SlideShare una empresa de Scribd logo

no amamos de palabra no de lengua

clase biblica

1 de 4
Descargar para leer sin conexión
«Hijitos mios, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad»
1 Juan 3:18
Amor es probado con obras
Cuando la Biblia declara «Dios es amor» (1Juan 4:8), es todo lo que necesitariamos escuchar para
creer. Pero sin embargo Dios ha decidido poner sus palabras en accion. El prueba su amor hacia
nosotros, cuando aun siendo pecadores, sacrifico a su unico hijo y Cristo murio por nosotros!
(Romanos 5:8). El envio a su unico Hijo al mundo de modo que nosotros podamos vivir por
El.(1Juan 4:9). El lo probo. El dio su amor una definicion comprensible al transformarlo de
sustantivo a verbo.
Si Dios sabe que nuestras mentes y corazones humanos necesitan amor para creer, entonces nuestras
esposas no son irracionales al esperar que nuestro amor sea evidente y manifiesto en acciones que se
puedan ver. Puede ser que algunas veces amor es duro de medir y definir, pero mientras mas cerca
nos encontramos de entenderlo es cuando reconocemos la acciones que crea. El amor que no se
identifica mediante expresion no vale de nada para la pareja de uno. «Mejor es represion manifiesta
que amor oculto» Proverbios 27:5. Asegurate que tu amor es evidente. Ocupate en eso!
Evidencias de un cristiano que ama
(1 Juan 3:11-18)
“Porque este es el mensaje que habéis oído desde el principio: Que nos amemos unos a otros. No
como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras
eran malas, y las de su hermano justas. Hermanos míos, no os extrañéis si el mundo os aborrece.
Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos. El que no
ama a su hermano, permanece en muerte. Todo aquel que aborrece a su hermano es homicida; y
sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él. En esto hemos conocido el amor, en
que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos.
Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su
corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino
de hecho y en verdad”.
1 Juan 3:11-18
INTRODUCCIÓN
Al llegar a esta sección de versículos de 1 Juan, el apóstol nos habla un poco más acerca de
uno de los temas que trata en esta carta, el amor. Definitivamente el apóstol Juan concebía a una
persona que se llamara así misma cristiana y no practicara el amor. Ahora bien, ¿qué características
posee una persona que ha aprendido a amar? En estos versículos Juan nos enseña algunas
características que deben evidenciarse en la persona que ama por lo que los consideraremos en esta
oportunidad.
1. EL QUE AMA A SU PRÓJIMO LO HACE PORQUE AMA A DIOS Y EN
OBEDIENCIA A SU PALABRA
“Porque este es el mensaje que habéis oído desde el principio: Que nos amemos unos a otros”.
1 Juan 3:11
La primera característica que encontramos en la vida de un cristiano que ha aprendido a
amar a su prójimo es que lo hace por amor a Dios y en obediencia de su palabra. Jesús dijo en cierta
ocasión: “Y uno de ellos, intérprete de la ley, preguntó por tentarle, diciendo: Maestro, ¿cuál es el
gran mandamiento en la ley? Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda
tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante:
Amarás a tu prójimo como a ti mismo”, (Mateo 22:35-39). Jesús explicó que la ley se resumía en el
cumplimiento de dos mandamientos principales, el amar a Dios y el amar al prójimo, luego, el
apóstol Pablo nos enseña que el amor al prójimo se resume en cumplir sus mandamientos: “Porque:
No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro
mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor no hace
mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor”, (Romanos 13:9-10). Por lo que
podemos decir que una característica del cristiano que ama a su prójimo es que obedece la palabra de
Dios y en ella encontramos muchos mandamientos que nos exhortan a ser generosos, pacientes,
gentiles, compasivos, humildes, fieles y a desarrollar una serie de virtudes que nos ayudan a
relacionarnos con nuestro prójimo, a practicar el amor fraternal y alejarnos de aquellos pecados en
contra de nuestro prójimo que pueden dañarlos.
2. EL QUE AMA A SU PRÓJIMO ES ABORRECIDO POR ESTE MUNDO
“No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus
obras eran malas, y las de su hermano justas. Hermanos míos, no os extrañéis si el mundo os
aborrece”.
1 Juan 3:12-13
Paradójicamente, aquel que ha aprendido a amar es aborrecido por este mundo y Juan
explica el por qué: No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le
mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas. ¿Cómo puede ser que un cristiano
que ha aprendido a amar a su prójimo es aborrecido por este mundo? Bueno, prácticamente porque el
mundo es malo y persevera en el pecado y el verdadero hijo de Dios no. Esta fue la causa por la cual
Caín mato a Abel, porque las obras de su hermano eran justas y mejores que las de él, por esta razón
y movido por la envidia e ira, lo mató: “Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la
tierra una ofrenda a Jehová. Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo
de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la
ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante”, (Génesis 4:3-5). Muchas
veces así pasara con las personas que viven en el pecado y no entiende por qué los cristianos no
siguen su mismo camino de desenfreno, para muchos será totalmente inaceptable y los verán como
persona fanáticas o anticuadas: “A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en
el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan”, (1 Pedro 4:4). Como cristianos debemos estar
conscientes de esta realidad, pero eso no nos tiene que detener de seguir amando a nuestro prójimo
porque al final el amor prevalecerá y trascenderá más allá de esta vida.
3. EL QUE AMA A SU PRÓJIMO HA NACIDO DE NUEVO
“Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos. El que no
ama a su hermano, permanece en muerte”.
1 Juan 3:14
Otra característica de aquella persona que ama a su prójimo es que lo hace porque ha
nacido de nuevo y pasado de muerte a vida eterna: Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a
vida, en que amamos a los hermanos. El que no ama a su hermano, permanece en muerte. Una de las
obras que Dios hace en nuestras vidas cuando venimos a Él en total arrepentimiento y nos
convertimos es que crea en nosotros una nueva naturaleza la cual nos permite dejar atrás nuestra
antigua manera de vivir y nos permite perseverar en todo aquello que es agradable a la voluntad de
Dios: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí
todas son hechas nuevas”, (2 Corintios 5:17). Es gracias a esta nueva naturaleza que nos permite
transformar nuestra vida y seguir la piedad y practicar el verdadero amor, y no solo eso, sino que
también nos da la seguridad de nuestra salvación: “De cierto, de cierto os digo: El que oye mi
palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, más ha pasado de
muerte a vida”, (Juan 5:24). Por ello, cualquiera que no ha aprendido a amar a su prójimo permanece
en condenación eterna y tendría que evaluar la condición de su vida ya que seguramente necesita
convertirse a Dios para que sea transformado por el amor perfecto de Dios.
EL QUE AMA A SU PRÓJIMO NO ODIA A NADIE
“Todo aquel que aborrece a su hermano es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna
permanente en él”.
1 Juan 3:15
Para Juan, todo aquel que odia a su hermano es parecido a un homicida: Todo aquel que
aborrece a su hermano es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él.
Muchas personas consideraran el homicidio un terrible pecado, tan grave que en cualquier país
civilizado es condenado por las leyes estatales, sin embargo, el odio no se ve así, pero realmente lo
es, porque el odio puede llevar al homicidio, tal y como Caín hizo. De hecho, Jesús elevó el pecado
del odio al mismo nivel de gravedad que del homicidio: “Oísteis que fue dicho a los antiguos: No
matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio. Pero yo os digo que cualquiera que se enoje
contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable
ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego. Por tanto, si
traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda
delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.”,
(Mateo 5:21-24). Por tanto, aquel que ama no puede guardar resentimientos ni odio en su corazón y
permitir que el amor de Dios sane todas sus heridas y aprender a orar aun por sus enemigos: “Pero yo
os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os
aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen”, (Mateo 5:23).
EL QUE AMA A SU PRÓJIMO SIGUE EL EJEMPLO DE SU MAESTRO
“En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos
poner nuestras vidas por los hermanos”.
1 Juan 3:16
Por otro lado, el verdadero amor es practicado por el cristiano porque sigue el ejemplo de
su Maestro: En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros
debemos poner nuestras vidas por los hermanos. Por amor Jesús murió por nosotros, para que a
través de su sacrificio pudiésemos ser salvos, de igual forma, nosotros como discípulos de Él
debemos seguir su ejemplo y enseñanzas: “Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. Y
andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y
sacrificio a Dios en olor fragante”, (Efesios 5:1-2).
EL QUE AMA A SU PRÓJIMO NO ES INDIFERENTE A SU SUFRIMIENTO
“Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su
corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino
de hecho y en verdad”.
1 Juan 3:17-18
Finalmente, el verdadero amor al prójimo se demuestra ayudando a aquellos que lo
necesitan: Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra
él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él?. Dios espera que nuestro amor fraternal nos
impulse a tener misericordia de aquellos que están en dificultades y necesitan de nuestra ayuda, lo
peor que nos puede pasar es que nos volvamos cristianos insensibles: “Hermanos míos, ¿de qué
aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? Y si un hermano o
una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros
les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo,
¿de qué aprovecha? Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma”, (Santiago 2:14-17).
Para Santiago la verdadera fe no era solo de palabras, sino que también tenía que demostrarse por
medio de las obras las cuales eran testimonio y evidencia de su salvación. Difícilmente podríamos
decir que alguien a aprendido a amar si no le interesa el sufrimiento de los necesitados, por ello Juan
también dice: Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad. Nuestro
amor y fe debe demostrarse a través de los hechos y no solo de palabra.

Recomendados

Más contenido relacionado

Similar a no amamos de palabra no de lengua

El gran poder del amor
El gran poder del amorEl gran poder del amor
El gran poder del amorRaul Ccrs
 
Lo bueno de ser misericordioso
Lo bueno de ser misericordiosoLo bueno de ser misericordioso
Lo bueno de ser misericordiosoEstado
 
Dios es amor: su amor nos transforma
Dios es amor: su amor nos transformaDios es amor: su amor nos transforma
Dios es amor: su amor nos transformaErik Ramos
 
6mandamiento.del.amor
6mandamiento.del.amor6mandamiento.del.amor
6mandamiento.del.amorJohn Casso
 
El amor de Dios
El amor de DiosEl amor de Dios
El amor de DiosRaul Ccrs
 
22 carta del amor de hermanos
22 carta del amor de hermanos22 carta del amor de hermanos
22 carta del amor de hermanossindicatocormup
 
22 carta del amor de hermanos (2)
22 carta del amor de hermanos (2)22 carta del amor de hermanos (2)
22 carta del amor de hermanos (2)sindicatocormup
 
2-03-Que es y que no es ser cristiano[5770].pdf
2-03-Que es y que no es ser cristiano[5770].pdf2-03-Que es y que no es ser cristiano[5770].pdf
2-03-Que es y que no es ser cristiano[5770].pdfCarlosAndresValencia19
 
Leccion 4 Andar En La Luz Guardar Sus Mandamientos Sef
Leccion 4 Andar En La Luz Guardar Sus Mandamientos SefLeccion 4 Andar En La Luz Guardar Sus Mandamientos Sef
Leccion 4 Andar En La Luz Guardar Sus Mandamientos SefSamy
 
El amor fraternal
El  amor fraternalEl  amor fraternal
El amor fraternalSaúl Loera
 

Similar a no amamos de palabra no de lengua (20)

El gran poder del amor
El gran poder del amorEl gran poder del amor
El gran poder del amor
 
011 1 juan 3
011 1 juan 3011 1 juan 3
011 1 juan 3
 
"Unos a otros"
"Unos a otros""Unos a otros"
"Unos a otros"
 
Sed perfectos Mat 5:43-47
Sed perfectos Mat 5:43-47Sed perfectos Mat 5:43-47
Sed perfectos Mat 5:43-47
 
Dwight moody el camino a dios
Dwight moody   el camino a diosDwight moody   el camino a dios
Dwight moody el camino a dios
 
Lo bueno de ser misericordioso
Lo bueno de ser misericordiosoLo bueno de ser misericordioso
Lo bueno de ser misericordioso
 
Dios es amor: su amor nos transforma
Dios es amor: su amor nos transformaDios es amor: su amor nos transforma
Dios es amor: su amor nos transforma
 
6mandamiento.del.amor
6mandamiento.del.amor6mandamiento.del.amor
6mandamiento.del.amor
 
El amor de Dios
El amor de DiosEl amor de Dios
El amor de Dios
 
El amor cubre multitudes de pecados
El amor cubre multitudes de pecadosEl amor cubre multitudes de pecados
El amor cubre multitudes de pecados
 
22 carta del amor de hermanos
22 carta del amor de hermanos22 carta del amor de hermanos
22 carta del amor de hermanos
 
22 carta del amor de hermanos (2)
22 carta del amor de hermanos (2)22 carta del amor de hermanos (2)
22 carta del amor de hermanos (2)
 
El amor es el cumplimiento de la ley1 1
El amor es el cumplimiento de la ley1 1El amor es el cumplimiento de la ley1 1
El amor es el cumplimiento de la ley1 1
 
El amor es el cumplimiento de la ley1 2
El amor es el cumplimiento de la ley1 2El amor es el cumplimiento de la ley1 2
El amor es el cumplimiento de la ley1 2
 
El amor es el cumplimiento de la ley1
El amor es el cumplimiento de la ley1El amor es el cumplimiento de la ley1
El amor es el cumplimiento de la ley1
 
El amor
El amorEl amor
El amor
 
2-03-Que es y que no es ser cristiano[5770].pdf
2-03-Que es y que no es ser cristiano[5770].pdf2-03-Que es y que no es ser cristiano[5770].pdf
2-03-Que es y que no es ser cristiano[5770].pdf
 
El amor distintivo de la iglesia
El amor distintivo de la iglesiaEl amor distintivo de la iglesia
El amor distintivo de la iglesia
 
Leccion 4 Andar En La Luz Guardar Sus Mandamientos Sef
Leccion 4 Andar En La Luz Guardar Sus Mandamientos SefLeccion 4 Andar En La Luz Guardar Sus Mandamientos Sef
Leccion 4 Andar En La Luz Guardar Sus Mandamientos Sef
 
El amor fraternal
El  amor fraternalEl  amor fraternal
El amor fraternal
 

Más de JOSE GARCIA PERALTA

Cuando los Hijos de Dios fallan, SALOMON FALLO
Cuando los Hijos de Dios fallan, SALOMON FALLOCuando los Hijos de Dios fallan, SALOMON FALLO
Cuando los Hijos de Dios fallan, SALOMON FALLOJOSE GARCIA PERALTA
 
Que se necesitas para hacer la Obra de Dios
Que se necesitas para hacer la Obra de DiosQue se necesitas para hacer la Obra de Dios
Que se necesitas para hacer la Obra de DiosJOSE GARCIA PERALTA
 
¿Hay salvos fuera de la iglesia?
¿Hay salvos fuera de la iglesia?¿Hay salvos fuera de la iglesia?
¿Hay salvos fuera de la iglesia?JOSE GARCIA PERALTA
 
¿Hay salvos fuera de la iglesia?
¿Hay salvos fuera de la iglesia?¿Hay salvos fuera de la iglesia?
¿Hay salvos fuera de la iglesia?JOSE GARCIA PERALTA
 
¿Por que hay tantas denominaciones?
¿Por que hay tantas denominaciones?¿Por que hay tantas denominaciones?
¿Por que hay tantas denominaciones?JOSE GARCIA PERALTA
 
"El Espiritu Santo y los cristianos"
"El Espiritu Santo y los cristianos""El Espiritu Santo y los cristianos"
"El Espiritu Santo y los cristianos"JOSE GARCIA PERALTA
 
Templo y Morada del Espiritu Santo 2
Templo y Morada del Espiritu Santo 2Templo y Morada del Espiritu Santo 2
Templo y Morada del Espiritu Santo 2JOSE GARCIA PERALTA
 
Templo y Morada del Espiritu Santo 1
Templo y Morada del Espiritu Santo 1Templo y Morada del Espiritu Santo 1
Templo y Morada del Espiritu Santo 1JOSE GARCIA PERALTA
 

Más de JOSE GARCIA PERALTA (20)

Cuando los Hijos de Dios fallan, SALOMON FALLO
Cuando los Hijos de Dios fallan, SALOMON FALLOCuando los Hijos de Dios fallan, SALOMON FALLO
Cuando los Hijos de Dios fallan, SALOMON FALLO
 
Que se necesitas para hacer la Obra de Dios
Que se necesitas para hacer la Obra de DiosQue se necesitas para hacer la Obra de Dios
Que se necesitas para hacer la Obra de Dios
 
"El estandar de la religion"
"El estandar de la religion""El estandar de la religion"
"El estandar de la religion"
 
"elementos de la salvacion"
"elementos de la salvacion""elementos de la salvacion"
"elementos de la salvacion"
 
origen de las denominaciones
origen de las denominacionesorigen de las denominaciones
origen de las denominaciones
 
¿Hay salvos fuera de la iglesia?
¿Hay salvos fuera de la iglesia?¿Hay salvos fuera de la iglesia?
¿Hay salvos fuera de la iglesia?
 
¿Hay salvos fuera de la iglesia?
¿Hay salvos fuera de la iglesia?¿Hay salvos fuera de la iglesia?
¿Hay salvos fuera de la iglesia?
 
¿Por que hay tantas denominaciones?
¿Por que hay tantas denominaciones?¿Por que hay tantas denominaciones?
¿Por que hay tantas denominaciones?
 
no amamos de palabra
no amamos de palabrano amamos de palabra
no amamos de palabra
 
QUIÉN ES MI HERMANO.docx
QUIÉN ES MI HERMANO.docxQUIÉN ES MI HERMANO.docx
QUIÉN ES MI HERMANO.docx
 
Quien es mi hermano.pptx
Quien es mi hermano.pptxQuien es mi hermano.pptx
Quien es mi hermano.pptx
 
moises Confio
moises Confiomoises Confio
moises Confio
 
3. Jose confio
3. Jose confio3. Jose confio
3. Jose confio
 
2. abraham confio
2. abraham confio2. abraham confio
2. abraham confio
 
"Confiad"
"Confiad""Confiad"
"Confiad"
 
"El Espiritu Santo y los cristianos"
"El Espiritu Santo y los cristianos""El Espiritu Santo y los cristianos"
"El Espiritu Santo y los cristianos"
 
Templo y Morada del Espiritu Santo 2
Templo y Morada del Espiritu Santo 2Templo y Morada del Espiritu Santo 2
Templo y Morada del Espiritu Santo 2
 
Templo y Morada del Espiritu Santo 1
Templo y Morada del Espiritu Santo 1Templo y Morada del Espiritu Santo 1
Templo y Morada del Espiritu Santo 1
 
Espiritu Santo 2
Espiritu Santo 2Espiritu Santo 2
Espiritu Santo 2
 
Quien es el Espiritu Santo
Quien es el Espiritu SantoQuien es el Espiritu Santo
Quien es el Espiritu Santo
 

Último

Hija Salvaje de Mi Madre Canción Chamánica
Hija Salvaje de Mi Madre Canción ChamánicaHija Salvaje de Mi Madre Canción Chamánica
Hija Salvaje de Mi Madre Canción Chamánicajjseguin
 
Presentacion sobre autoestima: mitjos y ejericios practicos
Presentacion sobre autoestima: mitjos y ejericios practicosPresentacion sobre autoestima: mitjos y ejericios practicos
Presentacion sobre autoestima: mitjos y ejericios practicosAndrei Nanu
 
Crucigramas libros Antiguo testamento niños
Crucigramas libros Antiguo testamento niñosCrucigramas libros Antiguo testamento niños
Crucigramas libros Antiguo testamento niñosadrianamartinezluna
 
aprendiendo Leccion_4_La_resurreccion (1).pdf
aprendiendo Leccion_4_La_resurreccion (1).pdfaprendiendo Leccion_4_La_resurreccion (1).pdf
aprendiendo Leccion_4_La_resurreccion (1).pdfYudyAngulo1
 
El camino del Siervo de Dios .pptx
El camino del Siervo de Dios       .pptxEl camino del Siervo de Dios       .pptx
El camino del Siervo de Dios .pptxjenune
 
Hábitos de Estudio (Presentación de Senati).pptx
Hábitos de Estudio (Presentación de Senati).pptxHábitos de Estudio (Presentación de Senati).pptx
Hábitos de Estudio (Presentación de Senati).pptxWilsonChavezCoronado
 

Último (10)

Hija Salvaje de Mi Madre Canción Chamánica
Hija Salvaje de Mi Madre Canción ChamánicaHija Salvaje de Mi Madre Canción Chamánica
Hija Salvaje de Mi Madre Canción Chamánica
 
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 3
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 3Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 3
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 3
 
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 2
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 2Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 2
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 2
 
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 1
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 1Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 1
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 1
 
Presentacion sobre autoestima: mitjos y ejericios practicos
Presentacion sobre autoestima: mitjos y ejericios practicosPresentacion sobre autoestima: mitjos y ejericios practicos
Presentacion sobre autoestima: mitjos y ejericios practicos
 
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 4
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 4Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 4
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 4
 
Crucigramas libros Antiguo testamento niños
Crucigramas libros Antiguo testamento niñosCrucigramas libros Antiguo testamento niños
Crucigramas libros Antiguo testamento niños
 
aprendiendo Leccion_4_La_resurreccion (1).pdf
aprendiendo Leccion_4_La_resurreccion (1).pdfaprendiendo Leccion_4_La_resurreccion (1).pdf
aprendiendo Leccion_4_La_resurreccion (1).pdf
 
El camino del Siervo de Dios .pptx
El camino del Siervo de Dios       .pptxEl camino del Siervo de Dios       .pptx
El camino del Siervo de Dios .pptx
 
Hábitos de Estudio (Presentación de Senati).pptx
Hábitos de Estudio (Presentación de Senati).pptxHábitos de Estudio (Presentación de Senati).pptx
Hábitos de Estudio (Presentación de Senati).pptx
 

no amamos de palabra no de lengua

  • 1. «Hijitos mios, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad» 1 Juan 3:18 Amor es probado con obras Cuando la Biblia declara «Dios es amor» (1Juan 4:8), es todo lo que necesitariamos escuchar para creer. Pero sin embargo Dios ha decidido poner sus palabras en accion. El prueba su amor hacia nosotros, cuando aun siendo pecadores, sacrifico a su unico hijo y Cristo murio por nosotros! (Romanos 5:8). El envio a su unico Hijo al mundo de modo que nosotros podamos vivir por El.(1Juan 4:9). El lo probo. El dio su amor una definicion comprensible al transformarlo de sustantivo a verbo. Si Dios sabe que nuestras mentes y corazones humanos necesitan amor para creer, entonces nuestras esposas no son irracionales al esperar que nuestro amor sea evidente y manifiesto en acciones que se puedan ver. Puede ser que algunas veces amor es duro de medir y definir, pero mientras mas cerca nos encontramos de entenderlo es cuando reconocemos la acciones que crea. El amor que no se identifica mediante expresion no vale de nada para la pareja de uno. «Mejor es represion manifiesta que amor oculto» Proverbios 27:5. Asegurate que tu amor es evidente. Ocupate en eso! Evidencias de un cristiano que ama (1 Juan 3:11-18) “Porque este es el mensaje que habéis oído desde el principio: Que nos amemos unos a otros. No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas. Hermanos míos, no os extrañéis si el mundo os aborrece. Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos. El que no ama a su hermano, permanece en muerte. Todo aquel que aborrece a su hermano es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él. En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad”. 1 Juan 3:11-18 INTRODUCCIÓN Al llegar a esta sección de versículos de 1 Juan, el apóstol nos habla un poco más acerca de uno de los temas que trata en esta carta, el amor. Definitivamente el apóstol Juan concebía a una persona que se llamara así misma cristiana y no practicara el amor. Ahora bien, ¿qué características posee una persona que ha aprendido a amar? En estos versículos Juan nos enseña algunas características que deben evidenciarse en la persona que ama por lo que los consideraremos en esta oportunidad. 1. EL QUE AMA A SU PRÓJIMO LO HACE PORQUE AMA A DIOS Y EN OBEDIENCIA A SU PALABRA “Porque este es el mensaje que habéis oído desde el principio: Que nos amemos unos a otros”. 1 Juan 3:11
  • 2. La primera característica que encontramos en la vida de un cristiano que ha aprendido a amar a su prójimo es que lo hace por amor a Dios y en obediencia de su palabra. Jesús dijo en cierta ocasión: “Y uno de ellos, intérprete de la ley, preguntó por tentarle, diciendo: Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo”, (Mateo 22:35-39). Jesús explicó que la ley se resumía en el cumplimiento de dos mandamientos principales, el amar a Dios y el amar al prójimo, luego, el apóstol Pablo nos enseña que el amor al prójimo se resume en cumplir sus mandamientos: “Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor”, (Romanos 13:9-10). Por lo que podemos decir que una característica del cristiano que ama a su prójimo es que obedece la palabra de Dios y en ella encontramos muchos mandamientos que nos exhortan a ser generosos, pacientes, gentiles, compasivos, humildes, fieles y a desarrollar una serie de virtudes que nos ayudan a relacionarnos con nuestro prójimo, a practicar el amor fraternal y alejarnos de aquellos pecados en contra de nuestro prójimo que pueden dañarlos. 2. EL QUE AMA A SU PRÓJIMO ES ABORRECIDO POR ESTE MUNDO “No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas. Hermanos míos, no os extrañéis si el mundo os aborrece”. 1 Juan 3:12-13 Paradójicamente, aquel que ha aprendido a amar es aborrecido por este mundo y Juan explica el por qué: No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas. ¿Cómo puede ser que un cristiano que ha aprendido a amar a su prójimo es aborrecido por este mundo? Bueno, prácticamente porque el mundo es malo y persevera en el pecado y el verdadero hijo de Dios no. Esta fue la causa por la cual Caín mato a Abel, porque las obras de su hermano eran justas y mejores que las de él, por esta razón y movido por la envidia e ira, lo mató: “Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová. Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante”, (Génesis 4:3-5). Muchas veces así pasara con las personas que viven en el pecado y no entiende por qué los cristianos no siguen su mismo camino de desenfreno, para muchos será totalmente inaceptable y los verán como persona fanáticas o anticuadas: “A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan”, (1 Pedro 4:4). Como cristianos debemos estar conscientes de esta realidad, pero eso no nos tiene que detener de seguir amando a nuestro prójimo porque al final el amor prevalecerá y trascenderá más allá de esta vida. 3. EL QUE AMA A SU PRÓJIMO HA NACIDO DE NUEVO “Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos. El que no ama a su hermano, permanece en muerte”. 1 Juan 3:14
  • 3. Otra característica de aquella persona que ama a su prójimo es que lo hace porque ha nacido de nuevo y pasado de muerte a vida eterna: Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos. El que no ama a su hermano, permanece en muerte. Una de las obras que Dios hace en nuestras vidas cuando venimos a Él en total arrepentimiento y nos convertimos es que crea en nosotros una nueva naturaleza la cual nos permite dejar atrás nuestra antigua manera de vivir y nos permite perseverar en todo aquello que es agradable a la voluntad de Dios: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”, (2 Corintios 5:17). Es gracias a esta nueva naturaleza que nos permite transformar nuestra vida y seguir la piedad y practicar el verdadero amor, y no solo eso, sino que también nos da la seguridad de nuestra salvación: “De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, más ha pasado de muerte a vida”, (Juan 5:24). Por ello, cualquiera que no ha aprendido a amar a su prójimo permanece en condenación eterna y tendría que evaluar la condición de su vida ya que seguramente necesita convertirse a Dios para que sea transformado por el amor perfecto de Dios. EL QUE AMA A SU PRÓJIMO NO ODIA A NADIE “Todo aquel que aborrece a su hermano es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él”. 1 Juan 3:15 Para Juan, todo aquel que odia a su hermano es parecido a un homicida: Todo aquel que aborrece a su hermano es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él. Muchas personas consideraran el homicidio un terrible pecado, tan grave que en cualquier país civilizado es condenado por las leyes estatales, sin embargo, el odio no se ve así, pero realmente lo es, porque el odio puede llevar al homicidio, tal y como Caín hizo. De hecho, Jesús elevó el pecado del odio al mismo nivel de gravedad que del homicidio: “Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio. Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego. Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.”, (Mateo 5:21-24). Por tanto, aquel que ama no puede guardar resentimientos ni odio en su corazón y permitir que el amor de Dios sane todas sus heridas y aprender a orar aun por sus enemigos: “Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen”, (Mateo 5:23). EL QUE AMA A SU PRÓJIMO SIGUE EL EJEMPLO DE SU MAESTRO “En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos”. 1 Juan 3:16 Por otro lado, el verdadero amor es practicado por el cristiano porque sigue el ejemplo de su Maestro: En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. Por amor Jesús murió por nosotros, para que a través de su sacrificio pudiésemos ser salvos, de igual forma, nosotros como discípulos de Él
  • 4. debemos seguir su ejemplo y enseñanzas: “Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante”, (Efesios 5:1-2). EL QUE AMA A SU PRÓJIMO NO ES INDIFERENTE A SU SUFRIMIENTO “Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad”. 1 Juan 3:17-18 Finalmente, el verdadero amor al prójimo se demuestra ayudando a aquellos que lo necesitan: Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él?. Dios espera que nuestro amor fraternal nos impulse a tener misericordia de aquellos que están en dificultades y necesitan de nuestra ayuda, lo peor que nos puede pasar es que nos volvamos cristianos insensibles: “Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma”, (Santiago 2:14-17). Para Santiago la verdadera fe no era solo de palabras, sino que también tenía que demostrarse por medio de las obras las cuales eran testimonio y evidencia de su salvación. Difícilmente podríamos decir que alguien a aprendido a amar si no le interesa el sufrimiento de los necesitados, por ello Juan también dice: Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad. Nuestro amor y fe debe demostrarse a través de los hechos y no solo de palabra.