SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 14
VÍA CRUCIS DE JESÚS 
dictado por el 
SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS 
a 
SOR JOSEFA MENÉNDEZ 
EL CAMINO DEL TRIUNFO DEL AMOR 
Diseño: Emilio Perucha Herranz 
VENÍD A MÍ
I. Promesas para los devotos del Vía Crucis, transmitidas por Nuestro Señor al Hermano Estanislao 
José. http://www.corazones.org/santos/estanislao_hno.htm 
1.- Yo concederé todo cuanto se me pidiere con fe, durante el rezo del Vía Crucis. 
2.- Yo prometo la vida eterna a los que, de vez en cuando, se aplican a rezar el Vía Crucis. 
3.- Durante la vida, yo les acompañaré en todo lugar y tendrán Mi ayuda especial en la hora de la muerte. 
4.- Aunque tengan más pecados que las hojas de las hierbas que crece en los campos, y más que los granos de arena en el mar, todos serán borrados por medio de 
esta devoción al Vía Crucis. (Nota: Esta devoción no elimina la obligación de confesar los pecados mortales. Se debe confesar antes de recibir la Santa Comunión.) 
5.- Los que acostumbran rezar el Vía crucis frecuentemente, gozarán de una gloria extraordinaria en el cielo. 
6.- Después de la muerte, si estos devotos llegasen al purgatorio, Yo los libraré de ese lugar de expiación, el primer martes o viernes después de morir. 
7.- Yo bendeciré a estas almas cada vez que rezan el Vía Crucis; y mi bendición les acompañará en todas partes de la tierra. Después de la muerte, gozarán de esta 
bendición en el Cielo, por toda la eternidad. 
8.- A la hora de la muerte, no permitiré que sean sujetos a la tentación del demonio. Al espíritu maligno le despojaré de todo poder sobre estas almas. Así podrán 
reposar tranquilamente en mis brazos. 
9.- Si rezan con verdadero amor, serán altamente premiados. Es decir, convertiré a cada una de estas almas en Copón viviente, donde me complaceré en 
derramar mi gracia. 
10.- Fijaré la mirada de mis ojos sobre aquellas almas que rezan el Vía Crucis con frecuencia y Mis Manos estarán siempre abiertas para protegerlas. 
11.- Así como yo fui clavado en la cruz, igualmente estaré siempre muy unido a los que me honran, con el rezo frecuente del Vía Crucis. 
12.- Los devotos del Vía Crucis nunca se separarán de mí porque Yo les daré la gracia de jamás cometer un pecado mortal. 
13.- En la hora de la muerte, Yo les consolaré con mi presencia, e iremos juntos al cielo. La muerte será dulce para todos los que Me han honrado durante la vida 
con el rezo del Vía Crucis 
14.- Para estos devotos del Vía Crucis, Mi alma será un escudo de protección que siempre les prestará auxilio cuando recurran a Mí…“Jesús, María, José, Os amo. 
Salvad vidas, naciones y almas. Amén.”
II Datos de este Vía Crucis. 
El Vía Crucis dictado por el Sagrado Corazón de Jesús a Sor Josefa Menéndez, en marzo de 1923, es revelación privada, 
y de ellas nos dice el artículo 67 del Catecismo de la Iglesia Católica de 1992: que no pertenecen al depósito de la fe; 
su función no es la de “mejorar” o “completar” la Revelación definitiva de Cristo, sino la de ayudar a vivirla más 
plenamente en una cierta época de la historia. 
Si leemos las palabras dictadas por el Sagrado Corazón de Jesús a Sor Josefa Menéndez en marzo de 1923, veremos 
que tienen plena vigencia hoy día y, con una intensidad muy superior, a las de otras muchas versiones del Vía Crucis. 
Cada estación consta de tres partes: 
Una. Texto en rojo. Son las palabras de Jesús. 
Contienen expresiones que hacen referencia concreta a las personas consagradas porque a ellas va dirigido, en 
principio, este Vía Crucis. Dichas expresiones están en las estaciones siguientes: nº- 5: estado de perfección, nº. 6 
abandonar el mundo y lo que más amabais, nº. 11 y 14: votos y nº. 13: esposas y víctimas. 
Sin embargo, nunca habrá habido obstáculo para que pueda ser rezado por los laicos, en cuanto son cristianos que 
están incorporados a Cristo por el bautismo, que forman el Pueblo de Dios y que participan en las funciones de Cristo, 
Sacerdote, Profeta y Rey (cf. artículos 897 a 913 del Catecismo). 
Es decir que, según la situación espiritual de cada uno, le serán aplicables esas expresiones, en uno u otro grado 
respecto de su sentido propio. 
Dos. Texto en azul. Contiene el ofrecimiento y adoración ordenados por el Sagrado Corazón de Jesús a Sor Josefa 
Fotografía oficial de Josefa Menéndez rscj el día de sus primeros 
votos.
Tres. Texto en negro. 
Benedicto xvi, en audiencia general, 8 de agosto de 2012, sobre Santo Domingo de Guzmán y sus nueve maneras de orar (http://www.dominicos.org/santo-domingo/modos-orar/modo-1 ), 
dice: …cada uno de esos modos, los realizaba siempre delante de Jesús Crucificado, y expresa una postura corporal y espiritual que, íntimamente compenetradas, favorecen el recogimiento 
contemplativo y el fervor… 
Estar postrados, de rodillas, de pie delante del Señor, fijar nuestra mirada en el Crucifijo, detenernos y recogernos en silencio, no es una cosa secundaria, sino que nos ayuda a ponernos 
interiormente con toda nuestra persona, en relación con Dios. http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/audiences/2012/documents/hf_ben-xvi_aud_20120808_sp.html 
La solución adoptada aquí, dirigida a aquellos que les sea difícil o imposible besar el suelo, es acentuar la humillación del corazón, mediante textos que tengan alguna relación con cada una 
de las estaciones del Vía crucis; y para evitar dudas de cuál podría ser dicha relación, se subraya la palabra o frase de Jesús a la que se considera referida. 
Pero siempre, habrá de tenerse en cuenta que queremos estar ante quien le dijo a Josefa: Yo me manifestaré a ti, tan pronto con la majestad de un Dios, tan pronto con la severidad de un 
Juez y, con más frecuencia, herido, maltratado y cubierto de ignominia, como lo estuve durante mi Pasión (ob. cit. Pág. 412). 
Mercedes rscj, hermana de 
Josefa Menéndez 
Ángela, hermana menor de Josefa, 
Carmelita y Maestra de Novicias de 
Lucía, que fue una de las videntes de 
Fátima. 
Los padres de Josefa Menéndez, 
Leonardo Menéndez y 
Lucía del Moral 
Josefa Menéndez rscj trabajando y modista del Internado.
VIA CRUCIS DE JESÚS 
dictado por Jesucristo a Sor Josefa Menéndez (1) 
EL CAMINO DEL TRIUNFO DEL AMOR 
JESÚS a Josefa: “Vas a contemplarme durante el doloroso camino del Calvario, en el cual voy a derramar mi Sangre. Adórala y ofrécela a mi Padre celestial a fin de 
que sirva para la salvación de las almas”. 
Ella se levanta y le va siguiendo, mientras Jesús recorre las estaciones del Vía Crucis. Se postra y besa el suelo, adorando la Preciosísima Sangre, luego escucha las 
expansiones de su Corazón En frases breves le recuerda el significado de sus padecimientos a la vez que dirige apremiantes y amorosas llamadas (texto en rojo) a 
las almas que le han de seguir de cerca … [página 428 del libro (1)] 
SIGLAS Y ABREVIATURAS (de los textos citados en la humillación del corazón) 
San Juan de la Cruz = S.J.+ 
A = Dichos de luz y amor; Cta = Carta; D = Dictámenes 
S = Subida del Monte Carmelo (1S, 2S, 3S = Libro 1, 2, 3. Las siguientes cifras se refieren: capítulo y 
número de párrafo. 
N = Noche oscura (1N, 2N = Libro 1, 2. Capítulos y párrafos como en Subida 
C = Cántico espiritual. La primera cifra representa la estrofa, la segunda el párafo. Si la cita solo tiene 
una C, el texto se encuentra en sus dos redacciones. CA = primera redacción; CB = ídem. Segunda. 
Ll = Llama de amor viva. LlA= primera redacción; LlB = segunda redacción. La primera cifra señala la 
estrofa, la segunda el párrafo. 
Cor = Corintios 
Lc = Lucas 
Sal = Salmos 
(1) En el mensaje de Jesús del día 28 de marzo de la Cuaresma de 1923, se hace constar en nota a píe de 
página 428: Días más tarde, el Señor dictará a Josefa estas confidencias en forma de Vía Crucis. 
Están editadas en un opúsculo aparte. 
Dicho opúsculo se encuentra en las páginas 637 a 640 del libro: “Un llamamiento al Amor. Reimpresión 
de la 7ª edición. Religiosas del Sagrado Corazón. 1998)
I Estación: Jesús condenado a muerte 
Escucha cómo pronuncian contra Mí la sentencia de muerte… Mira con qué silencio, paciencia y mansedumbre la recibe 
mi Corazón. 
Almas que tratáis de imitar mi conducta: aprended a guardar el silencio y la serenidad delante de lo que os mortifica y 
contraría. 
Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos (cf. S.J.+, Cta 20): En los sinsabores y disgustos, acordémonos de Cristo 
crucificado y callemos. (cf. S.J.+, A 179): Mejor es sufrir por Dios que hacer milagros (cf. S.J.+, A 179). 
Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, 
por su Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. 
Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran 
amor para reparar los ultrajes que recibís de las almas”. 
II Estación: Jesús carga con la cruz 
Mira la Cruz que ponen sobre mis hombros. Grande es su peso, pero es mucho mayor el amor que siento hacia las 
almas. 
Almas que me amáis: comparad vuestro sufrimiento con el amor que me tenéis, y no dejéis que el abatimiento 
apague la luz de ese amor. 
Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos (cf. S.J.+, Ll 3,28): Más que el alma a Dios, la busca Él a ella. Del 
abatimiento como flaqueza dice (S.J.+, C 30,10): todas las malicias del demonio son en sí flaquezas. 
Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, 
por su Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. 
Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran 
amor para reparar los ultrajes que recibís de las almas”.
III Estación: Jesús cae por primera vez 
El peso de la Cruz me hace caer en tierra, pero el celo por la salvación de las almas me hace levantar, cobrar de nuevo ánimo y 
seguir el camino. 
Almas a quienes he llamado para compartir el peso de mi Cruz: ved si vuestro celo por las almas os da nueva vida para seguir 
adelante en el camino de la abnegación y renuncia, o si vuestro exceso de amor propio abate vuestras fuerzas y no os deja 
soportar el peso de la Cruz. 
Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos (cf. S.J.+, D 7): Diciendo con devoción las palabras del santo Evangelio (Lc 2, 
49): … “¿No sabíais que yo debía estar en las cosas de mi Padre?” , se reviste el alma de un deseo de hacer la voluntad de Dios 
a imitación de Cristo, con ardentísimo deseo … del bien de las almas. 
Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su 
Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. 
Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para 
reparar los ultrajes que recibís de las almas”. 
IV Estación: Encuentro con su madre 
Aquí encuentro a mi Santísima y querida Madre: Contempla el martirio de estos dos corazones. Pero el dolor del uno y del otro 
se reúnen para fortalecerse mutuamente y, aunque doloroso, el amor triunfa. 
Almas que camináis por la misma senda y que tenéis las mismas miras: que la vista de vuestros mutuos sufrimientos os anime 
y fortalezca para que el amor triunfe. Que la unión en el dolor os sostenga y haga abrazar generosamente las espinas del 
camino. 
Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos (cf. http://es.catholic.net/op/articulos/39867/clara-de-ass-almas-gemelas.html ) 
tenemos el ejemplo del amor de almas gemelas, entre quienes han recibido una misión divina trascendente, como son los de 
Jordán de Sajonia y la Beata Diana; Santa Teresa y el Padre Gracián; San Pedro Poveda y Josefa Segovia; San Francisco de Sales y 
Santa Juana Fremiot de Chantal; San Pío de Pietrelcina y Cleonís; San Francisco de Asís y Santa Clara… 
Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su 
Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. 
Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para 
reparar los ultrajes que recibís de las almas”.
V Estación: El cirineo 
Mirad cómo este hombre acepta por un pequeño interés esa carga penosa y cruel. Mirad también cómo mi cuerpo va 
perdiendo fuerzas… 
Almas que os habéis abrazado con el estado de perfección: si vuestro valor flaquea frente al esfuerzo que supone la lucha 
contra la naturaleza, considerad que no os habéis comprometido a llevar mi Cruz por una pequeña cantidad, ni por un goce 
terreno y pasajero, sino para adquirir la vida eterna y procurar la misma dicha a otras muchas almas. 
Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos (cf. S.J.+, 2S 17,1): Señor eres sapientísimo y amigo de apartar tropiezos. Y 
(cf. S.J.+, Cta 11) porque conviene que no nos falte cruz, hasta la muerte de amor (como Cristo), Él ordena nuestras pasiones 
en el amor de lo que más queremos, para que mayores sacrificios hagamos y más valgamos. 
4. Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por 
su Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. 
5. Adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para reparar los ultrajes que recibís de las 
almas”. 
VI Estación: La Verónica 
Mirad la caridad con que esa mujer viene a limpiar mi rostro, y cómo por amor vence todo respeto humano. 
¡Ah!, vosotras que por mi amor habéis abandonado el mundo y lo que más amabais, no dejéis que ahora un ligero temor de 
perder reputación o la fama, os impida limpiar mi rostro con actos de generosidad y de amor. ¡Ved cómo lo cubre la sangre!... 
Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos con Sto. Tomás de Aquino (al comentar el Credo) sobre el respeto humano: 
“Asimismo, todos aquellos que obedecen a los reyes más que a Dios o en aquellas cosas que no deben obedecer, lo 
constituyen dioses suyos” 
4. Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por 
su Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. 
5. Adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para reparar los ultrajes que recibís de las 
almas”.
VII Estación: Jesús cae por segunda vez 
La Cruz agota mis fuerzas. El camino es largo y penoso. Nadie se acerca a sostenerme y mi angustia es tal que caigo por 
segunda vez. 
No os desaniméis, almas que camináis en pos de Mí, si en vuestra vida sin consuelo humano y llena de arideces, os veis 
abandonadas de todo consuelo espiritual. Cobrad ánimo a la vista de vuestro Modelo en el camino del Calvario. Ved que es la 
segunda ved que cae, pero se levanta y sigue su camino hasta el fin. Si queréis tomar un poco de fuerza, venid y besadle los 
pies. 
Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos (S. Francisco de Sales, Introducción Vida Devota, parte 4, cap. IX) : Que 
hemos de volver sencillamente el corazón a Jesucristo crucificado, besando sus sagrados pies, por medio de un acto de amor. 
Este es el mejor modo de vencer al enemigo… y así, crecer en santidad y amor. 
Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su 
Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. 
Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para 
reparar los ultrajes que recibís de las almas”. 
VIII Estación: Las mujeres de Jerusalén 
Las mujeres de Jerusalén lloran al verme en tal estado de ignominia. 
El mundo llora delante del sufrimiento, pero Yo os digo, almas que me seguís por el camino estrecho, que más tarde el 
mundo os verá andar por entre anchas y floridas praderas, mientras que él y los suyos caminarán sobre el fuego que ellos 
mismos se prepararon con sus goces. 
Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos (cf. S.J.+, A 63): …que no hemos de entristecernos de repente de los casos 
adversos del siglo, pues que no sabemos el bien que traen consigo ordenados en los juicios de Dios para el gozo sempiterno 
de los escogidos. Además (cf. S.J.+, Cta 26, las cosas que no dan gusto, por buenas y convenientes que sean, parecen malas y 
adversas. 
Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por 
su Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. 
Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor 
para reparar los ultrajes que recibís de las almas”.
IX Estación: Jesús cae por tercera vez 
Mira que ya estoy próximo al Calvario y caigo por tercera vez. 
De este modo daré fuerzas a las pobres almas que, próximas a la muerte eterna, se ablandarán con la sangre de las heridas que 
me produce esta tercera caída; les dará gracias para levantarse una última vez y llegar a conseguir la vida eterna. 
Almas que deseáis imitarme: no rehuséis nunca un acto costoso, aunque os produzca nuevas heridas. ¡Qué importa!... Esa 
sangre dará la vida a un alma. Imitad a vuestro Modelo que avanza hacia el Calvario. 
Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos(cf. S.J.+, 2S 7,7): llevar la cruz es determinarse de veras a querer hallar y llevar 
trabajos en todas las cosas por Dios. 
Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su 
Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. 
Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para 
reparar los ultrajes que recibís de las almas”. 
X Estación: Jesús es despojado de sus vestidos 
Mirad con cuánta crueldad me despojan de mis vestidos. Contemplad cómo permanezco en silencio y en un total 
abandono. 
Dejaos despojar de cuánto poseéis, ya sea de vuestros bienes, ya de vuestra propia voluntad. En cambio, Yo os cubriré con 
la túnica de la pureza y con los tesoros de mi propio Corazón. 
Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos (http://www.bernardo-francisco-de-hoyos.info/tesoro-escondido- 
5.htm#_edn8 ) los tesoros del Corazón de Jesús: ser fuente de todos los bienes, origen de todas las virtudes, el objeto en 
quien más se agrada toda la Santísima Trinidad entre todas las criaturas… 
Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su 
Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. 
Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para 
reparar los ultrajes que recibís de las almas”.
XI Estación: Jesús es clavado en la cruz 
Ya he llegado a la cima del Calvario donde voy a entregarme a la muerte. Ya me colocan y me clavan en la Cruz… ¡Nada 
tengo!..., ni aun libertad para mover ni un pie… Pero no son los clavos, sino el Amor el que me sujeta. Por eso no sale de mis 
labios ni una queja, ni un suspiro. 
Vosotras estáis clavadas en la cruz de la religión y sujetas con los clavos del amor que son vuestros votos. No os quejéis, no 
murmuréis cuando estos clavos benditos os desgarren las manos y los pies. Venid y besad los míos: aquí encontraréis fuerza. 
Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos(cf. Lc 7, 36-50): … ella desde que entré, no ha dejado de besarme los pies… 
Por eso te digo: sus muchos pecados han quedado perdonados. Juan Pablo II, Audiencia general del Miércoles 19 de mayo de 
2004: delante de «todo fiel» arrepentido y perdonado se abre un horizonte de seguridad, de confianza y de paz, a pesar de las 
pruebas de la vida (cf. Sal 31,6-7). 
Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su 
Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. 
Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para 
reparar los ultrajes que recibís de las almas”. 
XII Estación: Muerte de Jesús 
La Cruz es mi compañera en el camino del Calvario y en la Cruz exhalo mi último suspiro. 
Almas que habéis tenido la Cruz por compañera inseparable de vuestra vida: estad seguras que en sus brazos exhalaréis 
vuestro último suspiro. Pero estad seguras también que ella será la puerta por donde entraréis en la vida. 
Besad constantemente esta bendita y sagrada prenda. Abrazadla con ternura y amadla como el más grande lo vuestros 
tesoros. 
Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos (cf. S.J.+, Cta 24): si quiere llegar a la posesión de Cristo, jamás le busque sin la 
cruz. (cf. S.J.+, Cta 11): conviene que no nos falte [la cruz] hasta la muerte de amor. 
Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su 
Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. 
Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para 
reparar los ultrajes que recibís de las almas”.
XIII Estación: Jesús es bajado de la cruz 
Mirad la caridad con que ese hombre justo se encarga de bajar mi Cuerpo de la Cruz. Lo pone entre los brazos de mi Madre. Ella lo adora, lo besa, deja caer 
sus lágrimas sobre mi rostro y sobre todos mis miembros. Después lo entrega a los que van a embalsamarlo y depositarlo en el sepulcro. 
Almas escogidas y llamadas a ser esposas y víctimas: ¡Venid! ¡Tomad mi cuerpo…, embalsamadle con el aroma de vuestras virtudes…! ¡Adorad sus llagas!... 
Besadlas y dejad que las lágrimas caigan sobre mi rostro… Después, colocadme en el sepulcro de vuestro corazón. 
Decid también una palabra de consuelo a mi querida Madre y vuestra. 
Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos (cf. http://w2.vatican.va/content/francesco/es/cotidie/2013/documents/papa-francesco_20130703_tocar-llagas. 
html ) Tomás, al ver al Señor, no dijo: “Es verdad, el Señor resucitó”. No. Fue más allá, y dijo: “Señor mío y Dios mío”. Es el primero de los discípulos en 
confesar la divinidad de Cristo tras la resurrección». 
Pero para adorar, para encontrar a Dios, al Hijo de Dios, tuvo que meter el dedo en las llagas, meter la mano en el costado. Este es el camino». Y me pregunto: 
«¿Cómo puedo hoy encontrar las llagas de Jesús? Yo no las puedo ver como las vio Tomás. Las llagas de Jesús las encuentro haciendo obras de misericordia. 
Esas son las llagas de Jesús hoy». 
Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su Corazón, por sus méritos divinos, 
perdonad a las almas y salvadlas”. 
Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para reparar los ultrajes que recibís 
de las almas”. 
Palabra de consuelo a Tu querida Madre y nuestra (cf. IV estación): “Pero el dolor de Jesús y de María se reúnen para fortalecerse mutuamente y, aunque 
doloroso, el amor triunfa”. 
XIV Estación: Jesús es sepultado 
Mirad con qué delicadeza me ponen en el sepulcro. Es nuevo y, por lo tanto, limpio de la más ligera sombra. 
Almas que estáis unidas a Mí con tan estrechos lazos como son vuestros votos: buscad todas las delicadezas que os sugiere el amor, a fin 
de que vuestro corazón esté limpio y adornado para sepultarme en él por un amor tierno, un amor fuerte, un amor constante y generoso. 
Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos(cf. 1Corintios 13): hemos de limpiar el corazón con las delicadezas que sugiere el amor: 
solicitud; cariño, contento, sencillez, humildad, desinterés…; alegrarse con la verdad. Creerlo todo. Esperarlo todo. Soportarlo todo. 
Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su Corazón, por 
sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. 
Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para reparar los 
ultrajes que recibís de las almas”.
Ahora, adora mis Llagas, bésalas y reza el Miserere. 
12Oh Dios, crea en mí un corazón puro, 
renuévame por dentro con espíritu firme; 
13no me arrojes lejos de tu rostro, 
no me quites tu santo espíritu. 
14Devuélveme la alegría de tu salvación, 
afiánzame con espíritu generoso: 
15enseñaré a los malvados tus caminos, 
los pecadores volverán a ti. 
16Líbrame de la sangre, oh Dios, 
Dios, Salvador mío, 
y cantará mi lengua tu justicia. 
17Señor, me abrirás los labios, 
y mi boca proclamará tu alabanza. 
18Los sacrificios no te satisfacen: 
si te ofreciera un holocausto, no lo querrías. 
19Mi sacrificio es un espíritu quebrantado; 
un corazón quebrantado y humillado, 
tú no lo desprecias. 
20Señor, por tu bondad, favorece a Sión, 
reconstruye las murallas de Jerusalén: 
21entonces aceptarás los sacrificios rituales, 
ofrendas y holocaustos, 
sobre tu altar se inmolarán novillos. 
__________________ 
Jesús a Josefa: 
SALMO 51(50) “Miserere” 
1 Del maestro de coro. Salmo de David. 
2 Cuando el profeta Natán lo visitó, 
después que aquel se había unido a Betsabé. 
3Misericordia, Dios mío, por tu bondad, 
por tu inmensa compasión borra mi culpa; 
4lava del todo mi delito, 
limpia mi pecado. 
5Pues yo reconozco mi culpa, 
tengo siempre presente mi pecado: 
6contra ti, contra ti solo pequé, 
cometí la maldad que aborreces. 
En la sentencia tendrás razón, 
en el juicio resultarás inocente. 
7Mira, en la culpa nací, 
pecador me concibió mi madre. 
8Te gusta un corazón sincero, 
y en mi interior me inculcas sabiduría. 
9Rocíame con el hisopo: quedaré limpio; 
lávame: quedaré más blanco que la nieve. 
10Hazme oír el gozo y la alegría, 
que se alegren los huesos quebrantados. 
11Aparta de mi pecado tu vista, 
borra en mí toda culpa. 
Eterno Padre, yo te 
ofrezco las Llagas de 
Nuestro Señor Jesucristo 
para que cures las llagas 
de nuestras, almas. 
Jesús mío, piedad y 
misericordia por los 
méritos de tus santas 
llagas, que adoro con 
grande respeto y gran 
amor. 
Cristo Resucitado Bernardo 
Bitti
ANEXO Garantías de veracidad del Mensaje del Sagrado Corazón de Jesús a Sor Josefa Menéndez Se encuentran en página 89 y siguientes (1): 
¿En qué forma se escribieron y cómo se han conservado estos apuntes? 
... Josefa obedeció estrictamente a la doble intimación de pedir permiso, antes de recibir las confidencias divinas y de dar cuenta de ellas inmediatamente después. Lo cual permitió a sus 
Superiores escribir la fecha y la hora de las celestiales comunicaciones y las palabras textuales, que repetía entonces como bajo la acción de una presencia invisible. 
De este modo quedaron anotadas con la más estricta exactitud las palabras del Señor, de las que dirá Él más tarde que ni una ha de perderse. 
Y en nota a pie de página 91, se añade: “Nótese una vez para todas, que Josefa no tuvo que traducir al lenguaje humano “visiones, palabras o mociones interiores”, todo ocurría para ella como 
si el Señor le manifestase sus pensamientos y deseos bajo la forma directa de palabras humanas, que ella creía percibir sensiblemente y no tenía más que transcribirlas 
Podemos añadir también que, estando siempre muy ocupada en su trabajo, y además, obligada, como queda dicho, a pedir permiso antes de cada entrevista y dar cuenta de todo enseguida, 
Josefa no tenía tiempo material para inventar, para preparar o componer sus relatos, los cuales, libres de toda premeditación, ofrecen una garantía más de veracidad”… 
Josefa Menéndez, 18 años 
Datos sobre la 
configuración de las 
versiones de los VIA-CRUCIS: 
J. Aldazabal misa 
dominical 1996, nº 4 en 
http://www.panoramacat 
olico.com/antiguo/pc/20 
070401/viacrucis.htm 
(1) Del libro: “Un 
llamamiento al Amor” 
.Reimpresión de la 7ª 
edición 1998.Edita: 
Religiosas del Sagrado 
Corazón.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Mi libro de_oraciones
Mi libro de_oracionesMi libro de_oraciones
Mi libro de_oraciones
josemareque59
 
Hora santa delante del santísimo
Hora santa delante del santísimoHora santa delante del santísimo
Hora santa delante del santísimo
Milton Camargo
 

La actualidad más candente (20)

coronilla de san josé
coronilla de san josécoronilla de san josé
coronilla de san josé
 
Mi libro de_oraciones
Mi libro de_oracionesMi libro de_oraciones
Mi libro de_oraciones
 
La santa misa no es aburrida
La santa misa no es aburridaLa santa misa no es aburrida
La santa misa no es aburrida
 
2-01-El Espiritu Santo Consolador-Maestro-Consejero[5761].pptx
2-01-El Espiritu Santo Consolador-Maestro-Consejero[5761].pptx2-01-El Espiritu Santo Consolador-Maestro-Consejero[5761].pptx
2-01-El Espiritu Santo Consolador-Maestro-Consejero[5761].pptx
 
Presentacion clase 5 sacramentos de curacion y sanacion
Presentacion clase 5 sacramentos de curacion y sanacionPresentacion clase 5 sacramentos de curacion y sanacion
Presentacion clase 5 sacramentos de curacion y sanacion
 
Partes de la Misa en dibujos
Partes de la Misa en dibujosPartes de la Misa en dibujos
Partes de la Misa en dibujos
 
Nueva vida vol 2
Nueva vida vol 2Nueva vida vol 2
Nueva vida vol 2
 
El santo rosario
El santo rosarioEl santo rosario
El santo rosario
 
santiguar
 santiguar santiguar
santiguar
 
Consagracion al-Inmaculado-corazon-de-MARIA-..
Consagracion al-Inmaculado-corazon-de-MARIA-..Consagracion al-Inmaculado-corazon-de-MARIA-..
Consagracion al-Inmaculado-corazon-de-MARIA-..
 
Hora Santa con Jesús
Hora Santa con JesúsHora Santa con Jesús
Hora Santa con Jesús
 
Adoremos al Santísimo
Adoremos al SantísimoAdoremos al Santísimo
Adoremos al Santísimo
 
La Misa-La Liturgia de la Eucaristía
La Misa-La Liturgia de la EucaristíaLa Misa-La Liturgia de la Eucaristía
La Misa-La Liturgia de la Eucaristía
 
Los anteojos de jesús
Los anteojos de jesúsLos anteojos de jesús
Los anteojos de jesús
 
Una Hora on la Divina Misericordia - Hora Santa
Una Hora on la Divina Misericordia - Hora SantaUna Hora on la Divina Misericordia - Hora Santa
Una Hora on la Divina Misericordia - Hora Santa
 
Guía con las respuestas de la misa
Guía con las respuestas de la misaGuía con las respuestas de la misa
Guía con las respuestas de la misa
 
hora santa para niños y catequistas^^ 2023 ... 2.docx
hora santa para niños y catequistas^^ 2023 ... 2.docxhora santa para niños y catequistas^^ 2023 ... 2.docx
hora santa para niños y catequistas^^ 2023 ... 2.docx
 
Congreso Eucaristico
Congreso EucaristicoCongreso Eucaristico
Congreso Eucaristico
 
Jesucristo
JesucristoJesucristo
Jesucristo
 
Hora santa delante del santísimo
Hora santa delante del santísimoHora santa delante del santísimo
Hora santa delante del santísimo
 

Destacado (9)

Benedicto16 oración(11)arte
Benedicto16 oración(11)arteBenedicto16 oración(11)arte
Benedicto16 oración(11)arte
 
Via crucis en jerusalén con textos de juan pablo ii
Via crucis en jerusalén con textos de juan pablo iiVia crucis en jerusalén con textos de juan pablo ii
Via crucis en jerusalén con textos de juan pablo ii
 
Esquema del Vía Crucis Fe y Alegría 36
Esquema del Vía Crucis Fe y Alegría 36Esquema del Vía Crucis Fe y Alegría 36
Esquema del Vía Crucis Fe y Alegría 36
 
Viernes santo via crucis
Viernes santo via crucisViernes santo via crucis
Viernes santo via crucis
 
Celebraciones para la Semana Santa
Celebraciones para la Semana SantaCelebraciones para la Semana Santa
Celebraciones para la Semana Santa
 
PresentacióN Semana Santa
PresentacióN Semana SantaPresentacióN Semana Santa
PresentacióN Semana Santa
 
Viacrucis Juvenil Misionero
Viacrucis Juvenil MisioneroViacrucis Juvenil Misionero
Viacrucis Juvenil Misionero
 
Presentacion De Semana Sant Ao
Presentacion De Semana Sant AoPresentacion De Semana Sant Ao
Presentacion De Semana Sant Ao
 
Via Crucis con Dibujos
Via Crucis con DibujosVia Crucis con Dibujos
Via Crucis con Dibujos
 

Similar a Viacruci sde jesús,dictado.a.josefa.menendez.

Resumen sagrado corazon de jesus
Resumen sagrado corazon de jesusResumen sagrado corazon de jesus
Resumen sagrado corazon de jesus
concepcionsanchez10
 
Ten piedad de nosotros
Ten piedad de nosotrosTen piedad de nosotros
Ten piedad de nosotros
beatojuanxxiii
 
Novena a la divina misericordia 1er día
Novena a la divina misericordia 1er díaNovena a la divina misericordia 1er día
Novena a la divina misericordia 1er día
monica eljuri
 
Novena a la divina misericordia 7mo día
Novena a la divina misericordia 7mo díaNovena a la divina misericordia 7mo día
Novena a la divina misericordia 7mo día
monica eljuri
 
Jesús y su divina misericordia
Jesús y su divina misericordiaJesús y su divina misericordia
Jesús y su divina misericordia
monica eljuri
 

Similar a Viacruci sde jesús,dictado.a.josefa.menendez. (20)

MANUAL SCJ 2011-23.docx
MANUAL  SCJ 2011-23.docxMANUAL  SCJ 2011-23.docx
MANUAL SCJ 2011-23.docx
 
Viernes santo etapa rieti
Viernes santo etapa rietiViernes santo etapa rieti
Viernes santo etapa rieti
 
Junio mes del Corazón de Jesús
Junio mes del Corazón de JesúsJunio mes del Corazón de Jesús
Junio mes del Corazón de Jesús
 
Resumen sagrado corazon de jesus
Resumen sagrado corazon de jesusResumen sagrado corazon de jesus
Resumen sagrado corazon de jesus
 
Tema 33: Corpus Christi
Tema 33: Corpus ChristiTema 33: Corpus Christi
Tema 33: Corpus Christi
 
31 la ascension del senor
31 la ascension del senor31 la ascension del senor
31 la ascension del senor
 
Tema 33: Corpus Christi
Tema 33: Corpus ChristiTema 33: Corpus Christi
Tema 33: Corpus Christi
 
Devocionario sagradocorazon
Devocionario sagradocorazonDevocionario sagradocorazon
Devocionario sagradocorazon
 
Ten piedad de nosotros
Ten piedad de nosotrosTen piedad de nosotros
Ten piedad de nosotros
 
Viernes santo2012
Viernes santo2012Viernes santo2012
Viernes santo2012
 
Primer día del triduo
Primer día del triduoPrimer día del triduo
Primer día del triduo
 
Fiesta de la Divina Misericordia
Fiesta de la Divina MisericordiaFiesta de la Divina Misericordia
Fiesta de la Divina Misericordia
 
Retiro de noviembre #DesdeCasa (2021)
Retiro de noviembre #DesdeCasa (2021)Retiro de noviembre #DesdeCasa (2021)
Retiro de noviembre #DesdeCasa (2021)
 
Novena a la divina misericordia 1er día
Novena a la divina misericordia 1er díaNovena a la divina misericordia 1er día
Novena a la divina misericordia 1er día
 
Novena a la divina misericordia 7mo día
Novena a la divina misericordia 7mo díaNovena a la divina misericordia 7mo día
Novena a la divina misericordia 7mo día
 
Jornada mundial del enfermo 2011
Jornada mundial del enfermo 2011Jornada mundial del enfermo 2011
Jornada mundial del enfermo 2011
 
Boletín hermano lobo marzo 2016
Boletín hermano lobo marzo 2016Boletín hermano lobo marzo 2016
Boletín hermano lobo marzo 2016
 
Mensaje jme 2011
Mensaje jme 2011Mensaje jme 2011
Mensaje jme 2011
 
Jesús y su divina misericordia
Jesús y su divina misericordiaJesús y su divina misericordia
Jesús y su divina misericordia
 
Tercer día del triduo
Tercer día del triduoTercer día del triduo
Tercer día del triduo
 

Más de emilioperucha

10GradosAmorFOTO - copia.pptx..............
10GradosAmorFOTO - copia.pptx..............10GradosAmorFOTO - copia.pptx..............
10GradosAmorFOTO - copia.pptx..............
emilioperucha
 
10GradosAmorFOTO - copia.pptx..........................
10GradosAmorFOTO - copia.pptx..........................10GradosAmorFOTO - copia.pptx..........................
10GradosAmorFOTO - copia.pptx..........................
emilioperucha
 

Más de emilioperucha (20)

10GradosAmorFOTO - copia.pptx..............
10GradosAmorFOTO - copia.pptx..............10GradosAmorFOTO - copia.pptx..............
10GradosAmorFOTO - copia.pptx..............
 
10GradosAmorFOTO - copia.pptx..........................
10GradosAmorFOTO - copia.pptx..........................10GradosAmorFOTO - copia.pptx..........................
10GradosAmorFOTO - copia.pptx..........................
 
7 dolores.virgen.maría.y5apéndices.octubre.2014
7 dolores.virgen.maría.y5apéndices.octubre.20147 dolores.virgen.maría.y5apéndices.octubre.2014
7 dolores.virgen.maría.y5apéndices.octubre.2014
 
Santo rosario.rezopersonalizsept2014.1
Santo rosario.rezopersonalizsept2014.1Santo rosario.rezopersonalizsept2014.1
Santo rosario.rezopersonalizsept2014.1
 
Santo rosario rezo personalizado
Santo rosario rezo personalizadoSanto rosario rezo personalizado
Santo rosario rezo personalizado
 
Papa.fancisco cuaresmatiempoconversión
Papa.fancisco cuaresmatiempoconversiónPapa.fancisco cuaresmatiempoconversión
Papa.fancisco cuaresmatiempoconversión
 
Papa.fancisco sacramentos5.unciónenfermos
Papa.fancisco sacramentos5.unciónenfermosPapa.fancisco sacramentos5.unciónenfermos
Papa.fancisco sacramentos5.unciónenfermos
 
Papa.fancisco sacramentos.4.reconciliación
Papa.fancisco sacramentos.4.reconciliaciónPapa.fancisco sacramentos.4.reconciliación
Papa.fancisco sacramentos.4.reconciliación
 
Papa.fancisco.sacramento3.cómo vivimos la eucaristía
Papa.fancisco.sacramento3.cómo vivimos la eucaristíaPapa.fancisco.sacramento3.cómo vivimos la eucaristía
Papa.fancisco.sacramento3.cómo vivimos la eucaristía
 
Papa.fancisco sacramento3.eucaristía
Papa.fancisco sacramento3.eucaristíaPapa.fancisco sacramento3.eucaristía
Papa.fancisco sacramento3.eucaristía
 
Papa.fancisco sacramentos2.confesion
Papa.fancisco sacramentos2.confesionPapa.fancisco sacramentos2.confesion
Papa.fancisco sacramentos2.confesion
 
Papa.fancisco audienciageneralsemanaoracionunidadcristianos
Papa.fancisco audienciageneralsemanaoracionunidadcristianosPapa.fancisco audienciageneralsemanaoracionunidadcristianos
Papa.fancisco audienciageneralsemanaoracionunidadcristianos
 
Papa.fancisco,.sacramentos,1 bautismo2.fruto
Papa.fancisco,.sacramentos,1 bautismo2.frutoPapa.fancisco,.sacramentos,1 bautismo2.fruto
Papa.fancisco,.sacramentos,1 bautismo2.fruto
 
Benedict16.pecado original.en.s.pablo
Benedict16.pecado original.en.s.pabloBenedict16.pecado original.en.s.pablo
Benedict16.pecado original.en.s.pablo
 
Papa.francisco.catequesis sacramentos.bautismo
Papa.francisco.catequesis sacramentos.bautismoPapa.francisco.catequesis sacramentos.bautismo
Papa.francisco.catequesis sacramentos.bautismo
 
Papa.fancisco,¡jesús es dios con nosotros! 
Papa.fancisco,¡jesús es dios con nosotros! Papa.fancisco,¡jesús es dios con nosotros! 
Papa.fancisco,¡jesús es dios con nosotros! 
 
Papa.fancisco añofe46.resurrección,cristo.y.nuestra.resurrección
Papa.fancisco añofe46.resurrección,cristo.y.nuestra.resurrecciónPapa.fancisco añofe46.resurrección,cristo.y.nuestra.resurrección
Papa.fancisco añofe46.resurrección,cristo.y.nuestra.resurrección
 
Papa.fancisco añofe47.juiciofinal
Papa.fancisco añofe47.juiciofinalPapa.fancisco añofe47.juiciofinal
Papa.fancisco añofe47.juiciofinal
 
Benedicto16.papa franciscoaño.fe.0.catequesis2012 13
Benedicto16.papa franciscoaño.fe.0.catequesis2012 13Benedicto16.papa franciscoaño.fe.0.catequesis2012 13
Benedicto16.papa franciscoaño.fe.0.catequesis2012 13
 
Papa.fancisco añofe45.morir.en.cristo
Papa.fancisco añofe45.morir.en.cristoPapa.fancisco añofe45.morir.en.cristo
Papa.fancisco añofe45.morir.en.cristo
 

Último

Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptxRecuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
jenune
 

Último (9)

IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdfIDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
 
Estudio Bíblico de Romanos 14 v13-23.pdf
Estudio Bíblico de Romanos 14 v13-23.pdfEstudio Bíblico de Romanos 14 v13-23.pdf
Estudio Bíblico de Romanos 14 v13-23.pdf
 
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdfPRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
 
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de PentecostesPentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
 
Quince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdf
Quince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdfQuince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdf
Quince minutos con Jesus Sacram - P. Angel Pena.pdf
 
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdfPARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
 
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdfLA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
 
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptxRecuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
 
Uretritis infecciones urinarias mmmmmmmm
Uretritis infecciones urinarias mmmmmmmmUretritis infecciones urinarias mmmmmmmm
Uretritis infecciones urinarias mmmmmmmm
 

Viacruci sde jesús,dictado.a.josefa.menendez.

  • 1. VÍA CRUCIS DE JESÚS dictado por el SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS a SOR JOSEFA MENÉNDEZ EL CAMINO DEL TRIUNFO DEL AMOR Diseño: Emilio Perucha Herranz VENÍD A MÍ
  • 2. I. Promesas para los devotos del Vía Crucis, transmitidas por Nuestro Señor al Hermano Estanislao José. http://www.corazones.org/santos/estanislao_hno.htm 1.- Yo concederé todo cuanto se me pidiere con fe, durante el rezo del Vía Crucis. 2.- Yo prometo la vida eterna a los que, de vez en cuando, se aplican a rezar el Vía Crucis. 3.- Durante la vida, yo les acompañaré en todo lugar y tendrán Mi ayuda especial en la hora de la muerte. 4.- Aunque tengan más pecados que las hojas de las hierbas que crece en los campos, y más que los granos de arena en el mar, todos serán borrados por medio de esta devoción al Vía Crucis. (Nota: Esta devoción no elimina la obligación de confesar los pecados mortales. Se debe confesar antes de recibir la Santa Comunión.) 5.- Los que acostumbran rezar el Vía crucis frecuentemente, gozarán de una gloria extraordinaria en el cielo. 6.- Después de la muerte, si estos devotos llegasen al purgatorio, Yo los libraré de ese lugar de expiación, el primer martes o viernes después de morir. 7.- Yo bendeciré a estas almas cada vez que rezan el Vía Crucis; y mi bendición les acompañará en todas partes de la tierra. Después de la muerte, gozarán de esta bendición en el Cielo, por toda la eternidad. 8.- A la hora de la muerte, no permitiré que sean sujetos a la tentación del demonio. Al espíritu maligno le despojaré de todo poder sobre estas almas. Así podrán reposar tranquilamente en mis brazos. 9.- Si rezan con verdadero amor, serán altamente premiados. Es decir, convertiré a cada una de estas almas en Copón viviente, donde me complaceré en derramar mi gracia. 10.- Fijaré la mirada de mis ojos sobre aquellas almas que rezan el Vía Crucis con frecuencia y Mis Manos estarán siempre abiertas para protegerlas. 11.- Así como yo fui clavado en la cruz, igualmente estaré siempre muy unido a los que me honran, con el rezo frecuente del Vía Crucis. 12.- Los devotos del Vía Crucis nunca se separarán de mí porque Yo les daré la gracia de jamás cometer un pecado mortal. 13.- En la hora de la muerte, Yo les consolaré con mi presencia, e iremos juntos al cielo. La muerte será dulce para todos los que Me han honrado durante la vida con el rezo del Vía Crucis 14.- Para estos devotos del Vía Crucis, Mi alma será un escudo de protección que siempre les prestará auxilio cuando recurran a Mí…“Jesús, María, José, Os amo. Salvad vidas, naciones y almas. Amén.”
  • 3. II Datos de este Vía Crucis. El Vía Crucis dictado por el Sagrado Corazón de Jesús a Sor Josefa Menéndez, en marzo de 1923, es revelación privada, y de ellas nos dice el artículo 67 del Catecismo de la Iglesia Católica de 1992: que no pertenecen al depósito de la fe; su función no es la de “mejorar” o “completar” la Revelación definitiva de Cristo, sino la de ayudar a vivirla más plenamente en una cierta época de la historia. Si leemos las palabras dictadas por el Sagrado Corazón de Jesús a Sor Josefa Menéndez en marzo de 1923, veremos que tienen plena vigencia hoy día y, con una intensidad muy superior, a las de otras muchas versiones del Vía Crucis. Cada estación consta de tres partes: Una. Texto en rojo. Son las palabras de Jesús. Contienen expresiones que hacen referencia concreta a las personas consagradas porque a ellas va dirigido, en principio, este Vía Crucis. Dichas expresiones están en las estaciones siguientes: nº- 5: estado de perfección, nº. 6 abandonar el mundo y lo que más amabais, nº. 11 y 14: votos y nº. 13: esposas y víctimas. Sin embargo, nunca habrá habido obstáculo para que pueda ser rezado por los laicos, en cuanto son cristianos que están incorporados a Cristo por el bautismo, que forman el Pueblo de Dios y que participan en las funciones de Cristo, Sacerdote, Profeta y Rey (cf. artículos 897 a 913 del Catecismo). Es decir que, según la situación espiritual de cada uno, le serán aplicables esas expresiones, en uno u otro grado respecto de su sentido propio. Dos. Texto en azul. Contiene el ofrecimiento y adoración ordenados por el Sagrado Corazón de Jesús a Sor Josefa Fotografía oficial de Josefa Menéndez rscj el día de sus primeros votos.
  • 4. Tres. Texto en negro. Benedicto xvi, en audiencia general, 8 de agosto de 2012, sobre Santo Domingo de Guzmán y sus nueve maneras de orar (http://www.dominicos.org/santo-domingo/modos-orar/modo-1 ), dice: …cada uno de esos modos, los realizaba siempre delante de Jesús Crucificado, y expresa una postura corporal y espiritual que, íntimamente compenetradas, favorecen el recogimiento contemplativo y el fervor… Estar postrados, de rodillas, de pie delante del Señor, fijar nuestra mirada en el Crucifijo, detenernos y recogernos en silencio, no es una cosa secundaria, sino que nos ayuda a ponernos interiormente con toda nuestra persona, en relación con Dios. http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/audiences/2012/documents/hf_ben-xvi_aud_20120808_sp.html La solución adoptada aquí, dirigida a aquellos que les sea difícil o imposible besar el suelo, es acentuar la humillación del corazón, mediante textos que tengan alguna relación con cada una de las estaciones del Vía crucis; y para evitar dudas de cuál podría ser dicha relación, se subraya la palabra o frase de Jesús a la que se considera referida. Pero siempre, habrá de tenerse en cuenta que queremos estar ante quien le dijo a Josefa: Yo me manifestaré a ti, tan pronto con la majestad de un Dios, tan pronto con la severidad de un Juez y, con más frecuencia, herido, maltratado y cubierto de ignominia, como lo estuve durante mi Pasión (ob. cit. Pág. 412). Mercedes rscj, hermana de Josefa Menéndez Ángela, hermana menor de Josefa, Carmelita y Maestra de Novicias de Lucía, que fue una de las videntes de Fátima. Los padres de Josefa Menéndez, Leonardo Menéndez y Lucía del Moral Josefa Menéndez rscj trabajando y modista del Internado.
  • 5. VIA CRUCIS DE JESÚS dictado por Jesucristo a Sor Josefa Menéndez (1) EL CAMINO DEL TRIUNFO DEL AMOR JESÚS a Josefa: “Vas a contemplarme durante el doloroso camino del Calvario, en el cual voy a derramar mi Sangre. Adórala y ofrécela a mi Padre celestial a fin de que sirva para la salvación de las almas”. Ella se levanta y le va siguiendo, mientras Jesús recorre las estaciones del Vía Crucis. Se postra y besa el suelo, adorando la Preciosísima Sangre, luego escucha las expansiones de su Corazón En frases breves le recuerda el significado de sus padecimientos a la vez que dirige apremiantes y amorosas llamadas (texto en rojo) a las almas que le han de seguir de cerca … [página 428 del libro (1)] SIGLAS Y ABREVIATURAS (de los textos citados en la humillación del corazón) San Juan de la Cruz = S.J.+ A = Dichos de luz y amor; Cta = Carta; D = Dictámenes S = Subida del Monte Carmelo (1S, 2S, 3S = Libro 1, 2, 3. Las siguientes cifras se refieren: capítulo y número de párrafo. N = Noche oscura (1N, 2N = Libro 1, 2. Capítulos y párrafos como en Subida C = Cántico espiritual. La primera cifra representa la estrofa, la segunda el párafo. Si la cita solo tiene una C, el texto se encuentra en sus dos redacciones. CA = primera redacción; CB = ídem. Segunda. Ll = Llama de amor viva. LlA= primera redacción; LlB = segunda redacción. La primera cifra señala la estrofa, la segunda el párrafo. Cor = Corintios Lc = Lucas Sal = Salmos (1) En el mensaje de Jesús del día 28 de marzo de la Cuaresma de 1923, se hace constar en nota a píe de página 428: Días más tarde, el Señor dictará a Josefa estas confidencias en forma de Vía Crucis. Están editadas en un opúsculo aparte. Dicho opúsculo se encuentra en las páginas 637 a 640 del libro: “Un llamamiento al Amor. Reimpresión de la 7ª edición. Religiosas del Sagrado Corazón. 1998)
  • 6. I Estación: Jesús condenado a muerte Escucha cómo pronuncian contra Mí la sentencia de muerte… Mira con qué silencio, paciencia y mansedumbre la recibe mi Corazón. Almas que tratáis de imitar mi conducta: aprended a guardar el silencio y la serenidad delante de lo que os mortifica y contraría. Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos (cf. S.J.+, Cta 20): En los sinsabores y disgustos, acordémonos de Cristo crucificado y callemos. (cf. S.J.+, A 179): Mejor es sufrir por Dios que hacer milagros (cf. S.J.+, A 179). Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para reparar los ultrajes que recibís de las almas”. II Estación: Jesús carga con la cruz Mira la Cruz que ponen sobre mis hombros. Grande es su peso, pero es mucho mayor el amor que siento hacia las almas. Almas que me amáis: comparad vuestro sufrimiento con el amor que me tenéis, y no dejéis que el abatimiento apague la luz de ese amor. Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos (cf. S.J.+, Ll 3,28): Más que el alma a Dios, la busca Él a ella. Del abatimiento como flaqueza dice (S.J.+, C 30,10): todas las malicias del demonio son en sí flaquezas. Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para reparar los ultrajes que recibís de las almas”.
  • 7. III Estación: Jesús cae por primera vez El peso de la Cruz me hace caer en tierra, pero el celo por la salvación de las almas me hace levantar, cobrar de nuevo ánimo y seguir el camino. Almas a quienes he llamado para compartir el peso de mi Cruz: ved si vuestro celo por las almas os da nueva vida para seguir adelante en el camino de la abnegación y renuncia, o si vuestro exceso de amor propio abate vuestras fuerzas y no os deja soportar el peso de la Cruz. Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos (cf. S.J.+, D 7): Diciendo con devoción las palabras del santo Evangelio (Lc 2, 49): … “¿No sabíais que yo debía estar en las cosas de mi Padre?” , se reviste el alma de un deseo de hacer la voluntad de Dios a imitación de Cristo, con ardentísimo deseo … del bien de las almas. Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para reparar los ultrajes que recibís de las almas”. IV Estación: Encuentro con su madre Aquí encuentro a mi Santísima y querida Madre: Contempla el martirio de estos dos corazones. Pero el dolor del uno y del otro se reúnen para fortalecerse mutuamente y, aunque doloroso, el amor triunfa. Almas que camináis por la misma senda y que tenéis las mismas miras: que la vista de vuestros mutuos sufrimientos os anime y fortalezca para que el amor triunfe. Que la unión en el dolor os sostenga y haga abrazar generosamente las espinas del camino. Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos (cf. http://es.catholic.net/op/articulos/39867/clara-de-ass-almas-gemelas.html ) tenemos el ejemplo del amor de almas gemelas, entre quienes han recibido una misión divina trascendente, como son los de Jordán de Sajonia y la Beata Diana; Santa Teresa y el Padre Gracián; San Pedro Poveda y Josefa Segovia; San Francisco de Sales y Santa Juana Fremiot de Chantal; San Pío de Pietrelcina y Cleonís; San Francisco de Asís y Santa Clara… Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para reparar los ultrajes que recibís de las almas”.
  • 8. V Estación: El cirineo Mirad cómo este hombre acepta por un pequeño interés esa carga penosa y cruel. Mirad también cómo mi cuerpo va perdiendo fuerzas… Almas que os habéis abrazado con el estado de perfección: si vuestro valor flaquea frente al esfuerzo que supone la lucha contra la naturaleza, considerad que no os habéis comprometido a llevar mi Cruz por una pequeña cantidad, ni por un goce terreno y pasajero, sino para adquirir la vida eterna y procurar la misma dicha a otras muchas almas. Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos (cf. S.J.+, 2S 17,1): Señor eres sapientísimo y amigo de apartar tropiezos. Y (cf. S.J.+, Cta 11) porque conviene que no nos falte cruz, hasta la muerte de amor (como Cristo), Él ordena nuestras pasiones en el amor de lo que más queremos, para que mayores sacrificios hagamos y más valgamos. 4. Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. 5. Adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para reparar los ultrajes que recibís de las almas”. VI Estación: La Verónica Mirad la caridad con que esa mujer viene a limpiar mi rostro, y cómo por amor vence todo respeto humano. ¡Ah!, vosotras que por mi amor habéis abandonado el mundo y lo que más amabais, no dejéis que ahora un ligero temor de perder reputación o la fama, os impida limpiar mi rostro con actos de generosidad y de amor. ¡Ved cómo lo cubre la sangre!... Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos con Sto. Tomás de Aquino (al comentar el Credo) sobre el respeto humano: “Asimismo, todos aquellos que obedecen a los reyes más que a Dios o en aquellas cosas que no deben obedecer, lo constituyen dioses suyos” 4. Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. 5. Adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para reparar los ultrajes que recibís de las almas”.
  • 9. VII Estación: Jesús cae por segunda vez La Cruz agota mis fuerzas. El camino es largo y penoso. Nadie se acerca a sostenerme y mi angustia es tal que caigo por segunda vez. No os desaniméis, almas que camináis en pos de Mí, si en vuestra vida sin consuelo humano y llena de arideces, os veis abandonadas de todo consuelo espiritual. Cobrad ánimo a la vista de vuestro Modelo en el camino del Calvario. Ved que es la segunda ved que cae, pero se levanta y sigue su camino hasta el fin. Si queréis tomar un poco de fuerza, venid y besadle los pies. Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos (S. Francisco de Sales, Introducción Vida Devota, parte 4, cap. IX) : Que hemos de volver sencillamente el corazón a Jesucristo crucificado, besando sus sagrados pies, por medio de un acto de amor. Este es el mejor modo de vencer al enemigo… y así, crecer en santidad y amor. Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para reparar los ultrajes que recibís de las almas”. VIII Estación: Las mujeres de Jerusalén Las mujeres de Jerusalén lloran al verme en tal estado de ignominia. El mundo llora delante del sufrimiento, pero Yo os digo, almas que me seguís por el camino estrecho, que más tarde el mundo os verá andar por entre anchas y floridas praderas, mientras que él y los suyos caminarán sobre el fuego que ellos mismos se prepararon con sus goces. Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos (cf. S.J.+, A 63): …que no hemos de entristecernos de repente de los casos adversos del siglo, pues que no sabemos el bien que traen consigo ordenados en los juicios de Dios para el gozo sempiterno de los escogidos. Además (cf. S.J.+, Cta 26, las cosas que no dan gusto, por buenas y convenientes que sean, parecen malas y adversas. Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para reparar los ultrajes que recibís de las almas”.
  • 10. IX Estación: Jesús cae por tercera vez Mira que ya estoy próximo al Calvario y caigo por tercera vez. De este modo daré fuerzas a las pobres almas que, próximas a la muerte eterna, se ablandarán con la sangre de las heridas que me produce esta tercera caída; les dará gracias para levantarse una última vez y llegar a conseguir la vida eterna. Almas que deseáis imitarme: no rehuséis nunca un acto costoso, aunque os produzca nuevas heridas. ¡Qué importa!... Esa sangre dará la vida a un alma. Imitad a vuestro Modelo que avanza hacia el Calvario. Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos(cf. S.J.+, 2S 7,7): llevar la cruz es determinarse de veras a querer hallar y llevar trabajos en todas las cosas por Dios. Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para reparar los ultrajes que recibís de las almas”. X Estación: Jesús es despojado de sus vestidos Mirad con cuánta crueldad me despojan de mis vestidos. Contemplad cómo permanezco en silencio y en un total abandono. Dejaos despojar de cuánto poseéis, ya sea de vuestros bienes, ya de vuestra propia voluntad. En cambio, Yo os cubriré con la túnica de la pureza y con los tesoros de mi propio Corazón. Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos (http://www.bernardo-francisco-de-hoyos.info/tesoro-escondido- 5.htm#_edn8 ) los tesoros del Corazón de Jesús: ser fuente de todos los bienes, origen de todas las virtudes, el objeto en quien más se agrada toda la Santísima Trinidad entre todas las criaturas… Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para reparar los ultrajes que recibís de las almas”.
  • 11. XI Estación: Jesús es clavado en la cruz Ya he llegado a la cima del Calvario donde voy a entregarme a la muerte. Ya me colocan y me clavan en la Cruz… ¡Nada tengo!..., ni aun libertad para mover ni un pie… Pero no son los clavos, sino el Amor el que me sujeta. Por eso no sale de mis labios ni una queja, ni un suspiro. Vosotras estáis clavadas en la cruz de la religión y sujetas con los clavos del amor que son vuestros votos. No os quejéis, no murmuréis cuando estos clavos benditos os desgarren las manos y los pies. Venid y besad los míos: aquí encontraréis fuerza. Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos(cf. Lc 7, 36-50): … ella desde que entré, no ha dejado de besarme los pies… Por eso te digo: sus muchos pecados han quedado perdonados. Juan Pablo II, Audiencia general del Miércoles 19 de mayo de 2004: delante de «todo fiel» arrepentido y perdonado se abre un horizonte de seguridad, de confianza y de paz, a pesar de las pruebas de la vida (cf. Sal 31,6-7). Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para reparar los ultrajes que recibís de las almas”. XII Estación: Muerte de Jesús La Cruz es mi compañera en el camino del Calvario y en la Cruz exhalo mi último suspiro. Almas que habéis tenido la Cruz por compañera inseparable de vuestra vida: estad seguras que en sus brazos exhalaréis vuestro último suspiro. Pero estad seguras también que ella será la puerta por donde entraréis en la vida. Besad constantemente esta bendita y sagrada prenda. Abrazadla con ternura y amadla como el más grande lo vuestros tesoros. Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos (cf. S.J.+, Cta 24): si quiere llegar a la posesión de Cristo, jamás le busque sin la cruz. (cf. S.J.+, Cta 11): conviene que no nos falte [la cruz] hasta la muerte de amor. Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para reparar los ultrajes que recibís de las almas”.
  • 12. XIII Estación: Jesús es bajado de la cruz Mirad la caridad con que ese hombre justo se encarga de bajar mi Cuerpo de la Cruz. Lo pone entre los brazos de mi Madre. Ella lo adora, lo besa, deja caer sus lágrimas sobre mi rostro y sobre todos mis miembros. Después lo entrega a los que van a embalsamarlo y depositarlo en el sepulcro. Almas escogidas y llamadas a ser esposas y víctimas: ¡Venid! ¡Tomad mi cuerpo…, embalsamadle con el aroma de vuestras virtudes…! ¡Adorad sus llagas!... Besadlas y dejad que las lágrimas caigan sobre mi rostro… Después, colocadme en el sepulcro de vuestro corazón. Decid también una palabra de consuelo a mi querida Madre y vuestra. Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos (cf. http://w2.vatican.va/content/francesco/es/cotidie/2013/documents/papa-francesco_20130703_tocar-llagas. html ) Tomás, al ver al Señor, no dijo: “Es verdad, el Señor resucitó”. No. Fue más allá, y dijo: “Señor mío y Dios mío”. Es el primero de los discípulos en confesar la divinidad de Cristo tras la resurrección». Pero para adorar, para encontrar a Dios, al Hijo de Dios, tuvo que meter el dedo en las llagas, meter la mano en el costado. Este es el camino». Y me pregunto: «¿Cómo puedo hoy encontrar las llagas de Jesús? Yo no las puedo ver como las vio Tomás. Las llagas de Jesús las encuentro haciendo obras de misericordia. Esas son las llagas de Jesús hoy». Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para reparar los ultrajes que recibís de las almas”. Palabra de consuelo a Tu querida Madre y nuestra (cf. IV estación): “Pero el dolor de Jesús y de María se reúnen para fortalecerse mutuamente y, aunque doloroso, el amor triunfa”. XIV Estación: Jesús es sepultado Mirad con qué delicadeza me ponen en el sepulcro. Es nuevo y, por lo tanto, limpio de la más ligera sombra. Almas que estáis unidas a Mí con tan estrechos lazos como son vuestros votos: buscad todas las delicadezas que os sugiere el amor, a fin de que vuestro corazón esté limpio y adornado para sepultarme en él por un amor tierno, un amor fuerte, un amor constante y generoso. Nos humillamos ante Dios Padre y reconocemos(cf. 1Corintios 13): hemos de limpiar el corazón con las delicadezas que sugiere el amor: solicitud; cariño, contento, sencillez, humildad, desinterés…; alegrarse con la verdad. Creerlo todo. Esperarlo todo. Soportarlo todo. Ofrezco: “Padre Eterno: Recibid la Sangre divina de Jesucristo, vuestro Hijo, ha derramado en su Pasión, por sus llagas, por su Corazón, por sus méritos divinos, perdonad a las almas y salvadlas”. Beso los pies de Jesucristo crucificado y adoro: “Sangre divina de mi Redentor: os adoro con grande respeto y gran amor para reparar los ultrajes que recibís de las almas”.
  • 13. Ahora, adora mis Llagas, bésalas y reza el Miserere. 12Oh Dios, crea en mí un corazón puro, renuévame por dentro con espíritu firme; 13no me arrojes lejos de tu rostro, no me quites tu santo espíritu. 14Devuélveme la alegría de tu salvación, afiánzame con espíritu generoso: 15enseñaré a los malvados tus caminos, los pecadores volverán a ti. 16Líbrame de la sangre, oh Dios, Dios, Salvador mío, y cantará mi lengua tu justicia. 17Señor, me abrirás los labios, y mi boca proclamará tu alabanza. 18Los sacrificios no te satisfacen: si te ofreciera un holocausto, no lo querrías. 19Mi sacrificio es un espíritu quebrantado; un corazón quebrantado y humillado, tú no lo desprecias. 20Señor, por tu bondad, favorece a Sión, reconstruye las murallas de Jerusalén: 21entonces aceptarás los sacrificios rituales, ofrendas y holocaustos, sobre tu altar se inmolarán novillos. __________________ Jesús a Josefa: SALMO 51(50) “Miserere” 1 Del maestro de coro. Salmo de David. 2 Cuando el profeta Natán lo visitó, después que aquel se había unido a Betsabé. 3Misericordia, Dios mío, por tu bondad, por tu inmensa compasión borra mi culpa; 4lava del todo mi delito, limpia mi pecado. 5Pues yo reconozco mi culpa, tengo siempre presente mi pecado: 6contra ti, contra ti solo pequé, cometí la maldad que aborreces. En la sentencia tendrás razón, en el juicio resultarás inocente. 7Mira, en la culpa nací, pecador me concibió mi madre. 8Te gusta un corazón sincero, y en mi interior me inculcas sabiduría. 9Rocíame con el hisopo: quedaré limpio; lávame: quedaré más blanco que la nieve. 10Hazme oír el gozo y la alegría, que se alegren los huesos quebrantados. 11Aparta de mi pecado tu vista, borra en mí toda culpa. Eterno Padre, yo te ofrezco las Llagas de Nuestro Señor Jesucristo para que cures las llagas de nuestras, almas. Jesús mío, piedad y misericordia por los méritos de tus santas llagas, que adoro con grande respeto y gran amor. Cristo Resucitado Bernardo Bitti
  • 14. ANEXO Garantías de veracidad del Mensaje del Sagrado Corazón de Jesús a Sor Josefa Menéndez Se encuentran en página 89 y siguientes (1): ¿En qué forma se escribieron y cómo se han conservado estos apuntes? ... Josefa obedeció estrictamente a la doble intimación de pedir permiso, antes de recibir las confidencias divinas y de dar cuenta de ellas inmediatamente después. Lo cual permitió a sus Superiores escribir la fecha y la hora de las celestiales comunicaciones y las palabras textuales, que repetía entonces como bajo la acción de una presencia invisible. De este modo quedaron anotadas con la más estricta exactitud las palabras del Señor, de las que dirá Él más tarde que ni una ha de perderse. Y en nota a pie de página 91, se añade: “Nótese una vez para todas, que Josefa no tuvo que traducir al lenguaje humano “visiones, palabras o mociones interiores”, todo ocurría para ella como si el Señor le manifestase sus pensamientos y deseos bajo la forma directa de palabras humanas, que ella creía percibir sensiblemente y no tenía más que transcribirlas Podemos añadir también que, estando siempre muy ocupada en su trabajo, y además, obligada, como queda dicho, a pedir permiso antes de cada entrevista y dar cuenta de todo enseguida, Josefa no tenía tiempo material para inventar, para preparar o componer sus relatos, los cuales, libres de toda premeditación, ofrecen una garantía más de veracidad”… Josefa Menéndez, 18 años Datos sobre la configuración de las versiones de los VIA-CRUCIS: J. Aldazabal misa dominical 1996, nº 4 en http://www.panoramacat olico.com/antiguo/pc/20 070401/viacrucis.htm (1) Del libro: “Un llamamiento al Amor” .Reimpresión de la 7ª edición 1998.Edita: Religiosas del Sagrado Corazón.