Parròquia Nostra                                           Senyora de                                           del Remei ...
Lectura de la 1ª carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 1, 22-25Hermanos: Los judíos exigen signos, los griegos busca...
para obrar así? Jesús contestó: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré. Losjudíos replicaron: Cuarenta y seis a...
Por eso la ley de Cristo, la ley-Cristo, no pesa, es descanso del alma; no agobia,alegra el corazón; no es complicada, ins...
cuerpo. El culto que Dios quiere es el de mi amor y mi entrega, una existenciaentregada como la de Jesucristo.También los ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Relexión del domingo 3º de cuaresma. ciclo b. parròquia Nostra Senyora del Remei. es Molinar

651 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
651
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
127
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Relexión del domingo 3º de cuaresma. ciclo b. parròquia Nostra Senyora del Remei. es Molinar

  1. 1. Parròquia Nostra Senyora de del Remei Es Molinar Tercer Domingo Cuaresma. Ciclo B La Palabra de Dios nos dice…Lectura del Libro del Éxodo 20, 1-3. 7-8. 1217El Señor pronunció las siguientes palabras: Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué deEgipto, de la esclavitud. No tendrás otros dioses frente a mí. No pronunciarás elnombre del Señor, tu Dios, en falso. Porque no deja el Señor impune a quienpronuncie su nombre en falso. Fíjate en el sábado para santificarlo. Honra a tu padrey a tu madre: así se prolongarán tus días en la tierra, que el Señor, tu Dios, te va a dar.No matarás. No cometerás adulterio. No robarás. No darás testimonio falso contra tuprójimo. No codiciarás los bienes de tu prójimo: no codiciarás la mujer de tu prójimo,ni su esclavo, ni su esclava, ni un buey, ni un asno, ni nada que sea de él. Salmo responsorial 18 Señor, tú tienes palabras de vida eterna.
  2. 2. Lectura de la 1ª carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 1, 22-25Hermanos: Los judíos exigen signos, los griegos buscan sabiduría. Peronosotros predicamos a Cristo crucificado: escándalo para los judíos, necedad para los griegos; pero para los llamados a Cristo judíos o griegos-: fuerza de Dios y sabiduría de Dios. Pues lo necio de Dios es más sabio que los hombres; y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres. Lectura del santo Evangelio según San Juan 2, 1325En aquel tiempo se acercaba la Pascua de los judíos y Jesús subió a Jerusalén. Yencontró en el templo a los vendedores debueyes, ovejas y palomas, y a los cambistassentados; y, haciendo un azote de cordeles,los echó a todos del templo, ovejas y bueyes;y a los cambistas les esparció las monedas yles volcó las mesas; y a los que vendíanpalomas les dijo: Quitad esto de aquí: noconvirtáis en un mercado la casa de miPadre. Sus discípulos se acordaron de lo queestá escrito: «el celo de tu casa me devora».Entonces intervinieron los judíos y lepreguntaron: ¿Qué signos nos muestras
  3. 3. para obrar así? Jesús contestó: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré. Losjudíos replicaron: Cuarenta y seis años ha costado construir este templo, ¿y tú lo vas alevantar en tres días? Pero él hablaba del templo de su cuerpo. Y cuando resucitó deentre los muertos, los discípulos se acordaron de que lo había dicho, y dieron fe a laEscritura y a la Palabra que había dicho Jesús. Mientras estaba en Jerusalén por lasfiestas de Pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo los signos que hacía; peroJesús no se confiaba con ellos, porque los conocía a todos y no necesitaba eltestimonio de nadie sobre un hombre, porque él sabía lo que hay dentro de cadahombre. Pistas para la reflexiónLa Cuaresma nos enseña a seguir a Cristo, que es nuestro camino, nuestroprograma y nuestra ley. Una de las tres preguntas fundamentales del ser humano,según Kant, ¿qué podemos hacer?. Las otras serían ¿qué podemos saber? y ¿quépodemos esperar?A la pregunta ¿qué podemos hacer?, los cristianos respondemos: mirar a Cristo yseguirle, hemos de hacer lo que él hizo, adaptándolo a nuestra realidad, y nopodemos hacer lo que repugnaría a Cristo. Por eso no podemos dejar decontemplarle.Y la normativa de Cristo, no está escrita, es un espíritu de vida, o mejor, es elEspíritu de Cristo metido en nuestra vida, es la vida de Cristo asimilada. Por eso laley no nos viene de arriba ni de fuera, sino que está interiorizada, escrita en lasentrañas, el Espíritu de Cristo derramado en nuestros corazones. Basta seguir elcorazón. Es también, podríamos decir, la ley del amor, el mandamiento de Cristo“que os améis como como yo os amo. Al fin y al cabo, Jesús no hizo otra cosa queamar hasta el fin.Esta ley del amor resume y completa todas las leyes antiguas: amar con todo elcorazón a Dios y al prójimo. No hay más. Dios y el prójimo, sabemos, se identifican.
  4. 4. Por eso la ley de Cristo, la ley-Cristo, no pesa, es descanso del alma; no agobia,alegra el corazón; no es complicada, instruye al ignorante; no es oscura, da luz alos ojos; no es amarga, más dulce que la miel; no es barata, más preciosa que el oro.El templo, decimos, es lugar de encuentro con Dios. El templo era en Israel uno delos pilares de su religión. Larga historia había hecho de la tienda del encuentro unTemplo grandioso, centro de devoción, pero centro también del poder religioso.Los samaritanos tenían otro templo, en Garizín, y una mujer pregunto a Jesús sobreel valor de los templos: ¿dónde hay que dar culto, dónde está más Dios en Jerusaléno en Garizín? La respuesta de Jesús fue radical: ni en Jerusalén ni en Garizín. Diosno habita en casa de piedra. Dios es espíritu y habita en el corazón, donde haylibertad y verdad. Dios es amor y habita en los que aman y en los que se aman. Lostemplos de piedra terminan destruyéndose y son fríos, están muertos. Dios es fuegoy prefiere los templos vivos.Todo creyente en Cristo se convierte también en templo. “¿No sabéis que soistemplos de Dios y que el Espíritu Santo habita en vosotros?” (1Cor 3,16). Dios hacesu morada en el que escucha su palabra y lo ama (Jn 14,23). Admirablesconsecuencias: yo estoy siempre habitado por Dios, puedo abrirme en cada instantea su presencia, puedo estar en oración permanente, debo respetar siempre mi
  5. 5. cuerpo. El culto que Dios quiere es el de mi amor y mi entrega, una existenciaentregada como la de Jesucristo.También los hermanos son templos de Dios, debo respetarlos y servirlos como aDios mismo. No puedo permitir que estos templos sean profanados de ningúnmodo o sean destruidos. Sabemos que, por desgracia, hay muchos mercaderes yvioladores de templos humanos, muchosresponsables de su destrucción. ¡Cuántos templosarruinados por el hambre o la guerra!Entenderíamos bien que Jesucristo siguiera con ellátigo levantado, que no es otro que el látigo de suamor. También los cristianos podemos y debemosrepetir este gesto misericordioso de Jesús.Ayer el Templo fue convertido en un mercado, hoyel mercado (sociedad actual: capitalismo,comunismo, consumismo, culto al cuerpo, cultos alplacer…) es convertido en templo (religión), y sonincalculables las víctimas que en él se ofrecen.La ley fue dada por medio de Moisés; la gracia y la verdad nos han llegadopor Jesucristo.En la Nueva Alianza, Jesús resucitado será la Nueva Ley que nos muestra elcamino, y el Nuevo Templo donde encontramos a Dios.CUESTIONES:¿Estoy preparado para empezar la operación limpieza de mi interior?¿Qué debo limpiar?Momento de OraciónSeñor, dame fuerzas y luz para llevar a término esta limpieza que tanto necesito.

×