1. ¿Cómo se inició la confusión conceptualentre igualdad y equidad?En los meses previos a la IV Conferencia Mundial sobrel...
siempre va aparejado al de no discriminación.Esto es así porque todos los instrumentos dederechos humanos garantizan la ig...
c. La igualdad implica trato idéntico o diferenciadoentre hombres y mujeresLa igualdad, según la teoría de los derechos hu...
Esta nota ha sido elaborada por Alda Facio enel marco del proyecto “Superando obstáculospara la transversalidad de Género ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Fact sheet-1-dqeh2707

240 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
240
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
24
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Fact sheet-1-dqeh2707

  1. 1. 1. ¿Cómo se inició la confusión conceptualentre igualdad y equidad?En los meses previos a la IV Conferencia Mundial sobrela Mujer que se celebró en 1995 en Pekín, así como en laconferencia misma, hubo una acalorada discusión en torno a losconceptos de igualdad y equidad1. Finalmente, la posición delCaucus2de Derechos Humanos en Pekín fue la que prevalecióconsiguiendo que en la mayoría de los párrafos de la Plataformade Acción se mantuviera el término igualdad.Sin embargo, en América Latina no ocurrió lo mismo, y enmuchos casos se apoyó la sustitución del término igualdadpor el de equidad. Esto sucedió porque en nuestra regiónmuchas veces la igualdad se ha entendido partiendo delhombre como modelo de lo humano y, por lo tanto, se hacreído que cuando hablamos de igualdad entre hombres ymujeres de lo que estamos hablando es de igualar las mujeresa los hombres. En resumen, de hacerlas más semejantes a loshombres para que puedan gozar de los mismos derechos. Esaideaconllevaaqueseanlasmujereslasquetienenqueprobarque no son tan diferentes de los hombres y que merecen sertratadas como humanas.Por ello, las latinoamericanas que participaron en el procesopreparatorio de la IV Conferencia Mundial de la Mujer enPekín, pensaron que, mientras la igualdad exigiría un tratoidéntico para todas las personas, la equidad permitiría tratodiferente para cada género dependiendo de sus necesidades.Según este planteamiento, creyeron que si se hablaba de“equidad” en vez de “igualdad” quedaría claro que lo quese pretendía no era una igualdad formal y androcéntrica,sino una igualdad real ya que la experiencia les habíademostrado que la igualdad garantizada en lasleyes y constituciones, no había dado los frutos esperados.Posteriormente y con el apoyo de la sociedad civil, losgobiernos de la región han ido reemplazando paulatinamentelas políticas de igualdad por las de equidad.No obstante, la sustitución del término igualdad por el deequidad no ha traído los beneficios esperados porque la equidades a lo sumo una meta social de la cual los gobiernos puedenexcusarse aludiendo a toda clasede justificaciones, mientras que laigualdad es un derecho humanoy por lo tanto una obligaciónlegal a la que no se puedensustraer los Estados. Por esarazón, insistimos en recuperar eluso del término igualdad.2. Tres ideas claras paraun uso coherente de losprincipios de igualdad yequidad:a. El derecho a la igualdadimplica el derecho a la no discriminaciónSi bien es cierto que hay mucha confusión en cuanto a lo quesignificalaigualdad,elsignificadoqueplantealaConvenciónde las Naciones Unidas sobre la eliminación de todas lasformas de discriminación contra las mujeres (CEDAW)y todos los otros instrumentos legales internacionales dederechos humanos, es que el derecho humano a la igualdad¿Igualdad y/o Equidad?Nota para la igualdad Nº 1La igualdad se haentendido partiendo delhombre como modelode lo humano y, por lotanto, se ha creído quecuando hablamos deigualdad entre hombres ymujeres de lo que estamoshablando es de igualar lasmujeres a los hombres. Enresumen, de hacerlas mássemejantes a los hombrespara que puedan gozar delos mismos derechos.1 Fue en este proceso que la Santa Sede propuso que cada vez que aparecíala palabra “igualdad” entre hombres y mujeres en el documento de laConferencia, se sustituyera por el de “equidad”.2 Caucus es un término en inglés que significa un gupo de trabajo y/o presiónen torno a un área específica. En la ONU se usa para designar a una coaliciónde ONGs y/o de personas que se agrupan para hacer cabildeo o “lobby”sobredeterminadas propuestas.
  2. 2. siempre va aparejado al de no discriminación.Esto es así porque todos los instrumentos dederechos humanos garantizan la igualdad y prohíben ladiscriminación basada en el sexo entre otras razones.Es decir, que podemos medir o evaluar objetivamentecuándohayigualdadporquesegúnlateoríadelosderechoshumanos sólo habrá igualdad si no hay discriminación,ni directa ni indirecta, contra ninguna mujer. Es porello que la CEDAW, señala que hay que eliminar todas lasformas de discriminación contra las mujeres para lograr laigualdad.Conlaequidadnosucedelomismoporquelaequidadno está aparejada a la nodiscriminación de maneraque según cada quienentienda lo que es justopara las mujeres, así será laequidad que se les brinde.Por ejemplo, todas ytodos estamos de acuerdoen que no está bien quesólo las mujeres haganel trabajo doméstico noremunerado. Sinembargo,si lo vemos como unproblema de equidad,bastaría con proponer que se les pagara un salario parasolucionar esta injusticia. El problema es que esta acciónque sería “equitativa” no toma en cuenta que el hecho deque las mujeres sean las encargadas de hacer todo el trabajodoméstico produce discriminación no sólo porque no se lesremunera a las mujeres por hacerlo, sino porque el hacerlotiene el efecto de que tengan menos tiempo libre para hacerotras cosas, estén en una relación de subordinación consus parejas que no hacen el trabajo doméstico y por mássalario que recibieran por hacer el trabajo doméstico, ésteno tiene posibilidades de ascenso u otras compensacionesque tienen otros trabajos. Mientras que si tomamos elcamino de lograr la igualdad, sabremos que lo que hayque hacer es que hombres y mujeres se repartan el trabajodoméstico corresponsablemente, de tal manera que ningunode los dos quede con una carga mayor de trabajo porquehablando?¿De quéestamoseso produce discriminación. Vemos así que el camino dela equidad no exige eliminar otros aspectos que redundan endiscriminación, mientras que el camino de la igualdad exigeque se eliminen todos los aspectos relacionados con el temaque puedan producir discriminación.b. La igualdad trae consigo obligaciones legales paralos EstadosAlgunas personas defienden la sustitución del concepto deigualdad por el de equidad afirmando que en realidad noes una sustitución, sino que la equidad de género se refierea los mecanismos por medio de los cuales se logrará laigualdad entre mujeres y hombres. Sin embargo, el Comitéde la CEDAW no ha aceptado esta explicación ya que nobasta con declarar la igualdad entre mujeres y hombres enla constitución política o en las leyes de cada Estado (loque se conoce como igualdad formal). El derecho a laigualdadentrehombresymujeresrequierequecadaEstadoimplemente acciones específicas y concretas para eliminarla discriminación real y comprobada contra las mujeres paraque puedan disfrutar de su derecho humano a la igualdad (loque se conoce como igualdad sustantiva o real). Es decir quelos Estados están legalmente obligados a promover las políticasy acciones que sean necesarias para eliminar todas las formasde discriminación que se encuentren en la legislación, en lascostumbres o en los comportamientos de las personas, de modoque las mujeres puedan gozar de todos los derechos humanossin distinción. En varias ocasiones el Comité le ha recordadoa los Estados parte que su obligación legal es garantizar laigualdad entre mujeres y hombres y no implementar planesy políticas de equidad de género, ya que pueden llevar másbien a una profundización de la desigualdad entre los sexosporque la equidad no exige eliminar las desigualdades ydiscriminaciones que existen contra las mujeres.En otras palabras, como los derechos humanos producenuna obligación legal para los Estados, éstos no puedendejar de cumplir con la obligación de lograr la igualdadentre hombres y mujeres. Con la equidad no sucede lomismo porque la equidad no es un concepto que viene delos derechos humanos, y por lo tanto los Estados no estánlegalmente obligados a lograr la “equidad de género”.Tanto la igualdad entrehombres y mujeres comola equidad de géneropermiten trato idéntico otrato diferenciado según lasnecesidades respectivas. Ladistinción es que mientras queel concepto de igualdad exigeque el trato, ya sea idéntico odiferenciado, resulte en quelas mujeres no sufran ningunaforma de discriminación, el deequidad no hace referencia aeliminar la discriminación quesabemos sufren las mujeres.
  3. 3. c. La igualdad implica trato idéntico o diferenciadoentre hombres y mujeresLa igualdad, según la teoría de los derechos humanos,exige tratamiento no discriminatorio, es decir, exige untratamiento que redunde en el goce pleno de los derechoshumanos por ambos géneros, de todas las edades, origenétnico, nacionalidad, etc. Para poder cumplir con ello, elprincipio de igualdad requiere que a veces se les de untratamiento idéntico a hombres y mujeres, y a veces untratamiento distinto.La igualdad formal generalmente exige tratamiento idénticoy en muchas circunstancias esto es lo que necesitamos lasmujeres. Por ejemplo, requerimos idénticas oportunidadesque las que tienen los hombres para el ejercicio de nuestroderecho a la libertad de expresión, a la representaciónpolítica, al acceso a bienes y servicios.Pero la igualdad también incluye el tratamiento diferenciadoentre hombres y mujeres cuando es necesario, ya sea pordiferencias biológicas mutuas o por la histórica desigualdadde poder entre los géneros. Para ello, se basa en que uno delos principios fundamentales del derecho constitucional y de lateoría de los derechos humanos es que es discriminatorio tratara diferentes como si fueran idénticos y por ende, el principio deigualdad exige que el derecho y las políticas públicas no traten ahombres y mujeres como si fueran idénticos.Por ejemplo, la igualdad entre hombres y mujeres quegarantizan nuestras constituciones políticas permiten tratodiferenciado entre mujeres y hombres con respecto a laslicencias pre natales, porque es en el cuerpo de las mujeres yno de los hombres, donde se reproducen los seres humanos.Pero aunque las licencias pre natales no violan el principiode igualdad, el que existan no es garantía del derecho a laigualdad si el Estado no ha implementado otras acciones paraeliminar cualquier discriminación que pueda surgir debido aesas licencias. Así, mientras que con el concepto de equidadnos bastaría con la implementación de las licencias porqueeso es lo justo, con el concepto de igualdad se requeriría,además de las licencias, otras medidas que garantizaran lano discriminación de las mujeres que utilizan esas licencias.En síntesis, la igualdad entre mujeres y hombres puede serdefinida como “trato idéntico o diferenciado entre hombresy mujeres que resulta en unatotal ausencia de cualquierforma de discriminacióncontra las mujeres por sermujeres, en lo que respectaal goce y ejercicio de todossus derechos humanos”.A su vez, la equidad degénero puede ser definidacomo “el trato imparcial demujeres y hombres, segúnsus necesidades respectivas,ya sea con un trato idéntico ocon uno diferenciado”.Como se deduce de estasdefiniciones, tanto la igualdad entre hombres y mujeres comola equidad de género permiten trato idéntico o trato diferenciadosegúnlasnecesidadesrespectivas. Ladistinciónesquemientrasque el concepto de igualdad exige que el trato, ya sea idénticoo diferenciado, resulte en que las mujeres no sufran ningunaforma de discriminación, el de equidad no hace referencia aeliminarladiscriminaciónquesabemossufrentodaslasmujeresen todo el mundo.Finalmente, sin la garantía de igualdad, de nada serviríanlos derechos humanos porque habría miles de justificantespara limitarlos en razón del sexo, la etnia, edad, habilidad,orientación sexual, etc. Si sabemos que la igualdadestá garantizada y protegida en todos los instrumentoslegales internacionales, una buena estrategia sería la dereconceptualizar la igualdad de conformidad con la CEDAWy seguir construyendo una doctrina jurídica al respecto queresulte en una igualdad real entre mujeres y hombres.La igualdad es un derechohumano y por lo tanto unaobligación legal a la queno se pueden sustraer losEstados. El derecho a laigualdad entre hombresy mujeres requiere quecada Estado implementeacciones específicas yconcretas para eliminarla discriminación real ycomprobada contra lasmujeres para que puedandisfrutar de su derechohumano a la igualdad.
  4. 4. Esta nota ha sido elaborada por Alda Facio enel marco del proyecto “Superando obstáculospara la transversalidad de Género en AméricaLatina y el Caribe”. Este proyecto que harecibido el apoyo de la Agència Catalana deCooperació al Desenvolupament, se enmarcaen una línea de trabajo del Área de Género delCentro Regional del PNUD, orientada a lograruna mayor presencia de las mujeres en lapolítica, pero también una política y políticaspúblicas que transformen las desigualdadesde género en las sociedades latinoamericanas.Hemos denominado a dicho proceso: Políticasque Transforman.

×