SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 10
Descargar para leer sin conexión
San Juan de la Cruz explica los diez grados de la escala mística de amor
divino, según San Bernardo y Santo Tomás,
por la que el alma va subiendo a Dios.
1 Estoy enferma de amor (Cant 5,8) pero no es para muerte, sino para gloria de Dios (Jn
11,44), porque en ella muere el alma al pecado y a todas las cosas que no son Dios
(Salmo 142,7), pierde el apetito y el gusto de todos los manjares, como el amante. Pero
el alma no cae en esta enfermedad si no le envían el exceso de calor (Salmo 67,10).
2 El amar hace buscar sin cesar: «Me levanté y recorrí la ciudad por las calles y las
plazas, buscando al amor de mi alma» (Cant 3,2). como lo manda el salmista: «Buscad
continuamente el rostro del Señor» (Sal 104,4). Cuando come, cuando duerme, cuando
vela, cuando hace cualquier cosa, toda su preocupación está en el Amado.
3 El amar es el que hace actuar al alma y le da calor para no pecar. Sobre esto dice el
salmista: «Dichoso quien teme al Señor y es entusiasta de sus mandatos» (111,1). y si el
temor, por ser hijo del amor, le siembra este entusiasmo, ¿qué hará el mismo amor?
A Jacob se le hicieron pocos días los siete años que sirvió de criado a Labán más otros
siete. Tan enamorado estaba de Raquel (Gén 29,20). Pues si el amor de Jacob, siendo de
criatura, era tan poderoso, ¿qué podrá el amor del Creador cuando se apodera del alma
en este tercer grado?
El alma por el enorme amor que tiene a Dios le produce gran disgusto y pena de lo
poco que hace por Dios y, si fuera lícito, le consolaría deshacerse mil veces por El; por
eso se ve inútil en todo lo que hace y le parece estéril su vida.
Y otro efecto admirable: se tiene por la peor de todas. Porque el amor le enseña lo que
Dios merece y porque las muchas obras que hace por El todas las ve viciadas e
imperfectas. De todas saca vergüenza y pena, conociendo tan desastrosa manera de
obrar por un tan alto Señor. Está muy lejos de tener vanagloria o presunción y de
condenar a los otros. Estos y otros parecidos son los efectos de este grado que dan al
alma ánimo y fuerzas para subir al cuarto.
1 Estoy enferma de amor (Cant 5,8)
2 El amar hace buscar sin cesar
3 El amar es el que hace actuar al
alma y le da calor para no pecar
Jacob y Raquel
(Gén 29,20).
Juan 20 1-18
Y otro efecto admirable: se tiene por la peor de
todas (el alma). Ver Estación 13. 5 Vía Crucis
http://www.escrivaobras.org/book/via_crucis-
punto-13.htm
4 Es un ordinario sufrir sin fatigarse. En ninguna manera aquí el alma busca su consuelo ni gusto, ni
en Dios ni en otra cosa, ni anda deseando ni pretendiendo pedir mercedes a Dios, porque ve claro
que hartas las tiene hechas, y queda todo su cuidado en cómo podrá dar algún gusto a Dios y
servirle algo por lo que él merece y de él tiene recibido, aunque fuese muy a su costa.
Harto levantado es este grado de amor, porque, como aquí el alma con tan verdadero amor se anda
siempre tras Dios con espíritu de padecer por él, dale Su Majestad muchas veces y muy de
ordinario el gozar, visitándola en espíritu sabrosa y deleitablemente, porque el inmenso amor del
Verbo Cristo no puede sufrir penas de su amante sin acudirle.
5. En este grado el amante tanta es la vehemencia que tiene por comprehender al Amado y unirse
con él, que toda dilación, por mínima que sea, se le hace muy larga, molesta y pesada, y siempre
piensa que halla al Amado; y cuando se ve frustrado su deseo, lo cual es casi a cada paso, desfallece
en su codicia, según hablando en este grado lo dice el Salmista (Sal. 83, 2), diciendo: Codicia y
desfallece mi alma a las moradas del Señor. En este grado el amante no puede dejar de ver lo que
ama o morir; en el cual Raquel, por la gran codicia que tenía a los hijos, dijo a Jacob su esposo:
Dame hijos; si no, yo moriré (Gn. 30, 1). Padecen aquí hambre como canes y cercan y rodean la
ciudad de Dios (Sal. 58, 7). En este hambriento grado se ceba el alma en amor, porque según la
hambre es la hartura. De manera que de aquí puede subir al sexto grado, que hace los efectos que
se siguen.
6 El sexto grado hace correr al alma ligeramente a Dios y dar muchos toques en él, y sin
desfallecer corre por la esperanza, que aquí el amor (que) la ha fortificado la hace volar ligero. En el
cual grado también dice el profeta Isaías: Los santos que esperan en Dios mudarán la fortaleza,
tomarán alas como de águila y volarán y no desfallecerán (Is. 40, 31), como hacían en el grado
quinto.
La causa de esta ligereza en amor que tiene el alma en este grado es por estar ya muy dilatada la
caridad en ella, por estar aquí el alma poco menos que purificada del todo, como se dice también
en el salmo (118, 32): El camino de tus mandamientos corrí cuando dilataste mi corazón.
San José de Cupertino
Durante los 17 años que estuvo en
el convento de Grotella sus
compañeros de comunidad
presenciaron 70 éxtasis de este
santo.
El más famoso sucedió cuando 10
obreros deseaban llevar una
pesada cruz a una montaña y no lo
lograban. Entonces Fray José se
elevó por los aires con cruz y todo,
y la llevó hasta la cima del monte.
https://misticavita.wordpress.com
/
5 Codicia y desfallece mi alma a las
moradas del Señor. Salmo 8,2
4 Es un ordinario sufrir sin
fatigarse
Murillo: San Francisco de Asís
abraza al crucificado
6 El sexto grado hace correr al
alma ligeramente a Dios y dar
muchos toques en él
7 Aquí el amor ni se aprovecha del juicio para esperar, ni usa de consejo para retirarse, ni con
vergüenza se puede enfrenar, porque el favor, que ya Dios aquí hace al alma, la hace atrever con
vehemencia. De donde se sigue lo que dice el Apóstol (1 Cor. 13, 7), y es: La caridad todo lo cree,
todo lo espera y todo lo puede. De este grado habló Moisés (Ex. 32, 3132), cuando dijo a Dios
que perdonase al pueblo, y, si no, que le borrase a él del libro de la vida en que le había escrito.
Estos alcanzan de Dios lo que con gusto le piden. De donde dice David (Sal. 36, 4): Deléitate en
Dios, y darte ha las peticiones de tu corazón. En este grado se atrevió la Esposa (Ct. 1, 1) y dijo:.
¡Béseme con los besos de su boca A este grado no le es lícito al alma atreverse, si no sintiere el
favor interior del cetro del rey inclinado para ella (Est. 6, 11), porque por ventura no caiga de los
demás grados que hasta allí ha subido, en los cuales siempre se ha de conservar en humildad.
8 Hace al alma asir y apretar sin soltar, según la Esposa dice (Ct. 3, 4) en esta manera: Hallé al
que ama mi corazón y ánima, y túvele, y no le soltaré. En este grado de unión satisface el alma su
deseo, mas no de continuo, porque algunos llegan a poner el pie y luego lo vuelven a quitar;
porque si durase, sería cierta gloria en esta vida, y así muy pocos espacios causa el alma en él. Al
profeta Daniel (10, 11), por ser varón de deseos, se le mandó de parte de Dios que permaneciese
en este grado, diciéndole: Daniel, está sobre tu grado, porque eres varón de deseos. De este
grado se sigue el nono, que es ya el de los perfectos, como diremos después, que es el que se
sigue.
9 Hace arder al alma con suavidad. Este grado es el de los perfectos, los cuales arden ya en Dios
suavemente, porque este ardor suave y deleitoso les causa el Espíritu Santo por razón de la
unión que tienen con Dios. Por esto dice san Gregorio de los Apóstoles que, cuando el Espíritu
Santo visiblemente vino sobre ellos, que interiormente ardieron por amor suavemente.
De los bienes y riquezas de Dios que el alma goza en este grado, no se puede hablar; porque, si
de ello escribiesen muchos libros, quedaría lo más por decir. Del cual, por esto y porque después
diremos alguna cosa, aquí no digo más sino que de éste se sigue el décimo y el último grado de
esta escala de amor, que ya no es de esta vida.
LAURA VICUÑA - (1891-
1904) Beatificada el 3 de
septiembre de 1988.
http://tesagus.blogspot.com.es/
2010_01_22_archive.html
7 La caridad todo lo cree,
todo lo espera y todo lo
puede
7 Cantar 1
1: ¡Bésame
con los
besos de su
boca!
7 Ester acusa
a Amán (Est.
7:1-10)
8 Daniel (10, 11), por ser
varón de deseos, se le mandó
de parte de Dios que
permaneciese en este grado
9 Hace arder al alma con suavidad
10 Y último grado de esta escala secreta de amor hace el alma asimilarse
totalmente a Dios, por razón de la clara visión de Dios que luego posee
inmediatamente el alma, que, habiendo llegado en esta vida al nono grado, sale
de la carne. Porque éstos, pocos que son, por cuanto ya por el amor están
purgadísimos, no entran en el purgatorio. Y decimos, esta visión es la causa de la
similitud total del alma con Dios, porque así lo dice san Juan (1 Jn. 3, 2), diciendo:
Sabemos que seremos semejantes a él, no porque el alma se hará tan capaz
como Dios, porque eso es imposible, sino porque todo lo que ella es se hará
semejante a Dios; por lo cual se llamará, y lo será, Dios por participación.
Final. Esta es la escala secreta que aquí dice el alma, aunque ya en estos grados
de arriba no es muy secreta para el alma, porque mucho se le descubre el amor
por los grandes efectos que en ella hace.
Mas en este último grado de clara visión, que es lo último de la escala donde
estriba Dios, como ya dijimos, ya no hay cosa para el alma encubierta, por razón
de la total asimilación; de donde nuestro Salvador (Jn. 16, 23) dice: En aquel día
ninguna cosa me preguntaréis, etc.
Pero hasta este día todavía, aunque el alma más alta vaya, le queda algo
encubierto, y tanto cuanto le falta para la asimilación total con la divina esencia.
De esta manera, por esta teología mística y amor secreto, se va el alma saliendo
de todas las cosas y de sí misma y subiendo a Dios. Porque el amor es asimilado
al fuego, que siempre sube hacia arriba, con apetito de engolfarse en el centro
de su esfera.
Final. …se va el alma saliendo de todas las
cosas y de sí misma y subiendo a Dios
10 1Juan 3,2 …hace el alma asimilarse
totalmente a Dios, por razón de la clara
visión de Dios que luego posee
inmediatamente el alma, que, habiendo
llegado.
Final. Se va el alma saliendo de todas las
cosas y de sí misma subiendo a Dios
Final. …donde nuestro Salvador (Jn. 16,
23) dice: En aquel día ninguna cosa me
preguntaréis, etc.
Transfiguración del Señor, acompañado
de moisés y Elías
7 Aquí el amor ni se aprovecha del juicio para esperar, ni usa de
consejo para retirarse, ni con vergüenza se puede enfrenar, porque
el favor, que ya Dios aquí hace al alma, la hace atrever con
vehemencia.
De donde se sigue lo que dice el Apóstol (1 Cor. 13, 7), y es: La
caridad todo lo cree, todo lo espera y todo lo puede.
De este grado habló Moisés (Ex. 32, 3132), cuando dijo a Dios que
perdonase al pueblo, y, si no, que le borrase a él del libro de la vida
en que le había escrito.
Estos alcanzan de Dios lo que con gusto le piden.
De donde dice David (Sal. 36, 4): Deléitate en Dios, y darte ha las
peticiones de tu corazón.
En este grado se atrevió la Esposa (Ct. 1, 1) y dijo:. ¡Béseme con los
besos de su boca.
A este grado no le es lícito al alma atreverse, si no sintiere el favor
interior del cetro del rey inclinado para ella (Est. 6, 11), porque por
ventura no caiga de los demás grados que hasta allí ha subido, en los
cuales siempre se ha de conservar en humildad.
7 La caridad todo
lo cree, todo lo
espera y todo lo
puede
LAURA VICUÑA -
(1891-1904)
Beatificada el 3 de
septiembre de
1988.
http://tesagus.blogspot.co
m.es/2010_01_22_archive.
html
7 Cantar 1 1:
¡Bésame con los
besos de su boca!
7 Ester acusa a Amán
(Est. 7:1-10)
San Juan de la Cruz explica los diez grados de la escala mística de amor divino, según
San Bernardo y Santo Tomás, por la que el alma va subiendo a Dios.
GRADO SEPTIMO
7 Aquí el amor ni se aprovecha del juicio para esperar, ni usa de consejo para
retirarse, ni con vergüenza se puede enfrenar, porque el favor, que ya Dios aquí hace al
alma, la hace atrever con vehemencia.
De donde se sigue lo que dice el Apóstol (1 Cor. 13, 7), y es: La caridad todo lo cree,
todo lo espera y todo lo puede.
De este grado habló Moisés (Ex. 32, 3132), cuando dijo a Dios que perdonase al
pueblo, y, si no, que le borrase a él del libro de la vida en que le había escrito.
Estos alcanzan de Dios lo que con gusto le piden.
De donde dice David (Sal. 36, 4): Deléitate en Dios, y darte ha las peticiones de tu
corazón.
En este grado se atrevió la Esposa (Ct. 1, 1) y dijo:. ¡Béseme con los besos de su boca.
A este grado no le es lícito al alma atreverse, si no sintiere el favor interior del cetro
del rey inclinado para ella (Est. 6, 11), porque por ventura no caiga de los demás
grados que hasta allí ha subido, en los cuales siempre se ha de conservar en humildad.
-
En 370, Mónica, tuvo noticias de la
vida disipada de Agustín, con 17
años. En concubinato tuvo un hijo,
Adeodato (= dado por Dios).
Perteneció a la secta Maniqueos.
Se convirtió en 386, por las
oraciones, durante 16 años, de su
madre Santa Mónica.
San Juan de la Cruz explica los diez grados de la escala mística de amor
divino, según San Bernardo y Santo Tomás, por la que el alma va
subiendo a Dios.
EFICACIA DE LA ORACIÓN EN EL GRADO SÉPTIMO DEL AMOR DE DIOS
Aquí el amor ni se aprovecha del juicio para esperar, ni usa de consejo
para retirarse, ni con vergüenza se puede enfrenar, porque el favor, que ya
Dios aquí hace al alma, la hace atrever con vehemencia.
De donde se sigue lo que dice el Apóstol (1 Cor. 13, 7), y es: La caridad
todo lo cree, todo lo espera y todo lo puede.
De este grado habló Moisés (Ex. 32, 3132), cuando dijo a Dios que
perdonase al pueblo, y, si no, que le borrase a él del libro de la vida en que
le había escrito.
Estos alcanzan de Dios lo que con gusto le piden.
De donde dice David (Sal. 36, 4): Deléitate en Dios, y darte ha las
peticiones de tu corazón.
A este grado no le es lícito al alma atreverse, si no sintiere el favor
interior del cetro del rey inclinado para ella (Est. 6, 11), porque por ventura
no caiga de los demás grados que hasta allí ha subido, en los cuales
siempre se ha de conservar en humildad.
Visión de
Santa Mónica
(331- 387)
sobre la
conversión de
San Agustín
(354-430).
En 395 sería
Obispo de
Hipona
durante 34
años.
En 370, Mónica, tuvo noticias de la
vida disipada de Agustín, con 17
años. En concubinato tuvo un hijo,
Adeodato (= dado por Dios).
Perteneció a la secta Maniqueos. Se
convirtió en 386, por las oraciones,
durante 16 años, de su madre Santa
Mónica.
San Juan de la Cruz explica los diez grados de la escala mística de amor
divino, según San Bernardo y Santo Tomás, por la que el alma va
subiendo a Dios.
EFICACIA DE LA ORACIÓN EN EL GRADO SÉPTIMO DEL AMOR DE DIOS
Aquí el amor ni se aprovecha del juicio para esperar, ni usa de consejo
para retirarse, ni con vergüenza se puede enfrenar, porque el favor, que ya
Dios aquí hace al alma, la hace atrever con vehemencia.
De donde se sigue lo que dice el Apóstol (1 Cor. 13, 7), y es: La caridad
todo lo cree, todo lo espera y todo lo puede.
De este grado habló Moisés (Ex. 32, 3132), cuando dijo a Dios que
perdonase al pueblo, y, si no, que le borrase a él del libro de la vida en que
le había escrito.
Estos alcanzan de Dios lo que con gusto le piden.
De donde dice David (Sal. 36, 4): Deléitate en Dios, y darte ha las
peticiones de tu corazón.
A este grado no le es lícito al alma atreverse, si no sintiere el favor
interior del cetro del rey inclinado para ella (Est. 6, 11), porque por ventura
no caiga de los demás grados que hasta allí ha subido, en los cuales
siempre se ha de conservar en humildad.
Visión de
Santa
Mónica
(331- 387)
sobre la
conversión
de San
Agustín
(354-430).
En 395 sería
Obispo de
Hipona
durante 34
años.
Nació en Santiago de Chile, el 5 de abril de 1891 y murió en
Argentina el 22 de enero de 1904, a los 13 años.
Emigraron a Argentina, Junín de los Andes. En 1901 Laura
fue alumna del Colegio de las Hijas de María y al año
siguiente pidió en vano ser admitida en las postulantes del
Instituto.
La principal dificultad era la temprana edad, pero algunos
aludían a la situación familiar de la madre de Laura, que
había conocido a un rico terrateniente, Manuel Mora, y
había aceptado sus proposiciones de convivencia.
La muchacha, muy preocupada por la salvación del alma
de su madre, muchas veces la invitó infructuosamente a
romper dicha relación. Dada la inutilidad de sus esfuerzos,
Laura decidió el 13 de abril de 1903, a ofrecer su vida al
Señor por aquella intención. De hecho enfermó
repentinamente y murió el 22 de enero de 1904, pocos
días después de que su madre prometiera que dejaría a su
compañero.
Beatificada por Juan Pablo II el 3 de septiembre de 1988.
EFICACIA DE LA ORACIÓN
EN EL GRADO SÉPTIMO DEL
AMOR DE DIOS
Beata Laura Vicuña (fiesta 22
de enero)
Aquí el amor ni se aprovecha del juicio para
esperar, ni usa de consejo para retirarse, ni con
vergüenza se puede enfrenar, porque el favor,
que ya Dios aquí hace al alma, la hace atrever con
vehemencia.
De donde se sigue lo que dice el Apóstol (1 Cor.
13, 7), y es: La caridad todo lo cree, todo lo
espera y todo lo puede.
Estos alcanzan de Dios lo que con gusto le
piden.
Y dice David (Sal. 36, 4): Deléitate en Dios, y
darte ha las peticiones de tu corazón.
10GradosAmorFOTO - copia.pptx..........................

Más contenido relacionado

Similar a 10GradosAmorFOTO - copia.pptx..........................

La perdida del primer amor
La perdida del primer amorLa perdida del primer amor
La perdida del primer amorMarco Caicedo
 
La perdida del primer amor
La perdida del primer amorLa perdida del primer amor
La perdida del primer amorMarco Caicedo
 
Oración de arrepentimiento por los pecados
Oración de arrepentimiento por los pecadosOración de arrepentimiento por los pecados
Oración de arrepentimiento por los pecadosCristian Diaz
 
Octavo Domingo del Tiempo Ordinario.
Octavo Domingo del Tiempo Ordinario.Octavo Domingo del Tiempo Ordinario.
Octavo Domingo del Tiempo Ordinario.Padre Enrique Camargo
 
El amor extraviado la sabiduría cisterciense según san bernardo (9)
El amor extraviado la sabiduría cisterciense según san bernardo (9)El amor extraviado la sabiduría cisterciense según san bernardo (9)
El amor extraviado la sabiduría cisterciense según san bernardo (9)OSM- PCC
 
Estado del corazon de un creyente en Cristo
Estado del corazon de un creyente en CristoEstado del corazon de un creyente en Cristo
Estado del corazon de un creyente en CristoJosé Gregorio Rivas
 
Vi la plenitud del espíritu santo en el cristiano
Vi la plenitud del espíritu santo en el cristianoVi la plenitud del espíritu santo en el cristiano
Vi la plenitud del espíritu santo en el cristianoAlberto Motta Ochoa
 
Seminario vida espíritu_familias
Seminario vida espíritu_familiasSeminario vida espíritu_familias
Seminario vida espíritu_familiasOsmar Feltes
 
Perder para ganar
Perder para ganarPerder para ganar
Perder para ganarAskenaz
 
Descubre al fariseo que hay en ti. tema 3. ¿Qué libertades no me permite el S...
Descubre al fariseo que hay en ti. tema 3. ¿Qué libertades no me permite el S...Descubre al fariseo que hay en ti. tema 3. ¿Qué libertades no me permite el S...
Descubre al fariseo que hay en ti. tema 3. ¿Qué libertades no me permite el S...jasspiebl
 
2 Tesalonicenses capitulo 1
2 Tesalonicenses capitulo 1 2 Tesalonicenses capitulo 1
2 Tesalonicenses capitulo 1 Natalia Reyes
 
Porqué hay enfermedad en el mundo
Porqué hay enfermedad en el mundoPorqué hay enfermedad en el mundo
Porqué hay enfermedad en el mundoValeria Otarola
 

Similar a 10GradosAmorFOTO - copia.pptx.......................... (20)

Cita biblica angustia
Cita biblica angustiaCita biblica angustia
Cita biblica angustia
 
La perdida del primer amor
La perdida del primer amorLa perdida del primer amor
La perdida del primer amor
 
La perdida del primer amor
La perdida del primer amorLa perdida del primer amor
La perdida del primer amor
 
Oración de arrepentimiento por los pecados
Oración de arrepentimiento por los pecadosOración de arrepentimiento por los pecados
Oración de arrepentimiento por los pecados
 
Octavo Domingo del Tiempo Ordinario.
Octavo Domingo del Tiempo Ordinario.Octavo Domingo del Tiempo Ordinario.
Octavo Domingo del Tiempo Ordinario.
 
El Dios de la segunda oportunidad
El Dios de la segunda oportunidadEl Dios de la segunda oportunidad
El Dios de la segunda oportunidad
 
El amor extraviado la sabiduría cisterciense según san bernardo (9)
El amor extraviado la sabiduría cisterciense según san bernardo (9)El amor extraviado la sabiduría cisterciense según san bernardo (9)
El amor extraviado la sabiduría cisterciense según san bernardo (9)
 
Estado del corazon de un creyente en Cristo
Estado del corazon de un creyente en CristoEstado del corazon de un creyente en Cristo
Estado del corazon de un creyente en Cristo
 
Vi la plenitud del espíritu santo en el cristiano
Vi la plenitud del espíritu santo en el cristianoVi la plenitud del espíritu santo en el cristiano
Vi la plenitud del espíritu santo en el cristiano
 
Humillado hasta la muerte y exaltado hasta lo sumo
Humillado hasta la muerte y exaltado hasta lo sumoHumillado hasta la muerte y exaltado hasta lo sumo
Humillado hasta la muerte y exaltado hasta lo sumo
 
Alabanza de gloria web
Alabanza de gloria webAlabanza de gloria web
Alabanza de gloria web
 
Seminario vida espíritu_familias
Seminario vida espíritu_familiasSeminario vida espíritu_familias
Seminario vida espíritu_familias
 
La muerte espiritual vs el fuego de avivamiento en el creyente
La muerte espiritual vs el fuego de avivamiento en el creyenteLa muerte espiritual vs el fuego de avivamiento en el creyente
La muerte espiritual vs el fuego de avivamiento en el creyente
 
Perder para ganar
Perder para ganarPerder para ganar
Perder para ganar
 
Pan del Alma
Pan del AlmaPan del Alma
Pan del Alma
 
Descubre al fariseo que hay en ti. tema 3. ¿Qué libertades no me permite el S...
Descubre al fariseo que hay en ti. tema 3. ¿Qué libertades no me permite el S...Descubre al fariseo que hay en ti. tema 3. ¿Qué libertades no me permite el S...
Descubre al fariseo que hay en ti. tema 3. ¿Qué libertades no me permite el S...
 
2 Tesalonicenses capitulo 1
2 Tesalonicenses capitulo 1 2 Tesalonicenses capitulo 1
2 Tesalonicenses capitulo 1
 
Porqué hay enfermedad en el mundo
Porqué hay enfermedad en el mundoPorqué hay enfermedad en el mundo
Porqué hay enfermedad en el mundo
 
Cultura del reino_de_dios
Cultura del reino_de_diosCultura del reino_de_dios
Cultura del reino_de_dios
 
El amor de_dios
El amor de_diosEl amor de_dios
El amor de_dios
 

Más de emilioperucha

10GradosAmorFOTO - copia.pptx..............
10GradosAmorFOTO - copia.pptx..............10GradosAmorFOTO - copia.pptx..............
10GradosAmorFOTO - copia.pptx..............emilioperucha
 
Viacruci sde jesús,dictado.a.josefa.menendez.
Viacruci sde jesús,dictado.a.josefa.menendez.Viacruci sde jesús,dictado.a.josefa.menendez.
Viacruci sde jesús,dictado.a.josefa.menendez.emilioperucha
 
7 dolores.virgen.maría.y5apéndices.octubre.2014
7 dolores.virgen.maría.y5apéndices.octubre.20147 dolores.virgen.maría.y5apéndices.octubre.2014
7 dolores.virgen.maría.y5apéndices.octubre.2014emilioperucha
 
Santo rosario.rezopersonalizsept2014.1
Santo rosario.rezopersonalizsept2014.1Santo rosario.rezopersonalizsept2014.1
Santo rosario.rezopersonalizsept2014.1emilioperucha
 
Santo rosario rezo personalizado
Santo rosario rezo personalizadoSanto rosario rezo personalizado
Santo rosario rezo personalizadoemilioperucha
 
Papa.fancisco cuaresmatiempoconversión
Papa.fancisco cuaresmatiempoconversiónPapa.fancisco cuaresmatiempoconversión
Papa.fancisco cuaresmatiempoconversiónemilioperucha
 
Papa.fancisco sacramentos5.unciónenfermos
Papa.fancisco sacramentos5.unciónenfermosPapa.fancisco sacramentos5.unciónenfermos
Papa.fancisco sacramentos5.unciónenfermosemilioperucha
 
Papa.fancisco sacramentos.4.reconciliación
Papa.fancisco sacramentos.4.reconciliaciónPapa.fancisco sacramentos.4.reconciliación
Papa.fancisco sacramentos.4.reconciliaciónemilioperucha
 
Papa.fancisco.sacramento3.cómo vivimos la eucaristía
Papa.fancisco.sacramento3.cómo vivimos la eucaristíaPapa.fancisco.sacramento3.cómo vivimos la eucaristía
Papa.fancisco.sacramento3.cómo vivimos la eucaristíaemilioperucha
 
Papa.fancisco sacramento3.eucaristía
Papa.fancisco sacramento3.eucaristíaPapa.fancisco sacramento3.eucaristía
Papa.fancisco sacramento3.eucaristíaemilioperucha
 
Papa.fancisco sacramentos2.confesion
Papa.fancisco sacramentos2.confesionPapa.fancisco sacramentos2.confesion
Papa.fancisco sacramentos2.confesionemilioperucha
 
Papa.fancisco audienciageneralsemanaoracionunidadcristianos
Papa.fancisco audienciageneralsemanaoracionunidadcristianosPapa.fancisco audienciageneralsemanaoracionunidadcristianos
Papa.fancisco audienciageneralsemanaoracionunidadcristianosemilioperucha
 
Papa.fancisco,.sacramentos,1 bautismo2.fruto
Papa.fancisco,.sacramentos,1 bautismo2.frutoPapa.fancisco,.sacramentos,1 bautismo2.fruto
Papa.fancisco,.sacramentos,1 bautismo2.frutoemilioperucha
 
Benedict16.pecado original.en.s.pablo
Benedict16.pecado original.en.s.pabloBenedict16.pecado original.en.s.pablo
Benedict16.pecado original.en.s.pabloemilioperucha
 
Papa.francisco.catequesis sacramentos.bautismo
Papa.francisco.catequesis sacramentos.bautismoPapa.francisco.catequesis sacramentos.bautismo
Papa.francisco.catequesis sacramentos.bautismoemilioperucha
 
Papa.fancisco,¡jesús es dios con nosotros! 
Papa.fancisco,¡jesús es dios con nosotros! Papa.fancisco,¡jesús es dios con nosotros! 
Papa.fancisco,¡jesús es dios con nosotros! emilioperucha
 
Papa.fancisco añofe46.resurrección,cristo.y.nuestra.resurrección
Papa.fancisco añofe46.resurrección,cristo.y.nuestra.resurrecciónPapa.fancisco añofe46.resurrección,cristo.y.nuestra.resurrección
Papa.fancisco añofe46.resurrección,cristo.y.nuestra.resurrecciónemilioperucha
 
Papa.fancisco añofe47.juiciofinal
Papa.fancisco añofe47.juiciofinalPapa.fancisco añofe47.juiciofinal
Papa.fancisco añofe47.juiciofinalemilioperucha
 
Benedicto16.papa franciscoaño.fe.0.catequesis2012 13
Benedicto16.papa franciscoaño.fe.0.catequesis2012 13Benedicto16.papa franciscoaño.fe.0.catequesis2012 13
Benedicto16.papa franciscoaño.fe.0.catequesis2012 13emilioperucha
 
Papa.fancisco añofe45.morir.en.cristo
Papa.fancisco añofe45.morir.en.cristoPapa.fancisco añofe45.morir.en.cristo
Papa.fancisco añofe45.morir.en.cristoemilioperucha
 

Más de emilioperucha (20)

10GradosAmorFOTO - copia.pptx..............
10GradosAmorFOTO - copia.pptx..............10GradosAmorFOTO - copia.pptx..............
10GradosAmorFOTO - copia.pptx..............
 
Viacruci sde jesús,dictado.a.josefa.menendez.
Viacruci sde jesús,dictado.a.josefa.menendez.Viacruci sde jesús,dictado.a.josefa.menendez.
Viacruci sde jesús,dictado.a.josefa.menendez.
 
7 dolores.virgen.maría.y5apéndices.octubre.2014
7 dolores.virgen.maría.y5apéndices.octubre.20147 dolores.virgen.maría.y5apéndices.octubre.2014
7 dolores.virgen.maría.y5apéndices.octubre.2014
 
Santo rosario.rezopersonalizsept2014.1
Santo rosario.rezopersonalizsept2014.1Santo rosario.rezopersonalizsept2014.1
Santo rosario.rezopersonalizsept2014.1
 
Santo rosario rezo personalizado
Santo rosario rezo personalizadoSanto rosario rezo personalizado
Santo rosario rezo personalizado
 
Papa.fancisco cuaresmatiempoconversión
Papa.fancisco cuaresmatiempoconversiónPapa.fancisco cuaresmatiempoconversión
Papa.fancisco cuaresmatiempoconversión
 
Papa.fancisco sacramentos5.unciónenfermos
Papa.fancisco sacramentos5.unciónenfermosPapa.fancisco sacramentos5.unciónenfermos
Papa.fancisco sacramentos5.unciónenfermos
 
Papa.fancisco sacramentos.4.reconciliación
Papa.fancisco sacramentos.4.reconciliaciónPapa.fancisco sacramentos.4.reconciliación
Papa.fancisco sacramentos.4.reconciliación
 
Papa.fancisco.sacramento3.cómo vivimos la eucaristía
Papa.fancisco.sacramento3.cómo vivimos la eucaristíaPapa.fancisco.sacramento3.cómo vivimos la eucaristía
Papa.fancisco.sacramento3.cómo vivimos la eucaristía
 
Papa.fancisco sacramento3.eucaristía
Papa.fancisco sacramento3.eucaristíaPapa.fancisco sacramento3.eucaristía
Papa.fancisco sacramento3.eucaristía
 
Papa.fancisco sacramentos2.confesion
Papa.fancisco sacramentos2.confesionPapa.fancisco sacramentos2.confesion
Papa.fancisco sacramentos2.confesion
 
Papa.fancisco audienciageneralsemanaoracionunidadcristianos
Papa.fancisco audienciageneralsemanaoracionunidadcristianosPapa.fancisco audienciageneralsemanaoracionunidadcristianos
Papa.fancisco audienciageneralsemanaoracionunidadcristianos
 
Papa.fancisco,.sacramentos,1 bautismo2.fruto
Papa.fancisco,.sacramentos,1 bautismo2.frutoPapa.fancisco,.sacramentos,1 bautismo2.fruto
Papa.fancisco,.sacramentos,1 bautismo2.fruto
 
Benedict16.pecado original.en.s.pablo
Benedict16.pecado original.en.s.pabloBenedict16.pecado original.en.s.pablo
Benedict16.pecado original.en.s.pablo
 
Papa.francisco.catequesis sacramentos.bautismo
Papa.francisco.catequesis sacramentos.bautismoPapa.francisco.catequesis sacramentos.bautismo
Papa.francisco.catequesis sacramentos.bautismo
 
Papa.fancisco,¡jesús es dios con nosotros! 
Papa.fancisco,¡jesús es dios con nosotros! Papa.fancisco,¡jesús es dios con nosotros! 
Papa.fancisco,¡jesús es dios con nosotros! 
 
Papa.fancisco añofe46.resurrección,cristo.y.nuestra.resurrección
Papa.fancisco añofe46.resurrección,cristo.y.nuestra.resurrecciónPapa.fancisco añofe46.resurrección,cristo.y.nuestra.resurrección
Papa.fancisco añofe46.resurrección,cristo.y.nuestra.resurrección
 
Papa.fancisco añofe47.juiciofinal
Papa.fancisco añofe47.juiciofinalPapa.fancisco añofe47.juiciofinal
Papa.fancisco añofe47.juiciofinal
 
Benedicto16.papa franciscoaño.fe.0.catequesis2012 13
Benedicto16.papa franciscoaño.fe.0.catequesis2012 13Benedicto16.papa franciscoaño.fe.0.catequesis2012 13
Benedicto16.papa franciscoaño.fe.0.catequesis2012 13
 
Papa.fancisco añofe45.morir.en.cristo
Papa.fancisco añofe45.morir.en.cristoPapa.fancisco añofe45.morir.en.cristo
Papa.fancisco añofe45.morir.en.cristo
 

10GradosAmorFOTO - copia.pptx..........................

  • 1. San Juan de la Cruz explica los diez grados de la escala mística de amor divino, según San Bernardo y Santo Tomás, por la que el alma va subiendo a Dios. 1 Estoy enferma de amor (Cant 5,8) pero no es para muerte, sino para gloria de Dios (Jn 11,44), porque en ella muere el alma al pecado y a todas las cosas que no son Dios (Salmo 142,7), pierde el apetito y el gusto de todos los manjares, como el amante. Pero el alma no cae en esta enfermedad si no le envían el exceso de calor (Salmo 67,10). 2 El amar hace buscar sin cesar: «Me levanté y recorrí la ciudad por las calles y las plazas, buscando al amor de mi alma» (Cant 3,2). como lo manda el salmista: «Buscad continuamente el rostro del Señor» (Sal 104,4). Cuando come, cuando duerme, cuando vela, cuando hace cualquier cosa, toda su preocupación está en el Amado. 3 El amar es el que hace actuar al alma y le da calor para no pecar. Sobre esto dice el salmista: «Dichoso quien teme al Señor y es entusiasta de sus mandatos» (111,1). y si el temor, por ser hijo del amor, le siembra este entusiasmo, ¿qué hará el mismo amor? A Jacob se le hicieron pocos días los siete años que sirvió de criado a Labán más otros siete. Tan enamorado estaba de Raquel (Gén 29,20). Pues si el amor de Jacob, siendo de criatura, era tan poderoso, ¿qué podrá el amor del Creador cuando se apodera del alma en este tercer grado? El alma por el enorme amor que tiene a Dios le produce gran disgusto y pena de lo poco que hace por Dios y, si fuera lícito, le consolaría deshacerse mil veces por El; por eso se ve inútil en todo lo que hace y le parece estéril su vida. Y otro efecto admirable: se tiene por la peor de todas. Porque el amor le enseña lo que Dios merece y porque las muchas obras que hace por El todas las ve viciadas e imperfectas. De todas saca vergüenza y pena, conociendo tan desastrosa manera de obrar por un tan alto Señor. Está muy lejos de tener vanagloria o presunción y de condenar a los otros. Estos y otros parecidos son los efectos de este grado que dan al alma ánimo y fuerzas para subir al cuarto. 1 Estoy enferma de amor (Cant 5,8) 2 El amar hace buscar sin cesar 3 El amar es el que hace actuar al alma y le da calor para no pecar Jacob y Raquel (Gén 29,20). Juan 20 1-18 Y otro efecto admirable: se tiene por la peor de todas (el alma). Ver Estación 13. 5 Vía Crucis http://www.escrivaobras.org/book/via_crucis- punto-13.htm
  • 2. 4 Es un ordinario sufrir sin fatigarse. En ninguna manera aquí el alma busca su consuelo ni gusto, ni en Dios ni en otra cosa, ni anda deseando ni pretendiendo pedir mercedes a Dios, porque ve claro que hartas las tiene hechas, y queda todo su cuidado en cómo podrá dar algún gusto a Dios y servirle algo por lo que él merece y de él tiene recibido, aunque fuese muy a su costa. Harto levantado es este grado de amor, porque, como aquí el alma con tan verdadero amor se anda siempre tras Dios con espíritu de padecer por él, dale Su Majestad muchas veces y muy de ordinario el gozar, visitándola en espíritu sabrosa y deleitablemente, porque el inmenso amor del Verbo Cristo no puede sufrir penas de su amante sin acudirle. 5. En este grado el amante tanta es la vehemencia que tiene por comprehender al Amado y unirse con él, que toda dilación, por mínima que sea, se le hace muy larga, molesta y pesada, y siempre piensa que halla al Amado; y cuando se ve frustrado su deseo, lo cual es casi a cada paso, desfallece en su codicia, según hablando en este grado lo dice el Salmista (Sal. 83, 2), diciendo: Codicia y desfallece mi alma a las moradas del Señor. En este grado el amante no puede dejar de ver lo que ama o morir; en el cual Raquel, por la gran codicia que tenía a los hijos, dijo a Jacob su esposo: Dame hijos; si no, yo moriré (Gn. 30, 1). Padecen aquí hambre como canes y cercan y rodean la ciudad de Dios (Sal. 58, 7). En este hambriento grado se ceba el alma en amor, porque según la hambre es la hartura. De manera que de aquí puede subir al sexto grado, que hace los efectos que se siguen. 6 El sexto grado hace correr al alma ligeramente a Dios y dar muchos toques en él, y sin desfallecer corre por la esperanza, que aquí el amor (que) la ha fortificado la hace volar ligero. En el cual grado también dice el profeta Isaías: Los santos que esperan en Dios mudarán la fortaleza, tomarán alas como de águila y volarán y no desfallecerán (Is. 40, 31), como hacían en el grado quinto. La causa de esta ligereza en amor que tiene el alma en este grado es por estar ya muy dilatada la caridad en ella, por estar aquí el alma poco menos que purificada del todo, como se dice también en el salmo (118, 32): El camino de tus mandamientos corrí cuando dilataste mi corazón. San José de Cupertino Durante los 17 años que estuvo en el convento de Grotella sus compañeros de comunidad presenciaron 70 éxtasis de este santo. El más famoso sucedió cuando 10 obreros deseaban llevar una pesada cruz a una montaña y no lo lograban. Entonces Fray José se elevó por los aires con cruz y todo, y la llevó hasta la cima del monte. https://misticavita.wordpress.com / 5 Codicia y desfallece mi alma a las moradas del Señor. Salmo 8,2 4 Es un ordinario sufrir sin fatigarse Murillo: San Francisco de Asís abraza al crucificado 6 El sexto grado hace correr al alma ligeramente a Dios y dar muchos toques en él
  • 3. 7 Aquí el amor ni se aprovecha del juicio para esperar, ni usa de consejo para retirarse, ni con vergüenza se puede enfrenar, porque el favor, que ya Dios aquí hace al alma, la hace atrever con vehemencia. De donde se sigue lo que dice el Apóstol (1 Cor. 13, 7), y es: La caridad todo lo cree, todo lo espera y todo lo puede. De este grado habló Moisés (Ex. 32, 3132), cuando dijo a Dios que perdonase al pueblo, y, si no, que le borrase a él del libro de la vida en que le había escrito. Estos alcanzan de Dios lo que con gusto le piden. De donde dice David (Sal. 36, 4): Deléitate en Dios, y darte ha las peticiones de tu corazón. En este grado se atrevió la Esposa (Ct. 1, 1) y dijo:. ¡Béseme con los besos de su boca A este grado no le es lícito al alma atreverse, si no sintiere el favor interior del cetro del rey inclinado para ella (Est. 6, 11), porque por ventura no caiga de los demás grados que hasta allí ha subido, en los cuales siempre se ha de conservar en humildad. 8 Hace al alma asir y apretar sin soltar, según la Esposa dice (Ct. 3, 4) en esta manera: Hallé al que ama mi corazón y ánima, y túvele, y no le soltaré. En este grado de unión satisface el alma su deseo, mas no de continuo, porque algunos llegan a poner el pie y luego lo vuelven a quitar; porque si durase, sería cierta gloria en esta vida, y así muy pocos espacios causa el alma en él. Al profeta Daniel (10, 11), por ser varón de deseos, se le mandó de parte de Dios que permaneciese en este grado, diciéndole: Daniel, está sobre tu grado, porque eres varón de deseos. De este grado se sigue el nono, que es ya el de los perfectos, como diremos después, que es el que se sigue. 9 Hace arder al alma con suavidad. Este grado es el de los perfectos, los cuales arden ya en Dios suavemente, porque este ardor suave y deleitoso les causa el Espíritu Santo por razón de la unión que tienen con Dios. Por esto dice san Gregorio de los Apóstoles que, cuando el Espíritu Santo visiblemente vino sobre ellos, que interiormente ardieron por amor suavemente. De los bienes y riquezas de Dios que el alma goza en este grado, no se puede hablar; porque, si de ello escribiesen muchos libros, quedaría lo más por decir. Del cual, por esto y porque después diremos alguna cosa, aquí no digo más sino que de éste se sigue el décimo y el último grado de esta escala de amor, que ya no es de esta vida. LAURA VICUÑA - (1891- 1904) Beatificada el 3 de septiembre de 1988. http://tesagus.blogspot.com.es/ 2010_01_22_archive.html 7 La caridad todo lo cree, todo lo espera y todo lo puede 7 Cantar 1 1: ¡Bésame con los besos de su boca! 7 Ester acusa a Amán (Est. 7:1-10) 8 Daniel (10, 11), por ser varón de deseos, se le mandó de parte de Dios que permaneciese en este grado 9 Hace arder al alma con suavidad
  • 4. 10 Y último grado de esta escala secreta de amor hace el alma asimilarse totalmente a Dios, por razón de la clara visión de Dios que luego posee inmediatamente el alma, que, habiendo llegado en esta vida al nono grado, sale de la carne. Porque éstos, pocos que son, por cuanto ya por el amor están purgadísimos, no entran en el purgatorio. Y decimos, esta visión es la causa de la similitud total del alma con Dios, porque así lo dice san Juan (1 Jn. 3, 2), diciendo: Sabemos que seremos semejantes a él, no porque el alma se hará tan capaz como Dios, porque eso es imposible, sino porque todo lo que ella es se hará semejante a Dios; por lo cual se llamará, y lo será, Dios por participación. Final. Esta es la escala secreta que aquí dice el alma, aunque ya en estos grados de arriba no es muy secreta para el alma, porque mucho se le descubre el amor por los grandes efectos que en ella hace. Mas en este último grado de clara visión, que es lo último de la escala donde estriba Dios, como ya dijimos, ya no hay cosa para el alma encubierta, por razón de la total asimilación; de donde nuestro Salvador (Jn. 16, 23) dice: En aquel día ninguna cosa me preguntaréis, etc. Pero hasta este día todavía, aunque el alma más alta vaya, le queda algo encubierto, y tanto cuanto le falta para la asimilación total con la divina esencia. De esta manera, por esta teología mística y amor secreto, se va el alma saliendo de todas las cosas y de sí misma y subiendo a Dios. Porque el amor es asimilado al fuego, que siempre sube hacia arriba, con apetito de engolfarse en el centro de su esfera. Final. …se va el alma saliendo de todas las cosas y de sí misma y subiendo a Dios 10 1Juan 3,2 …hace el alma asimilarse totalmente a Dios, por razón de la clara visión de Dios que luego posee inmediatamente el alma, que, habiendo llegado. Final. Se va el alma saliendo de todas las cosas y de sí misma subiendo a Dios Final. …donde nuestro Salvador (Jn. 16, 23) dice: En aquel día ninguna cosa me preguntaréis, etc. Transfiguración del Señor, acompañado de moisés y Elías
  • 5. 7 Aquí el amor ni se aprovecha del juicio para esperar, ni usa de consejo para retirarse, ni con vergüenza se puede enfrenar, porque el favor, que ya Dios aquí hace al alma, la hace atrever con vehemencia. De donde se sigue lo que dice el Apóstol (1 Cor. 13, 7), y es: La caridad todo lo cree, todo lo espera y todo lo puede. De este grado habló Moisés (Ex. 32, 3132), cuando dijo a Dios que perdonase al pueblo, y, si no, que le borrase a él del libro de la vida en que le había escrito. Estos alcanzan de Dios lo que con gusto le piden. De donde dice David (Sal. 36, 4): Deléitate en Dios, y darte ha las peticiones de tu corazón. En este grado se atrevió la Esposa (Ct. 1, 1) y dijo:. ¡Béseme con los besos de su boca. A este grado no le es lícito al alma atreverse, si no sintiere el favor interior del cetro del rey inclinado para ella (Est. 6, 11), porque por ventura no caiga de los demás grados que hasta allí ha subido, en los cuales siempre se ha de conservar en humildad. 7 La caridad todo lo cree, todo lo espera y todo lo puede LAURA VICUÑA - (1891-1904) Beatificada el 3 de septiembre de 1988. http://tesagus.blogspot.co m.es/2010_01_22_archive. html 7 Cantar 1 1: ¡Bésame con los besos de su boca! 7 Ester acusa a Amán (Est. 7:1-10)
  • 6. San Juan de la Cruz explica los diez grados de la escala mística de amor divino, según San Bernardo y Santo Tomás, por la que el alma va subiendo a Dios. GRADO SEPTIMO 7 Aquí el amor ni se aprovecha del juicio para esperar, ni usa de consejo para retirarse, ni con vergüenza se puede enfrenar, porque el favor, que ya Dios aquí hace al alma, la hace atrever con vehemencia. De donde se sigue lo que dice el Apóstol (1 Cor. 13, 7), y es: La caridad todo lo cree, todo lo espera y todo lo puede. De este grado habló Moisés (Ex. 32, 3132), cuando dijo a Dios que perdonase al pueblo, y, si no, que le borrase a él del libro de la vida en que le había escrito. Estos alcanzan de Dios lo que con gusto le piden. De donde dice David (Sal. 36, 4): Deléitate en Dios, y darte ha las peticiones de tu corazón. En este grado se atrevió la Esposa (Ct. 1, 1) y dijo:. ¡Béseme con los besos de su boca. A este grado no le es lícito al alma atreverse, si no sintiere el favor interior del cetro del rey inclinado para ella (Est. 6, 11), porque por ventura no caiga de los demás grados que hasta allí ha subido, en los cuales siempre se ha de conservar en humildad. -
  • 7. En 370, Mónica, tuvo noticias de la vida disipada de Agustín, con 17 años. En concubinato tuvo un hijo, Adeodato (= dado por Dios). Perteneció a la secta Maniqueos. Se convirtió en 386, por las oraciones, durante 16 años, de su madre Santa Mónica. San Juan de la Cruz explica los diez grados de la escala mística de amor divino, según San Bernardo y Santo Tomás, por la que el alma va subiendo a Dios. EFICACIA DE LA ORACIÓN EN EL GRADO SÉPTIMO DEL AMOR DE DIOS Aquí el amor ni se aprovecha del juicio para esperar, ni usa de consejo para retirarse, ni con vergüenza se puede enfrenar, porque el favor, que ya Dios aquí hace al alma, la hace atrever con vehemencia. De donde se sigue lo que dice el Apóstol (1 Cor. 13, 7), y es: La caridad todo lo cree, todo lo espera y todo lo puede. De este grado habló Moisés (Ex. 32, 3132), cuando dijo a Dios que perdonase al pueblo, y, si no, que le borrase a él del libro de la vida en que le había escrito. Estos alcanzan de Dios lo que con gusto le piden. De donde dice David (Sal. 36, 4): Deléitate en Dios, y darte ha las peticiones de tu corazón. A este grado no le es lícito al alma atreverse, si no sintiere el favor interior del cetro del rey inclinado para ella (Est. 6, 11), porque por ventura no caiga de los demás grados que hasta allí ha subido, en los cuales siempre se ha de conservar en humildad. Visión de Santa Mónica (331- 387) sobre la conversión de San Agustín (354-430). En 395 sería Obispo de Hipona durante 34 años.
  • 8. En 370, Mónica, tuvo noticias de la vida disipada de Agustín, con 17 años. En concubinato tuvo un hijo, Adeodato (= dado por Dios). Perteneció a la secta Maniqueos. Se convirtió en 386, por las oraciones, durante 16 años, de su madre Santa Mónica. San Juan de la Cruz explica los diez grados de la escala mística de amor divino, según San Bernardo y Santo Tomás, por la que el alma va subiendo a Dios. EFICACIA DE LA ORACIÓN EN EL GRADO SÉPTIMO DEL AMOR DE DIOS Aquí el amor ni se aprovecha del juicio para esperar, ni usa de consejo para retirarse, ni con vergüenza se puede enfrenar, porque el favor, que ya Dios aquí hace al alma, la hace atrever con vehemencia. De donde se sigue lo que dice el Apóstol (1 Cor. 13, 7), y es: La caridad todo lo cree, todo lo espera y todo lo puede. De este grado habló Moisés (Ex. 32, 3132), cuando dijo a Dios que perdonase al pueblo, y, si no, que le borrase a él del libro de la vida en que le había escrito. Estos alcanzan de Dios lo que con gusto le piden. De donde dice David (Sal. 36, 4): Deléitate en Dios, y darte ha las peticiones de tu corazón. A este grado no le es lícito al alma atreverse, si no sintiere el favor interior del cetro del rey inclinado para ella (Est. 6, 11), porque por ventura no caiga de los demás grados que hasta allí ha subido, en los cuales siempre se ha de conservar en humildad. Visión de Santa Mónica (331- 387) sobre la conversión de San Agustín (354-430). En 395 sería Obispo de Hipona durante 34 años.
  • 9. Nació en Santiago de Chile, el 5 de abril de 1891 y murió en Argentina el 22 de enero de 1904, a los 13 años. Emigraron a Argentina, Junín de los Andes. En 1901 Laura fue alumna del Colegio de las Hijas de María y al año siguiente pidió en vano ser admitida en las postulantes del Instituto. La principal dificultad era la temprana edad, pero algunos aludían a la situación familiar de la madre de Laura, que había conocido a un rico terrateniente, Manuel Mora, y había aceptado sus proposiciones de convivencia. La muchacha, muy preocupada por la salvación del alma de su madre, muchas veces la invitó infructuosamente a romper dicha relación. Dada la inutilidad de sus esfuerzos, Laura decidió el 13 de abril de 1903, a ofrecer su vida al Señor por aquella intención. De hecho enfermó repentinamente y murió el 22 de enero de 1904, pocos días después de que su madre prometiera que dejaría a su compañero. Beatificada por Juan Pablo II el 3 de septiembre de 1988. EFICACIA DE LA ORACIÓN EN EL GRADO SÉPTIMO DEL AMOR DE DIOS Beata Laura Vicuña (fiesta 22 de enero) Aquí el amor ni se aprovecha del juicio para esperar, ni usa de consejo para retirarse, ni con vergüenza se puede enfrenar, porque el favor, que ya Dios aquí hace al alma, la hace atrever con vehemencia. De donde se sigue lo que dice el Apóstol (1 Cor. 13, 7), y es: La caridad todo lo cree, todo lo espera y todo lo puede. Estos alcanzan de Dios lo que con gusto le piden. Y dice David (Sal. 36, 4): Deléitate en Dios, y darte ha las peticiones de tu corazón.