SlideShare una empresa de Scribd logo
Iglesia Alianza Cristiana y Misionera Comas San Felipe
III La Obra del Espíritu Santo en la vida y Ministerio de Jesús
El Espíritu Santo con relación a Jesucristo
I . E L N A C I M I E N T O D E C R I S T O
Se describe al Espíritu Santo como el agente de la concepción milagrosa de
Jesús. ( M t . 1 : 2 0 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de
David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.) (Lc. 1:35
Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual
también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios.) Jesús estaba en relación con el Espíritu de
DIOS desde el primer momento de su existencia humana.
En la concepción y nacimiento virginal , el ángel Gabriel le anunció a María que el
niño que le iba a nacer sería concebido por el Espíritu Santo A José se le hizo el mismo
anuncio M t . 1 . 2 0 .
En otro lugar de las Escrituras se nos dice que el Padre le preparó un cuerpo a Cristo
(He. 10:5 Por lo cual, entrando en el mundo dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste; Mas me preparaste cuerpo.) y que
el Hijo adoptó un cuerpo de carne y sangre (como si se tratase de un acto de su propia
voluntad, (He. 2:14 Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para
destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo.)
Por lo tanto, es correcto decir que Cristo fue concebido por el Espíritu Santo, aun cuando
también se diga que Dios es su Padre.
I. a. El resultado de la concepción del Espíritu Santo
a. El resultado del nacimiento virginal fue la encarnación.
b. Lo que engendró el Espíritu Santo, fue la naturaleza humana,
concebido en el ovulo de María.
c. Jesús es el primer y único ser humano con doble Naturaleza, la
Naturaleza Divina y la Naturaleza Humana.
d . Jesús al tener la concepción de la naturaleza humana le dio existencia al
Dios-h o m b r e , y l a h u m a n i d a d q u e a d q u i r i ó f u e p e r f e c t a . E s t o
significa que si bien estaban presentes los componentes de la humanidad,
se trataba de una naturaleza humana sin pecado, y n o m e r a m e n t e u n a
n a t u r a l e z a h u m a n a s a n t i f i c a d a .
e. El efecto de esta intervención Divina va a ser visto en su perfección moral, su
completa consagración, y ese conocimiento interior ininterrumpido, o conciencia de la
Paternidad de DIOS.
f . El poder del pecado fue quebrantado al fin y aquel nacido de mujer era Santo y el Hijo
de DIOS, aun en su calidad de Hombre.
L A V I D A D E C R I S T O Y E L M I N I S T E R I O
I. Cristo fue ungido por el Espíritu
En el Nuevo Testamento el ungimiento se menciona con relación a Cristo
únicamente en los siguientes pasajes: Lucas 4 : 1 8 El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto
me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar
libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; H e c h o s 4 : 2 7 Porque
verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los
gentiles y el pueblo de Israel.; 1 0 : 3 8 cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo
éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él; H e b r e o s
1 : 9 Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, Por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a
tus compañeros.
I. a. Ungido para obedecer
a. E l u n g i m i e n t o d e J e s ú s o c u r r i ó , d e s d e s u c o n c e p c i ó n .
b. La obediencia de Jesús fue plena desde su niñez, esa plenitud del Espíritu que lo
llevaba siempre a la obediencia, y Cristo no fue renuente a ese motivador,
obedecer.
c . Cristo conoció al Espíritu Santo desde el momento de su concepción; pero
el inicio de su Ministerio, la paciencia de esperar el momento oportuno,
marcó una nueva etapa en su vida, etapa en la que el poder del Espíritu se h i z o
p ú b l i c a m e n t e m a n i f i e s t o a t r a v é s d e é l .
d. S i r v i ó p a r a distinguir al Cristo verdadero de los falsos.
e. La obediencia y el Servicio marco su vida, su Ministerio y la vida de sus Apóstoles y
discípulos, que viven en esa experiencia, llamada, obediencia.
I. b. El Espíritu Santo, en la vida de Jesús de Nazaret. Sirvió para destacarlo
como el Mesías. Pedro se refirió a este hecho en la oración que pronunció después de la
primera persecución de los discípulos: "Porque verdaderamente se unieron en
esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con
los gentiles y el pueblo de Israel" (Hch. 4:27 Porque verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu santo
Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo de Israel,)
El escritor de la carta a los Hebreos se refiere también al hecho de que el
ungimiento de Jesús tenía el efecto de señalarlo como el elegido: "Has amado la justicia,
y aborrecido la maldad, por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, con óleo de
alegría más que a tus compañeros" (He. 1:9 Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, Por lo cual te
ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros.)
I. c. El Espíritu Santo fiel compañero de Jesús. El Espíritu Santo, fiel compañero
del Servicio, una presencia del bien, y del poder necesario para cumplir el discipulado. En la
sinagoga de Nazaret dijo: "El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres" (Lc. 4:18).
I. d. Pedro relacionó al Espíritu Santo con Jesús y el hacer el bien: "Cómo Dios
ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo
bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él" (Hch. 10:38
cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a
todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.)
Cristo estaba lleno del Espíritu
Hay dos referencias específicas al hecho de que el Señor Jesucristo estaba lleno del
Espíritu. Son éstas:
Lucas 4:1. Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto.
Juan 3:34. Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; pues Dios no da el Espíritu por medida.
a. S i b i e n n i n g u n a d e e s t a s d o s r e f e r e n c i a s a f i r m a
específicamente que Cristo fue lleno del Espíritu desde el momento
de su concepción o nacimiento, se trata de un hecho que puede deducirse
de las profecías del Antiguo Testamento sobre el Mesías.
b. Por ejemplo, Isaías habló de la relación entre el E s p í r i t u S a n t o y e l M e s í a s
e n l o s s i g u i e n t e s t é r m i n o s : " Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de
sabiduría y de i n t e l i g e n c i a , e s p í r i t u d e c o n s e j o y d e p o d e r , e s p í r i t u de
conocimiento y de temor de Jehová" (Is. 11:2). En otro lugar, Isaías profetizó así sobre el
siervo de Dios: "He aquí mi siervo, y o l e s o s t e n d r é ; m i e s c o g i d o , e n q u i e n
m i a l m a t i e n e contentamiento..." (Is. 42:1). Versículos como los mencionados
implican que el ser lleno del Espíritu fue una experiencia permanente
del Mesías, y esto no puede sino significar que lo fue desde su nacimiento.
I. a. Cristo y el Servicio, trae bendición. Cristo mismo declaró esto,
como puede verse en Juan 6:27 Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna
permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre.
I. b. Cristo fue guiado por el Espíritu
a. Después de su bautismo, Cristo fue guiado por el Espíritu al desierto para
enfrentar la tentación de Satanás ( L c . 4 : 1 Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del
Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto) .
b. Su invariable obediencia a la dirección del Espíritu le permitió hacer siempre lo que
agradaba al Padre (Jn. 8:29 Porque el que me envió, conmigo está; no me ha dejado solo el Padre, porque
yo hago siempre lo que le agrada.)
I. c. Cristo se regocijó en el Espíritu
En Lucas 10:21 En aquella misma hora, Jesús regocijóse sobre manera en el Espíritu Santo, y dijo: ¡Gracias te doy, oh
Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y las has revelado a los
niños! ¡Sí, Padre, gracias te doy; porque así pareció bueno a tu vista! Vemos la declaración que Cristo se
regocijó en el Espíritu Santo.
I. d. Cristo recibió poder por el Espíritu
En la controversia con los fariseos, que los llevó a cometer el pecado imperdonable, Cristo
dijo claramente que El echaba fuera los demonios por el poder del Espíritu ( M t .
1 2 : 2 8 Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios.)
Surge entonces la siguiente pregunta:
¿Todos los milagros de Cristo fueron realizados en el poder del Espíritu? O
dicho de otro modo: ¿Dependía Cristo del poder del Espíritu para realizar sus
milagros durante su Ministerio terrenal? Además del caso mencionado en Mateo 12, lo
que escribe Lucas en 4:14-15 Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra
de alrededor. 4:15 Y enseñaba en las sinagogas de ellos, y era glorificado por todos; y 18 El Espíritu del Señor está sobre
mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;
A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos.
Muestra también, que el poder que tenía para dar vista a los ciegos y libertad a los
oprimidos era el poder del Espíritu. Esto indicaría que realizó numerosos milagros en
el poder del Espíritu.
Jesús también hizo milagros con propio poder.
a. La curación de la mujer con el flujo de sangre fue resultado de su propio poder (Mr.
5:30 Luego Jesús, conociendo en sí mismo el poder que había salido de él, volviéndose a la multitud, dijo: ¿Quién
ha tocado mis vestidos?). El milagro de curar al paralítico que fue bajado por el techo por
sus amigos se atribuye al "poder del Señor" (Lc. 5:17ss.). La curación de la
multitud después de la elección de los discípulos fue resultado de su propio
poder (Lc. 6:19 Y toda la gente procuraba tocarle, porque poder salía de él y sanaba a todos.)
b. Cuando nuestro Señor fue acosado en el jardín de Getsemani, en respuesta a la
pregunta de la multitud acerca de su identidad, contestó: "Yo Soy" (Jn. 18:6 Cuando les
dijo: Yo Soy, retrocedieron, y cayeron a tierra.) Ante esta respuesta cayeron en tierra,
probablemente como resultado de un momentáneo destello de su propio poder.
c. De modo que tenemos declaraciones diáfanas de que ciertos milagros los realizó
con el poder del Espíritu y otros con su propio poder.
d. Por lo tanto, una afirmación acertada de la cuestión sería la siguiente: Cristo no se
veía obligado a hacer los milagros en el poder del Espíritu, pero en determinadas
ocasiones así lo hizo; en algunos casos se valió claramente de su propio poder.
¿Qué importancia tienen estos hechos relativos al obrar del Espíritu en la
vida y el ministerio de nuestro Señor?
1 . E n p r i m e r l u g a r El Ministerio del Espíritu estaba relacionado con el desarrollo de la
naturaleza humana de Cristo.
a. Si bien su naturaleza Divina era inmutable, su naturaleza humana era susceptible al
desarrollo. Por ejemplo, su sabiduría aumentaba (Lc. 2:52 Y Jesús crecía en sabiduría y en
estatura, y en gracia para con Dios y los hombres.), y aprendió la obediencia (He. 5:8 Y aunque era Hijo,
por lo que padeció aprendió la obediencia.) Este desarrollo no tenía nada que ver con la
necesidad de vencer el pecado, porque él no conoció pecado, ni era tampoco el
desarrollo de un cuerpo q u e h u b i e s e s i d o c o n t a m i n a d o p o r e l
p e c a d o . P e r o h u b o crecimiento genuino, y esto tuvo lugar por el poder del
Espíritu.
2. En segundo lugar El hecho de que Cristo dependía del poder del Espíritu realza la
profundidad de su condescendencia.
3. En tercer lugar Todo esto constituye una vivida demostración, también, de la necesidad
que tiene el creyente del Ministerio del Espíritu en su propia vida.
Si el Señor de la gloria no desestimó el Ministerio del Espíritu en su propia vida ¿cómo
podemos nosotros, los pecadores, aunque seamos redimidos, vivir independientemente
de su poder? Si Jesús dependía del Espíritu, también nosotros tenemos
que depender de él.
L A C R U C I F I X I O N Y M U E R T E D E C R I S T O
El mismo Espíritu que condujo a Jesús al desierto y lo sostuvo allí, es el mismo que también
le dio las fuerzas necesarias para consumar su Ministerio sobre la cruz, donde “por el espíritu
eterno, se ofreció a sí mismo sin mancha a DIOS.” Hebreos 9:14.
a. Jesús fue a la cruz con la unción que reposaba aun sobre ÉL. El Espíritu mantuvo
vivas ante sus ojos las inflexibles demandas de DIOS y le inflo de amor hacia el
hombre pecador y celo hacia DIOS, para ir hacia adelante a pesar de los obstáculos,
dolores y dificultades, y así consumar la redención del mundo.
b. El Espíritu Santo lleno su mente de un ardor, celo y amor constante, que lo
condujeron a un completo sacrificio. El Espíritu Santo había penetrado en el Espíritu
humano y lo había elevado de tal manera, que ese Espíritu humano vivía en lo eterno
e invisible, y pudo capacitarlo para sufrir la cruz, menospreciando la vergüenza.
L A R E S U R R E C C I Ó N D E C R I S T O
a. El Espíritu Santo fue el agente vivificante en la resurrección de Cristo. Rom. 1:4 que fue
declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos, 8:11 Y
si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo
Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.
b. Algunos días después de este acontecimiento, Cristo se apareció a sus discípulos,
soplo en ellos y le dijo: “tomad el Espíritu Santo” Jn. 20:22 Y habiendo dicho esto, sopló, y les
dijo: Recibid el Espíritu Santo. Hch. 1:2 Hasta el día en que fue recibido arriba, después de haber dado
mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido. Esto quiere decir que los
Apóstoles eran investidos de aquel poder que Jesús, después de su ascensión, les dijo
que esperaran.
c. Algunos estudiosos creen que ese soplo fue simbólico de lo que iba a ocurrir cincuenta
días después, esto es, para recordarles el acontecimiento de Pentecostés que se
aproximaba. Otros creen que en esa oportunidad algo definido les fue impartido a los
discípulos.
d. Una comparación con Gn. 2:7. Indica que el soplo Divino simboliza un acto creativo.
Posteriormente Cristo es descriptivo como el Espíritu vivificante o dador de vida. 1 Cor.
15:45. Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu
vivificante.
e. ¿No será quizá que en esta ocasión el Señor de la vida hizo conocer a sus discípulos
por experiencia ¿“el poder de la resurrección”? Los once discípulos iban a ser enviados
al mundo para cumplir una nueva comisión; iban a continuar la obra de Cristo. En sí,
eran incapaces de cumplir con dicha misión, de la misma manera que un cuerpo
inanimado es incapaz de ejercer las funciones de un ser vivo. Por lo tanto, el acto
simboliza el dar la vida. Así como DIOS alentó soplo de vida en la vieja humanidad, así
también Cristo alentó soplo vivificante en la nueva humanidad.
f. Si aceptamos la idea de que algo definido fue impartido en esta ocasión, debemos de
recordar, sin embargo, que no fue la persona del Consolador, sino la inspiración de su
vida la que fue comunicada.
El obispo Wescott distingue de la menar siguiente el “Don de la pascua,” del “Don de
Pentecostés”:
a. El primero responde al poder de la resurrección, el segundo, al poder de la accesión.”
b. En otras palabras, el uno constituye la gracia vivificante, el otro, de la dotación o
revestimiento.
L A A S C E N S I Ó N D E C R I S T O
En lo que respecta al proceso de impartir el Espíritu a Cristo, podemos notar tres grado:
1. Desde el momento de la concepción de Cristo, el Espíritu de DIOS fue el espíritu de
Cristo, el poder vivificante y santificador por el cual el Señor Jesús entro en esta
vida como el Hijo del hombre y vivió hasta el fin.
2. Con el correr de los años, comenzó una nueva relación con el Espíritu. El Espíritu de
DIOS se transformo en el Espíritu de Cristo en el sentido de que descansaba en ÉL
para la realización de su Ministerio.
3. Después de su ascensión, el Espíritu se transformo en el Espíritu de Cristo en el
sentido de ser impartidos a otros.
Conclusión
1. El Espíritu vino a habitar en Cristo no solamente para sus propias necesidades, si no
para que ÉL pudiera impartirlo a todos los creyentes. Jn. 1:33. Vemos acá la
palabra “reposa.” Después de la ascensión, el Señor Jesús hizo uso de la gran
prerrogativa que le fue dada como Mesías: el derramamiento del Espíritu sobre
otros. Hch. 2:33. Siendo pues por la diestra de Dios ensalzado, y habiendo recibido del Padre la promesa del
Espíritu Santo, él ha derramado esto que veis y oís. Apoc. 5:6. Y ví, de pie en medio de ellos, entre el trono y
los cuatro seres vivientes de una parte, y los ancianos de otra, a un cordero, que parecía como si hubiese sido
inmolado; el cual tenía siete cuernos, y siete ojos, que son los siete Espíritus de Dios, enviados por toda la
tierra.
2. De esta manera, el Señor Jesús da la bendición que ÉL mismo ha recibido y gozado
y nos hace coparticipes con ÉL. Es así que no solo leemos del don, sino también de
la “comunión” del Espíritu Santo, esto es de la participación en común de los
privilegios y bendiciones relacionadas con el recibimiento del Espíritu de DIOS.
3. No es solamente comunión de los creyentes entre sí, sino también con Cristo. Los
discípulos reciben la misma unción que ÉL recibió. Es cual el buen oleo sobre la
cabeza de Aarón, que luego desciende sobre su barba y que baja hasta el borde de
sus vestiduras.
4. Todos los miembros del cuerpo de Cristo, como reino de sacerdotes, participan de
la unción del Espíritu Santo que desciende desde Cristo, cabeza de ese cuerpo, y
nuestro Gran Sumo Sacerdote que ha ascendido al cielo.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

EL OCULTISMO NO ES Y NUNCA HA SIDO PARTE DE LA DOCTRINA DE LOS UNICITARIOS (R...
EL OCULTISMO NO ES Y NUNCA HA SIDO PARTE DE LA DOCTRINA DE LOS UNICITARIOS (R...EL OCULTISMO NO ES Y NUNCA HA SIDO PARTE DE LA DOCTRINA DE LOS UNICITARIOS (R...
EL OCULTISMO NO ES Y NUNCA HA SIDO PARTE DE LA DOCTRINA DE LOS UNICITARIOS (R...
Julio César Clavijo Sierra
 
06 daniel y apocalipsis (ibad) lección 5
06 daniel y apocalipsis (ibad) lección 506 daniel y apocalipsis (ibad) lección 5
06 daniel y apocalipsis (ibad) lección 5
Global University Costa Rica
 
Concilio de Liturgia y Teologia Gnostica
Concilio de Liturgia y Teologia GnosticaConcilio de Liturgia y Teologia Gnostica
Concilio de Liturgia y Teologia Gnostica
Patriarcado Gnostico Sucesorio
 
Holy Week PPT Explained.pptx
Holy Week PPT Explained.pptxHoly Week PPT Explained.pptx
Holy Week PPT Explained.pptx
KathleenMontoy
 
A Tale of Two Saints : St Peter and St Paul
A Tale of Two Saints : St Peter and St PaulA Tale of Two Saints : St Peter and St Paul
A Tale of Two Saints : St Peter and St Paul
Mena Migally
 
Ministerio de Jesus
Ministerio de JesusMinisterio de Jesus
Ministerio de Jesus
Joseangel Alvarado Cardozo
 
Ppt El Espíritu Santo en los Hechos 2 (1)
Ppt El Espíritu Santo en los Hechos 2 (1)Ppt El Espíritu Santo en los Hechos 2 (1)
Ppt El Espíritu Santo en los Hechos 2 (1)
FRANCISCO PAVON RABASCO
 
BIOGRAFIA TIMOTEO.pptx
BIOGRAFIA TIMOTEO.pptxBIOGRAFIA TIMOTEO.pptx
BIOGRAFIA TIMOTEO.pptx
ssuserb98d571
 
La fe, respuesta del hombre a dios
La fe, respuesta del hombre a diosLa fe, respuesta del hombre a dios
La fe, respuesta del hombre a dios
enriqueta jimenez cuadra
 
Quien es el_espiritu_santo
Quien es el_espiritu_santoQuien es el_espiritu_santo
Quien es el_espiritu_santo
Emilio Araya Valdebenito
 
Evangelio segun san Juan-
Evangelio segun san Juan-Evangelio segun san Juan-
Evangelio segun san Juan-
Isaac Cruz
 
EL SANTUARIO
EL SANTUARIOEL SANTUARIO
EL SANTUARIO
Yvan Balabarca
 
19a21 Eucaristia
19a21 Eucaristia19a21 Eucaristia
19a21 Eucaristia
catecismoiglesia
 
03 la formación del canon de las escritruras
03 la formación del canon de las escritruras03 la formación del canon de las escritruras
03 la formación del canon de las escritruras
keomiguel
 
Seven Churches, Seven Messages, Revelation
Seven Churches, Seven Messages, RevelationSeven Churches, Seven Messages, Revelation
Seven Churches, Seven Messages, Revelation
Mark Pavlin
 
CONF. CON PREGUNTAS Y RESPUESTAS (1) DEL PRIMER VIAJE MISIONERO DEL APOSTOL P...
CONF. CON PREGUNTAS Y RESPUESTAS (1) DEL PRIMER VIAJE MISIONERO DEL APOSTOL P...CONF. CON PREGUNTAS Y RESPUESTAS (1) DEL PRIMER VIAJE MISIONERO DEL APOSTOL P...
CONF. CON PREGUNTAS Y RESPUESTAS (1) DEL PRIMER VIAJE MISIONERO DEL APOSTOL P...
CPV
 
Tema 2 Pre-confirmación
Tema 2  Pre-confirmaciónTema 2  Pre-confirmación
Tema 2 Pre-confirmación
Diana Núñez
 
Rcia presentation on sacred scripture
Rcia presentation on sacred scriptureRcia presentation on sacred scripture
Rcia presentation on sacred scripture
Jpgreat Newevangelization
 
Los Comienzos
Los ComienzosLos Comienzos
Los Comienzos
Miguel Neira
 
Holy week easter_final
Holy week easter_finalHoly week easter_final

La actualidad más candente (20)

EL OCULTISMO NO ES Y NUNCA HA SIDO PARTE DE LA DOCTRINA DE LOS UNICITARIOS (R...
EL OCULTISMO NO ES Y NUNCA HA SIDO PARTE DE LA DOCTRINA DE LOS UNICITARIOS (R...EL OCULTISMO NO ES Y NUNCA HA SIDO PARTE DE LA DOCTRINA DE LOS UNICITARIOS (R...
EL OCULTISMO NO ES Y NUNCA HA SIDO PARTE DE LA DOCTRINA DE LOS UNICITARIOS (R...
 
06 daniel y apocalipsis (ibad) lección 5
06 daniel y apocalipsis (ibad) lección 506 daniel y apocalipsis (ibad) lección 5
06 daniel y apocalipsis (ibad) lección 5
 
Concilio de Liturgia y Teologia Gnostica
Concilio de Liturgia y Teologia GnosticaConcilio de Liturgia y Teologia Gnostica
Concilio de Liturgia y Teologia Gnostica
 
Holy Week PPT Explained.pptx
Holy Week PPT Explained.pptxHoly Week PPT Explained.pptx
Holy Week PPT Explained.pptx
 
A Tale of Two Saints : St Peter and St Paul
A Tale of Two Saints : St Peter and St PaulA Tale of Two Saints : St Peter and St Paul
A Tale of Two Saints : St Peter and St Paul
 
Ministerio de Jesus
Ministerio de JesusMinisterio de Jesus
Ministerio de Jesus
 
Ppt El Espíritu Santo en los Hechos 2 (1)
Ppt El Espíritu Santo en los Hechos 2 (1)Ppt El Espíritu Santo en los Hechos 2 (1)
Ppt El Espíritu Santo en los Hechos 2 (1)
 
BIOGRAFIA TIMOTEO.pptx
BIOGRAFIA TIMOTEO.pptxBIOGRAFIA TIMOTEO.pptx
BIOGRAFIA TIMOTEO.pptx
 
La fe, respuesta del hombre a dios
La fe, respuesta del hombre a diosLa fe, respuesta del hombre a dios
La fe, respuesta del hombre a dios
 
Quien es el_espiritu_santo
Quien es el_espiritu_santoQuien es el_espiritu_santo
Quien es el_espiritu_santo
 
Evangelio segun san Juan-
Evangelio segun san Juan-Evangelio segun san Juan-
Evangelio segun san Juan-
 
EL SANTUARIO
EL SANTUARIOEL SANTUARIO
EL SANTUARIO
 
19a21 Eucaristia
19a21 Eucaristia19a21 Eucaristia
19a21 Eucaristia
 
03 la formación del canon de las escritruras
03 la formación del canon de las escritruras03 la formación del canon de las escritruras
03 la formación del canon de las escritruras
 
Seven Churches, Seven Messages, Revelation
Seven Churches, Seven Messages, RevelationSeven Churches, Seven Messages, Revelation
Seven Churches, Seven Messages, Revelation
 
CONF. CON PREGUNTAS Y RESPUESTAS (1) DEL PRIMER VIAJE MISIONERO DEL APOSTOL P...
CONF. CON PREGUNTAS Y RESPUESTAS (1) DEL PRIMER VIAJE MISIONERO DEL APOSTOL P...CONF. CON PREGUNTAS Y RESPUESTAS (1) DEL PRIMER VIAJE MISIONERO DEL APOSTOL P...
CONF. CON PREGUNTAS Y RESPUESTAS (1) DEL PRIMER VIAJE MISIONERO DEL APOSTOL P...
 
Tema 2 Pre-confirmación
Tema 2  Pre-confirmaciónTema 2  Pre-confirmación
Tema 2 Pre-confirmación
 
Rcia presentation on sacred scripture
Rcia presentation on sacred scriptureRcia presentation on sacred scripture
Rcia presentation on sacred scripture
 
Los Comienzos
Los ComienzosLos Comienzos
Los Comienzos
 
Holy week easter_final
Holy week easter_finalHoly week easter_final
Holy week easter_final
 

Similar a Iii la obra del espíritu santo en la vida y ministerio de jesús

El Espiritu Santo Pneumatologia
El Espiritu Santo PneumatologiaEl Espiritu Santo Pneumatologia
El Espiritu Santo Pneumatologia
Alberto Motta Ochoa
 
I la personalidad del espiritu santo
I la personalidad del espiritu santoI la personalidad del espiritu santo
I la personalidad del espiritu santo
Alberto Motta Ochoa
 
Dios el espíritu santo, su advenimiento
Dios el espíritu santo, su advenimientoDios el espíritu santo, su advenimiento
Dios el espíritu santo, su advenimiento
evangeliocompleto
 
Recibiendo la efusión del espíritu santo
Recibiendo la efusión del espíritu santoRecibiendo la efusión del espíritu santo
Recibiendo la efusión del espíritu santo
Renovacion Carismatica Catolica
 
Leccion2 Espiritualidad Cristiana
Leccion2 Espiritualidad CristianaLeccion2 Espiritualidad Cristiana
Leccion2 Espiritualidad Cristiana
Jose Otero
 
Suplemento arpas y copas pte I
Suplemento arpas y copas pte ISuplemento arpas y copas pte I
Espíritu Santo Manuel De Jesús Sánchez
Espíritu Santo Manuel De Jesús SánchezEspíritu Santo Manuel De Jesús Sánchez
Espíritu Santo Manuel De Jesús Sánchez
Manuel Sanchez
 
Articulos de fe
Articulos de feArticulos de fe
Espiritu santo en el at
Espiritu santo en el atEspiritu santo en el at
Espiritu santo en el at
JOSE GARCIA PERALTA
 
Preparación del señor previo a su ministerio parte 12
Preparación del señor previo a su ministerio parte 12Preparación del señor previo a su ministerio parte 12
Preparación del señor previo a su ministerio parte 12
Paulo Arieu
 
Iv el poder del espíritu santo en el creyente
Iv el poder del espíritu santo en el creyenteIv el poder del espíritu santo en el creyente
Iv el poder del espíritu santo en el creyente
Alberto Motta Ochoa
 
1. No soy yo.pptx
1. No soy yo.pptx1. No soy yo.pptx
1. No soy yo.pptx
Victor Lara
 
Artículo sobre el espíritu santo
Artículo sobre el espíritu santoArtículo sobre el espíritu santo
Artículo sobre el espíritu santo
Alfredo Granados Acosta
 
Ser cristiano: demanda permanecer en la sana doctrina
Ser cristiano: demanda permanecer en la sana doctrinaSer cristiano: demanda permanecer en la sana doctrina
Ser cristiano: demanda permanecer en la sana doctrina
IACYM Ayacucho
 
El espíritu santo y sus dones. 1a.parte
El espíritu santo y sus dones. 1a.parteEl espíritu santo y sus dones. 1a.parte
El espíritu santo y sus dones. 1a.parte
aequitasjmpblog
 
Antes de la Parousia
Antes de la ParousiaAntes de la Parousia
09 creo en el espiritu santo
09 creo en el espiritu santo09 creo en el espiritu santo
09 creo en el espiritu santo
Juan Sánchez
 
Y recibireis el don del espiritu santo
Y recibireis el don del espiritu santoY recibireis el don del espiritu santo
Y recibireis el don del espiritu santo
Ruah (La Palma)
 
El Espritu Santo
El Espritu SantoEl Espritu Santo
El Espritu Santo
Francis3333
 
Credo en el Espiritu Santo
Credo en el Espiritu SantoCredo en el Espiritu Santo
Credo en el Espiritu Santo
santamariaysanpedro
 

Similar a Iii la obra del espíritu santo en la vida y ministerio de jesús (20)

El Espiritu Santo Pneumatologia
El Espiritu Santo PneumatologiaEl Espiritu Santo Pneumatologia
El Espiritu Santo Pneumatologia
 
I la personalidad del espiritu santo
I la personalidad del espiritu santoI la personalidad del espiritu santo
I la personalidad del espiritu santo
 
Dios el espíritu santo, su advenimiento
Dios el espíritu santo, su advenimientoDios el espíritu santo, su advenimiento
Dios el espíritu santo, su advenimiento
 
Recibiendo la efusión del espíritu santo
Recibiendo la efusión del espíritu santoRecibiendo la efusión del espíritu santo
Recibiendo la efusión del espíritu santo
 
Leccion2 Espiritualidad Cristiana
Leccion2 Espiritualidad CristianaLeccion2 Espiritualidad Cristiana
Leccion2 Espiritualidad Cristiana
 
Suplemento arpas y copas pte I
Suplemento arpas y copas pte ISuplemento arpas y copas pte I
Suplemento arpas y copas pte I
 
Espíritu Santo Manuel De Jesús Sánchez
Espíritu Santo Manuel De Jesús SánchezEspíritu Santo Manuel De Jesús Sánchez
Espíritu Santo Manuel De Jesús Sánchez
 
Articulos de fe
Articulos de feArticulos de fe
Articulos de fe
 
Espiritu santo en el at
Espiritu santo en el atEspiritu santo en el at
Espiritu santo en el at
 
Preparación del señor previo a su ministerio parte 12
Preparación del señor previo a su ministerio parte 12Preparación del señor previo a su ministerio parte 12
Preparación del señor previo a su ministerio parte 12
 
Iv el poder del espíritu santo en el creyente
Iv el poder del espíritu santo en el creyenteIv el poder del espíritu santo en el creyente
Iv el poder del espíritu santo en el creyente
 
1. No soy yo.pptx
1. No soy yo.pptx1. No soy yo.pptx
1. No soy yo.pptx
 
Artículo sobre el espíritu santo
Artículo sobre el espíritu santoArtículo sobre el espíritu santo
Artículo sobre el espíritu santo
 
Ser cristiano: demanda permanecer en la sana doctrina
Ser cristiano: demanda permanecer en la sana doctrinaSer cristiano: demanda permanecer en la sana doctrina
Ser cristiano: demanda permanecer en la sana doctrina
 
El espíritu santo y sus dones. 1a.parte
El espíritu santo y sus dones. 1a.parteEl espíritu santo y sus dones. 1a.parte
El espíritu santo y sus dones. 1a.parte
 
Antes de la Parousia
Antes de la ParousiaAntes de la Parousia
Antes de la Parousia
 
09 creo en el espiritu santo
09 creo en el espiritu santo09 creo en el espiritu santo
09 creo en el espiritu santo
 
Y recibireis el don del espiritu santo
Y recibireis el don del espiritu santoY recibireis el don del espiritu santo
Y recibireis el don del espiritu santo
 
El Espritu Santo
El Espritu SantoEl Espritu Santo
El Espritu Santo
 
Credo en el Espiritu Santo
Credo en el Espiritu SantoCredo en el Espiritu Santo
Credo en el Espiritu Santo
 

Iii la obra del espíritu santo en la vida y ministerio de jesús

  • 1. Iglesia Alianza Cristiana y Misionera Comas San Felipe III La Obra del Espíritu Santo en la vida y Ministerio de Jesús El Espíritu Santo con relación a Jesucristo I . E L N A C I M I E N T O D E C R I S T O Se describe al Espíritu Santo como el agente de la concepción milagrosa de Jesús. ( M t . 1 : 2 0 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.) (Lc. 1:35 Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios.) Jesús estaba en relación con el Espíritu de DIOS desde el primer momento de su existencia humana. En la concepción y nacimiento virginal , el ángel Gabriel le anunció a María que el niño que le iba a nacer sería concebido por el Espíritu Santo A José se le hizo el mismo anuncio M t . 1 . 2 0 . En otro lugar de las Escrituras se nos dice que el Padre le preparó un cuerpo a Cristo (He. 10:5 Por lo cual, entrando en el mundo dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste; Mas me preparaste cuerpo.) y que
  • 2. el Hijo adoptó un cuerpo de carne y sangre (como si se tratase de un acto de su propia voluntad, (He. 2:14 Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo.) Por lo tanto, es correcto decir que Cristo fue concebido por el Espíritu Santo, aun cuando también se diga que Dios es su Padre. I. a. El resultado de la concepción del Espíritu Santo a. El resultado del nacimiento virginal fue la encarnación. b. Lo que engendró el Espíritu Santo, fue la naturaleza humana, concebido en el ovulo de María. c. Jesús es el primer y único ser humano con doble Naturaleza, la Naturaleza Divina y la Naturaleza Humana. d . Jesús al tener la concepción de la naturaleza humana le dio existencia al Dios-h o m b r e , y l a h u m a n i d a d q u e a d q u i r i ó f u e p e r f e c t a . E s t o significa que si bien estaban presentes los componentes de la humanidad, se trataba de una naturaleza humana sin pecado, y n o m e r a m e n t e u n a n a t u r a l e z a h u m a n a s a n t i f i c a d a . e. El efecto de esta intervención Divina va a ser visto en su perfección moral, su completa consagración, y ese conocimiento interior ininterrumpido, o conciencia de la Paternidad de DIOS. f . El poder del pecado fue quebrantado al fin y aquel nacido de mujer era Santo y el Hijo de DIOS, aun en su calidad de Hombre. L A V I D A D E C R I S T O Y E L M I N I S T E R I O I. Cristo fue ungido por el Espíritu En el Nuevo Testamento el ungimiento se menciona con relación a Cristo únicamente en los siguientes pasajes: Lucas 4 : 1 8 El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; H e c h o s 4 : 2 7 Porque verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo de Israel.; 1 0 : 3 8 cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él; H e b r e o s 1 : 9 Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, Por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros. I. a. Ungido para obedecer a. E l u n g i m i e n t o d e J e s ú s o c u r r i ó , d e s d e s u c o n c e p c i ó n . b. La obediencia de Jesús fue plena desde su niñez, esa plenitud del Espíritu que lo llevaba siempre a la obediencia, y Cristo no fue renuente a ese motivador, obedecer. c . Cristo conoció al Espíritu Santo desde el momento de su concepción; pero el inicio de su Ministerio, la paciencia de esperar el momento oportuno, marcó una nueva etapa en su vida, etapa en la que el poder del Espíritu se h i z o p ú b l i c a m e n t e m a n i f i e s t o a t r a v é s d e é l . d. S i r v i ó p a r a distinguir al Cristo verdadero de los falsos. e. La obediencia y el Servicio marco su vida, su Ministerio y la vida de sus Apóstoles y discípulos, que viven en esa experiencia, llamada, obediencia. I. b. El Espíritu Santo, en la vida de Jesús de Nazaret. Sirvió para destacarlo como el Mesías. Pedro se refirió a este hecho en la oración que pronunció después de la primera persecución de los discípulos: "Porque verdaderamente se unieron en
  • 3. esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo de Israel" (Hch. 4:27 Porque verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo de Israel,) El escritor de la carta a los Hebreos se refiere también al hecho de que el ungimiento de Jesús tenía el efecto de señalarlo como el elegido: "Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, con óleo de alegría más que a tus compañeros" (He. 1:9 Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, Por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros.) I. c. El Espíritu Santo fiel compañero de Jesús. El Espíritu Santo, fiel compañero del Servicio, una presencia del bien, y del poder necesario para cumplir el discipulado. En la sinagoga de Nazaret dijo: "El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres" (Lc. 4:18). I. d. Pedro relacionó al Espíritu Santo con Jesús y el hacer el bien: "Cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él" (Hch. 10:38 cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.) Cristo estaba lleno del Espíritu Hay dos referencias específicas al hecho de que el Señor Jesucristo estaba lleno del Espíritu. Son éstas: Lucas 4:1. Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto. Juan 3:34. Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; pues Dios no da el Espíritu por medida. a. S i b i e n n i n g u n a d e e s t a s d o s r e f e r e n c i a s a f i r m a específicamente que Cristo fue lleno del Espíritu desde el momento de su concepción o nacimiento, se trata de un hecho que puede deducirse de las profecías del Antiguo Testamento sobre el Mesías. b. Por ejemplo, Isaías habló de la relación entre el E s p í r i t u S a n t o y e l M e s í a s e n l o s s i g u i e n t e s t é r m i n o s : " Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de i n t e l i g e n c i a , e s p í r i t u d e c o n s e j o y d e p o d e r , e s p í r i t u de conocimiento y de temor de Jehová" (Is. 11:2). En otro lugar, Isaías profetizó así sobre el siervo de Dios: "He aquí mi siervo, y o l e s o s t e n d r é ; m i e s c o g i d o , e n q u i e n m i a l m a t i e n e contentamiento..." (Is. 42:1). Versículos como los mencionados implican que el ser lleno del Espíritu fue una experiencia permanente del Mesías, y esto no puede sino significar que lo fue desde su nacimiento. I. a. Cristo y el Servicio, trae bendición. Cristo mismo declaró esto, como puede verse en Juan 6:27 Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre. I. b. Cristo fue guiado por el Espíritu a. Después de su bautismo, Cristo fue guiado por el Espíritu al desierto para enfrentar la tentación de Satanás ( L c . 4 : 1 Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto) . b. Su invariable obediencia a la dirección del Espíritu le permitió hacer siempre lo que agradaba al Padre (Jn. 8:29 Porque el que me envió, conmigo está; no me ha dejado solo el Padre, porque yo hago siempre lo que le agrada.)
  • 4. I. c. Cristo se regocijó en el Espíritu En Lucas 10:21 En aquella misma hora, Jesús regocijóse sobre manera en el Espíritu Santo, y dijo: ¡Gracias te doy, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y las has revelado a los niños! ¡Sí, Padre, gracias te doy; porque así pareció bueno a tu vista! Vemos la declaración que Cristo se regocijó en el Espíritu Santo. I. d. Cristo recibió poder por el Espíritu En la controversia con los fariseos, que los llevó a cometer el pecado imperdonable, Cristo dijo claramente que El echaba fuera los demonios por el poder del Espíritu ( M t . 1 2 : 2 8 Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios.) Surge entonces la siguiente pregunta: ¿Todos los milagros de Cristo fueron realizados en el poder del Espíritu? O dicho de otro modo: ¿Dependía Cristo del poder del Espíritu para realizar sus milagros durante su Ministerio terrenal? Además del caso mencionado en Mateo 12, lo que escribe Lucas en 4:14-15 Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor. 4:15 Y enseñaba en las sinagogas de ellos, y era glorificado por todos; y 18 El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos. Muestra también, que el poder que tenía para dar vista a los ciegos y libertad a los oprimidos era el poder del Espíritu. Esto indicaría que realizó numerosos milagros en el poder del Espíritu. Jesús también hizo milagros con propio poder. a. La curación de la mujer con el flujo de sangre fue resultado de su propio poder (Mr. 5:30 Luego Jesús, conociendo en sí mismo el poder que había salido de él, volviéndose a la multitud, dijo: ¿Quién ha tocado mis vestidos?). El milagro de curar al paralítico que fue bajado por el techo por sus amigos se atribuye al "poder del Señor" (Lc. 5:17ss.). La curación de la multitud después de la elección de los discípulos fue resultado de su propio poder (Lc. 6:19 Y toda la gente procuraba tocarle, porque poder salía de él y sanaba a todos.) b. Cuando nuestro Señor fue acosado en el jardín de Getsemani, en respuesta a la pregunta de la multitud acerca de su identidad, contestó: "Yo Soy" (Jn. 18:6 Cuando les dijo: Yo Soy, retrocedieron, y cayeron a tierra.) Ante esta respuesta cayeron en tierra, probablemente como resultado de un momentáneo destello de su propio poder. c. De modo que tenemos declaraciones diáfanas de que ciertos milagros los realizó con el poder del Espíritu y otros con su propio poder. d. Por lo tanto, una afirmación acertada de la cuestión sería la siguiente: Cristo no se veía obligado a hacer los milagros en el poder del Espíritu, pero en determinadas ocasiones así lo hizo; en algunos casos se valió claramente de su propio poder. ¿Qué importancia tienen estos hechos relativos al obrar del Espíritu en la vida y el ministerio de nuestro Señor? 1 . E n p r i m e r l u g a r El Ministerio del Espíritu estaba relacionado con el desarrollo de la naturaleza humana de Cristo. a. Si bien su naturaleza Divina era inmutable, su naturaleza humana era susceptible al desarrollo. Por ejemplo, su sabiduría aumentaba (Lc. 2:52 Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres.), y aprendió la obediencia (He. 5:8 Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia.) Este desarrollo no tenía nada que ver con la necesidad de vencer el pecado, porque él no conoció pecado, ni era tampoco el desarrollo de un cuerpo q u e h u b i e s e s i d o c o n t a m i n a d o p o r e l
  • 5. p e c a d o . P e r o h u b o crecimiento genuino, y esto tuvo lugar por el poder del Espíritu. 2. En segundo lugar El hecho de que Cristo dependía del poder del Espíritu realza la profundidad de su condescendencia. 3. En tercer lugar Todo esto constituye una vivida demostración, también, de la necesidad que tiene el creyente del Ministerio del Espíritu en su propia vida. Si el Señor de la gloria no desestimó el Ministerio del Espíritu en su propia vida ¿cómo podemos nosotros, los pecadores, aunque seamos redimidos, vivir independientemente de su poder? Si Jesús dependía del Espíritu, también nosotros tenemos que depender de él. L A C R U C I F I X I O N Y M U E R T E D E C R I S T O El mismo Espíritu que condujo a Jesús al desierto y lo sostuvo allí, es el mismo que también le dio las fuerzas necesarias para consumar su Ministerio sobre la cruz, donde “por el espíritu eterno, se ofreció a sí mismo sin mancha a DIOS.” Hebreos 9:14. a. Jesús fue a la cruz con la unción que reposaba aun sobre ÉL. El Espíritu mantuvo vivas ante sus ojos las inflexibles demandas de DIOS y le inflo de amor hacia el hombre pecador y celo hacia DIOS, para ir hacia adelante a pesar de los obstáculos, dolores y dificultades, y así consumar la redención del mundo. b. El Espíritu Santo lleno su mente de un ardor, celo y amor constante, que lo condujeron a un completo sacrificio. El Espíritu Santo había penetrado en el Espíritu humano y lo había elevado de tal manera, que ese Espíritu humano vivía en lo eterno e invisible, y pudo capacitarlo para sufrir la cruz, menospreciando la vergüenza. L A R E S U R R E C C I Ó N D E C R I S T O a. El Espíritu Santo fue el agente vivificante en la resurrección de Cristo. Rom. 1:4 que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos, 8:11 Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros. b. Algunos días después de este acontecimiento, Cristo se apareció a sus discípulos, soplo en ellos y le dijo: “tomad el Espíritu Santo” Jn. 20:22 Y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo. Hch. 1:2 Hasta el día en que fue recibido arriba, después de haber dado mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido. Esto quiere decir que los Apóstoles eran investidos de aquel poder que Jesús, después de su ascensión, les dijo que esperaran. c. Algunos estudiosos creen que ese soplo fue simbólico de lo que iba a ocurrir cincuenta días después, esto es, para recordarles el acontecimiento de Pentecostés que se aproximaba. Otros creen que en esa oportunidad algo definido les fue impartido a los discípulos. d. Una comparación con Gn. 2:7. Indica que el soplo Divino simboliza un acto creativo. Posteriormente Cristo es descriptivo como el Espíritu vivificante o dador de vida. 1 Cor. 15:45. Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante. e. ¿No será quizá que en esta ocasión el Señor de la vida hizo conocer a sus discípulos por experiencia ¿“el poder de la resurrección”? Los once discípulos iban a ser enviados al mundo para cumplir una nueva comisión; iban a continuar la obra de Cristo. En sí, eran incapaces de cumplir con dicha misión, de la misma manera que un cuerpo
  • 6. inanimado es incapaz de ejercer las funciones de un ser vivo. Por lo tanto, el acto simboliza el dar la vida. Así como DIOS alentó soplo de vida en la vieja humanidad, así también Cristo alentó soplo vivificante en la nueva humanidad. f. Si aceptamos la idea de que algo definido fue impartido en esta ocasión, debemos de recordar, sin embargo, que no fue la persona del Consolador, sino la inspiración de su vida la que fue comunicada. El obispo Wescott distingue de la menar siguiente el “Don de la pascua,” del “Don de Pentecostés”: a. El primero responde al poder de la resurrección, el segundo, al poder de la accesión.” b. En otras palabras, el uno constituye la gracia vivificante, el otro, de la dotación o revestimiento. L A A S C E N S I Ó N D E C R I S T O En lo que respecta al proceso de impartir el Espíritu a Cristo, podemos notar tres grado: 1. Desde el momento de la concepción de Cristo, el Espíritu de DIOS fue el espíritu de Cristo, el poder vivificante y santificador por el cual el Señor Jesús entro en esta vida como el Hijo del hombre y vivió hasta el fin. 2. Con el correr de los años, comenzó una nueva relación con el Espíritu. El Espíritu de DIOS se transformo en el Espíritu de Cristo en el sentido de que descansaba en ÉL para la realización de su Ministerio. 3. Después de su ascensión, el Espíritu se transformo en el Espíritu de Cristo en el sentido de ser impartidos a otros. Conclusión 1. El Espíritu vino a habitar en Cristo no solamente para sus propias necesidades, si no para que ÉL pudiera impartirlo a todos los creyentes. Jn. 1:33. Vemos acá la palabra “reposa.” Después de la ascensión, el Señor Jesús hizo uso de la gran prerrogativa que le fue dada como Mesías: el derramamiento del Espíritu sobre otros. Hch. 2:33. Siendo pues por la diestra de Dios ensalzado, y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, él ha derramado esto que veis y oís. Apoc. 5:6. Y ví, de pie en medio de ellos, entre el trono y los cuatro seres vivientes de una parte, y los ancianos de otra, a un cordero, que parecía como si hubiese sido inmolado; el cual tenía siete cuernos, y siete ojos, que son los siete Espíritus de Dios, enviados por toda la tierra. 2. De esta manera, el Señor Jesús da la bendición que ÉL mismo ha recibido y gozado y nos hace coparticipes con ÉL. Es así que no solo leemos del don, sino también de la “comunión” del Espíritu Santo, esto es de la participación en común de los privilegios y bendiciones relacionadas con el recibimiento del Espíritu de DIOS. 3. No es solamente comunión de los creyentes entre sí, sino también con Cristo. Los discípulos reciben la misma unción que ÉL recibió. Es cual el buen oleo sobre la cabeza de Aarón, que luego desciende sobre su barba y que baja hasta el borde de sus vestiduras. 4. Todos los miembros del cuerpo de Cristo, como reino de sacerdotes, participan de la unción del Espíritu Santo que desciende desde Cristo, cabeza de ese cuerpo, y nuestro Gran Sumo Sacerdote que ha ascendido al cielo.