Campo de concentraciónSachsenhausen    A 36 kilómetros al norte de Berlín, en la población                 de Oranienburg,...
«TRABAJAR LIBERA»Acceso al campo Por esta calle, de más de un kilómetro de largo, accedían al campo los prisioneros. Hoy e...
Cuartel delcomandante
Sistema de seguridad
«Vida diaria»«Las SS del campo tenían podersin restricciones sobre las vidas delos prisioneros. En principio, cadaaspecto ...
Correspondencia Carta de Georges Tempier a su Familia. [Según el pie de página se trata de una carta escrita el 19.9.1943 ...
BarracasCada rectángulo de piedras marca ellugar en el que se encontraba una barraca.Hoy en día sólo hay dos.Hubo 68 barra...
«Cada mañana, los prisioneros de unabarraca –en ocasiones hasta 400– tenían                                               ...
Retretes   «A los prisioneros sólo se les permitía utilizar los retretes por las mañanas y por las tardes después      de ...
Salas de día«Las salas de día medían 9x8m.Contenían varias mesas largas conbancos, e hileras de taquillas –queno podían ce...
Posesiones   «Una de las pocas posesiones que se permitía a los                prisioneros era un cuenco para comer.Si lo ...
Dormitorios«Los prisioneros dormían en salascontiguas a las salas de día ymedían, al igual que éstas, 9x8m.Hasta 400 prisi...
CastigosLos prisioneros eran maniatados por la espalda y colgados por los brazos desde atrás, de manera              que s...
Cárcel«Hoy en día pueden encontrarsefotografías de algunos de loscriminales de las SS colgando de lapared de celdas cerrad...
Torres devigilancia«Las torres de vigilancia estabansituadas alrededor de todo el campo.Desde allí, las SS disparaban a lo...
Monumento ala liberación ‘Y he ahí que me encontraba en libertad; espontáneamente, de repente era libre. (…) Aunque aún pe...
Mi visita al campo de concentración de Sachsenhausen                                       quedó a medias.                ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Sachsenhausen

459 visualizaciones

Publicado el

PowerPoint about my visit to the Sachsenhausen's concentration camp in Oranienburg, Berlin (Germany).

Publicado en: Viajes
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
459
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
174
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Sachsenhausen

  1. 1. Campo de concentraciónSachsenhausen A 36 kilómetros al norte de Berlín, en la población de Oranienburg, se encuentra el campo de concentración de Sachsenhausen. Fue construido en el verano de 1936 por prisioneros de otros campos, diseñado por arquitectos de las SS como el «campo ideal». Más de 200.000 personas fueron encarceladas en este campo entre 1936 y 1945. Unas 100.000 murieron de desnutrición, cansancio, malos tratos… Yo sólo pude visitar parte del campo –la zona del recuadro rojo–, quedándome más de la mitad por ver. Sin embargo, existe un sitio en Internet muy completo, que incluye la historia y un mapa interactivo que permite dar un paseo visual por el campo. Sachsenhausen
  2. 2. «TRABAJAR LIBERA»Acceso al campo Por esta calle, de más de un kilómetro de largo, accedían al campo los prisioneros. Hoy en día los visitantes utilizan el mismo acceso.
  3. 3. Cuartel delcomandante
  4. 4. Sistema de seguridad
  5. 5. «Vida diaria»«Las SS del campo tenían podersin restricciones sobre las vidas delos prisioneros. En principio, cadaaspecto de la vida diaria se llevabaa cabo bajo estricta rutina y einstrucción militar. Los prisionerosvivían en constante temor por lossúbitos estallidos de excesivaviolencia y demás actos arbitrariosllevados a cabo por las SS.La Barraca 39 muestraactualmente una exhibición queestá principalmente basada en lostestimonios subjetivos de veinteprisioneros.Cada uno de ellos rememora suexperiencia individual».
  6. 6. Correspondencia Carta de Georges Tempier a su Familia. [Según el pie de página se trata de una carta escrita el 19.9.1943 a su novia. En realidad está escrita a su familia y data del 22.8.1943].«Mis queridos padres,La semana pasada recibí el paquete dela tía Berta. Me ha alegrado mucho ysoy afortunado por tener algo deMonfleur. Besos cálidos a tía de miparte y decidle que pienso en ella yque espero volver a abrazarla pronto.Estoy muy saludable (…).Espero que todo esté bien en casa y que(...).Besos a mamá, Gautier y Ges. (...) Herecibido una carta suya. He recibidobien todos los paquetes. Besos de miparte a toda la familia. Termino micarta.Besos de corazón para todos vosotros.Un abrazo de Georges.»
  7. 7. BarracasCada rectángulo de piedras marca ellugar en el que se encontraba una barraca.Hoy en día sólo hay dos.Hubo 68 barracas y en cada una vivíanhasta 400 prisioneros.
  8. 8. «Cada mañana, los prisioneros de unabarraca –en ocasiones hasta 400– tenían Cuartos deque levantarse, recoger sus raciones,lavarse y presentarse a recuento. Todo ello bañoen 30 minutos, por lo que entre 8 y 10prisioneros se situaban alrededor de cadalavadero de cuyo centro manaba agua fría.Los cuartos de baño eran otro tipo de‘cuartos del terror’. Las SS ahogaban aalgunos prisioneros en los lavaderossituados en el suelo». ‘A los ocho días de estar en el campo, los tres hermanos fueron ahogados en uno de los lavapies del bloque 11. (…) Yo mismo vi cómo el segundo prisionero estaba maniatado. Los dos primeros hermanos se defendieron y gritaron pidiendo ayuda. (…) El tercero, al que habían dejado de pie frente al bloque, tuvo que escuchar a sus hermanos gritar pidiendo ayuda y comenzó a pedir auxilio. Fue llevado a la ‘unidad de estar de pie’ y ahorcado a la noche siguiente en el cuarto de baño’. Testigo en el juicio Sorge/Schubert, 1958.
  9. 9. Retretes «A los prisioneros sólo se les permitía utilizar los retretes por las mañanas y por las tardes después de pasar lista. Sólo contaban con unos pocos minutos. Enfermos, débiles o ancianos que se caían al intentar llegar a los aseos, eran pisados por el resto y dejados en el suelo cubiertos de excrementos.En cualquier momento y en cualquier lugar, las SS ejecutaban actos de tormento. Prisioneros indispuestos para trabajar debían permanecer de pie, sin mover un músculo, en este espacio.Algunos fueron incluso ahogados en los urinarios».
  10. 10. Salas de día«Las salas de día medían 9x8m.Contenían varias mesas largas conbancos, e hileras de taquillas –queno podían cerrarse con llave– paralas pocas posesiones permitidas alos prisioneros.Al lado, en el mismo ala, seencontraba la sala dormitorio. Elúnico sistema de calefacción paraambas salas consistía en unaestufa colocada en el centro de lasala de día.La calefacción sólo podía usarsecon permiso de las SS ydifícilmente protegía del severo fríoinvernal».
  11. 11. Posesiones «Una de las pocas posesiones que se permitía a los prisioneros era un cuenco para comer.Si lo perdían o se lo robaban, lo cual no era difícil dado que las taquillas no podían cerrarse con llave, significaba que el prisionero no tendría dónde recogersu ración, que consistía en dos cazos de caldo de sopa y una hogaza de pan».
  12. 12. Dormitorios«Los prisioneros dormían en salascontiguas a las salas de día ymedían, al igual que éstas, 9x8m.Hasta 400 prisioneros debían dormiren literas de tres alturas, de escasos70cm. de ancho, sin calefacción ycon una fina manta como únicoabrigo».
  13. 13. CastigosLos prisioneros eran maniatados por la espalda y colgados por los brazos desde atrás, de manera que se les dislocaban los hombros.
  14. 14. Cárcel«Hoy en día pueden encontrarsefotografías de algunos de loscriminales de las SS colgando de lapared de celdas cerradas».
  15. 15. Torres devigilancia«Las torres de vigilancia estabansituadas alrededor de todo el campo.Desde allí, las SS disparaban a losprisioneros a su antojo».
  16. 16. Monumento ala liberación ‘Y he ahí que me encontraba en libertad; espontáneamente, de repente era libre. (…) Aunque aún pensaba como prisionero. Es imposible asimilar que de repente eres libre. Después de seis años como prisionero. Simplemente no sabes qué hacer con tu libertad’. Zvi Steinitz, Israel.
  17. 17. Mi visita al campo de concentración de Sachsenhausen quedó a medias. En el centro del campo hay un museo y una sala de proyección de documentales. Después de cuatro horas de visita, decidí sentarme y descansar durante la media hora que dura la película. Cuando salí, había oscurecido y estaba desierto. A algunos grados bajo cero, nevando, oscuro, en el medio de un campo de concentración, desorientada por la poca visibilidad y la magnitud del espacio, me ro et embargó una sensación de pánico y desesperación m ló difíciles de trasmitir. Tardé varios segundos en lograr ki 1 avistar la salida –segundos que parecieron minutos– y me apresuré hacia ella. No se veía, me invadió la paranoia de que las puertas estarían cerradas y no podría salir. Llegué a la puerta. Estaba abierta pero aún me quedaba el kilómetro de camino hastala entrada del recinto, a oscuras, en silencio, helando…Tras ver lo que había visto ese día; tras vivir de cerca las historias de miles de personas quefueron torturadas, asesinadas en ese lugar; tras intuir lo que pudieron llegar a sufrir. Heladade frío a pesar de los calcetines de lana, el abrigo, guantes, gorro, bufanda… Y pensando,poniéndome en la piel de aquellas personas que un día estuvieron en el mismo lugar, a lamisma temperatura llevando tan sólo un pijama de rayas. Ese frío, el miedo por creerme ahísola y la desesperación por salir… Esa mezcolanza de sentimientos ha logrado que hayavivido la experiencia a flor de piel.Sin embargo, aquella otra mitad del campo no visitada queda en mi lista de cosas pendientes.

×