Mitología Griega

767 visualizaciones

Publicado el

Mitos de Eros y Psique y de Prometeo y Pandora

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
767
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
5
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Mitología Griega

  1. 1. EL MITO DE EROS Y PSIQUEPsique era una princesa de una belleza tan extraordinaria que la misma diosaAfrodita estaba celosa de ella.Psique era tan bella que seguía virgen porque su belleza sobrehumanaasustaba a sus pretendientes. Afrodita ordenó a su hijo Eros, el dios delamor, que castigara a la atrevida mortal. Por eso, algún tiempo después, unoráculo mandó al padre de Psique, bajo la amenaza de una terriblecalamidad, que llevara a su hija a una roca solitaria donde sería devorada porun monstruo.
  2. 2. Pero el dios Eros, cuando vio a la muchacha que tenía que morir en la bocadel monstruo que la esperaba abajo, quedó tan impresionado por su bellezaque tropezó y se pinchó con una de sus propias flechas -esas flechas queutilizaba de manera tan eficaz para llevar el amor súbito tanto a los mortalescomo a los dioses.Así fue como Eros se enamoró de la persona que su madre le había mandadoeliminar. Temblando, pero resignada, Psique estaba esperando en su rocasolitaria la ejecución del oráculo, cuando de repente se sintió suavementeelevada por los vientos; era Céfiro, el viento del Oeste, que la llevó a un valledonde quedó dormida, sobre un verde césped.
  3. 3. Al despertar, Psique descubrió ante si un magnífico palacio de oro y mármolque comenzó a explorar. Las puertas se abrían y voces incorpóreas la guiabany se presentaban como sus esclavas.Cuando cayó la noche y Psique estaba a punto de dormirse, un misterioso serla abrazó en la oscuridad, explicándole que él era el esposo para el cualestaba destinada. Ella no conseguía ver sus rasgos, pero su voz era dulce y suconversación llena de ternura. Su matrimonio se consumó, pero antes de quevolviera la aurora, el extraño visitante desapareció, haciéndole prometerprimero a Psique que jamás intentaría ver su rostro.Psique no estaba descontenta con su nueva vida. No le faltaba de nadaexcepto su encantador esposo, que sólo iba a visitarla en la oscuridad de lanoche. Sin embargo, fue presa de la nostalgia y una noche pidió a su maridoque la dejase visitar a sus hermanas. Eros accedió a cambio de lo que le habíahecho prometer a Psique.Visitó entonces a sus dos hermanas que, devoradas por la envidia,sembraron en su corazón las semillas de la sospecha, diciéndole que suesposo debía ser un horrible monstruo para esconderse así de ella. Lacriticaron tanto que una noche Psique, a pesar de su promesa, se levantó dela cama que compartía con su esposo, con disimulo encendió una lámpara yla sostuvo encima del misterioso rostro.En vez de un espantoso monstruo, contempló al joven más hermoso delmundo -el propio Eros-. A los pies de la cama estaban su arco y sus flechas.En su conmoción y su gozo, Psique tropezó y se pinchó con una de lasflechas, y por eso acabó por enamorarse profundamente del joven dios queantes había aceptado por haberse enamorado él de ella. Pero su movimientohizo que una gota de aceite caliente cayera sobre el hombro desnudo deldios. Él se despertó enseguida, regañó a Psique por su falta de palabra einmediatamente desapareció.
  4. 4. El palacio desapareció también, y la pobre Psique se encontró en la rocasolitaria otra vez, en una espantosa soledad. Al principio pensó en suicidarsey se tiró a un río que había cerca de allí, pero las aguas la llevaronsuavemente a la otra orilla.En su desesperación, Psique pidió ayuda a los dioses, quienes le dijeron quetendría que pedirle perdón a Venus, la madre de Cupido, a quien sin saberlohabía ofendido.Venus la despreció, sin embargo le dio una oportunidad; tendría que pasartres duras pruebas, que eran más que imposibles de realizar, pero quePsique logró cumplir con la ayuda de la naturaleza, que la quiso ayudar.Venus la acusó de hechicera; y deseando vencerla, la sometió a una últimaprueba aún más difícil. Debería bajar al Averno y llenar un cofre con unaparte de la belleza de Proserpina, deidad de vida, muerte y resurrección ybase de un mito de la primavera.Sabiendo que eso era más que imposible, Psique decidió suicidarsearrojándose desde lo alto de una torre. Pero antes de caer al vacío escuchóuna voz que le prometió guiarla durante su travesía; pero con la condiciónque una vez que se llenara el cofre con la belleza de Proserpina no deberíaabrirlo jamás.Psique hizo todo lo que le aconsejó la extraña voz, pero un deseo vehementede curiosidad la obligó a abrir el cofre.Cuando la caja se abrió, un sueño mortal la invadió y se desplomó sobre elcamino como fulminada por un rayo.
  5. 5. Cupido, que la había estado buscando, la encontró, pudo volver a encerrar el sueño en el cofre y después la despertó con un beso. La alzó con suavidad y levantó vuelo llevándola con él hasta el monte del Olimpo, donde Júpiter, dios del firmamento los unió oficialmente en matrimonio para siempre.Fuentes:http://clasesmarian.blogspot.com/2010/11/el-mito-de-cupido-y-psique.htmlhttp://www.sabersinfin.com/articulos-2/psicologia/1355-el-mito-de-eros-y-psique.htmlhttp://arescronida.files.wordpress.com/2012/06/selkies.pnghttp://diviniti.es/historia-de-la-sexualidad/http://spacioars.blogspot.com/2010/07/eros-y-psique-mitologia-griega.html
  6. 6. EL MITO DE PANDORAEn aquellos tiempos en los que todavía reinaba Cronos en el universo, loshombres vivían una época dorada: la diosa Justicia estaba todavía en laTierra y ayudaba a ser justos.Tiempo después, Cronos fue derrotado por Zeus. Los dioses abandonaron alos hombres. Al ver las desgracias de la humanidad, un titán llamadoPrometeo se apiadó de ellos. Con mucho esfuerzo juntó todos los malesesparcidos por la Tierra y los metió en una gran tinaja que tapócuidadosamente.Después se la entregó a Epimeteo.-Nunca permitas que nada ni nadie abra esta tinaja y jamás aceptes ningúnregalo de Zeus- le dijo.Luego se dirigió a los demás hombres:-Sacrificad un buey blanco en honor a Zeus. Colocad a un lado los huesos y lagrasa del animal y, al otro, lo mejor de la carne y la piel.Los hombres obedecieron. Al rato, el gran dios descendió y se hizo presente.-Elige la mejor parte, Zeus- dijeron los hombres, temerosos.El gran dios eligió la primera, sabiendo que no era la mejor. Los hombres,lejos de informarle de su error, se abalanzaron ansiosamente sobre la otraparte. Zeus montó en cólera.-¡Puesto que la codicia os impide ser humildes y generosos, desde hoyvuestra vida continuará sin fuego!- le gritó indignado, y retiró el fuego de laTierra.
  7. 7. Luego se dirigió a Prometeo:-¡Ten cuidado, Prometeo, no juegues con mi paciencia ni me desobedezcas!Zeus abandonó la Tierra rumbo al Olimpo.Aquel invierno fue muy crudo, y los pueblos de la Tierra, sin el calor de lashogueras, morían de frío.Prometeo sintió pena por ellos. Consciente de los peligros que corría, robó elfuego a Zeus y lo llevó de nuevo a la Tierra.
  8. 8. Cuando el dios supo lo sucedido, tomó medidas ejemplares. Se dirigió haciala fragua de Hefesto, y le encargó que crease a la mujer.Hefesto modeló barro con sus manos y le dio apariencia de diosa. Luegohorneó la figura y llamó a otros dioses para que la dotaran de cualidades.Cuando hubieron terminado su tarea, la figura de barro cobró aparienciareal.-Has hecho un buen trabajo, Hefesto, gracias- le dijo Zeus-. Tu creación sellamará Pandora.Zeus y la mujer descendieron a la Tierra y fueron a la casa de Epimeteo.-Toma, Epimeteo. En premio a tu fidelidad, quiero ofrecerte este presente-dijo Zeus, y señaló a Pandora.Epimeteo vio por primera vez a una mujer y se enamoró de ella al instante,aceptando complacido el regalo.-Vivirás conmigo, Pandora- le dijo Epimeteo-, pero hay algo que debes saber:nunca entres en aquella habitación.A medida que transcurría el tiempo, la curiosidad de Pandora iba enaumento. Un día no aguantó más y aprovechando que Epimeteo estabaausente se dirigió a la habitación prohibida y entró. El lugar estaba vacío.Sólo había una enorme tinaja cerrada que ocupaba el centro. Epimeteo llegóal lugar, pero ya era tarde: Pandora había abierto la tinaja.
  9. 9. -¡Qué has hecho insensata!- gritó el hombre, aterrado.De la tinaja salieron los males y se esparcieron nuevamente entre loshombres. Pandora quiso reparar su error y la tapó, pero tan sólo quedóatrapado un mal: la esperanza.
  10. 10. Como castigo por su desobediencia, Prometeo fue encadenado a una gran piedra. Durante cuatrocientos años, un águila descendía diariamente al lugar y le roía el hígado, que volvía a crecerle durante la noche para que al amanecer las aves hicieran interminablemente su trabajo. Tal fue el precio que tuvo que pagar por desafiar los designios de Zeus.Fuentes:http://ecosdeladistancia.wordpress.com/2010/06/22/prometeo-y-pandora-mitologia-griega/http://niiteixeira.blogspot.com/2011/05/o-mito-da-caixa-de-pandora.htmlhttp://commons.wikimedia.org/wiki/File:Martinez-prometeo.jpg?uselang=eshttp://api.ning.com/files/UDlz*Aq8sehDLV5Sg8x*54cSr7AvzhACn9pznJDgUHfmXRMRpJ-i5G6Gz2vHn5etUgFZ2QXjs9u97EsVOn62EYUFLmME-lm9/AFuego.jpg

×