Actividad Nº 04: Tarea “Llamados a vivir en comunión”<br />2 .- Lee el documento “Creo en la Iglesia”, y participa en el f...
Actividad nº 04
Actividad nº 04
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Actividad nº 04

1.004 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.004
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
6
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Actividad nº 04

  1. 1. Actividad Nº 04: Tarea “Llamados a vivir en comunión”<br />2 .- Lee el documento “Creo en la Iglesia”, y participa en el foro compartiendo con los demás compañeros las siguientes cuestiones:<br />1¿Se puede realmente creer en Jesús al margen de su Iglesia? ¿Por qué<br />NO se puede creer en JESUS al margen de la iglesia por que, La Iglesia ya no es una simple sociedad humana, sino la comunión trinitaria del Padre y del<br />Hijo en el único Espíritu. Para el concilio Vaticano II la iglesia es misterio, esto es, una realidad empapada de la divina presencia y fruto de las operaciones trinitarias. Es por eso que, comoconcluía R. Guardini, sólo cabe acceder al misterio de la Iglesia después de haberla amado. Es necesario ser Iglesia, es decir, vivir en la Iglesia y sentir con la Iglesia.<br />La Iglesia es más que un objeto de fe. Es el lugar en el que la fe católica es acogida,<br />Concebida y profesada.<br /> En la Iglesia se acoge y transmite el evangelio. La fe de todos y cada uno es siempre<br />y en todo caso «fe que escucha a la Iglesia y cree en la Iglesia» (K.Rahner). La reflexión del cristiano no puede separarse de la fe de la Iglesia, sino que tiene que convertirse en el ritmo que acompase su propia respiración <br />.2- ¿Por qué hoy muchos jóvenes no quieren saber nada de la Iglesia<br />Son muchas las razones que los jóvenes no quieren saber nada de la iglesia por que están muy apegados a las cosas malas que el mundo ofrece hoy en día <br />3.- ¿Qué consecuencias comparta el individualismo y la privatización de la fe cristiana? ¿En qué se nota?<br />Ante la tentación, muy presente en la cultura actual, de ser cristianos sin Iglesia y las nuevas búsquedas espirituales individualistas, afirmamos que la fe en<br />Jesucristo nos llegó a través de la comunidad eclesial y ella “nos da una familia, la familia universal de Dios en la Iglesia Católica. La fe nos libera del aislamiento del yo, porque nos lleva a la comunión”. Esto significa que una dimensión constitutiva del acontecimiento cristiano es la pertenencia a una comunidad concreta, en la que podamos vivir una experiencia permanente de discipulado y de comunión con los sucesores de los Apóstoles y con el Papa.<br />3.- Finalmente, visualiza las aportaciones de Aparecida acerca de “La espiritualidad de comunión”, sintetiza las ideas principales sobre qué se entiende por “Llamados a vivir en comunión” y señala qué llamadas descubre para su vida personal y universitaria. El estudiante adjunta en el foro su tarea <br />en un solo archivo, colocando una carátula con todos los datos pertinentes.<br />el encuentro de los<br />discípulos con Jesús en la intimidad es indispensable para<br />alimentar la vida comunitaria y la actividad misionera.<br />signo e instrumento de la<br />íntima unión con Dios y de la unidad de todo el género<br />humano”.<br />vivir unidos y participar en la fracción del pan y en las<br />oraciones” (Hch 2, 42). La comunión de la Iglesia se nutre con el Pan de la Palabra de Dios y<br />con el Pan del Cuerpo de Cristo. La Eucaristía, participación de todos en el mismo Pan de Vida<br />y en el mismo Cáliz de Salvación, nos hace miembros del mismo Cuerpo (cf. 1 Co 10, 17). Ella es<br />fuente y culmen de la vida cristiana, su expresión más perfecta y el alimento de la vida en<br />comunión. En la Eucaristía, se nutren las nuevas relaciones evangélicas que surgen de ser hijos e<br />hijas del Padre y hermanos y hermanas en Cristo. La Iglesia que la celebra es “casa y escuela de<br />comunión”, donde los discípulos comparten la misma fe, esperanza y amor al servicio de la misión<br />evangelizadora.<br />estamos llamados a vivir y transmitir la comunión con la Trinidad, pues “la evangelización es<br />un llamado a la participación de la comunión trinitaria”.<br />La Iglesia, como “comunidad de amor”, está llamada a reflejar la gloria del amor de<br />Dios que, es comunión, Que también ellos vivan unidos a nosotros para que el<br />mundo crea” (Jn 17, 21). La Iglesia “atrae” cuando vive en comunión, pues los<br />discípulos de Jesús serán reconocidos si se aman los unos a los otros como Él nos amó (cf. Rm<br />12, 4-13; Jn 13, 34).<br />consiste en vivir ya en<br />este tiempo la “comunión de los santos”, es decir, la comunión en los bienes divinos entre todos<br />los miembros de la Iglesia, en particular entre los que peregrinan y los que ya gozan de la gloria.<br />Constatamos que, en nuestra Iglesia, existen numerosos católicos que expresan su fe y su<br />pertenencia de forma esporádica, especialmente a través de la piedad a Jesucristo, la Virgen y su<br />devoción a los santos. Los invitamos a profundizar su fe y a participar más plenamente en la vida<br />de la Iglesia, recordándoles que “en virtud del bautismo, están llamados a ser discípulos y<br />misioneros de Jesucristo”.<br />

×