AGUA fuente de vida
ANTEPRIMAVERA Llueve sobre el río... El agua estremece los fragantes juncos de la orilla verde... ¡Ay, qué ansioso olor a ...
«Agua en el agua» Quisiera que mi vida se cayera en la muerte, como este chorro alto de agua bella en el agua tendida mati...
foto 3
"El Agua" A media noche desperté. Toda la casa navegaba. Era la lluvia con la lluvia de la postrera madrugada. T...
foto 4
Oh mar, enorme mar, corazón fiero De ritmo desigual, corazón malo, Yo soy más blanda que ese pobre palo Que se pudre en tu...
El mar. La mar. El mar. ¡Sólo la mar! ¿Por qué me trajiste, padre, a la ciudad? ¿Por qué me desenterraste del mar? En sueñ...
Foto 1: http://www.flickr.com/photos/rpalominos/180324267/ Foto 2: http://www.flickr.com/photos/xip/23604996/ Foto 3: http...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Ncc Llerena Agua 1

322 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
322
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
9
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Ncc Llerena Agua 1

  1. 1. AGUA fuente de vida
  2. 2. ANTEPRIMAVERA Llueve sobre el río... El agua estremece los fragantes juncos de la orilla verde... ¡Ay, qué ansioso olor a pétalo frío! Llueve sobre el río... Mi barca parece mi sueño, en un vago mundo. ¡Orilla verde! ¡Ay, barca sin junco! ¡Ay, corazón frío! Llueve sobre el río.. J.R. Jiménez foto 1
  3. 3. «Agua en el agua» Quisiera que mi vida se cayera en la muerte, como este chorro alto de agua bella en el agua tendida matinal; ondulado, brillante, sensual, alegre, con todo el mundo diluido en él, en gracia nítida y feliz. J.R.J foto 2
  4. 4. foto 3
  5. 5. "El Agua" A media noche desperté. Toda la casa navegaba. Era la lluvia con la lluvia de la postrera madrugada. Toda la casa era silencio, y eran silencio las montañas de aquella noche. No se oía sino caer el agua. Me vi despierto a medianoche buscando a tientas la ventana; pero en la casa y sobre el mundo no había hermanos, madre, nada. Y hacia el espacio oscuro y frío y frío el barco caminaba conmigo. ¿Quién movía todas las velas solitarias? Nadie me dijo que saliera. Nadie me dijo que me entrara, y adentro, adentro de mí mismo me retiré: toda la casa. Me vio en el tiempo que yo fui, y en el seré la vi lejana, y ya no pude reclinar mi juventud sobre la almohada. A medianoche busqué mientras la casa navegaba. Y sobre el mundo no se oyó sino caer el agua. Miguel Arteche
  6. 6. foto 4
  7. 7. Oh mar, enorme mar, corazón fiero De ritmo desigual, corazón malo, Yo soy más blanda que ese pobre palo Que se pudre en tus ondas prisionero. Oh mar, dame tu cólera tremenda, Yo me pasé la vida perdonando, Porque entendía, mar, yo me fui dando: «Piedad, piedad para el que más ofenda». Vulgaridad, vulgaridad me acosa. Ah, me han comprado la ciudad y el hombre. Hazme tener tu cólera sin nombre: Ya me fatiga esta misión de rosa. ¿Ves al vulgar? Ese vulgar me apena, Me falta el aire y donde falta quedo, Quisiera no entender, pero no puedo: Es la vulgaridad que me envenena. Me empobrecí porque entender abruma, Me empobrecí porque entender sofoca, ¡Bendecida la fuerza de la roca! Yo tengo el corazón como la espuma. Mar, yo soñaba ser como tú eres, Allá en las tardes que la vida mía Bajo las horas cálidas se abría... Ah, yo soñaba ser como tú eres. Mírame aquí, pequeña, miserable, Todo dolor me vence, todo sueño; Mar, dame, dame el inefable empeño De tornarme soberbia, inalcanzable. Dame tu sal, tu yodo, tu fiereza. ¡Aire de mar!... ¡Oh, tempestad! ¡Oh enojo! Desdichada de mí, soy un abrojo, Y muero, mar, sucumbo en mi pobreza. Y el alma mía es como el mar, es eso, Ah, la ciudad la pudre y la equivoca; Pequeña vida que dolor provoca, ¡Que pueda libertarme de su peso! Vuele mi empeño, mi esperanza vuele... La vida mía debió ser horrible, Debió ser una arteria incontenible Y apenas es cicatriz que siempre duele. Alfonsina Storni
  8. 8. El mar. La mar. El mar. ¡Sólo la mar! ¿Por qué me trajiste, padre, a la ciudad? ¿Por qué me desenterraste del mar? En sueños, la marejada me tira del corazón. Se lo quisiera llevar. Padre, ¿por qué me trajiste acá? Rafael Alberti foto 5
  9. 9. Foto 1: http://www.flickr.com/photos/rpalominos/180324267/ Foto 2: http://www.flickr.com/photos/xip/23604996/ Foto 3: http://www.flickr.com/photos/wareinholgado/271213640/sizes/o/ Foto 4: http://www.flickr.com/photos/joel_marinho/12664332/ Foto 5: http://www.flickr.com/photos/bdebaca/228629083/

×