ECUADORDebateCONSEJO EDITORIALJosé Sánchez-Parga, Alberto Acosta, José Laso Ribadeneira,Simón Espinosa, Diego Cornejo Mena...
ECUADORDEBATE                                                    78Quito-Ecuador, Diciembre del 2009PRESENTACION / 3-5COYU...
ANÁLISISDe las críticas contra el sistema al ejercicio del poder: Los movimientossociales indígenas y las políticas de Ref...
PRESENTACIÓND        iscutir sobre cuerpos y sexuali-         dades cuando ya termina la pri-         mera década del sigl...
4 PRESENTACIÓN    La sexualidad se ha configurado his-        Las prácticas de la comunidad trans-tóricamente sobre la bas...
ECUADOR DEBATE 5dos el 10 de Agosto de 1809 culmina-         que revertir la tendencia largo tiemporon en 1812 con el triu...
COYUNTURADiálogo sobre la coyuntura: Tiempo de redefinicionesy opciones políticasParticipantes: Jorge León, investigador d...
8 Diálogo sobre la coyuntura: Tiempo de redefiniciones y opciones políticasderecha. En suma, un panorama que              ...
ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 9idea ya no está en las mismas condicio-       políticos se conviertan cada vez más ennes que e...
10 Diálogo sobre la coyuntura: Tiempo de redefiniciones y opciones políticaspapel de los medios de comunicación es        ...
ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 11ción de todo el bloque. Tienen la difi-       a sectores que por lo menos formalmentecultad d...
12 Diálogo sobre la coyuntura: Tiempo de redefiniciones y opciones políticaspero detrás de este fenómeno finalmente       ...
ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 13ley de prensa, que contemplaba medidas       lo que se buscaría con la nueva ley esde censura...
14 Diálogo sobre la coyuntura: Tiempo de redefiniciones y opciones políticasintelectuales están jugando un rol im-        ...
ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 15ción política y de referentes políticos. Lo    y también sus referentes ideológicos. Porinter...
16 Diálogo sobre la coyuntura: Tiempo de redefiniciones y opciones políticasviendo es de redefiniciones y los dife-       ...
ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 17derecha que de izquierda; y en este sen-     gresistas, “populistas”, o como los que-tido lo ...
18 Diálogo sobre la coyuntura: Tiempo de redefiniciones y opciones políticasnueva izquierda de los setenta metida en      ...
ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 19sociedad que no hace posible más que         mocracia participativa como soluciónesta democra...
Conflictividad socio-políticaJulio - Octubre 2009En el marco de la mediana y larga duración, la subida del número de confl...
22 Conflictividad socio-política Julio - Octubre 2009    De otro lado, no se trata de un cre-        los que presentan una...
ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 23es no sólo el carácter abrupto de dicho            conflictos en todos ellos: desde los sec-i...
24 Conflictividad socio-política Julio - Octubre 2009mentaria, de minería, de aguas), que por        mayoría gubernamental...
ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 25conflictos.                                          gonistas de la conflictividad social. En...
26 Conflictividad socio-política Julio - Octubre 2009pasa de 11 a 31 / 23.1%), el objeto de              ligeramente de 24...
ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 27    Los objetos políticos del conflicto,                aumentar o disminuir en proporciónque...
28 Conflictividad socio-política Julio - Octubre 2009                                      Intensidad del conflicto  INTEN...
ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 29ción en la conflictividad durante el últi-               de las actividades parlamentarias de...
30 Conflictividad socio-política Julio - Octubre 2009número de intervenciones de los                    Desenlace del Conf...
ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 31    Estos datos demostrarían que el              capital de la República. Sin embargo, enEsta...
32 Conflictividad socio-política Julio - Octubre 2009    Obvia es la cuestión que puede                    Número de Confl...
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Metodologia
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Metodologia

856 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
856
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Metodologia

  1. 1. ECUADORDebateCONSEJO EDITORIALJosé Sánchez-Parga, Alberto Acosta, José Laso Ribadeneira,Simón Espinosa, Diego Cornejo Menacho, Manuel Chiriboga,Fredy Rivera Vélez, Marco Romero.Director: Francisco Rhon Dávila. Director Ejecutivo del CAAPPrimer Director: José Sánchez Parga. 1982-1991Editor: Hernán Ibarra CrespoAsistente General: Margarita GuachaminREVISTA ESPECIALIZADA EN CIENCIAS SOCIALESPublicación periódica que aparece tres veces al año. Los artículos yestudios impresos son canalizados a través de la Dirección y de losmiembros del Consejo Editorial. Las opiniones, comentarios y análisisexpresados en nuestras páginas son de exclusiva responsabilidad dequien los suscribe y no, necesariamente, de ECUADOR DEBATE. r-; ~j© ECUADOR DEBATE. CENTRO ANDINO DE ACCION POPULAR ~Se autoriza la reproducción total y parcial de nuestra información, siempre ~".. Jy cuando se cite expresamente como fuente a ECUADOR DEBATE. ESUSCRIPCIONES lValor anual, tres números: (EXTERIOR: US$ 45 :ro /1ECUADOR: US$ 15,50 ¡:,) ~EJEMPLAR SUELTO: EXTERIOR US$. 15 (J LEJEMPLAR SUELTO: ECUADOR US$ 5,50 ~ fECUADOR DEBATE LApartado Aéreo 17-15-173B, Quito-Ecuador lTelf: 2522763 . Fax: (5932) 2568452E-mail: caaporg.ec@uio.satnet.net aRedacción: Diego Martín de Utreras 733 y Selva Alegre, Quito. 5 LPORTADA j,PuntoyMagentaDIAGRAMACION yMartha Vinueza JiIMPRESION [Albazul Offset L e<O caap I ISSN-1012-1498 I j.
  2. 2. ECUADORDEBATE 78Quito-Ecuador, Diciembre del 2009PRESENTACION / 3-5COYUNTURADiálogo sobre la coyuntura: Tiempo de redefiniciones y opciones políticas / 7-20Conflictividad socio-política: Julio-Octubre 2009 / 21-32TEMA CENTRALSexualidad: de la desregulación a la violencia / 33-50Marie-Astrid DupretEl sexo del Otro / 51-60Daniel Gutiérrez VeraCuando lo ‘queer’ si da: género y sexualidad en Guayaquil / 61-66María Amelia ViteriRe-construcciones del “hombre” virtual: repensandolas identidades de género en Gaydar / 67-72Francisca LuengoLas expansiones subversivas de lo trans-feminista en Ecuador.Un recorrido por el Proyecto trans-género/casatrans y lasautorepresentaciones de sus activistas / 73-88Samuel FierroLa «heteronormatividad» y la nada / 89-98Juan Carlos Arteaga“Camellando” la vida en Quito y sin empleo. Diversidades sexualesy de género: exclusión social e inserción en Quito / 99-124Margarita Camacho ZambranoDEBATE AGRARIOLa FENACLE y la organización de los asalariados ruralesen la Provincia del Guayas / 125-140Janaina Negreiros
  3. 3. ANÁLISISDe las críticas contra el sistema al ejercicio del poder: Los movimientossociales indígenas y las políticas de Reforma Educativa en Bolivia / 141-168Franco Gamboa RocabadoJefes militares de la Revolución Quiteña / 169-184Mario RamosRESEÑASLa maldición de la abundancia / Alberto Acosta / 185-188por María Cristina VallejoImágenes en disputa. Representaciones de mujeres indígenasde la sierra ecuatoriana / Andrea Pequeño / 189-192Por Barbara Grünenfelder-EllikerDiversidades sexuales y de género: exclusión sociale inserción laboral en Quito / Margarita Camacho Zambrano / 193-194Por María del Pilar Troya F.
  4. 4. PRESENTACIÓND iscutir sobre cuerpos y sexuali- dades cuando ya termina la pri- mera década del siglo XXIpuede parecer un brusco salto sin que Otro” se ha vuelto extraña y ajena a la actual modernidad, donde además el tenso equilibrio entre “ser-un-cuerpo” y “tener-un-cuerpo” parece haberse roto ose hayan quemado etapas previas. Hace por la locura de una identificación extre-ya algún tiempo Ecuador Debate en el ma (no ser más que cuerpo) o por la per-Tema Central del número 59, recogió versión de una extrema posesión (unlos enfoques sobre lo femenino. Desde cuerpo tan poseído como desubjetiviza-hace más de una década la cuestión de do).las sexualidades se ha ido tornando visi- El tema de las sexualidades se abrióble en la sociedad ecuatoriana. La des- paso -muy influido por los movimientospenalización de la homosexualidad fue de liberación sexual y el feminismo- enun momento de cambio que dio lugar a las ciencias sociales desde hace aproxi-demandas sobre derechos y la propues- madamente tres décadas, principalmen-ta del reconocimiento de identidades te desde los centros y grupos académi-sexuales, lo que conlleva a que en la cos del norte. Amplios debates se diri-nueva Constitución se hallan reconoci- gen hacia la redistribución, la justicia ydas las diversidades sexuales e incluso las identidades. Es algo que ademásalgunos derechos relacionados. tiene que ver con la definición de polí- Las identidades y orientaciones ticas públicas, los derechos civiles ysexuales en su diversidad no pueden ser sociales; y, el modo conflictivo de pro-ignoradas. Desde Freud se sabe lo nodal ducción de identidades. Lo social y loque es la identidad sexual de los indivi- personal emergen como temas contro-duos. Pero indudablemente el pensa- versiales. Se halla impugnado el mode-miento de Foucault ha influido en plan- lo heterosexual de vida y familia.teamientos que establecen una ruptura No se puede ignorar que han apare-con la noción de anormalidad en las cido corrientes de interpretación sobreprácticas sexuales. Lo perverso dejó de las diversidades sexuales que desafíanser lo que era. miradas tradicionales. Son discursos y Cuerpo y sexualidad siempre estable- acciones que ya tienen un impactocieron y simbolizaron vínculos entre per- público.sonas; actualmente su multiplicación y Contando con este marco referen-diversificación parecen responder a un cial, los artículos del tema central de larepliegue de los individuos sobre sus revista proponen diversos acercamien-egoísmos hedonistas y narcisistas, tos a la problemática de las diversidadeshaciendo del cuerpo y la sexualidad un sexuales y nociones del cuerpo, desdecampo de luchas y competitividades. La variadas perspectivas teóricas.idea de Lacan “el cuerpo es el lugar del
  5. 5. 4 PRESENTACIÓN La sexualidad se ha configurado his- Las prácticas de la comunidad trans-tóricamente sobre la base de la prohibi- género cuestionan las normativas y lasción del incesto. Y también el amor se identidades que se asumen como fijas oha constituido en la transición de la estáticas. De esta manera, sostieneadolescencia al mundo adulto sostiene Samuel Fierro Echeverría que se am-Marie-Astrid Dupret. Mientras que la plían notablemente los frentes de discu-desregulación de la sexualidad ha traído sión sobre cuestiones de identidad ycomo consecuencia el incremento de la derechos, en oposición a lo que sepedofilia y el incesto. Esto nos coloca constituye como heteronormatividad.de lleno en el terreno de la perversión Para Juan Carlos Arteaga el conocidotan presente en el mundo contemporá- poema “Alma en los labios” deneo al desacreditarse los valores simbó- Medardo Ángel Silva, sirve como objetolicos, hasta el punto que ya no pueden de análisis para situar la heteronormati-servir de protección al sujeto contra el vidad. Se trata de entender como lasdesvanecimiento de su identidad. identidades y prácticas sexuales tienen La exposición y análisis de un famo- una movilidad que desafía la manera deso caso de transformación de la identi- categorizarlas.dad de género, permite discutir sobre la Un aspecto que poco se sabe, es lapertinencia de las teorías que plantean precariedad que caracteriza las activi-la deconstrucción de las identidades. dades e inserción laboral de las perso-Daniel Gutiérrez Vera postula que el nas que tienen orientaciones sexualespsicoanálisis brinda una aproximación diversas. Esto proviene de prácticas dis-divorciada de la antinomia biología – criminatorias muy arraigadas segúncultura apuntando al deseo y al posicio- Margarita Camacho Zambrano. Todonamiento del sujeto ante el goce. esto confluye para que se perpetúen María Amelia Viteri, con quien com- condiciones de trabajo y vida que pro-partimos la edición del tema central de mueven la exclusión social.este número, agradeciendo su apoyo, La sección Análisis trae dos artícu-polemiza acerca de las definiciones los: uno sobre la cuestión étnica en rela-identitarias de género y sexuales que ción con la Reforma Educativa bolivia-frecuentemente asumen la existencia de na y otro sobre aspectos militares de lacategorías fijas. Sugiere una mirada independencia ecuatoriana. Francointerdisciplinaria que vincule género, Gamboa Rocabado analiza la ideologíasexualidad, etnicidad y status migratorio indianista, su influencia en los movi-desde una perspectiva que conjugue mientos indígenas y los conflictos per-múltiples voces. En tanto que Francisca manentes que afectaron el éxito y laLuengo aporta con una reflexión sobre legitimidad de la reforma educativa másla construcción de identidades homose- importante de los últimos años enxuales en una red virtual, lo que permi- Bolivia (1994-2009). Los análisis de loste entender como éstas son asumidas procesos de independencia han puestodesde perspectivas que plantean una escasa atención a la dimensión militar.conflictiva relación con las pautas hete- Por eso Mario Ramos propone una revi-rosexuales. sión de los acontecimientos que inicia-
  6. 6. ECUADOR DEBATE 5dos el 10 de Agosto de 1809 culmina- que revertir la tendencia largo tiemporon en 1812 con el triunfo de las fuerzas sostenida del decline de la conflictivi-españolas. En estos eventos se destacó dad socio-política, pone de manifiestoel liderazgo de algunos jefes militares que una conflictividad difusa puedequiteños. permanecer latente durante más o En la sección Debate Agrario, menos tiempo, pero siempre tenderá aJanaina Negreiros examina el desarrollo manifestarse con relativa fuerza ende la Federación Nacional de Trabaja- determinadas coyunturas. Es evidentedores Agroindustriales, Campesinos e que los conflictos sociales y políticosIndígenas Libres del Ecuador (FENACLE) pierden su capacidad de expresión ay observa la manera en que las políticas medida que las violencias sociales pre-neoliberales cambiaron las condiciones valecen, sobre todo cuando ocupan losde la lucha social en el Ecuador e escenarios públicos en la forma de cri-impactaron en el desarrollo específico minalidad y delincuencia.de la federación. En la sección reseñas se comentan En Diálogo sobre la coyuntura Jorge varios libros de reciente aparición.León, José Sánchez-Parga, Mario Unda María Cristina Vallejo revisa La maldi-y Hernán Ibarra discuten acerca de la ción de la abundancia de Albertoresistencia que se ha evidenciado ante Acosta. Imágenes en disputa. Represen-los procesos de institucionalización taciones de mujeres indígenas de la sie-estatal y aunque predomina una frag- rra ecuatoriana de Andrea Pequeño esmentación de la oposición política, es examinado por Barbara Grünenfelder-posible que puede configurarse un Elliker; y, María del Pilar Troya reseñaespacio de oposición relativamente Diversidades sexuales y de género: ex-amplio proveniente de la izquierda y la clusión social e inserción laboral enderecha desde sus propias dinámicas y Quito de Margarita Camachodemandas. Zambrano. La conflictividad socio-política entreJulio y Octubre de 2009 apunta a la Los Editoressubida del número de conflictos. Más
  7. 7. COYUNTURADiálogo sobre la coyuntura: Tiempo de redefinicionesy opciones políticasParticipantes: Jorge León, investigador del Centro de Investigación de los Movimientos Socialesdel Ecuador (CEDIME); José Sánchez-Parga, investigador principal del CAAP, Mario Unda,investigador del Centro de Investigaciones CIUDAD; Hernán Ibarra, investigador principal delCAAP.La resistencia a los procesos de institucionalización estatal se ha evidenciado en torno a lasnuevas leyes. Aunque predomina una fragmentación de la oposición política, es posible quepueda configurarse un espacio de oposición relativamente amplio proveniente de la izquierday la derecha desde sus propias dinámicas y demandas.H ernán Ibarra. Los conflictos que estar como un telón de fondo en los con- el gobierno de Correa ha estado flictos socio ambientales. enfrentando se relacionan con Otras señales de descontento provie-la intención de construir una institucio- nen también de sectores medios muynalidad afirmada en el predominio del sensibilizados ante el tema de la seguri-ejecutivo. Su iniciativa en torno a una re- dad. De hecho ya han ocurrido signifi-forma política sustentada en la promul- cativas movilizaciones en torno a lagación de un nuevo marco legal apunta demanda de seguridad y aunque predo-a consolidar el Estado como un actor po- mina una fragmentación de la oposiciónlítico central. Sin embargo este propósito política es posible que pueda configu-ha tenido notables resistencias. Tres pro- rarse un espacio de oposición relativa-yectos de leyes han producido un vasto mente amplio. Pero para que esto tengadebate y movilizaciones: la ley de edu- un mayor impacto será necesario consti-cación superior que motivó una amplia tuir liderazgos con suficiente arraigo. Laprotesta de las universidades; la ley de presencia de Carlos Vera como un pro-aguas que estuvo en el centro de una bable líder de la derecha tendrá que dis-movilización bastante fuerte de la CO- putar ese lugar con otros personajes.NAIE, mientras que la ley de comunica- Se tiene por una parte las resistenciasción generó una intensa polémica sobre a los procesos de institucionalización es-el control de los medios y la libertad de tatal junto a signos de malestar parcial-expresión. Además la ley de minería va a mente reflejado en activaciones de la
  8. 8. 8 Diálogo sobre la coyuntura: Tiempo de redefiniciones y opciones políticasderecha. En suma, un panorama que tación de Correa en las encuestas, les re-probablemente podría conducir al surgi- cuerdo que bajó 8 puntos. Primero Co-miento de movimientos políticos que po- rrea defendió a su hermano, afirmandodrían asumir temas de la seguridad y la que había que probar que es ilegítimo olibertad. ilegal lo que había hecho el hermano. El escenario económico muestra una Cuando parecieron evidencias cambióreducción de las tasas de crecimiento de punto de vista.económico e incremento del desempleo; Un sector de clases medias se dis-prosigue el aumento del gasto público tanció de Correa, por el estilo de go-junto a mantenimiento de un fuerte défi- bierno. Los datos de las encuestas decit fiscal. En estas condiciones, ¿cuáles CEDATOS y Market, le dan 42 % deson los conflictos centrales que debe res- aceptación en Guayaquil y Quito; y San-ponder el gobierno a futuro?; ¿estará la tiago Pérez 50% -52% de aceptación aderecha en capacidad de reconstituir nivel nacional que incluye el sectoruna oposición política amplia?; ¿los mo- rural. Concluyo que son más las clasesvimientos sociales mantendrán su capa- medias urbanas de Quito y Guayaquilcidad de movilización? las concernidas con este bajón. Hay tam- Jorge León. Tenemos que considerar bién la pérdida de la adhesión completael tipo de gestión de gobierno; el im- de dos aliados claves, Pachakutik- indí-pacto que tienen los cambios que está genas y la UNE-MPD, junto a otras orga-llevando adelante el gobierno; y la eco- nizaciones de este conglomerado denomía, porque la dependencia de la po- gentes que están alrededor de Correa,lítica hacia la economía es muy fuerte. son organizaciones que ya no tienen esa En cuanto al tipo de gestión política fe ciega o esa adhesión ciega que hacíandel gobierno, se ha producido un cam- que pierdan su norte, su sentido de or-bio en la imagen de todo poder o aura ganización social, y se plegaban al go-intocable de Correa. Su palabra era ley, bierno. Ahora hay reticencias, más bientenía una autoridad con la legitimidad desconfianza en varios de ellos. Enton-por encima de todo. Esto acaba de mo- ces, si hablamos en términos dedificarse y podría modificar su gestión o Gramsci, la idea de la construcción demodo de ejercicio del poder. En los con- hegemonía pierde sustento también enflictos con los indígenas y la UNE su pa- esos sectores. Esto ocurrió inmediata-labra quedó devaluada, puesto que él mente después de la gran victoria elec-había dicho que no va a negociar. Ter- toral de Correa que le dio unaminó negociando luego que no quería legitimidad sensacional y le ratificó por 4aceptar la posición de los indígenas, y la años, además tiene ahora 42% de acep-de la UNE. En la lógica de funciona- tación al nivel nacional.miento de Correa, de esta autoridad por Me parece que hay modificacionesencima de todo el mundo, eso es una en relación a esta idea de Acuerdo Paíspérdida. A eso creo añadamos lo de su de construir un poder “bonapartista”,hermano Fabricio Correa, que fue el pri- queda el proyecto caudillista de Correamer gran golpe en un bajón de la acep- con limitaciones. Si bien persiste esa
  9. 9. ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 9idea ya no está en las mismas condicio- políticos se conviertan cada vez más ennes que estuvo antes. Está emergiendo enemigos personales. Esto conduce auna oposición política que se está arti- que misma oposición se despolitice yculando más que la oposición política tiende cada vez más a volverse muy pri-anterior. vada; lo cual la desprestigia como des- José Sánchez-Parga. Lo que se cons- prestigia a los mismos políticos y a latata es que la oposición política está to- política. No dispongo de elementos sufi-talmente desinstitucionalizada. No actúa cientes para sostenerlo o probarlo delni desde los partidos ni desde los bloques todo, pero hay ciertos datos e indicios deparlamentarios. Hay un proceso de de- que no sólo este desplazamiento de lasinstitucionalización de la oposición que oposición hacia la sociedad civil ga-por esta razón está dejando el espacio de nando un espacio político, sino que tam-lo político, para trasladarse y adoptar bién, al mismo tiempo, se está operandonuevas formas en la misma sociedad una cierta regionalización de la oposi-civil; es como si la oposición política co- ción. De hecho las cifras del conflicto,menzara a organizarse, a ser protagoni- no se cuan coyunturales o cuan tenden-zada e interpretada desde la sociedad ciales puedan ser, evidenciarían una re-civil. Con una consecuencia: es una gionalización de la conflictividad, quenueva forma de constitución de la oposi- obviamente no tiene las característicasción política: no hay una representación que puede tener en Venezuela o en Bo-política de la oposición, sino que ésta se livia, pero que sí podrían agravar las di-vuelve no representativa de determina- visiones al interior de la misma sociedaddos grupos, sectores y personalidades de nacional. De hecho son las divisiones yla sociedad civil; son todos los opositores oposiciones políticas las que mejor evi-al régimen, al gobierno o al Presidente tan o neutralizan las divisiones de la so-los que adquieren un representativismo ciedadpolítico. El caso mencionado de Vera, Creo que la oposición política es unque se vuelve políticamente representa- fenómeno que de alguna manera rebasativo por su oposición al gobierno es un a los mismos opositores y grupos de opo-caso muy significativo de este fenómeno, sición para adoptar no sólo nuevas for-que no es exclusivamente nuestro sino mas sino también para constituirse enque comienza a generalizarse en todo el nuevos espacios. Esto explica por qué enmundo. las sociedades modernas y en la ecuato- Al mismo tiempo, el poder gober- riana en particular, y en otras latinoame-nante se personaliza cada vez más y ad- ricanas, los medios de comunicaciónquiere características cada vez más social, radios, periódicos y canales de te-privadas de la personalidad del gober- levisión se están convirtiendo en maqui-nante. El caso de Blair y Berlusconi, el narias de oposición política, cuando node Sarkozy y de los últimos presidentes se encuentran asociadas al gobierno. Lade los EEUU, todos ellos dan lugar a una politización de los mass media es equi-también creciente personalización de los valente a la despolitización de los esce-opositores, haciendo que los adversarios narios políticos y sus instituciones. El
  10. 10. 10 Diálogo sobre la coyuntura: Tiempo de redefiniciones y opciones políticaspapel de los medios de comunicación es a ir tomando.decisivo en esta coyuntura, en la que Ante la desaparición de los partidosdejan de ser las cajas de resonancia de políticos opositores es la gran prensa lala opinión pública, de la política y de la que ocupa ese lugar. Los comentarios deoposición, y se convierten cada vez más Carlos Vera mientras estuvo en Ecuavisa,en actores políticos y de oposición polí- de Jorge Ortiz en Teleamazonas, los edi-tica. toriales institucionales que aparecen en Pero el caso de los mass media no es El Comercio y en El Universo, van ubi-más que un ejemplo de cómo la desins- cando cada vez más a esta gran prensa;titucionalización de la oposición polí- figurativamente, metafóricamente, es eltica da lugar a su reconstrucción en la partido de la oposición. Por otro lado,sociedad civil. De hecho en los últimos los intentos de constituir movimientosmeses hemos asistido a la constitución “ciudadanos” de derecha, que fue el in-de movimientos sociales y organizacio- tento de Nebot con Madera de Guerrerones sociales en fuerzas de oposición po- en Guayaquil, la constitución de un out-lítica. Fue el caso de los indígenas y sider, como es Vera o puede ser otro, y,ecologistas. si no tienen otra opción, recurrir a Lucio Mario Unda. Lo que ha pasado con Gutiérrez.la oposición de derecha, ya desde el pri- Las cartas que está jugando la dere-mer triunfo de Correa, es que resultaba cha es casi todo el naipe de sus posibili-evidente que los actores políticos de la dades de recomposición política que leoposición quedaron deslegitimados so- permitan recuperar espacios perdidos. Ycialmente y que la oposición ya no po- en ese marco aparecen nuevos intentos,dría actuar a través de ellos por lo menos por ejemplo este último movimiento Jus-en un período de tiempo. Esto se expresó ticia y Libertad que dirige el coronelen la pérdida de votación de los partidos Haro con el general Gallardo, y tienetradicionales, del socialcristianismo, del vínculos con sectores militares y policia-PRIAN, incluso de Sociedad Patriótica, les en servicio pasivo, y probablementepese a la votación de Gutiérrez para la también activos.presidencia, y también el fracaso que ya Las derechas juegan sus cartas, perose había advertido en las elecciones para de alguna manera lo que está en juegola Asamblea Constituyente de los nuevos allí también es cuál de estas cartas es la“partidos ideológicos” de la derecha que va salir gananciosa, porque lo quecomo Futuro Ya, de Pablo Lucio Paredes, va a terminar ocurriendo, igual que pasóo el movimiento Uno, de Maruri y Mae en las elecciones anteriores, es que la de-Montaño, o Clave Democrática, de recha va a terminar apuntando a la cartaCésar Montúfar. Como no lograron cons- que parezca tener la posibilidad de ven-tituir un campo electoral de oposición, cer a Correa o a su sucesor. En el ámbitose debilitaron las posibilidades de que la de la derecha evidentemente hay nivelesderecha se exprese a niveles institucio- de vinculación, indiscutibles por visibles,nales. Y a partir de allí quedan abiertas y al mismo tiempo hay diferencias enlas líneas de acción que esa oposición va cuanto a las aspiraciones de representa-
  11. 11. ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 11ción de todo el bloque. Tienen la difi- a sectores que por lo menos formalmentecultad de que no terminan de ponerse de no aparecen en la derecha; por ejemplo,acuerdo, porque tampoco la realidad les la presencia de Lourdes Tibán y Auki Ti-da muy claramente la respuesta de cuál tuaña en los actos de Vera muestra cla-de estas puede ser la mejor vía para ir re- ramente intentos de dar mayor amplitudcuperando el espacio perdido. a esta alianza de oposición, de estas de- El proceso que estamos viviendo es rechas que pretenden presentarse comode remezones y recomposiciones que las representantes del conjunto de lasafecta al conjunto de la sociedad. La de- oposiciones posibles. La propuesta querecha también tiene que reubicarse. Y comparten Vera y Haro de la reconvoca-entendamos que la derecha y la iz- toria del mandato de Correa va a estarquierda son plurales. Las derechas tenían allí presente, va a ser un elemento cons-antes del aparecimiento de Correa un tante del reacomodo de las fuerzas polí-marco de representación política que era ticas y necesariamente va a tener querelativamente claro. Un polo que giraba expresarse en los conflictos que van aalrededor del Partido Social Cristiano venir.con un montón de satélites que iban José Sánchez-Parga. No se trata dedesde la Democracia Popular a la Iz- diversas versiones de la representaciónquierda Democrática, etc.; y otro polo de la derecha. Lo que tenemos son polí-que giraba alrededor de Noboa, con So- ticos de derecha y representativos deciedad Patriótica y el PRE en algún mo- ideas y posiciones de derecha, que pre-mento dado. La ruptura del marco de tenden interpretar o protagonizar una de-representación significa que hay también recha, pero que de ninguna manerauna caída de las formas institucionales a constituyen la derecha. No son diversastravés de las cuales esas derechas se ex- versiones de una representación políticapresaban. El triunfo de Correa sería im- de la derecha; todos ellos podrán llegarpensable sin la pérdida de legitimidad a ese universo, pero no a lograr una re-del parlamento y de los partidos políti- composición política de unidad. Son po-cos, que fueron los espacios en los que líticos representativos no de distintasesas derechas se expresaron. Frente a la versiones de la derecha, sino de sus pro-caída de sus espacios “naturales” de re- pias y bien personales versiones de de-presentación, estos grupos tienen que recha; bien privadas y particulares.empezar a idearse otros y en los discur- Jorge León. Llama la atención aspec-sos de ellos es bastante claro: si a Correa tos del corporativismo. Ante el bajón dele resultó, ¿por qué no le va a resultar a los partidos, Correa con un discurso an-otros? Este hablar desde lo ciudadano, ticorporativo finalmente ésta reconsti-este hablar desde el real o mentiroso out- tuye el coorporativismo. Cuando no haysider, son los intentos de recomposición representación política funcionan lasque han ido avanzando cada vez más. corporaciones. En el período militar fun- Son reconocibles los avances en esta cionó la iglesia, los sindicatos, las cáma-recomposición de las oposiciones de de- ras industriales. Ahora hay más sociedadrecha, e incluso sus intentos por atraerse civil, hay mas sectores que se expresan,
  12. 12. 12 Diálogo sobre la coyuntura: Tiempo de redefiniciones y opciones políticaspero detrás de este fenómeno finalmente gobierno que quiere a toda costa y de unhay una recorporativización de la socie- modo un poco brusco definir un ciertodad que reemplaza por ahora a las fuer- número de políticas.zas políticas. Finalmente, en este sentido El personalismo en los casos de Ber-el Ecuador “de a de veras” está rena- lusconi y Sarkozy en verdad es una ló-ciendo en estos últimos tiempos con mas gica muy similar de ejercicio delfuerza, por ejemplo, frente a las políticas gobierno a través de los medios de co-económicas que ha sido siempre un municación. Correa es fruto de los me-tema clave. Al momento de definir la po- dios de comunicación, no de la luchalítica económica sabemos quien es quien social ni de organización; él depende dey quien se organiza y quien tiene capa- los medios. Su estrategia de una guerracidad de presión con el gobierno. a los medios fue decidida racionalmente, El corporativismo es un fenómeno no fue circunstancial, él decidió hacer laque llama la atención en la sociedad oposición a los medios y hacer de losecuatoriana. Vale la pena comparar, ver medios un opositor y eso le permitíael contraste con Bolivia. Evo Morales no estar en el centro de la palestra política.tiene proyecto anticorporativo, éste fue Sin la prensa Correa no es nadie, por asíproyecto de su círculo próximo, digamos decirlo. El estilo prensa lleva a unade un grupo más intelectual, quien que- mayor personalización de la política y elría de una vez por todas que en Bolivia caso Sarkozy es muy similar.se acabe el corporativismo; decía: lo Si tomamos los casos de Evo Mora-vamos a acabar gracias a la legitimidad les y Correa, también el de Uribe, para-de Evo Morales. Pero en el funciona- lelamente Sarkozy y Berlusconimiento político y mediático termina por podríamos encontrar que finalmente re-no oponerse a las corporaciones. Mora- curren al mismo estilo, al mismo medio,les, en cambio, es un intermediario de pero en cambio el impacto depende dellos grupos diferentes, a un punto tal que contexto institucional.sigue siendo el presidente de los cocale- Hernán Ibarra. Quiero mencionar unros y sigue jugando con las diferentes evento histórico sobre la libertad defacciones sindicales; él es punto de con- prensa. A comienzos de 1953 el diariovergencia de diversas corporaciones la- La Nación de Guayaquil fue clausuradoborales y las mantiene más bien de lado por Velasco Ibarra, y eso originó un de-del gobierno. bate sobre la libertad de prensa, pero lo El caso de Correa es diferente, ha tra- importante es que también se unió a dis-tado de pasar normas legales, de definir cutir la legitimidad del gobierno de Ve-políticas contra esta lógica corporativa y lasco Ibarra, pero no solo eso, sino quéde racionalizar el Estado en función de implicaban los medios de comunicaciónuna visión de interés general. Pero, por impresos. En este momento El Comerciosu estilo de confrontación, está final- se había ya convertido en el periódicomente relegitimando la acción corpora- dominante del Ecuador y era crítico ativa. Es la sociedad la que termina por Velasco Ibarra. Por iniciativa de ARNE seexpresarse ante un modo de ejercicio del presentó en el Congreso un proyecto de
  13. 13. ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 13ley de prensa, que contemplaba medidas lo que se buscaría con la nueva ley esde censura bajo la consideración de que sobre todo limitar la capacidad de loslos periódicos exaltaban el crimen y el medios de convertirse en actores políti-escándalo. A fines de ese mismo año Ve- cos, de poner reglas donde estén previs-lasco Ibarra clausuró a El Comercio. La tas fuertes sanciones y bloquearles en suclausura de La Nación fue levantada en función de arietes frente al poder político.medio de un impresionante debate en el Jorge León. La prensa en ese mo-congreso en el que Pedro Saad interpeló mento no jugaba el mismo rol y la so-a Camilo Ponce como Ministro de Go- ciedad ecuatoriana era mucho más esasbierno, pero además Saad lo interpeló facciones corporativas y el peso de lapor el tema de un conflicto laboral en la iglesia católica era decisivo tanto comohacienda La Merced donde murieron al- ARNE. El margen de acción política eragunos campesinos, y también fue un mo- otro y le daba inmensa autonomía demento de debate sobre el tema de la gestión a Velasco Ibarra, más allá de sucultura, la incautación de libros que ve- legitimidad política; institucionalmentenían de Europa del este. Era un contexto la sociedad era poco participativa. Ahorade la guerra fría. es lo contrario, Ecuador es una de las so- En cambio en la actualidad los me- ciedades más pluralistas con mayordios se han complejizado, se ha produ- juego político de la sociedad y eso hacecido una ampliación del espacio público que la acción del gobernante no sea elen general. Están la televisión, Internet, mismo y, en cambio, él para darse legiti-una fragmentación impresionante del es- midad juega con la prensa, es decir conpacio radial, la presencia de medios de esta opinión que logra hacer a través decomunicación públicos por primera vez la prensa.en el país. El debate sobre la Ley de Co- José Sánchez-Parga. Un debate quemunicación ha puesto en discusión la li- se está planteando en Francia es el temabertad de expresión que ha surgido de los intelectuales y la izquierda. En elcomo un tema abstracto, porque está Ecuador hay un problema del posiciona-sostenido desde la posibilidad de que los miento de los intelectuales respecto deciudadanos tengan capacidad de expre- un gobierno que salió de un movimientosarse en la sociedad. Y lo que ocurre en que se autodenominó “forajido”, perola realidad es que quienes se expresan que ya no conduce ese tipo de discursoen la sociedad son los actores políticos e interpelación. Habría un cierto ana-en los medios y los periodistas profesio- cronismo trostkista de la izquierda de se-nales. Entonces el tema de la libertad de guir definiéndose y posicionándose porexpresión se remite sobre todo al tema su oposición al poder gobernante. Lade un derecho general. gran paradoja no tanto del actual go- Esta referencia al pasado nos plantea- bierno cuanto de la misma oposición, esba un conflicto político de otra índole que ésta se constituye e interpela desdedonde imperaban consideraciones de la derecha como desde la izquierda.tipo moral y era la época del predominio Jorge León. Este es un gobierno quede los medios impresos. En este momento tiene un déficit de ideólogos porque esde ampliación de la presencia de medios un gobierno tecnocrático en el que los
  14. 14. 14 Diálogo sobre la coyuntura: Tiempo de redefiniciones y opciones políticasintelectuales están jugando un rol im- idea del crecimiento económico, peroportante pero como agentes tecnocráti- no puede apartarse de la idea de acu-cos no como productores de razón. Es mulación, claro ahora no se le llama asínotorio en la economía, la tradición ki- sino creación de riqueza, entonces ahíkuyesca como característica nuestra. Me sale una propuesta que llama la aten-parecía interesante lo que tu tomas de ción.los intelectuales porque hay una perdida Pues, los referentes no tienen nadade la razón crítica. Lo que veo es que que ver con la izquierda, menos conhay una incorporación de dos tipos de Marx evidentemente y son más bienintelectuales al gobierno, unos como po- otros: entre otros, Amartya Sen y Rawlslíticos y ha sido una incorporación rá- quien es el ideólogo de la justicia en lapida sin ninguna mediación de ideología propuesta neoliberal y más que esoo de razón, es una adhesión a Correa. Y, Rawls es uno de los grandes ideólogosotros, como tecnócratas. neoliberales. Es interesante que el parte- Hay un fenómeno de la incorpora- aguas ideológico anterior ya no fun-ción de una nueva élite política y en ese ciona. En el discurso oficial todo esto ysentido es Correa el motor de esa incor- sus propuestas serían una construcciónporación de una camada de intelectua- anti neoliberal y a cada rato se insiste enles. Se creó una identidad social entre ese aspecto. Desde el primer texto deCorrea y este grupo y están ahí. Pero lo Correa y Acuerdo País he insistido queque llama la atención es que no es un Correa estaba más cerca de la doctrinagrupo productor de razones, no es pro- social de la iglesia que cualquier otraductor de ideas. Otra parte es la gente cosa, este año su hermano terminó rati-que se incorpora al aparato de Estado ficando eso; y recientemente Carlos Va-como tecnócrata. Un fenómeno intere- llejo (ex - Democracia Cristiana) alsante es el primer Plan del Buen Vivir, en renunciar al Banco Central dijo que vol-el cual por primer a vez hay una defini- verá a estar con Correa porque la doc-ción más ideológica de lo que se en- trina social de la Iglesia los une.tiende por “socialismo del siglo XXI”, a Es muy interesante finalmente quetravés de la idea del Buen Vivir. Era un estemos llegando a un momento en elgobierno sin muchas definiciones ideo- cual esas polarizaciones anteriores, vehi-lógicas, con esta idea de que el socia- culadas por el mismo presidente, cadalismo se hace al andar, no había un vez se desinflen, pierdan sentido. El pró-parteaguas. El gobierno está llegando ximo año va a ser de mayores definicio-ahora así a una definición ideológica. La nes ideológicas por este hecho y porquedefinición del “Buen Vivir” que hace finalmente va a haber una distancia entreSENPLADES a través de René Ramírez, el Plan que resulta una guía muy discur-no es tanto más acumulación o indica- siva e ideológica y la realidad que estádores de crecimiento económico cuanto promoviendo Correa. Además, está pre-un estado de bienestar o de Buen Vivir y vista la reinscripción de los partidos, queque es una calidad de vida. Cambian los deben redefinirse y reorganizarse. Vamosindicadores, cambia el concepto y la a llegar un momento de mayor defini-
  15. 15. ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 15ción política y de referentes políticos. Lo y también sus referentes ideológicos. Porinteresante será como se defina Acuerdo lo demás, es obvio que los referentes delPaís, eso va a ser el desafío clave. “socialismo del siglo XXI” no van a ser Mario Unda. Lo que está ocurriendo los referentes del socialismo. Sus inte-es una redefinición de las fuerzas en los lectuales políticos de distintas vertientes,distintos campos. Es una redefinición unos más hacia la derecha, otros másdesde el punto de vista político, ideoló- hacia la izquierda, y los intelectuales tec-gico, de las formas de acción, de los dis- nócratas, muchos de los cuales vienencursos y de las formas de representación. de los espacios académicos, de las orga- Es evidente que el tipo de la repre- nizaciones no gubernamentales y de lasentación política que se ha dado acá, academia formal, han manejado y conti-no se parece a las teorías de la demo- núan manejando el discurso del desa-cracia representativa europea. En Amé- rrollo en la matriz liberal de Amartyarica Latina todos estos fenómenos de la Sen; todo lo que viene con el discursopolítica, la democracia o el Estado, siem- del PNUD, los Objetivos del Milenio,pre han tenido unas particularidades es- etc., todo eso está sustentado en las pro-pecíficas que las diferencian de puestas de Amartya Sen, que finalmenteplanteamientos que surgen más bien son liberales.desde las racionalidades teóricas. La referencia a la justicia de Rawls Hay redefiniciones en el campo de resulta de este tipo de aproximaciones delas derechas y en el campo del gobierno. estos sectores intelectuales que fueronEl Plan del Buen Vivir es el que con acercándose al discurso de los derechos.mayor claridad apunta una serie de ele- En el discurso tecnocrático se ha ido ge-mentos en el plano ideológico y político, nerando el predominio de ese tipo de re-en lo que eso implica en un modelo de ferentes, pero eso todavía espera undesarrollo económico, en relación con momento de mayor afirmación y una tra-las políticas internacionales y la inserción ducción en políticas.económica y política del país en los mer- En las izquierdas y en los movimien-cados y en los bloques regionales. En este tos también hay recomposiciones. El Mo-Plan del Buen Vivir creo que tenemos vimiento Indígena tiene cada vez másmucho material como para hacer el aná- una afirmación de posiciones políticolisis de las ideologías y de las mentalida- ideológicas muy claras que no estabandes del gobierno. Evidentemente eso tan evidentes 10 años atrás, incluso 5tiene que definirse un poco más, sobre años atrás, cuando el discurso predomi-todo por las propias características de nante básicamente era un discurso cul-Alianza País, cuyo único centro es Co- turalista. Igual puede empezar a ocurrirrrea, puesto que no ha habido la genera- una pequeña reactivación del movi-ción de espacios colectivos de miento sindical, algunos síntomas de esoafirmación político ideológica. se están viendo a partir del mero dato de En la próxima Asamblea de Alianza que hay más sindicatos que se están for-País se van a definir más este campo po- mando.lítico ideológico en el que se va a situar, Así que el tiempo que estamos vi-
  16. 16. 16 Diálogo sobre la coyuntura: Tiempo de redefiniciones y opciones políticasviendo es de redefiniciones y los dife- tean de una manera u otra un apoyo a larentes actores están por darse sus propias gestión del gobierno. Pero también seidentidades, programas y discursos, que está promocionando una nueva intelec-van a tener que reconstruirse también. tualidad que estaba de alguna maneraLas identidades que se manejaban hasta oculta en los movimientos sociales o enantes del gobierno de Correa van que- la vida cultural y académica.dando cada vez más obsoletas y va ser Habría entonces una recomposiciónnecesaria una reformulación, incluida su en la vida intelectual en la que persistenrelación con la política. discursos mitológicos de la historia ecua- Todos estos elementos están en rela- toriana. Esto se expresa en la publicidadción con profundas transformaciones en oficial. En las propuestas del Ministeriola economía y en la estructura social. El de Cultura se aprecia una ambivalenciapaís de ahora no es el país de 1980. Los por definir justamente el rol de estos sím-sectores empresariales de ahora no son bolos. Siempre está presente el vínculolos mismos de los comienzos del “re- de los intelectuales con la política. Entorno a la democracia”. Igual el movi- esto parece pesar la ausencia de unmiento Indígena, en tanto los indígenas campo intelectual autónomo. Los inte-como personas y como grupos humanos lectuales juegan un rol político, si no loy sociales no son los mismos ahora que juegan, quedan fuera.en 1990. La clase media de ahora no es José Sánchez-Parga. Los gobiernosla misma de antes de toda la andanada supuestamente de izquierda en Ecuadorneoliberal, fue desconstituida, fragmen- como en América Latina cuentan contada, diferenciada enormemente. Mucho una creciente desafección de los inte-de lo que está ocurriendo ahora tiene lectuales; es el caso de Evo Morales,que ver con esas fragmentaciones de la también de Chávez, e incluso de Correa;clase media. lo curioso es esa desafección hacia go- Hernán Ibarra. Quiero comentar biernos que al menos son progresistas. Ysobre los intelectuales porque no deja de por otra parte ocurre la situación inversallamarme la atención de que con mayor de los intelectuales de izquierda en Eu-o menor énfasis, el gobierno de Correa ropa cooptados por los gobiernos de de-ha apelado a los imaginarios nacionalis- recha. ¿Qué está ocurriendo? ¿Qué tipotas. Y para eso ha sido bastante funcional de estrategias intelectuales y políticas seun tipo de discurso histórico tradicional están jugando en un espectro políticoque ha sido sostenido por historiadores donde las categorías de izquierda y de-de izquierda. También otro tipo de ape- recha tienden a borrarse o confundirse?laciones nacionalistas han sido sustenta- Diría que esa desafección podría ser másdas por intelectuales de izquierda. En la propia del intelectual y no tanto de supágina de opinión de El Telégrafo uno posicionamiento de izquierda, que comopuede darse cuenta que ahí está expre- que se resiste al estilo de hacer política ysándose un amplio segmento de la inte- al modelo de personalización del poder:lectualidad progresista y de izquierda como si esta personalización del poderquienes en términos muy generales plan- fuera más aceptable en gobernantes de
  17. 17. ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 17derecha que de izquierda; y en este sen- gresistas, “populistas”, o como los que-tido lo que sobre todo se rechaza es el ramos llamar, posiciones fuertementechavismo, el correismo o moralismo de marcadas por el paradigma liberal. HaEvo. habido en el último proceso una suerte Mario Unda. Hay espacios de re- de liberalización de un sector de la inte-composición intelectual de respaldo a lectualidad, que se plantea como fuerteeste tipo de gobiernos. En el caso ecua- opositor e impugnador de estos gobier-toriano es evidente que hay amplias nos llamados populistas. Pero, al mismocapas de intelectualidad de clase media tiempo, ha habido una cierta desconsti-que apoyan al gobierno. En Venezuela tución de la intelectualidad de izquierda,es evidente una intelectualidad anticha- lo que hace que ciertos discursos quevista militante y al mismo tiempo la cre- pueden parecer más o menos de iz-ación de una intelectualidad bolivariana. quierda acaban confundiéndose con elEl campo ideológico de las derechas ha campo de oposición liberal (en términoslogrado captar cierto sector de una inte- ideológicos) y de derecha (en términoslectualidad que en algún momento se políticos) a estos gobiernos “progresis-presentó como progresista, uno hasta pu- tas”. En Venezuela, Teodoro Petkoff, quediera dar nombres. fue un importante ideólogo de la iz- En el debate alrededor de eso que se quierda, ahora es el militante anticha-llama populismo han intervenido Dussel vista número uno.y Laclau, que defienden este tipo de go- Eso también tiene que ver con el finbiernos. Los referentes teóricos de Laclau de toda una época. Una propuesta comoson interesantes –y sofisticados–, su re- el Plan del Buen Vivir se presenta a síferencia a Lacan por ejemplo, la lógica misma, en términos positivos, como pos-de construcción del discurso populista a neoliberal. Lo que consigue, entre otraspartir de las demandas sociales y el sig- cosas, es dejar sin piso el discurso quenificante vacío. Esto revela claramente había construido la izquierda contra elque existe una lucha intelectual alrede- neoliberalismo, y se produce una pér-dor de la interpretación y significación dida de orientación política. La izquierdade estos procesos. ecuatoriana siempre ha tenido proble- En el período inmediatamente ante- mas cuando han aparecido gobiernosrior, una capa de intelectualidad ecuato- progresistas. Hay que tomar en cuentariana que en algún momento se ubicó en que el partido socialista aparece un añoel centro izquierda fue desplazándose después de la Revolución Juliana, quecada vez más hacia un campo que en la muchos militantes socialistas fueron ju-teoría está marcado por el instituciona- lianos y participaron después en los go-lismo, y a partir de eso por la aceptación biernos militares de los años treinta. O elde ciertos cánones liberales en la polí- papel de la izquierda en la revolución detica. Muchos de los temas de debate de 1944, con Pedro Saad yendo a Tulcán aesta intelectualidad pueden reconocerse traerle a Velasco Ibarra. O el partido co-ahora en sus posiciones tan cerrada- munista apoyando al gobierno de Rodrí-mente contrarias a estos gobiernos pro- guez Lara. O una buena parte de la
  18. 18. 18 Diálogo sobre la coyuntura: Tiempo de redefiniciones y opciones políticasnueva izquierda de los setenta metida en consolidación del desarrollo capitalistael gobierno de Roldós. Y ahora tenemos y del neoliberalismo a niveles nacionalesunos restos de la izquierda de los e internacionales, transformándose enochenta colaborando con el gobierno de instrumento legitimador de las políticasCorrea. Sería bueno reflexionar sobre excluyentes.cuáles son efectivamente las matrices La gran deslegitimación de la demo-más profundas, casi epistemológicas de cracia en América Latina es que ha trai-la visión de la izquierda tradicional. cionado los principios de la misma Jorge León. Tal como Mario argu- democracia. Muchos de esos intelectua-menta sobre los intelectuales y el poder les se han vuelto no anti demócratas,no hay salida. Se está dentro de la iglesia pero si están apoyando gobiernos comoo fuera de la iglesia; eres liberal o no eres el nuestro que hace un uso muy intere-liberal. Los referentes ideológicos clási- sado y muy pragmático de la democra-cos de la política se han perdido, igual- cia. Porque si el neoliberalismo hamente los referentes de análisis teórico. utilizado la democracia en términos deLo que está en juego es mas la definición acumulación de riqueza, de exclusiónde los intelectuales latinoamericanos social ellos no lo van hacer en términosante la democracia, porque es una iz- de un movimiento contra neoliberal yquierda que se pretendía anti institucio- por eso a muchos intelectuales no les im-nal y ahora está enfrentada a la porta que los gobiernos de Correa, Cha-continuidad del juego democrático. ves o Evo Morales instrumentalicen la Mario Unda. La izquierda era an- democracia en función de sus proyectostiinstitucional en los años sesenta y se- políticos.tenta. En Ecuador y en América Latina la Jorge León. Los intelectuales de iz-izquierda se vuelve institucional en los quierda tienen una tradición de ver a laaños ochenta. Los militantes de iz- institución como un instrumento de algoquierda pasan a ser funcionarios públi- y la democracia como un instrumentocos y algunos colegas sociólogos llegan del capitalismo o de la oligarquía, luegoa ser presidentes. Con la era de los “re- de los neoliberales; entonces ¿por qué notornos a la democracia” en América La- de los antineoliberales? Lo decisivo es latina se produjo un cambio en la relación visión que se tiene de la democracia.de los intelectuales con la política. Ahora en América Latina éste ya no es Jorge León. Se ha iniciado un pro- un tema cualquiera, es un tema central,ceso de cambio, pero ideológicamente porque el régimen llamado democráticoseguían con una visión antiinstitucional. persiste, se ha legitimado. Lo que haceMás o menos como los socialistas desde parteaguas entre la gente es qué tipo delos años cuarenta. Los socialistas podían democracia promueves.ser funcionarios de Estado y al mismo José Sánchez-Parga. La democraciatiempo mantener un discurso antiestatal. fue instrumento de las políticas neolibe- José Sánchez Parga. Se ha producido rales y los discursos de la gobernabilidaduna paradoja. Los intelectuales son con- iban en ese sentido. Es la única demo-cientes de que la democracia se ha con- cracia posible en una sociedad del mer-vertido en un instrumento de cado. Se trata de cambiar el modelo de
  19. 19. ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 19sociedad que no hace posible más que mocracia participativa como soluciónesta democracia. Una democracia no es frente a la democracia liberal represen-posible en una sociedad de mercado, tativa, pero eso no es una solución, nohay una compatibilidad. No se trata es una salida. Lo que encuentro más bientanto de adaptar la democracia a la so- es un vacío de referentes para la refle-ciedad de mercado, sino de transformar xión sobre la democracia.la sociedad a los ideales de la democra- Mario Unda. Muchos intelectualescia. Y ahí iría mucho de lo que es el de- que militan contra este tipo de gobiernoscrecimiento, el buen vivir a costa de la lo hacen desde los preceptos liberales deriqueza, etc. Lo que es ingenuo en tér- la democracia burguesa clásica, repre-minos teóricos y en términos políticos, y sentativa. Hace poco Dieter Nohlen, encon mucho respeto a los altermundialis- una intervención pública, expuso estostas y a la alterdemocracia o la alter-eco- argumentos. Lo que ocurrió es que ennomía, es que no hay que buscar otra este tránsito de las dictaduras a la demo-democracia, otro mundialismo u otra cracia y de la democracia a la afirmacióneconomía en un limbo de las utopías; lo del neoliberalismo, una capa de la inte-que hace es transformar políticamente lectualidad fue afirmándose en la lecturaesta democracia, este mundialismo y liberal de la democracia.esta economía. No es adaptando la de- José Sánchez-Parga. Lo que algunosmocracia a la sociedad, sino todo lo con- teóricos europeos no ven son las falen-trario transformando la sociedad para cias de la democracia en sus países, ob-una democracia. viamente que las nuestras presentan para Jorge León. En este debate de la de- ellos una visibilidad diferente. Pero lamocracia el hecho clave es que tenemos ruptura entre lo que es la conducción deun régimen que está al frente y ahora lo sus gobiernos y las demandas de la so-que yo encuentro en América Latina es ciedad es brutal. Esos han sido los gran-que los intelectuales por fin se están de- des líderes de las últimas décadas: losfiniendo ante la democracia. Pero yo en- que han conducido sus pueblos a dondecuentro un vacío en el Ecuador dado que estos no querían ir; no otros son los lide-los referentes para definir esta idea de razgos que se nos están proponiendodemocracia no existen. Lo que tenemos como ejemplares.son más las reivindicaciones popularesque están diciendo queremos una de-
  20. 20. Conflictividad socio-políticaJulio - Octubre 2009En el marco de la mediana y larga duración, la subida del número de conflictos en el últimoperíodo, más que revertir la tendencia largo tiempo sostenida del decline de la conflictividadsocio-política, pone de manifiesto que una conflictividad difusa puede permanecer latentedurante más o menos tiempo, pero siempre tenderá a manifestarse con relativa fuerza en deter-minadas coyunturas. Es evidente que los conflictos sociales y políticos pierden su capacidadde expresión a medida que las violencias sociales prevalecen, sobre todo cuando ocupan losescenarios públicos en la forma de criminalidad y delincuencia. Sin embargo esto no significaque ni las causas de la conflictividad hayan sido eliminadas o resueltas ni que los actores delconflicto hayan declinado en sus estrategias.Número de Conflictos Esta configuración tan abrupta en el aumento de los conflictos, da prueba deL a frecuencia de los conflictos una clara periodización entre el anterior durante el último período de y el último cuatrimestre, cuyo incre- julio – octubre 2009 no sólo mento de la conflictividad estaría direc-aumentó un 41% respecto del cuatri- tamente asociado al inicio del procesomestre anterior, marzo – junio 2009, legislativo del Congreso; puesto que sonpasando de 95 a 134, sino que además precisamente los primeros proyectos deparece poner fin a una tendencia soste- ley promovidos por la mayoría parla-nida durante los últimos años de casi mentaria pro-gubernamental, los queconstante decrecimiento de la conflicti- desencadenarían toda una ola de reac-vidad socio-política en el país. ciones en contra. Número de conflictos por mes FECHA FRECUENCIA PORCENTAJE JULIO / 2009 39 29.10% AGOSTO / 2009 23 17.16% SEPTIEMBRE / 2009 37 27.61% OCTUBRE / 2009 35 26.12% TOTAL 134 100.00%Fuente: Diarios, El Comercio y El UniversoElaboración: -UI-CAAP-
  21. 21. 22 Conflictividad socio-política Julio - Octubre 2009 De otro lado, no se trata de un cre- los que presentan una sensible subidacimiento abrupto de la conflictividad en la frecuencia de los conflictos res-concentrado en uno o dos meses del pecto de cada uno de los meses delperíodo, sino que son los cuatro meses, período anterior. Número de conflictos: últimos cuatrimestres 2009 Marzo 27 Julio 39 Abril 15 Agosto 23 Mayo 25 Septre 37 Junio 28 Octubre 35 TOTAL 95 TOTAL 134Fuente: Observatorio UI. CAAP Este abrupto crecimiento de la fre- que los conflictos sociales y políticoscuencia de los conflictos releva de una pierden su capacidad de expresión adoble explicación. Primero, en términos medida que las violencias sociales pre-coyunturales dicho aumento se entien- valecen, sobre todo cuando ocupan losde por la conjunción de situaciones escenarios públicos en la forma de cri-conflictivas provocadas por políticas minalidad y delincuencia. Sin embargogubernamentales y las reacciones hosti- esto no significa que ni las causas de lales de protestas de diferentes sectores y conflictividad hayan sido eliminadas omovimientos sociales; la convergencia resueltas ni que los actores del conflictode estas manifestaciones conflictivas hayan declinado en sus estrategias.contribuyó en parte a reforzarlas y sobre De hecho, como se precisa mástodo a prolongarlas durante un largo adelante, al analizar los sectores y acto-período. Tal fue el caso del conflicto res sociales del conflicto, son determi-generado por la fábrica de llantas Erco nadas condensaciones y precipitaciones(en Cuenca), que se extendió por dos de una conflictividad retenida o provo-meses. cada, las que irrumpen coyunturalmen- En segundo lugar, en el marco de la te en el escenario nacional. Como simediana y larga duración, la subida del estas coyunturas del conflicto fuerannúmero de conflictos en el último perío- necesarias para compensar las supresio-do, más que revertir la tendencia largo nes más estructurales de la conflictivi-tiempo sostenida del decline de la con- dad social.flictividad socio-política, pone de mani-fiesto que una conflictividad difusa Género de los conflictospuede permanecer latente durante máso menos tiempo, pero siempre tenderá a La principal característica del extra-manifestarse con relativa fuerza en ordinario aumento de la conflictividaddeterminadas coyunturas. Es evidente del último período respecto del anterior
  22. 22. ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 23es no sólo el carácter abrupto de dicho conflictos en todos ellos: desde los sec-incremento sino sobre todo la participa- tores laborales y empresariales hasta losción de los más diversos sectores socia- urbano- barriales (donde pasan de 22 ales, incrementando el número de los 27), incluyendo los conflictos cívico Género del conflicto GENERO FRECUENCIA PORCENTAJE CAMPESINO 2 1.49% CIVICO REGIONAL 16 11.94% INDIGENA 6 4.48% LABORAL PRIVADO 43 32.09% LABORAL PUBLICO 33 24.63% POLITICO LEGISLATIVO 2 1.49% POLITICO PARTIDISTA 4 2.99% PUGNA DE PODERES 1 0.75% URBANO BARRIAL 27 20.15% TOTAL 134 100.00%Fuente: Diarios, El Comercio y El UniversoElaboración: UI-CAAPregionales (de 10 a 16). genas, dirigidos por la CONAIE y orga- Durante el último cuatrimestre nizaciones regionales alcanzaron un(julio-octubre 2009) cinco fueron los particular relieve, puesto que siendo elprincipales focos de conflictividad en el movimiento indígena el más fuerte ypaís: las leyes de seguridad alimentaria, representativo de todos los movimientosde minas y de agua, en contra de las sociales, sus estrategias de lucha, quecuales se movilizaron principalmente provocaron un muerto, tuvieron un cier-los sectores indígenas; el proyecto de to eco a nivel internacional. Estosley de medios de comunicación; las “levantamientos” tuvieron un ciertopolíticas del gobierno relativas al magis- impacto, ya que durante la última déca-terio y su organización sindical, la UNE, da los movimientos indígenas habíanque generaron una larga huelga de los entrado en un proceso de inercias y des-maestros; y finalmente los planes del movilizaciones, encontrándose su diná-gobierno sobre la reforma del sistema mica desalterada en parte por la forma-universitario, que también provocó ción de su “brazo político” el partidomanifestaciones inéditas. Pachakutik; pero también en parte de El sector de mayor aumento de la una saturación de demandas satisfe-conflictividad respecto del período chas. En este sentido sus recientesanterior fue el indígena, que se triplicó enfrentamientos con el Gobierno seen número, pasando de 2 a 6. Las mani- explican menos por los objetos y razo-festaciones y movilizaciones de los indí- nes en disputa (leyes de seguridad ali-
  23. 23. 24 Conflictividad socio-política Julio - Octubre 2009mentaria, de minería, de aguas), que por mayoría gubernamental que domina ella necesidad del mismo movimiento Congreso neutraliza la oposición parla-indígena de reactivar su capacidad de mentaria de los partidos. Pero otramovilización y de pruebas de fuerza, razón de importantes consecuenciasaprovechando una determinada coyun- políticas es que la oposición al gobiernotura. y al Ejecutivo se ha ido des-instituciona- La conflictividad del sector laboral lizando durante la última década, sobreprivado casi se triplica, pasando de 15 a todo a raíz de las dos reformas constitu-43 conflictos. Aquí se sitúan también los cionales (1998 y 2008); la oposición haconflictos del gobierno con los medios dejado de ser parlamentaria y partida-de comunicación social, y con otros ria, ya no se ejerce desde los organis-sectores empresariales y financieros; lo mos del Estado, sino que tiende a trasla-que se refleja en el aumento de los con- darse a la sociedad civil y en particularflictos de empresas, que se duplican de a los medios de comunicación social,un período al otro de 8 a 16. convertidos cada vez más no en porta- Aunque en menor medida también voces sino en actores de la oposición.es sensible el aumento de los conflictos Sujetos del Conflictodel sector laboral público, que suben de28 a 33. Y toda esta conflictividad El aumento de la conflictividadsocio-laboral se refleja así mismo en el durante el último cuatrimestre se encon-creciente número de conflictos de dos tró protagonizada por los más diversosámbitos espaciales: el cívico regional, actores: desde empresarios, que doblanque pasa de 10 a 16, y el urbano barrial, el número de conflictos (ascendiendode 22 a 27. de 8 a 16), hasta los estudiantes, que Hay que constatar una situación casi los triplican (de 4 a 11), pasandomuy singular: durante el último período por los trabajadores (de 22 a 28) y gru-uno de los comportamientos más regu- pos locales (de 6 a 10). Se destaca sobrelares de la conflictividad socio-política todo el extraordinario aumento de laen general: el aumento de la frecuencia conflictividad protagonizada por loso intensidad de los conflictos sociales gremios (que sube de 6 a 16) y de losha correspondido a una disminución sindicatos (de 5 a 13). Esto demostraríaabsoluta del número de conflictos polí- que la creciente conflictividad registra-ticos. De hecho, en el último cuatrimes- da durante el período no se debe única-tre se reducen los conflictos legislativos, mente a la convergencia de diversospartidistas y la “pugna de poderes”. conflictos sectoriales y a las moviliza- Este último fenómeno llama podero- ciones de distintos actores, sino que sesamente la atención: la casi completa ha encontrado institucionalmente soste-desaparición de la “pugna de poderes” nida por las organizaciones gremiales y(1 sólo caso en cada uno de los dos últi- sindicales. Más aún, en numerososmos períodos). Esta ausencia de “pug- casos son los gremios y los sindicatosna” entre el Ejecutivo y el Legislativo los que se constituyen como contrin-tiene una primera explicación obvia: la cantes principales de gran parte de los
  24. 24. ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 25conflictos. gonistas de la conflictividad social. En Este fenómeno no parece ajeno a la este sentido gremios, sindicatos y orga-nueva forma que adopta la oposición al nizaciones de todo género al mismogobierno: una vez des-institucionaliza- tiempo que interpretan y conducen losda la “pugna de poderes” tiende a trans- distintos sectores de la conflictividadformarse en “poderes en pugna”, los social, también se constituyen en anta-cuales se constituyen en cuanto prota- gonistas de la oposición política. Sujeto del conflicto SUJETO FRECUENCIA PORCENTAJE CAMPESINOS 2 1.49% EMPRESAS 16 11.94% ESTUDIANTES 11 8.21% FUERZAS ARMADAS 0 0.00% GREMIOS 16 11.94% GRUPOS HETEROGENEOS 5 3.73% GRUPOS LOCALES 10 7.46% IGLESIA 0 0.00% INDIGENAS 7 5.22% ORGANIZACIONES BARRIALES 17 12.69% PARTIDOS POLITICOS 7 5.22% POLICIA 2 1.49% SINDICATOS 13 9.70% TRABAJADORES 28 20.90% TOTAL 134 100.00%Fuente: Diarios, El Comercio y El UniversoElaboración: UI-CAAP Entre los principales protagonistas recientes movilizaciones estudiantilesde la conflictividad del último período participaron ambos sectores.se encuentran los estudiantes; un sectorque durante la década de los 80 e inclu- Objeto del conflictoso de los 90 se caracterizó por sus fre-cuentes movilizaciones e intensos En cuanto a los objetos del conflic-enfrentamientos, y que ahora regresa al to, los laborales son como casi siempreescenario de la conflictividad tras una los más frecuentes y los que másdécada de recesos, pero con nuevas rei- aumentaron (de 25 pasan a 33/ 24.6%)vindicaciones y protestas. De otro lado, junto con los salariales (de 4 pasan a 8 /no se trata únicamente del sector estu- 5.9%). Ambas razones del conflictodiantil más joven de los colegios, que aumentan respecto de todos los perío-en las últimas décadas había sustituido dos del año anterior. Pero es sobre todoa los estudiantes universitarios; en las el rechazo de la política estatal (que
  25. 25. 26 Conflictividad socio-política Julio - Octubre 2009pasa de 11 a 31 / 23.1%), el objeto de ligeramente de 24 en el período ante-conflicto más aumenta respecto de los rior a 22 en el último, es un motivo deprecedentes cuatrimestres. Aunque casi conflicto sujeto a regulares oscilacio-se duplican también las “demandas por nes, ya que sobre todo expresa una con-financiamiento” estatal. Aunque las frontación u hostigamiento contra eldenuncias de corrupción se reducen gobierno. Objeto del conflicto OBJETO FRECUENCIA PORCENTAJE DENUNCIAS CORRUPCION 22 16.42% FINANCIAMIENTO 22 16.42% LABORALES 33 24.63% OTROS 18 13.43% RECHAZO POLITICA ESTATAL 31 23.13% SALARIALES 8 5.97% TOTAL 134 100.00%Fuente: Diarios, El Comercio y El UniversoElaboración: UI-CAAP Si se comparan los objetos del con- frontación política representan unflicto anti-estatal o anti-gubernamental 55.9%, mientras que los conflictos de(denuncias de corrupción, demandas de confrontación social son el 64.6%. En elfinanciamiento y rechazo políticas esta- período anterior (marzo-junio 2009) lostales) con aquellas que confrontan otros conflictos de enfrentamiento políticosectores y actores sociales (laborales, representaban el 49.4% casi igual a lossalariales y otros), los conflictos de con- sociales: 50.5%. Objetos políticos y sociales de la conflictividad Objet. Conflicto Jul- Oct 08 Nov- Feb 09 Marz- Jun 09 Jul-Oct 09 Políticos 50.43 % 60.21% 49.47 % 55.97 % Sociales 49.58 % 39.79% 50.53 % 44.06 %Fuente: Observatorio Conflicto – UI - CAAP
  26. 26. ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 27 Los objetos políticos del conflicto, aumentar o disminuir en proporciónque confrontan el Gobierno o Estado, inversa al número de conflictos genera-tienden a ser superiores a los objetos dos por “rechazo a políticas estatales”,sociales del conflicto, que enfrentan ya que se trata de dos comportamientosotros sectores y actores de la sociedad. conflictivos en cierto modo opuestos,Hay que considerar, sin embargo, que en el último período ambos objetos delincluso aquellos conflictos de mayor conflicto aumentan de manera similar, aconfrontación social de una u otra pesar de que es mayor el crecimiento demanera suelen involucrar también al los conflictos por “rechazo” al de losGobierno y Estado. conflictos por “demandas”; lo que signi- Aunque en la confrontación estatal y fica siempre un cambio en el sentidogubernamental los conflictos debidos a que adoptan ambas confrontaciones“demandas de financiamiento” suelen con el Gobierno / Estado. Comparación entre demandas de financiamiento y rechazo de políticas estatales Obj. Pol. Conflicto Mar-Jun 08 Jul-Oct Nov-Feb 09 Mar-Jun Jul-Oct 09 Demandas Financ. 34 21.4% 24/20.5% 18 / 18.3% 12/12.6% 22/16.4% Rechazo Políticas 22 14.1% 10/ 8.5% 27 / 27.5% 11/11.5% 31.23.1 %Fuente: Observatorio Conflicto – UI - CAAP En ocasiones, como parece ser el Intensidad del Conflictocaso del último período, las expectati-vas respecto del gobierno expresadas en El “repertorio” de los conflictos o“demandas de financiamiento” pueden sus formas de manifestarse presenta enaumentar incluso combinadas con un el transcurso de los últimos cuatroextraordinario crecimiento de las “pro- meses un nivel de intensidades superiortestas” y los “rechazos a las políticas a los períodos anteriores, y que en cier-estatales” del gobierno. to modo se explican también por el carácter abrupto del crecimiento de sus frecuencias.
  27. 27. 28 Conflictividad socio-política Julio - Octubre 2009 Intensidad del conflicto INTENSIDAD FRECUENCIA PORCENTAJE AMENAZAS 5 3.73% BLOQUEOS 8 5.97% DESALOJOS 5 3.73% DETENCIONES 5 3.73% ESTADO DE EMERGENCIA 8 5.97% HERIDOS/MUERTOS 2 1.49% INVASIONES 2 1.49% JUICIOS 8 5.97% MARCHAS 23 17.16% PAROS/HUELGAS 14 10.45% PROTESTAS 35 26.12% SUSPENSION 16 11.94% TOMAS 3 2.24% TOTAL 134 100.00%Fuente: Diarios, El Comercio y El UniversoElaboración: UI-CAAP- En primer lugar, los “estados de habían llegado a 34 son 35 en el pre-emergencia” decretados en varias pro- sente período.vincias del país con motivo de las mani- Las “suspensiones”, que aumentanfestaciones contra diferentes proyectos de manera sensible casi triplicándosede ley y protagonizadas por sectores (de 6 a 16), son medidas estatales deindígenas, se reiteraron (en número de 8 sanción impuestas sobre desempeños defrente a 1 el período anterior) con un personas u organismos privados.saldo de un muerto, lo que supuso unbalance extraordinario de la intensidad Intervención estatalde los conflictos durante el últimoperíodo. A ello se añade el gran aumen- El gobierno del conflicto se caracte-to del número de “marchas” y “paros / rizó durante el último período por elhuelgas” (que pasan de 13 a 23 y de 7 a altísimo nivel de intervención de la fuer-14 respectivamente) en relación al za pública: las actuaciones militares,período anterior, y que revelan el alto motivadas por los estados de excepcióngrado de movilización social que acom- decretados por el gobierno, crecen de 1pañó los conflictos. a 6, y las de la policía de 10 a 20; lo que En segundo lugar, a excepción de las supuso en total el 19.41% de todas lasamenazas (reducidas de 9 a 5) y de las intervenciones estatales en el conflicto;detenciones (de 7 a 5), todas las otras casi igual a la más frecuente que fue laformas de expresión de la conflictividad de los Ministros, la cual respecto delaumentan respecto de las registradas en período anterior pasó de 16 a 27el período precedente. Incluso las pro- (20.15%). El otro poder del Estado quetestas que en el cuatrimestre anterior aumenta sus frecuencias de interven-
  28. 28. ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 29ción en la conflictividad durante el últi- de las actividades parlamentarias delmo período es el Legislativo, que paso Congreso.de 3 a 9; cambio que responde al inicio Intervención estatal INTERVENCION FRECUENCIA PORCENTAJE GOBIERNO CANTONAL 0 0.00% GOBIERNO PROVINCIAL 10 7.46% INDA 0 0.00% JUDICIAL 16 11.94% LEGISLATIVO 9 6.72% MILITARES/POLICIA 6 4.48% MINISTROS 27 20.15% MUNICIPIO 19 14.18% NO CORRESPONDE 15 11.19% POLICIA 20 14.93% PRESIDENTE 11 8.21% TRIBUNAL CONSTITUCIONAL 1 0.75% TOTAL 134 100.00Fuente: Diarios, El Comercio y El UniversoElaboración: UI-CAAP- A diferencia de la mayor interven- Presidente de la República se mantie-ción ministerial en el gobierno de los nen casi las mismas: pasando de 13 enconflictos, las intervenciones del el período anterior a 11 en el actual. Evolución del Gobierno Político de los conflictos: Inversiones Estatales Intervenc. Estat. Mrz-Jun 08 Jul- Oct Nov-Fbr 09 Mrz-Jun Jul- Oct Gob. Provincial 14 / 9.03% 7/ 5.98% 3 / 3.06% 7 / 7.37% 10/ 7.46% Municipio 18/ 11.61% 14/11.97% 8 / 8.16% 19/20.00% 19/24.18% Ministros 18 / 11.61% 13/11.11% 16/16.33% 16/16.84% 27/20.15% Presidente 31/ 20.00% 14/11.97% 15/ 15.31% 13/13.68% 11/ 8.21%Fuente: Observatorio Conflicto – UI - CAAP Parece mantenerse la tendencia de vinciales y Municipios. Así mismo y deun gobierno descentralizado de la con- manera correspondiente se observa laflictividad con un mayor número de misma constante descentralizadora delintervenciones de los Gobiernos Pro- gobierno de los conflictos con mayor
  29. 29. 30 Conflictividad socio-política Julio - Octubre 2009número de intervenciones de los Desenlace del ConflictoMinistros y menos número de interven-ciones del Presidente de la República. Una primera aproximación a los La mayor intervención en el gobier- datos sobre las diferentes formas queno de los conflictos de los poderes loca- adopta el desenlace de los conflictosles, provinciales y municipales, de- mostraría una estrecha correspondenciamuestra que una real descentralización con las formas de intervención estataldel Estado no se opera tanto por una en ellos: mayor competencia de nego-transferencia de funciones y poderes ciación, menores capacidades de reso-desde los organismos centrales del lución, mayor número de conflictosgobierno cuanto por un efectivo refor- positivamente resueltos.zamiento de las competencias, funcio-nes y poderes de los mismos Gobiernosde las Provincias y Municipios. Desenlace del conflicto DESENLACE FRECUENCIA PORCENTAJE APLAZAMIENTO RESOLUCION 15 11.19% NEGOCIACION 36 26.87% NO RESOLUCION 8 5.97% POSITIVO 45 33.58% RECHAZO 18 13.43% REPRESION 12 8.96% TOTAL 134 100.00%Fuente: Diarios, El Comercio y El UniversoElaboración: UI-CAAP- Si se compara la relación entre los entre conflictos negociados y los positi-conflictos negociados y los conflictos vamente resueltos es que el número deresueltos positivamente durante el últi- conflictos no-resueltos disminuye demo período el mayor porcentaje en el 15.79% en el período anterior a 5.97%desenlace de los conflictos son los en el último cuatrimestre.resueltos positivamente (33.58%), se- De igual manera se reducen ligera-guidos por los negociados (26.87%); al mente los conflictos rechazados, quecontrario del período anterior, cuando bajan del 16.84% a 13.43%. Pero enel número de conflictos negociados cambio los conflictos sujetos a repre-(32.63%) fue superior a los que tuvieron sión aumentan notablemente de 1.05%una solución positiva (23.16%). Una en el precedente período a 8.96 duran-consecuencia obvia de esta correlación te el cuatrimestre de julio-octubre 2009.
  30. 30. ECUADOR DEBATE / COYUNTURA 31 Estos datos demostrarían que el capital de la República. Sin embargo, enEstado y Gobierno actuales son capaces el último período, precisamente cuandode ejercer un buen gobierno relativo de la frecuencia de los conflictos crecióla conflictividad, y al mismo tiempo mucho más respecto del período ante-combinar una puntual u ocasional rior, se observa una sensible disminu-represión de ciertos conflictos por ción de ellos en Pichincha (donde pasanmedio de intervenciones de la fuerza de 50 a 45). Por el contrario, el númeropública. de conflictos aumenta considerable- mente en las provincias de Azuay (de 4Número de Conflictos por Provincia a 8), Carchi (de 1 a 5), Esmeraldas (de 4 a 13), Guayas (de 7 a 21) Santa Elena (0 Por razones sobre todo políticas la a 3), Sucumbíos (1 a 2) y Tungurahua (1mayor conflictividad ha solido concen- a 6). Sólo en Manabí disminuyó eltrarse siempre en Pichincha, sede de la número de conflictos de 6 a 4. Número de conflictos por provincia PROVINCIA FRECUENCIA PORCENTAJE AZUAY 8 5.97% BOLIVAR 1 0.75% CAÑAR 2 1.49% CARCHI 5 3.73% CHIMBORAZO 3 2.24% COTOPAXI 1 0.75% EL ORO 4 2.99% ESMERALDAS 13 9.70% GALAPAGOS 0 0.00% GUAYAS 21 15.67% IMBABURA 2 1.49% LOJA 1 0.75% LOS RIOS 1 0.75% MANABI 4 2.99% MORONA SANTIAGO 3 2.24% NAPO 0 0.00% ORELLANA 1 0.75% PASTAZA 1 0.75% PICHINCHA 45 33.58% SANTA ELENA 3 2.24% SANTO DOMINGO DE LOS TSACHILAS 5 3.73% SUCUMBIOS 2 1.49% TUNGURAHUA 6 4.48% ZAMORA CHINCHIPE 2 1.49% TOTAL 134 100.00%Fuente: Diarios, El Comercio y El UniversoElaboración: UI-CAAP-
  31. 31. 32 Conflictividad socio-política Julio - Octubre 2009 Obvia es la cuestión que puede Número de Conflictos por Regionesplantearse respecto de una eventualdescentralización de la conflictividad. El aumento de la conflictividad seSi una tal descentralización responde a distribuye de manera desigual en las tresfactores coyunturales o más bien se trata regiones del país, y de manera diferentede una tendencia, es algo que será a períodos anteriores: mientras quenecesario verificar en períodos posterio- crece relativamente poco en la Sierrares. Lo que quizás no puede dejar de (pasando de 66 conflictos a 74 del ante-relacionarse sería esta descentralización rior al actual período), presenta unde los conflictos y la descentralización aumento relativamente alto, de casi eldel gobierno de los conflictos y de las doble, el número de conflictos en laintervenciones estatales en ellos, como Costa, donde pasa de 23 a 51. Lose analizaba más arriba. mismo ocurre en la Amazonía, donde los conflictos suben de 6 a 9 entre los dos últimos períodos. Número de conflictos por regiones REGION FRECUENCIA PORCENTAJE COSTA 51 38.06% SIERRA 74 55.22% AMAZONIA 9 6.72% INSULAR 0 0.00% TOTAL 134 100.00%Fuente: Diarios, El Comercio y El UniversoElaboración: -UI-CAAP- El mayor número de conflictos en la Muchos de los conflictos en la Costa seAmazonía podría explicarse debido a encontrarían relacionados con una par-las movilizaciones y fuertes manifesta- ticular oposición al Gobierno en losciones en contra de políticas guberna- sectores sociales, políticos y empresa-mentales (de hidrocarburos y mineras). riales de dicha región.

×