SlideShare una empresa de Scribd logo
1


                EL FIN DEL TIEMPO DE GRACIA            PARTE - I

  Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la
 tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto. (Apoc. 8: 5)

_______________________________________________________________
2


Ya hemos mencionado en el estudio anterior, que el tiempo de gracia que
existe en la actualidad es a escala mundial, ya no corresponde con un sector
limitado o parcial de la población humana como sucedió en el pasado donde los
juicios divinos se manifestaban sobre un determinado sector geográfico
supeditado a la extensión de la población mundial del momento, sino que
ahora, es a escala mundial así como los juicios que se desatarán sobre la tierra
involucrarán a todo ser humano que viva para entonces.

Por las señales y acontecimientos que están ya ocurriendo sobre el planeta, se
nos advierte que el tiempo de gracia para este tiempo está llegando a su fin y
con ello, el término ya no de una determinada sociedad, pueblo, cultura,
imperio o nación, sino más bien, el término de las condiciones mundiales
imperantes en la actualidad de forma definitiva.

No se nos ha revelado el término exacto y preciso de este acontecimiento que
en estos momentos se lleva a cabo en el cielo, Dios no ha querido revelar la
fecha exacta del fin del tiempo de gracia, es algo que se encuentra solamente
en los planes de la divinidad y que no forma parte de las revelaciones hechas
al ser humano.

Dios no nos ha revelado el tiempo cuando terminará este mensaje o
cuando el tiempo de gracia llegará a su fin.             Aceptemos las cosas
reveladas para nosotros y para nuestros hijos, pero no procuremos
saber       lo   que   ha   sido   mantenido   secreto   en   los   concilios   del
Todopoderoso... (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 129 formato
flexible)

Por otro lado, si Dios hubiese revelado el término de este evento en cuanto a
tiempo y fecha se refieren, tanto los hombres del mundo como el militante
pueblo de Dios no llevarían una verdadera relación con el Señor, de
preparación y de autentica conversión, sería una relación algo falsa, mezclada
con interese mundanos, donde los hombres se mantendrían el mayor tiempo
posible aferrado a lo mundanal y terrenal revelando con ello el nulo interés en
las cosas del Señor y en la venida de su reino.
3


Por otro lado, sí podemos conocer que el término de ese evento está llegando
pronto a su fin, los acontecimientos actuales en todo orden de cosas así lo
revelan alrededor del planeta.       Las mismas señales nos advierten que un
acontecimiento mucho mayor y de gran solemnidad está por acontecer en el
cielo y que tendrá serias consecuencias sobre la tierra las cuales afectarán el
destino eterno de todos los que vivan para entonces.

Sin embargo, el tiempo de gracia para los seres humanos terminará de forma
abrupta e inesperadamente, al no conocerse la fecha exacta de este
acontecimiento,   sorprenderá    a   los   hombres   de   un   momento   a   otro,
especialmente para todos aquellos que han descuidado el estudio de las
Escrituras y dejado de poner atención a las señales de los tiempos las cuales
nos anuncian el término del tiempo de gracia y de otros acontecimientos
venideros.

Cuando Jesús cese de interceder por el hombre, los casos de todos estarán
decididos para siempre... Termina el tiempo de gracia; las intercesiones de
Cristo cesan en el cielo.   Este tiempo llega finalmente sobre todos en
forma repentina, y aquellos que han descuidado la purificación de sus
almas mediante la obediencia a la verdad, son encontrados dormidos.-
2T 191 (1868).

El fin del tiempo de gracia vendrá repentina e inesperadamente,
cuando menos se lo espere; pero podemos hoy tener un registro limpio en
el cielo, y saber que Dios nos acepta.-7CBA 1000 (1906).

Cuando quede concluida la obra del juicio investigador, quedará también
decidida la suerte de todos para vida o para muerte. El tiempo de gracia
terminará poco antes de que el Señor aparezca en las nubes del cielo...
(EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 130 formato flexible)
4


I - EVENTOS QUE TENDRÁN LUGAR EN EL CIELO
5


Cuando llegue a terminar el tiempo de gracia, sea en el tiempo que fuese, los
acontecimientos relacionados con esta hora se producirán en dos grandes
dimensiones, sucederán acontecimientos en el cielo y cuyas consecuencias
tendrán su repercusión también sobre la tierra.

Aquí tenemos un valioso principio para interpretar las profecías, a saber que
por cada evento que tiene lugar en el cielo y que guarde relación con el plan de
la salvación tiene este su contraparte en la tierra.       Si el evento está por
comenzar o concluir en el cielo, se producen sucesos sobre la tierra que
revelan a los hombres que un evento mayor ha tenido lugar en las cortes
celestiales, especialmente en el templo de Dios.

Sucedió en el pasado profético, cuando Cristo fue ungido e investido con el
poder del Espíritu Santo y seguidamente entronizado a su ministerio celestial
dando inicio así a su obra de mediación en el lugar santo del santuario
celestial, en la tierra descendía el Espíritu Santo en el día del pentecostés.

Tiempo después, en torno al fin de los 2300 días proféticos de Daniel los cuales
concluían en 1844 dc. Cristo pasaba del lugar santo al lugar santísimo para
iniciar el último servicio del santuario conocido como el día de la expiación, tal
evento fue precedido por una magnifica ceremonia en el cielo donde se abría el
lugar santísimo y comenzaba la última etapa del tiempo de gracia.                Este
acontecimiento también tuvo su contraparte en la tierra con un gran
movimiento profético el cual esperaba a Cristo para ese año, experiencia que
pasó de lo dulce a lo amargo al cumplirse la fecha y Cristo no vino.

Así también, la salida de Cristo del lugar santísimo no será cosa menor,
sucederán acontecimientos solemnes en el cielo que despertarán el asombro y
la reverencia de las huestes divinas al saber que el tiempo de gracia para los
habitantes de la tierra llegó a su fin.       Cuando aquello tome lugar, también
sucederán acontecimientos sobre la tierra que revelarán que ese tiempo ha
llegado a su fin pero será demasiado tarde para entonces.
6


Es verdad que no sabemos la fecha del término del tiempo de gracia, como
algo que podemos poner sobre el calendario, pero sí sabremos por los
acontecimientos que sucederán en la tierra que ese tiempo ha concluido para
todo ser humano, pero será como algo pasado que ya concluyó y eso es muy
distinto a conocer la fecha de término mirando hacia el futuro escatológico.



                 El comienzo del juicio o día de la expiación

De acuerdo con la profecía de Daniel relacionada con los 2300 días, el juicio en
el cielo o el día de la expiación comenzaría al término de este largo período
profético alcanzando su cumplimiento en la fecha del 22 de octubre de 1844
dc., en ese tiempo y fecha Cristo pasaría del lugar santo al lugar santísimo del
santuario celestial para dar comienzo a la última parte del tiempo de gracia
antes de venir a la tierra.

Este juicio sería solamente para el pueblo de Dios y no para juzgar a los
impíos, los cuales serían juzgados por los redimidos junto a Cristo durante los
mil años en el cielo, (Apoc. 20: 4) el apóstol Pedro señala: Porque es tiempo
que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por
nosotros, ¿Cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios?
(1ª Ped. 4: 17) de esta forma, el juicio a realizarse en el cielo al fin de este
período profético sería solamente para el pueblo de Dios y de ninguna manera
es para el resto del mundo dentro de este período profético.

En el tiempo señalado para el juicio -al fin de los 2.300 días, en 1844- empezó
la obra de investigación y el acto de borrar los pecados. Todos los que hayan
profesado el nombre de Cristo deben pasar por ese riguroso examen.
Tanto los vivos como los muertos deben ser juzgados "de acuerdo con las
cosas escritas en los libros, según sus obras." (CS. Cap. 29 El juicio
investigador. Pág. 540)
7


En el rito típico, sólo aquellos que se habían presentado ante Dios
arrepintiéndose y confesando sus pecados, y cuyas iniquidades eran
llevadas al santuario por medio de la sangre del holocausto, tenían
participación en el servicio del día de las expiaciones.

Así en el gran día de la expiación final y del juicio, los únicos casos que
se consideran son los de quienes hayan profesado ser hijos de Dios. El
juicio de los impíos es obra distinta y se verificará en fecha posterior. "Es
tiempo de que el juicio comience de la casa de Dios: y si primero comienza por
nosotros, ¿qué será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio?" (1 Pedro
4: 17.) (CS. Cap. 29 El juicio investigador. Pág. 534)

Este juicio, dentro del pueblo de Dios, comenzaría por el juicio a los muertos
justos, todos aquellos que hayan muerto desde Adán hasta el momento en que
termine esta etapa pasarán ante Dios para ser analizados sus casos.

A medida que los libros de memoria se van abriendo en el juicio, las
vidas de todos los que hayan creído en Jesús pasan ante Dios para ser
examinadas por él. Empezando con los que vivieron los primeros en la
tierra, nuestro Abogado presenta los casos de cada generación
sucesiva, y termina con los vivos. (CS. Cap. 29 El juicio investigador. Pág.
536, 537)

Una vez que termine el juicio a los muertos comenzará el juicio por los vivos,
no conocemos con certeza el tiempo en que terminará el juicio con los muertos
y se dé inicio al de los vivos, seguramente algún evento de gran consideración
tendrá lugar en la tierra, quizás ya concluyó y comenzó el juicio a los vivos.

Solemnes son las escenas relacionadas con la obra final de la expiación.
Incalculables son los intereses que ésta envuelve.       El juicio se lleva ahora
adelante en el santuario celestial.   Esta obra se viene realizando desde
hace muchos años.
8


Pronto -nadie sabe cuándo- les tocará ser juzgados a los vivos. En la
augusta presencia de Dios nuestras vidas deben ser pasadas en revista. En
éste más que en cualquier otro tiempo conviene que toda alma preste atención
a la amonestación del Señor: "Velad y orad: porque no sabéis cuándo será el
tiempo." "Y si no velares, vendré a ti como ladrón, y no sabrás en qué hora
vendré a ti." (S.    Marcos 13:33; Apocalipsis 3:3) (CS. Cap. 29 El juicio
investigador. Pág. 544)

Todos los casos habían sido fallados para vida o para muerte. Mientras Jesús
oficiaba en el santuario, había proseguido el juicio de los justos muertos
y luego el de los justos vivientes.         Cristo, habiendo hecho expiación
por su pueblo y habiendo borrado sus pecados, había recibido su reino.
Estaba completo el número de los súbditos del reino, y consumado el
matrimonio del Cordero.    El reino y el poderío fueron dados a Jesús y a los
herederos de la salvación y Jesús iba a reinar como Rey de reyes y Señor de
señores. (PE. Los dones espirituales. Terminación del tercer mensaje.        Pág.
280)

De esta forma, el tiempo de gracia iniciado en 1844 se puede traducir como
una obra de juicio, primero a los muertos justos y finalizaría con el juicio a los
vivos. No conocemos el tiempo y término preciso del juicio con los vivos, o
que es lo mismo decir el fin del tiempo de gracia, sin embargo, el fin de este
tiempo    estará condicionado por otra obra que en estos momentos se
desarrolla en la tierra y que es de suma importancia para el pueblo de Dios.

De esta forma el fin del tiempo de gracia es el fin del día de la expiación que
en su última fase corresponde con el juicio a los vivos, aquellos que cruzarán
por el terrible tiempo de angustia de Jacob, sin intercesor y en medio de las
más terribles calamidades serán sellados en sus frentes y esto nos lleva a
pensar que el sellamiento tiene que ver con el juicio a los vivos.
9


            Fin de la obra del sellamiento, fin de la expiación

Un acontecimiento importante y que en estos momentos está ya teniendo
lugar entre el pueblo de Dios determinará el fin del tiempo de gracia y la obra
de mediación de Cristo en el santuario. El sellamiento del pueblo de Dios es
una obra importante y es fundamental que tenga lugar antes que termine la
gracia de forma definitiva y los vientos sean soltados.

Será precisamente el sellamiento el que determinará el fin del tiempo de gracia
para la humanidad y el pueblo de Dios, cuando cada hijo de Dios que resulte
probado y hallado fiel será sellado para la eternidad y habilitado para cruzar
por el tiempo de angustia cuando no haya mediador en el santuario y se
derrame la ira de Dios sobre el mundo impenitente.

Cuando termine el mensaje del tercer ángel la misericordia divina no
intercederá más por los habitantes culpables de la tierra. El pueblo de Dios
habrá cumplido su obra; habrá recibido "la lluvia tardía," el "refrigerio de la
presencia del Señor," y estará preparado para la hora de prueba que le
espera. Los ángeles se apuran, van y vienen de acá para allá en el
cielo. Un ángel que regresa de la tierra anuncia que su obra está
terminada; el mundo ha sido sometido a la prueba final, y todos los
que han resultado fieles a los preceptos divinos han recibido "el sello
del Dios vivo." Entonces Jesús dejará de interceder en el santuario
celestial. Levantará sus manos y con gran voz dirá "Hecho es," y todas las
huestes de los ángeles depositarán sus coronas mientras él anuncia en tono
solemne: "¡El que es injusto, sea injusto aún; y el que es sucio, sea sucio aún;
y el que es justo, sea justo aún; y el que es santo, sea aún santo!"
(Apocalipsis 22: 11, V.M.) Cada caso ha sido fallado para vida o para muerte.

Cristo ha hecho propiciación por su pueblo y borrado sus pecados. El número
de sus súbditos está completo; "el reino, y el señorío y la majestad de los
reinos debajo de todo el cielo" van a ser dados a los herederos de la salvación
y Jesús va a reinar como Rey de reyes y Señor de señores. (CS. Cap. 40 El
tiempo de angustia. Pág. 671)
10


En estos momentos existe mucha actividad en el cielo, los ángeles van y viene
de un lugar a otro, todos están comprometidos en la tarea de salvar al ser
humano, para cuando lleguen las instancias finales y esté por concluir el
tiempo de gracia esta actividad se intensificará más aún.

Una de las actividades solemnes, aunque se realiza en estos momentos en la
tierra, es la de sellar al pueblo de Dios, esta obra está a punto de terminar,
pero cuando concluya el ángel a cargo de esta tarea regresará al cielo.
Cuando lo haga, se presentará ante Jesús al cual informará que su obra está
terminada dejando sellados y numerados a todos los santos.

Vi ángeles que iban y venían de uno a otro lado del cielo. Un ángel con
tintero de escribano en la cintura regresó de la tierra y comunicó a
Jesús que había cumplido su encargo, quedando sellados y numerados
los santos.

 Vi entonces que Jesús, quién había estado oficiando ante el arca de
los diez mandamientos, dejó caer el incensario, y alzando las manos
exclamó en alta voz: "Consumado es." Y toda la hueste angélica se quitó
sus coronas cuando Jesús hizo esta solemne declaración: "El que es injusto,
sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es
justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía."
(PE. Los dones espirituales. Terminación del tercer mensaje. Pág. 279, 280)

Queda, por así decirlo, solamente un momento de tiempo. Pero aunque ya se
levanta   nación     contra    nación,   y   reino   contra   reino,   no    hay   todavía
conflagración general.        Todavía los cuatro vientos son retenidos hasta
que los siervos de Dios sean sellados en sus frentes.                       Entonces las
potencias de la tierra ordenarán sus fuerzas para la última gran
batalla.-2JT 369 (1900). (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 130
formato flexible.)
11


Precisamente antes de que entráramos en él [el tiempo de angustia], todos
recibimos el sello del Dios viviente. Entonces vi que los cuatro ángeles
dejaron de retener    los cuatro vientos.    Y vi hambre, pestilencia y espada,
nación se levantó contra nación, y el mundo entero entró en confusión.-7CBA
979 (1846). (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 130 formato
flexible.)


                             Fin de la intercesión

Seguidamente y una vez que termina el sellamiento y Cristo es comunicado de
tal obra por el ángel a cargo, finaliza su mediación en el cielo, Apocalipsis nos
revela este momento solemne que tiene lugar en el santuario. Otro ángel vino
entonces y se paró frente al altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho
incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro
que estaba delante del trono. Y de la mano del ángel subió a la presencia de
Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos. Y el ángel tomó el
incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo
truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto. (Apoc. 8: 3-5)

Aquí se nos describe la solemne obra de intercesión de Cristo en el lugar
santísimo, se menciona el incensario de oro, el cual era utilizado por el sumo
sacerdote solamente en el día de la expiación, en ese momento el sumo
sacerdote tomaba carbones encendidos del altar del incienso, el cual estaba en
el lugar santo, y los ponía en el incensario y sobre el cual se dejaba caer el
incienso aromático, así, el perfume era llevado al interior del santuario al lugar
santísimo.

De acuerdo con el punto de vista que han favorecido los adventistas del
séptimo día, la cesación del ministerio del ángel junto al altar del incienso
simboliza el fin de la ministración de Cristo en favor de la humanidad, o sea el
fin del tiempo de gracia.
12


Las voces, los truenos, los relámpagos y el terremoto que suceden cuando el
ángel arroja el incensario en la tierra, describen acontecimientos que
sucederán al fin de la séptima trompeta, después de la apertura del templo
(cap. 11: 19), y en la séptima plaga, cuando sale una voz del templo y
declara: "Hecho está" (cap. 16: 17). (CBA. T7 Apocalipsis de san Juan.
Capitulo 8. 5 Lo arrojó a la tierra.)

Así, en el día de la expiación el sumo sacerdote entraba solamente en esa
oportunidad al lugar santísimo y llevaba el incensario al interior del velo. Y
Jehová dijo a Moisés: Di a Arón tu hermano, que no en todo tiempo entre
en el santuario detrás del velo, delante del propiciatorio que está
sobre el arca, para que no muera; porque yo apareceré en la nube sobre el
propiciatorio.   Con esto entrará Aarón en el santuario: con un becerro para
expiación, y con un carnero para holocausto.           Después tomará un
incensario lleno de brasas de fuego del altar de delante de Jehová, y
sus puños llenos del perfume aromático molido, y lo llevará detrás del
velo. Y pondrá el perfume sobre el fuego delante de Jehová, y la nube
del perfume cubrirá el propiciatorio que está sobre el testimonio, para
que no muera. (Lev. 16: 2-3, 12-13)

Claramente se hace referencia al día de la expiación y la obra de Jesús como
sumo sacerdote en aquel lugar, el ángel que tiene el incensario es un símbolo
o figura   de Cristo, este ángel se suma a los otros siete que reciben las
trompetas, convirtiéndose en el octavo ángel, (v. 2-3) sabemos que el número
ocho representa a Cristo y su poder, así, este octavo ángel toma el incensario
y lo deja caer a la tierra pero ya no le añade el incienso que es un símbolo de
los meritos de Cristo a favor de su pueblo.

Al arrojar el incensario a la tierra sin incienso representa claramente el
momento en que concluye el tiempo de gracia a favor del hombre, tras este
acto, se nos revela que acontecen en la tierra en ese momento, eventos de
carácter sobrenaturales. (v. 5)
13


Seguidamente     Cristo   levanta   solemnemente         sus   manos    y   exclama:
Consumado es, esta expresión Cristo la pronunció por primera vez en el
momento en que estuvo crucificado y en los instantes antes de morir. (Ju. 19:
30) se refiere a toda una obra que fue completada a la perfección según fue el
acuerdo con su padre en los días de la eternidad. Esta primera parte de su
misión, presentar el sacrificio sobre el altar quedaba así concluida.

Jesús había completado la obra que su Padre le había dado para que hiciera
(cap. 4: 34). De acuerdo con lo establecido, se había cumplido cada paso del
plan de la redención forjado antes de la fundación del mundo (ver com. Luc.
2: 49). Satanás había fracasado en sus intentos de desbaratar ese plan. La
victoria de Cristo aseguraba la salvación de los hombres (DTG 706-713). (CBA.
T5 Evangelio según san Juan. Capitulo 19. 30)

Apocalipsis revela el momento final de su ministerio celestial, hora quedaba
terminada la obra de mediación a favor de su pueblo y preparado éste para las
mansiones celestiales.    Consumado es revela el fiel cumplimiento de cada
tramo o etapa dentro del plan de la redención y como este se ha ido
cumpliendo en el tiempo y según la agenda divina.

Frente a esta exclamación todos los ángeles se postran ante Cristo y se quitan
sus coronas en señal de solemnidad al terminar la mediación para el hombre,
este acontecimiento para las huestes divinas es solemne porque marca y sella
para cada ser humano su destino eterno.

De esta forma, Cristo declara ante todo el universo: El que es injusto, sea
injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo,
practique la justicia todavía; y el que es santo santifíquese todavía. (Apoc. 22:
11)

Estas palabras se aplican especialmente al tiempo cuando se decidirá
irrevocablemente el futuro de cada persona.       Ese decreto se pronunciará al
concluir el juicio investigador (ver com. cap. 14: 7).
14


Algunos ven una aplicación más amplia de estas declaraciones cuando se
comparan con las palabras de Cristo en la parábola de la cizaña: "Dejad crecer
juntamente lo uno y lo otro hasta la siega" (Mat. 13: 30). No debe impedirse
el libre albedrío. Los seres humanos deben vivir de acuerdo con sus propias
elecciones para que manifiesten su verdadero carácter. Cada persona de cada
época manifestará en la segunda venida de Cristo a cuál escogió pertenecer.
(CBA. T7 Apocalipsis de san Juan. Capitulo 22. 11 injusto. Pág. 909)

Cada caso ha sido fallado para la eternidad, cada caso había sido analizado,
Cristo había hecho propiciación, intercedido, perdonado y purificado de sus
pecados a su pueblo, sellado y preparado para cruzar por el tiempo de
angustia que vendría sobre la tierra cuando no haya más mediador.

Vi ángeles que iban y venían de uno a otro lado del cielo. Un ángel con tintero
de escribano en la cintura regresó de la tierra y comunicó a Jesús que había
cumplido su encargo, quedando sellados y numerados los santos. Vi entonces
que   Jesús,   quién   había   estado    oficiando   ante   el   arca   de   los   diez
mandamientos, dejó caer el incensario, y alzando las manos exclamó en alta
voz: "Consumado es." Y toda la hueste angélica se quitó sus coronas cuando
Jesús hizo esta solemne declaración: "El que es injusto, sea injusto todavía; y
el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la
justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía."

Todos los casos habían sido fallados para vida o para muerte. Mientras Jesús
oficiaba en el santuario, había proseguido el juicio de los justos muertos y
luego el de los justos vivientes.       Cristo, habiendo hecho expiación por su
pueblo y habiendo borrado sus pecados, había recibido su reino.

Estaba completo el número de los súbditos del reino, y consumado el
matrimonio del Cordero.     El reino y el poderío fueron dados a Jesús y a los
herederos de la salvación y Jesús iba a reinar como Rey de reyes y Señor de
señores. (PE. Los dones espirituales. Pág. 279, 280)
15


                           Cristo sale del santuario

Será en esos momentos en que Cristo se disponga a salir del santuario, en el
servicio ritual del santuario terrenal el sumo sacerdote llevaba campanillas en
el borde de su vestidura, al moverse, estas sonaban indicando al pueblo que
este estaba vivo ante la presencia de Jehová, Cristo en su vestidura de sumo
sacerdote también lleva campanillas, cuando éste se dispone a salir del
santuario estas campanillas sonaron emitiendo el sonido de movimiento.        “Al
salir Jesús del lugar santísimo, oí el tintineo de las campanillas de su túnica”.
(PE. Los dones espirituales. Terminación del tercer mensaje. Pág. 280)

Al salir del lugar santísimo, Cristo se detiene en el compartimento exterior,
lugar santo, y allí los pecados del santuario son asignados a Satanás quien
finalmente cargara con todos los pecados que hizo cometer al pueblo de Dios.
Esto está claramente con lo prefigurado por el servicio simbólico del santuario
terrenal en el día de la expiación.

Detúvose un momento Jesús en el departamento exterior del santuario
celestial, y los pecados confesados mientras él estuvo en el lugar santísimo
fueron asignados a Satanás, originador del pecado, quien debía sufrir su
castigo. (PE. Los dones espirituales. La terminación del tercer mensaje. Pág.
280)

En el servicio ritual típico el sumo sacerdote, hecha la propiciación por Israel,
salía y bendecía a la congregación. Así también Cristo, una vez terminada su
obra de mediador, aparecerá "sin pecado. . . para la salvación" (Hebreos 9:
28, V.M.), para bendecir con el don de la vida eterna a su pueblo que le
espera.

Así como, al quitar los pecados del santuario, el sacerdote los confesaba sobre
la cabeza del macho cabrío emisario, así también Cristo colocará todos estos
pecados sobre Satanás, autor e instigador del pecado.
16


El macho cabrío emisario, que cargaba con los pecados de Israel, era enviado
"a tierra inhabitada" (Levítico 16: 22); así también Satanás, cargado con la
responsabilidad de todos los pecados que ha hecho cometer al pueblo de Dios,
será confinado durante mil años en la tierra entonces desolada y sin
habitantes, y sufrirá finalmente la entera penalidad del pecado en el fuego que
destruirá a todos los impíos. Así el gran plan de la redención alcanzará su
cumplimiento en la extirpación final del pecado y la liberación de todos los que
estuvieron dispuestos a renunciar al mal. (CS. Cap. 29 El juicio investigador.
Pág. 539, 540)

Cuando estas escenas tengan lugar en el cielo, habrá llegado el momento final
para todo ser humano que habita sobre la tierra para esa instancia.          No
seremos testigos presenciales de estos acontecimientos en el cielo, los ángeles
ministradores, los habitantes de otros mundos que nunca han caído, algunos
de los redimidos que fueron trasladados al cielo como primicias, serán los
testigos que en solemne silencio y recogimiento verán como Cristo deja el
santuario y da fin al tiempo de gracia para todo ser humano.

 Aunque ausentes de todos estos eventos, aquí en la tierra también tendrán
lugar acontecimientos que se corresponderán con el término de la obra de
Cristo en el lugar santísimo del santuario celestial.       Estos eventos nos
anunciarán que ha finalizado el tiempo de gracia y que lo que viene de allí en
más será terrible por ver y vivir.        Serán acontecimientos que para ese
entonces son más bienaventurados los muertos que mueren en el Señor, de
allí la importancia de tener el sello del Dios vivo.

Pero ¿Qué eventos acontecerán en la tierra para esa instancia?, ¿Cuáles serán
las condiciones y cuál será el escenario sobre el cual estos eventos tendrán
lugar?, ¿qué ocasionara sobre la tierra el término de la mediación de Cristo?
¿Qué sucederá con los moradores de la tierra que no recibieron el sello de
Dios?, ¿Cuál será la obra del diablo y sus ángeles en ese momento y de allí en
adelante? ¿Podemos conocer lo que acontecerá sobre la tierra? ¿Están
reveladas estas instancias finales para nosotros?
17


II - EVENTOS QUE TENDRAN LUGAR EN LA TIERRA
18


Solemnes serán los acontecimientos que se darán sobre la tierra para ese
terrible momento que ha sentenciado la suerte de cada ser humano para la
eternidad. Los acontecimientos que se desarrollan en el cielo en esa instancia
serán tan solemnes como los acontecimientos que tiene lugar sobre la tierra,
escenas nunca antes vistas, dramáticas, llenas de terror y de desesperación
entre los que se perderán para la eternidad y el comienzo de un intenso tiempo
de angustia para el pueblo de Dios.



                 CONTINUACIÓN DE LA VIDA COTIDIANA

Al terminar el tiempo de gracia en el cielo, la vida en la tierra y entre los
hombres que no han aceptado el mensaje final de Dios y para su salvación
seguirá en el curso normal de la vida, pero entendamos esto como los
acontecimientos o acciones diarias de la vida, claro está, bajo un nuevo orden
mundial que para esos momentos será una de las más espantosas realidades.

Es verdad que continuará la actividad humana pero sobre un escenario que
será completamente diferente a todo lo jamás imaginado por los seres
humanos que vivan para entonces sobre la tierra.

Los habitantes de la tierra seguirán desarrollando sus actividades de forma
“normal”, “comprar y vender”, seguirán en sus trabajos pero bajo un nuevo
código ético y moral que los unirá como humanidad y los someterá de lleno a
una sociedad completamente dominada por el poder religioso que para ese
entonces se alzará sobre la tierra y los poderes políticos y militares. (Apoc. 13:
16-17)



                              Trabajo y negocios

Mientras las circunstancias lo permitan, las actividades tanto de negocios como
laborales continuarán sobre la tierra, claro está bajo condiciones muy
diferentes, debido a que para ese tiempo la imposición de la ley dominical
sobre toda la sociedad modificará radicalmente el estilo de vida de las
personas.
19


Los justos y los impíos continuarán viviendo en la tierra en su estado mortal,
los   hombres   seguirán   plantando   y    edificando,   comiendo   y   bebiendo,
inconscientes todos ellos de que la decisión final e irrevocable ha sido
pronunciada en el santuario celestial.-CS 545 (1911).

Cuando la decisión irrevocable del santuario haya sido pronunciada y el destino
del mundo haya sido determinado para siempre, los habitantes de la tierra no
lo sabrán. Las formas de la religión seguirán en vigor entre las muchedumbres
de en medio de las cuales el Espíritu de Dios se habrá retirado finalmente; y el
celo satánico con el cual el príncipe del mal ha de inspirarlas para que cumplan
sus crueles designios, se asemejará al celo por Dios.-CS 673 (1911).

El trigo y la cizaña crecen "juntamente... hasta la siega". En el cumplimiento
de los deberes de la vida, los justos serán puestos en contacto con los impíos
hasta el mismo fin. Los hijos de la luz están esparcidos entre los hijos de las
tinieblas para que todos puedan ver el contraste.-5T 100 (1882).

Cristo declaró que cuando él venga algunos miembros de su pueblo que lo
espera estarán ocupados en transacciones comerciales.           Algunos estarán
sembrando en el campo; otros, recogiendo la cosecha, y otros, moliendo en el
molino.-Carta 66, 1894.    (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 131
formato flexible.)

Mientras que el hombre de negocios está absorto en el afán de lucro, mientras
el amigo de los placeres corre tras ellos, mientras la esclava de la moda está
ataviándose, puede llegar el momento en que el Juez de toda la tierra
pronuncie la sentencia: "Has sido pesado en la balanza y has sido hallado
falto" (Dan. 5:27, VM).-CS 545 (1911). (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de
gracia. Pág. 131 formato flexible.)

Cuando Lot amonestó a los miembros de su familia en cuanto a la destrucción
de Sodoma, no prestaron atención a sus palabras, sino que lo consideraron
como un fanático extremista.
20


La destrucción que vino los encontró desapercibidos. Así será cuando Cristo
venga: agricultores, negociantes, abogados, comerciantes, estarán absortos en
los negocios, y el día del Señor vendrá sobre ellos como un lazo.-RH Marzo 10,
1904.

Cuando    ministros,    agricultores,    comerciantes,     abogados,   personajes
importantes y hombres aparentemente piadosos exclamen "Paz y seguridad",
vendrá destrucción repentina. Lucas registra las palabras de Cristo, de que el
día de Dios viene como un lazo: la figura de un animal merodeando en el
bosque en busca su presa, y ¡ay!, repentinamente es entrampado por el lazo
oculto del cazador.-10MR 266 (1876).

Cuando los hombres están tranquilos, llenos de diversiones, absortos en
comprar y vender, entonces se aproxima el ladrón con paso furtivo. Así será
la venida del Hijo del hombre.-Carta 21, 1897. (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo
de gracia. Pág. 132 formato flexible.)

Cuando en nuestro mundo todo sea actividad febril, inmersa en la ambición
egoísta de ganancia, Jesús vendrá como ladrón.-Ms 15b, 1886. (EUD. Cap. 16
El fin del tiempo de gracia. Pág. 131 formato flexible.)



                             Placeres y farándula

Otra de las actividades que los hombres y mujeres continuarán realizando
sobre la tierra para ese entonces tiene que ver con los placeres y las
diversiones en todas sus formas, la farándula, ya sea a través de la Televisión
o algún otro medio, continuarán entreteniendo a los habitantes de la tierra con
programas y actividades que tiendan a bajarle el perfil a los serios
acontecimientos que hasta ese momento estarán desencadenándose sobre la
tierra.
21


Cuando los que profesan ser el pueblo de Dios se unan con el mundo, viviendo
como él vive y compartiendo sus placeres prohibidos; cuando el lujo del
mundo se vuelva el lujo de la iglesia; cuando las campanas repiquen a bodas,
y todos cuenten en perspectiva con muchos años de prosperidad mundana
-entonces, tan repentinamente como el relámpago             cruza el cielo, se
desvanecerán sus visiones brillantes y sus falaces esperanzas.-CS 387 (1911).
(EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 131, 132 formato flexible.)



                        Incredulidad y escepticismo

Los hombres para ese entonces actuarán y razonarán como en los días del
diluvio, los cuales buscarán consejos y explicaciones de lo que acontece en los
hombres de ciencia,    filósofos, psicólogos, psiquiatras, sociólogos, políticos,
clérigos, ministros, para calmar sus temores en cuanto a lo que acontece sobre
la tierra o a lo que puede acontecer de forma sorpresiva en adelante.

El escepticismo y aquello que se llama ciencia han menoscabado en gran
medida la fe del mundo cristiano en su Biblia. Se aceptan alegremente errores
y fábulas, para que puedan seguir el camino de la complacencia propia y no
sentirse alarmados, porque no procuran retener a Dios en su conocimiento.
Dicen: "Mañana será como hoy y habrá mucho más abundancia".             Pero en
medio de su incredulidad y placeres impíos, se oye el clamor del arcángel y la
trompeta de Dios... (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 131
formato flexible.)



           Los dirigentes religiosos están optimistas y seguros

Así también los dignatarios de la iglesia consolarán y tranquilizarán los temores
de la aterrada multitud con mensajes espurios de paz y de seguridad en
cuanto a lo que viene, creyendo que Dios es demasiado bueno y lleno de amor
como para desatar sus juicios sobre la tierra. Multitudes se acogerán bajo este
refugio espurio y falaz cuando la verdad de lo que está aconteciendo para ese
momento y lo que viene sobre la tierra está muy lejos de la que se cree.
22


Siempre ha sido la tónica bajar el perfil a los acontecimientos que se producen
sobre la tierra para evitar la histeria colectiva o el pánico masivo, sin embargo,
que lejos serán estas instancias cuando ya nada logre dar seguridad y
tranquilidad para ese momento difícil, extremo y aterrador sobre la tierra.

Cuando los razonamientos de la filosofía hayan desterrado el temor a los
juicios de Dios; cuando los maestros de la religión nos hablen de largos siglos
de paz y prosperidad, y el mundo se dedique por completo a sus negocios y
placeres, a plantar y edificar, a fiestas y diversiones, y desechando las
amonestaciones de Dios, se burle de sus mensajeros, "entonces vendrá sobre
ellos destrucción de repente,... y no escaparán".-PP 94 (1890).

Venga cuando venga, el día de Dios caerá repentinamente sobre los impíos
desprevenidos. El día menos pensado, en medio del curso rutinario de la vida,
absortos los hombres en los placeres de la vida, en los negocios, en la caza al
dinero, cuando los guías religiosos ensalcen el progreso y la ilustración del
mundo, y los moradores de la tierra se dejen arrullar por una falsa seguridad
-entonces, como ladrón que a media noche penetra en una morada sin
custodia, así caerá la inesperada destrucción sobre los desprevenidos "y no
escaparan".-CS 42 (1911) (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 132
formato flexible.)



  EL ESCENARIO DEL FIN DEL TIEMPO DE GRACIA SOBRE LA TIERRA

Todos estos acontecimientos que involucran directamente a los hombres y sus
actividades se desarrollan sobre un escenario que para ese entonces será muy
diferente a cualquier otro vivido por los habitantes de la tierra.



                            El nuevo orden mundial

El mayor escenario sobre el cual se vivirá para entonces será el de un nuevo
orden mundial que para ese momento se habrá convertido en una verdad
aterradora para todo habitante de la tierra, cuando termine el tiempo de
gracia, será la más espantosa y cruda realidad.
23


Los poderes de la tierra habrán llegado a una unidad tal, que el mundo entero
se encontrará unido en torno a una ley que haga obligatoria la observancia del
día domingo.

De esta manera, la marca de la bestia se encontrará sobre la frente y la mano
de todos aquellos que aceptaron un falso día de reposo sabiendo que el sábado
es el verdadero día del Señor, mientras que el pueblo de Dios recibe en sus
frentes el sello del Dios vivo.

Unidos los poderes religiosos y políticos creando así una nueva forma de
gobierno sobre la tierra, obligarán a los hombres a obedecer las nuevas
exigencias impuestas por fuerza de ley. La imagen de la bestia formada por la
unión de la iglesia y del estado, donde este último se convierte en un siervo
del poder de la iglesia, ejecutará las órdenes y deseos del poder religioso que
lo controla.

Todo esto transformará la sociedad de entonces, así, el fin del tiempo de gracia
terminará teniendo este escenario mundial y que para el pueblo de Dios
significará un tiempo difícil de vivir pero que significará un tiempo de angustia
previo.



                         El tiempo de angustia previo

Cuando todo esto comience a suceder, el pueblo de Dios se verá entonces
sumido en un tiempo de angustia previo, este tiempo no se refiere al gran
tiempo de angustia de Jacob cuando ya no haya mediador y comiencen a caer
las plagas, sino a un tiempo de angustia previo y corto antes que estas se
derramen sobre la tierra. Esto sucederá en torno al tiempo cuando la iglesia
comience a ser zarandeada por los acontecimientos, tanto internos como
externos y se vea cercada por las nuevas disposiciones a escala mundial.

Será el tiempo del derramamiento del Espíritu de Dios para predicar el
mensaje final, todo esto acontecerá momentos antes que termine el tiempo de
gracia.
24


                             Los mártires del fin

En este período muchos siervos de Cristo serán sacrificados y martirizados por
los poderes del mal, será el tiempo de completar el número de los mártires de
Jesús (Apoc. 6: 9-11) los cuales darán su testimonio en vida.



          Satanás deduce que ha terminado el tiempo de gracia

Por otro lado, cuando llegue el fin del tiempo de gracia, Satanás deduce que
este ha concluido, el diablo no tiene el poder y la capacidad de conocer el fin
del tiempo de gracia solamente puede deducirlo por los acontecimientos que se
están desarrollando y a la libertad que tendrá de actuar según su voluntad una
vez que los cuatro vientos sean liberados por los ángeles de Dios.

En el tiempo de angustia Satanás incita a los impíos quienes rodean al pueblo
de Dios para destruirlos. Pero él no sabe que se ha escrito "perdonado" frente
a sus nombres en los libros del cielo.-RH Noviembre 19, 1908

Así como Satanás influyó en Esaú para que marchase contra Jacob, así
también instigará a los malos para que destruyan al pueblo de Dios en el
tiempo de angustia.      Ve que los ángeles protegen a los que guardan los
mandamientos e infiere que sus pecados les han sido perdonados; pero no
sabe que la suerte de cada uno de ellos ha sido resuelta en el santuario
celestial.-CS 676 (1911). (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 132,
133 formato flexible.)



                  FIN DEL MENSAJE DEL TERCER ANGEL

Hemos mencionado que uno de los acontecimientos que será determinante en
el fin del tiempo de gracia será la obra del sellamiento, esta también ira ligada
a la predicación del mensaje del tercer ángel, ambos acontecimientos
encontrarán su fin de forma simultánea, para cuando llegue ese momento el
pueblo de Dios habrá cumplido con su obra final.
25


Se me señaló la época en que terminaría el mensaje del tercer ángel. El poder
de Dios había asistido a sus hijos, quienes después de cumplir su obra estaban
preparados para sobrellevar la hora de prueba que les aguardaba.          Habían
recibido la lluvia tardía o refrigerio de la presencia del Señor y se había
reavivado el viviente testimonio. Por todas partes había cundido la postrera
gran amonestación, agitando y enfureciendo a los moradores de la tierra que
no habían querido recibir el mensaje. (PE. Los dones espirituales. Terminación
del tercer mensaje. Pág. 279)



                   No hay más misericordia e intercesión

La paciencia de Dios ha concluido, la misericordia ha terminado y la copa de la
paciencia divina está llena, al terminar el tiempo de gracia ya no hay más
mediador e intercesor para los hombres, ahora deben de enfrentar solos su
condición caída ante la presencia del Dios del cielo.

Cuando termine el mensaje del tercer ángel la misericordia divina no
intercederá más por los habitantes culpables de la tierra. El pueblo de Dios
habrá cumplido su obra; habrá recibido "la lluvia tardía," el "refrigerio de la
presencia del Señor," y estará preparado para la hora de prueba que le espera.
(CS. Cap. 40 El tiempo de angustia. Pág. 671)



                  Se derrama la ira de Dios sobre la tierra

Al concluir la misericordia divina esta deja lugar ahora, a la ira de Dios la cual
se manifiesta en las siete últimas plagas, estas son juicios terribles que caen
sobre los hombres y la naturaleza sin mezcla alguna de piedad o misericordia,
son juicios que no están atenuados, hoy podemos ver desastres y catástrofes
por doquier pero siempre existe la posibilidad de salir de ellos, los cuales están
mezclados con piedad y misericordia divina, pero este no es el caso con
respecto a estos siete juicios divinos. Es la ira de Dios sobre los impenitentes
moradores de la tierra con toda su ira. (Apoc. 15: 5-8; 16: 1)
26


Mientras Jesús estuvo interpuesto entre Dios y el pecador, tuvo la gente un
freno; pero cuando dejó de estar entre el hombre y el Padre, desapareció el
freno y Satanás tuvo completo dominio sobre los finalmente impenitentes. Era
imposible que fuesen derramadas las plagas mientras Jesús oficiase en el
santuario; pero al terminar su obra allí y cesar su intercesión, nada detiene ya
la ira de Dios que cae furiosamente sobre la desamparada cabeza del culpable
pecador que descuidó la salvación y aborreció las reprensiones.

En aquel terrible momento, después de cesar la mediación de Jesús, a los
santos les toca vivir sin intercesor en presencia del Dios santo.    Había sido
decidido todo caso y numerada cada joya. Detúvose un momento Jesús en el
departamento exterior del santuario celestial, y los pecados confesados
mientras él estuvo en el lugar santísimo fueron asignados a Satanás,
originador del pecado, quien debía sufrir su castigo. (PE. Los dones
espirituales. Terminación del tercer mensaje. Pág. 280)



             Los impíos, aterrados buscan al pueblo de Dios

Para ese entonces, ya será demasiado tarde y los impíos buscarán presurosos
a los justos para saber cómo escapar de aquellos terribles juicios pero ya nada
más hay por hacer, se hizo todo lo posible por salvar a aquellos que, ahora que
ya están perdidos reconsideran sus caminos y aprecian la verdad de la Biblia
en toda su belleza.

Las plagas estaban cayendo sobre los moradores de la tierra.            Algunos
acusaban a Dios y le maldecían. Otros acudían presurosos al pueblo de Dios
en súplica de que les enseñase cómo escapar a los juicios divinos. Pero los
santos no tenían nada para ellos. Había sido derramada la última lágrima en
favor de los pecadores, ofrecida la última angustiosa oración, soportada la
última carga y dado el postrer aviso.
27


La dulce voz de la misericordia ya no había de invitarlos. Cuando los santos y
el cielo entero se interesaban por la salvación de los pecadores, éstos no
habían tenido interés por sí mismos. Se les ofreció escoger entre la vida y la
muerte.

Muchos deseaban la vida, pero no se esforzaron por obtenerla. No escogieron
la vida, y ya no había sangre expiatorio para purificar a los culpables ni
Salvador compasivo que abogase por ellos y exclamase: "Perdona, perdona al
pecador durante algún tiempo todavía."

Todo el cielo se había unido a Jesús al oír las terribles palabras: "Hecho está.
Consumado es." El plan de salvación estaba cumplido, pero pocos habían
querido aceptarlo.    Y al callar la dulce voz de la misericordia, el miedo y el
horror invadieron a los malvados. Con terrible claridad oyeron estas palabras:
"¡Demasiado    tarde!   ¡Demasiado    tarde!"   (PE.   Los   dones   espirituales.
Terminación del tercer mensaje. Pág. 281)



                     Los impíos buscan la palabra de Dios

Para ese entonces ya no habrá más palabra de Dios para salvación y perdón,
durante el tiempo de gracia fue menospreciada y estimada en menos, pero
ahora cuanto valor ha cobrado para la vida, la seguridad, y la salvación pero
lamentablemente ya es demasiado tarde, demasiado tarde.

Quienes habían menospreciado la Palabra de Dios corrían azorados de un lado
a otro, errantes de mar a mar y de norte a oriente en busca de la Palabra del
Señor. Dijo el ángel: "No la hallarán. Hay hambre en la tierra; no hambre de
pan ni sed de agua, sino de oír las palabras del Señor. ¡Qué no dieran por oír
una palabra de aprobación de parte de Dios!            Pero no; han de seguir
hambrientos y sedientos. Día tras día descuidaron la salvación, estimando en
más las riquezas y placeres de la tierra que los tesoros y alicientes del cielo.
Rechazaron a Jesús y menospreciaron a sus santos, Los sucios permanecerán
sucios para siempre." (PE. Los dones espirituales.       Terminación del tercer
mensaje. Pág. 281)
28


                           Tinieblas sobre la tierra
Se nos revela que al momento de terminar el tiempo de gracia y Cristo
abandone el santuario, las tiniebla cubrirán a los moradores de la tierra, serán
escenas terribles y solemnes las que acompañarán aquel momento del fin de la
misericordia para el hombre.


Cuando él abandone el santuario, las tinieblas envolverán a los
habitantes de la tierra. Durante ese tiempo terrible, los justos deben vivir
sin intercesor, a la vista del santo Dios. (CS. Cap. 40 El tiempo de angustia.
Pág. 671, 672)


Al salir Jesús del lugar santísimo, oí el tintineo de las campanillas de su túnica.
Una tenebrosa nube cubrió entonces a los habitantes de la tierra.               Ya
no había mediador entre el hombre culpable y un Dios ofendido. (PE. Los
dones espirituales. Terminación del tercer mensaje. Pág. 280)


                               Fin del sellamiento
El sellamiento se presenta en Apocalipsis como una obra que debe de
realizarse fundamentalmente antes que los cuatro vientos sean liberados sobre
la tierra, en otras palabras, antes que termine el tiempo de gracia.      Después
de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que
detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento
alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol.                  Vi
también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios
vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el
poder de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: No hagáis daño a la tierra,
ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los
siervos de nuestro Dios. (Apoc. 7: 1-3)


Cuando llega ese momento en que termina el tiempo de gracia, los
acontecimientos que ocurren en el cielo, como ya lo hemos visto, se
encuentran en estrecha relación con lo que ocurre en la tierra.
29


Al regresar el ángel que realiza esta obra, comunica a Jesús que había
cumplido su encargo, quedando sellados y numerados los santos. Por lo
tanto, desde el punto de vista de la obra que se hace en la tierra, es un
acontecimiento fundamental para la salvación y poder cruzar así el tiempo de
angustia sin mediador y en medio de las más terribles escenas de juicios y
eventos destructores, esto es debido a que el ángel que sella le ordena a los
cuatro ángeles, que tiene la misión de soltar los vientos destructivos,
(desastres y catástrofes) se detengan hasta efectuar su obra de sellamiento.


Vi que los cuatro ángeles iban a retener los vientos mientras no estuviese
hecha la obra de Jesús en el santuario, y que entonces caerían las siete
postreras plagas. (PE. El sellamiento. Pág. 36)


Entonces el ángel que me acompañaba dirigió de nuevo mi atención a la
ciudad, donde vi cuatro ángeles que volaban hacia la puerta.            Estaban
presentando la tarjeta de oro al ángel de la puerta, cuando vi a otro ángel que,
volando raudamente, venía desde la dirección de donde procedía la excelsa
gloria, y clamaba en alta voz a los demás ángeles mientras agitaba algo de
alto abajo con la mano. Le pregunté a mi guía qué significaba aquello, y me
respondió que por el momento yo no podía ver más, pero que muy pronto me
explicaría el significado de todas aquellas cosas que veía.


Vi cuatro ángeles que habían de hacer una labor en la tierra y andaban en vías
de realizarla. Jesús vestía ropas sacerdotales. Miró compasivamente al pueblo
remanente, y alzando las manos exclamó con voz de profunda compasión: "¡Mi
sangre, Padre, mi sangre, mi sangre, mi sangre!" Entonces vi que de Dios,
sentado en el gran trono blanco, salía una luz en extremo refulgente que
derramaba sus rayos en derredor de Jesús. Después vi un ángel comisionado
por Jesús para ir rápidamente a los cuatro ángeles que tenían determinada
labor que cumplir en la tierra, y agitando de arriba abajo algo que llevaba en la
mano, clamó en alta voz: "¡Retened! ¡Retened! ¡Retened! ¡Retened¡ hasta que
los siervos de Dios estéis sellados en la frente."
30


Pregunté a mi ángel acompañante qué significaba lo que oía y qué iban a
hacer los cuatro ángeles.     Me respondió que Dios era quien refrenaba las
potestades y que encargaba a sus ángeles de todo lo relativo a la tierra; que
los cuatro ángeles tenían poder de Dios para retener los cuatro vientos, y que
estaban ya a punto de soltarlos, pero mientras aflojaban las manos y cuando
los cuatro vientos iban a soplar, los misericordiosos ojos de Jesús vieron al
pueblo remanente todavía sin sellar, y alzando las manos hacia su Padre
intercedió con él, recordándole que había derramado su sangre por ellos. En
consecuencia se le mandó a otro ángel que fuera velozmente a decir a los
cuatro que retuvieran los vientos hasta que los siervos de Dios fuesen sellados
en la frente con el sello de Dios. (PE. El sellamiento.   Pág. 37, 38)


Así cuando termine esta obra del sellamiento, terminará el tiempo de gracia
concedido a los hombres y solo entonces se desatarán sobre la tierra los cuatro
vientos contenidos hasta este momento.


              LOS ÁNGELES SUELTAN LOS CUATRO VIENTOS
En estos momentos aún existe tiempo de gracia, aún Cristo esta en el
santuario celestial intercediendo ante Dios por su pueblo. Esto significa que la
obra del sellamiento se está llevando a efecto y estamos en ese tiempo
solemne, esto también significa que los cuatro vientos de destrucción están
siendo retenidos aún por los ángeles de Dios.


¿Qué sucederá cuando los cuatro vientos sean desatados sobre la tierra? ¿Qué
tipo de eventos veremos sobre la tierra, que hasta el momento, si lo hemos
vivido de manera atenuada debido a la misericordia divina, que sucederá
cuando se manifiesten sin mezcla de misericordia?
31


Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la
tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase
viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol.
Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios
vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado
el poder de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: No hagáis daño a la
tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a
los siervos de nuestro Dios. (Apoc. 7: 1-3)


En Apocalipsis se menciona que los vientos de la tierra están siendo detenidos
por cuatro ángeles, estos tiene el poder de hacer daño a la tierra, al mar y a
los árboles, es decir, se habla de acontecimientos destructivos alrededor de
toda la tierra.      Los vientos, por lo general en la profecía, representan
acontecimientos destructivos y devastadores que bien pueden ser guerras,
conflictos, desastres y catástrofes naturales en todo orden de cosas pasando
incluso por lo biológico. (Job 1: 19; Isa. 6: 6; 32: 2; Mat. 7: 24-29; Jer. 4: 5-
13)
Claramente se revela aquí, que los vientos tienen la facultad de hacer daño (v.
1, 2, 3), lo cual implica que representan a las fuerzas destructivas que en
estos momentos existen sobre la tierra, las cuales bien pueden ser entidades
espirituales de maldad que ocasionan devastación, muerte y destrucción sobre
el planeta.


Estas fuerzas destructoras, vistas a la luz del gran conflicto entre Cristo y
Satanás, representan los esfuerzos de Satanás para extender la ruina y la
destrucción por todas partes. Juan vio en la visión simbólica a cuatro ángeles,
pero en verdad se emplean muchos ángeles en la tarea de refrenar los malos
designios     del   enemigo.   Estos   ángeles   circundan   "al   mundo...   Están
reprimiendo a los ejércitos de Satanás hasta que se haya terminado el
sellamiento del pueblo de Dios... Se les da la tarea de mantener a raya el
furioso poder de aquel que ha descendido como león rugiente, buscando a
quien devore" (EGW, Material Suplementario, com. cap. 5:11).
32


Cuando se haya completado la obra del sellamiento, entonces Dios dirá a los
ángeles: "No lidiéis más con Satanás en sus esfuerzos por destruir. Dejadlo
que manifieste su malignidad sobre los hijos de la desobediencia, porque la
copa de la iniquidad de ellos está llena" (EGW, RH 17-9- 1901; cf. 6T408).


Cuando los cuatro ángeles dejen finalmente de retener y controlar los impíos
designios de Satanás, "los vientos violentos de las pasiones humanas, todos
los elementos de contención, se desencadenarán. El mundo será envuelto en
una ruina más espantosa que la que cayó antiguamente sobre Jerusalén" (CS
672). (CBA. T7 El Apocalipsis de san Juan. Cap. 7. 1 Cuatro vientos.)


Estos eventos están siendo retenidos hasta el momento por los ángeles del
cielo y se revela que el alcance de estos sucesos será a escala mundial sin
precedentes en la historia de la humanidad.      De allí, que se use el número
cuatro para referirse al alcance de estos acontecimientos, este número
simboliza en la profecía apocalíptica globalización y universalidad. (Dan. 7: 1-
3; Apoc. 7: 1-2; 10: 11; 13: 7; 14: 6; 17: 15)


En estos momentos suceden sobre la tierra acontecimientos graves en materia
de desastres y catástrofes, así como también los acontecimientos donde el
hombre participa de forma directa ocasionando desastres y catástrofes donde
la vida humana se cuenta sacrificada por cientos y a veces hasta miles.


¿Significa esto que los vientos ya se soltaron?, no, aún no se sueltan, pues el
tiempo de gracia aún no ha terminado, significa que estos acontecimientos son
solo pálidos anticipos de lo que realmente viene sobre la tierra, estos juicios
son aún atenuados con misericordia divina mientras se termina el mensaje de
salvación.
33


Lo que la profecía esta aquí revelando es que llegará un momento en que los
desastres y catástrofes sobre la tierra llegarán a tal magnitud, intensidad y
frecuencia sostenida, que ya no se hablará más en términos de números en las
escalas estándares, sino de megadesastres donde la diferencia estará en que
son sin mezcla de misericordia de parte de Dios y los cuales se extenderán a
través de toda la tierra. (Apoc. 7: 1, 3)


             Satanás queda en libertad de usar todo su poder
Al concluir el tiempo de gracia, los cuatro vientos son liberados, es decir, la
restricción que Dios imponía a Satanás y sus ángeles durante el tiempo de
gracia es ahora retirada y éste quedará en completa libertad de usar todo su
poder en ocasionar devastación, destrucción, ruina, desastres y catástrofes
donde la muerte caerá sobre hombres y animales.


Es el poder de Satanás lo que ocasiona la devastación y la destrucción sobre
la tierra a través de los elementos naturales del planeta, al conocer las leyes
que gobiernan la naturaleza para producir determinados eventos, éste los
manipula para ocasionar la catástrofe tan prontamente Dios se lo permita.


Existen variados acontecimientos en la Biblia donde Lucifer ha utilizado la
naturaleza como elemento de destrucción para traer la ruina y la muerte sobre
la tierra y sus moradores.


Satanás   obra   asimismo    por   medio     de   los   elementos   para   cosechar
muchedumbres de almas aún no preparadas. Tiene estudiados los secretos de
los laboratorios de la naturaleza y emplea todo su poder para dirigir los
elementos en cuanto Dios se lo permita. Cuando se le dejó que afligiera a Job,
¡cuán prestamente fueron destruídos rebaños, ganado, sirvientes, casas e
hijos, en una serie de desgracias, obra de un momento! Es Dios quien protege
a sus criaturas y las guarda del poder del destructor.
34


Pero el mundo cristiano ha manifestado su menosprecio de la ley de Jehová, y
el Señor hará exactamente lo que declaró que haría: alejará sus bendiciones
de la tierra y retirará su cuidado protector de sobre los que se rebelan contra
su ley y que enseñan y obligan a los demás a hacer lo mismo. Satanás ejerce
dominio sobre todos aquellos a quienes Dios no guarda en forma especial.
Favorecerá y hará prosperar a algunos para obtener sus fines, y atraerá
desgracias sobre otros, al mismo tiempo que hará creer a los hombres que es
Dios quien los aflige.


Al par que se hace pasar ante los hijos de los hombres como un gran médico
que puede curar todas sus enfermedades, Satanás producirá enfermedades y
desastres al punto que ciudades populosas sean reducidas a ruinas y
desolación. Ahora mismo está obrando. Ejerce su poder en todos los lugares y
bajo mil formas: en las desgracias y calamidades de mar y tierra, en las
grandes conflagraciones, en los tremendos huracanes y en las terribles
tempestades de granizo, en las inundaciones, en los ciclones, en las mareas
extraordinarias y en los terremotos. Destruye las mieses casi maduras y a ello
siguen la hambruna y la angustia; propaga por el aire emanaciones mefíticas y
miles de seres perecen en la pestilencia.


Estas plagas irán menudeando más y más y se harán más y más desastrosas.
La destrucción caerá sobre hombres y animales. "La tierra se pone de luto y se
marchita," "desfallece la gente encumbrada de la tierra. La tierra también es
profanada bajo sus habitantes; porque traspasaron la ley, cambiaron el
estatuto, y quebrantaron el pacto eterno." (Isaías 24: 4, 5, V.M.) (CS. Cap. 37
El conflicto inminente. Pág. 646, 647)


Un solo ángel dio muerte a todos los primogénitos de los egipcios y llenó al
país de duelo. Cuando David ofendió a Dios al tomar censo del pueblo, un
ángel causó la terrible mortandad con la cual fue castigado su pecado.
35


El mismo poder destructor ejercido por santos ángeles cuando Dios se lo
ordena, lo ejercerán los ángeles malvados cuando él lo permita. Hay fuerzas
actualmente listas que no esperan más que el permiso divino para sembrar la
desolación por todas partes. (CS. Cap. 40 El tiempo de angustia. Pág. 672)


Es el poder de Satanás lo que está obrando en el mar y en la tierra, trayendo
calamidad y angustia, y barriendo multitudes para asegurarse de su presa.-
14MR 3 (1883)


El Espíritu de Dios -insultado, rechazado, abusado- ya se está retirando de la
tierra. Tan pronto como el Espíritu de Dios se aleje, se llevará a cabo la cruel
obra de Satanás en tierra y mar- Ms 134, 1898. (EUD. Cap. 17 Las siete
últimas plagas y los impíos. Pág. 137 formato flexible.)


Tan prontamente Dios se lo permita Satanás ejercerá todo su poder
devastador sobre la tierra, al terminar el tiempo de gracia, las fuerzas del mal
se verán en completa libertad de hacer uso de su poder y ya nada ni nadie los
refrena sobre la tierra.


                               Mega catástrofes
Los eventos que se desatarán sobre la tierra en materia de fenómenos
sobrenaturales serán clasificados como de megadesastres y los números
utilizados en la actualidad para medir una determinada catástrofe, para ese
momento de la historia de la humanidad, quedarán simplemente obsoletos.


La magnitud de estos acontecimientos ocasionará el asombro, el terror y el
desfallecimiento entre los hombres, serán escenas tomadas de una película de
ciencia ficción con la diferencia que la realidad superará a todo lo que se haya
escrito alguna vez sobre la tierra.
36


                          Destrucción de ciudades
Entre estos megadesastres veremos asombrados y aterrados cómo ciudades
populosas, inmensas mega metrópolis, son arrasadas y borradas del mapa,
ciudades serán completamente destruidas a través de toda la tierra. ¿Qué
catástrofe natural ocasionará aquella destrucción total y a tan elevada escala
cuya magnitud nunca antes ha sido vista?


Terribles conmociones vendrán sobre la tierra, y los palacios señoriales
levantados a gran costo se convertirán ciertamente en montones de ruinas.-
3MR 312 (1891)


Cuando la mano restrictiva de Dios se retire, el destructor comenzará su
trabajo. Entonces ocurrirán en nuestras ciudades las mayores calamidades.-
3MR 314 (1897)


El Señor dirige advertencias a los habitantes de la tierra, como en el incendio
de Chicago y en los incendio de Melbourne, Londres y la ciudad de Nueva
York.-Ms 127 (1897)


El fin está cerca y cada ciudad va a ser trastornada de diferentes maneras.
Habrá confusión en cada ciudad. Todo lo que puede ser sacudido lo será, y no
sabe qué pasará luego. Los juicios serán de acuerdo con maldad de la, gente y
la luz de verdad que han tenido.1MR 248 (1902)


¡Ojalá que el pueblo de Dios tuviera una noción de destrucción inminente de
millares de ciudades, ahora casi [totalmente] entregadas a la idolatría!-Ev 26
(1903)


Falta poco para que las grandes ciudades sean barridas, de manera que todos
deben ser amonestados acerca de la inminencia de estas calamidades.-Ev 26
(1910) (EUD. Cap. 8 Las ciudades. Pág. 65 formato flexible.)
37


  Satanás y sus ángeles dominan por completo a los hombres impíos
La profecía nos revela que los acontecimientos que se desatarán sobre la tierra
cuando termine el tiempo de gracia serán devastadores para todo ser que viva
para entonces, será aquí cuando los cuatro ángeles suelten los cuatro vientos
sobre la tierra y ahora sí, ya habiendo concluido el sellamiento que era lo único
que lo retenía, comenzará una obra de hacer daño a la tierra, el mar y a los
árboles, es decir sobre la naturaleza en su totalidad.


Las fuerzas del mal lideradas por Satanás y sus ángeles, quedarán en completa
libertad de hacer uso de todo su poder para destruir y matar. Esto implica por
un lado que estas legiones destructivas caerán sobre todos aquellos a quienes
el sello de Dios no está sobre sus frentes.     Los hombres y mujeres que no
aceptaron el último mensaje de misericordia serán completamente dominados
y utilizados por las legiones del mal.


Cuando él abandone el santuario, las tinieblas envolverán a los habitantes de
la tierra. Durante ese tiempo terrible, los justos deben vivir sin intercesor, a la
vista del santo Dios. Nada refrena ya a los malos y Satanás domina por
completo a los impenitentes empedernidos. La paciencia de Dios ha concluido.
El mundo ha rechazado su misericordia, despreciado su amor y pisoteado su
ley; Los impíos han dejado concluir su tiempo de gracia; el Espíritu de Dios, al
que se opusieran obstinadamente, acabó por apartarse de ellos.


Desamparados ya de la gracia divina, están a merced de Satanás, el cual
sumirá entonces a los habitantes de la tierra en una gran tribulación final.
Como los ángeles de Dios dejen ya de contener los vientos violentos de las
pasiones humanas, todos los elementos de contención se desencadenarán. El
mundo entero será envuelto en una ruina más espantosa que la que cayó
antiguamente sobre Jerusalén. (CS. Cap. 40 El tiempo de angustia. Pág. 672)
38


Cuando la presencia de Dios se retiró de la nación judía, tanto los sacerdotes
como el pueblo lo ignoraron. Aunque bajo el dominio de Satanás y arrastrados
por las pasiones más horribles y malignas, creían ser todavía el pueblo
escogido de Dios. Los servicios del templo seguían su curso; se ofrecían
sacrificios en los altares profanados, y cada día se invocaba la bendición divina
sobre un pueblo culpable de la sangre del Hijo amado de Dios y que trataba de
matar a sus ministros y apóstoles.


Así   también,   cuando   la   decisión   irrevocable   del   santuario   haya   sido
pronunciada y el destino del mundo haya sido determinado para siempre, los
habitantes de la tierra no lo sabrán. Las formas de la religión seguirán en vigor
entre las muchedumbres de en medio de las cuales el Espíritu de Dios se habrá
retirado finalmente; y el celo satánico con el cual el príncipe del mal ha de
inspirarlas para que cumplan sus crueles designios, se asemejará al celo por
Dios. (CS. Cap. 40 El tiempo de angustia. Pág. 672, 673)


Si ahora mismo donde aún la misericordia de Dios se encuentra sobre la tierra
y Cristo intercede en el santuario celestial, los hombres y mujeres cometen
acciones y crímenes tan atroces y crueles contra otros seres humanos, ¿Qué
será cuando los hombres y mujeres estén completamente dominados por las
legiones del mal y el amor de Dios desaparezca completamente de sus
corazones? ¿Qué escenas veremos sobre la tierra?


Lo que hoy vemos sobre la tierra referente a este tipo de acontecimientos es
una pálida lustración de lo que vendrá cuando el Espíritu de Dios se retire
totalmente de los hombres y mujeres que lo rechazaron, son pequeñas gotas
de las pasiones y fuegos de la ira comprimida de los hombres que está a punto
de desbordarse en escenas terribles y violentas que darán lugar a repugnantes
actos que es muy difícil de alcanzar a imaginar y de describir.
39


                  La más espantosa ruina sobre la tierra
Todo esto llevará a la tierra a sumirse en la más espantosa ruina jamás vista o
imaginada por la más fecunda imaginación de mortal alguno. Son muy pocas
los hechos del pasado a los cuales podamos echar mano como material que
sirva de antecedente para ilustrar lo que viene, las instancias del pasado han
sido puntuales y a escala reducida, como por ejemplo la revolución francesa o
la destrucción de Jerusalén el año 70 dc. Pero lo que enfrentará la tierra y sus
habitantes cuando termine el tiempo de gracia y los vientos sean liberados
será a escala global y cuyas consecuencias serán devastadoras.


Los ángeles están ahora sujetando los vientos de la lucha para que no soplen
hasta que el mundo sea advertido de su cercana condenación; pero se está
preparando una tormenta, lista para estallar sobre la tierra; y cuando Dios
ordene a sus ángeles que suelten los vientos, habrá una escena tal de lucha,
que ninguna pluma podrá describirla.- Ed. 175 (1903).


La profecía del Salvador referente al juicio que iba a caer sobre Jerusalén va a
tener otro cumplimiento, y la terrible desolación del primero no fue más que
un pálido reflejo de lo que será el segundo.    En lo que acaeció a la ciudad
escogida, podemos ver anunciada la condenación de un mundo que rechazó la
misericordia de Dios y pisoteó su ley.-CS 40 (1911).


Satanás... sumirá entonces a los habitantes de la tierra en una gran tribulación
final. Como los ángeles de Dios dejen ya de contener los vientos violentos de
las pasiones humanas todos los elementos de contención se desencadenarán.
El mundo entero será envuelto en una ruina más espantosa que la que cayó
antiguamente sobre Jerusalén.-CS 672 (1911). (EUD. Cap. 17 Las siete
últimas plagas y los impíos. Pág. 135 formato flexible.)
40


Precisamente antes de que entráramos en él [el tiempo de angustia], todos
recibimos el sello del Dios viviente.     Entonces vi que los cuatro ángeles
dejaron de retener los cuatro vientos.             Y vi hambre, pestilencia y
espada, nación se levantó contra nación, y el mundo entero entró en
confusión.-7CBA 979 (1846). (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág.
130 formato flexible.)


                           Guerras y conflictos armados
El dominio y control por parte de las legiones del mal harán que los hombres
se vuelvan unos contra otros, estallarán conflictos bélicos increíbles que
ocasionaran muerte, devastación y hambre entre naciones vecinas. Hoy en día
cada conflicto armado es retenido por los ángeles en cumplimiento a las
ordenes directas de Dios, sin embargo, al terminar el tiempo de gracia y
Satanás al verse libre de sus restricciones dominará a los hombres y los llevará
a la guerra.


Cuatro ángeles poderosos retienen los poderes de esta tierra hasta que los
siervos de Dios sean sellados en sus frentes. Las naciones del mundo están
ávidas por combatir; pero son contenidas por los ángeles.         Cuando se quite
ese poder restrictivo, vendrá un tiempo de dificultades y angustia.           Se
intentarán mortíferos instrumentos bélicos.        Barcos serán sepultados en la
gran profundidad con su cargamento viviente.          Todos los que no tienen el
espíritu de la verdad se unirán bajo el liderazgo de agentes satánicos; pero
serán retenidos hasta que llegue el tiempo de la gran batalla del Armagedón.-
7CBA 978 (1900). (EUD. Cap. 17 Las siete últimas plagas y los impíos. Pág.
135 formato flexible.)


De esta forma, el fin del tiempo de gracia no será cualquier evento o uno más
dentro del plan de la salvación o como parte de la historia de la humanidad,
será   una     instancia   crucial   y   solemne   cargada   de   acontecimientos
trascendentales, desesperantes, terroríficos y por demás, angustiadores
especialmente para el pueblo de Dios.
41


Al terminar el tiempo de gracia los acontecimientos se producirán en dos
dimensiones,   la   celestial   y   la   terrenal,   ambas   estarán   contenidas   de
solemnidad, para ese momento se habrá cumplido y terminado toda
oportunidad para los moradores de la tierra.


Será el momento final y decisivo, no habrá otro segundo tiempo de gracia que
le fuere concedido a los mortales, aquél momento sellará los destinos eternos
de cada ser humano sobre la tierra.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Los dos testigos = dos olivos ¿quienes son?
Los dos testigos = dos olivos ¿quienes son?Los dos testigos = dos olivos ¿quienes son?
Los dos testigos = dos olivos ¿quienes son?
Iglesia Cristiana Casa de Júbilo y Consagración
 
Comentario de EGW - Apocalipsis 4
Comentario de EGW - Apocalipsis 4Comentario de EGW - Apocalipsis 4
Comentario de EGW - Apocalipsis 4
Ministerio Palmoni
 
El milenio:El reino de Jesucristo en la tierra
El milenio:El reino de Jesucristo en la tierraEl milenio:El reino de Jesucristo en la tierra
El milenio:El reino de Jesucristo en la tierra
Fiangonan'Andriamanitra Miray
 
Comentario de EGW - Apocalipsis 5
Comentario de EGW - Apocalipsis 5Comentario de EGW - Apocalipsis 5
Comentario de EGW - Apocalipsis 5
Ministerio Palmoni
 
Arrebatamiento Preguntas Y Respuestas Sin Alterar
Arrebatamiento   Preguntas Y Respuestas Sin AlterarArrebatamiento   Preguntas Y Respuestas Sin Alterar
Arrebatamiento Preguntas Y Respuestas Sin Alterar
Iglesia Cristiana Casa de Júbilo y Consagración
 
Profecía | Comentario de EGW - Apocalipsis 19
Profecía | Comentario de EGW - Apocalipsis 19Profecía | Comentario de EGW - Apocalipsis 19
Profecía | Comentario de EGW - Apocalipsis 19
Ministerio Palmoni
 
La lluvia tardia y el fuerte pregón
La lluvia tardia y el fuerte pregónLa lluvia tardia y el fuerte pregón
La lluvia tardia y el fuerte pregón
Luis Alfredo Morales Pérez
 
Diferencia del rapto y la segunda venida de Jesús.
Diferencia del rapto y la segunda venida de Jesús.Diferencia del rapto y la segunda venida de Jesús.
Diferencia del rapto y la segunda venida de Jesús.
Sana Doctrina
 
La apostasia de la iglesia
La apostasia de la iglesiaLa apostasia de la iglesia
La apostasia de la iglesia
jorge aguilar
 
Estudio escatologico
Estudio escatologicoEstudio escatologico
Estudio escatologico
Ryan Montgomery
 
La segunda venida de cristo
La segunda venida de cristoLa segunda venida de cristo
La segunda venida de cristo
Luis Kun
 
¿Quien Sera el Anticristo? Conozca sus Raices
¿Quien Sera el Anticristo? Conozca sus Raices¿Quien Sera el Anticristo? Conozca sus Raices
¿Quien Sera el Anticristo? Conozca sus Raices
Jose Francisco
 
La esposa y los llamados de Apocalipsis 19
La esposa y los llamados de Apocalipsis 19La esposa y los llamados de Apocalipsis 19
La esposa y los llamados de Apocalipsis 19
Iglesia Cristiana Casa de Júbilo y Consagración
 
Apocalipsis#1
Apocalipsis#1Apocalipsis#1
EL JUICIO DEL TRONO BLANCO
EL JUICIO DEL TRONO BLANCOEL JUICIO DEL TRONO BLANCO
EL JUICIO DEL TRONO BLANCO
Iglesia Cristiana Fuente de Gracia
 
El juicio del Trono blanco
El juicio del Trono blancoEl juicio del Trono blanco
El fin del tiempo de gracia EUD cap16
El fin del tiempo de gracia EUD cap16El fin del tiempo de gracia EUD cap16
El fin del tiempo de gracia EUD cap16
José Antonio Castro
 
El rapto de la iglesia
El rapto de la iglesiaEl rapto de la iglesia
El rapto de la iglesia
jhon castro
 
EL-MENSAJE-DE-LOS-TRES-ANGELES-por-Aldo-ppt.ppt
EL-MENSAJE-DE-LOS-TRES-ANGELES-por-Aldo-ppt.pptEL-MENSAJE-DE-LOS-TRES-ANGELES-por-Aldo-ppt.ppt
EL-MENSAJE-DE-LOS-TRES-ANGELES-por-Aldo-ppt.ppt
DanielAlejandroSanch16
 
Cielo nuevo y tierra nueva para la humanidad
Cielo nuevo y tierra nueva para la humanidadCielo nuevo y tierra nueva para la humanidad
Cielo nuevo y tierra nueva para la humanidad
Asambleas de Dios
 

La actualidad más candente (20)

Los dos testigos = dos olivos ¿quienes son?
Los dos testigos = dos olivos ¿quienes son?Los dos testigos = dos olivos ¿quienes son?
Los dos testigos = dos olivos ¿quienes son?
 
Comentario de EGW - Apocalipsis 4
Comentario de EGW - Apocalipsis 4Comentario de EGW - Apocalipsis 4
Comentario de EGW - Apocalipsis 4
 
El milenio:El reino de Jesucristo en la tierra
El milenio:El reino de Jesucristo en la tierraEl milenio:El reino de Jesucristo en la tierra
El milenio:El reino de Jesucristo en la tierra
 
Comentario de EGW - Apocalipsis 5
Comentario de EGW - Apocalipsis 5Comentario de EGW - Apocalipsis 5
Comentario de EGW - Apocalipsis 5
 
Arrebatamiento Preguntas Y Respuestas Sin Alterar
Arrebatamiento   Preguntas Y Respuestas Sin AlterarArrebatamiento   Preguntas Y Respuestas Sin Alterar
Arrebatamiento Preguntas Y Respuestas Sin Alterar
 
Profecía | Comentario de EGW - Apocalipsis 19
Profecía | Comentario de EGW - Apocalipsis 19Profecía | Comentario de EGW - Apocalipsis 19
Profecía | Comentario de EGW - Apocalipsis 19
 
La lluvia tardia y el fuerte pregón
La lluvia tardia y el fuerte pregónLa lluvia tardia y el fuerte pregón
La lluvia tardia y el fuerte pregón
 
Diferencia del rapto y la segunda venida de Jesús.
Diferencia del rapto y la segunda venida de Jesús.Diferencia del rapto y la segunda venida de Jesús.
Diferencia del rapto y la segunda venida de Jesús.
 
La apostasia de la iglesia
La apostasia de la iglesiaLa apostasia de la iglesia
La apostasia de la iglesia
 
Estudio escatologico
Estudio escatologicoEstudio escatologico
Estudio escatologico
 
La segunda venida de cristo
La segunda venida de cristoLa segunda venida de cristo
La segunda venida de cristo
 
¿Quien Sera el Anticristo? Conozca sus Raices
¿Quien Sera el Anticristo? Conozca sus Raices¿Quien Sera el Anticristo? Conozca sus Raices
¿Quien Sera el Anticristo? Conozca sus Raices
 
La esposa y los llamados de Apocalipsis 19
La esposa y los llamados de Apocalipsis 19La esposa y los llamados de Apocalipsis 19
La esposa y los llamados de Apocalipsis 19
 
Apocalipsis#1
Apocalipsis#1Apocalipsis#1
Apocalipsis#1
 
EL JUICIO DEL TRONO BLANCO
EL JUICIO DEL TRONO BLANCOEL JUICIO DEL TRONO BLANCO
EL JUICIO DEL TRONO BLANCO
 
El juicio del Trono blanco
El juicio del Trono blancoEl juicio del Trono blanco
El juicio del Trono blanco
 
El fin del tiempo de gracia EUD cap16
El fin del tiempo de gracia EUD cap16El fin del tiempo de gracia EUD cap16
El fin del tiempo de gracia EUD cap16
 
El rapto de la iglesia
El rapto de la iglesiaEl rapto de la iglesia
El rapto de la iglesia
 
EL-MENSAJE-DE-LOS-TRES-ANGELES-por-Aldo-ppt.ppt
EL-MENSAJE-DE-LOS-TRES-ANGELES-por-Aldo-ppt.pptEL-MENSAJE-DE-LOS-TRES-ANGELES-por-Aldo-ppt.ppt
EL-MENSAJE-DE-LOS-TRES-ANGELES-por-Aldo-ppt.ppt
 
Cielo nuevo y tierra nueva para la humanidad
Cielo nuevo y tierra nueva para la humanidadCielo nuevo y tierra nueva para la humanidad
Cielo nuevo y tierra nueva para la humanidad
 

Destacado

El Tiempo del Fin - Serie de Estudios para Grupos Pequeños
El Tiempo del Fin - Serie de Estudios para Grupos PequeñosEl Tiempo del Fin - Serie de Estudios para Grupos Pequeños
El Tiempo del Fin - Serie de Estudios para Grupos Pequeños
Igreja Adventista do Sétimo Dia
 
Los Desastres Naturales
Los Desastres Naturales Los Desastres Naturales
Los Desastres Naturales
Jane1985
 
Eventos Finales
Eventos FinalesEventos Finales
Eventos Finales
VENDRÉ OTRA VEZ
 
El tiempo de angustia de jacob
El tiempo de angustia de jacobEl tiempo de angustia de jacob
El tiempo de angustia de jacob
adlihs
 
09 eventos finales
09 eventos finales09 eventos finales
09 eventos finales
chucho1943
 
EVENTOS FINALES
EVENTOS FINALESEVENTOS FINALES
EVENTOS FINALES
Carlos Castillo
 
ENGAÑOS DEL DIABLO EN EL TIEMPO DEL FIN
ENGAÑOS DEL DIABLO EN EL TIEMPO DEL FINENGAÑOS DEL DIABLO EN EL TIEMPO DEL FIN
ENGAÑOS DEL DIABLO EN EL TIEMPO DEL FIN
Benjamín Rojas Yauri
 
El Zarandeo
El ZarandeoEl Zarandeo
El Zarandeo
Rufojaimes
 
La Crisis Final
La Crisis FinalLa Crisis Final
La Crisis Final
PROADVENT .
 
Tiempo gracia esta terminado
Tiempo gracia esta terminadoTiempo gracia esta terminado
Tiempo gracia esta terminado
Elmer DaSilva
 
Preparándonos para vencer en los días malos
Preparándonos para vencer en los días malosPreparándonos para vencer en los días malos
Preparándonos para vencer en los días malos
Silvia Minaya Henriquez
 
Porque se existe como Iglesia.
Porque se existe como Iglesia.Porque se existe como Iglesia.
Porque se existe como Iglesia.
Leonel Espinoza Pino
 
Es nuestro tiempo el tiempo del fin
Es nuestro tiempo el tiempo del finEs nuestro tiempo el tiempo del fin
Es nuestro tiempo el tiempo del fin
iasdcentenario
 
2011 conocimiento
2011   conocimiento2011   conocimiento
2011 conocimiento
iasdcentenario
 
2011 social
2011   social2011   social
2011 social
iasdcentenario
 
Proyecto Oracion Impactante
Proyecto Oracion ImpactanteProyecto Oracion Impactante
Proyecto Oracion Impactante
Elizabeth Ivonne
 
Conociendo la voluntad de dios
Conociendo la voluntad de diosConociendo la voluntad de dios
Conociendo la voluntad de dios
Cmvida Juvenil
 
El rapto secreto
El rapto secretoEl rapto secreto
El rapto secreto
Luis Alfredo Morales Pérez
 
Cristo viene pronto
Cristo viene prontoCristo viene pronto
Cristo viene pronto
ultimasemanadaniel
 

Destacado (20)

El Tiempo del Fin - Serie de Estudios para Grupos Pequeños
El Tiempo del Fin - Serie de Estudios para Grupos PequeñosEl Tiempo del Fin - Serie de Estudios para Grupos Pequeños
El Tiempo del Fin - Serie de Estudios para Grupos Pequeños
 
Los Desastres Naturales
Los Desastres Naturales Los Desastres Naturales
Los Desastres Naturales
 
Eventos Finales
Eventos FinalesEventos Finales
Eventos Finales
 
El tiempo de angustia de jacob
El tiempo de angustia de jacobEl tiempo de angustia de jacob
El tiempo de angustia de jacob
 
09 eventos finales
09 eventos finales09 eventos finales
09 eventos finales
 
EVENTOS FINALES
EVENTOS FINALESEVENTOS FINALES
EVENTOS FINALES
 
ENGAÑOS DEL DIABLO EN EL TIEMPO DEL FIN
ENGAÑOS DEL DIABLO EN EL TIEMPO DEL FINENGAÑOS DEL DIABLO EN EL TIEMPO DEL FIN
ENGAÑOS DEL DIABLO EN EL TIEMPO DEL FIN
 
El Zarandeo
El ZarandeoEl Zarandeo
El Zarandeo
 
La Crisis Final
La Crisis FinalLa Crisis Final
La Crisis Final
 
Tiempo gracia esta terminado
Tiempo gracia esta terminadoTiempo gracia esta terminado
Tiempo gracia esta terminado
 
Es tiempo de Actuar
Es tiempo de ActuarEs tiempo de Actuar
Es tiempo de Actuar
 
Preparándonos para vencer en los días malos
Preparándonos para vencer en los días malosPreparándonos para vencer en los días malos
Preparándonos para vencer en los días malos
 
Porque se existe como Iglesia.
Porque se existe como Iglesia.Porque se existe como Iglesia.
Porque se existe como Iglesia.
 
Es nuestro tiempo el tiempo del fin
Es nuestro tiempo el tiempo del finEs nuestro tiempo el tiempo del fin
Es nuestro tiempo el tiempo del fin
 
2011 conocimiento
2011   conocimiento2011   conocimiento
2011 conocimiento
 
2011 social
2011   social2011   social
2011 social
 
Proyecto Oracion Impactante
Proyecto Oracion ImpactanteProyecto Oracion Impactante
Proyecto Oracion Impactante
 
Conociendo la voluntad de dios
Conociendo la voluntad de diosConociendo la voluntad de dios
Conociendo la voluntad de dios
 
El rapto secreto
El rapto secretoEl rapto secreto
El rapto secreto
 
Cristo viene pronto
Cristo viene prontoCristo viene pronto
Cristo viene pronto
 

Similar a El fin del tiempo de gracia parte i

Profecias se estan cumpliendo
Profecias se estan cumpliendoProfecias se estan cumpliendo
Profecias se estan cumpliendo
Elmer DaSilva
 
El tiempo no seria mas
El tiempo no seria masEl tiempo no seria mas
El tiempo no seria mas
Zafnat Panea
 
Leccion 17 El juicio de los siglos
Leccion 17 El juicio de los siglosLeccion 17 El juicio de los siglos
Leccion 17 El juicio de los siglos
Juan Bautista Castro
 
Apoc ofrece paz_17
Apoc ofrece paz_17Apoc ofrece paz_17
Apoc ofrece paz_17
ebailon
 
16. El fin del tiempo de la gracia.pptx
16. El fin del tiempo de la gracia.pptx16. El fin del tiempo de la gracia.pptx
16. El fin del tiempo de la gracia.pptx
CiberSkynet1
 
Una gran crisis
Una gran crisisUna gran crisis
Una gran crisis
Elmer DaSilva
 
Taller de escatología 2016 cuernavaca
Taller de escatología 2016 cuernavacaTaller de escatología 2016 cuernavaca
Taller de escatología 2016 cuernavaca
Dave Gifford
 
Proposito señales
Proposito señalesProposito señales
Proposito señales
Elmer DaSilva
 
La Hora Del Juicio 1.pptx
La Hora Del Juicio 1.pptxLa Hora Del Juicio 1.pptx
La Hora Del Juicio 1.pptx
FranciscoJavierFuent32
 
Dios el hijo, el regreso por sus santos
Dios el hijo, el regreso por sus santosDios el hijo, el regreso por sus santos
Dios el hijo, el regreso por sus santos
evangeliocompleto
 
Fundamento bíblico del juicio particular y final
Fundamento bíblico del juicio particular y finalFundamento bíblico del juicio particular y final
Fundamento bíblico del juicio particular y final
Hector Lopez Urueta
 
Cuan Fáciles son las Fechas dadas por El divino Creador Para La Evolución ...
 Cuan Fáciles  son las Fechas  dadas por El divino Creador Para La Evolución ... Cuan Fáciles  son las Fechas  dadas por El divino Creador Para La Evolución ...
Cuan Fáciles son las Fechas dadas por El divino Creador Para La Evolución ...
anamariacienciaceleste
 
Edición Panorama Profético
Edición Panorama ProféticoEdición Panorama Profético
Edición Panorama Profético
Adrian Corradi
 
Escatología reformada
Escatología reformadaEscatología reformada
Escatología reformada
Dave Gifford
 
Escatología reformada (versión STPM)
Escatología reformada (versión STPM)Escatología reformada (versión STPM)
Escatología reformada (versión STPM)
Dave Gifford
 
La Gran Semana Tiempo - J.N Andrews
La Gran Semana Tiempo - J.N AndrewsLa Gran Semana Tiempo - J.N Andrews
La Gran Semana Tiempo - J.N Andrews
Zafnat Panea
 
La Hora de Su Juicio Ha Llegado
La Hora de Su Juicio Ha LlegadoLa Hora de Su Juicio Ha Llegado
La Hora de Su Juicio Ha Llegado
Giselle Bautista
 
Sesion 12: EVENTOS FINALES
Sesion 12: EVENTOS FINALESSesion 12: EVENTOS FINALES
Sesion 12: EVENTOS FINALES
https://gramadal.wordpress.com/
 
Pan Diario 08 De Julio De 2009
Pan Diario 08 De Julio De 2009Pan Diario 08 De Julio De 2009
Pan Diario 08 De Julio De 2009
tupandevida
 
ante el juicio
ante el juicioante el juicio
ante el juicio
JustoDeJesus
 

Similar a El fin del tiempo de gracia parte i (20)

Profecias se estan cumpliendo
Profecias se estan cumpliendoProfecias se estan cumpliendo
Profecias se estan cumpliendo
 
El tiempo no seria mas
El tiempo no seria masEl tiempo no seria mas
El tiempo no seria mas
 
Leccion 17 El juicio de los siglos
Leccion 17 El juicio de los siglosLeccion 17 El juicio de los siglos
Leccion 17 El juicio de los siglos
 
Apoc ofrece paz_17
Apoc ofrece paz_17Apoc ofrece paz_17
Apoc ofrece paz_17
 
16. El fin del tiempo de la gracia.pptx
16. El fin del tiempo de la gracia.pptx16. El fin del tiempo de la gracia.pptx
16. El fin del tiempo de la gracia.pptx
 
Una gran crisis
Una gran crisisUna gran crisis
Una gran crisis
 
Taller de escatología 2016 cuernavaca
Taller de escatología 2016 cuernavacaTaller de escatología 2016 cuernavaca
Taller de escatología 2016 cuernavaca
 
Proposito señales
Proposito señalesProposito señales
Proposito señales
 
La Hora Del Juicio 1.pptx
La Hora Del Juicio 1.pptxLa Hora Del Juicio 1.pptx
La Hora Del Juicio 1.pptx
 
Dios el hijo, el regreso por sus santos
Dios el hijo, el regreso por sus santosDios el hijo, el regreso por sus santos
Dios el hijo, el regreso por sus santos
 
Fundamento bíblico del juicio particular y final
Fundamento bíblico del juicio particular y finalFundamento bíblico del juicio particular y final
Fundamento bíblico del juicio particular y final
 
Cuan Fáciles son las Fechas dadas por El divino Creador Para La Evolución ...
 Cuan Fáciles  son las Fechas  dadas por El divino Creador Para La Evolución ... Cuan Fáciles  son las Fechas  dadas por El divino Creador Para La Evolución ...
Cuan Fáciles son las Fechas dadas por El divino Creador Para La Evolución ...
 
Edición Panorama Profético
Edición Panorama ProféticoEdición Panorama Profético
Edición Panorama Profético
 
Escatología reformada
Escatología reformadaEscatología reformada
Escatología reformada
 
Escatología reformada (versión STPM)
Escatología reformada (versión STPM)Escatología reformada (versión STPM)
Escatología reformada (versión STPM)
 
La Gran Semana Tiempo - J.N Andrews
La Gran Semana Tiempo - J.N AndrewsLa Gran Semana Tiempo - J.N Andrews
La Gran Semana Tiempo - J.N Andrews
 
La Hora de Su Juicio Ha Llegado
La Hora de Su Juicio Ha LlegadoLa Hora de Su Juicio Ha Llegado
La Hora de Su Juicio Ha Llegado
 
Sesion 12: EVENTOS FINALES
Sesion 12: EVENTOS FINALESSesion 12: EVENTOS FINALES
Sesion 12: EVENTOS FINALES
 
Pan Diario 08 De Julio De 2009
Pan Diario 08 De Julio De 2009Pan Diario 08 De Julio De 2009
Pan Diario 08 De Julio De 2009
 
ante el juicio
ante el juicioante el juicio
ante el juicio
 

Más de Elmer DaSilva

EL JESUITA DEL FIN DEL MUNDO, ¿Por qué un papa Jesuita en el siglo XXI?
EL JESUITA DEL FIN DEL MUNDO, ¿Por qué un papa Jesuita en el siglo XXI?EL JESUITA DEL FIN DEL MUNDO, ¿Por qué un papa Jesuita en el siglo XXI?
EL JESUITA DEL FIN DEL MUNDO, ¿Por qué un papa Jesuita en el siglo XXI?
Elmer DaSilva
 
Hito: Caida de Estrellas
Hito: Caida de EstrellasHito: Caida de Estrellas
Hito: Caida de Estrellas
Elmer DaSilva
 
Desánimo
DesánimoDesánimo
Desánimo
Elmer DaSilva
 
Noticia Sodoma y Gomorra
Noticia Sodoma y GomorraNoticia Sodoma y Gomorra
Noticia Sodoma y Gomorra
Elmer DaSilva
 
Tiempo de angustia
Tiempo de angustiaTiempo de angustia
Tiempo de angustia
Elmer DaSilva
 
Terror venidero
Terror venideroTerror venidero
Terror venidero
Elmer DaSilva
 
Panorama mundial
Panorama mundialPanorama mundial
Panorama mundial
Elmer DaSilva
 
No se comprenden eventos que ocurren
No se comprenden eventos que ocurrenNo se comprenden eventos que ocurren
No se comprenden eventos que ocurren
Elmer DaSilva
 
Juicios que caen sobre la tierra
Juicios que caen sobre la tierraJuicios que caen sobre la tierra
Juicios que caen sobre la tierra
Elmer DaSilva
 
Grandes cambios
Grandes cambiosGrandes cambios
Grandes cambios
Elmer DaSilva
 
Inseguridad sobre el futuro de la tierra
Inseguridad sobre el futuro de la tierraInseguridad sobre el futuro de la tierra
Inseguridad sobre el futuro de la tierra
Elmer DaSilva
 
Ex nose predica segun tiempo vivimos
Ex nose predica segun tiempo vivimosEx nose predica segun tiempo vivimos
Ex nose predica segun tiempo vivimos
Elmer DaSilva
 
El fin del tiempo de gracia parte iii
El fin del tiempo de gracia parte iiiEl fin del tiempo de gracia parte iii
El fin del tiempo de gracia parte iii
Elmer DaSilva
 
Desordenes socialesy sediciones
Desordenes socialesy sedicionesDesordenes socialesy sediciones
Desordenes socialesy sediciones
Elmer DaSilva
 

Más de Elmer DaSilva (14)

EL JESUITA DEL FIN DEL MUNDO, ¿Por qué un papa Jesuita en el siglo XXI?
EL JESUITA DEL FIN DEL MUNDO, ¿Por qué un papa Jesuita en el siglo XXI?EL JESUITA DEL FIN DEL MUNDO, ¿Por qué un papa Jesuita en el siglo XXI?
EL JESUITA DEL FIN DEL MUNDO, ¿Por qué un papa Jesuita en el siglo XXI?
 
Hito: Caida de Estrellas
Hito: Caida de EstrellasHito: Caida de Estrellas
Hito: Caida de Estrellas
 
Desánimo
DesánimoDesánimo
Desánimo
 
Noticia Sodoma y Gomorra
Noticia Sodoma y GomorraNoticia Sodoma y Gomorra
Noticia Sodoma y Gomorra
 
Tiempo de angustia
Tiempo de angustiaTiempo de angustia
Tiempo de angustia
 
Terror venidero
Terror venideroTerror venidero
Terror venidero
 
Panorama mundial
Panorama mundialPanorama mundial
Panorama mundial
 
No se comprenden eventos que ocurren
No se comprenden eventos que ocurrenNo se comprenden eventos que ocurren
No se comprenden eventos que ocurren
 
Juicios que caen sobre la tierra
Juicios que caen sobre la tierraJuicios que caen sobre la tierra
Juicios que caen sobre la tierra
 
Grandes cambios
Grandes cambiosGrandes cambios
Grandes cambios
 
Inseguridad sobre el futuro de la tierra
Inseguridad sobre el futuro de la tierraInseguridad sobre el futuro de la tierra
Inseguridad sobre el futuro de la tierra
 
Ex nose predica segun tiempo vivimos
Ex nose predica segun tiempo vivimosEx nose predica segun tiempo vivimos
Ex nose predica segun tiempo vivimos
 
El fin del tiempo de gracia parte iii
El fin del tiempo de gracia parte iiiEl fin del tiempo de gracia parte iii
El fin del tiempo de gracia parte iii
 
Desordenes socialesy sediciones
Desordenes socialesy sedicionesDesordenes socialesy sediciones
Desordenes socialesy sediciones
 

El fin del tiempo de gracia parte i

  • 1. 1 EL FIN DEL TIEMPO DE GRACIA PARTE - I Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto. (Apoc. 8: 5) _______________________________________________________________
  • 2. 2 Ya hemos mencionado en el estudio anterior, que el tiempo de gracia que existe en la actualidad es a escala mundial, ya no corresponde con un sector limitado o parcial de la población humana como sucedió en el pasado donde los juicios divinos se manifestaban sobre un determinado sector geográfico supeditado a la extensión de la población mundial del momento, sino que ahora, es a escala mundial así como los juicios que se desatarán sobre la tierra involucrarán a todo ser humano que viva para entonces. Por las señales y acontecimientos que están ya ocurriendo sobre el planeta, se nos advierte que el tiempo de gracia para este tiempo está llegando a su fin y con ello, el término ya no de una determinada sociedad, pueblo, cultura, imperio o nación, sino más bien, el término de las condiciones mundiales imperantes en la actualidad de forma definitiva. No se nos ha revelado el término exacto y preciso de este acontecimiento que en estos momentos se lleva a cabo en el cielo, Dios no ha querido revelar la fecha exacta del fin del tiempo de gracia, es algo que se encuentra solamente en los planes de la divinidad y que no forma parte de las revelaciones hechas al ser humano. Dios no nos ha revelado el tiempo cuando terminará este mensaje o cuando el tiempo de gracia llegará a su fin. Aceptemos las cosas reveladas para nosotros y para nuestros hijos, pero no procuremos saber lo que ha sido mantenido secreto en los concilios del Todopoderoso... (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 129 formato flexible) Por otro lado, si Dios hubiese revelado el término de este evento en cuanto a tiempo y fecha se refieren, tanto los hombres del mundo como el militante pueblo de Dios no llevarían una verdadera relación con el Señor, de preparación y de autentica conversión, sería una relación algo falsa, mezclada con interese mundanos, donde los hombres se mantendrían el mayor tiempo posible aferrado a lo mundanal y terrenal revelando con ello el nulo interés en las cosas del Señor y en la venida de su reino.
  • 3. 3 Por otro lado, sí podemos conocer que el término de ese evento está llegando pronto a su fin, los acontecimientos actuales en todo orden de cosas así lo revelan alrededor del planeta. Las mismas señales nos advierten que un acontecimiento mucho mayor y de gran solemnidad está por acontecer en el cielo y que tendrá serias consecuencias sobre la tierra las cuales afectarán el destino eterno de todos los que vivan para entonces. Sin embargo, el tiempo de gracia para los seres humanos terminará de forma abrupta e inesperadamente, al no conocerse la fecha exacta de este acontecimiento, sorprenderá a los hombres de un momento a otro, especialmente para todos aquellos que han descuidado el estudio de las Escrituras y dejado de poner atención a las señales de los tiempos las cuales nos anuncian el término del tiempo de gracia y de otros acontecimientos venideros. Cuando Jesús cese de interceder por el hombre, los casos de todos estarán decididos para siempre... Termina el tiempo de gracia; las intercesiones de Cristo cesan en el cielo. Este tiempo llega finalmente sobre todos en forma repentina, y aquellos que han descuidado la purificación de sus almas mediante la obediencia a la verdad, son encontrados dormidos.- 2T 191 (1868). El fin del tiempo de gracia vendrá repentina e inesperadamente, cuando menos se lo espere; pero podemos hoy tener un registro limpio en el cielo, y saber que Dios nos acepta.-7CBA 1000 (1906). Cuando quede concluida la obra del juicio investigador, quedará también decidida la suerte de todos para vida o para muerte. El tiempo de gracia terminará poco antes de que el Señor aparezca en las nubes del cielo... (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 130 formato flexible)
  • 4. 4 I - EVENTOS QUE TENDRÁN LUGAR EN EL CIELO
  • 5. 5 Cuando llegue a terminar el tiempo de gracia, sea en el tiempo que fuese, los acontecimientos relacionados con esta hora se producirán en dos grandes dimensiones, sucederán acontecimientos en el cielo y cuyas consecuencias tendrán su repercusión también sobre la tierra. Aquí tenemos un valioso principio para interpretar las profecías, a saber que por cada evento que tiene lugar en el cielo y que guarde relación con el plan de la salvación tiene este su contraparte en la tierra. Si el evento está por comenzar o concluir en el cielo, se producen sucesos sobre la tierra que revelan a los hombres que un evento mayor ha tenido lugar en las cortes celestiales, especialmente en el templo de Dios. Sucedió en el pasado profético, cuando Cristo fue ungido e investido con el poder del Espíritu Santo y seguidamente entronizado a su ministerio celestial dando inicio así a su obra de mediación en el lugar santo del santuario celestial, en la tierra descendía el Espíritu Santo en el día del pentecostés. Tiempo después, en torno al fin de los 2300 días proféticos de Daniel los cuales concluían en 1844 dc. Cristo pasaba del lugar santo al lugar santísimo para iniciar el último servicio del santuario conocido como el día de la expiación, tal evento fue precedido por una magnifica ceremonia en el cielo donde se abría el lugar santísimo y comenzaba la última etapa del tiempo de gracia. Este acontecimiento también tuvo su contraparte en la tierra con un gran movimiento profético el cual esperaba a Cristo para ese año, experiencia que pasó de lo dulce a lo amargo al cumplirse la fecha y Cristo no vino. Así también, la salida de Cristo del lugar santísimo no será cosa menor, sucederán acontecimientos solemnes en el cielo que despertarán el asombro y la reverencia de las huestes divinas al saber que el tiempo de gracia para los habitantes de la tierra llegó a su fin. Cuando aquello tome lugar, también sucederán acontecimientos sobre la tierra que revelarán que ese tiempo ha llegado a su fin pero será demasiado tarde para entonces.
  • 6. 6 Es verdad que no sabemos la fecha del término del tiempo de gracia, como algo que podemos poner sobre el calendario, pero sí sabremos por los acontecimientos que sucederán en la tierra que ese tiempo ha concluido para todo ser humano, pero será como algo pasado que ya concluyó y eso es muy distinto a conocer la fecha de término mirando hacia el futuro escatológico. El comienzo del juicio o día de la expiación De acuerdo con la profecía de Daniel relacionada con los 2300 días, el juicio en el cielo o el día de la expiación comenzaría al término de este largo período profético alcanzando su cumplimiento en la fecha del 22 de octubre de 1844 dc., en ese tiempo y fecha Cristo pasaría del lugar santo al lugar santísimo del santuario celestial para dar comienzo a la última parte del tiempo de gracia antes de venir a la tierra. Este juicio sería solamente para el pueblo de Dios y no para juzgar a los impíos, los cuales serían juzgados por los redimidos junto a Cristo durante los mil años en el cielo, (Apoc. 20: 4) el apóstol Pedro señala: Porque es tiempo que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿Cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios? (1ª Ped. 4: 17) de esta forma, el juicio a realizarse en el cielo al fin de este período profético sería solamente para el pueblo de Dios y de ninguna manera es para el resto del mundo dentro de este período profético. En el tiempo señalado para el juicio -al fin de los 2.300 días, en 1844- empezó la obra de investigación y el acto de borrar los pecados. Todos los que hayan profesado el nombre de Cristo deben pasar por ese riguroso examen. Tanto los vivos como los muertos deben ser juzgados "de acuerdo con las cosas escritas en los libros, según sus obras." (CS. Cap. 29 El juicio investigador. Pág. 540)
  • 7. 7 En el rito típico, sólo aquellos que se habían presentado ante Dios arrepintiéndose y confesando sus pecados, y cuyas iniquidades eran llevadas al santuario por medio de la sangre del holocausto, tenían participación en el servicio del día de las expiaciones. Así en el gran día de la expiación final y del juicio, los únicos casos que se consideran son los de quienes hayan profesado ser hijos de Dios. El juicio de los impíos es obra distinta y se verificará en fecha posterior. "Es tiempo de que el juicio comience de la casa de Dios: y si primero comienza por nosotros, ¿qué será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio?" (1 Pedro 4: 17.) (CS. Cap. 29 El juicio investigador. Pág. 534) Este juicio, dentro del pueblo de Dios, comenzaría por el juicio a los muertos justos, todos aquellos que hayan muerto desde Adán hasta el momento en que termine esta etapa pasarán ante Dios para ser analizados sus casos. A medida que los libros de memoria se van abriendo en el juicio, las vidas de todos los que hayan creído en Jesús pasan ante Dios para ser examinadas por él. Empezando con los que vivieron los primeros en la tierra, nuestro Abogado presenta los casos de cada generación sucesiva, y termina con los vivos. (CS. Cap. 29 El juicio investigador. Pág. 536, 537) Una vez que termine el juicio a los muertos comenzará el juicio por los vivos, no conocemos con certeza el tiempo en que terminará el juicio con los muertos y se dé inicio al de los vivos, seguramente algún evento de gran consideración tendrá lugar en la tierra, quizás ya concluyó y comenzó el juicio a los vivos. Solemnes son las escenas relacionadas con la obra final de la expiación. Incalculables son los intereses que ésta envuelve. El juicio se lleva ahora adelante en el santuario celestial. Esta obra se viene realizando desde hace muchos años.
  • 8. 8 Pronto -nadie sabe cuándo- les tocará ser juzgados a los vivos. En la augusta presencia de Dios nuestras vidas deben ser pasadas en revista. En éste más que en cualquier otro tiempo conviene que toda alma preste atención a la amonestación del Señor: "Velad y orad: porque no sabéis cuándo será el tiempo." "Y si no velares, vendré a ti como ladrón, y no sabrás en qué hora vendré a ti." (S. Marcos 13:33; Apocalipsis 3:3) (CS. Cap. 29 El juicio investigador. Pág. 544) Todos los casos habían sido fallados para vida o para muerte. Mientras Jesús oficiaba en el santuario, había proseguido el juicio de los justos muertos y luego el de los justos vivientes. Cristo, habiendo hecho expiación por su pueblo y habiendo borrado sus pecados, había recibido su reino. Estaba completo el número de los súbditos del reino, y consumado el matrimonio del Cordero. El reino y el poderío fueron dados a Jesús y a los herederos de la salvación y Jesús iba a reinar como Rey de reyes y Señor de señores. (PE. Los dones espirituales. Terminación del tercer mensaje. Pág. 280) De esta forma, el tiempo de gracia iniciado en 1844 se puede traducir como una obra de juicio, primero a los muertos justos y finalizaría con el juicio a los vivos. No conocemos el tiempo y término preciso del juicio con los vivos, o que es lo mismo decir el fin del tiempo de gracia, sin embargo, el fin de este tiempo estará condicionado por otra obra que en estos momentos se desarrolla en la tierra y que es de suma importancia para el pueblo de Dios. De esta forma el fin del tiempo de gracia es el fin del día de la expiación que en su última fase corresponde con el juicio a los vivos, aquellos que cruzarán por el terrible tiempo de angustia de Jacob, sin intercesor y en medio de las más terribles calamidades serán sellados en sus frentes y esto nos lleva a pensar que el sellamiento tiene que ver con el juicio a los vivos.
  • 9. 9 Fin de la obra del sellamiento, fin de la expiación Un acontecimiento importante y que en estos momentos está ya teniendo lugar entre el pueblo de Dios determinará el fin del tiempo de gracia y la obra de mediación de Cristo en el santuario. El sellamiento del pueblo de Dios es una obra importante y es fundamental que tenga lugar antes que termine la gracia de forma definitiva y los vientos sean soltados. Será precisamente el sellamiento el que determinará el fin del tiempo de gracia para la humanidad y el pueblo de Dios, cuando cada hijo de Dios que resulte probado y hallado fiel será sellado para la eternidad y habilitado para cruzar por el tiempo de angustia cuando no haya mediador en el santuario y se derrame la ira de Dios sobre el mundo impenitente. Cuando termine el mensaje del tercer ángel la misericordia divina no intercederá más por los habitantes culpables de la tierra. El pueblo de Dios habrá cumplido su obra; habrá recibido "la lluvia tardía," el "refrigerio de la presencia del Señor," y estará preparado para la hora de prueba que le espera. Los ángeles se apuran, van y vienen de acá para allá en el cielo. Un ángel que regresa de la tierra anuncia que su obra está terminada; el mundo ha sido sometido a la prueba final, y todos los que han resultado fieles a los preceptos divinos han recibido "el sello del Dios vivo." Entonces Jesús dejará de interceder en el santuario celestial. Levantará sus manos y con gran voz dirá "Hecho es," y todas las huestes de los ángeles depositarán sus coronas mientras él anuncia en tono solemne: "¡El que es injusto, sea injusto aún; y el que es sucio, sea sucio aún; y el que es justo, sea justo aún; y el que es santo, sea aún santo!" (Apocalipsis 22: 11, V.M.) Cada caso ha sido fallado para vida o para muerte. Cristo ha hecho propiciación por su pueblo y borrado sus pecados. El número de sus súbditos está completo; "el reino, y el señorío y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo" van a ser dados a los herederos de la salvación y Jesús va a reinar como Rey de reyes y Señor de señores. (CS. Cap. 40 El tiempo de angustia. Pág. 671)
  • 10. 10 En estos momentos existe mucha actividad en el cielo, los ángeles van y viene de un lugar a otro, todos están comprometidos en la tarea de salvar al ser humano, para cuando lleguen las instancias finales y esté por concluir el tiempo de gracia esta actividad se intensificará más aún. Una de las actividades solemnes, aunque se realiza en estos momentos en la tierra, es la de sellar al pueblo de Dios, esta obra está a punto de terminar, pero cuando concluya el ángel a cargo de esta tarea regresará al cielo. Cuando lo haga, se presentará ante Jesús al cual informará que su obra está terminada dejando sellados y numerados a todos los santos. Vi ángeles que iban y venían de uno a otro lado del cielo. Un ángel con tintero de escribano en la cintura regresó de la tierra y comunicó a Jesús que había cumplido su encargo, quedando sellados y numerados los santos. Vi entonces que Jesús, quién había estado oficiando ante el arca de los diez mandamientos, dejó caer el incensario, y alzando las manos exclamó en alta voz: "Consumado es." Y toda la hueste angélica se quitó sus coronas cuando Jesús hizo esta solemne declaración: "El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía." (PE. Los dones espirituales. Terminación del tercer mensaje. Pág. 279, 280) Queda, por así decirlo, solamente un momento de tiempo. Pero aunque ya se levanta nación contra nación, y reino contra reino, no hay todavía conflagración general. Todavía los cuatro vientos son retenidos hasta que los siervos de Dios sean sellados en sus frentes. Entonces las potencias de la tierra ordenarán sus fuerzas para la última gran batalla.-2JT 369 (1900). (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 130 formato flexible.)
  • 11. 11 Precisamente antes de que entráramos en él [el tiempo de angustia], todos recibimos el sello del Dios viviente. Entonces vi que los cuatro ángeles dejaron de retener los cuatro vientos. Y vi hambre, pestilencia y espada, nación se levantó contra nación, y el mundo entero entró en confusión.-7CBA 979 (1846). (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 130 formato flexible.) Fin de la intercesión Seguidamente y una vez que termina el sellamiento y Cristo es comunicado de tal obra por el ángel a cargo, finaliza su mediación en el cielo, Apocalipsis nos revela este momento solemne que tiene lugar en el santuario. Otro ángel vino entonces y se paró frente al altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del trono. Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos. Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto. (Apoc. 8: 3-5) Aquí se nos describe la solemne obra de intercesión de Cristo en el lugar santísimo, se menciona el incensario de oro, el cual era utilizado por el sumo sacerdote solamente en el día de la expiación, en ese momento el sumo sacerdote tomaba carbones encendidos del altar del incienso, el cual estaba en el lugar santo, y los ponía en el incensario y sobre el cual se dejaba caer el incienso aromático, así, el perfume era llevado al interior del santuario al lugar santísimo. De acuerdo con el punto de vista que han favorecido los adventistas del séptimo día, la cesación del ministerio del ángel junto al altar del incienso simboliza el fin de la ministración de Cristo en favor de la humanidad, o sea el fin del tiempo de gracia.
  • 12. 12 Las voces, los truenos, los relámpagos y el terremoto que suceden cuando el ángel arroja el incensario en la tierra, describen acontecimientos que sucederán al fin de la séptima trompeta, después de la apertura del templo (cap. 11: 19), y en la séptima plaga, cuando sale una voz del templo y declara: "Hecho está" (cap. 16: 17). (CBA. T7 Apocalipsis de san Juan. Capitulo 8. 5 Lo arrojó a la tierra.) Así, en el día de la expiación el sumo sacerdote entraba solamente en esa oportunidad al lugar santísimo y llevaba el incensario al interior del velo. Y Jehová dijo a Moisés: Di a Arón tu hermano, que no en todo tiempo entre en el santuario detrás del velo, delante del propiciatorio que está sobre el arca, para que no muera; porque yo apareceré en la nube sobre el propiciatorio. Con esto entrará Aarón en el santuario: con un becerro para expiación, y con un carnero para holocausto. Después tomará un incensario lleno de brasas de fuego del altar de delante de Jehová, y sus puños llenos del perfume aromático molido, y lo llevará detrás del velo. Y pondrá el perfume sobre el fuego delante de Jehová, y la nube del perfume cubrirá el propiciatorio que está sobre el testimonio, para que no muera. (Lev. 16: 2-3, 12-13) Claramente se hace referencia al día de la expiación y la obra de Jesús como sumo sacerdote en aquel lugar, el ángel que tiene el incensario es un símbolo o figura de Cristo, este ángel se suma a los otros siete que reciben las trompetas, convirtiéndose en el octavo ángel, (v. 2-3) sabemos que el número ocho representa a Cristo y su poder, así, este octavo ángel toma el incensario y lo deja caer a la tierra pero ya no le añade el incienso que es un símbolo de los meritos de Cristo a favor de su pueblo. Al arrojar el incensario a la tierra sin incienso representa claramente el momento en que concluye el tiempo de gracia a favor del hombre, tras este acto, se nos revela que acontecen en la tierra en ese momento, eventos de carácter sobrenaturales. (v. 5)
  • 13. 13 Seguidamente Cristo levanta solemnemente sus manos y exclama: Consumado es, esta expresión Cristo la pronunció por primera vez en el momento en que estuvo crucificado y en los instantes antes de morir. (Ju. 19: 30) se refiere a toda una obra que fue completada a la perfección según fue el acuerdo con su padre en los días de la eternidad. Esta primera parte de su misión, presentar el sacrificio sobre el altar quedaba así concluida. Jesús había completado la obra que su Padre le había dado para que hiciera (cap. 4: 34). De acuerdo con lo establecido, se había cumplido cada paso del plan de la redención forjado antes de la fundación del mundo (ver com. Luc. 2: 49). Satanás había fracasado en sus intentos de desbaratar ese plan. La victoria de Cristo aseguraba la salvación de los hombres (DTG 706-713). (CBA. T5 Evangelio según san Juan. Capitulo 19. 30) Apocalipsis revela el momento final de su ministerio celestial, hora quedaba terminada la obra de mediación a favor de su pueblo y preparado éste para las mansiones celestiales. Consumado es revela el fiel cumplimiento de cada tramo o etapa dentro del plan de la redención y como este se ha ido cumpliendo en el tiempo y según la agenda divina. Frente a esta exclamación todos los ángeles se postran ante Cristo y se quitan sus coronas en señal de solemnidad al terminar la mediación para el hombre, este acontecimiento para las huestes divinas es solemne porque marca y sella para cada ser humano su destino eterno. De esta forma, Cristo declara ante todo el universo: El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo santifíquese todavía. (Apoc. 22: 11) Estas palabras se aplican especialmente al tiempo cuando se decidirá irrevocablemente el futuro de cada persona. Ese decreto se pronunciará al concluir el juicio investigador (ver com. cap. 14: 7).
  • 14. 14 Algunos ven una aplicación más amplia de estas declaraciones cuando se comparan con las palabras de Cristo en la parábola de la cizaña: "Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega" (Mat. 13: 30). No debe impedirse el libre albedrío. Los seres humanos deben vivir de acuerdo con sus propias elecciones para que manifiesten su verdadero carácter. Cada persona de cada época manifestará en la segunda venida de Cristo a cuál escogió pertenecer. (CBA. T7 Apocalipsis de san Juan. Capitulo 22. 11 injusto. Pág. 909) Cada caso ha sido fallado para la eternidad, cada caso había sido analizado, Cristo había hecho propiciación, intercedido, perdonado y purificado de sus pecados a su pueblo, sellado y preparado para cruzar por el tiempo de angustia que vendría sobre la tierra cuando no haya más mediador. Vi ángeles que iban y venían de uno a otro lado del cielo. Un ángel con tintero de escribano en la cintura regresó de la tierra y comunicó a Jesús que había cumplido su encargo, quedando sellados y numerados los santos. Vi entonces que Jesús, quién había estado oficiando ante el arca de los diez mandamientos, dejó caer el incensario, y alzando las manos exclamó en alta voz: "Consumado es." Y toda la hueste angélica se quitó sus coronas cuando Jesús hizo esta solemne declaración: "El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía." Todos los casos habían sido fallados para vida o para muerte. Mientras Jesús oficiaba en el santuario, había proseguido el juicio de los justos muertos y luego el de los justos vivientes. Cristo, habiendo hecho expiación por su pueblo y habiendo borrado sus pecados, había recibido su reino. Estaba completo el número de los súbditos del reino, y consumado el matrimonio del Cordero. El reino y el poderío fueron dados a Jesús y a los herederos de la salvación y Jesús iba a reinar como Rey de reyes y Señor de señores. (PE. Los dones espirituales. Pág. 279, 280)
  • 15. 15 Cristo sale del santuario Será en esos momentos en que Cristo se disponga a salir del santuario, en el servicio ritual del santuario terrenal el sumo sacerdote llevaba campanillas en el borde de su vestidura, al moverse, estas sonaban indicando al pueblo que este estaba vivo ante la presencia de Jehová, Cristo en su vestidura de sumo sacerdote también lleva campanillas, cuando éste se dispone a salir del santuario estas campanillas sonaron emitiendo el sonido de movimiento. “Al salir Jesús del lugar santísimo, oí el tintineo de las campanillas de su túnica”. (PE. Los dones espirituales. Terminación del tercer mensaje. Pág. 280) Al salir del lugar santísimo, Cristo se detiene en el compartimento exterior, lugar santo, y allí los pecados del santuario son asignados a Satanás quien finalmente cargara con todos los pecados que hizo cometer al pueblo de Dios. Esto está claramente con lo prefigurado por el servicio simbólico del santuario terrenal en el día de la expiación. Detúvose un momento Jesús en el departamento exterior del santuario celestial, y los pecados confesados mientras él estuvo en el lugar santísimo fueron asignados a Satanás, originador del pecado, quien debía sufrir su castigo. (PE. Los dones espirituales. La terminación del tercer mensaje. Pág. 280) En el servicio ritual típico el sumo sacerdote, hecha la propiciación por Israel, salía y bendecía a la congregación. Así también Cristo, una vez terminada su obra de mediador, aparecerá "sin pecado. . . para la salvación" (Hebreos 9: 28, V.M.), para bendecir con el don de la vida eterna a su pueblo que le espera. Así como, al quitar los pecados del santuario, el sacerdote los confesaba sobre la cabeza del macho cabrío emisario, así también Cristo colocará todos estos pecados sobre Satanás, autor e instigador del pecado.
  • 16. 16 El macho cabrío emisario, que cargaba con los pecados de Israel, era enviado "a tierra inhabitada" (Levítico 16: 22); así también Satanás, cargado con la responsabilidad de todos los pecados que ha hecho cometer al pueblo de Dios, será confinado durante mil años en la tierra entonces desolada y sin habitantes, y sufrirá finalmente la entera penalidad del pecado en el fuego que destruirá a todos los impíos. Así el gran plan de la redención alcanzará su cumplimiento en la extirpación final del pecado y la liberación de todos los que estuvieron dispuestos a renunciar al mal. (CS. Cap. 29 El juicio investigador. Pág. 539, 540) Cuando estas escenas tengan lugar en el cielo, habrá llegado el momento final para todo ser humano que habita sobre la tierra para esa instancia. No seremos testigos presenciales de estos acontecimientos en el cielo, los ángeles ministradores, los habitantes de otros mundos que nunca han caído, algunos de los redimidos que fueron trasladados al cielo como primicias, serán los testigos que en solemne silencio y recogimiento verán como Cristo deja el santuario y da fin al tiempo de gracia para todo ser humano. Aunque ausentes de todos estos eventos, aquí en la tierra también tendrán lugar acontecimientos que se corresponderán con el término de la obra de Cristo en el lugar santísimo del santuario celestial. Estos eventos nos anunciarán que ha finalizado el tiempo de gracia y que lo que viene de allí en más será terrible por ver y vivir. Serán acontecimientos que para ese entonces son más bienaventurados los muertos que mueren en el Señor, de allí la importancia de tener el sello del Dios vivo. Pero ¿Qué eventos acontecerán en la tierra para esa instancia?, ¿Cuáles serán las condiciones y cuál será el escenario sobre el cual estos eventos tendrán lugar?, ¿qué ocasionara sobre la tierra el término de la mediación de Cristo? ¿Qué sucederá con los moradores de la tierra que no recibieron el sello de Dios?, ¿Cuál será la obra del diablo y sus ángeles en ese momento y de allí en adelante? ¿Podemos conocer lo que acontecerá sobre la tierra? ¿Están reveladas estas instancias finales para nosotros?
  • 17. 17 II - EVENTOS QUE TENDRAN LUGAR EN LA TIERRA
  • 18. 18 Solemnes serán los acontecimientos que se darán sobre la tierra para ese terrible momento que ha sentenciado la suerte de cada ser humano para la eternidad. Los acontecimientos que se desarrollan en el cielo en esa instancia serán tan solemnes como los acontecimientos que tiene lugar sobre la tierra, escenas nunca antes vistas, dramáticas, llenas de terror y de desesperación entre los que se perderán para la eternidad y el comienzo de un intenso tiempo de angustia para el pueblo de Dios. CONTINUACIÓN DE LA VIDA COTIDIANA Al terminar el tiempo de gracia en el cielo, la vida en la tierra y entre los hombres que no han aceptado el mensaje final de Dios y para su salvación seguirá en el curso normal de la vida, pero entendamos esto como los acontecimientos o acciones diarias de la vida, claro está, bajo un nuevo orden mundial que para esos momentos será una de las más espantosas realidades. Es verdad que continuará la actividad humana pero sobre un escenario que será completamente diferente a todo lo jamás imaginado por los seres humanos que vivan para entonces sobre la tierra. Los habitantes de la tierra seguirán desarrollando sus actividades de forma “normal”, “comprar y vender”, seguirán en sus trabajos pero bajo un nuevo código ético y moral que los unirá como humanidad y los someterá de lleno a una sociedad completamente dominada por el poder religioso que para ese entonces se alzará sobre la tierra y los poderes políticos y militares. (Apoc. 13: 16-17) Trabajo y negocios Mientras las circunstancias lo permitan, las actividades tanto de negocios como laborales continuarán sobre la tierra, claro está bajo condiciones muy diferentes, debido a que para ese tiempo la imposición de la ley dominical sobre toda la sociedad modificará radicalmente el estilo de vida de las personas.
  • 19. 19 Los justos y los impíos continuarán viviendo en la tierra en su estado mortal, los hombres seguirán plantando y edificando, comiendo y bebiendo, inconscientes todos ellos de que la decisión final e irrevocable ha sido pronunciada en el santuario celestial.-CS 545 (1911). Cuando la decisión irrevocable del santuario haya sido pronunciada y el destino del mundo haya sido determinado para siempre, los habitantes de la tierra no lo sabrán. Las formas de la religión seguirán en vigor entre las muchedumbres de en medio de las cuales el Espíritu de Dios se habrá retirado finalmente; y el celo satánico con el cual el príncipe del mal ha de inspirarlas para que cumplan sus crueles designios, se asemejará al celo por Dios.-CS 673 (1911). El trigo y la cizaña crecen "juntamente... hasta la siega". En el cumplimiento de los deberes de la vida, los justos serán puestos en contacto con los impíos hasta el mismo fin. Los hijos de la luz están esparcidos entre los hijos de las tinieblas para que todos puedan ver el contraste.-5T 100 (1882). Cristo declaró que cuando él venga algunos miembros de su pueblo que lo espera estarán ocupados en transacciones comerciales. Algunos estarán sembrando en el campo; otros, recogiendo la cosecha, y otros, moliendo en el molino.-Carta 66, 1894. (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 131 formato flexible.) Mientras que el hombre de negocios está absorto en el afán de lucro, mientras el amigo de los placeres corre tras ellos, mientras la esclava de la moda está ataviándose, puede llegar el momento en que el Juez de toda la tierra pronuncie la sentencia: "Has sido pesado en la balanza y has sido hallado falto" (Dan. 5:27, VM).-CS 545 (1911). (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 131 formato flexible.) Cuando Lot amonestó a los miembros de su familia en cuanto a la destrucción de Sodoma, no prestaron atención a sus palabras, sino que lo consideraron como un fanático extremista.
  • 20. 20 La destrucción que vino los encontró desapercibidos. Así será cuando Cristo venga: agricultores, negociantes, abogados, comerciantes, estarán absortos en los negocios, y el día del Señor vendrá sobre ellos como un lazo.-RH Marzo 10, 1904. Cuando ministros, agricultores, comerciantes, abogados, personajes importantes y hombres aparentemente piadosos exclamen "Paz y seguridad", vendrá destrucción repentina. Lucas registra las palabras de Cristo, de que el día de Dios viene como un lazo: la figura de un animal merodeando en el bosque en busca su presa, y ¡ay!, repentinamente es entrampado por el lazo oculto del cazador.-10MR 266 (1876). Cuando los hombres están tranquilos, llenos de diversiones, absortos en comprar y vender, entonces se aproxima el ladrón con paso furtivo. Así será la venida del Hijo del hombre.-Carta 21, 1897. (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 132 formato flexible.) Cuando en nuestro mundo todo sea actividad febril, inmersa en la ambición egoísta de ganancia, Jesús vendrá como ladrón.-Ms 15b, 1886. (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 131 formato flexible.) Placeres y farándula Otra de las actividades que los hombres y mujeres continuarán realizando sobre la tierra para ese entonces tiene que ver con los placeres y las diversiones en todas sus formas, la farándula, ya sea a través de la Televisión o algún otro medio, continuarán entreteniendo a los habitantes de la tierra con programas y actividades que tiendan a bajarle el perfil a los serios acontecimientos que hasta ese momento estarán desencadenándose sobre la tierra.
  • 21. 21 Cuando los que profesan ser el pueblo de Dios se unan con el mundo, viviendo como él vive y compartiendo sus placeres prohibidos; cuando el lujo del mundo se vuelva el lujo de la iglesia; cuando las campanas repiquen a bodas, y todos cuenten en perspectiva con muchos años de prosperidad mundana -entonces, tan repentinamente como el relámpago cruza el cielo, se desvanecerán sus visiones brillantes y sus falaces esperanzas.-CS 387 (1911). (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 131, 132 formato flexible.) Incredulidad y escepticismo Los hombres para ese entonces actuarán y razonarán como en los días del diluvio, los cuales buscarán consejos y explicaciones de lo que acontece en los hombres de ciencia, filósofos, psicólogos, psiquiatras, sociólogos, políticos, clérigos, ministros, para calmar sus temores en cuanto a lo que acontece sobre la tierra o a lo que puede acontecer de forma sorpresiva en adelante. El escepticismo y aquello que se llama ciencia han menoscabado en gran medida la fe del mundo cristiano en su Biblia. Se aceptan alegremente errores y fábulas, para que puedan seguir el camino de la complacencia propia y no sentirse alarmados, porque no procuran retener a Dios en su conocimiento. Dicen: "Mañana será como hoy y habrá mucho más abundancia". Pero en medio de su incredulidad y placeres impíos, se oye el clamor del arcángel y la trompeta de Dios... (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 131 formato flexible.) Los dirigentes religiosos están optimistas y seguros Así también los dignatarios de la iglesia consolarán y tranquilizarán los temores de la aterrada multitud con mensajes espurios de paz y de seguridad en cuanto a lo que viene, creyendo que Dios es demasiado bueno y lleno de amor como para desatar sus juicios sobre la tierra. Multitudes se acogerán bajo este refugio espurio y falaz cuando la verdad de lo que está aconteciendo para ese momento y lo que viene sobre la tierra está muy lejos de la que se cree.
  • 22. 22 Siempre ha sido la tónica bajar el perfil a los acontecimientos que se producen sobre la tierra para evitar la histeria colectiva o el pánico masivo, sin embargo, que lejos serán estas instancias cuando ya nada logre dar seguridad y tranquilidad para ese momento difícil, extremo y aterrador sobre la tierra. Cuando los razonamientos de la filosofía hayan desterrado el temor a los juicios de Dios; cuando los maestros de la religión nos hablen de largos siglos de paz y prosperidad, y el mundo se dedique por completo a sus negocios y placeres, a plantar y edificar, a fiestas y diversiones, y desechando las amonestaciones de Dios, se burle de sus mensajeros, "entonces vendrá sobre ellos destrucción de repente,... y no escaparán".-PP 94 (1890). Venga cuando venga, el día de Dios caerá repentinamente sobre los impíos desprevenidos. El día menos pensado, en medio del curso rutinario de la vida, absortos los hombres en los placeres de la vida, en los negocios, en la caza al dinero, cuando los guías religiosos ensalcen el progreso y la ilustración del mundo, y los moradores de la tierra se dejen arrullar por una falsa seguridad -entonces, como ladrón que a media noche penetra en una morada sin custodia, así caerá la inesperada destrucción sobre los desprevenidos "y no escaparan".-CS 42 (1911) (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 132 formato flexible.) EL ESCENARIO DEL FIN DEL TIEMPO DE GRACIA SOBRE LA TIERRA Todos estos acontecimientos que involucran directamente a los hombres y sus actividades se desarrollan sobre un escenario que para ese entonces será muy diferente a cualquier otro vivido por los habitantes de la tierra. El nuevo orden mundial El mayor escenario sobre el cual se vivirá para entonces será el de un nuevo orden mundial que para ese momento se habrá convertido en una verdad aterradora para todo habitante de la tierra, cuando termine el tiempo de gracia, será la más espantosa y cruda realidad.
  • 23. 23 Los poderes de la tierra habrán llegado a una unidad tal, que el mundo entero se encontrará unido en torno a una ley que haga obligatoria la observancia del día domingo. De esta manera, la marca de la bestia se encontrará sobre la frente y la mano de todos aquellos que aceptaron un falso día de reposo sabiendo que el sábado es el verdadero día del Señor, mientras que el pueblo de Dios recibe en sus frentes el sello del Dios vivo. Unidos los poderes religiosos y políticos creando así una nueva forma de gobierno sobre la tierra, obligarán a los hombres a obedecer las nuevas exigencias impuestas por fuerza de ley. La imagen de la bestia formada por la unión de la iglesia y del estado, donde este último se convierte en un siervo del poder de la iglesia, ejecutará las órdenes y deseos del poder religioso que lo controla. Todo esto transformará la sociedad de entonces, así, el fin del tiempo de gracia terminará teniendo este escenario mundial y que para el pueblo de Dios significará un tiempo difícil de vivir pero que significará un tiempo de angustia previo. El tiempo de angustia previo Cuando todo esto comience a suceder, el pueblo de Dios se verá entonces sumido en un tiempo de angustia previo, este tiempo no se refiere al gran tiempo de angustia de Jacob cuando ya no haya mediador y comiencen a caer las plagas, sino a un tiempo de angustia previo y corto antes que estas se derramen sobre la tierra. Esto sucederá en torno al tiempo cuando la iglesia comience a ser zarandeada por los acontecimientos, tanto internos como externos y se vea cercada por las nuevas disposiciones a escala mundial. Será el tiempo del derramamiento del Espíritu de Dios para predicar el mensaje final, todo esto acontecerá momentos antes que termine el tiempo de gracia.
  • 24. 24 Los mártires del fin En este período muchos siervos de Cristo serán sacrificados y martirizados por los poderes del mal, será el tiempo de completar el número de los mártires de Jesús (Apoc. 6: 9-11) los cuales darán su testimonio en vida. Satanás deduce que ha terminado el tiempo de gracia Por otro lado, cuando llegue el fin del tiempo de gracia, Satanás deduce que este ha concluido, el diablo no tiene el poder y la capacidad de conocer el fin del tiempo de gracia solamente puede deducirlo por los acontecimientos que se están desarrollando y a la libertad que tendrá de actuar según su voluntad una vez que los cuatro vientos sean liberados por los ángeles de Dios. En el tiempo de angustia Satanás incita a los impíos quienes rodean al pueblo de Dios para destruirlos. Pero él no sabe que se ha escrito "perdonado" frente a sus nombres en los libros del cielo.-RH Noviembre 19, 1908 Así como Satanás influyó en Esaú para que marchase contra Jacob, así también instigará a los malos para que destruyan al pueblo de Dios en el tiempo de angustia. Ve que los ángeles protegen a los que guardan los mandamientos e infiere que sus pecados les han sido perdonados; pero no sabe que la suerte de cada uno de ellos ha sido resuelta en el santuario celestial.-CS 676 (1911). (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 132, 133 formato flexible.) FIN DEL MENSAJE DEL TERCER ANGEL Hemos mencionado que uno de los acontecimientos que será determinante en el fin del tiempo de gracia será la obra del sellamiento, esta también ira ligada a la predicación del mensaje del tercer ángel, ambos acontecimientos encontrarán su fin de forma simultánea, para cuando llegue ese momento el pueblo de Dios habrá cumplido con su obra final.
  • 25. 25 Se me señaló la época en que terminaría el mensaje del tercer ángel. El poder de Dios había asistido a sus hijos, quienes después de cumplir su obra estaban preparados para sobrellevar la hora de prueba que les aguardaba. Habían recibido la lluvia tardía o refrigerio de la presencia del Señor y se había reavivado el viviente testimonio. Por todas partes había cundido la postrera gran amonestación, agitando y enfureciendo a los moradores de la tierra que no habían querido recibir el mensaje. (PE. Los dones espirituales. Terminación del tercer mensaje. Pág. 279) No hay más misericordia e intercesión La paciencia de Dios ha concluido, la misericordia ha terminado y la copa de la paciencia divina está llena, al terminar el tiempo de gracia ya no hay más mediador e intercesor para los hombres, ahora deben de enfrentar solos su condición caída ante la presencia del Dios del cielo. Cuando termine el mensaje del tercer ángel la misericordia divina no intercederá más por los habitantes culpables de la tierra. El pueblo de Dios habrá cumplido su obra; habrá recibido "la lluvia tardía," el "refrigerio de la presencia del Señor," y estará preparado para la hora de prueba que le espera. (CS. Cap. 40 El tiempo de angustia. Pág. 671) Se derrama la ira de Dios sobre la tierra Al concluir la misericordia divina esta deja lugar ahora, a la ira de Dios la cual se manifiesta en las siete últimas plagas, estas son juicios terribles que caen sobre los hombres y la naturaleza sin mezcla alguna de piedad o misericordia, son juicios que no están atenuados, hoy podemos ver desastres y catástrofes por doquier pero siempre existe la posibilidad de salir de ellos, los cuales están mezclados con piedad y misericordia divina, pero este no es el caso con respecto a estos siete juicios divinos. Es la ira de Dios sobre los impenitentes moradores de la tierra con toda su ira. (Apoc. 15: 5-8; 16: 1)
  • 26. 26 Mientras Jesús estuvo interpuesto entre Dios y el pecador, tuvo la gente un freno; pero cuando dejó de estar entre el hombre y el Padre, desapareció el freno y Satanás tuvo completo dominio sobre los finalmente impenitentes. Era imposible que fuesen derramadas las plagas mientras Jesús oficiase en el santuario; pero al terminar su obra allí y cesar su intercesión, nada detiene ya la ira de Dios que cae furiosamente sobre la desamparada cabeza del culpable pecador que descuidó la salvación y aborreció las reprensiones. En aquel terrible momento, después de cesar la mediación de Jesús, a los santos les toca vivir sin intercesor en presencia del Dios santo. Había sido decidido todo caso y numerada cada joya. Detúvose un momento Jesús en el departamento exterior del santuario celestial, y los pecados confesados mientras él estuvo en el lugar santísimo fueron asignados a Satanás, originador del pecado, quien debía sufrir su castigo. (PE. Los dones espirituales. Terminación del tercer mensaje. Pág. 280) Los impíos, aterrados buscan al pueblo de Dios Para ese entonces, ya será demasiado tarde y los impíos buscarán presurosos a los justos para saber cómo escapar de aquellos terribles juicios pero ya nada más hay por hacer, se hizo todo lo posible por salvar a aquellos que, ahora que ya están perdidos reconsideran sus caminos y aprecian la verdad de la Biblia en toda su belleza. Las plagas estaban cayendo sobre los moradores de la tierra. Algunos acusaban a Dios y le maldecían. Otros acudían presurosos al pueblo de Dios en súplica de que les enseñase cómo escapar a los juicios divinos. Pero los santos no tenían nada para ellos. Había sido derramada la última lágrima en favor de los pecadores, ofrecida la última angustiosa oración, soportada la última carga y dado el postrer aviso.
  • 27. 27 La dulce voz de la misericordia ya no había de invitarlos. Cuando los santos y el cielo entero se interesaban por la salvación de los pecadores, éstos no habían tenido interés por sí mismos. Se les ofreció escoger entre la vida y la muerte. Muchos deseaban la vida, pero no se esforzaron por obtenerla. No escogieron la vida, y ya no había sangre expiatorio para purificar a los culpables ni Salvador compasivo que abogase por ellos y exclamase: "Perdona, perdona al pecador durante algún tiempo todavía." Todo el cielo se había unido a Jesús al oír las terribles palabras: "Hecho está. Consumado es." El plan de salvación estaba cumplido, pero pocos habían querido aceptarlo. Y al callar la dulce voz de la misericordia, el miedo y el horror invadieron a los malvados. Con terrible claridad oyeron estas palabras: "¡Demasiado tarde! ¡Demasiado tarde!" (PE. Los dones espirituales. Terminación del tercer mensaje. Pág. 281) Los impíos buscan la palabra de Dios Para ese entonces ya no habrá más palabra de Dios para salvación y perdón, durante el tiempo de gracia fue menospreciada y estimada en menos, pero ahora cuanto valor ha cobrado para la vida, la seguridad, y la salvación pero lamentablemente ya es demasiado tarde, demasiado tarde. Quienes habían menospreciado la Palabra de Dios corrían azorados de un lado a otro, errantes de mar a mar y de norte a oriente en busca de la Palabra del Señor. Dijo el ángel: "No la hallarán. Hay hambre en la tierra; no hambre de pan ni sed de agua, sino de oír las palabras del Señor. ¡Qué no dieran por oír una palabra de aprobación de parte de Dios! Pero no; han de seguir hambrientos y sedientos. Día tras día descuidaron la salvación, estimando en más las riquezas y placeres de la tierra que los tesoros y alicientes del cielo. Rechazaron a Jesús y menospreciaron a sus santos, Los sucios permanecerán sucios para siempre." (PE. Los dones espirituales. Terminación del tercer mensaje. Pág. 281)
  • 28. 28 Tinieblas sobre la tierra Se nos revela que al momento de terminar el tiempo de gracia y Cristo abandone el santuario, las tiniebla cubrirán a los moradores de la tierra, serán escenas terribles y solemnes las que acompañarán aquel momento del fin de la misericordia para el hombre. Cuando él abandone el santuario, las tinieblas envolverán a los habitantes de la tierra. Durante ese tiempo terrible, los justos deben vivir sin intercesor, a la vista del santo Dios. (CS. Cap. 40 El tiempo de angustia. Pág. 671, 672) Al salir Jesús del lugar santísimo, oí el tintineo de las campanillas de su túnica. Una tenebrosa nube cubrió entonces a los habitantes de la tierra. Ya no había mediador entre el hombre culpable y un Dios ofendido. (PE. Los dones espirituales. Terminación del tercer mensaje. Pág. 280) Fin del sellamiento El sellamiento se presenta en Apocalipsis como una obra que debe de realizarse fundamentalmente antes que los cuatro vientos sean liberados sobre la tierra, en otras palabras, antes que termine el tiempo de gracia. Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol. Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios. (Apoc. 7: 1-3) Cuando llega ese momento en que termina el tiempo de gracia, los acontecimientos que ocurren en el cielo, como ya lo hemos visto, se encuentran en estrecha relación con lo que ocurre en la tierra.
  • 29. 29 Al regresar el ángel que realiza esta obra, comunica a Jesús que había cumplido su encargo, quedando sellados y numerados los santos. Por lo tanto, desde el punto de vista de la obra que se hace en la tierra, es un acontecimiento fundamental para la salvación y poder cruzar así el tiempo de angustia sin mediador y en medio de las más terribles escenas de juicios y eventos destructores, esto es debido a que el ángel que sella le ordena a los cuatro ángeles, que tiene la misión de soltar los vientos destructivos, (desastres y catástrofes) se detengan hasta efectuar su obra de sellamiento. Vi que los cuatro ángeles iban a retener los vientos mientras no estuviese hecha la obra de Jesús en el santuario, y que entonces caerían las siete postreras plagas. (PE. El sellamiento. Pág. 36) Entonces el ángel que me acompañaba dirigió de nuevo mi atención a la ciudad, donde vi cuatro ángeles que volaban hacia la puerta. Estaban presentando la tarjeta de oro al ángel de la puerta, cuando vi a otro ángel que, volando raudamente, venía desde la dirección de donde procedía la excelsa gloria, y clamaba en alta voz a los demás ángeles mientras agitaba algo de alto abajo con la mano. Le pregunté a mi guía qué significaba aquello, y me respondió que por el momento yo no podía ver más, pero que muy pronto me explicaría el significado de todas aquellas cosas que veía. Vi cuatro ángeles que habían de hacer una labor en la tierra y andaban en vías de realizarla. Jesús vestía ropas sacerdotales. Miró compasivamente al pueblo remanente, y alzando las manos exclamó con voz de profunda compasión: "¡Mi sangre, Padre, mi sangre, mi sangre, mi sangre!" Entonces vi que de Dios, sentado en el gran trono blanco, salía una luz en extremo refulgente que derramaba sus rayos en derredor de Jesús. Después vi un ángel comisionado por Jesús para ir rápidamente a los cuatro ángeles que tenían determinada labor que cumplir en la tierra, y agitando de arriba abajo algo que llevaba en la mano, clamó en alta voz: "¡Retened! ¡Retened! ¡Retened! ¡Retened¡ hasta que los siervos de Dios estéis sellados en la frente."
  • 30. 30 Pregunté a mi ángel acompañante qué significaba lo que oía y qué iban a hacer los cuatro ángeles. Me respondió que Dios era quien refrenaba las potestades y que encargaba a sus ángeles de todo lo relativo a la tierra; que los cuatro ángeles tenían poder de Dios para retener los cuatro vientos, y que estaban ya a punto de soltarlos, pero mientras aflojaban las manos y cuando los cuatro vientos iban a soplar, los misericordiosos ojos de Jesús vieron al pueblo remanente todavía sin sellar, y alzando las manos hacia su Padre intercedió con él, recordándole que había derramado su sangre por ellos. En consecuencia se le mandó a otro ángel que fuera velozmente a decir a los cuatro que retuvieran los vientos hasta que los siervos de Dios fuesen sellados en la frente con el sello de Dios. (PE. El sellamiento. Pág. 37, 38) Así cuando termine esta obra del sellamiento, terminará el tiempo de gracia concedido a los hombres y solo entonces se desatarán sobre la tierra los cuatro vientos contenidos hasta este momento. LOS ÁNGELES SUELTAN LOS CUATRO VIENTOS En estos momentos aún existe tiempo de gracia, aún Cristo esta en el santuario celestial intercediendo ante Dios por su pueblo. Esto significa que la obra del sellamiento se está llevando a efecto y estamos en ese tiempo solemne, esto también significa que los cuatro vientos de destrucción están siendo retenidos aún por los ángeles de Dios. ¿Qué sucederá cuando los cuatro vientos sean desatados sobre la tierra? ¿Qué tipo de eventos veremos sobre la tierra, que hasta el momento, si lo hemos vivido de manera atenuada debido a la misericordia divina, que sucederá cuando se manifiesten sin mezcla de misericordia?
  • 31. 31 Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol. Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios. (Apoc. 7: 1-3) En Apocalipsis se menciona que los vientos de la tierra están siendo detenidos por cuatro ángeles, estos tiene el poder de hacer daño a la tierra, al mar y a los árboles, es decir, se habla de acontecimientos destructivos alrededor de toda la tierra. Los vientos, por lo general en la profecía, representan acontecimientos destructivos y devastadores que bien pueden ser guerras, conflictos, desastres y catástrofes naturales en todo orden de cosas pasando incluso por lo biológico. (Job 1: 19; Isa. 6: 6; 32: 2; Mat. 7: 24-29; Jer. 4: 5- 13) Claramente se revela aquí, que los vientos tienen la facultad de hacer daño (v. 1, 2, 3), lo cual implica que representan a las fuerzas destructivas que en estos momentos existen sobre la tierra, las cuales bien pueden ser entidades espirituales de maldad que ocasionan devastación, muerte y destrucción sobre el planeta. Estas fuerzas destructoras, vistas a la luz del gran conflicto entre Cristo y Satanás, representan los esfuerzos de Satanás para extender la ruina y la destrucción por todas partes. Juan vio en la visión simbólica a cuatro ángeles, pero en verdad se emplean muchos ángeles en la tarea de refrenar los malos designios del enemigo. Estos ángeles circundan "al mundo... Están reprimiendo a los ejércitos de Satanás hasta que se haya terminado el sellamiento del pueblo de Dios... Se les da la tarea de mantener a raya el furioso poder de aquel que ha descendido como león rugiente, buscando a quien devore" (EGW, Material Suplementario, com. cap. 5:11).
  • 32. 32 Cuando se haya completado la obra del sellamiento, entonces Dios dirá a los ángeles: "No lidiéis más con Satanás en sus esfuerzos por destruir. Dejadlo que manifieste su malignidad sobre los hijos de la desobediencia, porque la copa de la iniquidad de ellos está llena" (EGW, RH 17-9- 1901; cf. 6T408). Cuando los cuatro ángeles dejen finalmente de retener y controlar los impíos designios de Satanás, "los vientos violentos de las pasiones humanas, todos los elementos de contención, se desencadenarán. El mundo será envuelto en una ruina más espantosa que la que cayó antiguamente sobre Jerusalén" (CS 672). (CBA. T7 El Apocalipsis de san Juan. Cap. 7. 1 Cuatro vientos.) Estos eventos están siendo retenidos hasta el momento por los ángeles del cielo y se revela que el alcance de estos sucesos será a escala mundial sin precedentes en la historia de la humanidad. De allí, que se use el número cuatro para referirse al alcance de estos acontecimientos, este número simboliza en la profecía apocalíptica globalización y universalidad. (Dan. 7: 1- 3; Apoc. 7: 1-2; 10: 11; 13: 7; 14: 6; 17: 15) En estos momentos suceden sobre la tierra acontecimientos graves en materia de desastres y catástrofes, así como también los acontecimientos donde el hombre participa de forma directa ocasionando desastres y catástrofes donde la vida humana se cuenta sacrificada por cientos y a veces hasta miles. ¿Significa esto que los vientos ya se soltaron?, no, aún no se sueltan, pues el tiempo de gracia aún no ha terminado, significa que estos acontecimientos son solo pálidos anticipos de lo que realmente viene sobre la tierra, estos juicios son aún atenuados con misericordia divina mientras se termina el mensaje de salvación.
  • 33. 33 Lo que la profecía esta aquí revelando es que llegará un momento en que los desastres y catástrofes sobre la tierra llegarán a tal magnitud, intensidad y frecuencia sostenida, que ya no se hablará más en términos de números en las escalas estándares, sino de megadesastres donde la diferencia estará en que son sin mezcla de misericordia de parte de Dios y los cuales se extenderán a través de toda la tierra. (Apoc. 7: 1, 3) Satanás queda en libertad de usar todo su poder Al concluir el tiempo de gracia, los cuatro vientos son liberados, es decir, la restricción que Dios imponía a Satanás y sus ángeles durante el tiempo de gracia es ahora retirada y éste quedará en completa libertad de usar todo su poder en ocasionar devastación, destrucción, ruina, desastres y catástrofes donde la muerte caerá sobre hombres y animales. Es el poder de Satanás lo que ocasiona la devastación y la destrucción sobre la tierra a través de los elementos naturales del planeta, al conocer las leyes que gobiernan la naturaleza para producir determinados eventos, éste los manipula para ocasionar la catástrofe tan prontamente Dios se lo permita. Existen variados acontecimientos en la Biblia donde Lucifer ha utilizado la naturaleza como elemento de destrucción para traer la ruina y la muerte sobre la tierra y sus moradores. Satanás obra asimismo por medio de los elementos para cosechar muchedumbres de almas aún no preparadas. Tiene estudiados los secretos de los laboratorios de la naturaleza y emplea todo su poder para dirigir los elementos en cuanto Dios se lo permita. Cuando se le dejó que afligiera a Job, ¡cuán prestamente fueron destruídos rebaños, ganado, sirvientes, casas e hijos, en una serie de desgracias, obra de un momento! Es Dios quien protege a sus criaturas y las guarda del poder del destructor.
  • 34. 34 Pero el mundo cristiano ha manifestado su menosprecio de la ley de Jehová, y el Señor hará exactamente lo que declaró que haría: alejará sus bendiciones de la tierra y retirará su cuidado protector de sobre los que se rebelan contra su ley y que enseñan y obligan a los demás a hacer lo mismo. Satanás ejerce dominio sobre todos aquellos a quienes Dios no guarda en forma especial. Favorecerá y hará prosperar a algunos para obtener sus fines, y atraerá desgracias sobre otros, al mismo tiempo que hará creer a los hombres que es Dios quien los aflige. Al par que se hace pasar ante los hijos de los hombres como un gran médico que puede curar todas sus enfermedades, Satanás producirá enfermedades y desastres al punto que ciudades populosas sean reducidas a ruinas y desolación. Ahora mismo está obrando. Ejerce su poder en todos los lugares y bajo mil formas: en las desgracias y calamidades de mar y tierra, en las grandes conflagraciones, en los tremendos huracanes y en las terribles tempestades de granizo, en las inundaciones, en los ciclones, en las mareas extraordinarias y en los terremotos. Destruye las mieses casi maduras y a ello siguen la hambruna y la angustia; propaga por el aire emanaciones mefíticas y miles de seres perecen en la pestilencia. Estas plagas irán menudeando más y más y se harán más y más desastrosas. La destrucción caerá sobre hombres y animales. "La tierra se pone de luto y se marchita," "desfallece la gente encumbrada de la tierra. La tierra también es profanada bajo sus habitantes; porque traspasaron la ley, cambiaron el estatuto, y quebrantaron el pacto eterno." (Isaías 24: 4, 5, V.M.) (CS. Cap. 37 El conflicto inminente. Pág. 646, 647) Un solo ángel dio muerte a todos los primogénitos de los egipcios y llenó al país de duelo. Cuando David ofendió a Dios al tomar censo del pueblo, un ángel causó la terrible mortandad con la cual fue castigado su pecado.
  • 35. 35 El mismo poder destructor ejercido por santos ángeles cuando Dios se lo ordena, lo ejercerán los ángeles malvados cuando él lo permita. Hay fuerzas actualmente listas que no esperan más que el permiso divino para sembrar la desolación por todas partes. (CS. Cap. 40 El tiempo de angustia. Pág. 672) Es el poder de Satanás lo que está obrando en el mar y en la tierra, trayendo calamidad y angustia, y barriendo multitudes para asegurarse de su presa.- 14MR 3 (1883) El Espíritu de Dios -insultado, rechazado, abusado- ya se está retirando de la tierra. Tan pronto como el Espíritu de Dios se aleje, se llevará a cabo la cruel obra de Satanás en tierra y mar- Ms 134, 1898. (EUD. Cap. 17 Las siete últimas plagas y los impíos. Pág. 137 formato flexible.) Tan prontamente Dios se lo permita Satanás ejercerá todo su poder devastador sobre la tierra, al terminar el tiempo de gracia, las fuerzas del mal se verán en completa libertad de hacer uso de su poder y ya nada ni nadie los refrena sobre la tierra. Mega catástrofes Los eventos que se desatarán sobre la tierra en materia de fenómenos sobrenaturales serán clasificados como de megadesastres y los números utilizados en la actualidad para medir una determinada catástrofe, para ese momento de la historia de la humanidad, quedarán simplemente obsoletos. La magnitud de estos acontecimientos ocasionará el asombro, el terror y el desfallecimiento entre los hombres, serán escenas tomadas de una película de ciencia ficción con la diferencia que la realidad superará a todo lo que se haya escrito alguna vez sobre la tierra.
  • 36. 36 Destrucción de ciudades Entre estos megadesastres veremos asombrados y aterrados cómo ciudades populosas, inmensas mega metrópolis, son arrasadas y borradas del mapa, ciudades serán completamente destruidas a través de toda la tierra. ¿Qué catástrofe natural ocasionará aquella destrucción total y a tan elevada escala cuya magnitud nunca antes ha sido vista? Terribles conmociones vendrán sobre la tierra, y los palacios señoriales levantados a gran costo se convertirán ciertamente en montones de ruinas.- 3MR 312 (1891) Cuando la mano restrictiva de Dios se retire, el destructor comenzará su trabajo. Entonces ocurrirán en nuestras ciudades las mayores calamidades.- 3MR 314 (1897) El Señor dirige advertencias a los habitantes de la tierra, como en el incendio de Chicago y en los incendio de Melbourne, Londres y la ciudad de Nueva York.-Ms 127 (1897) El fin está cerca y cada ciudad va a ser trastornada de diferentes maneras. Habrá confusión en cada ciudad. Todo lo que puede ser sacudido lo será, y no sabe qué pasará luego. Los juicios serán de acuerdo con maldad de la, gente y la luz de verdad que han tenido.1MR 248 (1902) ¡Ojalá que el pueblo de Dios tuviera una noción de destrucción inminente de millares de ciudades, ahora casi [totalmente] entregadas a la idolatría!-Ev 26 (1903) Falta poco para que las grandes ciudades sean barridas, de manera que todos deben ser amonestados acerca de la inminencia de estas calamidades.-Ev 26 (1910) (EUD. Cap. 8 Las ciudades. Pág. 65 formato flexible.)
  • 37. 37 Satanás y sus ángeles dominan por completo a los hombres impíos La profecía nos revela que los acontecimientos que se desatarán sobre la tierra cuando termine el tiempo de gracia serán devastadores para todo ser que viva para entonces, será aquí cuando los cuatro ángeles suelten los cuatro vientos sobre la tierra y ahora sí, ya habiendo concluido el sellamiento que era lo único que lo retenía, comenzará una obra de hacer daño a la tierra, el mar y a los árboles, es decir sobre la naturaleza en su totalidad. Las fuerzas del mal lideradas por Satanás y sus ángeles, quedarán en completa libertad de hacer uso de todo su poder para destruir y matar. Esto implica por un lado que estas legiones destructivas caerán sobre todos aquellos a quienes el sello de Dios no está sobre sus frentes. Los hombres y mujeres que no aceptaron el último mensaje de misericordia serán completamente dominados y utilizados por las legiones del mal. Cuando él abandone el santuario, las tinieblas envolverán a los habitantes de la tierra. Durante ese tiempo terrible, los justos deben vivir sin intercesor, a la vista del santo Dios. Nada refrena ya a los malos y Satanás domina por completo a los impenitentes empedernidos. La paciencia de Dios ha concluido. El mundo ha rechazado su misericordia, despreciado su amor y pisoteado su ley; Los impíos han dejado concluir su tiempo de gracia; el Espíritu de Dios, al que se opusieran obstinadamente, acabó por apartarse de ellos. Desamparados ya de la gracia divina, están a merced de Satanás, el cual sumirá entonces a los habitantes de la tierra en una gran tribulación final. Como los ángeles de Dios dejen ya de contener los vientos violentos de las pasiones humanas, todos los elementos de contención se desencadenarán. El mundo entero será envuelto en una ruina más espantosa que la que cayó antiguamente sobre Jerusalén. (CS. Cap. 40 El tiempo de angustia. Pág. 672)
  • 38. 38 Cuando la presencia de Dios se retiró de la nación judía, tanto los sacerdotes como el pueblo lo ignoraron. Aunque bajo el dominio de Satanás y arrastrados por las pasiones más horribles y malignas, creían ser todavía el pueblo escogido de Dios. Los servicios del templo seguían su curso; se ofrecían sacrificios en los altares profanados, y cada día se invocaba la bendición divina sobre un pueblo culpable de la sangre del Hijo amado de Dios y que trataba de matar a sus ministros y apóstoles. Así también, cuando la decisión irrevocable del santuario haya sido pronunciada y el destino del mundo haya sido determinado para siempre, los habitantes de la tierra no lo sabrán. Las formas de la religión seguirán en vigor entre las muchedumbres de en medio de las cuales el Espíritu de Dios se habrá retirado finalmente; y el celo satánico con el cual el príncipe del mal ha de inspirarlas para que cumplan sus crueles designios, se asemejará al celo por Dios. (CS. Cap. 40 El tiempo de angustia. Pág. 672, 673) Si ahora mismo donde aún la misericordia de Dios se encuentra sobre la tierra y Cristo intercede en el santuario celestial, los hombres y mujeres cometen acciones y crímenes tan atroces y crueles contra otros seres humanos, ¿Qué será cuando los hombres y mujeres estén completamente dominados por las legiones del mal y el amor de Dios desaparezca completamente de sus corazones? ¿Qué escenas veremos sobre la tierra? Lo que hoy vemos sobre la tierra referente a este tipo de acontecimientos es una pálida lustración de lo que vendrá cuando el Espíritu de Dios se retire totalmente de los hombres y mujeres que lo rechazaron, son pequeñas gotas de las pasiones y fuegos de la ira comprimida de los hombres que está a punto de desbordarse en escenas terribles y violentas que darán lugar a repugnantes actos que es muy difícil de alcanzar a imaginar y de describir.
  • 39. 39 La más espantosa ruina sobre la tierra Todo esto llevará a la tierra a sumirse en la más espantosa ruina jamás vista o imaginada por la más fecunda imaginación de mortal alguno. Son muy pocas los hechos del pasado a los cuales podamos echar mano como material que sirva de antecedente para ilustrar lo que viene, las instancias del pasado han sido puntuales y a escala reducida, como por ejemplo la revolución francesa o la destrucción de Jerusalén el año 70 dc. Pero lo que enfrentará la tierra y sus habitantes cuando termine el tiempo de gracia y los vientos sean liberados será a escala global y cuyas consecuencias serán devastadoras. Los ángeles están ahora sujetando los vientos de la lucha para que no soplen hasta que el mundo sea advertido de su cercana condenación; pero se está preparando una tormenta, lista para estallar sobre la tierra; y cuando Dios ordene a sus ángeles que suelten los vientos, habrá una escena tal de lucha, que ninguna pluma podrá describirla.- Ed. 175 (1903). La profecía del Salvador referente al juicio que iba a caer sobre Jerusalén va a tener otro cumplimiento, y la terrible desolación del primero no fue más que un pálido reflejo de lo que será el segundo. En lo que acaeció a la ciudad escogida, podemos ver anunciada la condenación de un mundo que rechazó la misericordia de Dios y pisoteó su ley.-CS 40 (1911). Satanás... sumirá entonces a los habitantes de la tierra en una gran tribulación final. Como los ángeles de Dios dejen ya de contener los vientos violentos de las pasiones humanas todos los elementos de contención se desencadenarán. El mundo entero será envuelto en una ruina más espantosa que la que cayó antiguamente sobre Jerusalén.-CS 672 (1911). (EUD. Cap. 17 Las siete últimas plagas y los impíos. Pág. 135 formato flexible.)
  • 40. 40 Precisamente antes de que entráramos en él [el tiempo de angustia], todos recibimos el sello del Dios viviente. Entonces vi que los cuatro ángeles dejaron de retener los cuatro vientos. Y vi hambre, pestilencia y espada, nación se levantó contra nación, y el mundo entero entró en confusión.-7CBA 979 (1846). (EUD. Cap. 16 El fin del tiempo de gracia. Pág. 130 formato flexible.) Guerras y conflictos armados El dominio y control por parte de las legiones del mal harán que los hombres se vuelvan unos contra otros, estallarán conflictos bélicos increíbles que ocasionaran muerte, devastación y hambre entre naciones vecinas. Hoy en día cada conflicto armado es retenido por los ángeles en cumplimiento a las ordenes directas de Dios, sin embargo, al terminar el tiempo de gracia y Satanás al verse libre de sus restricciones dominará a los hombres y los llevará a la guerra. Cuatro ángeles poderosos retienen los poderes de esta tierra hasta que los siervos de Dios sean sellados en sus frentes. Las naciones del mundo están ávidas por combatir; pero son contenidas por los ángeles. Cuando se quite ese poder restrictivo, vendrá un tiempo de dificultades y angustia. Se intentarán mortíferos instrumentos bélicos. Barcos serán sepultados en la gran profundidad con su cargamento viviente. Todos los que no tienen el espíritu de la verdad se unirán bajo el liderazgo de agentes satánicos; pero serán retenidos hasta que llegue el tiempo de la gran batalla del Armagedón.- 7CBA 978 (1900). (EUD. Cap. 17 Las siete últimas plagas y los impíos. Pág. 135 formato flexible.) De esta forma, el fin del tiempo de gracia no será cualquier evento o uno más dentro del plan de la salvación o como parte de la historia de la humanidad, será una instancia crucial y solemne cargada de acontecimientos trascendentales, desesperantes, terroríficos y por demás, angustiadores especialmente para el pueblo de Dios.
  • 41. 41 Al terminar el tiempo de gracia los acontecimientos se producirán en dos dimensiones, la celestial y la terrenal, ambas estarán contenidas de solemnidad, para ese momento se habrá cumplido y terminado toda oportunidad para los moradores de la tierra. Será el momento final y decisivo, no habrá otro segundo tiempo de gracia que le fuere concedido a los mortales, aquél momento sellará los destinos eternos de cada ser humano sobre la tierra.