Para el 4 de octubre de 2014

Santiago,  el
hermano del
señor

PARA ESTA SEMANA:  Mateo 719-11; Juan 14:8-10; Lucas 1511-2...
Wrvlmïtï ELEGIDO PARA SERVIR

L. 

, _ y l ¿Quién fue Santiago?  (Mat.  12316-50; Mar.  3:17. 18; Luc.  6:16)

Sepúembm Ha...
¿QUÉ REQUIERE DIOS DE TI? 
¿ACCIONES o PALABRAS? 

"Como adventistas observadores del sábado,  profesamos obedecer
todos l...
MARÏES
¿Gili >)’“l
H ,  Il If
Kw ‘EJ
Eaptiembre

-0

Ó. 

 

A NUESTRA FAMILIA CRISTIANA
DESPARRÁMADA EN EL EXTRANJERO

El...
EL REGRESO AL PRINCIPIO:  L0 MÉÉRC°EES

t l

BÁSICO SOBRE SANTIAGO l l 

i. ..

_ _ _ Octubre
¿Recuerdas cuando compraste ...
JUEMÍÉS

/ 

x’

c’)
1

Octubre

l-CÏZ! )

’. 

/  Medita en la calidad y la realidad de tu propia fe.  ¿(uan real es?  ¿c...
RECUERDA

Como vemos en el versículo de hoy,  el libro de Santiago es un manual
para las acciones prácticas en la vida cri...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 1 | Joven | Santiago, el hermano del Señor | Escuela Sabática Cuarto trimestre 2014

1.331 visualizaciones

Publicado el

Lección 1 | Joven | Santiago, el hermano del Señor | Escuela Sabática Cuarto trimestre 2014
www.escuelasabatica.es

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.331
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
563
Acciones
Compartido
0
Descargas
32
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 1 | Joven | Santiago, el hermano del Señor | Escuela Sabática Cuarto trimestre 2014

  1. 1. Para el 4 de octubre de 2014 Santiago, el hermano del señor PARA ESTA SEMANA: Mateo 719-11; Juan 14:8-10; Lucas 1511-24, Mateo 625-34; Hebreos 9:14. IEXTO CLAVE: "¡Fíjense que gran amor nos ha dado el Padre, que se nos llame hijos de Dios! ¡Y lo somos! El mundo no nos conoce, precisamente porque no lo conoció a el" (‘l Juan 3:1). PREVIEW staba tan entusiasmado! Estaba a punto de celebrar mi cumplea- i ños número 18, y con eso comenzaría una nueva vida. obtendría mi licencia para conducir; ya no tendría que pedir a mi madre que me lleve adonde quería ir. Ahora podría ofrecerme a cargar com- bustible al auto y conducir adonde quisiera, durante los fines de semana. Sin embargo, antes de tomar el examen de conducir, tuve que estudiar el manual de conducción. El manual contenía toda la información que necesitaba, a fin de llegar a ser un gran conductor: definiciones de las señales de tránsito, qué hacer en caso de accidente, cuando comenzar a doblar, donde no podria estacionar y mucho más. Cuando recuerdo como la experiencia de aprender a conducir me ayudó a ser un mejor conductor, pienso en las palabras que Santiago escribió para todo aquel que desea ser un mejor cristiano, por medio de una fe práctica. Luego de conocer a Jesus, no solo como hermano, sino también como su propio Salvador, Santiago sintió que debia compartir con otros el significado de seguirlo. Se puede resumir el mensaje de la Epístola de Santiago en el versículo 25 del capitulo 1: "Pero quien se fija atentamente en Ia ley perfecta que da libertad, y persevera en ella, no olvidando Io que ha oído sino haciéndolo. recibirá bendición al practicarla". Si anhelas las bendiciones de Dios. te invito a sumergirte en este prác- tico libro de la Biblia durante esta semana. Aprende de la experiencia transformadora que expone Santiago, y comienza a mejorar tu vida día a día, a través de los planes de aCCíÓfl que nos presentará esta semana. wwwEscuelasabaticaes Lección para jÓVCWBS 5 SÑEAEÏHÏ- 27‘ Ñeririvï-rrwore rr’: ’ s xxi
  2. 2. Wrvlmïtï ELEGIDO PARA SERVIR L. , _ y l ¿Quién fue Santiago? (Mat. 12316-50; Mar. 3:17. 18; Luc. 6:16) Sepúembm Hay cuatro personas llamadas Santiago en el Nuevo Testamento: dos de los doce discípulos (Mar. 3:17, 18), el padre de Judas -otro de los doce. pero no Judas lscariote (Luc. 6:16)- y uno de los hermanos de Jesús (Mar. 6:3). De estos cuatro, solamente el hermano de Jesús vivió lo suficiente y fue lo suficientemente prominente en la iglesia como para haber sido el autor de esta Epístola. Por lo tanto. creemos que Santiago, el hermano de Jesús, fue quien escribió este libro. ¿A quién escribió Santiago? (Sant. 1:1) A causa de la persecución, muchosjudíos cristianos estaban disemina- dos por la parte mediterránea del mundo. Muchos de estos conversos, por miedo, se inclinaban a ser cristianos solo intelectualmente, pero sin permitir que su fe afectara su conducta. intelectualmente, estaban de acuerdo con las doctrinas de la fe cristiana, pero no vivían acorde con esas verdades. La verdadera fe se manifiesta intelectualmente, creyendo la verdad como está en Jesús, pero luego viviendo esa verdad en el de- sarrollo de un carácter como el de Cristo, y viviendo una vida de servicio hacia otros, conforme al ejemplo que Jesús estableció para nosotros. Del libro de los Hechos aprendemos que Santiago fue uno de los lideres de la iglesia en Jerusalén. Mientras estaba alli, Pedro y Juan predicaron tanto a judíos como a gentiles. Predicaron con tanta pasión y poder que las personas que los escucharon fueron a otras ciudades, donde ellos mismos establecieron iglesias; aunque fueron perseguidos. Ellos perseveraron porque reconocieron que habla mucho trabajo por hacer, j y muchas verdades y consejos que enseñar. Temas de los que habla Santiago (Santiago 1-5) Quizas acabas de aceptar a Jesús como tu Salvador; o tal vez lo hayas conocido toda tu vida. No importa cuánto tiempo hace que eres cris- tiano, Jesús quiere que todos los que creen en el compartan su Palabra con otros. Con ese propósito, la Epístola de Santiago habla de muchos aspectos de la vida en los que debemos crecer como cristianos. En toda la carta se destaca el contraste entre las manifestaciones, los efectos y los resultados de la verdadera y de la falsa religión. Biblia en mano A / En el contexto del ministerio de Jesús, considera: ‘Cuando se enteraron sus parientes, salieron a hacerse cargo de él, porque decian: ‘Está fuera de si’ " (Mar. 3:21, NVl; ver también Juan 7:2-5). ¿Qué nos dicen estos textos acerca del modo en que percibía a Jesús su propia familia? ¿Qué lecciones podemos obtener para nosotros si, alguna vez, quienes nos aman no nos entienden? 6 / Lección para jóvenes
  3. 3. ¿QUÉ REQUIERE DIOS DE TI? ¿ACCIONES o PALABRAS? "Como adventistas observadores del sábado, profesamos obedecer todos los mandamientos de Dios y esperar la venida de nuestro Redentor l. l Debemos demostrar por nuestras palabras y obras que reconocemos la gran responsabilidad que se nos ha impuesto. Nuestra luz debe res- plandecer tan claramente que los demás puedan ver que glorificamos al Padre en nuestra vida diaria, que estamos en relación con el cielo y somos coherederos con Cristo Jesús, para que cuando el aparezca con poder y grande gloria seamos como él" (JT 11144). "Nuestras palabras, nuestros actos, nuestros vestidos, nuestra conduc- ta, hasta la expresión de nuestro rostro, tienen influencia. De la impre- sión que damos dependen resultados para bien o para mal, que ningún hombre puede medir" (MJ 295). “Cuando los que profesan servir a Dios sigan el ejemplo de Cristo practicando los principios de la ley en su vida diaria; cuando cada acto dé testimonio de que aman a Dios más que a todas las cosas y a su prójimo como a si mismos. entonces la iglesia tendrá poder para conmover al mundo" (lbid. 296). "Necesitamos hablar mucho más de los capítulos preciosos de nuestra experiencia, de la misericordia y bondad de Dios, de las profundidades incomparables del amor del Salvador" (PR 257). "Cada día de la vida esta cargado de responsabilidades que debemos llevar. Cada dia, nuestras palabras y nuestros actos hacen impresiones sobre aquellos con quienes tratamos. ¡Cuán grande es la necesidad de que observemos cuidadosamente nuestros pasos y ejerzamos cautela en nuestras palabras! " (Ib¡d. ) Biblia en mano / lee l Corintios 15:5 al 7 y Hechos 1:14. ¿Qué nos dicen acerca de los cambios que se produjeron en Santiago? l: ¿Qué más sabemos acerca de Santiago? Hech. 12:16. 17; 15:13, 14. 19; 21117-19; Gál. 1:18, 19; 2:9. www. EscueIaSabat¡ca. es Lección para jóvenes l 7 l í St-‘Plláflliíí Ax,
  4. 4. MARÏES ¿Gili >)’“l H , Il If Kw ‘EJ Eaptiembre -0 Ó. A NUESTRA FAMILIA CRISTIANA DESPARRÁMADA EN EL EXTRANJERO El libro de Santiago es una epístola inspiradora, dirigida a los judíos cristianos que estaban desparramados en el extranjero. Literalmente, "desparramados en el extranjero" significa “en la dispersión". “Se hace referencia especifica a la dispersión de los judíos entre las otras nacio- nes, en el tiempo de Ester (Est. 3:8) y en Pentecostés (Hech. 2:5, 9-11) I Muchos cristianos fueron desparramados por el mundo luego del martirio de Esteban. Estos creyentes compartieron el evangelio mientras avanzaban. Habia cristianos en Chipre, Antioquia y Fenicia (Hech. 11:19). Santiago los saluda. y se identifica a sl mismo como siervo de Dios y del Senor Jesucristo (Sant. H). El libro de Santiago es una carta. También podemos compararlo con un manual lleno de valiosa información acerca de la esperanza, la fe, la resistencia, y de consejos para nuestro viaje hacia el cielo (cap. l). Los consejos que contiene este libro son directos y fáciles de entender "No se contenten solo con escuchar la palabra, pues asl se engañan ustedes mismos. Llevenla a la practica" (1:22). En otras palabras, si escuchas el mensaje y no lo obedeces, eres como las personas que se miran en el espejo, pero que cuando se van se olvidan de cómo se ven. Santiago enfatiza la importancia de obedecer las instrucciones que Cristo nos dejó. Para el apóstol, la fe no es abstracta; requiere acción. Él insiste en que una vida de fe es integral: impacta cada area de nuestra vida y nos lleva a comprometemos con las vidas de otras personas. sin importar quiénes sean. Santiago discute por qué se prueba nuestra fe, y nuestra actitud ante las pruebas. También habla sobre escuchar la Palabra de Dios y obedecerla, nuestro temperamento, nuestra relación con otros y sobre que hacer si alguien se aleja de Ia verdad. En todas partes, los cristianos enfrentan muchos asuntos triviales. El orgullo se interpone, y muchas veces olvidamos nuestro propósito en este mundo. El libro de Santiago es un buen recordatorio de lo que Jesús quiere de nosotros. Es un libro que nos da mucha esperanza y conocimiento, para afrontar las diversas pruebas y tentaciones que encontramos. Analiza como deberia desarrollarse nuestro caracter y cuáles debieran ser nuestras acciones en este mundo. Santiago enfatiza también la necesidad de que los creyentes actúen de forma coherente con su fe. Seamos pacientes y amables. Oremos, pidiendo la ayuda de Dios en nuestras vidas. Biblia en mano f Lee Santiago 1:3; 2:5, 22 y 23; 5:15. ¿De qué modo actúa la le, en estos pasa- jes? ¿Qué nos dicen acerca de lo que significa vivir por le? ¿De qué lorma nos muestran que la fe es más que solo concordar intelectualmente con diversas verdades proposicionales? / ¿Qué cosas revelan en tu vida diaria la calidad y la realidad de tu le? ¿De que lorma puedes mostrar lo real que es tu le, aun en las cosas ‘pequeñas’? 8 I Lección para jóvenes
  5. 5. EL REGRESO AL PRINCIPIO: L0 MÉÉRC°EES t l BÁSICO SOBRE SANTIAGO l l i. .. _ _ _ Octubre ¿Recuerdas cuando compraste ese aparato electrónico increible, sin el e’ “" cual no podias vivir? Abriste la caja y lo prendiste. Buscaste el manual, y lo leiste para saber cómo utilizar cada una de sus funciones. De la misma fi manera, el libro de Santiago provee instrucciones importantes sobre b c cómo maximizar nuestra experiencia cristiana. Repasemos algunas de c’ m! ’ las instrucciones de Santiago que nos ayudaran a servir mejor a Dios y a representar a Jesús. Regocüate en las pruebas. En general, lo que menos tenemos ganas de celebrar son las dificultades de la vida. Sin embargo, Santiago 1:3 nos recuerda que las dificultades deberian darnos gozo, porque la prueba de nuestra fe produce paciencia, caracteristica evidente en Jesús cuando soportó las pruebas que implicaba ser el Salvador. "Proclama" tu fe a través de tus acciones. Ser un cristiano no es sim- plemente decir que confiamos en Dios, es también practicar lo que pre- dicamos. "Asi también la fe por sl sola, si no tiene obras, está muerta" (Sant. 2:17). Cuando José enfrentó a la esposa de su amo no solamente dijo que no podia pecar contra Dios, sino que además escapó de la escena (Gén. 391-12). ¡Eso es mostrar fe mediante las acciones! Aunque estaba haciendo lo correcto, sabia que probablemente tendria problemas por causa de ella. Sin embargo, posiblemente también sabia que Dios estaria con el a cada paso. Usa tu lengua para el bien. Cada vez que Jesús habló, tuvo un impacto en las personas que lo olan. Asi como Jesús menciono que no podemos servir a dos señores, Santiago nos recuerda que no pueden salir tanto el bien como el mal de nuestros labios (Sant. 3:10). Toma la decisión de pronunciar buenas palabras cada dia, para impactar de manera positiva las vidas de otros. Aférrate a la oración. Jesús pasó cuarenta dias orando en el desierto. Estaba débil, porque no habia comido. Satanás intentó tres veces hacerlo pecar, pero, gracias a su oración consistente y su conexión con el Padre, Jesus pudo resistir esta prueba. Es por esto que Santiago escribió: "¿Está afligido alguno entre ustedes? Que ore" (5:13). Biblia en mano / Lee Santiago 1:1, Hechos 11:19 al 21 y 1 Pedro 2:9 y lO. ¿Quiénes son estas ¡Ó “doce tribus" y de qué manera llegaron a dispersarse? 4 Lee Hechos 15:13 al 21. ¿De qué lorma atendió Santiago el problema que tenía / . . . la iglesia primitiva? / ¿Una iglesia en la dispersión? Suena como si fuéramos nosotros, los adventis- tas. A pesar de las vastas diferencias culturales. étnicas y sociales que existen entre nosotros, ¿qué nos une en Cristo, como un movimiento claramente protestante? Lección para jóvenes l 9
  6. 6. JUEMÍÉS / x’ c’) 1 Octubre l-CÏZ! ) ’. / Medita en la calidad y la realidad de tu propia fe. ¿(uan real es? ¿cuán profun- EL HERMANO QUE SEGUÍA E lNllTABA "¿No es acaso el carpintero, el hijo de Maria y hermano de Jacobo, de Jose. de Judas y de Simón? ¿No estan sus hermanas aqui con nosotros? " (Mar. 6:3). Todos pertenecemos a algun tipo de familia. Algunos formamos parte de una familia pequeña, mientras que otros tenemos muchos hermanos y hermanas; cada uno con diferentes habilidades y preferencias que hacen que. de alguna manera, uno desarrolle un vinculo más cercano con un hermano que con otro. Como se desanolló en Ia sección "Logos", se cree que Santiago (Ja- cobo) fue el hermano de Jesús, también, era hermano de José, Judas y Simón. Por lo tanto, él experimentó de primera mano la transición de Jesús de ser el hijo de un carpintero a cumplir con su misión divina dada por su Padre celestial. ¿Te has preguntado alguna vez qué habrá pensado Santiago la primera vez que escuchó a Jesús decir cosas como; "He venido a este mundo a cumplir la voluntad de mi Padre"? ¿No era su propio padre el padre de Jesús también? Santiago decidió seguir a Jesús de cerca. y debió haberse desarrollado un vinculo especial en su corazon; un vinculo que lo ayudó a creer que su hermano era el Mesías, y que llevó a Santiago a imitar a Jesus. AI comenzar a seguir a Jesus, Santiago aprendió de su fe, su paciencia y su amor. Experimento de cerca los efectos de estas caracteristicas dia tras dia. Fue testigo del amor y la misericordia de Jesús, que se derrama- ba sin medida para los enfermos, los pobres y los necesitados. Entendió que el secreto para superar las pruebas y las tentaciones es aferrarse a la perfecta fuerza de nuestro Padre celestial. Aprendió a alejarse del orgullo, los malos deseos y los labios mentirosos, Experimento un reavivamiento porque pasó tiempo con la Fuente de todo bien. Sin lugar a dudas, Santiago eligió el mejor Hermano, para imitar; una influencia que lo hizo diferente. Escucho las palabras de su Maestro y experimentó la transformación que solo sucede cuando imitarnos el fruto puro de la perfección: Jesucristo. En sus escritos, Santiago nos brinda una guia clara sobre como acer- carnos a Dios y cómo mostrar su amor en nuestras interacciones diarias con cada persona que nos cruzamos. Nuestro desafio hoy es decidir imitar a Jesús, como lo hizo Santiago, y expenmentar una transformación completa en nuestros corazones. Biblia en mano v Compara los siguientes pasajes y resume lo que tienen en común: Santiago 1:22 con Mateo 7:24 al 27; Santiago 3:12 con Mateo 7:16; Santiago 4:12 con Mateo 7:1. damente penetra? ¿Cómo te capacita para vivir la vida cristiana? ¿Qué cosas podrias hacer, y qué elecciones tomar, que te ayuden a mejorar la calidad y la profundidad de tu fe? 10 i‘ Lección para jóvenes
  7. 7. RECUERDA Como vemos en el versículo de hoy, el libro de Santiago es un manual para las acciones prácticas en la vida cristiana, escrito para los judios cristianos dispersos por Medio Oriente. Fue escrito, probablemente. por Santiago, quien era un dirigente de la iglesia en Jerusalén, y hermano de Jesús. En esta carta, Santiago habla sobre el crecimiento en Cristo y sobre como una fe viva se expresa a través de acciones. Enfatiza la sabiduria, la paciencia, el dominio propio, la humildad y el sometimiento a Dios. CONSIDERA » Prepara una carta imaginaria que Santiago podria haber recibido de Jesús cerca del final de su ministerio. » Compara y contrasta varios temas del libro de Santiago con la manera en que esos temas se mencionan en el libro de Proverbios. » Crea un collage que ilustre palabras o frases clave de Santiago. Usa una variedad de letras y de colores, o letras recortadas de diarios o revistas. » Escribe (e interpreta) una o dos nuevas estrofas para un himno o canción preferida, usando temas del libro de Santiago. v Entrevista a tres personas de diferentes religiones cristianas. Pregúntales qué piensan sobre el libro de Santiago. Alguna vez, ¿lo estudiaron de manera especifica? ¿Cuán importante o práctico es este libro para ellos? ¿De que manera piensan que los conceptos de Santiago se relacionan con nuestra salvación o nuestras relaciones? » Elige varias ideas importantes que Santiago menciona sobre cómo relacionarnos con los demás. Escribe una representación que ilustre esas ideas. >> Escribe una versión “moderna” de una sección del libro de Santiago. Concéntrate en temas que crees que desafiarán la comunidad de la iglesia hoy en dia. AMPLÍA Mateo S248; Santiago 1:4. Elena de White, Los hechos de los apóstoles, p. 360, párrafo 3. www. EscueIaSabat¡ca. es VlERNES Octubre Q3 Co/ aboraron esta semana; Johann De Dier, ciudad de Panama, Rep. de Panamá; Marlon Moodle, Jr. , ciudad de Panamá; Danilo Murillo, ciudad de Panamá; Victor Rivera, ciudad de Panamá; Zukeídys Palacio, ciudad de Panamá; Sharon Wright. Silver Spring, Maryland, EE. UU. Lección para jóvenes l 11

×