PLANEACIÓN PROSPECTIVA
Alfonso Saldaña Barrios
… mediante la prospectiva se debe “observar
lejos, ampliamente y profundame...
4. Plantearse las buenas preguntas y desconfiar de las ideas recibidas
Una buena respuesta está basada en una buena pregun...
Godet, 2007, afirma que los seres humanos adoptan una de cuatro actitudes frente a los
diferentes sucesos que pueden ocurr...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Planeación prospectiva as

108 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Tecnología, Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
108
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Planeación prospectiva as

  1. 1. PLANEACIÓN PROSPECTIVA Alfonso Saldaña Barrios … mediante la prospectiva se debe “observar lejos, ampliamente y profundamente, pensar en el hombre y asumir riesgos”. (Gastón Berger, 1959, p. 17.) Cada ser humano vive preparándose para el futuro, una condición fundamental para preservar la vida y lograr el progreso y, en términos personales, para procurar el bien de los seres más queridos; sin embargo, proyectarse hacia el futuro implica canalizar las acciones que conlleven a su exitosa realización. En el ámbito organizacional, proyectar un futuro posible es una estrategia que se conoce como “prospectiva” Berger (2007) la define como la ciencia que estudia el futuro para comprenderlo y poder influir sobre él), visión que es fundamental para que una organización sea competitiva y sobreviva en el mundo actual. Godet (2007) concibe, en la prospectiva, cinco ideas clave que deben tenerse en cuenta para que la toma de decisiones impacte tanto en la sociedad como en las organizaciones: 1. El mundo cambia pero los problemas permanecen Godet (2007) afirma que: Los hombres tienen la memoria corta: desconocen lo que es el largo plazo y sus enseñanzas. La historia no se repite pero los comportamientos se reproducen (p. 16). Es necesario saber que de la forma como actuemos en el presente, será el futuro, porque la historia se escribe a diario. 2. Los actores clave en el punto de ramificación Al actuar, cada persona hace cambios para bien o para mal; es necesario reconocer el punto donde se originan dichos cambios para saber a qué acontecimientos afectarán. Dupuy (1982, p. 32) dice que: Lo que hacemos hoy se explica, no por sus condicionamientos, sino por el objetivo que explicitamos y hacia el cual tendemos. Es una forma sencilla de afrontar el fenómeno causa-efecto, lo que hace imperativo tomar decisiones que permitan una ramificación positiva hacia el futuro que se desea. 3. Un alto a la complicación de lo complejo Si bien la realidad es compleja, se hace necesario dar explicaciones sencillas que permitan ver el mundo de una manera comprensible; grandes pensadores han demostrado que es más sencillo complicar las cosas, que simplificar lo complejo, la verdadera razón del pensamiento crítico. Lo complejo no necesariamente es complicado, así lo complicado se convierta en complejo con gran facilidad, La simplicidad no se debe confundir con simplismo, ya que el rigor se pierde, así que: El reto está en ser ambicioso, porque, si es fácil complicar las cosas, es bien difícil simplificarlas (Godet, 2007, p.18).
  2. 2. 4. Plantearse las buenas preguntas y desconfiar de las ideas recibidas Una buena respuesta está basada en una buena pregunta, lo cual depende también de la pretensión con que se formule el interrogante; cada una de los interlocutores tiene la obligación de hacerse entender. Es importante, entonces, cuestionarse a diario, fijarse metas nuevas y recordar que: A las empresas les pasa lo que a los árboles... ¡Que una vez podados echan los brotes mejor!, Godet (2007, p. 19); esta frase sintetiza la necesidad del cambio y el desconfiar cuando las cosas marchan bien. Al cuestionarse también se hace pertinente debatir la realidad de los conocimientos recibidos; las ideas al igual que el mundo están en constante cambio, lo que permite crear nuevas formas de ver la realidad. 5. De la anticipación a la acción, a través de la apropiación El ser humano para poder actuar debe apropiarse de las funciones que implican mover colectivos en procura de anticipar el futuro deseado. Existen tres momentos que ligados pueden generar cambios benéficos para las organizaciones; anticipación, acción y apropiación (véase figura 1). Para que los cambios se den, es importante mantener una motivación interna, en estrecha relación con una estrategia externa. Apropiar es movilizar y sentir internamente lo que se desea obtener de manera eficiente y consciente. Se anticipa el deseo, se actúa desde el punto de partida por medio de la voluntad y se apropia para que sea una realidad. Godet (2007, p. 18), afirma que: El matrimonio entre la pasión y la razón, entre el corazón y el espíritu es la clave del éxito de la acción y de la plenitud de las personas (el cuerpo). Figura 1. El triángulo griego. (Adaptado de Godet, 2007).
  3. 3. Godet, 2007, afirma que los seres humanos adoptan una de cuatro actitudes frente a los diferentes sucesos que pueden ocurrir: a. La actitud de avestruz: ve los cambios a su alrededor y no hace nada; es un ser pasivo que no toma partida. b. La actitud de bombero reactivo: no prevé los cambios, actúa por reacción ante una situación imprevista. c. La actitud de asegurador preactivo: se anticipa a los hechos o cambios que pueden suceder en diferentes escenarios, preparándose para un futuro posible. d. La actitud de conspirador proactivo: busca muchas formas para cambiar el futuro posible, después de haber formulado escenarios posibles logra pensar más allá y genera los cambios que se desean. Estas actitudes pueden ser asumidas en cualquier momento de la vida ante diferentes situaciones; sin embargo, a nivel organizacional y frente a la vida en general, debe evitarse la actitud de “avestruz”. En cambio, sabiendo que no estamos preparados para casos fortuitos (bombero), podremos prepararnos para lo inevitable (asegurador) y que lo deseable es cambiar el rumbo de acuerdo con las necesidades que se tienen (conspirador proactivo): Naturalmente, en un contexto de crisis, la reactividad prevalece sobre el resto, y en un contexto de crecimiento, es preciso anticipar los cambios y provocarlos, fundamentalmente, por medio de la innovación (Godet, 2010, p. 8). El futuro aún no existe, sin embargo una de las facultades que tenemos los seres humanos es la imaginación. Pensar a futuro es soportar imaginarios en un contexto que está por crearse, lo que permite programar mejor cada una de las actividades por realizar y así conseguir efectividad en los objetivos que se trazan a diario. Bibliografía Godet, M. (2007). Prospectiva estratégica: problemas y métodos. París: Instituto Europeo de Prospectiva y Estrategia. Dupuy (Jean-Pierre), 1982, Orden y Desorden. París Umbral Berger (Gaston), 1959, La actitud Frente al Futuro, Enciclopedia Francesa tomo XX, nueva sociedad de la enciclopedia francesa Cannac (Yves), Godet (Michel), 2001, Buen Gobierno, Futuribles, n°265, juin

×