CLONACION HUMANADr. Néstor V. Torres DariasProfesor Titular de Universidad de Bioquímica y Biología Molecular. Universidad...
respuesta urgente a cuestiones que aluden al centro mismo de nuestra cultura, eimpelida a autorregularse a un ritmo superi...
que dos clones sean genéticamente idénticos, no significa que sean idénticos entodas sus manifestaciones. El medio ambient...
clonación terapéutica es pues desde el primer momento instrumental, como unmedio para generar células madre, mientras que ...
continuación una de estas células se trasladó a otro medio de cultivo, en el que lacélula entró en una fase llamada “durmi...
En el caso de la clonación terapéutica, el paso siguiente consiste en dejardesarrollar al embrión durante cuatro o cinco d...
El último hito en esta secuencia de acontecimientos se ha producido este mismoaño, cuando AdvancedCellTechnology comunicó ...
unanimidad se da sobre la inutilidad e inconveniencia de la clonación reproductiva.La primera razón de peso que la desacon...
reencarnación, despertaríamos después de la muerte en un nuevo cuerpo tal ycomo si nos acabáramos de despertar de un sueño...
principios del próximo año en la que se penaliza con hasta 10 años de prisión y 1millón de dólares a cualquiera que genere...
Frankenstein y condenar a su criatura. Por el contrario la respuesta ha sidoconocer las consecuencias de lo que se investi...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Clonacion humana

1.502 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.502
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
12
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Clonacion humana

  1. 1. CLONACION HUMANADr. Néstor V. Torres DariasProfesor Titular de Universidad de Bioquímica y Biología Molecular. Universidadde La Laguna.El 25 de noviembre de 2001, la compañía AdvancedCellTechnologyradicadaenWorcester, Massachusset (U.S.A.), anunció a través de la revista (publicada enInternet) TheJournal of Regenerative Medicine, la obtención del primer embriónhumano obtenido por transferencia nuclear. En otras palabras, el primer embriónclónico humano. El anuncio desató inmediatamente una tormenta en los mediosde comunicación, reflejo del interés y la polémica que despierta este asunto.Despliegue mediático que se sumó a la serie que se viene produciendo desde1997, año en que se hizo público el nacimiento del primer mamífero superiorclonado, la ya mundialmente famosa oveja Dolly. En esta ocasión, lo mismo queen ocasiones anteriores, nos hemos visto expuestos a numerosos debates en losque se pronuncian expertos, políticos, periodistas y representantes de la IglesiaCatólica.No sorprende el interés y la fascinación que suscita la clonación humana. Se tratade una cuestión que no deja indiferente a casi nadie al aludir a algunas de lasnuestras más íntimas inquietudes y preocupaciones, y que abre expectativasinusitadas en aspectos tales como la identidad del ser humano, la procreación, eldeseo de inmortalidad, la salud, la calidad de vida, la ética o las conviccionesreligiosas. Lo cierto es que más allá del sensacionalismo que pueda darse enalgunos medios de comunicación, la posibilidad de clonar seres humanos hapasado de ser ciencia-ficción a constituir un hecho técnicamente posible y, sinduda, inminente. La sociedad de nuestro tiempo se ve, una vez más, forzada a dar
  2. 2. respuesta urgente a cuestiones que aluden al centro mismo de nuestra cultura, eimpelida a autorregularse a un ritmo superior a su capacidad de asimilación. Eldebate, la reflexión y la toma de decisiones en un tema como este, en el quesubyacen conceptos científicos, tecnológicos y biomédicos requiere en primerlugar, conocer aquello de lo que estamos hablando. Sólo a partir de la informacióny del conocimiento es posible la reflexión y la opinión informada que debepreceder a la toma de decisiones. En este sentido la comunidad científica y launiversidad, por la responsabilidad divulgadora que les corresponde, tienen unamisión que cumplir. Y es desde la asunción de esta responsabilidad divulgadoraque se plantea esta exposición. Se trata de informar, en términos inteligibles parael profano, sobre los conceptos y la ciencia básica subyacente en el tema de laclonación humana y propiciar la reflexión sobre algunas des sus implicacioneséticas y sociales.¿En qué consiste la clonación?El término clon procede del griego “klon” que significa esqueje. De hecho, cuandoa partir de un fragmento de planta, como por ejemplo un geranio, obtenemos unaplanta nueva estamos fabricando un clon. Clones son por tanto aquellos deorganismos de idéntica constitución genética procedentes de un único individuomediante multiplicación asexual, siendo a su vez iguales a él. La clonación esentonces el proceso de producción de clones, por el cual sin la unión de doscélulas sexuales se obtienen seres idénticos genéticamente.En la naturaleza se producen de forma natural y esporádica clones de animalessuperiores. Es el caso de los gemelos monocigóticos que se producen sinintervención humana directa como consecuencia de una división espontánea delzigoto. Los gemelos monocigóticos tienen la misma dotación genética y son portanto iguales entre sí (clones) aunque distintos a sus progenitores.Dicho esto es importante hacer algunas precisiones necesarias para entenderdesde un principio las implicaciones y dimensión real de la clonación. El hecho de
  3. 3. que dos clones sean genéticamente idénticos, no significa que sean idénticos entodas sus manifestaciones. El medio ambiente natural y cultural es determinantepara generar diferencias entre ellos. A la pregunta de si un clon de Einstein tendríael mismo coeficiente intelectual, personalidad y carácter, que el Einstein original, larespuesta es no. La inteligencia, el carácter y la personalidad de un ser humanoson consecuencia no sólo de sus genes sino también, y en una proporción nadadesdeñable, del medio ambiente en el que este desarrolla. Aunque los genes seanlos mismos se necesitan muchos años de influencias ambientales específicas paraobtener la versión final de la persona. Si un clon de Einstein se desarrollara en elambiente adecuado podríamos encontrarnos con un “Einstein 2” con uncoeficiente de inteligencia superior, mejor memoria y un carácter distinto. O por elcontrario, podríamos a partir de los mismos genes pero desarrollados en otrascondiciones obtener un “Einstein 3” sin las geniales cualidades del original. Nosabemos qué genes o factores ambientales determinan los comportamientoscomplejos de definen el carácter o la inteligencia, aunque hay acuerdo en que esuna combinación de ambos. Para que los clones sean efectivamente idénticosdesde todos los puntos de vista deberíamos ser capaces de reproducirexactamente no sólo el genoma, sino todos y cada uno de los factoresambientales en los que se desarrollarán, desde la composición de nutrientes yhormonas en el útero materno hasta el medio cultural, la sociedad, el lenguaje, laeducación, etc. En definitiva su historia completa. Y puesto que social yculturalmente la flecha del tiempo se mueve en una única dirección (el tiempo esirreversible) y la historia no se puede repetir, dos clones nunca seráncompletamente idénticos.Tipos y técnicas de clonaciónExisten dos modalidades de clonación que se relacionan directamente con eldebate que se ha suscitado: la clonación reproductiva y la terapéutica o celular. Laclonación reproductiva está dirigida al nacimiento de individuos completosgenéticamente idénticos. Implica la implantación del embrión clonado en el úterode una madre, el desarrollo del mismo y el nacimiento de un individuo. Laclonación terapéutica no llega tan lejos. Está limitada a la fase celular y tiene comoprincipal finalidad la obtención de las denominadas células madres. Las célulasmadre son células capaces de reproducirse indefinidamente y que, estimuladasadecuadamente, pueden evolucionar y diferenciarse hacia cualquier tipo de tejido,ya sea piel, tejido nervioso o muscular. Estos tejidos se podrían utilizar para tratara pacientes con una gran variedad de enfermedades sin problemas de rechazo. La
  4. 4. clonación terapéutica es pues desde el primer momento instrumental, como unmedio para generar células madre, mientras que la clonación reproductiva tienecomo finalidad la reproducción humana por medios asexuales.La técnica de clonación más relevante y prometedora es la de transferencianuclear (TN). La TN consiste en la sustitución del núcleo celular de un óvulo por elnúcleo de una célula con una dotación cromosómica completa. La célula donantedel núcleo puede ser una célula ya diferenciada, “madura”, de cualquier otro tejido(intestinal, de tejido mamario, piel) aunque también pueden utilizarse para este fincélulas procedentes de un embrión.Fue con esta técnica con la que IamWilmut, del Instituto Roslin de Edimburgo,consiguió la clonación, en 1997, del primer mamífero superior: la oveja Dolly. Pocodespués un grupo de la Universidad de Hawai, codirigidos por TeruhikoWakayama y RiuzoYanagimachi, empleando el mismo procedimiento obtuvoclones de ratones y clones de los clones. Hasta ese momento el únicoantecedente de clonación conocido fue la clonación de ranas hasta la fase derenacuajos que publicó en 1975 el embriólogo John Gurdon, del Medical ResearchCouncil de Cambridge. Sin embargo, cuando este y otros investigadoresintentaron lo mismo con mamíferos, no se obtuvieron resultados, lo que llevópensar que, en este aspecto, los embriones de rana se distinguían de los de otrasespecies y que no era posible obtener clones de otros animales por este método.El nacimiento de Dolly vino a demostrar que esto no era cierto, abriendo un campoinmenso de nuevas posibilidades.La clonación por TN es conceptualmente simple. Consiste en sustituir el núcleo deun óvulo, por el núcleo de una célula, provocar el desarrollo del embrión eimplantarlo en un útero, de manera que después del proceso de gestación nazcaun individuo que es genéticamente idéntico al individuo que donó el nucleo. En elcaso de la oveja Dolly el procedimiento seguido fue el siguiente. En primer lugarse extrajeron células de glándula mamaria de un ejemplar de oveja Finn Dorset,raza de pelo completamente blanco. Estas células como cualquier otra del mismoindividuo, contienen todos los genes del organismo, pero al estar especializadasen glándula mamaria sólo están activos aquellos que son necesarios para lafunción de la mama. Las células una vez extraídas fueron trasladadas a un mediode cultivo en donde se les permitió crecer y dividirse, de manera que se obtuvouna población en la que todas ellas eran copias de las células originales. A
  5. 5. continuación una de estas células se trasladó a otro medio de cultivo, en el que lacélula entró en una fase llamada “durmiente” o “quiesciente” en el que cesa ladivisión celular. La generación de embriones viables requiere de un tiempo paraque el genoma del núcleo se “reprograme”, y pase de la función celular queoriginalmente tenía (glándula mamaria) a su nueva función de núcleo de embrión.La reprogramación es posible si se parte de células en fase durmiente que en fasede división. El siguiente paso consistió en extraer un óvulo sin fertilizar de otraoveja, en este caso de una ScotishBlackface, que se distingue de la Finn Dorseten que la cabeza es de color negro. A este óvulo se le extrajo el núcleo de maneraque quedó el óvulo desprovisto de su genoma (los cromosomas del núcleo) perocon la maquinaria metabólica necesaria para producir un embrión intacta.Es en este momento en el que se produce la transferencia nuclear, insertando elnúcleo de la célula donadora al óvulo anucleado. Esto se hizo situando a la céluladonadora junto al óvulo anucleado y sometiendo al conjunto a un débil pulsoeléctrico. La descarga provocó que se fundieran las dos células en una sola, de lamisma forma que dos pompas de jabón se funden en una. La transferencianuclear se puede conseguir también por otros procedimientos, como por ejemploempleando una fina aguja que sirve para inyectar el núcleo en el óvulo. Al primerpulso eléctrico, que provocó la fusión en una única célula del óvulo y de la célulamamaria, siguió una segunda descarga eléctrica. Esta sirvió para simular lafertilización natural y desencadenar los mecanismos que inician la reprogramacióndel núcleo, que entra entonces en una fase de división celular y formación delembrión. La reprogramación celular es un mecanismo complejo y prácticamentedesconocido en sus fundamentos moleculares. Lo que sí se sabe es que lacomposición macromolecular del citoplasma del óvulo es crítica en el proceso dereprogramación. Hasta aquí los pasos seguidos son comunes a los dos tipos declonación, la reproductiva y la terapéutica. Es a partir de este momento que una yotra toman caminos diferentes.En la clonación reproductiva el siguiente paso es la implantación en el útero deuna madre receptiva del embrión que ha comenzado a desarrollarse. En el casode Dolly, el embrión se implantó en el útero de una ScotishBlackface y al cabo de148 días de gestación esta parió un cordero (Dolly) de raza Finn Dorset(totalmente blanca) e idéntico a animal donador de núcleo.
  6. 6. En el caso de la clonación terapéutica, el paso siguiente consiste en dejardesarrollar al embrión durante cuatro o cinco días, de manera que el óvulo inicialse transforme en una bola de células 100-200 denominada blastocito, quecontiene en su interior células madre utilizables. Este fue el procedimientoempleado por AdvancedCellTechnology aunque no llegaron a separar y diferenciarlas células madre del embrión humano clonado. Si al blastocito se le permitieraseguir desarrollándose y se implantara en un útero humano se podría obtener, trasel parto consiguiente, un clon humano. Esta técnica se halla por tanto en el umbralmismo de la clonación humana reproductiva.El éxito de la clonación reproductiva depende de muchos factores muchos de loscuales no se controlan bien. Esta es la razón por la que el porcentaje de intentosfallidos en la generación de clones viables es muy alto. A las dificultades de latransferencia nuclear propiamente dicha hay que añadir los problemas asociadoscon la implantación del embrión al útero, que pueden también llegar malograse.De hecho Dolly es el único resultado satisfactorio de 277 intentos, lo que arroja unporcentaje de éxito (0.4%) muy por debajo del observado en el proceso natural.Muchos originaron fetos no viables. Otros que llegaron a nacer lo hicieron congraves problemas (e.g. malformaciones de riñón) y murieron a las pocas horas.Más recientemente se han clonado por la misma técnica de TN vacas, ratones,pollos, cerdos y monos, pero siempre con porcentajes de éxitos del 1-2% comomáximo.Clonación humana: estado de la cuestiónEn el instante que se hizo público el nacimiento de Dolly se reanimó la carrera porobtener el primer clon humano. Sólo un año después Michael West, presidente deAdvancedCellTechnology, anunció que su empresa obtuvo un embrión humanoclonado por transferencia del núcleo de células de piel humana al óvulo de unavaca. En este caso el embrión se desarrolló durante doce días antes de detener elexperimento.En el año 2000 un consorcio científico privado liderado por los doctoresPanaiotisZavos (Centro Kentucky para la Medicina Reproductiva y la Fertilizaciónin vitro) y Severino Antinori, experto en fertilidad humana, a los que posteriormentese unió la Dra. CristineBoisselier, directora de la firma Clonaid, anunció planespara clonar seres humanos de parejas estériles sin posibilidad de procrear.
  7. 7. El último hito en esta secuencia de acontecimientos se ha producido este mismoaño, cuando AdvancedCellTechnology comunicó la obtención del primer embriónhumano clonado con objeto de obtener del mismo células madres. Esta empresa,después de asesorarse sobre los aspectos éticos del procedimiento recolectóóvulos de mujeres anónimas sanas de edades comprendidas entre los 24 y 32años que habían sido madres al menos una vez. Simultáneamente tomaronmuestras de piel de otros donantes anónimos que posteriormente servirían paraaportar los núcleos. Los donantes de núcleos fueron individuos de distintasedades, sanos unos y pero con diabetes o lesiones de médula espinal otros, yaque estos serían los primeros candidatos a beneficiarse de la clonaciónterapéutica. El único embrión conseguido exigió la formación de 71 zigotos.Paralelamente al anuncio de estos resultados se ha reanimado un debate sobrelos aspectos éticos de la clonación humana en sus dos variantes, la reproductiva yla terapéutica, y sus implicaciones económicas, sociales y políticas. En estedebate se han esgrimido razones a favor y en contra de cada una de ellas y desdedistintos puntos de vista.La clonación terapéutica es la que cuenta con más partidarios, entre ellos lamayorparte de la comunidad científica. El argumento principal a su favor es que servirápara avanzar en el tratamiento de numerosas dolencias y enfermedades, así comoen los procedimientos de fertilización in vitro. Los tejidos embrionarios clonadospueden ser usados para la sustitución de tejidos enfermos; para la producción deproteínas de uso terapéutico, el diagnóstico de enfermedades, el diseño detratamientos de prevención de enfermedades genéticas, ensayos de medicinas yprocedimientos médicos, etc. La clonación reproductiva tiene sin embargo muchosmenos defensores. Entre estos se sitúan aquellos que esgrimen razones de índolepersonal: la clonación de adultos representa una salida para aquellos que pordiversas razones deseen niños o adultos genéticamente idénticos a ellos mismoso a alguien a quien quieren o admiran. En este caso la clonación se justifica comouna expresión de la libertad reproductiva individual que no debe estar limitada porla legislación.Así como hay consenso generalizado en la comunidad científica y en la sociedadsobre la conveniencia y utilidad de la clonación terapéutica, casi la misma
  8. 8. unanimidad se da sobre la inutilidad e inconveniencia de la clonación reproductiva.La primera razón de peso que la desaconseja desde muchos puntos de vista serefiere al carácter experimental de las técnicas empleadas y al elevado riesgo defracasos y de seres humanos defectuosos. Además esta baja tasa de éxitoprecisaría emplear un elevado número de embriones, lo que agudizaría elproblema del almacenamiento y uso de los embriones sobrantes. La clonaciónreproductiva pasaría a convertirse en un acto más de consumo: algo que secompra para adquirir un bien material; en este caso un ser humano idéntico a otro.En este escenario es posible imaginar un mercado de genoma, en el que se valorea los donantes dispuestos a permitir su clonación a cambio de dinero: estrellas decine, atletas, premios Nobel, etc. Se produce también un conflicto de derechosindividuales. Al derecho individual de reproducción esgrimido por los defensoresde la clonación reproductiva se contraponen otros derechos de los que es titular elrecién nacido. Así la clonación por transferencia génica a un óvulo previamenteanucleado atenta contra el derecho del futuro hijo a tener un padre y una madrebiológicos-genéticos. Por último no es descartable que los clones lleguen a serconsiderados ciudadanos de segunda clase; en algunos casos engendrados conuna única finalidad, la de servir de proveedor de órganos de repuesto.Desde una perspectiva religiosa la posición común es de rechazo. Para la IglesiaCatólica y también para la mayoría de las confesiones religiosas la vida humanaes única y especial y sólo puede ser creada, determinada o controlada por susdeidades correspondientes. Esto les lleva a oponerse a la clonación humana encualquiera de sus variantes, incluida la clonación terapéutica. Muchas religionescreen en la existencia e individualidad de un alma humana, por lo que de serllevada a cabo la clonación reproductiva plantearía debates inusitados hastaahora. Por ejemplo, ¿tendría alma un ser humano clonado? ; o dicho de otramanera, ¿sería posible clonar a la persona pero no al alma? En este aspecto laposición más extrema y heterodoxa es la que presenta el culto religioso de losraelianos. Para este grupo la vida en la tierra fue creada en laboratorios por seresextraterrestres. Los grandes profetas y fundadores de credos religiosos comoBuda, Mahoma o Jesús son clones de seres superiores traídos a la tierra. En suconcepción la resurrección de Jesús es interpretada como una clonación. Para losseguidores de esta doctrina la clonación permitirá a la humanidad en un futuropróximo alcanzar la vida eterna por la vía de la clonación. El próximo paso, unavez conseguida la clonación reproductiva, sería clonar a una persona adulta deforma directa y sin tener que pasar por el proceso de crecimiento. Se transferiría lamemoria y la personalidad del individuo al clon; de manera que, en esta suerte de
  9. 9. reencarnación, despertaríamos después de la muerte en un nuevo cuerpo tal ycomo si nos acabáramos de despertar de un sueño.En línea con los argumentos a favor y en contra arriba expuestos, la legislación dela mayor parte de los países de nuestro entorno cultural ha desarrolladolegislaciones que prohiben la clonación reproductiva pero que dejan abierta víaspara la clonación terapéutica. Así en España la clonación de seres humanos estáexpresamente prohibida desde 1995 en el Código Penal (Art. 16: “se castigarán lacreación de seres humanos por clonación u otros procedimientos dirigidos a laselección de la raza”). Anteriormente se consideraba motivo de infracciónadministrativa en la Ley sobre Técnicas de Reproducción Asistida de 1988. Unasituación similar se da en Italia, Alemania, Francia, Bélgica o Japón. Por su parteel Consejo de Europa ha recomendado la prohibición en varias ocasiones. EnEuropa la excepción se ha dado hasta ahora en el Reino Unido. En este país ladenominada Ley de Fecundación Humana y Embriología autoriza la clonación y elcultivo de células madre humanas con finalidades terapéuticas tales comoobtención de cultivos celulares personalizados para transplantes. Sin embargo el17 de noviembre de 2001 una sentencia del Alto Tribunal de Londres propiciadapor grupos antiaborto, estableció que la clonación humana reproductiva no estáincluida en dicha ley, lo que en la práctica supone que la clonación reproductiva noestá sujeta a la legislación y en consecuencia no está penalizada. Inmediatamentedespués de conocerse la sentencia, Alan Milburn, Ministro de Salud, anunció lapresentación de una nueva ley que establecerá que la clonación humana es undelito.En los Estados Unidos de América el Presidente Bill Clinton impuso en sumomento una moratoria sobre investigaciones encaminadas a la clonaciónhumana y la Comisión Nacional Asesora de Bioética recomendó que seimpusieran restricciones legales al respecto. Más recientemente el PresidenteGeorge W. Bush, a pesar de su rechazo inicial, ha permitido la investigación confondos públicos en células madres clonadas extraídas de embriones de ciertaslíneas ya existentes (clonación terapéutica), aunque el Congreso aún no haprohibido con una legislación específica la experimentación en clonación conembriones humanos. Este vacío legal es el que ha permitido a la empresaAdvancedCellTechnology llevar a cabo sus experimentos y lo que sin dudapropiciará que otras empresas lo hagan. Existe no obstante una iniciativa legal,actualmente en el Senado, la ley Weldon-Stupal que se espera sea considerada a
  10. 10. principios del próximo año en la que se penaliza con hasta 10 años de prisión y 1millón de dólares a cualquiera que genere clones humanos.Es indiscutible que la utilización de embriones clonados como fuente de célulasmadre tiene una utilidad cierta en el desarrollo de terapias regenerativas quepermitirán tratar una amplia gama de enfermedades humanas tales como ladiabetes, el cáncer, el SIDA, el Parkinson o el Alzheimer. Igualmente es cierto quela clonación humana reproductiva es prácticamente posible. De hecho el másimportante argumento en contra de la clonación reproductiva viene de laslimitaciones de la técnica de cara a su viabilidad. Pero que estas limitaciones sesuperen es cuestión de tiempo y llegado ese momento nada podrá impedir que sepractique. Presumiblemente se abrirá un nuevo mercado (legal o ilegal) en el queaquellos que puedan permitírselo podrán generar clones de sí mismos. Se abrepor tanto un debate que afecta no sólo a la definición de lo que es un ser humanoy a la imagen que este puede tener de sí mismo sino que también tienedimensiones políticas y económicas.Ante este panorama compuesto a partes iguales de riesgos y posibilidades, ¿debela comunidad renunciar a los beneficios potenciales por el rechazo ético quegeneran las cuestiones asociadas con la clonación humana en cualquiera de susmodalidades?; ¿condenaremos al nuevo Frankenstein como hizo la sociedad de lanovela de Mary Shelley?; ¿adoptaremos la solución de imponer a todos un juicioinspirado por principios espirituales o la de permitir a los ciudadanos juzgar por símismos sobre cuestiones que, como las que surgen con relación a la clonaciónhumana, son definitorias y nos afectan íntimamente?Este es el debate que se ha abierto, en el que todos tenemos derecho a intervenir.Pero la participación exige conocimiento, información. Es condición necesaria,pero no suficiente contar con información rigurosa y accesible sobre los principiosen los que se sustentan esta nueva revolución tecnológica. Sólo así estaremos asalvo de las manipulaciones a las que, por motivos religiosos, ideológicos,económicos o por prejuicios basados en ignorancia, vamos a estar expuestos. Encualquier investigación científica y en sus posibles aplicaciones siempre hayriesgos, riesgos cada día más sutiles y difíciles de comprender. Nuestra sociedady nuestra cultura basada en los principios de democracia y respeto a la libertadindividual, han resuelto este antiguo dilema a través del debate democrático y delanálisis ético. Y en ningún caso la solución ha sido quemar el laboratorio, matar a
  11. 11. Frankenstein y condenar a su criatura. Por el contrario la respuesta ha sidoconocer las consecuencias de lo que se investiga en él y aceptar y limitar susriesgos. Lo que nos lleva a que la actividad científica debe estar regulada por lasociedad a través sus instituciones y de la representación política. Instituciones yrepresentación en los que las únicas fuerzas y argumentos no deben ser las purasdel mercado y del beneficio económico.La universidad y las sociedades científicas tienen en este sentido un papel, unafunción que cumplir: promover la apertura de la sociedad hacia los cambiostecnológicos que ya estamos experimentando, informando de sus beneficios ypeligros potenciales pero sobre todo estimulando el pensamiento crítico, científicoy humanista. El miedo no debe limitar la libertad y el progreso. Víctor Frankensteinno debe morir, ni su laboratorio destruido por el miedo.

×