Tu tiempo en el templo

163 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
163
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Tu tiempo en el templo

  1. 1. MAYR BAZURDO G.AREA: RELIGIÓNGRADO SEXTOTU TIEMPO EN EL TEMPLO
  2. 2. LA VOLUNTAD DE DIOS A que llamamos la voluntad de Dios? Las circunstancias y condiciones imperantes no son siempre un factor ni un elemento decisivo al buscar la voluntad de Dios, pero a veces sí son un indicio. ¡Muchas veces es así como Dios nos lleva a hacer ciertas cosas: cierra unas puertas y abre otras! Por lo tanto, es prudente preguntarse: ¿En qué dirección parece Dios moverse? ¿Dónde se abren oportunidades para servirle? ¿En qué sentido parece Dios suministrarnos las facilidades y los medios?
  3. 3.  Si Dios señala un camino, da los medios para llegar a destino. ¡Y cuando abre ciertas puertas, es porque señala en esa dirección! Él no abre puertas por las que no quiere que entres. Dios crea determinadas situaciones especiales que son oportunidades de oro. ¡No defraudes a Dios dejando escapar esas oportunidades que Él te da, esas puertas que Él te abre! ¡En tanto Dios te bendiga, haga que lleves fruto y que seas una bendición para los demás, sigue adelante! ¡Entra por esas puertas y aprovecha las oportunidades de oro! ¡Señor, guíanos y condúcenos según lo que Tú sepas que es mejor! ¡Sabemos que si seguimos Tus indicaciones y hacemos Tu voluntad, Señor, Tú abrirás las puertas, nos ayudarás y todo saldrá como Tú quieras!
  4. 4. COMPARTIR Y CARIDAD No hace falta ser millonario para dar de lo que se tiene. No hay un solo hijo de Dios que no esté en condiciones de dar algo para ayudar a personas menos favorecidas. Aunque te parezca que no te lo puedes permitir, o aunque no puedas dar mucho al principio, ten presente que Dios bendice a los dadivosos. Si no eres rico, con mayor razón deberías practicar la generosidad: así Dios podrá bendecirte y multiplicar lo que tienes.
  5. 5. LA GENEROSIDAD
  6. 6. La economía de Dios y la del mundo se rigen porprincipios contrarios. En el mundo, lo normal espensar: «Cuando tenga millones, entoncescomenzaré a dar». El Señor, en cambio, nosexhorta: «Comienza dando lo que tienes ahora,que Yo te daré más». El hombre dice: «Yoprimero. La primera ley de la naturaleza es elinstinto de conservación». Por contraste, Diosdice: «Preocúpate primero de Mí y de los Míos, yYo cuidaré de ti»1. La persona que da nunca espobre. El que reparte con generosidad aunquetenga bien poco no puede ser pobre, pues Dios lobendice con mucho más.1.Mateo 6:33
  7. 7. CONSEJOS PARA HOY Claves para la buena comunicación Keith Phillips La buena comunicación depende de unos pocos principios cardinales. Si aprendemos a aplicarlos, tenemos grandes posibilidades de labrar relaciones felices y productivas. Sinceridad. Para empezar una relación con buen pie hay que ser sincero y franco. Tacto. Aunque es imperativo ser sincero, también es importante expresarse con gentileza y consideración, sobre todo con personas susceptibles y cuando se traten temas delicados. Sabiduría. La sabiduría nos enseña a tener tacto. Las páginas de la Biblia contienen gran cantidad de consejos prudentes aplicables a la vida cotidiana. También es posible imbuirse de sabiduría para hacer frente a las situaciones particulares que uno vive pidiéndosela a Dios. La Biblia promete que nos será concedida1, pero tenemos que pedírsela.
  8. 8. Amor. Puede que no hagamos ni digamos todoa la perfección; pero si los demás ven queestamos motivados por el amor, los enredos omalentendidos de poca monta no pasan amayores.Oración. Hay veces en que rezar con unapersona sobre una situación que la afecta a ellay también a ti es lo mejor que se puede hacerpara llegar a un buen entendimiento.Optimismo. Un carácter optimista suelesuscitar reacciones igualmente positivas.
  9. 9. Sentido de la oportunidad. Tan importante como saberqué decir es saber elegir el momento para decirlo, yreconocer también cuándo conviene quedarse callado.Mostrarse accesible. El diccionario define a una personaaccesible como «de fácil acceso o trato; abordable;afable». Si alguien sabe que te tomarás la molestia deescucharlo, puedes tener la certeza de que te has ganadosu amistad.Prestar atención. Es recomendable que escuches lo quete quieren decir los demás sin interrumpirlos, ni apurarlos,ni terminar las frases por ellos. Escuchar con atención esla mejor manera de fomentar un diálogo constructivo.
  10. 10.  Amplitud de miras. Las opiniones de las personas y su forma de abordar los problemas son tan diversas como las mismas personas. Permitir que la otra parte exprese lo que piensa y lo que siente manifiesta respeto y propicia intercambios fructíferos y positivos. La gente se sentirá mucho más cómoda con nosotros y acudirá a pedirnos consejo si sabe que la escucharemos con una actitud abierta, aunque no siempre coincidamos con sus puntos de vista. Empatía. Debemos ser sensibles a lo que complace o desagrada a los demás, a sus necesidades y estados de ánimo. Pongámonos en el lugar del otro. Sigamos la Regla de Oro2
  11. 11.  Sentido del humor. Unas cuantas risas pueden resultar muy oportunas para evitar que un intercambio de difícil pronóstico se torne demasiado intenso. Mejor no tomarse las cosas a la tremenda. Claridad. Habría menos malentendidos entre las personas si estas no se anduvieran con tantos rodeos y no recurrieran a tantas insinuaciones. Es mejor decir las cosas sin ambages que dejar intrigado al interlocutor. Si no estamos seguros de que nos entendió, mejor preguntárselo. Esfuerzo. A veces cuesta comunicarse; no hay vuelta que darle. Constancia. Las personas que se comunican con frecuencia se entienden mejor y tienen mayores probabilidades de resolver sus diferencias en cuanto surgen. ■ Santiago 1:5 Mateo 7:12

×