19 de Agosto Día  Nacional  de  la  Fotografía Casa del Arte Diego Rivera Corporación Cultural  de Puerto Montt Municipali...
FOTOGRAFÍA  Y  ESPÍRITU La capacidad de sorprendernos
Me pidieron hacer una reflexión acerca de la fotografía de prensa durante unos minutos, en ocasión de la inauguración y ce...
¿ Intento casual de los fotógrafos de prensa, de unir las artes que convoca LA CASA NEGRA, que hablan de un recorrido de c...
Muchas gracias. Deseo agradecer en nombre mío y de La Casa Negra, por este honor que me tocó transcribir. Espero que así c...
fotografías  M a r í a  M a r t a  A g u i l e r a
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
fotografías  S e r g i o  L a y
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
homenaje al maestro  L u i s  A d v i s …  muchas gracias
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

PresentacióN Dia De La Fotografia Agosto 2006 Email

1.276 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Viajes
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.276
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
800
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

PresentacióN Dia De La Fotografia Agosto 2006 Email

  1. 1. 19 de Agosto Día Nacional de la Fotografía Casa del Arte Diego Rivera Corporación Cultural de Puerto Montt Municipalidad de Puerto Montt Consejo Regional de Cultura y las Artes Unión de Reporteros Gráficos del Sur
  2. 2. FOTOGRAFÍA Y ESPÍRITU La capacidad de sorprendernos
  3. 3. Me pidieron hacer una reflexión acerca de la fotografía de prensa durante unos minutos, en ocasión de la inauguración y celebración de este grupo de fotógrafos asiduos a LA CASA NEGRA. De alguna manera es este un inicio concreto que debiera ser muestra permanente en el tiempo, de colaboración entre los actores que conformamos el existir plástico y visual de la región. Una manera de construir unidos, formando un solo espíritu de lucha que dirija los pasos de la cultura en una misma línea de crecimiento. Finalmente, CULTURA es la manera de vivir que demostraremos al resto de la comunidad que da forma al país y no puede incluir el concepto exclusión en sus parámetros. Existen artistas que definen la creación de manera cerrada unilateralmente, intentando situarse por sobre otras áreas de la visualidad. Áreas que manejan un perfil de existencia mas silenciosa, pero que gravitan diariamente en nuestras vidas. Creo que es solo un gran error que hay que remediar. Cada persona es un ente creador, algunos activos y otros pasivos, Y cada uno de nosotros, como decía San francisco, tiene un papel trascendente en sí mismo, que permite a su vez, la existencia de otro papel igual de protagónico, permitiendo dar cuenta del total de esta historia que compartimos. Acepté con mucha convicción y orgullo, hablar de fotografía desde la perspectiva de un pintor, en apoyo y complicidad los fotógrafos de prensa, pues es un área que admiro y de la que en silencio participo hace mas de 30 años. Las fotografías mas increíbles que he podido observar y que me han mostrado y evocado un camino de trabajo, una motivación en mi propia investigación fotográfica, vienen del área social, del área en que el grado de involucramiento es total, llegando a la inmolación de estupendos jornalistas, como ha sucedido en las últimas y desastrosas guerras en el medio oriente. Y que muestra la existencia tal como es… como se presenta y como se percibe minuto a minuto. Una mezcla espontánea entre maravillosa y fatal. Esta área que digo, es la de los fotógrafos de prensa, siempre metidos en lugares insólitos, vagando tras noticias, sin quejarse ni siquiera teniendo lesiones de por medio. Es un área que muestra visualmente como vivimos, que define como estamos conformados. Si somos entes creadores de vida o destructores de ella, dependiendo de la madurez con que cada uno viva su existencia. La imagen fotográfica, permite esa lectura. Una cría sin nombre, naciendo en el hospital, chicos estudiando en escuelas rurales, en colegios bien pagados. La madre comprando harina, el pescador que otea distancias que solo habitan su memoria nublada de rocío, el chico escapando de la policía en un intento de mostrar su pensamiento, su incomodidad y confusión. La abuelita tomando leche en una mamadera muy distinta de la que conoció al nacer, en un ocaso marginal, muy cerca del olvido, sino ya perdido en el mismo. Una amarra que conjuga fibras de plástico y naturales, duras, una pluma atrapada tiritando al costado de una roca, El Calbuco saludando. El rojo furioso de una nave que permite el paso de una isla a otra, barcazas lentas de fresca brisa de carretera interrumpida… La luna, intentando ser parte de la historia aunque a veces pareciera no valer la pena. Una Luna muy alta, que se resiste a ser admirada, sobre Coihuin. Bote quieto, caído, muy quieto a la espera de que la marea suba y le devore un trozo a la tierra, que bien recuerda el ordenamiento de las brasas en los puestos de Angelmó. Que se dignifica bajo los gritos de las ventas que llegan de las islas. Y es de situaciones así, sencillas, del diario vivir que nos conforma, que me interesa comentar en esta oportunidad . De imágenes que me traen la vida a la mirada, que me demuestran la dimensión de la vida . De imágenes que me permiten entrenar mi alma, y espíritu de manera que pueda ser mas sensible, mas asertivo, mas generoso a la hora de definir la estética con que trabajaré el proyecto de vida elegido para vivir la existencia. Pues de eso se trata. Hay que tomar una decisión frente a la vida y no es igual tener conciencia de lo que sucede en ella, que solo estar ahí. De pié sin comprender que el imaginario que poseemos, tiene una espiritualidad que se pega con el frío, con la humedad, con el viento, metida en las manos de un pescador, adoloridas de sal y agua, de escamas, de anzuelos o de las manos quemadas de rozar la lana que gira o bien duras de sostener un manubrio que se mueve cada día sin detenerse jamás, como jamás deja de moverse la historia que nos construye y revela frente al resto de la comunidad. …
  4. 4. ¿ Intento casual de los fotógrafos de prensa, de unir las artes que convoca LA CASA NEGRA, que hablan de un recorrido de campo que nos sitúa frente al paisaje que intentamos poseer al interior de nuestras telas, en el taller de calle Egaña. Con el imaginario de calle y costumbres que al paso van constituyendo en un ideario de gaceta, de quiosco, azul, todo rayado de las lágrimas, rabias y desdenes de chicos que no tienen en donde quemar su exceso de proteína, violentos, incisivos si quieren, destructivos si pueden. Ƒué un intento realmente casual?... O es el propio espíritu que guarda la región, que mueve los hilos que nos permiten amanecer cada día buscando en las raíces de nuestros pasos conjuntos, ese secreto único, oculto bajo la sombra y la pisada de cada uno de nosotros , los que amamos este espacio Geográfico, interrumpido de aguas, de islas, de nubes, de cielo, de lluvia que no se detiene y que ahoga hasta las lombrices, en un intento de decirnos, que lo creado es finito, que lo que nace no dura mas allá de lo que la naturaleza determina. Así es nuestro suelo, lleno de sorpresas, radiantes a veces, oscuras otras. Coger la cámara y salir en busca de nuestro espíritu es la sorpresa que cada día nos une. Ellos, con sus cámaras obligadas, maravillosas máquinas, envoltorios de delicadeza. Nosotros nuestras telas y pequeñas cámaras casi ocultas, albas de luz y desconocimiento, despiertos, la mirada siempre atenta para ser humilde y agradecida. Los que miran, los que observan luego, unidos por ellos y nosotros, a través de los ojos; de la mente, de los pensamientos, de las miradas que cada parte deja por ahí, mirada estática a la espera de ser observada. Con delicadeza, con rudeza, con colores, sin ellos. Con pasión, con dolor, con recogimiento y sentido. Cada parte activa, formando un sendero que une los lagos, los volcanes, los fiordos, los caminos, las respiraciones, las manos…. Todo en un solo sentir espiritual, en que los unos, le muestran a los otros que aquí o allá, hay secretos que solo esperan a ser develados, ofrendados, detenidos. No es fácil hablar de fotografía y espíritu, si es que se piensa que porque ella nace de una máquina, no posee la mente y las emociones de la persona que la manipula… No es fácil referirse a la fotografía como un instrumento capaz de guardar la memoria de las gentes y reducirlas a una imagen precisa, fugaz y delicada que aparece de la nada, para quedarse y mostrar un secreto que alguien dejó de regalo, para que otra persona mire su propio fondo de ojo y descubra de si mismo los mas grandes secretos que guarda la vida y el universo durante nuestro paso por la existencia. Me piden que hable de la imagen… Me piden que hable del espíritu del hombre… Me piden que defina 20 minutos de conciencia, de silencio, de una respiración suave que permita definir el afuera y convertirlo en un adentro maravilloso que me permita sentir que el ser humano cuando lo desea, logra convertirse en creador. En sombra de sí mismo por un instante. Si he logrado por lo menos traducir con estas palabras, en algo el espíritu que guarda la fotografía, es solamente debido a que cargo una cámara cada día de mi existencia, intentando robarle a la vida un trozo de su verdad, para poder conservarlo, entenderlo y transmitirlo a un soporte que logre captar la atención de quien también es parte del guión que conforma el HACER CIUDAD. Amigos fotógrafos, el trabajo que realizan, es un trabajo que no lleva firma, pero que esperamos nos muestren muchas veces mas, de manera que su convocatoria rinda como fruto, una especial manera de entender que la vida solo hay que vivirla, día a día. Y que en cualquier momento, gracias a vuestras miradas, podremos ser actores por un instante, antes de regresar nuevamente a los fondos del anonimato. Nuestros espíritus vagan en cada imagen mostrada. Y esa sensación no tiene precio. Y es solo nuestra, a nuestra medida, hecha por nosotros mismos a través del espíritu que asoma en cada disparo de las cámaras que cargan. Y que en lugar de ser robado al interior de la cámara oscura, nos muestra la medida justa de nuestra propia libertad. En definitiva, hay que despertar la visualidad sensible que existe en cada persona, hoy, en que la tecnología trae a las manos, mejores equipamientos y acompañar con lecturas de miradas silenciosas, a este grupo de amigos, que nos traen diariamente el imaginario que se transforma en colectivo al acompañar un desayuno, un café al pasar o una lectura de plaza desde la que nos enteramos de como va la vida, de cómo se ordena o desordena, así como lo hace el tiempo en estos lugares en que cada día se sabe mas de sensibilidad y de cuanto la necesitamos para convertirnos en seres humanos de mejor calidad. Acudamos a ver sus imágenes, tomemos nuestras cámaras e imitemos sus ritmos, su Valentía y revisemos en silencio, respirando con suavidad el entorno que nos acoge. Nuestro entorno, el que se moja y se refresca, que reluce. Ése que cuando se ilumina, nos muestra hasta lo más recóndito de estas tierras que de humedad y aroma si saben… Y que esperan cada día por nuestras miradas sorprendidas. …
  5. 5. Muchas gracias. Deseo agradecer en nombre mío y de La Casa Negra, por este honor que me tocó transcribir. Espero que así como el tenis fue masivo un día, la fotografía de conciencia, lo sea a su vez y que entre todos conformemos un gran ideario que nos represente, desde la mirada de pequeño álbum casero, hasta la mega exposición, opulenta de galardones. GRACIAS A LA CORPORACIÓN DIEGO RIVERA, AL CONSEJO DE LAS ARTES, A LA MUNICIPALIDAD DE PUERTO MONTT Y A LA UNION DE REPORTEROS GRÁFICOS DEL SUR. SERGIO LAY Y MARIA MARTA AGUILERA, PINTORES Y FOTÓGRAFOS INDEPENDIENTES. Agosto 2006. Puerto Montt. La capacidad de sorprenderse.
  6. 6. fotografías M a r í a M a r t a A g u i l e r a
  7. 29. fotografías S e r g i o L a y
  8. 44. homenaje al maestro L u i s A d v i s … muchas gracias

×