Segunda invasiónMucho más entusiasmados que con el primer viaje, los Reyes Católicos aprobaron y financiaron elsegundo via...
forma, el cuerpo al alma, el apetito a la razón, la mujer al marido, los hijos a! padre, lo imperfecto alo perfecto para d...
comenzó la terrible historia del tráfico de esclavos, que a lo largo de los siglos x v a XIX lecostó al continente african...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La 2°y 3° invasión de América

1.312 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.312
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
116
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La 2°y 3° invasión de América

  1. 1. Segunda invasiónMucho más entusiasmados que con el primer viaje, los Reyes Católicos aprobaron y financiaron elsegundo viaje de Colón. Esta vez eran catorce carabelas, tres navios de gran tamaño y unatripulación de 1.500 hombres. Partieron el 25 de setiembre de 1493,El entusiasmo y la codicia llevaron a sus católicas majestades a vaciar las cárceles para completarlas tripulaciones de los navios: "Por usar de clemencia e piedad con nuestros subditos, queremos yordenamos que cualesquier personas que hobieren cometido hasta el día de la publicación de estanuestra carta cualquier muertes o feridas, e otros cualquier delitos de cualquier natura e calidad quesean, excepto la herejía, que fueran a servir a La Española". No parecía la mejorgente para difundir el Evangelio entre los "salvajes", según el compromiso de sus católicasmajestades con el papa Borgia.Como señala Germán Arciniegas, "es así como los reyes ponen al diablo a hacer las hostias".El almirante seguía buscando Catay y dejó a cargo de la Isabela a su hermano Bartolomé,Colón regresó a España llevando consigo 500 nativos encadenados, que fueron los primerosesclavos que cruzaron el Atlántico. Sólo llegarían a Europa 200, porque el resto moriría de hambre,de peste y de frío durante la travesía.En ausencia de Cristóbal, surgieron disputas entre los españoles y se produjeron abusos en el tratocon los indígenas.La heroica resistenciaMuy pronto los indígenas pasaron del asombro a la heroica resistencia contra sus agresores. "Loscristianos con sus caballos y espadas y lanzas comienzan a hacer matanzas y crueldades en ellos.Entraban en los pueblos, ni dejaban niños ni viejos, ni mujeres preñadas y paridas que nodesbarrigaran. Hacían unas parrillas de varas sobre horquetas y atábamos en ellas y poníanlesdebajo fuego. De aquí comenzaron los indios a buscar maneras para echar a los cristianos desus tierras y posiciones en armas"."Según Oviedo, antes de lanzarse a la lucha, los invadidos tomaron algunas precauciones: "Losseñores de la isla antes que se moviesen a su rebelión quisieron experimentar y salir de la dudasobre si eran o no mortales (...) Los indios tomaron a un cristiano y ahogáronle y después queestuvo muerto decíanle: levántate y le tuvieron así tres días, hasta que olió mal, Y después que secertificaron que eran mortales, tomaron atrevimiento y confianza para su rebelión, e pusieron obraen matar cristianos e alzarse".Uno de los autores del experimento comentado por Oviedo fue el cacique Caonabó, que vivíatranquilo con su gente hasta que Bartolomé Colón decidió atacar su aldea y esclavizar a sushabitantes.Caonabó y su mujer Anacaona prepararon a sus guerreros, atacaron el fuerte de Natividad,lo incendiaron y mataron a la mayoría de sus ocupantes. La resistencia duró dos años. Los españolestemían a Caonabó y a sus hombres.Alonso de Ojeda, un viejo guerrero de la Reconquista española, fue a visitar al cacique. C o n unasonrisa lo invitó a subir a su caballo. Caonabó subió, pero cuando hubo montado , Ojeda le colocóunas esposas diciéndole que era una ofrenda de los reyes de Castilla. C a o n a b ó p r o n t o c o m pr o b ó q u e se había transformado en un prisionero de guerra. Pocos días después sería e m b a r c ad o j u n t o a otros guerreros r u m b o a España, pero n o llegaría a p u e r t o . M u r i ó en el viaje,algunos dicen q u e de frío, otros dicen que de bronca. Anacaona c o n t i n u ó la resis-tencia d u r a n t e algunos meses, hasta que fue apresada y asesinada.Años más tarde, el jurista oficial Ginés de Sepúlveda oficializará la doctrina de la "guerra justa",según la cual "siendo por naturaleza siervos los hombres bárbaros, incultos e inhumanos, se niegana admitir la dominación de los que son más p r u d e n t e s , p o d e r o s o s y perfectos q u e ellossiendo por derecho natural que la materia obedezca a la
  2. 2. forma, el cuerpo al alma, el apetito a la razón, la mujer al marido, los hijos a! padre, lo imperfecto alo perfecto para desterrar las torpezas nefandas y portentoso crimen de devorar carne humana ypropagar la fe cristiana por todos los rincones del m u n d o " . Cabe aclarar que muy pocas culturasamericanas practicaron la antropofagia y, en cambio, que sí lo hicieron fre- cuentemente losespañoles, como lo cuenta Oviedo hablando de la conquista de Veragua: "Diego G ó m e z y Juan deAmpudia, se comieron un indio de los que mataron, y luego se juntaron con otros y mataron paracomer a Hernán Darlas, de Sevilla, que estaba doliente"," a lo que podrían sumarse los conocidosepisodios de antropofagia de la primera Buenos Aires, en 1536.Las teorías de Sepúlveda, que se basaban en Aristóteles," fueron todo un éxito entre una noblezaespañola engreída que, ofendiendo al Dios que decía adorar, se consideraba tan perfecta como elllamado por ella misma "todopoderoso", o aun más. Francia, Inglaterra y el resto de los príncipeseuropeos demostrarían que no pensaban lo mismo.Para 1535 la visión oficial de la corona sobre los indios, expresada por O v i e d o , modificabaradicalmente la visión del almirante; ya no eran la mejor gente del mundo. Ahorase los describía como "ociosos e viciosos, de poco trabajo, melancólicos, cobardes, viles y malinclinados, mentirosos de poca memoria e de ninguna constancia". Podría pensarse que éstos eranlos resultados de cuarenta y tres años de opresión, masacre, explotación y "pedagogía" españolas.Pero la diferente concepción de la guerra, el uso de armas de fuego y la transmisión deenfermedades para las que los indios no tenían defensas determinaron que la victoriafuera para los invasores, que impusieron su cultura, su religión y su forma de trabajo basada en laexplotación de la mano de obra nativa. En pocos años las islas del Caribe quedaron prácticamentedespobladas.Según las últimas estimaciones de los etnógrafos, en 1492 habitaban la isla llamada La Españolaunos 300.000 nativos.Entre 1494 y 1496 un tercio de ellos había muerto. Según un censo realizado en 1514 por Miguel dePasamente y Rodrigo de Albuquerque, La Española estaba poblada por unos 5.000 españoles,repartidos en 14 poblados, y aproximadamente 26.300 indígenas. En 1548, escribía el cronistaFernández de Oviedo, "de tres veces cien mil y más personas que había en aquella sola isla, no hayahora quinientos.Unos murieron de hambre, otros de trabajo, y muchos de viruelas. Unos se mataban con zumo deyuca, y otros con malas yerbas; otros se ahorcaban de los árboles. Las mujeres hacían también ellascomo los maridos, que se colgaban a par de ellos, y lanzaban las criaturas con arte y bebida porno parir a luz hijos que sirviesen a extranjeros. Azote debió ser que Dios les dio por sus pecados.Empero grandísima culpa tuvieron de ello los primeros, por tratarlos muy mal, acodiciándose más aloro que al prójimo"."La mortalidad aumentó además por el abandono total de la agricultura, ya que ningún español sedignaba remo- ver la tierra más que para buscar oro, y los indios, como protesta por la matanza,dejaron de sembrar, decididos a morir de hambre y matar a sus voraces opresores que, según elpadre De las Casas "consumían cada uno de los dichos españoles en un solo día lo que bastaba parasustentar a tres familias de los dichos indios".^Decía Pedro Mártir de Anglería: "Pues la gente que había seguido al Almirante en la primeranavegación, en su mayor parte gente indómita, vaga y que, como no era de valer, no quería más quela libertad para sí de cualquier modo que fuera, no podía abstenerse de atropellos, cometiendoraptos de mujeres insulares a la vista de sus padres, hermanosy esposos; dados a estupros y rapiñas".^El tráfico de seres humanosAnte la casi desaparición de la mano de obra, la corona comenzó a importar esclavos africanos. En1442 el papa Nicolás V había otorgado al monarca portugués Alfonso V autoriza-ción para someter y esclavizar a "los infieles", es decir, a todos los no católicos de África. Así
  3. 3. comenzó la terrible historia del tráfico de esclavos, que a lo largo de los siglos x v a XIX lecostó al continente africano 30.000.000 de personas que fueron arrancadas de sus hogares para servendidas como cosas.La tercera invasiónTras la firma del Tratado de Tordesillas, la competencia con Portugal se acrecentó y el rey lusitanoenvió una expedición al mando de Vasco da Gama. Los Reyes Católicos estaban ante una gravedisyuntiva. Se habían producido serias dificultades. Muchos de los compañeros de viaje de Colóndifundían versiones m u y negativas sobre las actitudes del almirante para con los indígenas y paracon los propios españoles. Además ponían en d u d a las versiones sobre la extraordinaria riqueza de"las Indias".Pero, frente al avance portugués, finalmente los reyes terminaron por ratificarle su confianza aColón y su familia y financiaron un mucho más modesto tercer viaje con ocho carabelas y 220hombres, entre ellos diez condenados por asesinato, a los que se les cambió la prisión por el viaje.El almirante partió el 30 de mayo de 1498 con seis naves, desde San Lúcar de Barrameda. Colóndecidió dividir la flota y envió tres navios directamente hacia La Española, mientras que los otrostres partieron con rumbo suroeste. Este grupo comandado por Colón llegó a Venezuela y se topócon la desembocadura del río Orinoco.Mientras Colón seguía buscando al Gran Kan, en La Española su hermano Bartolomé ejercíaautoritariamente el gobierno, creando un profundo malestar entre españoles e indígenas. En LaEspañola y al sur de La Isabela, Bartolomé Colón fundó Santo Domingo, que sería una de las basesde la posterior conquista de todo el continente.La mala conducta de Bartolomé Colón -nombrado arbitrariamente "adelantado" por su hermano en1494, dos años después del supuesto descubrimiento- provocó el envío del comisionado realFrancisco Bobadilla, que llegó a Santo Domingo en agosto de 1500. A poco de arribar, Bobadillacomprobó las injusticias cometidas por Bartolomé y concluyó que Colón no podía ser sino cómplicede su hermano, porque era imposible que con los antecedentes que de él se conocían no hubieratomado las medidas pertinentes. Los hermanos Colón fueron encarcelados y enviados a Españaengrillados, probando de su propia medicina.La reina consideró que Bobadilla se había excedido en sus funciones, absolvió a Colón —aunque lequitó su sueldo y los cargos de virrey y gobernador- y le brindó apoyo para un nuevo viaje.

×