SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 169
Descargar para leer sin conexión
EL VIAJE AL PODER DE LA
CONCIENCIA
Ruiz Limón, Ramón
Agradecimientos y dedicatoria
Al Gran Arquitecto del Universo, por su infinita misericordia y su gran
amor. Gracias, por esta gran oportunidad de ser parte de este proyecto
cuántico.
A mi madre, mis hermanas y mis hermanos.
A Nicole y a Cuitláhuac.
A Socorro y a Catalina por todo su apoyo y comprensión.
A todas aquellas personas, compañeras y compañeros de este hermoso viaje
cuántico, que han creído firmemente y confiado en su intuición de darse cuenta que
la existencia a través de la vida diaria, es todo un misterio, y estamos aquí para
desvelar y comprender los grandes enigmas como son: el misterio de la psique
humana, el misterio del corazón y el misterio del espíritu. Dichas inquietudes son y
han sido, la búsqueda que acompañan al hombre desde la más remota antigüedad.
En palabras de Arthur Machen (1895), quien mencionó: “el hombre está hecho de
misterio, y para los misterios y las visiones. Lo sobrenatural constituye la realidad.
El mundo exterior (mundo físico y de las formas) contiene pocas enseñanzas,
debido a un velo que se interpone entre el pensamiento humano y la naturaleza, a
menos que se mire como un depósito de símbolos y de significados ocultos, como
decía Galileo en 1609: el lenguaje de Dios son las matemáticas. Sólo las obras de la
imaginación creativa, producto de un espíritu puro y sencillo que busca las
verdades eternas, tienen posibilidad de ser obras reales y realmente útiles”.
Tabla de contenidos
Prólogo y Reflexión
Índice
1.- El afán del hombre en la tierra y el propósito de la vida.
2.- Las causas y el origen del sufrimiento humano, y los sectores de la mente.
3.- El Pensamiento humano y su relación con el Conocimiento.
4.- Conocerse a sí mismo: comprender la estructura del cuerpo, mente y espíritu y
su relación con la existencia humana.
5.- Qué es la conciencia y su relación con la totalidad.
6.- Cómo construir una vida con propósito y significado: Cronograma de
actividades y oración por la libertad.
7.- Las emociones y su relación con la vida cotidiana.
8.- El hombre carnal y el espiritual: Las virtudes y los frutos del espíritu.
9.- El perdón y la reconciliación. Una forma de liberarnos de las heridas
emocionales del pasado.
10.- El reino de Dios o el Nirvana y la despedida de la forma humana.
11.- La observación y la auto-observación de sí mismo: Los temores físicos y
psicológicos y la lucha de contrarios o la dualidad (Ley del Péndulo).
12.- Los valores y su relación con la calidad de vida.
13.- Conclusiones.
14.- Fuentes de consulta
Vocabulario y Anexos
Prólogo
El siguiente material, intenta describir y explicar de una manera
sencilla y clara, desde un enfoque científico, los factores y los
obstáculos a los que nos enfrentamos en la vida cotidiana a través
de nuestro desarrollo biológico, psicológico y social.
Dichos factores u obstáculos de alguna manera u otra constantemente
interfieren en nuestro despertad interior, es decir, en el cultivo
y florecimiento de la conciencia, en virtud de que en la familia,
en la escuela y en la sociedad constantemente desde la primera
infancia (niñez) estamos recibiendo diversos estímulos denominados
endoculturación, y estos influyen de manera poderosa que no permite
que seamos originales y espontáneos.
Debemos de reconocer, y aceptar, que cada uno de nosotros sin
importar nuestra raza, y nuestro lugar de nacimiento traemos
consigo grandes virtudes y talentos, los cuales nos hace únicos
como individuos. Sin embargo, las personas que nos cuidan, es
decir, nuestros padres intentan cambiar sin darse cuenta de ello
todos estos elementos en estado latente que traemos consigo tales
como las capacidades, las habilidades, las destrezas y las
competencias, y poco a poco se va apagando nuestra voluntad y
fuerza interior que se activa desde el momento de nacer, y vivimos
una vida totalmente falsa.
Por lo tanto, muchas veces la gran mayoría de los jóvenes siente
aburrimiento en la adolescencia y cuando son adultos, lo anterior
se debe a que están haciendo un trabajo o actividades que realmente
no les satisface en su totalidad, y lo hacen por cumplir con su
familia, y con los amigos, sin darse cuenta, que poco a poco van
perdiendo el anhelo o el propósito de la vida, y de las maravillas
que día con día nos presenta en cualquier parte la naturaleza.
Atendiendo a estos síntomas que cada día se agudizan en nuestra
sociedad, es como nace el interés por presentar el presente
material que contiene una descripción de la estructura del cuerpo,
mente y conciencia, con el propósito de que nos adentremos un poco
más para comprender y saber sobre el uso de las herramientas con
las cuales contamos para lograr cualquier objetivo o meta que nos
hayamos planteado en nuestra vida, o bien enfocarnos para despertad
en su totalidad la conciencia acrecentada o mente interior.
Por otra parte, en necesario mencionar, que en nuestro interés
pretendemos que los lectores puedan lograr en un momento
determinado a través de la voluntad y la práctica de las enseñanzas
del camino del guerrero, logren comprender la estructura y
funciones del ego, y así de esta manera tengan los recursos
necesarios y suficientes para comprender sus estados de ánimo, y
mejoren el éxito en las relaciones personales e intrapersonales las
cuales cada día en nuestra sociedad se ven socavadas por no contar
con la asertividad y la empatía, es decir, con las habilidades
sociales necesarias para acercarnos con sutiliza y respeto, a otras
personas en los diferentes ámbitos de nuestra sociedad.
Este anhelo e interés que intentamos despertar aquí en los lectores
a través de los capítulos que forman parte del presente material,
reconocemos que a lo largo de la evolución de la humanidad han sido
tratados en diferentes épocas y lugares del mundo, sin embargo,
hasta el momento no ha sido posible que pueda llegar a todos los
rincones del planeta debido a las limitaciones y condiciones de los
medios de comunicación que han existido en otros tiempos.
No obstante en estos tiempos postmodernos, consideramos que gracias
a los avances científicos y tecnológicos, especialmente a la
Internet y a los medios de difusión digitales o libros
electrónicos, es para nosotros una gran esperanza y oportunidad
para hacer llegar este valioso material a todas aquellas personas
que necesiten cambiar el rumbo de su vida, en virtud de que hasta
la fecha no han encontrado una paz interior y una satisfacción de
ser ellos mismos en todas sus actividades que realizan a diario, y
así mismo, les permita limpiar el vínculo y reconectarse con la
Mente Universal a través de la conciencia acrecentada o mente
interior, la cual siempre ha estado esperando este precioso
momento.! En horabuena, éxito y feliz viaje explorador, al
encuentro con el poder de la conciencia o mente interior¡
Reflexión
El mundo actual, ha progresado más allá de los límites de la
imaginación y de la comprensión humana. No obstante, este progreso
está solamente en el exterior, es decir, no es mucho lo que ha
cambiado en el mundo interior del ser humano, en virtud de que aún
en nuestros días el hombre postmoderno sigue manifestando las
mismas conductas que el hombre que vivió hace miles de años. Es
decir, siguen ahí la misma ira, el odio, la avaricia, la violencia, el
egoísmo, la arrogancia y los conflictos entre las personas y los países son
la nota escrita y electrónica de cada día.
Como podemos darnos cuenta, el hombre actual solo ha cambiado sus
expresiones. Por lo tanto, ahora ha llegado el momento de transformar
el mundo interior del hombre y de la mujer para crear un equilibrio
entre lo externo e interno.
Aunque para ello, es necesario sembrar las semillas para que florezca
la conciencia acrecentada o mente interior de la humanidad por todas
partes, y así de esta manera, este florecer marcará el inicio de la era de
la iluminación y la transformación del verdadero ser humano.
Introducción
Para abrir este apartado, es importante mencionar una pregunta guía
que permita ayudarnos a dirigir el contenido del presente escrito.
¿Qué saca el hombre de todo el trabajo con que se afana sobre la
tierra o debajo de la capa del sol?
O bien, puede plantearse la pregunta de la manera siguiente:
¿Cuál es el propósito de toda actividad cotidiana que realiza el
ser humano mientras permanece de manera temporal en este planeta
tierra o cuál es el propósito de la vida humana?
Para comprender esta pregunta, es conveniente y necesario partir
del siguiente supuesto: el ser humano posee una doble naturaleza,
una de ellas es de origen biológico, y la otra espiritual. Por lo
tanto, el hombre como un organismo vivo requiere de un alimento que
contenga los nutrientes (vitaminas, minerales, carbohidratos y
azucares, etcétera) necesarios que le permitan desempeñar con
eficiencia y eficacia las actividades motrices, y esta fuente de
energía son obtenidos de los alimentos de origen vegetal o animal.
En virtud de las líneas anteriores, el hombre tiene que cultivar la
tierra o trabajar en alguna actividad económica para obtener el
dinero o el equivalente para conseguir sus alimentos que le
permitan contar con las fuerzas necesarias para moverse como un
organismo biológico en los diferentes ámbitos en su vida diaria.
Como puede apreciarse, desde la más remota antigüedad, el hombre en
este planeta se dio cuenta de la importancia de los alimentos, y
para ello se estableció en lugares donde abundaran los frutos
silvestres y el agua proveniente de las corrientes de ríos o lagos.
Poco a poco, fue identificando los frutos que podía comer, sin
embargo, para ello tuvieron que morir algunos o muchos hombres y
mujeres para darse cuenta, que había algunos frutos venenosos los
cuales bien le producían malestares o morían irremediablemente al
estar en contacto con ellos.
Así de esta manera, fue como el hombre adquirió experiencia
(conocimiento concreto y directo), y fue capaz de seleccionar
aquellos frutos que podía comer con toda libertad sin el miedo de
perder la vida o de contraer efectos colaterales en su salud.
Con la descripción de las líneas anteriores, podemos darnos cuenta,
que el afán o el trabajo que lleva todo hombre en este planeta
tierra tiene el propósito de sostener con vida a través de la
alimentación al hombre y adquirir experiencias diversas mientras
dura su periodo de vida útil.
Una de las grandes dificultades que se presentaron con gran
seguridad en el pasado fue la creciente de muchos ríos y lagos
(inundaciones), lo cual quizá constantemente tomo de sorpresa al
hombre en la antigüedad, esto quiere decir, que al no contar con un
calendario de lluvias no le era posible poder asegurar o prever las
consecuencias que trae consigo las torrenciales lluvias y los
deslaves o los desbordamientos de los ríos.
Si el hombre en la antigüedad desconocía el ciclo de las estaciones
(hoy en día denominamos: primavera, verano, otoño e invierno) que
se presentan durante la travesía que realiza sobre su órbita el
planeta tierra alrededor del sol, con plena seguridad le era
imposible comprender el funcionamiento de las lluvias que se
presentaban en determinado lugar y en determinado tiempo, y todo
por desconocer el movimiento de los planetas en el sistema solar.
El haber construido y localizado algunos lugares de observación
(observatorios astronómicos) para comprender cuándo debía de
sembrar la tierra y cuándo recoger el fruto de su cosecha fue un
gran logro (calendario). Hoy en día, no se sabe con precisión qué
lugar geográfico, fue donde se implementaron estas técnicas y
procedimientos de observación que de gran manera favorecieron la
subsistencia del hombre, dando con ello un gran avance en su
desarrollo y evolución de la humanidad.
Se tiene conocimiento que Investigaciones científicas realizadas en
Egipto, han logrado interpretar y constatar que de alguna manera
esta civilización contó con la información y los conocimientos (las
matemáticas y las técnicas de ingeniería utilizadas en el riego)
necesarios que ayudaron a prever las inundaciones, y así mismo
proteger la vida de los pobladores hace unos 6000 años.
Cabe destacar, que el ser humano vivió durante miles de años como
nómada (sociedad de cazadores-recolectores), dependiendo del clima
y los recursos naturales que recolectaba, y así de esta manera este
tipo de sociedad empezó a transformarse en sociedades agrícolas
sedentarias. El surgimiento de la agricultura de riego, se llevó a
cabo en Asia menor, actual Turquía, y después en otros lugares
aproximadamente hace 10 000 años, y este hecho fue posible gracias
a los cambios climáticos los cuales crearon las condiciones
propicias para la reproducción, el cuidado y la selección de las
diferentes plantas y semillas que hoy en día conocemos.
Los productos agrícolas variaron según la región, por ejemplo: en
Egipto, el norte de África y Europa se cultivaba trigo y cebada; en
China e India, arroz; y en América, calabaza, maíz, papa, entre
otros.
A partir del proceso de sedentarización hubo importantes cambios en
las formas de vivir de las personas, en virtud que se construyeron
viviendas en espacios urbanos, surgieron artesanos especializados y
comerciantes. Así, dio inicio la economía basada en la agricultura.
Por lo tanto, estos cambios graduales en la vida del ser humano,
modificó en gran medida la estructura familiar y las relaciones
sociales, pues se requerían instituciones que establecieran normas
y principios para regular la propiedad de tierras y animales.
La gradual concentración de viviendas, obras ceremoniales,
comerciales e instituciones de gobierno en un solo sitio dio
origen a las primeras ciudades (polis), que favorecieron en gran
medida el crecimiento de la población. Las ciudades más antiguas
surgieron en Mesopotamia y contaban con miles de habitantes en
ciudades tales como: Ur de los caldeos, Sippar, Uruk y Nínive.
Las ciudades mencionadas impulsaron el intercambio de productos
agrícolas, telas e utensilios, y conocimientos, dando lugar al
surgimiento de las grandes civilizaciones agrícolas. Por otra
parte, cabe destacar que en estas civilizaciones fue donde se
inventaron los primeros sistemas de escritura, y por su forma
tenemos: cuneiformes, jeroglíficos, ideográficos y alfabéticos.
Estas formas mencionadas, es decir, los símbolos fueron la base de
los primeros sistemas de escritura de signos, en virtud que
representaba una necesidad de carácter social, y así de esta manera
nació la escritura la cual se utilizaba de manera pragmática y
utilitaria, por ejemplo en la contabilidad en el comercio y el
registro del pago de impuestos. Por otra parte, también se usó para
comunicar asuntos religiosos y de carácter político. Por lo tanto,
la escritura permitió al hombre acumular, elaborar y transmitir los
conocimientos que se habían construido en cada una de las regiones
del mundo (África, Asia, Europa y América).
Es importante enfatizar, que con la invención de la escritura, en
este caso nos enfocaremos a Siria conocida también como el imperio
Persa (Cártago) fue donde dio origen al alfabeto que utilizamos en
los diferentes países del mundo. Con este invento, que logró el
hombre en la antigüedad, marcó el fin de la prehistoria, en virtud
que con esta grandiosa herramienta humana, fue capaz de dejar
registros escritos, los cuales años más tarde han servido de
referencia como fuente de consulta para el estudio de la historia.
Fue así, como de esta manera el hombre en la antigüedad logro
conservar y garantizar la vida humana, sin subestimar las
enfermedades y los problemas de desnutrición o heridas producto de
los enfrentamientos con algunos otros grupos sociales, las cuales
en un determinado momento producían la muerte de los pobladores al
no contar con las medicinas o atenciones necesarias o el
conocimiento de cómo tratar dichas heridas.
Por lo tanto, lo que podemos rescatar que fue importante en el
pasado y aún sigue siendo hoy en nuestros días, es el contar con
una profesión u oficio, en virtud que de esta manera el hombre
puede prestar un servicio, y a cambio de ello, percibir una
remuneración como medio para conseguir o comprar sus alimentos.
Con el párrafo anterior nos damos cuenta, que el hombre postmoderno
y el hombre primitivo siguen teniendo algo en común, y esto es que
tiene que trabajar para sobrevivir y mantenerse con vida en este
hermoso y maravilloso planeta tierra, y así obtener sus alimentos a
través de la prestación de algún tipo de servicio.
Con respecto al esfuerzo por medio del trabajo que debe de hacer
todo hombre para vivir, parafraseando el versículo décimo cuarto
localizado en el capítulo tercero en el libro de Eclesiastés dice:
... porque cualquier hombre que come y bebe, gozando del fruto de
sus fatigas (trabajo u oficio), del creador recibe este don.
Como podemos apreciar, el trabajo es considerado como un don
divino. Sin embargo, el autor del libro de Eclesiastés menciona...
que observó que tanto se aventaja la sabiduría a la necedad, en
cuanto que se diferencia la luz de las tinieblas, y sigue
diciendo... tiene el sabio los ojos en su frente; pero el necio
anda a oscuras.
Sin embargo, observó que ambos vienen a este planeta a morir por
igual, es decir, se dio cuenta que no es eterna la memoria del
sabio como lo es la del necio; y los tiempos sepultaran en el
olvido todas las cosas (afanes o el trabajo de cada uno); muriendo
así el docto como el ignorante.
Como podemos apreciar, el autor del libro de Eclesiástico llegó a
una profunda reflexión y esta fue: que se dio cuenta por
experiencia propia que debajo del sol no hay más que males (dolor y
sufrimiento producido por la frustración de los deseos o anhelos no
logrados o truncados por los obstáculos de otras personas o de la
vida misma), y que todo es vanidad y aflicción de espíritu.
En el capítulo tercero versículo primero menciona: todas las cosas
en el planeta tierra tienen su tiempo, y todo lo que hay debajo del
cielo pasa en el término que se le ha prescrito. Hay tiempo de
nacer y tiempo de morir...este versículo nos hace reflexionar que
todas las situaciones a las que se enfrenta el hombre en su vida
cotidiana están siempre sujetas a un plazo determinado, y además a
la ley del péndulo o lucha de los contrarios (guerra-paz, salud-
enfermedad, amistad-enemistad, justicia-injusticia, etcétera).
No obstante, aun con el número de contradicciones que se presentan
en la vida cotidiana del hombre mientras tiene vida, el
eclesiástico encontró que lo mejor de todo en la vida es estar
alegre, y hacer buenas obras mientras vivimos.
Como podemos apreciar en las líneas anteriores, hemos llegado a
encontrar la respuesta al propósito de la vida del hombre, pregunta
que nos planteamos en un inicio de este material (párrafo dos y
tres), y la respuesta es: “vivir con alegría, y hasta donde sea
posible realizar o llevar a cabo las mejores obras en beneficio de
aquellas personas que más lo necesitan”. Dicho en otras palabras,
hemos venido a este planeta tierra a “servir a los demás, y quien
más sirva será el más grande en el reino de los cielos”.
La pregunta que planteamos en un inició tiene el siguiente sentido:
¿Qué fruto saca el hombre de todos sus afanes (trabajo, angustia,
preocupación y deseos), y de la aflicción de ánimo con que se
atormenta en este mundo el hombre?
El autor del libro de Eclesiastés entendió que: no hay mejor cosa ,
es decir, destino o porvenir para el hombre que atender con alegría
a sus ocupaciones (trabajo u oficio), y que ésta es su suerte
mientras vive. Porque ¿Quién podrá ponerle en estado de conocer lo
que ha de acontecer después de sus días (su muerte)?
En el capítulo 30 versículo 22 hasta el 27 aconseja: “no dejes que
la tristeza sea apodere de tu alma, ni te aflijas a ti mismo con tus
ideas melancólicas”. El contentamiento del corazón, esa es la vida
del hombre y un tesoro inexhausto de santidad, la alegría alarga la
vida del hombre.
Como podemos apreciar en las líneas anteriores, el eclesiástico
llego a profundas reflexiones sobre el manejo de las emociones en
nuestra vida diaria, y mencionó que era necesario comprender las
necesidades del cuerpo y de la mente, y hasta donde fuera posible
intentáramos procurar mantener una excelente relación con la
naturaleza, y que fuéramos continente, y fijáramos nuestro
corazón en la santidad de la divinidad, y arrojáramos lejos de
nosotros los sentimientos de tristeza o melancolía, que nos invada
en un momento dado, en virtud de que a muchas personas las ha
afectado de manera importante; la cual para nada es buena con
respecto a nuestra salud física y emocional.
Así mismo menciona, que las emociones tales como la envidia y la
ira abrevian los días, y las zozobras o afanes (angustia,
preocupación) aceleran la vejez antes de tiempo. Por lo tanto, la
persona con corazón alegre y benigno con todos está siempre
contenta, como si se hallase en continuos banquetes (fiestas); y
sus platos se guisan prestos y con esmero.
Con respecto a la riqueza y la acumulación de bienes materiales,
menciona que el desvelo por las mismas consume el cuerpo y lo
fatigan de gran manera debido al constante stress y preocupación
por tener una riqueza, y sus cuidados quitan el sueño. Por otra
parte, los pensamientos de lo que podrá pasar o suceder en el futuro
perturban el sosiego, como la grave enfermedad hace perder el sueño
al hombre.
Leño de tropiezo o ídolo es el oro, para los que idolatran en él,
¡ay de aquellos que se van tras del oro! Por su causa perecerá
todo imprudente. Bienaventurado el rico que es hallado sin culpa, y
que no anda tras del oro, ni pone su esperanza en el dinero y en
los tesoros.
Por lo tanto, los que escuchan la voz de la conciencia sabrán
discernir lo que es justo, y sus buenas obras brillarán como una
antorcha. Huye de la represión del hombre con conductas
inapropiadas, y halla siempre ejemplos en qué apoyar sus antojos.
El varón prudente cuida de reflexionar bien lo que ha de hacer; pero
el que no lo es y el soberbio nunca temen nada; aun después de
haber obrado por sí, sin consejo, no obstante sus mismas empresas
(acciones o actos) los condenaran.
El Eclesiástico aconseja, que es importante, tú hijo mío, no hagas
cosa alguna sin consejo, y no tendrás que arrepentirte después de
hecha. En todas tus acciones sigue el dictamen fiel de tu
conciencia; pues en eso consiste la observancia de los
mandamientos. Quien es fiel a la Mente Universal, atiende a sus
preceptos, y el que confía en él, no padecerá menoscabo alguno.
Al que atiende su voz interior, nada malo le sucederá, antes bien
ante cualquier situación, el yo verdadero lo guardará y lo liberará
de cualquier situación por difícil que esta sea. La persona con
sabiduría y discernimiento ama, no aborrece los preceptos y las
leyes, ni se estrellará como un navío en la tormenta. El hombre
prudente es fiel a la ley de Dios, y la ley será fiel para con él.
Por otra parte, el eclesiástico menciona, que el corazón del fatuo
es como la rueda del carro, y como un eje que da vueltas, así son
sus pensamientos cada día de su vida.
Como podemos apreciar, el eclesiástico logro profundizar en gran
manera en la comprensión de la dualidad que impera en nuestra vida
diaria, y menciona que, contra el mal está el bien, y contra la
muerte está la vida, así también contra el hombre justo el que
siempre está errando; y de este modo todas las obras del altísimo
las veréis pareadas, y la una opuesta a la otra, con esto se
refiere a la ley del péndulo o lucha de contrarios, la cual está
constantemente manifestándose y gobernando nuestra vida mientras
vivimos en este planeta tierra.
Asimismo, se percató que las vanas esperanzas por alcanzar y lograr
nuestros deseos o expectativas, y las mentiras son el
entretenimiento del necio; y los sueños dan alas a los imprudentes.
Como el que se abraza con una sombra, y persigue al viento; así es
el que atiende a sus sueños engañosos. Las visiones de los sueños
son la semejanza de una cosa; como es la imagen del hombre puesta
delante del mismo hombre.
El varón experimentado en muchas cosas, será muy reflexivo, y el que
ha aprendido mucho, discurrirá con prudencia. Por lo tanto, el que
no tiene experiencia sabe poco; mas el que se ha ocupado en muchos
negocios, adquiere mucha sagacidad. El que ha sido engañado, se
hace siempre más cauteloso.
La divinidad encierra en sí todas las cosas para aquellos que en el
camino de la verdad y de la justicia lo aguardan con paciencia y lo
buscan con ahínco y esfuerzo en cada momento de su vida.
Como podemos darnos cuenta en los párrafos anteriores, el contenido
del libro denominado Eclesiastés cuenta con los consejos y las
reflexiones más profundas que permiten a cualquier persona en
cualquier parte del mundo y de cualquier raza vivir y disfrutar de
una vida plena y llena de comprensión y en compasión, pero sobre
todo en alegría y amor tanto con él mismo como con otras personas.
Del contenido y análisis del material podemos rescatar que el
Eclesiástico quizá se dio cuenta que en nuestras relaciones diarias
siempre están presente los sentimientos, las emociones y los
pensamientos (inteligencia intelectual y afectiva).
Por lo tanto, es muy importante hasta donde sea posible pedir
consejo sobre alguna decisión que debamos tomar o bien reflexionar
a profundidad considerando todos los pormenores que se encuentren
en una situación o evento determinado, ya que en todas nuestras
acciones debemos de seguir el dictamen fiel de nuestra conciencia,
y confiar hasta donde sea posible en la mente interior cuando
tengamos que tomar una decisión que de alguna forma u otra pueda
afectar nuestra vida, es decir, nuestro destino o futuro inmediato
de manera positiva o negativa.
Finalmente, antes de pasar al siguiente apartado, es conveniente
enfatizar, que hasta donde sea posible debemos de buscar la paz
interior y vivir con alegría en todo momento, y aceptar que
cualquier situación por difícil que esta sea no durará para
siempre, en virtud que todo proceso en la existencia tiene un
tiempo determinado, y es pasajero.
Por otro lado, debemos de aprovechar al máximo para sacar el mejor
de los provechos de cada situación, y tomarlas como una lección más
en la vida que nos fortalecerá y nos ayudará en cualquier momento a
encontrar nuestro destino, y el despertad de nuestra conciencia
acrecentada o mente interior a través de este viaje maravilloso que
nos ofrece cada día la vida por medio de la existencia.
Como se ilustra en los párrafos anteriores con la ayuda de las
diferentes descripciones que hemos hecho. En este preámbulo de
estas primeras páginas del presente material, son con la intención
de despertad el interés por un significado y propósito en la vida,
y asimismo sirvan al lector como base a la reflexión para darnos
cuenta que hoy en día tenemos las mejores condiciones de cualquier
tipo para lograr y consolidar nuestros mejores objetivos, y esto es
gracias a los esfuerzos y sacrificios llevados a cabo en las
diferentes grandes civilizaciones que nos han antecedido.
Esperamos de gran manera, que esta introducción nos haya permitido
ser el vehículo que los transportará al pasado de nuestra historia
como seres humanos, y que por medio de los procesos mentales y la
conciencia, hayamos logrado dilucidar los aspectos más importantes
que han estado presentes en cada momento desde la aparición del
hombre sobre la superficie de la tierra hasta nuestros días.
A continuación describiremos el orden de los capítulos que forman
el cuerpo y estructura de este trabajo.
En el capítulo dos, hablaremos sobre las causas del dolor y
sufrimiento que han sido expuestas por dos perspectivas. Asimismo
aprovecharemos para describir y explicar los sectores de la mente.
En el capítulo tercero abordaremos el tema del pensamiento, y su
relación con el conocimiento, como una herramienta intelectual muy
valiosa que le ha servido al hombre a lo largo de miles de años
para sobrevivir, y construir una mejor calidad de vida.
En el capítulo cuarto, tomaremos el tema de conocerse a sí mismo,
como un camino para mejorar la comprensión en nuestras relaciones
sociales, y así de esta manera lograr la regeneración personal.
En el capítulo quinto, nos enfocaremos a describir y explicar el
tema de la conciencia, y de la importancia que tiene para el
hombre, y de su reencuentro con la totalidad.
En el capítulo sexto, hablaremos sobre la importancia de contar con
un proyecto de vida, y de los aspectos más importantes que debemos
de considerar en nuestra vida, y así de esta manera, vivir una vida
con propósito y significado cada día.
En el capítulo séptimo, consideraremos el tema de las emociones y
su importancia para cultivar las habilidades sociales.
En el capítulo octavo, aprovecharemos la experiencia del apóstol
Pablo para describir el poder de la voluntad, y la importancia del
cultivo de las virtudes y los frutos del espíritu.
En el capítulo noveno, hablaremos sobre el poder del perdón y la
reconciliación como una herramienta afectiva que nos ayude a soltar
todas nuestras heridas emocionales que traemos consigo desde la
primera infancia.
En el capítulo décimo, abordaremos la descripción del Nirvana, el
Reino de Dios, y la Segunda atención. Asimismo, aprovecharemos en
este apartado para hacer seis preguntas que nos orienten sobre las
condiciones psicológicas que vive todo hombre en cualquier parte
del mundo.
En el capítulo décimo primero, describiremos y explicaremos la
importancia de la observación y la auto-observación de sí mismo
como técnicas que nos permitan conocer más sobre la naturaleza
humana.
En el capítulo décimo segundo, abordaremos el tema de la calidad de
vida en la población Mexicana y su relación con el ingreso mensual,
asimismo, la importancia de los valores, las virtudes y los frutos
del espíritu como base para construir una sociedad integral.
En el capítulo décimo tercero, presentaremos unas series de razones
y argumentos basados en la historia de la humanidad, los cuales nos
servirán como conclusiones de este trabajo.
En el capítulo décimo cuarto, mostraremos el apoyo bibliográfico de
las fuentes consultadas que fueron de gran utilidad para el
desarrollo del presente trabajo.
Finalmente, en el apartado de anexos, adjuntaremos una oración para
la libertad, y un gráfico sobre las ocho etapas que se siguen en
nuestros procesos mentales como son: sensación, percepción,
sentimiento, decisión, acción y conducta, conocimiento y
experiencia, memoria, y transferencia o generalización.
Las causas y el origen del sufrimiento: ¿Por qué la desdicha y la
infelicidad humana han acompañado siempre al hombre en la Tierra?
Al planeta tierra en estos últimos cuatro mil años se le ha
identificado como “el valle de las lágrimas”, esto es debido a
que la inmensa mayoría de las personas están constantemente en un
eterno conflicto que se manifiesta a través del sufrimiento, en una
angustia, y una gran preocupación por el mañana. Desde la más
remota antigüedad, es decir, en cualquier época del desarrollo de
la humanidad, solo hemos escuchado historias de enfrentamientos por
medio de luchas sangrientas de grupos sociales y civilizaciones con
la intención de dominar y extender su poder político, económico y
religioso sobre cualquier asentamiento humano.
En estos cinco mil quinientos años se ha estado manejando un modelo
descriptivo y explicativo que dan razón sobre las causas del
sufrimiento y del dolor que aquejan constantemente la vida diaria
de las personas que habitan en este planeta tierra.
La primera de ellas, se fundamenta en las enseñanzas del judaísmo,
cristianismo y mahoísmo. Los representantes de estos grupos
religiosos fueron Moisés y dio comienzo en el año 1950 A.C.,
aproximadamente, la segunda religión se constituyó en el año 400 de
esta era con Constantino en Constantinopla, y la última de ellas se
conformó en el año 600 de esta era por el profeta Mahoma, y son
conocidos como los Musulmanes conformados por los países Árabes.
Estas tres perspectivas religiosas mencionan, que la causa del
sufrimiento humano es la desobediencia causada por el hecho de
haber comido el hombre (Adán) y la mujer (Eva) del fruto prohibido,
es decir, de los dos árboles que había en el paraíso: el árbol de
la sabiduría del bien y del mal, y el árbol de la vida eterna.
La segunda perspectiva religiosa proviene del oriente,
específicamente de la India y se remontan desde el año 3500 A.C.,
hasta el año 500 A.C., cuyos grupos religiosos son: hinduismo,
jainismo y budismo.
Los argumentos y las razones que exponen estos grupos sobre las
causas del sufrimiento y del dolor en la raza humana, es producto
de la malas acciones (conductas inapropiadas de las pasiones del
cuerpo) cometidas en vidas pasadas, debido a que como organismos
hemos vivido una gran cantidad de veces o millones de vidas en
distintas formas, es decir, hemos ocupado distintos cuerpos desde
los minerales, las plantas, las aves, hasta llegar al ser humano.
Una vez expuestas las razones de estas dos perspectivas las cuales
dan lugar a los fundamentos y causas del origen del sufrimiento y
del dolor que aqueja al ser humano desde los tiempos más remotos.
Entonces, proseguiremos con el estudio y el análisis sobre dichas
razones que interponen estas dos perspectivas con la intención de
encontrar y describir las causas reales y convincentes basadas en
la experiencia y en la experimentación científica.
Desde un enfoque científico, es importante mencionar, que para
efectos de nuestro estudio es necesario considerar al ser humano a
partir de dos estructuras, una de ellas es física y se manifiesta a
partir del cuerpo, como un organismo biológico compuesto por
sistemas y órganos: sistema nervioso central, autónomo,
periférico, digestivo, circulatorio; y órganos como riñón, hígado y
los sentidos, y las características de la sexualidad, etcétera.
La segunda estructura se refiere a los procesos mentales o
psicológicos los cuales se llevan a cabo por medio del cerebro y la
mente humana, y cuyas funciones solo son posible comprenderlas a
través de sus manifestaciones o conductas, en virtud de que siempre
están ocultas debido a que son el producto de pensamientos,
sentimientos y emociones, estos elementos forman parte y son la
materia prima de las actitudes, los hábitos y las costumbres en la
raza humana y en algunos animales inferiores.
Una vez que partimos del supuesto de esta doble estructura del ser,
la cual nos permite describir y explicar la naturaleza humana, es
conveniente mencionar, que a lo largo de la vida útil durante la
existencia de las personas estas dos entidades mencionadas (cuerpo
y mente) están en una lucha constante y permanente sin descanso
alguno, y el resultado del conflicto o resistencia produce
insatisfacción y desdicha lo cual se manifiesta en sufrimiento,
dolor, angustia, preocupación, depresión, ansiedad, e infelicidad
permanente con intensidades diferentes en cada una de las personas
dependiendo de las condiciones sociales y económicas.
A continuación pasaremos a describir y explicar cómo se construye
el material que da forma en su contenido a la mente humana.
Las formas o ideas y los sectores de la mente humana
Para su estudio y comprensión de las actividades o funciones que se
llevan a cabo por medio del cerebro humano, y su contraparte
psicológica, que es la mente, se puede dividir en tres sectores:
consciente, inconsciente o subconsciente y supraconsciente.
La mente humana es la que da forma a las cosas. Por ejemplo, lo que
llamamos ideas, ya existen como formas en la mente, y estas son las
reacciones o el resultado de ponernos en contacto con el medio
ambiente a través de los órganos de los sentidos. Por lo tanto,
estas formas en la mente son las que luego se materializan como
formas físicas tales como un vestido, una casa, un vehículo, una
cita, un viaje, etc.
Como se puede apreciar en el párrafo anterior, las formas son muy
importantes, en el sentido que toda forma es una expresión de una
idea la cual ha sido incubada por una persona en su mente. La
materia prima de la mente son los pensamientos, y estos se
convierten en ideas simples y compuestas, dando lugar a
representaciones mentales de las cosas u objetos tanto físicos como
formales, y de personas, y estas representaciones mentales producto
de las sensaciones o impresiones del medio ambiente o del interior
de la persona vienen a formar parte del contenido de la mente.
Es importante enfatizar, que cuando mencionamos la palabra
“forma” esta hace alusión a toda clase de formas sean estas
visibles o invisibles, físicas y mentales. Por lo tanto, no
solamente son formas los objetos, las cosas, las personas, las
circunstancias, las situaciones, la naturaleza, sino también
nuestras ideas, o cualesquiera formas sutiles que puedan existir
entre lo material y lo mental, o también formas superiores a las
formas que actualmente conocemos de pensamiento o materia.
Toda forma es la expresión de una idea que ha sido incubada en la
mente de una persona determinada. Todo absolutamente lo que existe
en nuestro alrededor está determinado y mantenido por una idea, es
decir, existe un equivalente físico o formal que dice algo de ese
objeto o ser. La idea en la mente es la que configura, la que
prefigura, y mantiene cualquier forma física o formal que se
encuentre en la naturaleza y en el universo.
Por lo tanto, al hablar de forma no hemos de pensar sólo en los
objetos o personas, en las cosas que, podríamos decir, son algo,
sino que nos referimos a todo lo que es funcional, y operativo.
Las cosas son, a fin de cuentas, más que una visión estática de
algo que es esencialmente dinámico. Todo cuanto existe en la
naturaleza está sujeto a un constante devenir, es decir, todo
aparece y después desaparece, todo nace y todo muere, y se
manifiesta en un fluir, es un intercambio, una interrelación, bien
sea de materia física, o de energía, o de mente o de afectividad.
Aunque, los objetos físicos y las personas manifiesten una
sensación de algo estático ante nuestros órganos sensoriales, en
realidad en su interior ninguno de sus componentes lo es. Por lo
tanto, todos los objetos físicos y los cuerpos son dinámicos.
Por lo tanto, es importante mencionar, que la mente humana está
constantemente pensando, expresando, materializando dinámicamente
las cosas, primero por lo pensamientos, y después con las ideas.
Todos los modos de ser, de estar y de hacer, vienen determinados
por lo que hay en la mente, es decir, su contenido; y todo es
expresión de nuestras formas físicas y formales, que existen y se
han guardado en el interior de los sectores de la mente.
Todo cambio que pueda producirse en nuestro interior, o en nuestro
exterior, de un modo estable, es una consecuencia de un cambio en
nuestro mundo interior. Lo anterior significa, que nosotros estamos
construyendo a cada instante nuestro propio mundo y destino, o bien
aceptando el que nos encontramos hecho, cuando la mente vive de un
modo pasivo, o reformándolo activamente, recreándolo, cuando
tomamos la iniciativa de nuestra propia capacidad de pensar.
Y es así que todas las formas, de naturaleza mental o psicológica,
que hay en nuestra conciencia son las que determinan nuestro modo
de ser en su totalidad. Ahora bien, estas formas (información
exterior e interior) que vienen a ser el contenido de la mente
individual, están distribuidas en los dos sectores siguientes.
A.- La mente consciente, es una pequeña porción de nuestra mente
total. Por medio de esta porción nos ponemos en contacto con
nuestro medio ambiente a través de los sentidos (tacto, vista,
olfato, etc.), y mediante ella nos identificamos, gracias a que nos
permite estar en contacto y en interacción con el mundo que nos
rodea. Es necesario e importante incorporar en este sector la
autoconciencia y la actitud positiva, en virtud de que este sector
consciente es, además la única herramienta que tenemos a nuestro
alcance para ir más allá de nuestro propio nivel. Si deseamos
realizar algún cambio en el sector inconsciente o supraconsciente,
será a través de nuestra mente consciente. Por ello es importante,
desarrollar la lucidez clara (darse cuenta del aquí y del ahora) en
este sector consciente, es decir, despertar la conciencia y esta
nos ayudará a lograr cualquier transformación interna y externa que
se intente o trate de conseguir.
B.- El subconsciente es ese gran mundo de imágenes, de ideas, de
actitudes, de fuerzas que hay en nosotros, procedentes del pasado.
Son todas aquellas circunstancias o situaciones que un día fueron
presente, pero que, por no haberlas vivido en su totalidad, se han
quedado dentro sin consumirse, sin culminar. Las actividades que
hemos realizado del todo en el pasado no quedan como residuos en el
subconsciente, sino que se incorporan a nuestras experiencias del
presente.
En este sector como hemos mencionado, están las cosas dejadas a
medio hacer, son los impulsos que han sido retenidos –porque no era
posible su expresión exterior, o porque había una prohibición o
cualquier otro obstáculo- lo que va a parar ahí, es lo que
constituye el contenido del subconsciente.
Nuestro subconsciente es, por lo tanto, este sector, lleno de vida
y contenido, sin embargo no hemos podido incorporar a nuestra mente
consciente. Es nuestro saldo atrasado. Es el pasado que llevamos a
cuestas, el pasado que gravita sobre nuestro presente actual. Allí
está todo nuestro mundo de prohibiciones, de temores, de
reacciones, que no han sido aceptados, por la censura, por nuestro
criterio de acción.
Así, pues, en nuestro inconsciente, si bien hay cosas excelentes,
sentimientos delicados y sublimes, aspiraciones, contenidos de gran
variedad y calidad, hay también –y esto es lo mayormente abunda-
contenidos motivados o retenidos por el miedo y la hostilidad.
Miedo, hostilidad y sexualidad en gran parte. Es decir, todo lo que
son las fuerzas primitivas y pasiones del cuerpo que forman parte
de nuestra naturaleza animal, y de los rasgos de la personalidad.
Es conveniente puntualizar, que la fuente de todos los problemas
diarios en nuestra vida cotidiana, y en los diferentes ámbitos de
la sociedad y el mundo, reside en el contenido de nuestro
subconsciente, en virtud de que este sector busca, desea, necesita
siempre de algo distinto de lo que busca nuestra sector consciente.
El sector inconsciente tiene todo un potencial, y ocupa todo un
campo de nuestra conciencia de ser del que no disponemos con
nuestra mente consciente, y no sólo no disponemos de él, sino que,
en general, se contrapone a lo que el sector de la mente consciente
desea u intenta hacer en nuestra vida diaria.
Lo anterior se manifiesta en una lucha constante que se explica por
medio de la dualidad o lucha de contrarios, en virtud de que el
material que se guarda en el sector inconsciente muchas cosas de
ellas las hemos reprimido, con razón o sin ella, quizás porque no
las creímos buenas.
Por lo tanto, estas cosas fueron a parar al subconsciente. Y este
sector no tiene una ley ética, como la tiene el consciente. Nuestro
subconsciente se rige por el principio del placer, por la necesidad
de satisfacer los impulsos o las pasiones del cuerpo sin
preocupaciones de ninguna clase de principios o normas éticas o
morales.
Su ley sería “lo que es agradable y satisfactorio es bueno”. Es
en nuestra mente consciente donde residen los valores éticos y
morales. Entonces resulta que por un lado nuestro subconsciente
desea hacer una cosa, y por otro recibe del consciente la orden de
no hacerla, orden que va acompañada de la consiguiente amenaza de
castigo.
El subconsciente desea hacer unas cosas, y al mismo tiempo las
teme. Esto de por sí ya crea un conflicto interno y una lucha que
no cesa tan rápidamente.
Como podemos apreciar, en el subconsciente existe una gran
contradicción, que se manifiesta a través de la dualidad o lucha de
contrarios. En la medida que nosotros hemos vivido cosas negativas,
se crea en nosotros la necesidad de vivir las cosas opuestas, es
decir, las de carácter positivo.
Por ejemplo, si nos hemos sentido humillados o inseguros en nuestra
relaciones sociales o en algún ámbito de la vida diaria, entonces
hay una parte de mí que me dice que debo sentirme fuerte,
ensalzado, seguro se sí mismo.
Cabe mencionar que la sociedad condena el orgullo, el afán de poder
–aunque por otra parte, lo admire y lo premie-, y como hemos
aprendido este criterio social, hay en nosotros, es decir, en
nuestro subconsciente, un tremendo conflicto, el cual se manifiesta
en una contradicción entre nuestros sentimientos de inferioridad y
la incapacidad de resolverlos por causa de esta censura interna.
Sin embargo, como toda esta lucha se da en el nivel del
subconsciente no nos damos cuenta de ello. Solo nos damos cuenta de
que queremos algo y no podemos conseguirlo. No vemos que, de hecho,
una parte de nosotros no lo quiere.
Podríamos decir, que en apariencia es un conflicto de voluntades, y
sin embargo, en realidad es un conflicto de ideas, y por tanto,
esto afecta nuestra sinceridad, y nuestra espontaneidad diaria.
Cuando intentamos ser nosotros mismos, cuando queremos realizar
algo, es decir, cuando tratamos de afirmarnos, la idea de negación
inherente al conflicto no lo impide de forma inmediata, sin que nos
demos cuenta de ello.
Así, es como se origina este conflicto interno, y permanente cada
día de nuestras vidas en cada una de las personas en cualquier
parte del mundo, sin importar sus creencias, razas y posiciones
sociales y económicas. Como podemos apreciar, afecta nuestras
actitudes, las cuales no son más que reflejos de nuestra
contradicción mental, nacida en el subconsciente.
Sin embargo, es importante mencionar, que el subconsciente cuenta
con un potencial fabuloso, no obstante vivimos como un auténtico
lastre en nuestra capacidad de hacer consciente.
Ahora bien, pretender luchar contra este lastre a partir del sector
de la mente consciente es una batalla que la tenemos perdida, es
decir, nunca se convertirá en victoria, debido a que nuestro
subconsciente es con mucho el más poderoso de los sectores de la
mente humana.
Lo anterior no significa, que debemos claudicar y rendirnos ante el
ego o el subconsciente, es decir, frente a los condicionamientos
que cargamos consigo mismos como producto de la endoculturación y
reforzados desde la primera infancia hasta nuestra edad actual,
sino que hemos de aprender un modo de descubrir, de contactar, de
modificar, de armonizarnos con este valioso potencial que reside y
se ubica en nuestro subconsciente.
La mente consciente y el subconsciente es la expresión de las ideas
(pensamientos) que hemos ido acumulando y manteniendo en nuestro
interior durante mucho tiempo. Por lo tanto, si cambiamos estas
ideas (patrones de pensamiento y de emociones), creencias,
prejuicios, etc., cambiará entonces nuestra capacidad de sentirnos
en armonía y en una unidad, y así de esta manera disfrutaremos de
nuestra capacidad de hacer y de vivir plenamente todas las
situaciones de cualquier índole que se nos presenten en la vida.
Por lo tanto, es necesario reconocer, que la mente subjetiva es la
que determina los cambios en la mente objetiva, o sea en la mente
que percibe las cosas. Cuando lo subjetivo empieza a ser
autoconsciente, entonces lo subjetivo, la mente interna,
individual, se convierte en la causa.
Es decir, por ejemplo, si mantengo una idea de éxito, si la
mantengo de una forma positiva y con una postura interior (actitud
positiva), y además le insuflo un fuerte sentimiento, es decir, no
como una idea vacía y hueca, sino claramente sentida, viva, esto
hace que en el exterior se ponga en marcha lo que responde a esta
idea o pensamiento, y tarde o temprano se manifestara.
El sentimiento, la emoción, la sensación son la clave para que las
ideas se conviertan en realidad en nuestro mundo físico, en virtud
de que el sentimiento, la emoción y la sensación vienen del
inconsciente o subconsciente. Por lo tanto, mientras vivamos esta
idea reforzada con una emoción, un fuerte sentimiento, entonces el
inconsciente estará abierto para ayudarnos a lograr nuestras metas
en lugar de ser un obstáculo en nuestra vida diaria.
El subconsciente está abierto a la idea, siempre y cuando le
impongamos un fuerte sentimiento, y una emoción a dicha idea, y así
logre instaurarse en el inconsciente. Cuanto más profundo es el
sentimiento, más profundamente penetra la idea. Así pues, sentir lo
que se afirma, es sentir un sentimiento profundo, o una sensación
profunda, o una emoción profunda de aquello que se desea conseguir
o lograr en nuestra vida diaria.
Por ejemplo, debemos imaginarnos cómo nos sentimos cuando logramos
una meta, y sobre todo como actuaríamos, cuando esta cualidad
estuviera completamente alcanzado, es decir, que lo hayamos
conseguido. El poder de la visualización (imaginación positiva) es
muy importante, en virtud de que es el lenguaje del inconsciente,
ya que se comunica con nosotros a través de símbolos, de imágenes
simbólicas, este entiende mejor la imagen que las ideas, con esto
no queremos decir que estas no tienen fuerza o poder, lo tienen en
todo momento pero para el sector de la mente consciente. La imagen
y el sentimiento son más eficaces para el sector del inconsciente
que todas las ideas juntas. El inconsciente requiere de mucha
repetición para que las verdades nuevas calen hasta el fondo, para
que alcancen un nivel de profundidad importante.
Lo anterior nos permite comprender que cada persona en el momento
que se da cuenta de que como ser vivo está en relación constante
con la mente universal –porque está hecho exactamente de la misma
naturaleza- vemos que es posible producir unos cambios internos que
vayan mucho más allá del límite de la persona concreta, y así de
esta manera se logre aprovechar todo el potencial latente que yace
en el interior del ser humano.
Finalmente, antes de cerrar esta apartado, es importante enfatizar,
que el inconsciente no trabaja nunca con la voluntad, al contrario
trabaja con el sentimiento y la imaginación positiva, y a base de
una comprensión profunda y cariño, quien considere estos aspectos
en su trabajo diario y con la ayuda de la meditación, la
concentración, el autoanálisis y la observación de sí mismo, será
capaz de cambiar su vida de manera radical en cualquier momento.
Capítulo 3.- El pensamiento humano y su relación con el conocimiento
Los seres humanos al igual que los animales inferiores utilizamos
la sensopercepción para aprender a desenvolvernos en el medio
ambiente, y es este proceso que se da cuando el objeto de
conocimiento está presente ante los órganos de los sentidos del
sujeto cognoscente.
Una vez que recibimos sensaciones o impresiones de los objetos y
son captadas por medio de los órganos sensoriales, estas quedan en
la memoria de la persona como una huella de menor intensidad. Una
vez que hemos tenido algunas vivencias al estar en contacto con
objetos físicos, personas y situaciones entonces somos capaces de
construir la idea o representación mental, y estas se construyen
cuando el objeto de conocimiento está ausente de los sentidos. Por
lo tanto, las ideas pueden designar percepciones, sensaciones e
impresiones de cualquier sentido: visuales, auditivas, gustativas,
olfativas, etc.
Por la producción mental de ideas el hombre puede ponerse en
contacto con el mundo físico, y así de esta manera crear más ideas
al combinar las ideas simples, y pronto estas se van convirtiendo
en los pensamientos en la vida del hombre. Por ejemplo, piense en
la nieve blanca con los ojos cerrados por un momento, piense en el
estrepitoso ruido que emite un trueno en el momento de una
tormenta, y finalmente, piense o imagínese en su comida favorita
con la boca vacía.
Por lo tanto, imaginar, evocar o traer al umbral del sector de la
mente consciente los recuerdos de experiencias pasadas denominadas
también vivencias, estas nos permiten rememorar de alguna manera
indirecta los acontecimientos que han ocurrido en el pasado.
No obstante, al recordar o rememorar los hechos pasados con la
ayuda de la imaginación y los recuerdos como pensamiento del pasado
(procesos mentales), en el cuerpo humano se activan sustancias
químicas que se segregan al torrente sanguíneo de la persona
haciendo que los recuerdos sean intensos y que parezcan tan reales
como la primera ocasión.
En el mundo, existen personas que son capaces de crear ideas o
imágenes mentales en su vida diaria sin la ayuda de los objetos de
conocimiento, mientras que otras utilizan en su caso símbolos
mentales para poder comprender y pensar en las cosas, personas o
situaciones. Estas formas son la materia prima de los pensamientos
humanos según sea el caso.
En el siglo XVIII hubo un matemático polaco llamado Leonhard Euler,
quien se asombró grandemente, al darse cuenta que cuando observamos
por ejemplo la Luna llena, en este acto se involucran de manera
inmediata cualidades como la redondez y el brillo. Con esta
reflexión se dio cuenta del poder del pensamiento y de las
cualidades que utilizamos de manera implícita sin darnos cuenta, y
así de esta manera construimos nociones sobre los objetos, y este
acto mental se denomina abstracción.
Con lo anterior este matemático se dio cuenta del poder mental de
la abstracción que posee todo ser humano dando un ejemplo sobre los
tipos de árboles. Por ejemplo, cuando miramos un peral, un manzano
y un nogal de nueces. Estos tienen en común y semejanza: un tronco,
hojas y raíces. Para designar de forma general utilizamos la
palabra árbol, la cual es universal para designar a cualquier
planta que tenga estas semejanzas. La idea de árbol es una noción
genérica. Este ejemplo, muestra el poder de la abstracción mental.
Los sentidos u órganos sensoriales nos ayudan para representar
objetos que existen externamente, es decir, independientes del
observador, y todas las ideas simples o representaciones mentales
se refieren a ellos y a sus cualidades.
Sin embargo, con estas ideas simples la mente humana puede
construir una gran variedad de otras ideas, en virtud que una vez
que se apartan o retiran de nuestros sentidos los objetos, podemos
representarlos mediante ideas o representaciones mentales internas,
aunque estos no estén presentes físicamente ante el observador.
En todos los objetos que existen en la naturaleza, y los que ha
creado el hombre por medio de su facultad de ingenio e inventiva
tienen cualidades en común, y semejanzas que nos permiten
colocarlos por categorías, clases y tipos. Esta observación la
hizo, y la aprovecho un filósofo griego llamado Aristóteles.
Por lo tanto, el conocimiento que se adquiere por medio de los
sentidos, es decir, por la experiencia o las vivencias es de dos
tipos; el primero de ellos es de carácter potencial, y el segundo
se denomina actual. Ambos son producto del proceso psíquico en que
se conoce algo, es decir, un objeto o persona.
Los conocimientos de las cosas, y por lo tanto, el saber se logran
mediante la producción de ciertas vivencias que se convierten en
experiencias, las cuales más tarde se guardan en la memoria, y ese
conjunto de vivencias recibe el nombre de pensamientos siendo estos
lo que llamamos recuerdos o huellas que han dejado las sensaciones
o impresiones en el pasado sobre los objetos, las personas o las
situaciones, y estas se han convertido en ideas o representaciones
mentales que forman parte de los pensamientos de la persona como
abstracciones y nociones generales de los modos de ser, y sus
relaciones y semejanzas.
Por lo tanto, los pensamientos en el hombre, son un conjunto de
vivencias o experiencias obtenidas por medio de los órganos
sensoriales mediante el acto de pensar, el cual es un hacer que se
lleva a cabo a través de acontecimientos psíquicos que versa sobre
objetos y situaciones que ocurrieron en el pasado.
Los elementos que forman parte de la estructura del pensamiento en
el hombre son los conceptos, las imágenes, los símbolos y las
proposiciones. Estos elementos pasan a ser pensamientos o ideas,
las cuales se comparten con la ayuda del lenguaje hablado y escrito
en nuestra vida diaria para comunicarnos con las demás personas, y
para resolver problemas en nuestro medio ambiente.
El ser humano mediante el acto de pensar le da significado y
sentido a lo que escucha, piensa y siente durante su vida, y en los
diferentes ámbitos en los cuales se desenvuelve a diario.
Por lo tanto, es importante mencionar que el ser humano sin darse
cuenta tiene grandes capacidades, habilidades y destrezas por medio
de sentir, pensar y moverse en su medio ambiente. Tiene la
capacidad que lo diferencia de los animales inferiores, de
organizar sus sensaciones o impresiones por medio de la razón, y
además de reflexionar sobre sus actos y conductas.
La capacidad consciente de darse cuenta o adquirir un nivel o
estado de conciencia de las emociones y los pensamientos humanos, o
bien, de lo que ocurre en el interior de la persona, y de las cosas
que ocurren externamente solo es propio de los seres humanos.
Por lo tanto, una vez que hemos descrito y explicado las fuentes y
la forma de cómo se construye el conocimiento, es pertinente
preguntar: ¿En qué consiste el conocimiento?
El conocimiento es un proceso en donde están vinculados
estrechamente las operaciones y procedimientos mentales de carácter
subjetivo (ideas, imágenes y símbolos), con las operaciones y
formas de actividades objetivas (sensaciones o impresiones),
prácticas, aplicadas a los objetos, personas y situaciones.
El conocimiento es la apropiación de las características que poseen
los objetos presentes a nuestra conciencia las cuales se guardan en
la memoria, y pueden ser evocadas o traídas al umbral de la mente
humana a través de los recuerdos cuando son necesarias.
Esta apropiación nos permite actuar sobre el mundo físico, o
también llamado realidad amanual, y así de esta manera dirigir
nuestra conducta y nuestra atención para darle sentido a nuestra
existencia.
La posesión del conocimiento sobre algunas cosas y situaciones de
la vida, o bien sobre disciplinas del conocimiento científico sobre
alguna área o parcela del conocimiento constituye en determinado
momento nuestro saber actual.
Finalmente, es importante enfatizar que el conocimiento científico
y tecnológico, se logra mediante las facultades intelectuales y la
experiencia, que se sujeta al razonamiento y a la observación
sistemática de las características que se manifiestan en los
fenómenos naturales, sociales y humanos. Son importantes en el
sentido que permiten mejorar las condiciones de vida y satisfacción
personal, sin embargo, este conocimiento tendrá mayor alcance
cuando mediante ellos sea posible cambiar la forma de vivir de las
personas y les permita conocerse a sí mismas para mejorar la
convivencia y la comprensión de las situaciones a las que se
enfrenten en su medio social, y en los diferentes ámbitos.
En resumen, la gran mayoría de los acontecimientos de nuestra vida
forman parte de las experiencias subjetivas; y por otra parte,
están las experiencias objetivas que se obtuvieron por medio de las
sensaciones o impresiones al estar en contacto con objetos o
situaciones en el medio ambiente en nuestro diario vivir.
Por lo tanto, debemos de reconocer y aceptar, que las formas de
conocimiento sensible tales como la sensación, la percepción, la
imaginación, la fantasía, y los recuerdos son muy importantes como
procesos mentales para desempeñarnos en el trabajo y la profesión.
Sin embargo, debemos cada día, hasta donde sea posible estar muy
atentos en nuestras relaciones personales al utilizarlas de manera
inapropiada con las demás personas, y provocar en cualquier momento
heridas emocionales tanto a nosotros mismos como a los otros.
La función perceptual o perceptiva en el ser humano, y en los
animales inferiores es muy importante debido a que se vale de la
sensación o impresión para ponernos en contacto con el mundo
exterior o físico, y en el caso del hombre cuyo acto sirve de base
al percibir. Por lo tanto, la percepción viene a ser una
aprehensión inmediata de algo (objeto, persona, situación, idea,
pensamiento, etcétera), en cuya realidad creemos fielmente y en
algunas veces sin percatarnos si lo percibido es subjetivo u
objetivo. Ante esto debemos de utilizar la razón.
Lo anterior nos hace reflexionar, que ante cualquier decisión y
acto cotidiano debemos de meditar y reflexionar sobre el origen de
las sensaciones, impresiones y sobre todo de la interpretación, es
decir, de la percepción y del contenido de la información que
recibimos por medio de los órganos sensoriales o bien, mediante los
recuerdos o evocaciones de situaciones pasadas que se encuentran
almacenadas en nuestra memoria y en nuestra mente.
Las percepciones producen en el hombre actitudes y estas se
manifiestan como posturas internas las cuales en ciertos momentos
están influenciadas por elementos subjetivos de carácter
psicológico. Nunca olvidemos que, un acto de conciencia y el
contenido de ese acto son los aspectos de la sensación la cual se
encuentra sujeta a un triple condicionamiento: físico,
neurofisiológico y psicológico.
Las ideas, las impresiones, las sensaciones, las percepciones y los
pensamientos subconscientes desempeñan un papel muy importante en
nuestra vida y en la toma de decisiones y en nuestra conducta
diaria. Por lo tanto, es muy importante siempre observar nuestros
estados de ánimo, en virtud que las emociones y los sentimientos
están condicionados constantemente por las sensaciones e
impresiones del medio ambiente y de nuestro interior.
En el siguiente apartado intitulado “Conocerse a sí mismo”,
veremos como los procesos mentales tales como la imaginación
reproductora, la fantasía sin objetivos claros y precisos, y las
emociones negativas, afectan de manera importante nuestra calidad
de vida y nuestra salud mental, y sin darnos cuenta cada día, que
desde la infancia hasta nuestra senectud son el alimento que
fortalece y sostiene con vida al Ego.
Capítulo 4.- Conocerse a sí mismo
Cuando naces no lo haces ya como un árbol, sino que naces como una
semilla. Por lo tanto, tienes que crecer a través de la ciencia de
la transformación individual lo que se denomina: el ser y el saber,
hasta el punto en que florezcas y ese florecimiento será tu
contentamiento, y tu plenitud en la vida.
Es necesario mencionar, que el ser humano es sólo una semilla que
puede desarrollarse en un gran árbol, mismo que puede crecer hasta
convertirse en divinidad, es decir, cada ser humano tiene todo el
potencial para convertirse en cualquier momento en un dios. No
obstante, por ahora tal y como es, únicamente es una semilla. La
semilla ha de ser protegida, ha de ser amada, y a la semilla se le
ha de otorgar toda la oportunidad de crecer, pero para ello es
necesario que el hombre se conozca a sí mismo, y de esta manera
tendrá la posibilidad de convertirse en lo que realmente es.
A través de la historia de la humanidad, se tiene conocimiento que
los seres humanos en las diferentes épocas y en los diferentes
lugares geográficos en donde se han establecido asentamientos
humanos, han transitado por la vida con tanta agonía, con tantos
problemas, y grandes dificultades, y a pesar del gran esfuerzo que
han puesto por salir adelante nada se ha logrado de un modo
definitivo, debido a que todo es transitorio y pasajero. Sin
olvidarnos que llegamos a este hermoso planeta tierra con las manos
vacías y así regresaremos algún día sin nada, ya que del polvo
fuimos construidos y un día regresaremos al polvo de la tierra.
Sin embargo, a pesar de las pocas posibilidades que tenemos durante
nuestra vida útil en este planeta tierra, es importante que
reconozcamos que en cualquier época a través del desarrollo de la
humanidad la sociedad de alguna forma u otra se las ha arreglado
para que nunca pienses en tu propio potencial que yace latente en
tu interior. Y es así que todo el sufrimiento se debe en gran
medida a que nunca eres tú mismo, es decir, siempre intentas ser
otra persona con la intención de ser aceptado y por encajar en la
sociedad, y te la pasas toda la vida siempre haciendo cosas que no
te gustan por el simple hecho de complacer a otras personas, y esta
actitud constantemente está afectado tu estado de ánimo y agobia a
tu espíritu.
Ahora que has tenido la oportunidad de leer este mensaje, por favor
intenta hacer las cosas que te hacen que te sientes bien contigo
mismo, y además te dan placer al efectuarlas, por lo tanto,
simplemente sé tú mismo, y no habrá más sufrimiento o desdicha en
tu vida, ya no habrá competencia por querer ser mejor que los
demás, ahora simplemente intentaras ser tú mismo, espontaneo y
auténtico. Tal como son los niños, sin ataduras o prejuicios.
En relación con lo anterior, se puede mencionar, que las
diferencias culturales en las religiones, en las naciones; todas
están basadas en supersticiones y prejuicios, y en estereotipos. Lo
único que hacen estas divisiones es mostrar que el hombre está
dividido, es decir, está fragmentado en su interior.
Lo anterior es parte de las proyecciones mentales del propio
conflicto interno del ser humano, es decir, si no está bien consigo
mismo en todas las actividades que emprende entonces todo lo que
haga siempre traerá conflictos y desacuerdos por más que se
esfuerce, esto es a que el problema no está en el exterior sino que
las causas están en el interior del ser humano.
Todos los conflictos en cualquier parte del planeta entre los
miembros de las familias, los pueblos y los países solo son las
proyecciones mentales del propio conflicto interior del ser humano.
Al no ser uno consigo mismo, siempre está en conflicto permanente y
todo lo que logre hacer siempre traerá discordia e insatisfacción.
Es por estas razones que se han mencionado, que hasta la fecha no
ha sido posible que el hombre pueda construir una verdadera
sociedad, una humanidad única en donde impere la paz, la felicidad,
la dicha, el amor y todas aquellas virtudes que favorecen de manera
positiva la calidad de vida y la satisfacción personal. No obstante
siempre andamos buscando las respuestas fuera de nosotros, sin
darnos cuenta que las causas yacen en el interior del ser humano,
es decir, la causa es sólo el reflejo del hombre interior.
Nuestra vida entera es como una proyección de nuestros sueños. Uno
no se dedica a saber lo que es realmente la vida, sino a lograr lo
que uno desea, es decir, a construir una proyección de lo deseado,
lo que uno anhela, y es así como la gran mayoría de las personas se
confunden, y en vez de buscar qué es la vida, y qué es lo que
realmente quieren hacer con ella, se dedican solo a buscar
satisfacer sus deseos. Y al no encontrar o alcanzar lo que desean
se desilusionan, se irritan, se frustran, se decepcionan de sí
mismos, incluso una gran cantidad de estas personas llegan a
aburrirse de la vida y otras mejor prefieren suicidarse.
Por lo tanto, es importante enfatizar, que el deseo es el factor
principal que causa frustración en el ser humano. El simple hecho
de desear, es crear intencionalmente un gran vació, el cual nunca
terminaremos de llenar. El acto de desear es el mundo. Ser de este
mundo significa desear y seguir deseando hasta el cansancio, una
gran cantidad de personas no admite, y no se da cuenta jamás de que
cada deseo no conduce a nada más que a la frustración.
Solamente cuando reflexionamos de una manera profunda, es cuando
nos damos cuenta de la magnitud del problema de desear, y cuando
uno se da cuenta de esto entonces automáticamente deja de desear, y
así de esta manera podemos evitar proyectarnos, y dedicar nuestro
tiempo a indagar sobre esta problemática.
Por lo tanto, una vez que hemos dejado de proyectarnos, debemos de
trabajar por conocer qué es, es decir, cuál es la fuente o causas
del deseo. Como se mencionó líneas atrás, una vez que dejamos de
desear, o dicho en otras palabras, en el momento en que deja uno de
hacer deseo entonces el mecanismo de proyección deja de estar
ejerciendo fuerza alguna en nosotros, y es cuando se puede ver con
claridad el origen o la fuente de nuestros deseos, y por medio de
este momento nos es posible comprender la realidad tal como es, sin
ningún deseo, lo que es, aquello que es, una vez que se conoce,
entonces todo brilla a nuestro alrededor.
Reconozcamos que los deseos siempre prometen, y lo que entregan es
siempre pasajero, nada dura para siempre, y esto nos obliga a
volver a desear sin que nos demos cuenta de ello. Por lo tanto, el
deseo se vuelve un juego interminable el cual nunca se satisface
debido a que cada instante estamos deseamos miles y miles de cosas.
Los deseos siempre prometen dicha, el éxtasis, pero el fin nunca
llega, y cada deseo termina únicamente por convertirse en más
deseo, o en su caso en frustración o angustia por no lograr lo que
deseamos.
Por lo tanto, el único camino para liberarse de la esclavitud del
ego y de los deseos, es sólo conociéndose a sí mismo. El estudio de
uno mismo es el primer paso en la vida de la posible evolución o en
el desarrollo de uno mismo. De allí la frase que se ubicaba en el
antiguo templo de Apolos en la antigua Grecia: “Hombre conócete a
ti mismo, y así de esta manera conocerás a los dioses y al
universo”.
La frase anterior, significa que debemos de conocer la estructura
del cuerpo, la mente y la conciencia y sus funciones, es decir,
todos sus mecanismos de operación. La función de cada una de sus
partes y procesos, nos permite comprender el porqué de las acciones
que tomamos en nuestra vida cotidiana.
Sin embargo, debemos de aceptar, que sólo puede conocerse algo
cuando le dedicamos suficiente tiempo para explorar e identificar
cada uno de los mecanismos que operan y forma parte del sistema y
de los procesos.
Lo anterior, nos permite darnos cuenta que primeramente debemos de
estar al tanto de la actividad propia de la mente humana, y de los
mecanismos de defensa que utiliza a diario sin que nos percatemos
de ello y de su potencial destructivo; y es así, que cuando uno
está consciente de su ego, de las formas en que el ego se
fortalece, de las formas en se nutre y de todas las formas en las
que se manifiesta (el ego es un monstruo de mil cabezas como lo
describen los griegos con la medusa, y es Perseo quién acaba con
él), entonces estará uno en la posibilidad de comprenderse a sí
mismo. Cada uno de nosotros debemos acabar con esta medusa.
Por lo tanto, el medio de estudiarse a sí mismo, es la observación
de uno mismo. Pero antes debemos de aprender cómo observarnos. El
hombre no puede estudiarse como si fuera una estrella lejana o una
curiosa especie de fósil.
En primer lugar, debemos de examinar cuidadosamente, cuáles son
nuestros rasgos útiles y perjudiciales, que se encuentran en
nosotros, es decir, en la personalidad y en el comportamiento o la
conducta desde nuestra infancia y hasta nuestra edad actual.
Aunque es preciso aclarar, que uno de los principales obstáculos
para la observación de uno mismo, es la imaginación. Es decir,
cuando algún hombre se está observando a sí mismo, quiere observar
algo, no obstante en lugar de eso, la imaginación reproductora se
apodera de ese algo, y hace que el observador se olvide o se
distraiga de efectuar su observación.
Una vez aclarado el problema que nos encontraremos al momento de
observarnos a nosotros mismos, proseguiremos con las funciones
humanas que son necesarias comprender en el estudio de uno mismo, y
son: la intelectual, la emocional, la instintiva y la motriz.
Por el momento la función sexual no la vamos a considerar en virtud
de que esta viene después de las otras, es decir, que aparece más
tarde en la vida, una vez que las cuatro primeras funciones se han
manifestado plenamente: está condicionada por ellas.
Por consiguiente, el estudio de la función sexual no es útil sino
una vez que las cuatro primeras funciones son conocidas en todas
sus manifestaciones.
Mediante el estudio de uno mismo, debemos de llegar a la esencia,
es decir, a la consistencia de cada uno de nosotros, y así de esta
manera comprender los rasgos de la personalidad y del
comportamiento humano.
A continuación enlistaremos siete funciones diferentes que operan
en el ser humano, las cuales forman parte de la estructura del
cuerpo, mente y conciencia.
1.- El pensamiento o el intelecto.
2.- El sentimiento y las emociones.
3.- La función instintiva, es decir, todo el trabajo interno del
organismo.
4.- La función motriz se refiere al trabajo externo del organismo:
el movimiento en el espacio y en el tiempo.
5.- El sexo cuya función se refiere a los dos principios: masculino
y femenino y todas sus manifestaciones.
6.- La función superior que aparece en el estado de conciencia de
sí.
7.- La función intelectual superior que aparece en el estado de
conciencia objetiva.
Una vez que hemos descrito los elementos en las líneas anteriores,
los cuales forman parte de la estructura del cuerpo, mente y
conciencia. Continuaremos hablando más sobre la imaginación
reproductora, como uno de los principales obstáculos que se
interponen al momento de estudiarse a sí mismo.
El ser humano sin darse cuenta, no advierte que la imaginación
reproductora, es una facultad destructiva, en el sentido que jamás
puede controlar, en virtud que siempre lo arrastra lejos de sus
decisiones más conscientes, y lo lleva a cada instante en una
dirección por donde no tenía la intención de ir.
Con respecto a lo anterior, el apóstol Pablo en el nuevo testamento
menciona, que los seres humanos siempre hacemos lo que no deseamos,
aunque tengamos la intención de cambiar nuestra forma de vivir, sin
embargo, siempre terminamos haciendo aquello que no debemos de
hacer. Este, es un ejemplo del poder, que tiene la imaginación
reproductora en nuestra vida diaria y en nuestro destino.
La imaginación es casi tan perniciosa como la propia mente humana;
en efecto, imaginar es mentirse a sí mismo, es como soñar
despierto. El hombre comienza a imaginar algo (objeto o una
persona, o un lugar determinado), lo hace con la intención de
proporcionarse placer, y muy pronto da en creer en lo que imagina,
o al menos en parte de lo que imagina.
Otro de los obstáculos, que estarán presentes mientras intentemos
estudiarnos a sí mismos, será las emociones negativas las cuales se
designan como emociones de violencia o de depresión: compasión de
sí mismo (víctima), cólera, desconfianza, miedo, contrariedad,
aburrimiento, celos, etcétera.
Como podemos apreciar, no es fácil estudiarse a sí mismo, ya que
las dificultades a las que nos enfrentaremos continuamente al
observarnos serán: mentir, imaginar, expresar emociones negativas y
hablar sin necesidad.
Un obstáculo con la misma fuerza que la imaginación, es la
identificación el cual es un estado curioso en donde el hombre pasa
más de la mitad de su vida, esto ocurre por el simple hecho de
identificarnos con todo: con lo que decimos, con lo que sabemos,
con lo que creemos o no creemos, con lo que deseamos o no deseamos,
con lo que nos atrae y lo que nos repele. Como podemos darnos
cuenta todo nos absorbe sin que nos percatemos de ello.
Los seres humanos cada día somos incapaces de separarnos de la
idea, del sentimiento o del objeto que nos absorbe, esto quiere
decir, que en el estado de identificación el hombre es incapaz de
considerar imparcialmente el objeto de su identificación.
Por lo tanto, manifestaciones tales como la mentira, la
imaginación, la expresión de las emociones negativas y la charla
constante exigen un grado o nivel de identificación. Es decir, el
hombre no puede existir según él con la identificación, esto es
debido al diálogo interior el cual está renovando constantemente
nuestro inventario personal, es decir, esta voz interior está
trayendo constantemente al umbral de la mente las experiencias
pasadas al presente, sean estas agradables o desagradables.
Sólo cuando el hombre sea capaz de liberarse de la identificación,
entonces logrará liberarse de muchas de las manifestaciones
inútiles y estúpidas que constantemente está defendiendo sin darse
cuenta de ello, y esto inclusive produce generalmente desacuerdos y
conflictos entre los miembros de una familia, un club, o incluso es
capaz el hombre de llegar a un conflicto de armas y destrucción.
Un factor más u obstáculo que nos encontraremos al estudiarnos a sí
mismo será la consideración o la compasión por sí mismo esta
desempeña un papel muy importante en nuestra vida de cada uno de
nosotros, aunque en ciertas personas se convierte en una obsesión.
Hay algunas personas que toda la vida esta tejida de consideración,
es decir, de preocupación, de insatisfacción, de angustia, de duda
y de desconfianza, al punto que no queda lugar para nada más.
Sin embargo, es importante mencionar, que uno como ser humano no es
nada diferente a los demás, a este respecto en nuestro interior
todas las personas somos iguales.
Es necesario mencionar, que todas las emociones son en realidad
sensaciones que acompañan a los cambios que se operan en los
órganos internos y en los tejidos de nuestro organismo, por lo
tanto, dichos cambios son anteriores a las sensaciones y estás son
las verdaderas causas de las emociones.
Por su parte, las investigaciones efectuadas por James y Lange
(1980), mencionan que los acontecimientos exteriores y los procesos
internos en nuestro organismo no provocan la emoción. Los
acontecimientos externos y los procesos internos desencadenan
reflejos internos, los cuales provocan sensaciones, y éstas son
interpretadas como emociones o reflejos condicionados.
Por otra parte, podemos mencionar, que existen emociones
permanentes tales como el amor, la esperanza, la fe, tal como se
comprenden corrientemente, es decir, como emociones permanentes, la
cuales no son accesibles al hombre en su estado ordinario de
conciencia, en virtud de que exigen estados de conciencia más
elevados, es decir, exigen la unidad interior, la conciencia de sí,
este es un yo permanente que procede del centro del ser y no de la
periferia, y solo se puede lograr este estado de ser, cuando se
logra detener el diálogo interior y de esta manera se conecta el
hombre con la totalidad del universo y con todas las cosas.
Por lo tanto, si las emociones negativas se logran transformar en
emociones positivas, y dejan de depender de la identificación
entonces desaparecen.
Puede decirse, que hoy en día en nuestras sociedades postmodernas
hay una gran cantidad de personas que su vida entera está regulada
y controlada, y finalmente arruinada por las emociones negativas,
ya que son adictas a ellas.
Es necesario mencionar, que las emociones negativas no desempeñan
ningún papel importante o útil en nuestras vidas, es decir, no
aportan ningún conocimiento o beneficio alguno, al contrario,
malogran todos nuestros placeres, hacen de nuestra vida una carga y
oponen obstáculos muy reales a nuestro desarrollo posible, porque
nada es más mecánico en nuestra vida que las emociones negativas.
Tal es el cuadro de nuestra vida emocional, y si nos miramos
sinceramente, debemos de darnos cuenta que mientras cultivemos y
admiremos en nosotros mismos todas esas emociones envenenadas, no
podremos esperar ser capaces de desarrollar la unidad, la
conciencia de sí o la voluntad para despertar nuestro potencial
latente que traemos desde el nacimiento como un regalo divino.
Por lo tanto, es importante que el ser debe de crecer y madurar.
Entre más crece el ser, menos será uno su ego, y una vez que haya
crecido el ser, entonces tendremos la capacidad de comprender lo
que es el deseo, y lo que significa la necesidad, en virtud de que
ambas cosas son diferentes en sí mismas.
El saber y el ser deben de evolucionar simultáneamente, en virtud
de que si el saber evoluciona más rápidamente que el ser, entonces
puede darse que exista un ser humano con grandes facultades y
poderes personales, pero en su interior sigue siendo una persona
egoísta, o alguien a quien no le interesa la vida de los demás, ni
siente algún respeto por la humanidad e incluso puede pensar en
destruir o usar sus capacidades y habilidades con tal de alcanzar
sus propósitos o deseos e intereses personales aprovechando la
buena disposición de las personas que le rodean.
El deseo siempre es desquiciado, a diferencia de la necesidad que
es siempre sensata. Si uno niega sus deseos, se vuelve suicida. Si
uno sigue incrementando sus deseos, de nuevo, se vuelve suicida. Si
sigue negando sus deseos, está cometiendo el suicidio. Si uno sigue
incrementando sus deseos, de nuevo, está cometiendo, el suicidio,
de modo distinto.
Si uno es capaz de matar un deseo, puede volverse más egoísta. Si
uno puede negarle al cuerpo un deseo particular, se vuelve más
egoísta, la lucha de cualquier modo, siempre satisface y fortalece
al ego. El luchar cada día contra el ego es una batalla perdida y
que nunca termina, en virtud de que no existe el ego es solo una
ilusión que nosotros mismos hemos creado desde la primera infancia,
y de la cual no podemos liberarnos con facilidad.
Si alguien pretende o intenta estar por encima de sus deseos, está
luchando por algo que es imposible, puesto que el deseo es natural.
El cuerpo no puede existir sin el deseo. Así que uno continuará
aferrado al cuerpo, y el deseo seguirá existiendo de alguna forma,
quizá en menor grado pero estará ahí en algún lugar con menos
fuerza. Por lo tanto, uno seguirá debilitándose, sin embargo a
menos que uno muera, el cuerpo superará todo deseo y necesidad,
esta es una de las tantas soluciones.
Por otro lado, si los deseos se vuelven demasiados, si los deseos
son excesivamente grandes, uno se volverá loco. La tensión será
insostenible. No obstante, si uno niega sus deseos, de nuevo crea
tensiones que se volverán insostenibles. Por lo tanto, hay dos
tipos de mentes suicidas: una que continúa negando sus necesidades,
y la otra, que sigue transformando sus deseos en necesidades.
Sobre el tema del deseo pueden plantearse las preguntas siguientes:
¿Cómo nacen los deseos? ¿Cómo generan las personas los deseos?
¿Por qué se generan los deseos? Se puede decir, que el desear
significa que una persona le falta algo, es decir, tiene una
necesidad de algo, quiere satisfacer algo de lo cual depende o con
lo cual se siente seguro debido a que le proporciona un status
social y económico.
A diferencia de la necesidad, existen dos formas de elegir una
necesidad, la primera consiste en que si sirve para la
sobrevivencia, por ejemplo, el hambre, la sed, etcétera. Entonces
es una necesidad indispensable, así como el aire que respiramos lo
necesitamos para vivir, ya que sin el nuestra vida como organismos
biológicos no sería posible. Esto nos hace reflexionar, que si no
satisfacemos estas necesidades que hemos mencionado nuestra vida se
pondría en riesgo ya que nuestro cuerpo cuenta con una memoria
corporal o fisiológica.
La segunda forma es cuando la necesidad solo es parte de la memoria
mental o psíquica del sujeto, como por ejemplo los celos, la
envidia, la avaricia, etcétera. Estas emociones negativas no
representan necesidades que en algún momento determinado pongan en
riesgo nuestra vida como organismos. Por lo tanto, no son
necesidades, solo son representaciones o series de experiencias
(inventario personal) con las cuales el sujeto se identifica de
manera personal, en virtud de que forman parte de la memoria mental
o psíquica del sujeto que ha reforzado con el tiempo y con sus
recuerdos gracias al diálogo interior o voz interior.
Por lo tanto, es conveniente mencionar, que nadie más que nosotros
mismos puede decidir y elegir por uno cuál es la necesidad. Quizá
más de alguno se pregunta, cómo saber elegir, para ello contamos
con la conciencia y esta nos ayudará a seleccionar con mucho
cuidado las necesidades en nuestra vida.
La conciencia propia será la medida, en virtud de que es necesario
comprender el esquema que aparece al final de este material, al
cual hemos denominado la estructura del cuerpo, mente y conciencia,
y cuenta con ocho fases que forman parte del sistema cognitivo y de
los procesos de la conciencia.
En resumen, podemos decir, que una vez expuestos los elementos u
obstáculos que estarán constantemente presentes cuando la persona
intente estudiarse a sí mismo, creemos que lo más importante es la
comprensión de los deseos, la imaginación, la identificación, las
emociones negativas, la compasión por sí mismo, y uno de los
factores más importantes es el diálogo interior o la voz interior.
Sin embargo, una de las técnicas que favorecerán nuestro viaje es
la observación de sí mismo, y para ello, es necesario e importante
identificar en un cuadro los rasgos útiles y los rasgos
perjudiciales que forman parte de nuestra conducta y personalidad.
A continuación se muestran dos tablas como ejemplo, las cuales nos
puede servir como una bitácora para observar nuestra conducta en
nuestra vida diaria y en nuestras actividades cotidianas.
Tabla de identificación de rasgos útiles y rasgos perjudiciales de
la personalidad
Emociones positivas Emociones negativas
Alegría, simpatía, afecto,
confianza, esperanza, fe, amor,
misericordia, etc.
Celos, temor, cólera, envidia,
miedo, inseguridad, avaricia,
ira, etc.
Tabla para cultivar las virtudes y frutos del espíritu
Actividades ¿Cómo lo hago? ¿Cómo me gustaría
hacerlo?
Manejar conflictos
Gestionar
frustraciones
Reparar errores
propios
Cultivar la autonomía
Aceptar las
diferencias
Expresar las
emociones
Cultivar las virtudes
El contenido de las tablas anteriores nos servirá como una bitácora
en nuestra vida diaria, y así de esta manera registrar nuestras
observaciones de sí mismos.
En virtud que, vuestras almas a menudo son campos de batalla
durante toda nuestra existencia, donde vuestra razón y vuestro
juicio se baten en contra de vuestra pasión y de vuestro apetito
del organismo, ocupamos llevar un registro permanente de nuestros
estados de ánimo y de los tipos de pensamientos en la bitácora.
Cada uno de nosotros, siempre intentamos ser el intermediario de
vuestras almas, con la finalidad de convertir la discordia y la
rivalidad de vuestros elementos en unidad y melodía.
Más, la pregunta que debemos de formular de acuerdo con las líneas
anteriores es: ¿Cómo hacerlo, a menos que vosotros mismos hayamos
logrado hacer cesar los procesos mentales, y una vez que la mente
se ha detenido entonces seremos capaces de realizar cualquier gran
hazaña?
La razón y la pasión son el remo y las velas de muestra alma marina
en el mundo diario. Si el remo y esas velas se rompiesen, entonces
únicamente nos dedicaremos a flotar al ritmo del vaivén que las
olas producen o de otra manera ser aprisionados en la angustiosa
inmensidad del mar.
Porque la razón, gobernando sola, es una fuerza que limita; y la
pasión, desgobernada, es una flama que arde en el interior de
nuestro cuerpo para su propia destrucción. Por lo tanto, debemos
de permitir que nuestra alma exalte vuestra razón, conduciéndola a
la cima de la pasión, y así pueda cantar libremente.
Es necesario e importante, dejar que la razón dirija vuestra
pasión, de suerte que aquélla pueda vivir su cotidiana resurrección
y, como el ave fénix, renacer de sus propias cenizas.
Por otra parte, también debemos de cuidar de vuestro juicio y
vuestro apetito, como si fueran dos amados huéspedes en vuestra
mansión que es el cuerpo. De seguro, no debemos honrar a un huésped
más que al otro; porque si atendemos a éste y abandonamos al otro,
corremos el riesgo de perder el control y ser esclavos de ambos.
Aunque es importante enfatizar, que más allá de la razón, el juicio
y las pasiones del cuerpo, hay quienes creen que los seres humanos
serían dichosos con el simple hecho de satisfacer sus deseos en la
vida como son: comida, dinero, éxito, posición social,… Una y otra
vez que conseguimos estas cosas y terminamos sintiéndonos
insatisfechos, en ocasiones más de lo que estábamos al principio.
Por lo tanto, lo que más anhelamos es un secreto que se revela sólo
cuando estamos dispuestos a descubrir el contenido y entrar en las
profundidades de nuestro sector inconsciente, y así de esta manera
comprender las batallas psicológicas que se llevan a cabo
constantemente en nuestra vida diaria, aunque esto sólo es posible
cuando somos capaces de conocernos a sí mismos.
En las antiguas tradiciones sapienciales, este empeño y búsqueda se
comparó con la recolección de la más hermosa perla, una manera
poética de expresar que debemos nadar bajo las aguas superficiales
de nuestros sectores de la mente, para después sumergirnos hasta
las profundidades de nuestro ser, y buscar pacientemente con la
ayuda de la meditación, la concentración, el autoanálisis y la
observación de sí mismo, esa perla invaluable que todos pretendemos
encontrar, con ello me refiero a la conciencia acrecentada o mente
interior.
En el siguiente apartado, hablaremos de manera más extensa sobre
esta perla invaluable, que desde la más remota antigüedad en la
soledad y en el silencio de las diferentes cofradías de las
escuelas esotéricas que han existido a lo largo de la historia de
la humanidad, los grandes iniciados cultivaban en la compañía de
sus discípulos día a día con ahínco este despertad interior.
Capítulo 5.- ¿Qué es la conciencia humana, o en qué consiste?
En efecto, por la conciencia es por donde se capta que existe esa
unidad íntima entre la naturaleza y el hombre. Parece que la
palabra ser es pobre para expresar esa unidad. Es un modo de ser
especial el que unifica las cosas, y ese modo de ser es la
conciencia.
Por lo tanto, uno de los objetivos principales en la vida cotidiana
desde la más remota antigüedad buscada con ahínco y con
perseverancia por algunos de los eruditos de cada tiempo, es que
cada persona en cualquier lugar del mundo, pueda hasta donde sea
posible despertad o tener conciencia de los actos o de su conducta,
en virtud de que de esta manera podrá disfrutar cada momento de su
vida al darse cuenta de lo grandioso que son las cosas y las
actividades que lleva a cabo en su vida, y además es el único modo
de llegar a sentir la unidad con el misterio y la inmensidad de la
vida.
Todos los seres humanos en cualquier parte del mundo, tenemos en
nuestro interior un testigo silencioso, un observador, una parte
profunda de conocimiento que vive en nuestro núcleo auténtico del
ser, el cual observa todo cuanto hacemos. Este lugar de
conocimiento es lo que comúnmente llamamos la conciencia.
La conciencia puede manifestarse sin necesidad de los procesos
mentales, es decir, puede existir la conciencia sin el lenguaje, y
sin el pensamiento, o la imaginación o los sueños. La conciencia
acrecentada solo se manifiesta cuando cesa la mente.
La conciencia es el órgano del saber (razón pura); es un proceso
heterogéneo, dentro del cual figura el saber. La conciencia no es
siempre una receptora pasiva. Ordena y elabora todas las
sensaciones e impresiones que recibe del exterior, las emociones y
las ideas o representaciones mentales que entran poco a poco en
ella. El poder de la conciencia acrecentada se presenta únicamente
cuando la persona ha logrado detener los procesos del pensamiento.
La conciencia es, según un filósofo llamado David Hume (1711-1776)
una especie de teatro donde aparecen los distintos juicios
sucediéndose los unos a los otros; pasan, vuelven, se marchan y se
mezclan en una infinidad de postura y situaciones.
Por supuesto, que llegar a percibir de una manera directa, es
decir, “el aquí y el allá” esta unidad no es la mezcla de dos
cosas, sino la intimidad de ambas. Por ejemplo, en el nuevo
testamento se anuncia cuando se habla que: “solamente cuando el
hombre muere para sí mismo, es entonces cuando tiene la oportunidad
de dejar aflorar esa presencia divina que está en todas las cosas
del universo”.
Por tanto, solamente en el momento que el hombre se niega así
mismo, es cuando tiene esta gran oportunidad de sentir con todo su
ser la totalidad de la vida. Esta experiencia ocurre en muy pocas
personas, en virtud que el mayor obstáculo es el pensamiento.
Si analizamos en qué consiste la conciencia, podemos darnos cuenta
de que, en efecto la conciencia unifica al hombre con la
naturaleza, y con todas las cosas que en ella existen, desde las
constelaciones y los más remotos lugares hasta las criaturas más
pequeñas que existen en todo el universo.
Por lo tanto, hay que distinguir varios estados o niveles de
conciencia, y lo normal es que la conciencia habitual del ser
humano está constantemente separándolo de la divinidad y de la
totalidad, esto es debido a que en su interior cada persona hombre
o mujer está evocando y recordando a cada instante con la ayuda del
diálogo interior recuerdos del pasado que generalmente son de
origen negativos y absurdos debido a la duda y al miedo por lo
desconocido que se presenta en la vida diaria.
El hombre es el único ser entre todas las criaturas de la
naturaleza, que objetiva la cosas y los fenómenos que se suceden a
su alrededor, es decir, constantemente las está clasificando y
etiquetando con la finalidad de comprender y explicar sus
manifestaciones, con la ayuda de la mente y los procesos del
pensamiento lógico y el razonamiento intenta ubicar y comprender
las leyes que subyacen en cada fenómeno que se manifiesta en la
naturaleza. A diferencia de las plantas y los animales inferiores
estos sólo aceptan y disfrutan plenamente de todas las cosas y las
experiencias a las cuales están sujetos en su vida como organismos
vivos, esto es debido a que estos organismos cumplen su función.
El hombre al intentar objetivizar las cosas por medio de su
conciencia en estados inferiores, ha provocado una separación con
respecto a la totalidad y consigo mismo, lo anterior le ha
producido un sentimiento de estar separado de todo cuento existe en
el universo, y hoy en día le ha provocado estar inmerso en grandes
conflictos de toda índole.
Sin embargo, gracias a la objetividad de la conciencia humana, el
hombre ha logrado manejar las cosas del mundo físico en beneficio
de sus intereses y necesidades, y además los objetos formales que
el mismo ha creado como producto de los procesos mentales, y de
esta manera ha logrado construir la cultura y la civilización a lo
largo de todo este tiempo que ha permanecido en el planeta tierra.
No obstante, por otro lado la objetividad que se ha logrado con la
conciencia humana deja al hombre con la sensación de separatividad
con respecto a las cosas, el universo y las demás personas.
Por lo tanto, es necesario hoy en día aprovechar el despertar de la
conciencia mediante la educación, de tal manera que puedan las
personas recuperar su estado original y restablezcan el vínculo con
la fuerza suprema e infinita que gobierna en todos los rincones del
universo. Lo anterior permitirá al hombre lograr estados superiores
del ser donde se perciba su unidad con la totalidad.
Este estado o nivel de conciencia debe ser fomentado en la familia,
en la escuela y en la sociedad a través del estudio de la filosofía
con la ayuda de la gnoseología, la ontología y la axiología, y la
práctica diaria, y así mismo con las enseñanzas del guerrero.
Por ejemplo, la conciencia social es el reflejo de la mente humana
con respecto a la estructura y desarrollo de la sociedad. Por lo
tanto, la conciencia social no solamente está compuesta de los
aspectos que de una u otra manera son evidentes para reflejar los
actos sociales, como son las ideologías políticas, las ciencias
sociales y las concepciones jurídicas, sino también de la moral, la
religión, y la filosofía.
El contenido de la conciencia está constituido por: los
sentimientos, las emociones, los pensamientos, los recuerdos, las
experiencias que durante su existencia ha logrado construir una
persona con la ayuda de la mente y el cerebro, y el contacto con el
medio ambiente y con las personas.
Por ello, en ciertas ocasiones se menciona que el lugar en donde se
capta la relación entre conceptos o nociones es la conciencia, y se
logra con la ayuda de la razón o razonamiento, hay quienes
mencionan que la base del espíritu humano es la razón, la cual
tiene como materia prima la información obtenida del medio ambiente
por medio de la percepción, sensación y los órganos sensoriales.
Por lo tanto, la forma que toman los acontecimientos históricos
está determinada por la conciencia social. Es decir, la calidad de
vida de una persona, de una familia o sociedad determinada, está en
función de la calidad de su conciencia, es decir, de las
características de sus pensamientos, sentimientos y emociones a los
cuales denominados procesos mentales y se constituyen en esquemas
cognitivos y afectivos.
En relación con las líneas anteriores debemos de tener presente,
que la vida o la existencia no siempre nos da lo que queremos o
deseamos, sino simplemente nos proporciona lo que necesitamos, por
tanto, debemos de aprovechar hasta donde sea posible el tiempo de
nuestra vida biológica para comprender el funcionamiento de la
mente humana y la conciencia ya que al tener el conocimiento de la
estructura y las funciones de estos dos medios nos será más fácil
lograr nuestra misión que traemos cada uno de nosotros, debido a
que finalmente la vida es sólo un camino el cual tarde o temprano
nos conducirá irremediablemente con la muerte, y es en ese momento
cuando cada uno de nosotros en cuestión de segundos nos daremos
cuenta de las grandes oportunidades que ofrece la vida, y que sin
embargo, no las aprovechamos debidamente en su totalidad.
Cada persona tiene en la vida lo que ha sembrado, y cada uno es el
único responsable de sus actos o acciones, en virtud de que la
conducta de cada uno de nosotros cada día puede tomar un giro
positivo o bien una dirección negativa solo se necesita modificar
los viejos hábitos o costumbres que forman parte de las actitudes,
y de esta manera cada uno de nosotros tiene la oportunidad de
modificar el rumbo de la vida y de su destino al cambiar el
contenido de la conciencia mediante el darse cuenta de las cosas.
En resumen, los seres humanos a diferencia de los animales
inferiores somos capaces de reflexionar sobre nuestra vida o
destino, y así mismo somos los únicos seres vivos capaces de
modificarla con la ayuda de la conciencia acrecentada a través de
la disciplina, la perseverancia y una metodología.
No es casual que las palabras “conciencia” y “conocimiento”
tengan una raíz común. Cuanto más amplios y profundos son los
conocimientos del hombre, es decir, el saber, entonces más clara y
rica es su conciencia, y más consciente es él de sus decisiones que
toma en la vida diaria y en su proceder con respecto a su conducta.
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia

Más contenido relacionado

Similar a El viaje al poder de la conciencia

TRABAJOS: MARIO GÓMEZ GONZALEZ - ENSAYO FINAL-
TRABAJOS: MARIO GÓMEZ GONZALEZ - ENSAYO FINAL-TRABAJOS: MARIO GÓMEZ GONZALEZ - ENSAYO FINAL-
TRABAJOS: MARIO GÓMEZ GONZALEZ - ENSAYO FINAL-
Mario_85
 
Constitución pastoral gaudium et spes
Constitución pastoral gaudium et  spesConstitución pastoral gaudium et  spes
Constitución pastoral gaudium et spes
Aghe Rosales
 

Similar a El viaje al poder de la conciencia (20)

El viaje al poder de la conciencia 1983
El viaje al poder de la conciencia 1983El viaje al poder de la conciencia 1983
El viaje al poder de la conciencia 1983
 
El viaje al poder de la conciencia 1983
El viaje al poder de la conciencia 1983El viaje al poder de la conciencia 1983
El viaje al poder de la conciencia 1983
 
El viaje al poder de la conciencia 1983
El viaje al poder de la conciencia 1983El viaje al poder de la conciencia 1983
El viaje al poder de la conciencia 1983
 
El viaje al poder de la conciencia 1983
El viaje al poder de la conciencia 1983El viaje al poder de la conciencia 1983
El viaje al poder de la conciencia 1983
 
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la concienciaEl viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
 
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la concienciaEl viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
 
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la concienciaEl viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
 
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la concienciaEl viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
 
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la concienciaEl viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
 
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la concienciaEl viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
 
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la concienciaEl viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
 
El poder de la conciencia
El poder de la concienciaEl poder de la conciencia
El poder de la conciencia
 
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la concienciaEl viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
 
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la concienciaEl viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
 
El viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la concienciaEl viaje al poder de la conciencia
El viaje al poder de la conciencia
 
El viaje al poder de la conciencia 1985
El viaje al poder de la conciencia 1985El viaje al poder de la conciencia 1985
El viaje al poder de la conciencia 1985
 
TRABAJOS: MARIO GÓMEZ GONZALEZ - ENSAYO FINAL-
TRABAJOS: MARIO GÓMEZ GONZALEZ - ENSAYO FINAL-TRABAJOS: MARIO GÓMEZ GONZALEZ - ENSAYO FINAL-
TRABAJOS: MARIO GÓMEZ GONZALEZ - ENSAYO FINAL-
 
Sectores de la mente y la comprension 1990.pdf
Sectores de la mente y la comprension 1990.pdfSectores de la mente y la comprension 1990.pdf
Sectores de la mente y la comprension 1990.pdf
 
Qué es la conciencia humana
Qué es la conciencia humanaQué es la conciencia humana
Qué es la conciencia humana
 
Constitución pastoral gaudium et spes
Constitución pastoral gaudium et  spesConstitución pastoral gaudium et  spes
Constitución pastoral gaudium et spes
 

Más de Euler Ruiz

El afan en la tierra y su proposito
El afan en la tierra y su propositoEl afan en la tierra y su proposito
El afan en la tierra y su proposito
Euler Ruiz
 

Más de Euler Ruiz (20)

La educación y el estudio de las ciencias 1995
La educación y el estudio de las ciencias 1995La educación y el estudio de las ciencias 1995
La educación y el estudio de las ciencias 1995
 
Filósofos en la antigua grecia y la educacion
Filósofos en la antigua grecia y la educacionFilósofos en la antigua grecia y la educacion
Filósofos en la antigua grecia y la educacion
 
Crecimiento de la población y educacion 1800 a 2014
Crecimiento de la población y educacion 1800 a 2014Crecimiento de la población y educacion 1800 a 2014
Crecimiento de la población y educacion 1800 a 2014
 
Cada momento es único, aprendamos a vivir en el aqui y en el ahora
Cada momento es único, aprendamos a vivir en el aqui y en el ahoraCada momento es único, aprendamos a vivir en el aqui y en el ahora
Cada momento es único, aprendamos a vivir en el aqui y en el ahora
 
Comprension lectora 2000 euler r
Comprension lectora 2000 euler rComprension lectora 2000 euler r
Comprension lectora 2000 euler r
 
Comprension lectora 2000 euler r
Comprension lectora 2000 euler rComprension lectora 2000 euler r
Comprension lectora 2000 euler r
 
Los valores y calidad de vida 1998
Los valores y calidad de vida 1998Los valores y calidad de vida 1998
Los valores y calidad de vida 1998
 
El afan en la tierra y su proposito
El afan en la tierra y su propositoEl afan en la tierra y su proposito
El afan en la tierra y su proposito
 
El hombre carnal y el espiritual
El hombre carnal y el espiritualEl hombre carnal y el espiritual
El hombre carnal y el espiritual
 
Pensamiento logico r ruiz 2000
Pensamiento logico r ruiz 2000Pensamiento logico r ruiz 2000
Pensamiento logico r ruiz 2000
 
Los metodos didacticos y el conocimiento cientifico 1998
Los metodos didacticos y el conocimiento cientifico 1998Los metodos didacticos y el conocimiento cientifico 1998
Los metodos didacticos y el conocimiento cientifico 1998
 
Sistema Educativo Mexicano 1989 a 2014
Sistema Educativo Mexicano 1989 a 2014Sistema Educativo Mexicano 1989 a 2014
Sistema Educativo Mexicano 1989 a 2014
 
Bases biologicas de la conducta humana
Bases biologicas de la conducta humanaBases biologicas de la conducta humana
Bases biologicas de la conducta humana
 
El aprendizaje y el conocimiento
El aprendizaje y el conocimientoEl aprendizaje y el conocimiento
El aprendizaje y el conocimiento
 
La educacion en mexico y la eficiencia terminal
La educacion en mexico y la eficiencia terminalLa educacion en mexico y la eficiencia terminal
La educacion en mexico y la eficiencia terminal
 
El fracaso del sistema educativo mexicano y la eficiencia terminal
El fracaso del sistema educativo mexicano y la eficiencia terminalEl fracaso del sistema educativo mexicano y la eficiencia terminal
El fracaso del sistema educativo mexicano y la eficiencia terminal
 
Conocimiento científico y el pensamiento
Conocimiento científico y el  pensamientoConocimiento científico y el  pensamiento
Conocimiento científico y el pensamiento
 
La realidad y el pensamiento humano
La realidad y el pensamiento humanoLa realidad y el pensamiento humano
La realidad y el pensamiento humano
 
Aprovechamiento escolar y el dialogo interior
Aprovechamiento escolar y el dialogo interiorAprovechamiento escolar y el dialogo interior
Aprovechamiento escolar y el dialogo interior
 
Mecanismos de defensa y la mente humana
Mecanismos de defensa y la mente humanaMecanismos de defensa y la mente humana
Mecanismos de defensa y la mente humana
 

Último

Tema 14. Aplicación de Diagramas 26-05-24.pptx
Tema 14. Aplicación de Diagramas 26-05-24.pptxTema 14. Aplicación de Diagramas 26-05-24.pptx
Tema 14. Aplicación de Diagramas 26-05-24.pptx
Noe Castillo
 
Presentación de medicina Enfermedades Fotográfico Moderno Morado (1).pdf
Presentación de medicina Enfermedades Fotográfico Moderno Morado (1).pdfPresentación de medicina Enfermedades Fotográfico Moderno Morado (1).pdf
Presentación de medicina Enfermedades Fotográfico Moderno Morado (1).pdf
juancmendez1405
 
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
KevinBuenrostro4
 

Último (20)

Tema 14. Aplicación de Diagramas 26-05-24.pptx
Tema 14. Aplicación de Diagramas 26-05-24.pptxTema 14. Aplicación de Diagramas 26-05-24.pptx
Tema 14. Aplicación de Diagramas 26-05-24.pptx
 
Revista Faro Normalista 6, 18 de mayo 2024
Revista Faro Normalista 6, 18 de mayo 2024Revista Faro Normalista 6, 18 de mayo 2024
Revista Faro Normalista 6, 18 de mayo 2024
 
proyecto semana de los Jardines, actividades a realizar para resaltar esta fecha
proyecto semana de los Jardines, actividades a realizar para resaltar esta fechaproyecto semana de los Jardines, actividades a realizar para resaltar esta fecha
proyecto semana de los Jardines, actividades a realizar para resaltar esta fecha
 
2. Entornos Virtuales de Aprendizaje.pptx
2. Entornos Virtuales de Aprendizaje.pptx2. Entornos Virtuales de Aprendizaje.pptx
2. Entornos Virtuales de Aprendizaje.pptx
 
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
 
Presentación de medicina Enfermedades Fotográfico Moderno Morado (1).pdf
Presentación de medicina Enfermedades Fotográfico Moderno Morado (1).pdfPresentación de medicina Enfermedades Fotográfico Moderno Morado (1).pdf
Presentación de medicina Enfermedades Fotográfico Moderno Morado (1).pdf
 
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
 
Gran Final Campeonato Nacional Escolar Liga Las Torres 2017.pdf
Gran Final Campeonato Nacional Escolar Liga Las Torres 2017.pdfGran Final Campeonato Nacional Escolar Liga Las Torres 2017.pdf
Gran Final Campeonato Nacional Escolar Liga Las Torres 2017.pdf
 
Evaluación de los Factores Internos de la Organización
Evaluación de los Factores Internos de la OrganizaciónEvaluación de los Factores Internos de la Organización
Evaluación de los Factores Internos de la Organización
 
Resumen Acuerdo 05 04 24.pdf por el que se rigen los Consejos Técnicos Escolares
Resumen Acuerdo 05 04 24.pdf por el que se rigen los Consejos Técnicos EscolaresResumen Acuerdo 05 04 24.pdf por el que se rigen los Consejos Técnicos Escolares
Resumen Acuerdo 05 04 24.pdf por el que se rigen los Consejos Técnicos Escolares
 
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
 
ACERTIJO SOPA DE LETRAS OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO SOPA DE LETRAS OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO SOPA DE LETRAS OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO SOPA DE LETRAS OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 
RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdf
RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdfRESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdf
RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdf
 
ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)
ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)
ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)
 
Lec. 08 Esc. Sab. Luz desde el santuario
Lec. 08 Esc. Sab. Luz desde el santuarioLec. 08 Esc. Sab. Luz desde el santuario
Lec. 08 Esc. Sab. Luz desde el santuario
 
PLAN DE GESTION DEL RIESGO 2023 - 2024.docx
PLAN DE GESTION DEL RIESGO  2023 - 2024.docxPLAN DE GESTION DEL RIESGO  2023 - 2024.docx
PLAN DE GESTION DEL RIESGO 2023 - 2024.docx
 
Como construir los vínculos afectivos (Grupal)
Como construir los vínculos afectivos (Grupal)Como construir los vínculos afectivos (Grupal)
Como construir los vínculos afectivos (Grupal)
 
Proceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
Proceso de gestión de obras - Aquí tu RemodelaciónProceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
Proceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
 
ESTEREOTIPOS Y ROLES DE GÉNERO (labor de grupo)
ESTEREOTIPOS  Y ROLES DE GÉNERO (labor de grupo)ESTEREOTIPOS  Y ROLES DE GÉNERO (labor de grupo)
ESTEREOTIPOS Y ROLES DE GÉNERO (labor de grupo)
 
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSALLA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
 

El viaje al poder de la conciencia

  • 1. EL VIAJE AL PODER DE LA CONCIENCIA Ruiz Limón, Ramón
  • 2. Agradecimientos y dedicatoria Al Gran Arquitecto del Universo, por su infinita misericordia y su gran amor. Gracias, por esta gran oportunidad de ser parte de este proyecto cuántico. A mi madre, mis hermanas y mis hermanos. A Nicole y a Cuitláhuac. A Socorro y a Catalina por todo su apoyo y comprensión. A todas aquellas personas, compañeras y compañeros de este hermoso viaje cuántico, que han creído firmemente y confiado en su intuición de darse cuenta que la existencia a través de la vida diaria, es todo un misterio, y estamos aquí para desvelar y comprender los grandes enigmas como son: el misterio de la psique humana, el misterio del corazón y el misterio del espíritu. Dichas inquietudes son y han sido, la búsqueda que acompañan al hombre desde la más remota antigüedad. En palabras de Arthur Machen (1895), quien mencionó: “el hombre está hecho de misterio, y para los misterios y las visiones. Lo sobrenatural constituye la realidad. El mundo exterior (mundo físico y de las formas) contiene pocas enseñanzas, debido a un velo que se interpone entre el pensamiento humano y la naturaleza, a menos que se mire como un depósito de símbolos y de significados ocultos, como decía Galileo en 1609: el lenguaje de Dios son las matemáticas. Sólo las obras de la imaginación creativa, producto de un espíritu puro y sencillo que busca las verdades eternas, tienen posibilidad de ser obras reales y realmente útiles”.
  • 3. Tabla de contenidos Prólogo y Reflexión Índice 1.- El afán del hombre en la tierra y el propósito de la vida. 2.- Las causas y el origen del sufrimiento humano, y los sectores de la mente. 3.- El Pensamiento humano y su relación con el Conocimiento. 4.- Conocerse a sí mismo: comprender la estructura del cuerpo, mente y espíritu y su relación con la existencia humana. 5.- Qué es la conciencia y su relación con la totalidad. 6.- Cómo construir una vida con propósito y significado: Cronograma de actividades y oración por la libertad. 7.- Las emociones y su relación con la vida cotidiana. 8.- El hombre carnal y el espiritual: Las virtudes y los frutos del espíritu. 9.- El perdón y la reconciliación. Una forma de liberarnos de las heridas emocionales del pasado. 10.- El reino de Dios o el Nirvana y la despedida de la forma humana. 11.- La observación y la auto-observación de sí mismo: Los temores físicos y psicológicos y la lucha de contrarios o la dualidad (Ley del Péndulo). 12.- Los valores y su relación con la calidad de vida. 13.- Conclusiones. 14.- Fuentes de consulta Vocabulario y Anexos
  • 4. Prólogo El siguiente material, intenta describir y explicar de una manera sencilla y clara, desde un enfoque científico, los factores y los obstáculos a los que nos enfrentamos en la vida cotidiana a través de nuestro desarrollo biológico, psicológico y social. Dichos factores u obstáculos de alguna manera u otra constantemente interfieren en nuestro despertad interior, es decir, en el cultivo y florecimiento de la conciencia, en virtud de que en la familia, en la escuela y en la sociedad constantemente desde la primera infancia (niñez) estamos recibiendo diversos estímulos denominados endoculturación, y estos influyen de manera poderosa que no permite que seamos originales y espontáneos. Debemos de reconocer, y aceptar, que cada uno de nosotros sin importar nuestra raza, y nuestro lugar de nacimiento traemos consigo grandes virtudes y talentos, los cuales nos hace únicos como individuos. Sin embargo, las personas que nos cuidan, es decir, nuestros padres intentan cambiar sin darse cuenta de ello todos estos elementos en estado latente que traemos consigo tales como las capacidades, las habilidades, las destrezas y las competencias, y poco a poco se va apagando nuestra voluntad y fuerza interior que se activa desde el momento de nacer, y vivimos una vida totalmente falsa.
  • 5. Por lo tanto, muchas veces la gran mayoría de los jóvenes siente aburrimiento en la adolescencia y cuando son adultos, lo anterior se debe a que están haciendo un trabajo o actividades que realmente no les satisface en su totalidad, y lo hacen por cumplir con su familia, y con los amigos, sin darse cuenta, que poco a poco van perdiendo el anhelo o el propósito de la vida, y de las maravillas que día con día nos presenta en cualquier parte la naturaleza. Atendiendo a estos síntomas que cada día se agudizan en nuestra sociedad, es como nace el interés por presentar el presente material que contiene una descripción de la estructura del cuerpo, mente y conciencia, con el propósito de que nos adentremos un poco más para comprender y saber sobre el uso de las herramientas con las cuales contamos para lograr cualquier objetivo o meta que nos hayamos planteado en nuestra vida, o bien enfocarnos para despertad en su totalidad la conciencia acrecentada o mente interior. Por otra parte, en necesario mencionar, que en nuestro interés pretendemos que los lectores puedan lograr en un momento determinado a través de la voluntad y la práctica de las enseñanzas del camino del guerrero, logren comprender la estructura y funciones del ego, y así de esta manera tengan los recursos necesarios y suficientes para comprender sus estados de ánimo, y mejoren el éxito en las relaciones personales e intrapersonales las cuales cada día en nuestra sociedad se ven socavadas por no contar
  • 6. con la asertividad y la empatía, es decir, con las habilidades sociales necesarias para acercarnos con sutiliza y respeto, a otras personas en los diferentes ámbitos de nuestra sociedad. Este anhelo e interés que intentamos despertar aquí en los lectores a través de los capítulos que forman parte del presente material, reconocemos que a lo largo de la evolución de la humanidad han sido tratados en diferentes épocas y lugares del mundo, sin embargo, hasta el momento no ha sido posible que pueda llegar a todos los rincones del planeta debido a las limitaciones y condiciones de los medios de comunicación que han existido en otros tiempos. No obstante en estos tiempos postmodernos, consideramos que gracias a los avances científicos y tecnológicos, especialmente a la Internet y a los medios de difusión digitales o libros electrónicos, es para nosotros una gran esperanza y oportunidad para hacer llegar este valioso material a todas aquellas personas que necesiten cambiar el rumbo de su vida, en virtud de que hasta la fecha no han encontrado una paz interior y una satisfacción de ser ellos mismos en todas sus actividades que realizan a diario, y así mismo, les permita limpiar el vínculo y reconectarse con la Mente Universal a través de la conciencia acrecentada o mente interior, la cual siempre ha estado esperando este precioso momento.! En horabuena, éxito y feliz viaje explorador, al encuentro con el poder de la conciencia o mente interior¡
  • 7. Reflexión El mundo actual, ha progresado más allá de los límites de la imaginación y de la comprensión humana. No obstante, este progreso está solamente en el exterior, es decir, no es mucho lo que ha cambiado en el mundo interior del ser humano, en virtud de que aún en nuestros días el hombre postmoderno sigue manifestando las mismas conductas que el hombre que vivió hace miles de años. Es decir, siguen ahí la misma ira, el odio, la avaricia, la violencia, el egoísmo, la arrogancia y los conflictos entre las personas y los países son la nota escrita y electrónica de cada día. Como podemos darnos cuenta, el hombre actual solo ha cambiado sus expresiones. Por lo tanto, ahora ha llegado el momento de transformar el mundo interior del hombre y de la mujer para crear un equilibrio entre lo externo e interno. Aunque para ello, es necesario sembrar las semillas para que florezca la conciencia acrecentada o mente interior de la humanidad por todas partes, y así de esta manera, este florecer marcará el inicio de la era de la iluminación y la transformación del verdadero ser humano.
  • 8. Introducción Para abrir este apartado, es importante mencionar una pregunta guía que permita ayudarnos a dirigir el contenido del presente escrito. ¿Qué saca el hombre de todo el trabajo con que se afana sobre la tierra o debajo de la capa del sol? O bien, puede plantearse la pregunta de la manera siguiente: ¿Cuál es el propósito de toda actividad cotidiana que realiza el ser humano mientras permanece de manera temporal en este planeta tierra o cuál es el propósito de la vida humana? Para comprender esta pregunta, es conveniente y necesario partir del siguiente supuesto: el ser humano posee una doble naturaleza, una de ellas es de origen biológico, y la otra espiritual. Por lo tanto, el hombre como un organismo vivo requiere de un alimento que contenga los nutrientes (vitaminas, minerales, carbohidratos y azucares, etcétera) necesarios que le permitan desempeñar con eficiencia y eficacia las actividades motrices, y esta fuente de energía son obtenidos de los alimentos de origen vegetal o animal. En virtud de las líneas anteriores, el hombre tiene que cultivar la tierra o trabajar en alguna actividad económica para obtener el dinero o el equivalente para conseguir sus alimentos que le
  • 9. permitan contar con las fuerzas necesarias para moverse como un organismo biológico en los diferentes ámbitos en su vida diaria. Como puede apreciarse, desde la más remota antigüedad, el hombre en este planeta se dio cuenta de la importancia de los alimentos, y para ello se estableció en lugares donde abundaran los frutos silvestres y el agua proveniente de las corrientes de ríos o lagos. Poco a poco, fue identificando los frutos que podía comer, sin embargo, para ello tuvieron que morir algunos o muchos hombres y mujeres para darse cuenta, que había algunos frutos venenosos los cuales bien le producían malestares o morían irremediablemente al estar en contacto con ellos. Así de esta manera, fue como el hombre adquirió experiencia (conocimiento concreto y directo), y fue capaz de seleccionar aquellos frutos que podía comer con toda libertad sin el miedo de perder la vida o de contraer efectos colaterales en su salud. Con la descripción de las líneas anteriores, podemos darnos cuenta, que el afán o el trabajo que lleva todo hombre en este planeta tierra tiene el propósito de sostener con vida a través de la alimentación al hombre y adquirir experiencias diversas mientras dura su periodo de vida útil.
  • 10. Una de las grandes dificultades que se presentaron con gran seguridad en el pasado fue la creciente de muchos ríos y lagos (inundaciones), lo cual quizá constantemente tomo de sorpresa al hombre en la antigüedad, esto quiere decir, que al no contar con un calendario de lluvias no le era posible poder asegurar o prever las consecuencias que trae consigo las torrenciales lluvias y los deslaves o los desbordamientos de los ríos. Si el hombre en la antigüedad desconocía el ciclo de las estaciones (hoy en día denominamos: primavera, verano, otoño e invierno) que se presentan durante la travesía que realiza sobre su órbita el planeta tierra alrededor del sol, con plena seguridad le era imposible comprender el funcionamiento de las lluvias que se presentaban en determinado lugar y en determinado tiempo, y todo por desconocer el movimiento de los planetas en el sistema solar. El haber construido y localizado algunos lugares de observación (observatorios astronómicos) para comprender cuándo debía de sembrar la tierra y cuándo recoger el fruto de su cosecha fue un gran logro (calendario). Hoy en día, no se sabe con precisión qué lugar geográfico, fue donde se implementaron estas técnicas y procedimientos de observación que de gran manera favorecieron la subsistencia del hombre, dando con ello un gran avance en su desarrollo y evolución de la humanidad.
  • 11. Se tiene conocimiento que Investigaciones científicas realizadas en Egipto, han logrado interpretar y constatar que de alguna manera esta civilización contó con la información y los conocimientos (las matemáticas y las técnicas de ingeniería utilizadas en el riego) necesarios que ayudaron a prever las inundaciones, y así mismo proteger la vida de los pobladores hace unos 6000 años. Cabe destacar, que el ser humano vivió durante miles de años como nómada (sociedad de cazadores-recolectores), dependiendo del clima y los recursos naturales que recolectaba, y así de esta manera este tipo de sociedad empezó a transformarse en sociedades agrícolas sedentarias. El surgimiento de la agricultura de riego, se llevó a cabo en Asia menor, actual Turquía, y después en otros lugares aproximadamente hace 10 000 años, y este hecho fue posible gracias a los cambios climáticos los cuales crearon las condiciones propicias para la reproducción, el cuidado y la selección de las diferentes plantas y semillas que hoy en día conocemos. Los productos agrícolas variaron según la región, por ejemplo: en Egipto, el norte de África y Europa se cultivaba trigo y cebada; en China e India, arroz; y en América, calabaza, maíz, papa, entre otros.
  • 12. A partir del proceso de sedentarización hubo importantes cambios en las formas de vivir de las personas, en virtud que se construyeron viviendas en espacios urbanos, surgieron artesanos especializados y comerciantes. Así, dio inicio la economía basada en la agricultura. Por lo tanto, estos cambios graduales en la vida del ser humano, modificó en gran medida la estructura familiar y las relaciones sociales, pues se requerían instituciones que establecieran normas y principios para regular la propiedad de tierras y animales. La gradual concentración de viviendas, obras ceremoniales, comerciales e instituciones de gobierno en un solo sitio dio origen a las primeras ciudades (polis), que favorecieron en gran medida el crecimiento de la población. Las ciudades más antiguas surgieron en Mesopotamia y contaban con miles de habitantes en ciudades tales como: Ur de los caldeos, Sippar, Uruk y Nínive. Las ciudades mencionadas impulsaron el intercambio de productos agrícolas, telas e utensilios, y conocimientos, dando lugar al surgimiento de las grandes civilizaciones agrícolas. Por otra parte, cabe destacar que en estas civilizaciones fue donde se inventaron los primeros sistemas de escritura, y por su forma tenemos: cuneiformes, jeroglíficos, ideográficos y alfabéticos.
  • 13. Estas formas mencionadas, es decir, los símbolos fueron la base de los primeros sistemas de escritura de signos, en virtud que representaba una necesidad de carácter social, y así de esta manera nació la escritura la cual se utilizaba de manera pragmática y utilitaria, por ejemplo en la contabilidad en el comercio y el registro del pago de impuestos. Por otra parte, también se usó para comunicar asuntos religiosos y de carácter político. Por lo tanto, la escritura permitió al hombre acumular, elaborar y transmitir los conocimientos que se habían construido en cada una de las regiones del mundo (África, Asia, Europa y América). Es importante enfatizar, que con la invención de la escritura, en este caso nos enfocaremos a Siria conocida también como el imperio Persa (Cártago) fue donde dio origen al alfabeto que utilizamos en los diferentes países del mundo. Con este invento, que logró el hombre en la antigüedad, marcó el fin de la prehistoria, en virtud que con esta grandiosa herramienta humana, fue capaz de dejar registros escritos, los cuales años más tarde han servido de referencia como fuente de consulta para el estudio de la historia. Fue así, como de esta manera el hombre en la antigüedad logro conservar y garantizar la vida humana, sin subestimar las enfermedades y los problemas de desnutrición o heridas producto de los enfrentamientos con algunos otros grupos sociales, las cuales en un determinado momento producían la muerte de los pobladores al
  • 14. no contar con las medicinas o atenciones necesarias o el conocimiento de cómo tratar dichas heridas. Por lo tanto, lo que podemos rescatar que fue importante en el pasado y aún sigue siendo hoy en nuestros días, es el contar con una profesión u oficio, en virtud que de esta manera el hombre puede prestar un servicio, y a cambio de ello, percibir una remuneración como medio para conseguir o comprar sus alimentos. Con el párrafo anterior nos damos cuenta, que el hombre postmoderno y el hombre primitivo siguen teniendo algo en común, y esto es que tiene que trabajar para sobrevivir y mantenerse con vida en este hermoso y maravilloso planeta tierra, y así obtener sus alimentos a través de la prestación de algún tipo de servicio. Con respecto al esfuerzo por medio del trabajo que debe de hacer todo hombre para vivir, parafraseando el versículo décimo cuarto localizado en el capítulo tercero en el libro de Eclesiastés dice: ... porque cualquier hombre que come y bebe, gozando del fruto de sus fatigas (trabajo u oficio), del creador recibe este don. Como podemos apreciar, el trabajo es considerado como un don divino. Sin embargo, el autor del libro de Eclesiastés menciona... que observó que tanto se aventaja la sabiduría a la necedad, en cuanto que se diferencia la luz de las tinieblas, y sigue
  • 15. diciendo... tiene el sabio los ojos en su frente; pero el necio anda a oscuras. Sin embargo, observó que ambos vienen a este planeta a morir por igual, es decir, se dio cuenta que no es eterna la memoria del sabio como lo es la del necio; y los tiempos sepultaran en el olvido todas las cosas (afanes o el trabajo de cada uno); muriendo así el docto como el ignorante. Como podemos apreciar, el autor del libro de Eclesiástico llegó a una profunda reflexión y esta fue: que se dio cuenta por experiencia propia que debajo del sol no hay más que males (dolor y sufrimiento producido por la frustración de los deseos o anhelos no logrados o truncados por los obstáculos de otras personas o de la vida misma), y que todo es vanidad y aflicción de espíritu. En el capítulo tercero versículo primero menciona: todas las cosas en el planeta tierra tienen su tiempo, y todo lo que hay debajo del cielo pasa en el término que se le ha prescrito. Hay tiempo de nacer y tiempo de morir...este versículo nos hace reflexionar que todas las situaciones a las que se enfrenta el hombre en su vida cotidiana están siempre sujetas a un plazo determinado, y además a la ley del péndulo o lucha de los contrarios (guerra-paz, salud- enfermedad, amistad-enemistad, justicia-injusticia, etcétera).
  • 16. No obstante, aun con el número de contradicciones que se presentan en la vida cotidiana del hombre mientras tiene vida, el eclesiástico encontró que lo mejor de todo en la vida es estar alegre, y hacer buenas obras mientras vivimos. Como podemos apreciar en las líneas anteriores, hemos llegado a encontrar la respuesta al propósito de la vida del hombre, pregunta que nos planteamos en un inicio de este material (párrafo dos y tres), y la respuesta es: “vivir con alegría, y hasta donde sea posible realizar o llevar a cabo las mejores obras en beneficio de aquellas personas que más lo necesitan”. Dicho en otras palabras, hemos venido a este planeta tierra a “servir a los demás, y quien más sirva será el más grande en el reino de los cielos”. La pregunta que planteamos en un inició tiene el siguiente sentido: ¿Qué fruto saca el hombre de todos sus afanes (trabajo, angustia, preocupación y deseos), y de la aflicción de ánimo con que se atormenta en este mundo el hombre? El autor del libro de Eclesiastés entendió que: no hay mejor cosa , es decir, destino o porvenir para el hombre que atender con alegría a sus ocupaciones (trabajo u oficio), y que ésta es su suerte mientras vive. Porque ¿Quién podrá ponerle en estado de conocer lo que ha de acontecer después de sus días (su muerte)?
  • 17. En el capítulo 30 versículo 22 hasta el 27 aconseja: “no dejes que la tristeza sea apodere de tu alma, ni te aflijas a ti mismo con tus ideas melancólicas”. El contentamiento del corazón, esa es la vida del hombre y un tesoro inexhausto de santidad, la alegría alarga la vida del hombre. Como podemos apreciar en las líneas anteriores, el eclesiástico llego a profundas reflexiones sobre el manejo de las emociones en nuestra vida diaria, y mencionó que era necesario comprender las necesidades del cuerpo y de la mente, y hasta donde fuera posible intentáramos procurar mantener una excelente relación con la naturaleza, y que fuéramos continente, y fijáramos nuestro corazón en la santidad de la divinidad, y arrojáramos lejos de nosotros los sentimientos de tristeza o melancolía, que nos invada en un momento dado, en virtud de que a muchas personas las ha afectado de manera importante; la cual para nada es buena con respecto a nuestra salud física y emocional. Así mismo menciona, que las emociones tales como la envidia y la ira abrevian los días, y las zozobras o afanes (angustia, preocupación) aceleran la vejez antes de tiempo. Por lo tanto, la persona con corazón alegre y benigno con todos está siempre contenta, como si se hallase en continuos banquetes (fiestas); y sus platos se guisan prestos y con esmero.
  • 18. Con respecto a la riqueza y la acumulación de bienes materiales, menciona que el desvelo por las mismas consume el cuerpo y lo fatigan de gran manera debido al constante stress y preocupación por tener una riqueza, y sus cuidados quitan el sueño. Por otra parte, los pensamientos de lo que podrá pasar o suceder en el futuro perturban el sosiego, como la grave enfermedad hace perder el sueño al hombre. Leño de tropiezo o ídolo es el oro, para los que idolatran en él, ¡ay de aquellos que se van tras del oro! Por su causa perecerá todo imprudente. Bienaventurado el rico que es hallado sin culpa, y que no anda tras del oro, ni pone su esperanza en el dinero y en los tesoros. Por lo tanto, los que escuchan la voz de la conciencia sabrán discernir lo que es justo, y sus buenas obras brillarán como una antorcha. Huye de la represión del hombre con conductas inapropiadas, y halla siempre ejemplos en qué apoyar sus antojos. El varón prudente cuida de reflexionar bien lo que ha de hacer; pero el que no lo es y el soberbio nunca temen nada; aun después de haber obrado por sí, sin consejo, no obstante sus mismas empresas (acciones o actos) los condenaran.
  • 19. El Eclesiástico aconseja, que es importante, tú hijo mío, no hagas cosa alguna sin consejo, y no tendrás que arrepentirte después de hecha. En todas tus acciones sigue el dictamen fiel de tu conciencia; pues en eso consiste la observancia de los mandamientos. Quien es fiel a la Mente Universal, atiende a sus preceptos, y el que confía en él, no padecerá menoscabo alguno. Al que atiende su voz interior, nada malo le sucederá, antes bien ante cualquier situación, el yo verdadero lo guardará y lo liberará de cualquier situación por difícil que esta sea. La persona con sabiduría y discernimiento ama, no aborrece los preceptos y las leyes, ni se estrellará como un navío en la tormenta. El hombre prudente es fiel a la ley de Dios, y la ley será fiel para con él. Por otra parte, el eclesiástico menciona, que el corazón del fatuo es como la rueda del carro, y como un eje que da vueltas, así son sus pensamientos cada día de su vida. Como podemos apreciar, el eclesiástico logro profundizar en gran manera en la comprensión de la dualidad que impera en nuestra vida diaria, y menciona que, contra el mal está el bien, y contra la muerte está la vida, así también contra el hombre justo el que siempre está errando; y de este modo todas las obras del altísimo las veréis pareadas, y la una opuesta a la otra, con esto se refiere a la ley del péndulo o lucha de contrarios, la cual está
  • 20. constantemente manifestándose y gobernando nuestra vida mientras vivimos en este planeta tierra. Asimismo, se percató que las vanas esperanzas por alcanzar y lograr nuestros deseos o expectativas, y las mentiras son el entretenimiento del necio; y los sueños dan alas a los imprudentes. Como el que se abraza con una sombra, y persigue al viento; así es el que atiende a sus sueños engañosos. Las visiones de los sueños son la semejanza de una cosa; como es la imagen del hombre puesta delante del mismo hombre. El varón experimentado en muchas cosas, será muy reflexivo, y el que ha aprendido mucho, discurrirá con prudencia. Por lo tanto, el que no tiene experiencia sabe poco; mas el que se ha ocupado en muchos negocios, adquiere mucha sagacidad. El que ha sido engañado, se hace siempre más cauteloso. La divinidad encierra en sí todas las cosas para aquellos que en el camino de la verdad y de la justicia lo aguardan con paciencia y lo buscan con ahínco y esfuerzo en cada momento de su vida. Como podemos darnos cuenta en los párrafos anteriores, el contenido del libro denominado Eclesiastés cuenta con los consejos y las reflexiones más profundas que permiten a cualquier persona en cualquier parte del mundo y de cualquier raza vivir y disfrutar de
  • 21. una vida plena y llena de comprensión y en compasión, pero sobre todo en alegría y amor tanto con él mismo como con otras personas. Del contenido y análisis del material podemos rescatar que el Eclesiástico quizá se dio cuenta que en nuestras relaciones diarias siempre están presente los sentimientos, las emociones y los pensamientos (inteligencia intelectual y afectiva). Por lo tanto, es muy importante hasta donde sea posible pedir consejo sobre alguna decisión que debamos tomar o bien reflexionar a profundidad considerando todos los pormenores que se encuentren en una situación o evento determinado, ya que en todas nuestras acciones debemos de seguir el dictamen fiel de nuestra conciencia, y confiar hasta donde sea posible en la mente interior cuando tengamos que tomar una decisión que de alguna forma u otra pueda afectar nuestra vida, es decir, nuestro destino o futuro inmediato de manera positiva o negativa. Finalmente, antes de pasar al siguiente apartado, es conveniente enfatizar, que hasta donde sea posible debemos de buscar la paz interior y vivir con alegría en todo momento, y aceptar que cualquier situación por difícil que esta sea no durará para siempre, en virtud que todo proceso en la existencia tiene un tiempo determinado, y es pasajero.
  • 22. Por otro lado, debemos de aprovechar al máximo para sacar el mejor de los provechos de cada situación, y tomarlas como una lección más en la vida que nos fortalecerá y nos ayudará en cualquier momento a encontrar nuestro destino, y el despertad de nuestra conciencia acrecentada o mente interior a través de este viaje maravilloso que nos ofrece cada día la vida por medio de la existencia. Como se ilustra en los párrafos anteriores con la ayuda de las diferentes descripciones que hemos hecho. En este preámbulo de estas primeras páginas del presente material, son con la intención de despertad el interés por un significado y propósito en la vida, y asimismo sirvan al lector como base a la reflexión para darnos cuenta que hoy en día tenemos las mejores condiciones de cualquier tipo para lograr y consolidar nuestros mejores objetivos, y esto es gracias a los esfuerzos y sacrificios llevados a cabo en las diferentes grandes civilizaciones que nos han antecedido. Esperamos de gran manera, que esta introducción nos haya permitido ser el vehículo que los transportará al pasado de nuestra historia como seres humanos, y que por medio de los procesos mentales y la conciencia, hayamos logrado dilucidar los aspectos más importantes que han estado presentes en cada momento desde la aparición del hombre sobre la superficie de la tierra hasta nuestros días.
  • 23. A continuación describiremos el orden de los capítulos que forman el cuerpo y estructura de este trabajo. En el capítulo dos, hablaremos sobre las causas del dolor y sufrimiento que han sido expuestas por dos perspectivas. Asimismo aprovecharemos para describir y explicar los sectores de la mente. En el capítulo tercero abordaremos el tema del pensamiento, y su relación con el conocimiento, como una herramienta intelectual muy valiosa que le ha servido al hombre a lo largo de miles de años para sobrevivir, y construir una mejor calidad de vida. En el capítulo cuarto, tomaremos el tema de conocerse a sí mismo, como un camino para mejorar la comprensión en nuestras relaciones sociales, y así de esta manera lograr la regeneración personal. En el capítulo quinto, nos enfocaremos a describir y explicar el tema de la conciencia, y de la importancia que tiene para el hombre, y de su reencuentro con la totalidad. En el capítulo sexto, hablaremos sobre la importancia de contar con un proyecto de vida, y de los aspectos más importantes que debemos de considerar en nuestra vida, y así de esta manera, vivir una vida con propósito y significado cada día. En el capítulo séptimo, consideraremos el tema de las emociones y su importancia para cultivar las habilidades sociales.
  • 24. En el capítulo octavo, aprovecharemos la experiencia del apóstol Pablo para describir el poder de la voluntad, y la importancia del cultivo de las virtudes y los frutos del espíritu. En el capítulo noveno, hablaremos sobre el poder del perdón y la reconciliación como una herramienta afectiva que nos ayude a soltar todas nuestras heridas emocionales que traemos consigo desde la primera infancia. En el capítulo décimo, abordaremos la descripción del Nirvana, el Reino de Dios, y la Segunda atención. Asimismo, aprovecharemos en este apartado para hacer seis preguntas que nos orienten sobre las condiciones psicológicas que vive todo hombre en cualquier parte del mundo. En el capítulo décimo primero, describiremos y explicaremos la importancia de la observación y la auto-observación de sí mismo como técnicas que nos permitan conocer más sobre la naturaleza humana. En el capítulo décimo segundo, abordaremos el tema de la calidad de vida en la población Mexicana y su relación con el ingreso mensual, asimismo, la importancia de los valores, las virtudes y los frutos del espíritu como base para construir una sociedad integral.
  • 25. En el capítulo décimo tercero, presentaremos unas series de razones y argumentos basados en la historia de la humanidad, los cuales nos servirán como conclusiones de este trabajo. En el capítulo décimo cuarto, mostraremos el apoyo bibliográfico de las fuentes consultadas que fueron de gran utilidad para el desarrollo del presente trabajo. Finalmente, en el apartado de anexos, adjuntaremos una oración para la libertad, y un gráfico sobre las ocho etapas que se siguen en nuestros procesos mentales como son: sensación, percepción, sentimiento, decisión, acción y conducta, conocimiento y experiencia, memoria, y transferencia o generalización.
  • 26. Las causas y el origen del sufrimiento: ¿Por qué la desdicha y la infelicidad humana han acompañado siempre al hombre en la Tierra? Al planeta tierra en estos últimos cuatro mil años se le ha identificado como “el valle de las lágrimas”, esto es debido a que la inmensa mayoría de las personas están constantemente en un eterno conflicto que se manifiesta a través del sufrimiento, en una angustia, y una gran preocupación por el mañana. Desde la más remota antigüedad, es decir, en cualquier época del desarrollo de la humanidad, solo hemos escuchado historias de enfrentamientos por medio de luchas sangrientas de grupos sociales y civilizaciones con la intención de dominar y extender su poder político, económico y religioso sobre cualquier asentamiento humano. En estos cinco mil quinientos años se ha estado manejando un modelo descriptivo y explicativo que dan razón sobre las causas del sufrimiento y del dolor que aquejan constantemente la vida diaria de las personas que habitan en este planeta tierra. La primera de ellas, se fundamenta en las enseñanzas del judaísmo, cristianismo y mahoísmo. Los representantes de estos grupos religiosos fueron Moisés y dio comienzo en el año 1950 A.C., aproximadamente, la segunda religión se constituyó en el año 400 de esta era con Constantino en Constantinopla, y la última de ellas se conformó en el año 600 de esta era por el profeta Mahoma, y son conocidos como los Musulmanes conformados por los países Árabes.
  • 27. Estas tres perspectivas religiosas mencionan, que la causa del sufrimiento humano es la desobediencia causada por el hecho de haber comido el hombre (Adán) y la mujer (Eva) del fruto prohibido, es decir, de los dos árboles que había en el paraíso: el árbol de la sabiduría del bien y del mal, y el árbol de la vida eterna. La segunda perspectiva religiosa proviene del oriente, específicamente de la India y se remontan desde el año 3500 A.C., hasta el año 500 A.C., cuyos grupos religiosos son: hinduismo, jainismo y budismo. Los argumentos y las razones que exponen estos grupos sobre las causas del sufrimiento y del dolor en la raza humana, es producto de la malas acciones (conductas inapropiadas de las pasiones del cuerpo) cometidas en vidas pasadas, debido a que como organismos hemos vivido una gran cantidad de veces o millones de vidas en distintas formas, es decir, hemos ocupado distintos cuerpos desde los minerales, las plantas, las aves, hasta llegar al ser humano. Una vez expuestas las razones de estas dos perspectivas las cuales dan lugar a los fundamentos y causas del origen del sufrimiento y del dolor que aqueja al ser humano desde los tiempos más remotos. Entonces, proseguiremos con el estudio y el análisis sobre dichas razones que interponen estas dos perspectivas con la intención de encontrar y describir las causas reales y convincentes basadas en la experiencia y en la experimentación científica.
  • 28. Desde un enfoque científico, es importante mencionar, que para efectos de nuestro estudio es necesario considerar al ser humano a partir de dos estructuras, una de ellas es física y se manifiesta a partir del cuerpo, como un organismo biológico compuesto por sistemas y órganos: sistema nervioso central, autónomo, periférico, digestivo, circulatorio; y órganos como riñón, hígado y los sentidos, y las características de la sexualidad, etcétera. La segunda estructura se refiere a los procesos mentales o psicológicos los cuales se llevan a cabo por medio del cerebro y la mente humana, y cuyas funciones solo son posible comprenderlas a través de sus manifestaciones o conductas, en virtud de que siempre están ocultas debido a que son el producto de pensamientos, sentimientos y emociones, estos elementos forman parte y son la materia prima de las actitudes, los hábitos y las costumbres en la raza humana y en algunos animales inferiores. Una vez que partimos del supuesto de esta doble estructura del ser, la cual nos permite describir y explicar la naturaleza humana, es conveniente mencionar, que a lo largo de la vida útil durante la existencia de las personas estas dos entidades mencionadas (cuerpo y mente) están en una lucha constante y permanente sin descanso alguno, y el resultado del conflicto o resistencia produce insatisfacción y desdicha lo cual se manifiesta en sufrimiento, dolor, angustia, preocupación, depresión, ansiedad, e infelicidad
  • 29. permanente con intensidades diferentes en cada una de las personas dependiendo de las condiciones sociales y económicas. A continuación pasaremos a describir y explicar cómo se construye el material que da forma en su contenido a la mente humana. Las formas o ideas y los sectores de la mente humana Para su estudio y comprensión de las actividades o funciones que se llevan a cabo por medio del cerebro humano, y su contraparte psicológica, que es la mente, se puede dividir en tres sectores: consciente, inconsciente o subconsciente y supraconsciente. La mente humana es la que da forma a las cosas. Por ejemplo, lo que llamamos ideas, ya existen como formas en la mente, y estas son las reacciones o el resultado de ponernos en contacto con el medio ambiente a través de los órganos de los sentidos. Por lo tanto, estas formas en la mente son las que luego se materializan como formas físicas tales como un vestido, una casa, un vehículo, una cita, un viaje, etc. Como se puede apreciar en el párrafo anterior, las formas son muy importantes, en el sentido que toda forma es una expresión de una idea la cual ha sido incubada por una persona en su mente. La materia prima de la mente son los pensamientos, y estos se convierten en ideas simples y compuestas, dando lugar a representaciones mentales de las cosas u objetos tanto físicos como formales, y de personas, y estas representaciones mentales producto de las sensaciones o impresiones del medio ambiente o del interior de la persona vienen a formar parte del contenido de la mente.
  • 30. Es importante enfatizar, que cuando mencionamos la palabra “forma” esta hace alusión a toda clase de formas sean estas visibles o invisibles, físicas y mentales. Por lo tanto, no solamente son formas los objetos, las cosas, las personas, las circunstancias, las situaciones, la naturaleza, sino también nuestras ideas, o cualesquiera formas sutiles que puedan existir entre lo material y lo mental, o también formas superiores a las formas que actualmente conocemos de pensamiento o materia. Toda forma es la expresión de una idea que ha sido incubada en la mente de una persona determinada. Todo absolutamente lo que existe en nuestro alrededor está determinado y mantenido por una idea, es decir, existe un equivalente físico o formal que dice algo de ese objeto o ser. La idea en la mente es la que configura, la que prefigura, y mantiene cualquier forma física o formal que se encuentre en la naturaleza y en el universo. Por lo tanto, al hablar de forma no hemos de pensar sólo en los objetos o personas, en las cosas que, podríamos decir, son algo, sino que nos referimos a todo lo que es funcional, y operativo. Las cosas son, a fin de cuentas, más que una visión estática de algo que es esencialmente dinámico. Todo cuanto existe en la naturaleza está sujeto a un constante devenir, es decir, todo aparece y después desaparece, todo nace y todo muere, y se manifiesta en un fluir, es un intercambio, una interrelación, bien sea de materia física, o de energía, o de mente o de afectividad. Aunque, los objetos físicos y las personas manifiesten una sensación de algo estático ante nuestros órganos sensoriales, en realidad en su interior ninguno de sus componentes lo es. Por lo tanto, todos los objetos físicos y los cuerpos son dinámicos.
  • 31. Por lo tanto, es importante mencionar, que la mente humana está constantemente pensando, expresando, materializando dinámicamente las cosas, primero por lo pensamientos, y después con las ideas. Todos los modos de ser, de estar y de hacer, vienen determinados por lo que hay en la mente, es decir, su contenido; y todo es expresión de nuestras formas físicas y formales, que existen y se han guardado en el interior de los sectores de la mente. Todo cambio que pueda producirse en nuestro interior, o en nuestro exterior, de un modo estable, es una consecuencia de un cambio en nuestro mundo interior. Lo anterior significa, que nosotros estamos construyendo a cada instante nuestro propio mundo y destino, o bien aceptando el que nos encontramos hecho, cuando la mente vive de un modo pasivo, o reformándolo activamente, recreándolo, cuando tomamos la iniciativa de nuestra propia capacidad de pensar. Y es así que todas las formas, de naturaleza mental o psicológica, que hay en nuestra conciencia son las que determinan nuestro modo de ser en su totalidad. Ahora bien, estas formas (información exterior e interior) que vienen a ser el contenido de la mente individual, están distribuidas en los dos sectores siguientes. A.- La mente consciente, es una pequeña porción de nuestra mente total. Por medio de esta porción nos ponemos en contacto con nuestro medio ambiente a través de los sentidos (tacto, vista, olfato, etc.), y mediante ella nos identificamos, gracias a que nos permite estar en contacto y en interacción con el mundo que nos rodea. Es necesario e importante incorporar en este sector la autoconciencia y la actitud positiva, en virtud de que este sector consciente es, además la única herramienta que tenemos a nuestro alcance para ir más allá de nuestro propio nivel. Si deseamos realizar algún cambio en el sector inconsciente o supraconsciente,
  • 32. será a través de nuestra mente consciente. Por ello es importante, desarrollar la lucidez clara (darse cuenta del aquí y del ahora) en este sector consciente, es decir, despertar la conciencia y esta nos ayudará a lograr cualquier transformación interna y externa que se intente o trate de conseguir. B.- El subconsciente es ese gran mundo de imágenes, de ideas, de actitudes, de fuerzas que hay en nosotros, procedentes del pasado. Son todas aquellas circunstancias o situaciones que un día fueron presente, pero que, por no haberlas vivido en su totalidad, se han quedado dentro sin consumirse, sin culminar. Las actividades que hemos realizado del todo en el pasado no quedan como residuos en el subconsciente, sino que se incorporan a nuestras experiencias del presente. En este sector como hemos mencionado, están las cosas dejadas a medio hacer, son los impulsos que han sido retenidos –porque no era posible su expresión exterior, o porque había una prohibición o cualquier otro obstáculo- lo que va a parar ahí, es lo que constituye el contenido del subconsciente. Nuestro subconsciente es, por lo tanto, este sector, lleno de vida y contenido, sin embargo no hemos podido incorporar a nuestra mente consciente. Es nuestro saldo atrasado. Es el pasado que llevamos a cuestas, el pasado que gravita sobre nuestro presente actual. Allí está todo nuestro mundo de prohibiciones, de temores, de reacciones, que no han sido aceptados, por la censura, por nuestro criterio de acción. Así, pues, en nuestro inconsciente, si bien hay cosas excelentes, sentimientos delicados y sublimes, aspiraciones, contenidos de gran variedad y calidad, hay también –y esto es lo mayormente abunda- contenidos motivados o retenidos por el miedo y la hostilidad.
  • 33. Miedo, hostilidad y sexualidad en gran parte. Es decir, todo lo que son las fuerzas primitivas y pasiones del cuerpo que forman parte de nuestra naturaleza animal, y de los rasgos de la personalidad. Es conveniente puntualizar, que la fuente de todos los problemas diarios en nuestra vida cotidiana, y en los diferentes ámbitos de la sociedad y el mundo, reside en el contenido de nuestro subconsciente, en virtud de que este sector busca, desea, necesita siempre de algo distinto de lo que busca nuestra sector consciente. El sector inconsciente tiene todo un potencial, y ocupa todo un campo de nuestra conciencia de ser del que no disponemos con nuestra mente consciente, y no sólo no disponemos de él, sino que, en general, se contrapone a lo que el sector de la mente consciente desea u intenta hacer en nuestra vida diaria. Lo anterior se manifiesta en una lucha constante que se explica por medio de la dualidad o lucha de contrarios, en virtud de que el material que se guarda en el sector inconsciente muchas cosas de ellas las hemos reprimido, con razón o sin ella, quizás porque no las creímos buenas. Por lo tanto, estas cosas fueron a parar al subconsciente. Y este sector no tiene una ley ética, como la tiene el consciente. Nuestro subconsciente se rige por el principio del placer, por la necesidad de satisfacer los impulsos o las pasiones del cuerpo sin preocupaciones de ninguna clase de principios o normas éticas o morales. Su ley sería “lo que es agradable y satisfactorio es bueno”. Es en nuestra mente consciente donde residen los valores éticos y morales. Entonces resulta que por un lado nuestro subconsciente desea hacer una cosa, y por otro recibe del consciente la orden de
  • 34. no hacerla, orden que va acompañada de la consiguiente amenaza de castigo. El subconsciente desea hacer unas cosas, y al mismo tiempo las teme. Esto de por sí ya crea un conflicto interno y una lucha que no cesa tan rápidamente. Como podemos apreciar, en el subconsciente existe una gran contradicción, que se manifiesta a través de la dualidad o lucha de contrarios. En la medida que nosotros hemos vivido cosas negativas, se crea en nosotros la necesidad de vivir las cosas opuestas, es decir, las de carácter positivo. Por ejemplo, si nos hemos sentido humillados o inseguros en nuestra relaciones sociales o en algún ámbito de la vida diaria, entonces hay una parte de mí que me dice que debo sentirme fuerte, ensalzado, seguro se sí mismo. Cabe mencionar que la sociedad condena el orgullo, el afán de poder –aunque por otra parte, lo admire y lo premie-, y como hemos aprendido este criterio social, hay en nosotros, es decir, en nuestro subconsciente, un tremendo conflicto, el cual se manifiesta en una contradicción entre nuestros sentimientos de inferioridad y la incapacidad de resolverlos por causa de esta censura interna. Sin embargo, como toda esta lucha se da en el nivel del subconsciente no nos damos cuenta de ello. Solo nos damos cuenta de que queremos algo y no podemos conseguirlo. No vemos que, de hecho, una parte de nosotros no lo quiere. Podríamos decir, que en apariencia es un conflicto de voluntades, y sin embargo, en realidad es un conflicto de ideas, y por tanto, esto afecta nuestra sinceridad, y nuestra espontaneidad diaria.
  • 35. Cuando intentamos ser nosotros mismos, cuando queremos realizar algo, es decir, cuando tratamos de afirmarnos, la idea de negación inherente al conflicto no lo impide de forma inmediata, sin que nos demos cuenta de ello. Así, es como se origina este conflicto interno, y permanente cada día de nuestras vidas en cada una de las personas en cualquier parte del mundo, sin importar sus creencias, razas y posiciones sociales y económicas. Como podemos apreciar, afecta nuestras actitudes, las cuales no son más que reflejos de nuestra contradicción mental, nacida en el subconsciente. Sin embargo, es importante mencionar, que el subconsciente cuenta con un potencial fabuloso, no obstante vivimos como un auténtico lastre en nuestra capacidad de hacer consciente. Ahora bien, pretender luchar contra este lastre a partir del sector de la mente consciente es una batalla que la tenemos perdida, es decir, nunca se convertirá en victoria, debido a que nuestro subconsciente es con mucho el más poderoso de los sectores de la mente humana. Lo anterior no significa, que debemos claudicar y rendirnos ante el ego o el subconsciente, es decir, frente a los condicionamientos que cargamos consigo mismos como producto de la endoculturación y reforzados desde la primera infancia hasta nuestra edad actual, sino que hemos de aprender un modo de descubrir, de contactar, de modificar, de armonizarnos con este valioso potencial que reside y se ubica en nuestro subconsciente. La mente consciente y el subconsciente es la expresión de las ideas (pensamientos) que hemos ido acumulando y manteniendo en nuestro interior durante mucho tiempo. Por lo tanto, si cambiamos estas
  • 36. ideas (patrones de pensamiento y de emociones), creencias, prejuicios, etc., cambiará entonces nuestra capacidad de sentirnos en armonía y en una unidad, y así de esta manera disfrutaremos de nuestra capacidad de hacer y de vivir plenamente todas las situaciones de cualquier índole que se nos presenten en la vida. Por lo tanto, es necesario reconocer, que la mente subjetiva es la que determina los cambios en la mente objetiva, o sea en la mente que percibe las cosas. Cuando lo subjetivo empieza a ser autoconsciente, entonces lo subjetivo, la mente interna, individual, se convierte en la causa. Es decir, por ejemplo, si mantengo una idea de éxito, si la mantengo de una forma positiva y con una postura interior (actitud positiva), y además le insuflo un fuerte sentimiento, es decir, no como una idea vacía y hueca, sino claramente sentida, viva, esto hace que en el exterior se ponga en marcha lo que responde a esta idea o pensamiento, y tarde o temprano se manifestara. El sentimiento, la emoción, la sensación son la clave para que las ideas se conviertan en realidad en nuestro mundo físico, en virtud de que el sentimiento, la emoción y la sensación vienen del inconsciente o subconsciente. Por lo tanto, mientras vivamos esta idea reforzada con una emoción, un fuerte sentimiento, entonces el inconsciente estará abierto para ayudarnos a lograr nuestras metas en lugar de ser un obstáculo en nuestra vida diaria. El subconsciente está abierto a la idea, siempre y cuando le impongamos un fuerte sentimiento, y una emoción a dicha idea, y así logre instaurarse en el inconsciente. Cuanto más profundo es el sentimiento, más profundamente penetra la idea. Así pues, sentir lo que se afirma, es sentir un sentimiento profundo, o una sensación
  • 37. profunda, o una emoción profunda de aquello que se desea conseguir o lograr en nuestra vida diaria. Por ejemplo, debemos imaginarnos cómo nos sentimos cuando logramos una meta, y sobre todo como actuaríamos, cuando esta cualidad estuviera completamente alcanzado, es decir, que lo hayamos conseguido. El poder de la visualización (imaginación positiva) es muy importante, en virtud de que es el lenguaje del inconsciente, ya que se comunica con nosotros a través de símbolos, de imágenes simbólicas, este entiende mejor la imagen que las ideas, con esto no queremos decir que estas no tienen fuerza o poder, lo tienen en todo momento pero para el sector de la mente consciente. La imagen y el sentimiento son más eficaces para el sector del inconsciente que todas las ideas juntas. El inconsciente requiere de mucha repetición para que las verdades nuevas calen hasta el fondo, para que alcancen un nivel de profundidad importante. Lo anterior nos permite comprender que cada persona en el momento que se da cuenta de que como ser vivo está en relación constante con la mente universal –porque está hecho exactamente de la misma naturaleza- vemos que es posible producir unos cambios internos que vayan mucho más allá del límite de la persona concreta, y así de esta manera se logre aprovechar todo el potencial latente que yace en el interior del ser humano. Finalmente, antes de cerrar esta apartado, es importante enfatizar, que el inconsciente no trabaja nunca con la voluntad, al contrario trabaja con el sentimiento y la imaginación positiva, y a base de una comprensión profunda y cariño, quien considere estos aspectos en su trabajo diario y con la ayuda de la meditación, la concentración, el autoanálisis y la observación de sí mismo, será capaz de cambiar su vida de manera radical en cualquier momento.
  • 38. Capítulo 3.- El pensamiento humano y su relación con el conocimiento Los seres humanos al igual que los animales inferiores utilizamos la sensopercepción para aprender a desenvolvernos en el medio ambiente, y es este proceso que se da cuando el objeto de conocimiento está presente ante los órganos de los sentidos del sujeto cognoscente. Una vez que recibimos sensaciones o impresiones de los objetos y son captadas por medio de los órganos sensoriales, estas quedan en la memoria de la persona como una huella de menor intensidad. Una vez que hemos tenido algunas vivencias al estar en contacto con objetos físicos, personas y situaciones entonces somos capaces de construir la idea o representación mental, y estas se construyen cuando el objeto de conocimiento está ausente de los sentidos. Por lo tanto, las ideas pueden designar percepciones, sensaciones e impresiones de cualquier sentido: visuales, auditivas, gustativas, olfativas, etc. Por la producción mental de ideas el hombre puede ponerse en contacto con el mundo físico, y así de esta manera crear más ideas al combinar las ideas simples, y pronto estas se van convirtiendo en los pensamientos en la vida del hombre. Por ejemplo, piense en la nieve blanca con los ojos cerrados por un momento, piense en el estrepitoso ruido que emite un trueno en el momento de una tormenta, y finalmente, piense o imagínese en su comida favorita con la boca vacía. Por lo tanto, imaginar, evocar o traer al umbral del sector de la mente consciente los recuerdos de experiencias pasadas denominadas también vivencias, estas nos permiten rememorar de alguna manera indirecta los acontecimientos que han ocurrido en el pasado.
  • 39. No obstante, al recordar o rememorar los hechos pasados con la ayuda de la imaginación y los recuerdos como pensamiento del pasado (procesos mentales), en el cuerpo humano se activan sustancias químicas que se segregan al torrente sanguíneo de la persona haciendo que los recuerdos sean intensos y que parezcan tan reales como la primera ocasión. En el mundo, existen personas que son capaces de crear ideas o imágenes mentales en su vida diaria sin la ayuda de los objetos de conocimiento, mientras que otras utilizan en su caso símbolos mentales para poder comprender y pensar en las cosas, personas o situaciones. Estas formas son la materia prima de los pensamientos humanos según sea el caso. En el siglo XVIII hubo un matemático polaco llamado Leonhard Euler, quien se asombró grandemente, al darse cuenta que cuando observamos por ejemplo la Luna llena, en este acto se involucran de manera inmediata cualidades como la redondez y el brillo. Con esta reflexión se dio cuenta del poder del pensamiento y de las cualidades que utilizamos de manera implícita sin darnos cuenta, y así de esta manera construimos nociones sobre los objetos, y este acto mental se denomina abstracción. Con lo anterior este matemático se dio cuenta del poder mental de la abstracción que posee todo ser humano dando un ejemplo sobre los tipos de árboles. Por ejemplo, cuando miramos un peral, un manzano y un nogal de nueces. Estos tienen en común y semejanza: un tronco, hojas y raíces. Para designar de forma general utilizamos la palabra árbol, la cual es universal para designar a cualquier planta que tenga estas semejanzas. La idea de árbol es una noción genérica. Este ejemplo, muestra el poder de la abstracción mental.
  • 40. Los sentidos u órganos sensoriales nos ayudan para representar objetos que existen externamente, es decir, independientes del observador, y todas las ideas simples o representaciones mentales se refieren a ellos y a sus cualidades. Sin embargo, con estas ideas simples la mente humana puede construir una gran variedad de otras ideas, en virtud que una vez que se apartan o retiran de nuestros sentidos los objetos, podemos representarlos mediante ideas o representaciones mentales internas, aunque estos no estén presentes físicamente ante el observador. En todos los objetos que existen en la naturaleza, y los que ha creado el hombre por medio de su facultad de ingenio e inventiva tienen cualidades en común, y semejanzas que nos permiten colocarlos por categorías, clases y tipos. Esta observación la hizo, y la aprovecho un filósofo griego llamado Aristóteles. Por lo tanto, el conocimiento que se adquiere por medio de los sentidos, es decir, por la experiencia o las vivencias es de dos tipos; el primero de ellos es de carácter potencial, y el segundo se denomina actual. Ambos son producto del proceso psíquico en que se conoce algo, es decir, un objeto o persona. Los conocimientos de las cosas, y por lo tanto, el saber se logran mediante la producción de ciertas vivencias que se convierten en experiencias, las cuales más tarde se guardan en la memoria, y ese conjunto de vivencias recibe el nombre de pensamientos siendo estos lo que llamamos recuerdos o huellas que han dejado las sensaciones o impresiones en el pasado sobre los objetos, las personas o las situaciones, y estas se han convertido en ideas o representaciones mentales que forman parte de los pensamientos de la persona como abstracciones y nociones generales de los modos de ser, y sus relaciones y semejanzas.
  • 41. Por lo tanto, los pensamientos en el hombre, son un conjunto de vivencias o experiencias obtenidas por medio de los órganos sensoriales mediante el acto de pensar, el cual es un hacer que se lleva a cabo a través de acontecimientos psíquicos que versa sobre objetos y situaciones que ocurrieron en el pasado. Los elementos que forman parte de la estructura del pensamiento en el hombre son los conceptos, las imágenes, los símbolos y las proposiciones. Estos elementos pasan a ser pensamientos o ideas, las cuales se comparten con la ayuda del lenguaje hablado y escrito en nuestra vida diaria para comunicarnos con las demás personas, y para resolver problemas en nuestro medio ambiente. El ser humano mediante el acto de pensar le da significado y sentido a lo que escucha, piensa y siente durante su vida, y en los diferentes ámbitos en los cuales se desenvuelve a diario. Por lo tanto, es importante mencionar que el ser humano sin darse cuenta tiene grandes capacidades, habilidades y destrezas por medio de sentir, pensar y moverse en su medio ambiente. Tiene la capacidad que lo diferencia de los animales inferiores, de organizar sus sensaciones o impresiones por medio de la razón, y además de reflexionar sobre sus actos y conductas. La capacidad consciente de darse cuenta o adquirir un nivel o estado de conciencia de las emociones y los pensamientos humanos, o bien, de lo que ocurre en el interior de la persona, y de las cosas que ocurren externamente solo es propio de los seres humanos. Por lo tanto, una vez que hemos descrito y explicado las fuentes y la forma de cómo se construye el conocimiento, es pertinente preguntar: ¿En qué consiste el conocimiento?
  • 42. El conocimiento es un proceso en donde están vinculados estrechamente las operaciones y procedimientos mentales de carácter subjetivo (ideas, imágenes y símbolos), con las operaciones y formas de actividades objetivas (sensaciones o impresiones), prácticas, aplicadas a los objetos, personas y situaciones. El conocimiento es la apropiación de las características que poseen los objetos presentes a nuestra conciencia las cuales se guardan en la memoria, y pueden ser evocadas o traídas al umbral de la mente humana a través de los recuerdos cuando son necesarias. Esta apropiación nos permite actuar sobre el mundo físico, o también llamado realidad amanual, y así de esta manera dirigir nuestra conducta y nuestra atención para darle sentido a nuestra existencia. La posesión del conocimiento sobre algunas cosas y situaciones de la vida, o bien sobre disciplinas del conocimiento científico sobre alguna área o parcela del conocimiento constituye en determinado momento nuestro saber actual. Finalmente, es importante enfatizar que el conocimiento científico y tecnológico, se logra mediante las facultades intelectuales y la experiencia, que se sujeta al razonamiento y a la observación sistemática de las características que se manifiestan en los fenómenos naturales, sociales y humanos. Son importantes en el sentido que permiten mejorar las condiciones de vida y satisfacción personal, sin embargo, este conocimiento tendrá mayor alcance cuando mediante ellos sea posible cambiar la forma de vivir de las personas y les permita conocerse a sí mismas para mejorar la convivencia y la comprensión de las situaciones a las que se enfrenten en su medio social, y en los diferentes ámbitos.
  • 43. En resumen, la gran mayoría de los acontecimientos de nuestra vida forman parte de las experiencias subjetivas; y por otra parte, están las experiencias objetivas que se obtuvieron por medio de las sensaciones o impresiones al estar en contacto con objetos o situaciones en el medio ambiente en nuestro diario vivir. Por lo tanto, debemos de reconocer y aceptar, que las formas de conocimiento sensible tales como la sensación, la percepción, la imaginación, la fantasía, y los recuerdos son muy importantes como procesos mentales para desempeñarnos en el trabajo y la profesión. Sin embargo, debemos cada día, hasta donde sea posible estar muy atentos en nuestras relaciones personales al utilizarlas de manera inapropiada con las demás personas, y provocar en cualquier momento heridas emocionales tanto a nosotros mismos como a los otros. La función perceptual o perceptiva en el ser humano, y en los animales inferiores es muy importante debido a que se vale de la sensación o impresión para ponernos en contacto con el mundo exterior o físico, y en el caso del hombre cuyo acto sirve de base al percibir. Por lo tanto, la percepción viene a ser una aprehensión inmediata de algo (objeto, persona, situación, idea, pensamiento, etcétera), en cuya realidad creemos fielmente y en algunas veces sin percatarnos si lo percibido es subjetivo u objetivo. Ante esto debemos de utilizar la razón. Lo anterior nos hace reflexionar, que ante cualquier decisión y acto cotidiano debemos de meditar y reflexionar sobre el origen de las sensaciones, impresiones y sobre todo de la interpretación, es decir, de la percepción y del contenido de la información que recibimos por medio de los órganos sensoriales o bien, mediante los recuerdos o evocaciones de situaciones pasadas que se encuentran almacenadas en nuestra memoria y en nuestra mente.
  • 44. Las percepciones producen en el hombre actitudes y estas se manifiestan como posturas internas las cuales en ciertos momentos están influenciadas por elementos subjetivos de carácter psicológico. Nunca olvidemos que, un acto de conciencia y el contenido de ese acto son los aspectos de la sensación la cual se encuentra sujeta a un triple condicionamiento: físico, neurofisiológico y psicológico. Las ideas, las impresiones, las sensaciones, las percepciones y los pensamientos subconscientes desempeñan un papel muy importante en nuestra vida y en la toma de decisiones y en nuestra conducta diaria. Por lo tanto, es muy importante siempre observar nuestros estados de ánimo, en virtud que las emociones y los sentimientos están condicionados constantemente por las sensaciones e impresiones del medio ambiente y de nuestro interior. En el siguiente apartado intitulado “Conocerse a sí mismo”, veremos como los procesos mentales tales como la imaginación reproductora, la fantasía sin objetivos claros y precisos, y las emociones negativas, afectan de manera importante nuestra calidad de vida y nuestra salud mental, y sin darnos cuenta cada día, que desde la infancia hasta nuestra senectud son el alimento que fortalece y sostiene con vida al Ego.
  • 45. Capítulo 4.- Conocerse a sí mismo Cuando naces no lo haces ya como un árbol, sino que naces como una semilla. Por lo tanto, tienes que crecer a través de la ciencia de la transformación individual lo que se denomina: el ser y el saber, hasta el punto en que florezcas y ese florecimiento será tu contentamiento, y tu plenitud en la vida. Es necesario mencionar, que el ser humano es sólo una semilla que puede desarrollarse en un gran árbol, mismo que puede crecer hasta convertirse en divinidad, es decir, cada ser humano tiene todo el potencial para convertirse en cualquier momento en un dios. No obstante, por ahora tal y como es, únicamente es una semilla. La semilla ha de ser protegida, ha de ser amada, y a la semilla se le ha de otorgar toda la oportunidad de crecer, pero para ello es necesario que el hombre se conozca a sí mismo, y de esta manera tendrá la posibilidad de convertirse en lo que realmente es. A través de la historia de la humanidad, se tiene conocimiento que los seres humanos en las diferentes épocas y en los diferentes lugares geográficos en donde se han establecido asentamientos humanos, han transitado por la vida con tanta agonía, con tantos problemas, y grandes dificultades, y a pesar del gran esfuerzo que han puesto por salir adelante nada se ha logrado de un modo definitivo, debido a que todo es transitorio y pasajero. Sin olvidarnos que llegamos a este hermoso planeta tierra con las manos
  • 46. vacías y así regresaremos algún día sin nada, ya que del polvo fuimos construidos y un día regresaremos al polvo de la tierra. Sin embargo, a pesar de las pocas posibilidades que tenemos durante nuestra vida útil en este planeta tierra, es importante que reconozcamos que en cualquier época a través del desarrollo de la humanidad la sociedad de alguna forma u otra se las ha arreglado para que nunca pienses en tu propio potencial que yace latente en tu interior. Y es así que todo el sufrimiento se debe en gran medida a que nunca eres tú mismo, es decir, siempre intentas ser otra persona con la intención de ser aceptado y por encajar en la sociedad, y te la pasas toda la vida siempre haciendo cosas que no te gustan por el simple hecho de complacer a otras personas, y esta actitud constantemente está afectado tu estado de ánimo y agobia a tu espíritu. Ahora que has tenido la oportunidad de leer este mensaje, por favor intenta hacer las cosas que te hacen que te sientes bien contigo mismo, y además te dan placer al efectuarlas, por lo tanto, simplemente sé tú mismo, y no habrá más sufrimiento o desdicha en tu vida, ya no habrá competencia por querer ser mejor que los demás, ahora simplemente intentaras ser tú mismo, espontaneo y auténtico. Tal como son los niños, sin ataduras o prejuicios. En relación con lo anterior, se puede mencionar, que las diferencias culturales en las religiones, en las naciones; todas
  • 47. están basadas en supersticiones y prejuicios, y en estereotipos. Lo único que hacen estas divisiones es mostrar que el hombre está dividido, es decir, está fragmentado en su interior. Lo anterior es parte de las proyecciones mentales del propio conflicto interno del ser humano, es decir, si no está bien consigo mismo en todas las actividades que emprende entonces todo lo que haga siempre traerá conflictos y desacuerdos por más que se esfuerce, esto es a que el problema no está en el exterior sino que las causas están en el interior del ser humano. Todos los conflictos en cualquier parte del planeta entre los miembros de las familias, los pueblos y los países solo son las proyecciones mentales del propio conflicto interior del ser humano. Al no ser uno consigo mismo, siempre está en conflicto permanente y todo lo que logre hacer siempre traerá discordia e insatisfacción. Es por estas razones que se han mencionado, que hasta la fecha no ha sido posible que el hombre pueda construir una verdadera sociedad, una humanidad única en donde impere la paz, la felicidad, la dicha, el amor y todas aquellas virtudes que favorecen de manera positiva la calidad de vida y la satisfacción personal. No obstante siempre andamos buscando las respuestas fuera de nosotros, sin darnos cuenta que las causas yacen en el interior del ser humano, es decir, la causa es sólo el reflejo del hombre interior.
  • 48. Nuestra vida entera es como una proyección de nuestros sueños. Uno no se dedica a saber lo que es realmente la vida, sino a lograr lo que uno desea, es decir, a construir una proyección de lo deseado, lo que uno anhela, y es así como la gran mayoría de las personas se confunden, y en vez de buscar qué es la vida, y qué es lo que realmente quieren hacer con ella, se dedican solo a buscar satisfacer sus deseos. Y al no encontrar o alcanzar lo que desean se desilusionan, se irritan, se frustran, se decepcionan de sí mismos, incluso una gran cantidad de estas personas llegan a aburrirse de la vida y otras mejor prefieren suicidarse. Por lo tanto, es importante enfatizar, que el deseo es el factor principal que causa frustración en el ser humano. El simple hecho de desear, es crear intencionalmente un gran vació, el cual nunca terminaremos de llenar. El acto de desear es el mundo. Ser de este mundo significa desear y seguir deseando hasta el cansancio, una gran cantidad de personas no admite, y no se da cuenta jamás de que cada deseo no conduce a nada más que a la frustración. Solamente cuando reflexionamos de una manera profunda, es cuando nos damos cuenta de la magnitud del problema de desear, y cuando uno se da cuenta de esto entonces automáticamente deja de desear, y así de esta manera podemos evitar proyectarnos, y dedicar nuestro tiempo a indagar sobre esta problemática.
  • 49. Por lo tanto, una vez que hemos dejado de proyectarnos, debemos de trabajar por conocer qué es, es decir, cuál es la fuente o causas del deseo. Como se mencionó líneas atrás, una vez que dejamos de desear, o dicho en otras palabras, en el momento en que deja uno de hacer deseo entonces el mecanismo de proyección deja de estar ejerciendo fuerza alguna en nosotros, y es cuando se puede ver con claridad el origen o la fuente de nuestros deseos, y por medio de este momento nos es posible comprender la realidad tal como es, sin ningún deseo, lo que es, aquello que es, una vez que se conoce, entonces todo brilla a nuestro alrededor. Reconozcamos que los deseos siempre prometen, y lo que entregan es siempre pasajero, nada dura para siempre, y esto nos obliga a volver a desear sin que nos demos cuenta de ello. Por lo tanto, el deseo se vuelve un juego interminable el cual nunca se satisface debido a que cada instante estamos deseamos miles y miles de cosas. Los deseos siempre prometen dicha, el éxtasis, pero el fin nunca llega, y cada deseo termina únicamente por convertirse en más deseo, o en su caso en frustración o angustia por no lograr lo que deseamos. Por lo tanto, el único camino para liberarse de la esclavitud del ego y de los deseos, es sólo conociéndose a sí mismo. El estudio de uno mismo es el primer paso en la vida de la posible evolución o en el desarrollo de uno mismo. De allí la frase que se ubicaba en el
  • 50. antiguo templo de Apolos en la antigua Grecia: “Hombre conócete a ti mismo, y así de esta manera conocerás a los dioses y al universo”. La frase anterior, significa que debemos de conocer la estructura del cuerpo, la mente y la conciencia y sus funciones, es decir, todos sus mecanismos de operación. La función de cada una de sus partes y procesos, nos permite comprender el porqué de las acciones que tomamos en nuestra vida cotidiana. Sin embargo, debemos de aceptar, que sólo puede conocerse algo cuando le dedicamos suficiente tiempo para explorar e identificar cada uno de los mecanismos que operan y forma parte del sistema y de los procesos. Lo anterior, nos permite darnos cuenta que primeramente debemos de estar al tanto de la actividad propia de la mente humana, y de los mecanismos de defensa que utiliza a diario sin que nos percatemos de ello y de su potencial destructivo; y es así, que cuando uno está consciente de su ego, de las formas en que el ego se fortalece, de las formas en se nutre y de todas las formas en las que se manifiesta (el ego es un monstruo de mil cabezas como lo describen los griegos con la medusa, y es Perseo quién acaba con él), entonces estará uno en la posibilidad de comprenderse a sí mismo. Cada uno de nosotros debemos acabar con esta medusa.
  • 51. Por lo tanto, el medio de estudiarse a sí mismo, es la observación de uno mismo. Pero antes debemos de aprender cómo observarnos. El hombre no puede estudiarse como si fuera una estrella lejana o una curiosa especie de fósil. En primer lugar, debemos de examinar cuidadosamente, cuáles son nuestros rasgos útiles y perjudiciales, que se encuentran en nosotros, es decir, en la personalidad y en el comportamiento o la conducta desde nuestra infancia y hasta nuestra edad actual. Aunque es preciso aclarar, que uno de los principales obstáculos para la observación de uno mismo, es la imaginación. Es decir, cuando algún hombre se está observando a sí mismo, quiere observar algo, no obstante en lugar de eso, la imaginación reproductora se apodera de ese algo, y hace que el observador se olvide o se distraiga de efectuar su observación. Una vez aclarado el problema que nos encontraremos al momento de observarnos a nosotros mismos, proseguiremos con las funciones humanas que son necesarias comprender en el estudio de uno mismo, y son: la intelectual, la emocional, la instintiva y la motriz. Por el momento la función sexual no la vamos a considerar en virtud de que esta viene después de las otras, es decir, que aparece más tarde en la vida, una vez que las cuatro primeras funciones se han manifestado plenamente: está condicionada por ellas.
  • 52. Por consiguiente, el estudio de la función sexual no es útil sino una vez que las cuatro primeras funciones son conocidas en todas sus manifestaciones. Mediante el estudio de uno mismo, debemos de llegar a la esencia, es decir, a la consistencia de cada uno de nosotros, y así de esta manera comprender los rasgos de la personalidad y del comportamiento humano. A continuación enlistaremos siete funciones diferentes que operan en el ser humano, las cuales forman parte de la estructura del cuerpo, mente y conciencia. 1.- El pensamiento o el intelecto. 2.- El sentimiento y las emociones. 3.- La función instintiva, es decir, todo el trabajo interno del organismo. 4.- La función motriz se refiere al trabajo externo del organismo: el movimiento en el espacio y en el tiempo. 5.- El sexo cuya función se refiere a los dos principios: masculino y femenino y todas sus manifestaciones. 6.- La función superior que aparece en el estado de conciencia de sí.
  • 53. 7.- La función intelectual superior que aparece en el estado de conciencia objetiva. Una vez que hemos descrito los elementos en las líneas anteriores, los cuales forman parte de la estructura del cuerpo, mente y conciencia. Continuaremos hablando más sobre la imaginación reproductora, como uno de los principales obstáculos que se interponen al momento de estudiarse a sí mismo. El ser humano sin darse cuenta, no advierte que la imaginación reproductora, es una facultad destructiva, en el sentido que jamás puede controlar, en virtud que siempre lo arrastra lejos de sus decisiones más conscientes, y lo lleva a cada instante en una dirección por donde no tenía la intención de ir. Con respecto a lo anterior, el apóstol Pablo en el nuevo testamento menciona, que los seres humanos siempre hacemos lo que no deseamos, aunque tengamos la intención de cambiar nuestra forma de vivir, sin embargo, siempre terminamos haciendo aquello que no debemos de hacer. Este, es un ejemplo del poder, que tiene la imaginación reproductora en nuestra vida diaria y en nuestro destino. La imaginación es casi tan perniciosa como la propia mente humana; en efecto, imaginar es mentirse a sí mismo, es como soñar despierto. El hombre comienza a imaginar algo (objeto o una persona, o un lugar determinado), lo hace con la intención de
  • 54. proporcionarse placer, y muy pronto da en creer en lo que imagina, o al menos en parte de lo que imagina. Otro de los obstáculos, que estarán presentes mientras intentemos estudiarnos a sí mismos, será las emociones negativas las cuales se designan como emociones de violencia o de depresión: compasión de sí mismo (víctima), cólera, desconfianza, miedo, contrariedad, aburrimiento, celos, etcétera. Como podemos apreciar, no es fácil estudiarse a sí mismo, ya que las dificultades a las que nos enfrentaremos continuamente al observarnos serán: mentir, imaginar, expresar emociones negativas y hablar sin necesidad. Un obstáculo con la misma fuerza que la imaginación, es la identificación el cual es un estado curioso en donde el hombre pasa más de la mitad de su vida, esto ocurre por el simple hecho de identificarnos con todo: con lo que decimos, con lo que sabemos, con lo que creemos o no creemos, con lo que deseamos o no deseamos, con lo que nos atrae y lo que nos repele. Como podemos darnos cuenta todo nos absorbe sin que nos percatemos de ello. Los seres humanos cada día somos incapaces de separarnos de la idea, del sentimiento o del objeto que nos absorbe, esto quiere decir, que en el estado de identificación el hombre es incapaz de considerar imparcialmente el objeto de su identificación.
  • 55. Por lo tanto, manifestaciones tales como la mentira, la imaginación, la expresión de las emociones negativas y la charla constante exigen un grado o nivel de identificación. Es decir, el hombre no puede existir según él con la identificación, esto es debido al diálogo interior el cual está renovando constantemente nuestro inventario personal, es decir, esta voz interior está trayendo constantemente al umbral de la mente las experiencias pasadas al presente, sean estas agradables o desagradables. Sólo cuando el hombre sea capaz de liberarse de la identificación, entonces logrará liberarse de muchas de las manifestaciones inútiles y estúpidas que constantemente está defendiendo sin darse cuenta de ello, y esto inclusive produce generalmente desacuerdos y conflictos entre los miembros de una familia, un club, o incluso es capaz el hombre de llegar a un conflicto de armas y destrucción. Un factor más u obstáculo que nos encontraremos al estudiarnos a sí mismo será la consideración o la compasión por sí mismo esta desempeña un papel muy importante en nuestra vida de cada uno de nosotros, aunque en ciertas personas se convierte en una obsesión. Hay algunas personas que toda la vida esta tejida de consideración, es decir, de preocupación, de insatisfacción, de angustia, de duda y de desconfianza, al punto que no queda lugar para nada más.
  • 56. Sin embargo, es importante mencionar, que uno como ser humano no es nada diferente a los demás, a este respecto en nuestro interior todas las personas somos iguales. Es necesario mencionar, que todas las emociones son en realidad sensaciones que acompañan a los cambios que se operan en los órganos internos y en los tejidos de nuestro organismo, por lo tanto, dichos cambios son anteriores a las sensaciones y estás son las verdaderas causas de las emociones. Por su parte, las investigaciones efectuadas por James y Lange (1980), mencionan que los acontecimientos exteriores y los procesos internos en nuestro organismo no provocan la emoción. Los acontecimientos externos y los procesos internos desencadenan reflejos internos, los cuales provocan sensaciones, y éstas son interpretadas como emociones o reflejos condicionados. Por otra parte, podemos mencionar, que existen emociones permanentes tales como el amor, la esperanza, la fe, tal como se comprenden corrientemente, es decir, como emociones permanentes, la cuales no son accesibles al hombre en su estado ordinario de conciencia, en virtud de que exigen estados de conciencia más elevados, es decir, exigen la unidad interior, la conciencia de sí, este es un yo permanente que procede del centro del ser y no de la periferia, y solo se puede lograr este estado de ser, cuando se
  • 57. logra detener el diálogo interior y de esta manera se conecta el hombre con la totalidad del universo y con todas las cosas. Por lo tanto, si las emociones negativas se logran transformar en emociones positivas, y dejan de depender de la identificación entonces desaparecen. Puede decirse, que hoy en día en nuestras sociedades postmodernas hay una gran cantidad de personas que su vida entera está regulada y controlada, y finalmente arruinada por las emociones negativas, ya que son adictas a ellas. Es necesario mencionar, que las emociones negativas no desempeñan ningún papel importante o útil en nuestras vidas, es decir, no aportan ningún conocimiento o beneficio alguno, al contrario, malogran todos nuestros placeres, hacen de nuestra vida una carga y oponen obstáculos muy reales a nuestro desarrollo posible, porque nada es más mecánico en nuestra vida que las emociones negativas. Tal es el cuadro de nuestra vida emocional, y si nos miramos sinceramente, debemos de darnos cuenta que mientras cultivemos y admiremos en nosotros mismos todas esas emociones envenenadas, no podremos esperar ser capaces de desarrollar la unidad, la conciencia de sí o la voluntad para despertar nuestro potencial latente que traemos desde el nacimiento como un regalo divino.
  • 58. Por lo tanto, es importante que el ser debe de crecer y madurar. Entre más crece el ser, menos será uno su ego, y una vez que haya crecido el ser, entonces tendremos la capacidad de comprender lo que es el deseo, y lo que significa la necesidad, en virtud de que ambas cosas son diferentes en sí mismas. El saber y el ser deben de evolucionar simultáneamente, en virtud de que si el saber evoluciona más rápidamente que el ser, entonces puede darse que exista un ser humano con grandes facultades y poderes personales, pero en su interior sigue siendo una persona egoísta, o alguien a quien no le interesa la vida de los demás, ni siente algún respeto por la humanidad e incluso puede pensar en destruir o usar sus capacidades y habilidades con tal de alcanzar sus propósitos o deseos e intereses personales aprovechando la buena disposición de las personas que le rodean. El deseo siempre es desquiciado, a diferencia de la necesidad que es siempre sensata. Si uno niega sus deseos, se vuelve suicida. Si uno sigue incrementando sus deseos, de nuevo, se vuelve suicida. Si sigue negando sus deseos, está cometiendo el suicidio. Si uno sigue incrementando sus deseos, de nuevo, está cometiendo, el suicidio, de modo distinto. Si uno es capaz de matar un deseo, puede volverse más egoísta. Si uno puede negarle al cuerpo un deseo particular, se vuelve más egoísta, la lucha de cualquier modo, siempre satisface y fortalece
  • 59. al ego. El luchar cada día contra el ego es una batalla perdida y que nunca termina, en virtud de que no existe el ego es solo una ilusión que nosotros mismos hemos creado desde la primera infancia, y de la cual no podemos liberarnos con facilidad. Si alguien pretende o intenta estar por encima de sus deseos, está luchando por algo que es imposible, puesto que el deseo es natural. El cuerpo no puede existir sin el deseo. Así que uno continuará aferrado al cuerpo, y el deseo seguirá existiendo de alguna forma, quizá en menor grado pero estará ahí en algún lugar con menos fuerza. Por lo tanto, uno seguirá debilitándose, sin embargo a menos que uno muera, el cuerpo superará todo deseo y necesidad, esta es una de las tantas soluciones. Por otro lado, si los deseos se vuelven demasiados, si los deseos son excesivamente grandes, uno se volverá loco. La tensión será insostenible. No obstante, si uno niega sus deseos, de nuevo crea tensiones que se volverán insostenibles. Por lo tanto, hay dos tipos de mentes suicidas: una que continúa negando sus necesidades, y la otra, que sigue transformando sus deseos en necesidades. Sobre el tema del deseo pueden plantearse las preguntas siguientes: ¿Cómo nacen los deseos? ¿Cómo generan las personas los deseos? ¿Por qué se generan los deseos? Se puede decir, que el desear significa que una persona le falta algo, es decir, tiene una necesidad de algo, quiere satisfacer algo de lo cual depende o con
  • 60. lo cual se siente seguro debido a que le proporciona un status social y económico. A diferencia de la necesidad, existen dos formas de elegir una necesidad, la primera consiste en que si sirve para la sobrevivencia, por ejemplo, el hambre, la sed, etcétera. Entonces es una necesidad indispensable, así como el aire que respiramos lo necesitamos para vivir, ya que sin el nuestra vida como organismos biológicos no sería posible. Esto nos hace reflexionar, que si no satisfacemos estas necesidades que hemos mencionado nuestra vida se pondría en riesgo ya que nuestro cuerpo cuenta con una memoria corporal o fisiológica. La segunda forma es cuando la necesidad solo es parte de la memoria mental o psíquica del sujeto, como por ejemplo los celos, la envidia, la avaricia, etcétera. Estas emociones negativas no representan necesidades que en algún momento determinado pongan en riesgo nuestra vida como organismos. Por lo tanto, no son necesidades, solo son representaciones o series de experiencias (inventario personal) con las cuales el sujeto se identifica de manera personal, en virtud de que forman parte de la memoria mental o psíquica del sujeto que ha reforzado con el tiempo y con sus recuerdos gracias al diálogo interior o voz interior.
  • 61. Por lo tanto, es conveniente mencionar, que nadie más que nosotros mismos puede decidir y elegir por uno cuál es la necesidad. Quizá más de alguno se pregunta, cómo saber elegir, para ello contamos con la conciencia y esta nos ayudará a seleccionar con mucho cuidado las necesidades en nuestra vida. La conciencia propia será la medida, en virtud de que es necesario comprender el esquema que aparece al final de este material, al cual hemos denominado la estructura del cuerpo, mente y conciencia, y cuenta con ocho fases que forman parte del sistema cognitivo y de los procesos de la conciencia. En resumen, podemos decir, que una vez expuestos los elementos u obstáculos que estarán constantemente presentes cuando la persona intente estudiarse a sí mismo, creemos que lo más importante es la comprensión de los deseos, la imaginación, la identificación, las emociones negativas, la compasión por sí mismo, y uno de los factores más importantes es el diálogo interior o la voz interior. Sin embargo, una de las técnicas que favorecerán nuestro viaje es la observación de sí mismo, y para ello, es necesario e importante identificar en un cuadro los rasgos útiles y los rasgos perjudiciales que forman parte de nuestra conducta y personalidad.
  • 62. A continuación se muestran dos tablas como ejemplo, las cuales nos puede servir como una bitácora para observar nuestra conducta en nuestra vida diaria y en nuestras actividades cotidianas. Tabla de identificación de rasgos útiles y rasgos perjudiciales de la personalidad Emociones positivas Emociones negativas Alegría, simpatía, afecto, confianza, esperanza, fe, amor, misericordia, etc. Celos, temor, cólera, envidia, miedo, inseguridad, avaricia, ira, etc. Tabla para cultivar las virtudes y frutos del espíritu Actividades ¿Cómo lo hago? ¿Cómo me gustaría hacerlo? Manejar conflictos Gestionar frustraciones Reparar errores propios Cultivar la autonomía Aceptar las diferencias Expresar las emociones Cultivar las virtudes
  • 63. El contenido de las tablas anteriores nos servirá como una bitácora en nuestra vida diaria, y así de esta manera registrar nuestras observaciones de sí mismos. En virtud que, vuestras almas a menudo son campos de batalla durante toda nuestra existencia, donde vuestra razón y vuestro juicio se baten en contra de vuestra pasión y de vuestro apetito del organismo, ocupamos llevar un registro permanente de nuestros estados de ánimo y de los tipos de pensamientos en la bitácora. Cada uno de nosotros, siempre intentamos ser el intermediario de vuestras almas, con la finalidad de convertir la discordia y la rivalidad de vuestros elementos en unidad y melodía. Más, la pregunta que debemos de formular de acuerdo con las líneas anteriores es: ¿Cómo hacerlo, a menos que vosotros mismos hayamos logrado hacer cesar los procesos mentales, y una vez que la mente se ha detenido entonces seremos capaces de realizar cualquier gran hazaña? La razón y la pasión son el remo y las velas de muestra alma marina en el mundo diario. Si el remo y esas velas se rompiesen, entonces únicamente nos dedicaremos a flotar al ritmo del vaivén que las olas producen o de otra manera ser aprisionados en la angustiosa inmensidad del mar.
  • 64. Porque la razón, gobernando sola, es una fuerza que limita; y la pasión, desgobernada, es una flama que arde en el interior de nuestro cuerpo para su propia destrucción. Por lo tanto, debemos de permitir que nuestra alma exalte vuestra razón, conduciéndola a la cima de la pasión, y así pueda cantar libremente. Es necesario e importante, dejar que la razón dirija vuestra pasión, de suerte que aquélla pueda vivir su cotidiana resurrección y, como el ave fénix, renacer de sus propias cenizas. Por otra parte, también debemos de cuidar de vuestro juicio y vuestro apetito, como si fueran dos amados huéspedes en vuestra mansión que es el cuerpo. De seguro, no debemos honrar a un huésped más que al otro; porque si atendemos a éste y abandonamos al otro, corremos el riesgo de perder el control y ser esclavos de ambos. Aunque es importante enfatizar, que más allá de la razón, el juicio y las pasiones del cuerpo, hay quienes creen que los seres humanos serían dichosos con el simple hecho de satisfacer sus deseos en la vida como son: comida, dinero, éxito, posición social,… Una y otra vez que conseguimos estas cosas y terminamos sintiéndonos insatisfechos, en ocasiones más de lo que estábamos al principio.
  • 65. Por lo tanto, lo que más anhelamos es un secreto que se revela sólo cuando estamos dispuestos a descubrir el contenido y entrar en las profundidades de nuestro sector inconsciente, y así de esta manera comprender las batallas psicológicas que se llevan a cabo constantemente en nuestra vida diaria, aunque esto sólo es posible cuando somos capaces de conocernos a sí mismos. En las antiguas tradiciones sapienciales, este empeño y búsqueda se comparó con la recolección de la más hermosa perla, una manera poética de expresar que debemos nadar bajo las aguas superficiales de nuestros sectores de la mente, para después sumergirnos hasta las profundidades de nuestro ser, y buscar pacientemente con la ayuda de la meditación, la concentración, el autoanálisis y la observación de sí mismo, esa perla invaluable que todos pretendemos encontrar, con ello me refiero a la conciencia acrecentada o mente interior. En el siguiente apartado, hablaremos de manera más extensa sobre esta perla invaluable, que desde la más remota antigüedad en la soledad y en el silencio de las diferentes cofradías de las escuelas esotéricas que han existido a lo largo de la historia de la humanidad, los grandes iniciados cultivaban en la compañía de sus discípulos día a día con ahínco este despertad interior.
  • 66. Capítulo 5.- ¿Qué es la conciencia humana, o en qué consiste? En efecto, por la conciencia es por donde se capta que existe esa unidad íntima entre la naturaleza y el hombre. Parece que la palabra ser es pobre para expresar esa unidad. Es un modo de ser especial el que unifica las cosas, y ese modo de ser es la conciencia. Por lo tanto, uno de los objetivos principales en la vida cotidiana desde la más remota antigüedad buscada con ahínco y con perseverancia por algunos de los eruditos de cada tiempo, es que cada persona en cualquier lugar del mundo, pueda hasta donde sea posible despertad o tener conciencia de los actos o de su conducta, en virtud de que de esta manera podrá disfrutar cada momento de su vida al darse cuenta de lo grandioso que son las cosas y las actividades que lleva a cabo en su vida, y además es el único modo de llegar a sentir la unidad con el misterio y la inmensidad de la vida. Todos los seres humanos en cualquier parte del mundo, tenemos en nuestro interior un testigo silencioso, un observador, una parte profunda de conocimiento que vive en nuestro núcleo auténtico del ser, el cual observa todo cuanto hacemos. Este lugar de conocimiento es lo que comúnmente llamamos la conciencia.
  • 67. La conciencia puede manifestarse sin necesidad de los procesos mentales, es decir, puede existir la conciencia sin el lenguaje, y sin el pensamiento, o la imaginación o los sueños. La conciencia acrecentada solo se manifiesta cuando cesa la mente. La conciencia es el órgano del saber (razón pura); es un proceso heterogéneo, dentro del cual figura el saber. La conciencia no es siempre una receptora pasiva. Ordena y elabora todas las sensaciones e impresiones que recibe del exterior, las emociones y las ideas o representaciones mentales que entran poco a poco en ella. El poder de la conciencia acrecentada se presenta únicamente cuando la persona ha logrado detener los procesos del pensamiento. La conciencia es, según un filósofo llamado David Hume (1711-1776) una especie de teatro donde aparecen los distintos juicios sucediéndose los unos a los otros; pasan, vuelven, se marchan y se mezclan en una infinidad de postura y situaciones. Por supuesto, que llegar a percibir de una manera directa, es decir, “el aquí y el allá” esta unidad no es la mezcla de dos cosas, sino la intimidad de ambas. Por ejemplo, en el nuevo testamento se anuncia cuando se habla que: “solamente cuando el hombre muere para sí mismo, es entonces cuando tiene la oportunidad de dejar aflorar esa presencia divina que está en todas las cosas del universo”.
  • 68. Por tanto, solamente en el momento que el hombre se niega así mismo, es cuando tiene esta gran oportunidad de sentir con todo su ser la totalidad de la vida. Esta experiencia ocurre en muy pocas personas, en virtud que el mayor obstáculo es el pensamiento. Si analizamos en qué consiste la conciencia, podemos darnos cuenta de que, en efecto la conciencia unifica al hombre con la naturaleza, y con todas las cosas que en ella existen, desde las constelaciones y los más remotos lugares hasta las criaturas más pequeñas que existen en todo el universo. Por lo tanto, hay que distinguir varios estados o niveles de conciencia, y lo normal es que la conciencia habitual del ser humano está constantemente separándolo de la divinidad y de la totalidad, esto es debido a que en su interior cada persona hombre o mujer está evocando y recordando a cada instante con la ayuda del diálogo interior recuerdos del pasado que generalmente son de origen negativos y absurdos debido a la duda y al miedo por lo desconocido que se presenta en la vida diaria. El hombre es el único ser entre todas las criaturas de la naturaleza, que objetiva la cosas y los fenómenos que se suceden a su alrededor, es decir, constantemente las está clasificando y etiquetando con la finalidad de comprender y explicar sus manifestaciones, con la ayuda de la mente y los procesos del pensamiento lógico y el razonamiento intenta ubicar y comprender
  • 69. las leyes que subyacen en cada fenómeno que se manifiesta en la naturaleza. A diferencia de las plantas y los animales inferiores estos sólo aceptan y disfrutan plenamente de todas las cosas y las experiencias a las cuales están sujetos en su vida como organismos vivos, esto es debido a que estos organismos cumplen su función. El hombre al intentar objetivizar las cosas por medio de su conciencia en estados inferiores, ha provocado una separación con respecto a la totalidad y consigo mismo, lo anterior le ha producido un sentimiento de estar separado de todo cuento existe en el universo, y hoy en día le ha provocado estar inmerso en grandes conflictos de toda índole. Sin embargo, gracias a la objetividad de la conciencia humana, el hombre ha logrado manejar las cosas del mundo físico en beneficio de sus intereses y necesidades, y además los objetos formales que el mismo ha creado como producto de los procesos mentales, y de esta manera ha logrado construir la cultura y la civilización a lo largo de todo este tiempo que ha permanecido en el planeta tierra. No obstante, por otro lado la objetividad que se ha logrado con la conciencia humana deja al hombre con la sensación de separatividad con respecto a las cosas, el universo y las demás personas.
  • 70. Por lo tanto, es necesario hoy en día aprovechar el despertar de la conciencia mediante la educación, de tal manera que puedan las personas recuperar su estado original y restablezcan el vínculo con la fuerza suprema e infinita que gobierna en todos los rincones del universo. Lo anterior permitirá al hombre lograr estados superiores del ser donde se perciba su unidad con la totalidad. Este estado o nivel de conciencia debe ser fomentado en la familia, en la escuela y en la sociedad a través del estudio de la filosofía con la ayuda de la gnoseología, la ontología y la axiología, y la práctica diaria, y así mismo con las enseñanzas del guerrero. Por ejemplo, la conciencia social es el reflejo de la mente humana con respecto a la estructura y desarrollo de la sociedad. Por lo tanto, la conciencia social no solamente está compuesta de los aspectos que de una u otra manera son evidentes para reflejar los actos sociales, como son las ideologías políticas, las ciencias sociales y las concepciones jurídicas, sino también de la moral, la religión, y la filosofía. El contenido de la conciencia está constituido por: los sentimientos, las emociones, los pensamientos, los recuerdos, las experiencias que durante su existencia ha logrado construir una persona con la ayuda de la mente y el cerebro, y el contacto con el medio ambiente y con las personas.
  • 71. Por ello, en ciertas ocasiones se menciona que el lugar en donde se capta la relación entre conceptos o nociones es la conciencia, y se logra con la ayuda de la razón o razonamiento, hay quienes mencionan que la base del espíritu humano es la razón, la cual tiene como materia prima la información obtenida del medio ambiente por medio de la percepción, sensación y los órganos sensoriales. Por lo tanto, la forma que toman los acontecimientos históricos está determinada por la conciencia social. Es decir, la calidad de vida de una persona, de una familia o sociedad determinada, está en función de la calidad de su conciencia, es decir, de las características de sus pensamientos, sentimientos y emociones a los cuales denominados procesos mentales y se constituyen en esquemas cognitivos y afectivos. En relación con las líneas anteriores debemos de tener presente, que la vida o la existencia no siempre nos da lo que queremos o deseamos, sino simplemente nos proporciona lo que necesitamos, por tanto, debemos de aprovechar hasta donde sea posible el tiempo de nuestra vida biológica para comprender el funcionamiento de la mente humana y la conciencia ya que al tener el conocimiento de la estructura y las funciones de estos dos medios nos será más fácil lograr nuestra misión que traemos cada uno de nosotros, debido a que finalmente la vida es sólo un camino el cual tarde o temprano nos conducirá irremediablemente con la muerte, y es en ese momento
  • 72. cuando cada uno de nosotros en cuestión de segundos nos daremos cuenta de las grandes oportunidades que ofrece la vida, y que sin embargo, no las aprovechamos debidamente en su totalidad. Cada persona tiene en la vida lo que ha sembrado, y cada uno es el único responsable de sus actos o acciones, en virtud de que la conducta de cada uno de nosotros cada día puede tomar un giro positivo o bien una dirección negativa solo se necesita modificar los viejos hábitos o costumbres que forman parte de las actitudes, y de esta manera cada uno de nosotros tiene la oportunidad de modificar el rumbo de la vida y de su destino al cambiar el contenido de la conciencia mediante el darse cuenta de las cosas. En resumen, los seres humanos a diferencia de los animales inferiores somos capaces de reflexionar sobre nuestra vida o destino, y así mismo somos los únicos seres vivos capaces de modificarla con la ayuda de la conciencia acrecentada a través de la disciplina, la perseverancia y una metodología. No es casual que las palabras “conciencia” y “conocimiento” tengan una raíz común. Cuanto más amplios y profundos son los conocimientos del hombre, es decir, el saber, entonces más clara y rica es su conciencia, y más consciente es él de sus decisiones que toma en la vida diaria y en su proceder con respecto a su conducta.