y que mañanavaya a las oficinas del cónsul puesto que ese día se encontraban cerradas por ser domingo.Así pues un taxista recomendado por el primer oficial la condujo a un edificio de nueve pisos, y en cada uno de ellosfuncionaba una hotel diferente, entonces un maletero la condujo hasta el tercer piso donde se encontraba unadolecente lánguido tras el mostrador, en primera instancia le pareció adecuado el lugar a la señora Prudencia Linero,pero luego se percató de la presencia de diecisiete ingleses que la incomodaron un poco por lo que le insistió almuchacho que la llevara a otro piso, a pesar que este insistiera que aquel hotel era el mejor puesto que teníacomedor propio. Así llegó al quinto piso donde la recibió una matrona y ahí decidió quedarse, para ella era suficienteya que sólo pensaba pasar una noche para al día siguiente encontrarse con el Cónsul de Nápoles quien la ayudaría acontinuar con su viaje hasta Roma.Una vez en su habitación se sintió más tranquila, ella estaba muy nerviosa puesto que casi nunca salía de su casa,peor aún en una travesía tan larga, la verdad en ese momento del viaje se sentía aterrada y lo único que le importabaera llegar lo más pronto a Roma y luego regresar a su pueblo natal.En la noche salió a comer a una fonda que tenía un convenio con el hotel, allí conoció a un cura de origen yugoslavocon quien tuvo facilidad de comunicarse puesto que él había sido misionero en Bolivia, por lo que hablaba uncastellano aceptable. Aprovechó para contarle de su penitencia, pero no quiso probar bocado alguno puesto que loúnico que servían eran unos pajaritos cantores los cuales se criaban en jaulas en las casas de Riohacha, estasituación se debía a que recién se terminaba una guerra y no había mucho que comer.
  12. 12. Al regresar al hotel encontró algunas ambulancias a la entrada del hotel, alcanzó a divisar que se llevaban a losingleses que había visto en la tarde en el tercer piso del edificio, era una escena de horror diecisiete ingleses sehabían muerto envenenados por una sopa de ostras. La señora Prudencia Linero se sintió aún más asustada eintranquila en aquel país extranjero, por lo que se encerró en su cuarto y rezó diecisiete rosarios por el eternodescanso de los diecisiete ingleses envenenados.
  13. 13. Comprendí muy bien a aquel chico cuando decía que no quería que los suecos se lo llevaran a Cadaqués, alguienhabía intervenido para que lo dejaran en paz, y uno de los suecos se le enfrentó muerto de risa. Es nuestro, gritó, noslo encontramos en el cajón de la basura Allí llegaría la tramontana. Cuando fui a aquel pueblo tan (encantador yagradable) (encantador, agradable) poliptoton. La pude sentir antes de que llegara, la anáfora tramontana era unviento muy fuerte y temido por los habitantes de Cadaqués. Durante aquellos días, el portero de nuestroedificio, venía todos los días a vernos y a traernos comida. Incluso un día nos salvó la vida. Al fin la tramontana sefue, pero dejando a su paso como víctima a nuestro querido portero. Parecía que todo volvía a la normalidad y lagente intentaba recomponerse del terrible temporal. Nosotros escuchamos el desenlace del chico que había sidoacosado por los suecos: se había tirado del camión en el que lo llevaban a Cadaqués, el lugar al que nunca volveré
  14. 14. La historia es contada por un hombre, quien presencio todo lo que en el cuento se menciona ya que era elhermano mayor y uno de los que cuidaba la señora Forbes, por su forma en la que va contando la historia pareceque estuviera arrepentido de todo lo que acontece en este cuento.Empieza cuando dos niños llegan a su casa y encuentran en la puerta de la misma a una serpiente muerta,cuando su hermano la ve empieza a gritar, depronto sale de la casa asustada su niñera y regaña a su hermano yal el por haber gritado de esa manera, de pronto sale Oreste, un joven de veinte años de edad quien erapescador y en su cinturón de cuero cargaba seis cuchillos con los que mataba a los animales que casaba, para laseñora Forbes Oreste era muy bello pero esto no lo salvo para recibir un regaño por haber puesto la serpiente enla puerta.Este regaño y el castigo que este le implico, llevo a los dos hermanos a tomar una muy grave y problemáticadecisión, el matar a la señora Forbes, ya que estaban cansados por todos sus malos tratos y exigenciasrutinarias del día a día. Pero aparte de eso ellos se daban cuenta de muchas cosas que pasaban por la nochecuando sus padres no estaban en la casa, una de las cosas que pasaban eran que ella siempre veía películasprohibidas para niños, aproximadamente a las horas de la madrugada rondaba por toda la casa y comía postresdeliciosos que ella misma preparaba, luego algunas noches lloraba y al día siguiente se le veían las ojeras y losojos cansados de tanto llorar.Un día el hermano menor se canso de tantas exigencias y castigos que la señora Forbes le ponía a los hermanos,así que le puso veneno de la serpiente que encontraron anteriormente en la puerta, y se lo echaron en el vinoque ella siempre se tomaba todas las noches antes de dormir, pero increíblemente eso no la mato, parecía quenada lo haría. Ellos cansados de intentar e intentar y que nada la pudiera matar se rindieron pero un día todocambio.Un día que jamás se les podrá olvidar, a la hora de la cena el hermano menor trato mal a la señora Forbes, le dijoque no se iba a comer la sopa y se la tiro abusivamente, pero la señora Forbes no respondió como creían que loiba a hacer, simplemente no dijo nada, un silencio abundo el comedor y ella comenzó a llorar, seco sus gafascon la servilleta y les dijo con un vacio en su corazón: "Hagan lo que quieran, igual yo no existo". Estas palabrasno lograron ningún sentimiento en el corazón de ellos dos, ni tristeza, ni felicidad fue como si no les hubieradicho nada.
  15. 15. Esa misma noche ella cogió el vino envenenado y se fue callada y llorando a su habitación, el hermano mayor la viocaminando por primera vez sintió tristeza por ella pero no le dijo nada ni a ella ni a su hermano. Al día siguiente sedieron cuenta de que la señora Forbes no los había levantado temprano para desayunar, se sercionaron de que yano estuviera y efectivamente no se oía ningún ruido de ella, se fueron a navegar con Oreste en el mar.Oreste los dejo solos después de un tiempo y les dijo que se fueran a comer, los hermanos lo engañaron, hicieroncomo si hubieran ido a la casa pero no lo hicieron se quedaron otro tiempo mas y cuando ya era tarde llagaron a lacasa vieron a la policía rodeándola por completo, una ambulancia dispuesta a llevar cualquier persona y policíascon armas cuidando la casa, se dieron cuenta de que la señora Forbes estaba muerta, con veintisiete puñaladas entodo su cuerpo los dos hermanos se dieron cuenta que estaba muerta, no supieron quien fue, solo supieron quealguien la mato...
  16. 16. Los niños, Totó y Joel, pidieron un bote de remos a cambio de las antitecis buenas notas que habían sacado. Suspadres, para no romper su promesa, se lo compraron. Sin embargo ellos pensaron que para qué querían sus hijos el botesi viven en un piso en Madrid. La respuesta estaba en que los niños aprovechaban la noche en la que sus padres iban alcine para “abrir el chorro de luz” y navegar con el bote en el piso.Algún tiempo después, pidieron un equipo de buzo y, tras una pequeña objeción de la madre, también les concedieron elregalo. Totó y Joel llenaban la casa con más luz y buceaban. Al final de curso, los niños obtuvieron sendos diplomas deexcelencia, por lo que sus padres les dejaron hacer una fiesta en casa con sus amigos. Llenaron y llenaron la casa de luzhasta que la gente podía ver desde la calle como salían por las ventanas chorros de luz. Por último, los bomberosentraron en el piso y se quedaron asombrados al ver cómo todo flotaba.
  17. 17. Al anochecer, cuando llegaron a la frontera, Nena Daconte se dio cuenta de que el dedo con el anillo de bodas leseguía sangrando. El guardia civil con una manta de lana cruda sobre el tricornio de charol examinó los pasaportes a laluz de una linterna de carburo, haciendo un grande esfuerzo para que no lo derribara la presión del viento que soplabade los Pirineos. Aunque eran dos pasaportes diplomáticos en regla, el guardia levantó la linterna para comprobar quelos retratos se parecían a las caras. Nena Daconte era casi una niña, con unos ojos de pájaro feliz y una piel de melazaque todavía irradiaba la resolana del Caribe en el lúgubre anochecer de enero, y estaba arropada hasta el cuello con unabrigo de nucas de visón que no podía comprarse con el sueldo de un año de toda la guarnición fronteriza. BillySánchez de Ávila, su marido, que conducía el coche, era un año menor que ella, y casi tan bello, y llevaba unachaqueta de cuadros escoceses y una gorra de pelotero. Al contrario de su esposa, era alto y atlético y tenía lasmandíbulas de hierro de los matones tímidos. Pero lo que revelaba mejor la condición de ambos era el automóvilplatinado, cuyo interior exhalaba un aliento de bestia viva, como no se había visto otro por aquella frontera de pobres.Los asientos posteriores iban atiborrados de maletas demasiado nuevas y muchas cajas de regalos todavía sin abrir.Ahí estaba, además, el saxofón tenor que había sido la pasión dominante en la vida de Nena Daconte antes de quesucumbiera al amor contrariado de su tierno pandillero de balneario.Cuando el guardia le devolvió los pasaportes sellados, Billy Sánchez le preguntó dónde podía encontrar una farmaciapara hacerle una cura en el dedo a su mujer, y el guardia le gritó contra e1 viento que preguntaran en Indaya, del ladofrancés. Pero los guardias de Hendaya estaban sentados a la mesa en mangas de camisa, jugando barajas mientrascomían pan mojado en tazones de vino dentro de una garita de cristal cálida y bien alumbrada, y les bastó con ver eltamaño y la clase del coche para indicarles por señas que se internaran en Francia. Billy Sánchez hizo sonar variasveces la bocina, pero los guardias no entendieron que los llamaban, sino que uno de ellos abrió el cristal y les gritó conmás rabia que el viento

×