Un espacio protegido; 

Machalilla e‘ Parque Nadmïal

.  n 0 | 
posee una gran variedad de avifauna rgrarln:  ‘bigote:  Iy...
ten los prob
Comunidad. 
y el ecoturismo

omunidad,  surgieron pm
ón de la tagua (marfil Ve‘
de crianza de ganado

royecto...
ecedentes de la comunidad

nidad de Capirtona se ubica en la ribera del ' p
‘o Ara'uno,  tri utariod l ' "O Uni, 
afluente ...
blo cofán de slnangüedubicadi?  en el Alto ASUüV
El Fue ía en la exploiacml. ‘ e 07°‘ a “ÜYOFÍR de su territ
Conorrtdo aún...
Exp

Torista Semam ”ba 27

 

y utilizado
Nacionalid
modalidad
bilidad a lar

El ecoturismo es un término mu
o’3anÍzación ...
¡emo de los servicios,  se

fecdonagferente’ proporcionar ma

manera Twadón de actividades d
lan‘

¡esP emmió que las cual...
do número de población humana en ei bcásque,  los peca"
miedo al hombre Y Se aiercan sin m‘ na- as a las lnmeqlis
Pueblo, ...
A.  cv. “
r '. 

ístematízación de experiencias

 colección s

Ï-HÉÁÏ199ïÉ‘  -    a 

 
   

l   « . -.. _w. v_. . ; __ , ...
ES una publicación del Programa Regional de Bosques Nativos A

_ .  nd¡
Ecuador,  con los auspicios de la Cooperación para...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Pequeñas definiciones de geografía

108 visualizaciones

Publicado el

Permite construir definiciones de sitios naturales

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
108
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Pequeñas definiciones de geografía

  1. 1. Un espacio protegido; Machalilla e‘ Parque Nadmïal . n 0 | posee una gran variedad de avifauna rgrarln: ‘bigote: Iyalïalllï. Este área ' nas mígra. torías que realzan las bellezas escénicas del Parq I I e al Par u - . . . q e Nacional Machalilla trativo del Parque. En el interior del Parque al nororient r e de Pu n . Comuna de Agua Blanca, que posee una extensign Ïláïlïfgógïïblta la terreno donde crecen arbustos, cactus y plantas trepadoras m És. Se r a ¡za o de vez en cuando por árboles representativos del ecosistema algarrobo, el guayacán y el ceibo. ‘como el Pero el atractivo de la zona no está constituido tan sólo po r sus ca- racterísticas ecológicas, sino también por el recurso arqueoló ¡co u posee, rescatado y manejado por la comunidad. g q e Un pueblo y su historia. La cultura manteña Las evidencias arqueológicas muestran que la provincia manabna ha sido el hogar de muchas culturas precolombinas, que habitaron la zona en distintos períodos: - Período Formativo, representado por las Culturas Valdivia, Macha- lilla y Chorrera (3.500 años A. C); Período de Desarrollo Regional, representado por las Culturas Guangala y Bahía (500 años A. C.), y Período de Integración, representado por la Cultura Manteña (800 años a 1500 D. C.). ‘nl "r ‘ü-‘rïrz t‘ *Ï—p&———a-_ s-«v- n-«rx
  2. 2. ten los prob Comunidad. y el ecoturismo omunidad, surgieron pm ón de la tagua (marfil Ve‘ de crianza de ganado royectos os de ellos fueron sus yectos de huertos co much getal) y otros produc _ porcino, caprino y bovin0; lcanzar lo _ ó‘ . ¡ b el ecoturismo empez avis um rarse cm atible con las actividades arqueo l Parque. De esta manera, la ac" se inició en el ue en estrecha relación con e‘ . e la comunidad en reiaüó ¡l mas arqueológicas y del bosque se basó en proyecto arque el futuro de estos recursos, y con ello la Sub al mantenimien la necesidad de asegurar de la comunidad. sistencia misma _ _ _ La comunidad entiende el ecoturismo como una actividad que co s intereses de vida y a la sustentabilidad a largo maz . o! como un compromiso perma losrecursos arqueológicos y . . de la comunidad se han identificado G| l a . e desaparezcan las riquezas arque ‘ ° ó‘ gicas que actualmente posee la comunidad, ya que fonnan te de su cultura y han sido uno de los recursos primmd-‘alespar. han posibilitado el desarrollo de alternativas productivas C39‘: el ecoturismo. b) Se debe recuperar ral de manera sosteni que aún quedan. c) Además del ecoturismo, se debe desarrollar otras formas alt ei. nativas de producción para obtener suficientes ‘mgmso . . , _ 5 permitan mantener el medio ambiente y mejorar la Cahdadqláe e vida de la comunidad. No se puede permitir qu la herencia cultural y utilizar el medio ble, evitando la destrucción de los bOSatUN ques ativas implementadas por la comunidad eni os eo extensivo de ganado vacuno porcino . . ' c . la), la actividad turistica ¿{la A pesar de las altern últimos 15 años (pastor prino; tala de árboles en menor esca 62
  3. 3. ecedentes de la comunidad nidad de Capirtona se ubica en la ribera del ' p ‘o Ara'uno, tri utariod l ' "O Uni, afluente del ri hualuí en la Prov. e rio Napo, a unos 6 km. al sur “o Mm ' mua del N390; Región Amazón‘ ica L” ° - "¡daddSecfiÏlÁÏÏnleaCl 55 años y es“ °°”‘P“°5*a por 32 fa minas qïhgljiaïfenea Y Archidbnajglhïsfjrïiillbshmazonía ecuatoriana: I ' ' ' Pastazaíven en casas dispersas a lo largo de la rlbtranbíglra? la c°_m“‘ o, se mantienen las modalidades de las pobhcíoio Purii. En onde los asentamientos no son concentrados, sino Ses “bere- una Configuracion, dispersacon acceso al río. q e presen" En ¡a5 dos mil hectareas de tierra en que se encuentran d¡ t . b _ de los grupos familiares, el 25% del área ha _dS ri uidas % se mantiene como bosque primario. SI o Cultwa" arte de la costumbre quichua, las familias se dad. ¡cola en pequeña escala (chacras), a ¡a Caza ¡can a la d d, las dos últimas actividades son poco ray? a pesca- la disminución de la fauna en la zona. p ctlcadas de" entld Snuacíón actual: problemas y búsqueda ¿e alternativas La forma de vida tradicional, no sólo de la comunidad Ca . smc también de las ‘comunidades quichuas aledañas, ha cambiará, notoriamente en los ultimos años, debido a la colonización la del b restacíón, Ia explotación maderera y el turismo. La actividad turísiiñc se ha desarrollado de una forma desordenada, especialmente en Puma to Mísahualli y ha generado conflictos socioeconómicos. er- La comunidad, al igual que la mayoría de los pueblos de la A zonía, se ha sentido influida por los cambios que los diversos obma- nos han tratado de implantar; por ejemplo, sistemas de cultiví dïïrx a los tradicionales de la selva pluvial tropical, con ¡OS co. l? " guientes cambios en el manejo de la tierra. La introducción de lansl- nadería y los cultivos de café, cacao y maíz han dado efímeros resgal- tados y se ha iniciado una etapa de producción para el mercado tener los conocimientos necesarios para alcanzar una adecuada pro- ductividad y comercialización de los producto5_ rentes 73 n.
  4. 4. blo cofán de slnangüedubicadi? en el Alto ASUüV El Fue ía en la exploiacml. ‘ e 07°‘ a “ÜYOFÍR de su territ Conorrtdo aún por el gobierno, es tod avia bosque, On La más aislada de las comunidades. E ¡eC diaHnaE. ¿,1 v0 también vive de la explotación de o Ch 89m6] ' I b’ r o ' Ocidas por e go ie n , permanecen intact n . no ¡e50 La iegunda poblacló“ “lá” WS grande, desarrolla mo. o. a economm de mercado. Cultivan café, Ieñ d l f a y tabaco en a terrenos adecua os para e e ecto. Su pequeña ¡esewa e 05 en estado natural. e . I a5. , Agrio. a . rea de Lago _ _ rr‘ Colonizadílitiïna población cofán. Los territo Éíba/ ot L3 ados dentro de la Reserva Fauní ' yabeno y ' están situuzados por medio de un contro ' ‘ do ¡aga . - terio de Agricultura’ dados están aisladas unas de otras, i mui“ L35 5° i 5 gobiernos, interesados tan solo en extraer petró- ¡Omdas Por o ek, para obtener grandes ganancias en un tiem- Y exp ¡nerales Y el su ¡dades han debido afrontar la supervivencia en leo’ TnimO. Las comunte ¿fl ¿le sus ancestros. n mondo muyfolfïjfrlas comunidades cofanes se basa en la necesi- U rom Ei comP ll Aguarico Cuyabeno y, de esta manera, ase- Va e ' ¡rvaf el de preSe ad gnoradas por el país 90”” ¡ eblo en el futuro. Para sobrevivir ahora, Se - u d ‘tenaa de p - ' b’ ' os: ma, ¡a exis d “es requerimientos asic S . ‘fica 0 han ‘dentl la herencia natural. No se Plïede des’ be preSefVaÏ , Se de PÏÍÏÏÏEÏÜ/ ' han posibi- , bosques, ya que estos ' te los nos y 'b'litarán en el , . Vomblemen n e, presente y la posi i "un irre _ n el pasado, e . la Vida e Iitad0 l conocimiento - - sa arezca e futuro-d no Se puede permitir que de P . Segun 0’ dio ambiente. . z 5 sobre el me Or ¡O5 pueblos indigenia los recursos naturales. _ acumulado Prmne el uso adecuado de Obtener ingresos económi- Este saber Pjebe desarrollar formas e el medio ambiente y e¡ co- Tercero, 5€ que permitan mantejner e pasa por alto y destruye ficientes, n mun 0 q“ cos su ¡ m¡5mo, en U - ' nto de su entorno’ 93
  5. 5. Exp Torista Semam ”ba 27 y utilizado Nacionalid modalidad bilidad a lar El ecoturismo es un término mu o’3anÍzación de Indígenas de Ia (O/ NCE), lo ha definido como una e" una visión mundial de sustenta Entre las muchas alternativas probadas por pasados 30 años, el turismo ha sido la más pro rápidamente que turistas extranjeros está na cantidad de dinero por disfrutar de los bosque natural, los animales, plantas medicinales y la ge A pesar de que la población indígena resul ”mundo exterior” por sus costumbres, sas, se rechaza la idea de Ï n dispues Il ron algunos contratiem pos que superar. En los primeros viajes organizados (por medio d jes), por ejemplo, se ofrecían tours de navegación co en piraguas (botes pequeños) que resultaban i turistas y provocaban que éstos no pudieran pone al destino final. Los viajeros estaban acostumbrad modidad; no obstante, no fue tarea fácil acertar e mientos de los visitantes, a pesar de que el líder d ne una mejor visión del mundo occidental que el haber vivido en las dos culturas). Paso a paso, s eriencia indígena con el eco me 5 Y nte qu ¡a at ‘Wïsmo. Um tedOra_ tos
  6. 6. ¡emo de los servicios, se fecdonagferente’ proporcionar ma manera Twadón de actividades d lan‘ ¡esP emmió que las cualidades . se Presaba el singular conocimiento (e I ‘ Oncepción dguristas y que ¡es rn u entorno, por lo que se io énfags S0 re ía progmmaCltlifl de los tours. No era ec ño de “verme en científicos o graduados univ ¿ad coetes de su Propio mundo y medio ambie e, por el contrari ¡ntélp Ja a la poblaci ° _m¡ento mantuvo en venta‘ Conil“ e de este nuevo negocio. ocupa; a poco, la operación creció y necesitó Pgoneí se construyeron cabañas en varias ¡o rala e compraron canoas a motor de propiedad ¡“dm co, s e utmzaban para el turismo, así como para “¿ds ¡ ¡ndpiente logro en la operación turístic 53' enadón obligó a algunos miembros d cqlol‘ am de sus tierras, ya que los bosques se go Éasfé y pastizales. Otros vecinos e tuvo qu Y0r comod' e los tours de la comunid a buscar medios para adquirir los ¡o ¡edad que les per ' ' ' tllulozgïuï ejllecutado sino hast ' tumfifiayo de 1992. Mientras ta en r - - nta ' s ecoturisticas. se Cue las operacione ' bundante " la fauna en esta area es a navegable la maY°l parte del anoluación de pecaríes de boca blanca, l robablemente la mayor conce“ ' Estos animales son Parte de la l y pencuentran entre Zábalo y Aguancolde experiencias excepcionale5 Se oveen l a la VEZ Pr ' ra vez Se i - de los cofanes Y _ establecida, ra _ _ y dieta _ t S’ Cabe senalar, que por norma Debido 3| “mm a los turis a cuando ¡OS ¡“mias estan presentes. - la caza y practica
  7. 7. do número de población humana en ei bcásque, los peca" miedo al hombre Y Se aiercan sin m‘ na- as a las lnmeqlis Pueblo, por Io que e‘ “mi P“ e ¿‘metia con facilidadlac Clela comunidad lia ¡mp| em°"‘*‘_d° reglas y leYes que gracias a los aportes‘ económicos generados por manejo proplO de fauna; elemp 0/ ' a GCG limites lQa sq Persona y Por lomadai de “ellas espficleg “m? los p animales como los guacamalm} gavlfiïlls’ águflas forman parte de la lista de especies pro‘ I idas de ¿a timos años. A partir de este ano, l05 Pllmaïlï de la balo, son protegidos por su valor turistico, ya que Se como especies claves y están amenazadas de extinc¡0n_ es que los animales pueden ser observados con facmd po tas que visitan el territorio. ' _ l Se ha invertido una gran cantidad de ‘tiempo en ph _ _ Ig‘ rrollar infraestructura en una parte amplia de los bos Hoy en día, se cuenta con largos senderos de aproxim ¿me Iómetros, en los cuales no se practica la. caza til‘ la expi “Í rera, además se ha realizado una propia zonificación ¡ur _n mad. área. Se han construído instalaciones (cabañas) con mater. Q renovables, cuidadosamente seleccionados y pequeños s cales que permiten al turista disfrutar del bosque en grupos eras ¡o En las cercanías del núcleo de la comunidad se Cuenta reduqtkst ñas y un comedor con capacidad para hospedar a 5 personc forma parte de un proyecto comunitario. También exkte Unaslo cum un museo a lo largo del río, que son visitados a por ÉÏUPOS o de turistas como los del Flotel Orellana, propiedad de CEMECOTUR-TRANSTURI. Aparte de los servicios turísticos ya mencionad socios formado por Transturi? ” y 10 miembros de I balo, operan el programa Aguarico Trekking, mientras e| ¡e dela comunidad provee todo tipo de servicios relacionados al ¡“rito te tipo de operación y organización ha estimulado la partici Srl") Es munitaria en el Pueblo cofán de Zábalo. pam)“ C0- l Os! gru a COmunid 28 La empresa Transturl se encarga de vender los “paquetes turísticos de zábaw dores y agencias intemacionales. como por eiemplo la A ' ' a (‘Peli- Califomia. gencia wfldemess de Belllfill. 96
  8. 8. A. cv. “ r '. ístematízación de experiencias colección s Ï-HÉÁÏ199ïÉ‘ - a l « . -.. _w. v_. . ; __ , .,_c—-a- 7 ‘ Bosques Nativos Andinos Ecoturismo en el Ecuador Trayectorias y desafíos AHON Organización a paralel Desanollo y la Cooperacion l lNTERCOO Programa Regional lliilári Mundial pm h Naturaleza UICN —— —ï———————_-n
  9. 9. ES una publicación del Programa Regional de Bosques Nativos A _ . nd¡ Ecuador, con los auspicios de la Cooperación para el Desarrollo y i "°5- . - - . a “Yuri Humanitaria (DDA-Suiza), INTERCOOPERATION y la Oficina Regmnay par: América del Sur de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), - ' N ‘onal Forestal y de Areas Naturales y Vida Silvestre. |N El lzslcllslllllapgrcila nacional de PROBONA en Ecuador. EFAN © DDA INTERCOOPERATION, UICN, i995 ISBN: 9978-82-657-9 Compilación: Leida Azócar de Buglass Revisión y edición: Xavier Izko Co-autores: Alcíbiades Martinez, Tarquino Tapuy, César Andi, Randall Borman, Xiomara Izunem’ Norby López, Cecilia Araujo, Juan Carlos González, Oswaldo Muñoz, Maria Elena Jervis, Truman Freire, Xavier Bustamante, Soledad Bastidas, Michael MacColm, Barbara Roth y Rodrigo Ontaneda Comentaristas: Andrew Drumm, Judith Guerra, David Parra, José Rodríguez y Roberto Ulloa Diseño y diagramacíón: Alvaro Sevilla Argudo Impresión: Editora Argudo Hnos. Telf. : 249363 o Quito DDA Eigerstrasse 73, fax: 004131 455721, 3001 Berna, Suiza INÏERCOOPERAÏION Casilla 6724, fax: 031 26 36 05, 3001, Berna, Suiza 0 Oficinas de la UICN-Sur, edificio DIGICOM, 5to. piso, Quito - Ecuador UICN Oficina Regional para América del Sur, Av. Atahualpa 955 y República, ed. DIGICOM, 4to. piso, telf. : 466 622, 466 623, fax: 466 624, Quito - Ecuador

×