SANTÍSIMA TRINIDAD. CICLO B. DIA 31 DE MAYO DEL 2015
Monición de entrada
En este domingo de la Trinidad celebramos de mane...
Salmo responsorial Sal 32, 4-5. 6 y 9. 18-19. 20 y 22 1 2b)
R/. Dichoso el pueblo que el Señor se escogió como heredad.
La...
Al Dios Trinidad que no duda en entregarnos a su propio Hijo, y la fuerza de su Espíritu, le decimos:
Todos: ¡Dios del Amo...
y que nos envuelve con su amor,
nos hace vivir gozosos como hijos suyos.
Conocer la vida de Jesús, tomar como pista el Eva...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

036. guión sin canciones de la festividad de la santísima trinidad. ciclo b. dia 31 de mayo del 2015

3.013 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
3.013
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2.223
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

036. guión sin canciones de la festividad de la santísima trinidad. ciclo b. dia 31 de mayo del 2015

  1. 1. SANTÍSIMA TRINIDAD. CICLO B. DIA 31 DE MAYO DEL 2015 Monición de entrada En este domingo de la Trinidad celebramos de manera explícita y en un domingo aparte lo que celebramos todos los domingos del año y constituye el misterio nuclear de nuestra fe cristiana. Necesitamos hacer un esfuerzo de atención para concentrar en pocas palabras toda la fe y toda la historia de la salvación. Dios es amor. Dios es uno en tres personas. El Padre es amor y origen de toda vida. El Hijo es amor y devuelve al Padre la humanidad liberada. El Espíritu Santo es amor y habita en nuestras almas para santificarnos. Por tanto, este misterio nos recuerda que somos hijos de Dios, hermanos de Jesús y templos del Espíritu Santo. Saludo La gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor del Padre y la comunión del Espíritu Santo estén con todos vosotros… Pedimos perdón Antes de celebrar esta acción de gracias a Dios Padre, por Jesucristo, su Hijo, y en el Espíritu Santo, recojámonos un segundo en nuestro corazones y abrámonos a su perdón. – Tú, imagen de Dios, Padre compasivo y misericordioso. SEÑOR, TEN PIEDAD… – Tú, Hijo fiel, enviado para dar vida al mundo. CRISTO, TEN PIEDAD… – Tú, Fuente del Espíritu, derramado en nuestro corazones. SEÑOR, TEN PIEDAD… Dios, Padre y Señor todopoderoso, ten misericordia de nosotros y perdona nuestros pecados. Amén. Gloria El Gloria es un aplauso a Dios Trinidad por ser quien es y por todo lo que ha hecho con nosotros. Con júbilo y gratitud proclamémoslo. Escuchamos la Palabra Lectura del libro del Deuteronomio 4, 32-34. 39-40 Moisés habló al pueblo, diciendo: - «Pregunta, pregunta a los tiempos antiguos, que te han precedido, desde el día en que Dios creó al hombre sobre la tierra: ¿hubo jamás, desde un extremo al otro del cielo, palabra tan grande como ésta?; ¿se oyó cosa semejante?; ¿hay algún pueblo que haya oído, como tú has oído, la voz del Dios vivo, hablando desde el fuego, y haya sobrevivido?; ¿algún Dios intentó jamás venir a buscarse una nación entre las otras por medio de pruebas, signos, prodigios y guerra, con mano fuerte y brazo poderoso, por grandes terrores, como todo lo que el Señor5 vuestro Dios, hizo con vosotros en Egipto, ante vuestros ojos? Reconoce, pues, hoy y medita en tu corazón, que el Señor es el único Dios, allá arriba en el cielo, y aquí abajo en la tierra; no hay otro. Guarda los preceptos y mandamientos que yo te prescribo hoy, para que seas feliz, tú y tus hijos después de ti, y prolongues tus días en el suelo que el Señor, tu Dios, te da para siempre.» Palabra de Dios.
  2. 2. Salmo responsorial Sal 32, 4-5. 6 y 9. 18-19. 20 y 22 1 2b) R/. Dichoso el pueblo que el Señor se escogió como heredad. La palabra del Señor es sincera, y todas sus acciones son leales; él ama la justicia y el derecho, y su misericordia llena la tierra. R/. La palabra del Señor hizo el cielo; el aliento de su boca, sus ejércitos, porque él lo dijo, y existió, él lo mandó, y surgió. R/. Los ojos del Señor están puestos en sus fieles, en los que esperan en su misericordia, para librar sus vidas de la muerte y reanimarlos en tiempo de hambre. R/. Nosotros aguardamos al Señor: él es nuestro auxilio y escudo; que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros, como lo esperamos de ti. R/. Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 8, 14-17 Hermanos: Los que se dejan llevar por el Espíritu de Dios, ésos son hijos de Dios. Habéis recibido, no un espíritu de esclavitud, para recaer en el temor, sino un espíritu de hijos adoptivos, que nos hace gritar: «¡Abba!» (Padre). Ese Espíritu y nuestro espíritu dan un testimonio concorde: que somos hijos de Dios; y, si somos hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, ya que sufrimos con él para ser también con él glorificados. Palabra de Dios. Aleluya Ap 1, 8 Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo, al Dios que es, que era y que viene. EVANGELIO Bautizados en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo Lectura del santo evangelio según san Mateo 28, 16-20 En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Al verlo, ellos se postraron, pero algunos vacilaban. Acercándose a ellos, Jesús les dijo: - «Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra. Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.» Palabra de Dios. Homilía Plegaria de los fieles
  3. 3. Al Dios Trinidad que no duda en entregarnos a su propio Hijo, y la fuerza de su Espíritu, le decimos: Todos: ¡Dios del Amor, escúchanos! – Por la Iglesia, para que vivamos unidos, trabajando por el bien de todos, siendo signo de servicio y disponibilidad en medio de nuestro mundo. OREMOS… – Por nuestro mundo, roto por las guerras y discordias, para que Dios Padre nos conceda el don de la paz y de la concordia. OREMOS… – Por quienes más sufren y están apartados de la sociedad, para que encuentren motivos y personas en quienes seguir confiando. OREMOS… – Por todos nosotros, para que en todo momento seamos constructores de amor y de paz. OREMOS… Escúchanos, Señor, y concédenos aquello que más nos ayude a vivir en tu presencia. Por JNS… Presentación de ofrendas Presentación de un salero: Mira, Señor, yo te ofrezco hoy este salero. La sal es signo de transformación de la realidad. Con esta ofrenda, te traigo el ánimo y el compromiso de esta Comunidad de convertir este mundo en tu casa y la humanidad en tu Familia. Padrenuestro Por Jesús somos hijos de Dios. Unidos por el Espíritu santo y conscientes de la presencia de Jesús entre nosotros, nos dirigimos a Dios, nuestro Padre, con la oración que Él nos enseñó: Padre nuestro… Nos damos la paz La paz es el clima de la relación de Dios. De ahí que hoy, al compartirla entre nosotros, la hemos de hacer símbolo y talante de nuestras relaciones. Que la paz del Señor esté con todos vosotros… Compartimos el pan Sobre el pan que vamos a comulgar, Dios, ha derramado su Espíritu, para que sea mucho más que mero pan. Acerquémonos, unidos en una misma fe y alegría a compartir el banquete de la Vida. Dichosos… Oración Gozamos en el Padre, el Hijo y el Espíritu Saber que tenemos un Padre que nos quiere, que camina siempre la vida a nuestro lado, que tiene para cada uno un sueño especial
  4. 4. y que nos envuelve con su amor, nos hace vivir gozosos como hijos suyos. Conocer la vida de Jesús, tomar como pista el Evangelio, intentar vivir a su manera, dejarnos impulsar para hacer reino, comprender a través suyo cuanto nos ama el Padre y qué es lo que nos hace hermanos bienaventurados, nos hace vivir el gozo de seguir a Dios hecho persona. Dejarnos habitar por Ti, Señor, experimentar que tú eres nuestra fuerza y nuestro impulso, saber que nunca estamos solos, pues Tú nos acompañas siempre, y sentir que nos descansas, dinamizas, sosiegas e ilusionas, nos hace vivir con el gozo de tu Espíritu en los adentros. Tú, Padre, nos haces hermanos de todos los hombres, Tú Jesús, con tu vida nos enseñas cómo vivir la nuestra, y Tú, Espíritu Santo, envuelves nuestra historia personal y nos haces sentir personas habitadas y gozosas, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu. Amén. Bendición – Que el Señor nos bendiga y nos guarde. Amén. – Que haga brillar su rostro sobre nosotros y nos conceda su favor. Amén. – Que vuelva su mirada a nosotros y nos conceda la paz. Amén. Y que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre vosotros. Amén.

×