SOBRE EL ARTE DE ESCRIBIR PARA NIÑOSCelso Román*Ojalá el arte de escribir para niños pudiera ser objetode receta, escrita ...
estar atentos, pues un cuento es como una madeja enredada entre las nubes, a la cualtenemos que acercarnos con cuidado cua...
mapas conceptuales, diagramas de flujo, etc. Llega incluso a dividir en Pre-escritura,escritura y post-escritura todo el p...
de la manga del saco: entonces vi que era un rió de fuego, donde navegaban dragones,noctilucas, estrellas fugaces, cometas...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Celso roman sobre_el_arte_de_escribir_para_ninos

3.417 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
3.417
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
725
Acciones
Compartido
0
Descargas
13
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Celso roman sobre_el_arte_de_escribir_para_ninos

  1. 1. SOBRE EL ARTE DE ESCRIBIR PARA NIÑOSCelso Román*Ojalá el arte de escribir para niños pudiera ser objetode receta, escrita en un papelito, cuidadosamentedoblado y con el cual uno pudiera ir al supermercadode la vida a comprar los siguientes ingredientes:Imaginación 2 tazasFantasía 1 libra y mediaPoesía 2 frutos maduros, bien ralladosSueños 1 grande, 3 pequeñosAire agitado por alas de colibrí 5 bocanadas, muy llenasHojuelas de alas de mariposa Las que queden en los dedos al Tomarla ysoltarla sin hacerle daño y ojalá que seaMorpho AzulBesos de hada Diez, con ojos cerradosVida cotidiana La que el escritor escojaAmor El que pida el corazón.Se toman los ingredientes y se revuelven cuidadosamente en el canterito de oro del alma,luego se vierten sobre una hoja de papel en blanco. Algunos escritores - como JairoAníbal Niño – recomiendan que se distribuyan con pluma estilográfica. Otros, entre ellosCelso Román, afirman que da el mismo resultado si se usa máquina de escribir o elmoderno procesador de palabra también conocido como “computadora”. Lo importante esque la realidad sea espolvoreada, mediante una lectura cuidadosa, con el cuentoresultante. Se recomienda una siesta después de leer, pues por lo general se suelevolver a soñar con una sonrisa en los labios.Pero no hay formulas.Tal vez lo único que se le aproxime sea abrir el corazón a lo que sucede en el mundo, y1 DE 4
  2. 2. estar atentos, pues un cuento es como una madeja enredada entre las nubes, a la cualtenemos que acercarnos con cuidado cuando vemos el hilo de colores que pende delcielo. Esa hebra puede ser la paloma que de pronto nos sale en medio de un jardín, sequeda mirándonos como queriéndonos decir algo y luego emprende el vuelo. Esnecesario entonces agarrar la estela de luz que nos deja su movimiento en la retina, porque allí hay un cuento haciéndonos un guiño.O a veces salimos corriendo de la casa al trabajo, es por la mañana, ha llovido durante lanoche y el pavimento esta regado de espejo de agua y un rayo de sol se cuela por entrelas nubes, el aire vuele a limpio, la brisa está inusitadamente fresca y sucede el milagro:el sol cabrillea por todas partes, la vida es una promesa cumplida. Hay un cuento en esetesoro de claridad que inunda la ciudad, sabemos que el día no será ordinario, quesucesos maravillosos han de presentarse, “como si hubiesen abierto par en par lassecretas puertas del cielo y fuese más dulce el agua en los cántaros”, según un decir delviejo Borges.El arte de escribir un cuento es tan secreto y tan misterioso como el arte de enamorarse,que es repentino, que siempre nos agarra desprevenidos y para el cual no hay fórmulas.Hay aproximaciones, incluso recomendaciones y no faltan aquellos que hayan escritotratados, incluso de varios tomos, sobre las artes mayores, bien sea la de enamorarse o lade escribir.Algunos autores perfeccionan la llamada “Carpintería de la literatura” o sea el arte de pulircon la garlopa de la ortografía, la lija de la sintaxis, la laca de la prosodia, los finosherrajes y los acabados al gusto del cliente en materia de longitud del párrafo, claridad enla expresión, uso de términos escogidos, lenguaje comprensible, etc.Recuerdo que alguna vez en una librería de textos usados encontré un librito que sellamaba algo así como “ El arte de escribir bien” y lo abrí al azar, como cuando uno lanzaun anzuelo en un estanque, y recuerdo que saque el siguiente pez: “Regla No. 46: no sedeben confundir las letras de sonido semejante, como “s” y “x” para evitar equívocoscomo en la frase: el suicida se puso el arma en la cabeza, disparo y se voló la tapa de lossexos”.Quiero enfatizar aquí un hecho: la carpintería viene después, pues aunque es importante,de todas maneras es secundaria al hecho de tener una idea, o desarrollar un concepto. Elescritor mira el mundo, recibe su energía y la transforma en texto. Herman Hesse en ElLobo estepario, dice que el artista es como el pararrayos que surge por encima de lamultitud uniforme y capta la descarga, - a veces rayo demoledor-, cambiándola en palabraescrita y haciéndola comprensible a los demás, a veces a costa de su propia vida.Existen manuales para la redacción, como los de la argentina Maria Teresa Serafín , en elcual se dan recomendaciones acerca de cómo ordenar las ideas, recogerlas, atraerlas en2 DE 4
  3. 3. mapas conceptuales, diagramas de flujo, etc. Llega incluso a dividir en Pre-escritura,escritura y post-escritura todo el proceso.Serafín se acerca en algo al gran maestro de la creación literaria para los niños: el italianoGianni Rodari, en su Gramática de la fantasía, introducción al arte de inventar historias.Este autor si toma el cuento por donde debe ser: por el lado del, juego y propone unaserie de claves que van a permitir orientar la creación hacia la lúdica, acercándose alejercicio creativo, tan necesario en la educación infantil en el colegio y la escuela.Considero también fundamental, para quienes tengan interés en incursionar por eluniverso de la literatura infantil, el conocimiento de la tradición literaria en este genero.Para ello, una de las personas mas hermosas y conocedora del cuento maravilloso, elcuento tradicional, la leyenda y afines, es Rocío Vélez de Piedrahita, quien con su libro –ya clásico- Guía de literatura infantil. Hace un recorrido histórico por todo el paisaje deeste tema.Por otro lado, me parece importante conocer la estructura de los cuentos tradicionales, asícomo toda la carga sicológica que supone para el niño la lectura de los cuentos de hadas.En el primer aspecto se destacan las obras del ruso Vladimir Propp: Morfología del cuentoy estructura del cuento tradicional. Este investigador muestra como hay una verdaderacolumna vertebral en las narraciones populares, que con algunos cambios y variacioneses más o menos la misma: un héroe sale de su casa a enfrentar la vida y por el caminoencuentra benefactores y detractores, amigos y enemigos que con ayuda de objetosmágicos la apoyan o le detienen, le aman o le odian, pero lo importante es que el héroelogra triunfar, encuentra el amor y con él la felicidad.¿No es eso acaso lo que todos buscamos en la vida?Ese mensaje oculto que suponen los cuentos tradicionales fue ampliamente estudiado porBruno Bettelheim, quien en su psicoanálisis de los cuentos de Hadas, demuestra enprefundida cómo este tipo de literatura contribuye a dar elementos al niño para poderenfrentar la vida. Al fin y al cabo todos somos héroes de una aventura cotidiana, y muchomás en este país que nos ha tocado vivir, en el cual uno sale por la mañana y no sabe siregresa vivo por la noche a ver en el noticiero las tragedias de las cuales nadie estáexento.Para finalizar, cuento de mi experiencia personal cómo aparecen los cuentos. Una tarde,ya entrada la noche, me dirigía a donde Marta Diva Villegas, que es como decir un hada,y tuve que atravesar la autopista norte de Bogotá por un puente peatonal, por encima deun rió de carros con las luces ya encendidas, cargados de gente cansada que retornaba acasa después de un día de trabajo. Era inmensa esa corriente de luces. Me detuve enmedio de la noche incipiente, encima del raudal y el cuento me llamo como si me tomara3 DE 4
  4. 4. de la manga del saco: entonces vi que era un rió de fuego, donde navegaban dragones,noctilucas, estrellas fugaces, cometas y luceros. Peces de fuego hacia salpicar chispas alas orillas, como si chapotearan en un raudal de lava. Gracias doy a la autopista y a lagente cansada, por que quedaron en el libro El imperio de las cinco lunas, Cuando elhéroe de la narración atraviesa ese mismo río, que da a un país donde el tiempo corre demanera diferente al nuestro y donde existe una biblioteca que se puede leer completa enlas horas que marca el amor.Después, ya casi llegando a mi destino, frente a un edificio en construcción a algún obrerose le había regado un bote completo de pintura blanca, que dejo una mancha inmensa eirregular en la calle.“acabo de ver una nube caída”, le dije a Marta Diva cuando abrió la puerta, pero eso ya esotra historia.La fantasía esta en todas partes, sólo es necesario estar atento a ella. Lo demás escuestión del corazón, pues como escritor me corresponde señalar la estrella, las alas parallegar a ella las ponen ustedes, los lectores.*Celso Román: Escritor, médico veterinario y escultor, con un grado MFA del InstitutoPratt de Nueva York. Su libro Los Amigos del Hombre recibió el Premio Nacional ENKAde literatura infantil, Las cosas de la Casa fue Premio ACLIJ (Asociación Colombiana parala Literatura Infantil y Juvenil), Acerca y de Lejos fue galardonada con el Premio Ciudadde Bogotá del Instituto Distrital de Cultura y Turismo; El Imperio de las Cinco Lunasobtuvo el Premio Latinoamericano de Literatura Infantil y Juvenil Norma-Fundalectura. Elconjunto de su obra fue galardonado con el Premio José Martí, de la FundaciónIberoamericana para la cultura, con sede en Costa Rica.Nota.*Tomado de: Revista Universidad de Antioquia, No. 254, octubre-diciembre de 19984 DE 4

×