del 1“al 7 de agosto de 2015Lección
“Solamente esfuérzate
y sé muy valiente, para
cuidar de hacer conforme
a toda la ley q...
SABADO - IoDE AGOSTO
Introducción
Durante esta semana, et enfoque estará en las pro­
m esas y la constancia de Dios en la ...
LUNES - 3 DE AGOSTO
Además del Texto clave de esta semana (Jos. 1:7), lee
la historia de Rahab, que está registrada en el ...
X MARTES - 4 DE AGOSTO
¿Lo sabías?
Los descendientes de Rubén, los descendientes de
Gad y la media tribu de Manasés no cru...
0 MIÉRCOLES - 5 DE AGOSTO
Lee los Versículos D E IMPACTO. ¿Existe algún ver­
sículo en particular que te parezca que se pu...
@ VIERNES - 7 DE AGOSTO
CON
80AT0
OJOS
i para ti es importante cumplir una promesa, ¡cuá
importante será para Dios!
En la ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 6 | Juveniles | Promesa y deuda | Escuela Sabática Menores

927 visualizaciones

Publicado el

Lección 6 | Juveniles | Promesa y deuda | Escuela Sabática Menores
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
927
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
519
Acciones
Compartido
0
Descargas
9
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 6 | Juveniles | Promesa y deuda | Escuela Sabática Menores

  1. 1. del 1“al 7 de agosto de 2015Lección “Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas" (Jos. 1:7), A
  2. 2. SABADO - IoDE AGOSTO Introducción Durante esta semana, et enfoque estará en las pro­ m esas y la constancia de Dios en la vida de su pue­ blo. Veremos a una pueblo que podría haberse deshe­ cho con la muerte de Moisés, sin embargo, en lugar de eso, ellos animan a Josué a ser valiente y esfor­ zado, y deciden seguirlo. De igual manera, veremos a un Dios que transfiere sus promesas hacia el sucesor de Moisés, Su palabra es su compromiso, y él no se olvidará de una promesa que él mismo había hecho. Todos nosotros hacemos promesas que no cumpli­ mos. Muchas veces las razones por las que no cumpli­ mos las promesas hechas son realmente valederas, sin embargo, no dejan de ser promesas no cumplidas. Todos nosotros fallamos; aun así, existe alguien que nunca deja de cumplir sus promesas. Muchos textos de la Biblia comprueban esto, y las evidencias mues­ tran cómo Dios cumpe sus promesas. La fidelidad es algo muy importante en la vida de las personas. Esta historia nos muestra la constan­ cia de Dios en nuestra vida, no solamente en pala­ bras, sino en hechos. También nos muestra la tras­ cendencia de su gracia para con nosotros, lo que se torna evidente cuando Dios permite que sus prome­ sa s continúen a través de las generaciones. DOMINGO - 2 DE AGOSTO Estudiando y aplicando la historia Se ha dado vuelta una página m ás en la historia del pueblo de Israel. En este momento, los israeli­ tas están dispuestos a conquistar Canaán. Moisés ya falleció y Josué asumió el puesto de liderazgo. Una de las prom esas m ás lindas de la Biblia se encuen­ tra en el texto de esta semana. Lee el capítulo 1 de Josué, Dios le dio ánimos al nuevo líder de Israel y le garantizó que estaría con él, así como había es­ tado con Moisés. A continuación, responde a las si­ guientes preguntas; ¿Qué es lo que se destaca para ti en este pasaje acerca de las prom esas? ¿Por qué crees que dos tribus y media quedaron fuera del grupo? ¿Por qué es importante notar que Dios honra sus prom esas? ¿Por qué Dios estuvo de acuerdo en honrar las m ism as prom esas que le hizo a M oisé s al igual que a Josué? ¿Cómo crees que se sentirían los habitantes de la Tierra Prometida al saber que los israelitas estaban acercándose a su región? 33
  3. 3. LUNES - 3 DE AGOSTO Además del Texto clave de esta semana (Jos. 1:7), lee la historia de Rahab, que está registrada en el capítulo 2 del libro de Josué. Ten en cuenta el contexto donde ha­ bían sido realizadas esas promesas, tanto las de Rahab como las de Dios, y nota cómo todas las promesas fue­ ron mantenidas, tanto por las personas como por cada una de las partes involucradas. Finalmente, por medio de cada promesa. Dios fue glorificado. Después, lee acerca de la travesía a través del Río Jordán, en el capítulo 3. Cuando el Arca de la Alianza (¡lo que, literalmente, significa ‘promesa"!) fue lleva­ da hacia adentro del agua, la correntada del Jordán se paró, permitiendo que los israelitas pasaran sanos y salvos hacia la Tierra Prometida. Imagina cómo se ha brá sentido Josué al acordarse de la travesía a travé del Mar Rojo, casi cuarenta años antes. Pero esta vez era él quien estaba conduciendo al pueblo. El Comentario bíblico adventista del séptim o día (t. 2, p. 181) se refiere de esta manera al nuevo líder de Israel: “Sin duda Josué era consciente de su propia in­ capacidad. No había aspirado al alto honor y a la gran responsabilidad de la posición que ahora le tocaba de­ sempeñar. No había buscado ese cargo. Por lo tanto, cuando recibió el llamamiento para asum ir el puesto dejado vacante por Moisés, pudo haberle faltado m o­ mentáneamente el valor, y necesitó recibir ánimo de parte de Dios y de los hombres". En la continuación del texto está la declaración de las cosas que hacen falta para que alguien se convierta en un líder sabio, usa­ do por Dios: “Cuando un ser humano siente verdade-j ramente su propia incapacidad, Dios lo considera ca­ pacitado para asum ir grandes, y aun ab ru m ad o ra s! responsabilidades”.
  4. 4. X MARTES - 4 DE AGOSTO ¿Lo sabías? Los descendientes de Rubén, los descendientes de Gad y la media tribu de Manasés no cruzaron a la Tierra Prometida. Sin embargo, los hombres alentaron a Josué hasta que la ocupación y la distribución de las tierras fue concluida. Todo indica que, después de esto, recibieron la autorización para volver a cuidar sus familias, que habían quedado del otro lado del Jordán (Jos. 22:1-4). Ya en el primer libro de Josué, Dios les ordenó tres veces que el nuevo líder de Israel tenía que ser fuerte y valeroso. De acuerdo con el Comentario bíblico ad­ ventista del séptim o día (t. 2, p. 182): “Josué había de­ mostrado valor en años pasados, pero Dios repite este precepto vez tras vez. Josué, humilde ante sus propios ojos, no dudaba del poder ni de las prom esas de Dios; pero desconfiaba de sí mismo: de su propia sabiduría, fuerza y suficiencia para llevar a cabo la tarea que tenía por delante. Quizás este sentimiento se debía en par­ te a su trato con un hombre tan grande como Moisés. Dios tiene en alta estima el espíritu humilde, porque él puede obrar por tal persona y con ella (ver Isa. 57:15). La misma humildad de Josué da testimonio elocuente de su capacitación para desempeñar la tarea sagrada que el Señor le había encomendado". ^ te proveerá de todo lo necesiten, conforme a riquezas que tiene en
  5. 5. 0 MIÉRCOLES - 5 DE AGOSTO Lee los Versículos D E IMPACTO. ¿Existe algún ver­ sículo en particular que te parezca que se puede apli­ car a ti m ism o? ¿Qué podrías decir acerca de las pro­ m esas de Dios a través de la historia de la salvación? En la historia de esta semana, Dios, constantemen­ te, le está diciendo a su pueblo que él va a honrar las prom esas que le había hecho a Moisés. Josué com ­ prendió esto y, a su vez, sustentó las prom esas que M oisés le había hecho a los rubenitas, gaditas y a la media tribu de Manasés. Nosotros también tendemos a cumplir las prome­ sas que hicimos cuando las promesas que nos hicieron son cumplidas. El cumplir lo que prometemos es una cuestión de carácter. JUEVES - 6 DE AGOSTO “Aunque llenos de pesar por su gran pérdida [la de Moisés], ; israelitas sabían que no que­ daban solos. De día, la columna de nube descansaba sobre el tabernácu­ lo, y de noche la columna de fuego, como garantía de que Dios seguiría guiándolos y ayudándolos si querían andar en el ca­ mino de sus mandamientos” (Patriar­ cas y profetas, p. 514). La columna de nubes y fuego fue una prueba de la promesa que Dios le había hecho a su pueblo de que él siempre estaría con ellos. A pesar de que el pue­ blo no siempre había cumplido las cosas que Dios les había pedido, nosotros podemos percibir la gracia de Dios desde el principio hasta el fin del Antiguo Testa­ mento, cuando él hace todo lo posible para permanecer ' ? Versículos i DEIMPACTO 1 Reyes 8:56 i Salmo 106:12 Romanos 15:8 1 Es mejor prometer menos y ser capaz de cumplir lo que prometemos. ¿Cómo glorificamos a Dios cuando cumplimos las promesas que hacemos? Escribe en una tarjeta el texto de Josué 21:45 y co­ lócalo en un lugar donde puedas verlo con frecuencia. ‘No faltó palabra de todas las buenas prom esas que Jehová había hecho a la casa de Israel; todo se cum ­ plió”. Permite que este versículo te recuerde la cons­ tancia de Dios en el cumplimiento de sus promesas. en una alianza de amor con su pueblo. Aparta un tiempo para leer con calma el capítulo 44 de Patriarcas y profetas. Introdúcete en la histo­ ria y siente las emociones de la conquista de Jericó. Dios usó allí estrategias sorprendentes para lograr la victoria de los israelitas. Observa los detalles; perci­ birás que la intriga es mucho mejor que la de muchas películas de Hollywood. V lo mejor de todo es que ¡la historia es real! “Porque no se apoderaron de la tierra por su espada, ni su brazo los libró; sino tu diestra, y tu brazo, y la luz de tu rostro, porque te complaciste en ellos”(Sal. 44:3). Si hubieras estado allí, ¿habrías seguido las indica­ ciones de Josué? Imagina la emoción de ver las m u­ rallas de Jericó derrumbándose milagrosamente por el poder de Dios. 36
  6. 6. @ VIERNES - 7 DE AGOSTO CON 80AT0 OJOS i para ti es importante cumplir una promesa, ¡cuá importante será para Dios! En la historia de esta semana, vim os cóm o Dios preparó a Josué para que desempeñara una tarea que exigía plena fe y confianza en él. Dios le prometió al nuevo líder de Israel que esta­ ría con él así com o estuvo con Moisés. Josué debía ser valiente y esforzado, y confiar en que Dios esta­ ba al frente de ellos. ¿Te consideras una persona va­ liente? El coraje es una marca del carácter que todos tos cristianos necesitan desarrollar, y que se torna­ rá cada vez m ás imprescindible en la medida que el fin se aproxima. Reflexiona en el siguiente texto y toma tu propia decisión de colocarte, valero­ samente, del lado de Dios, confiando en que él también conducirá tu vida y cum­ plirá todas las promesas que te ha he­ cho: ¡¡2 ?| !]3 ^ 3 u E B 5 IIS G 3 2 ^ S IS S va^or Para confesar a Cristo en palabras y en ac­ tos en toda ocasión; valor para creer en la Biblia y vivir en armonía con ella; va- ^ lor para expresar nuestras convicciones y atenernos a ellas aunque estemos en minoría. Sata­ nás no teme la sabiduría, ni la influencia, ni las rique­ zas, pero tiembla ante el intrépido valor de un alma humilde que avanza con fe. El valor inspirado por Dios arma al alma de invencible poder" (Comentario bíblico adventista del séptim o día, t. 2, p. 181). “No es el juramento lo que nos hace creer en un hombre, sino que es el hombre el que hace que creamos en el juramento”.-£squ/7o. “Realmente es pobre aquel que no puede prometer nada".-Thomas Fuller. “Dios nunca hizo una promesa que fue­ se demasiado buena para ser verdad”.- Dwight L. Moody. Lectura de la semana Patriarcas y profetas, capí­ tulo 4 4 37

×