2ª. CELEBRACION COMUNITARIA DE CUARESMA

1.863 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.863
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
981
Acciones
Compartido
0
Descargas
11
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

2ª. CELEBRACION COMUNITARIA DE CUARESMA

  1. 1. Celebración Comunitaria de la penitenciaMonición de entrada.-Esta celebración comunitaria de la penitencia quiere ser un momentoimportante de nuestra preparación a la Cuaresma.La cuaresma es "el tiempo oportuno", el tiempo favorable que el Señornos concede para la renovación de nuestra vida cristiana, para volver a él.El profeta Ezequiel nos convocaba el miércoles de ceniza con acentosdramáticos a esta vuelta al Señor, dejando a un lado hasta lo que es lícitoy bueno. Nada, pues, debe distraernos de lo que es más esencial. Y todo,debe ayudarnos a lo que ahora es lo más importante.Vamos a vivir esta celebración como preparación a la cuaresma, más aún,que es como un símbolo material y casi físico de la marcha cuaresmalhacia la Pascua.Canto de entrada.-HACIA TI MORADA SANTA,HACIA TI TIERRA DEL SALVADOR;PEREGRINOS, CAMINANTES,VAMOS HACIA TI.Venimos a tu mesa,Sellaremos tu pactoComeremos tu carneSu sangre nos limpiará.Reinaremos contigoEn tu morada santaBeberemos tu sangreTu fe nos salvará.Tú eres el camino,Tú eres la esperanza,Hermano de los pobres,Amén, aleluya. 1
  2. 2. SacerdoteEn el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.Hermanos y hermanas:Que Dios nos conceda en esta celebraciónexperimentar un sincero dolor por nuestros pecadosy también la alegría de la reconciliación con el Padre.Que su espíritu esté con vosotros.Oremos:Señor, Padre de misericordia y origen de todo bien,mira con amor a tu Pueblo que oyendo tus reclamosquiere volver a ti y reconciliarse contigo,restaura con tu misericordiaa los que nos vemos sometidos al poder del pecadoy al peso de nuestras culpas.Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor.Primera lectura.-De la carta de San Pablo a los cristianos de Efeso.Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que, en la persona deCristo, nos ha enriquecido con toda clase de bienes espirituales y eternos.Ya entes de crear el mundo, nos conoció y, en la persona de Cristo, noseligió para que fuésemos santos e irreprochables ente él por el amor.Sin ningún mérito por nuestra parte y solo por puro favor suyo, nosdestinó, en la persona de Cristo, a ser sus hijos.En Cristo, pues, este es nuestro destino y nuestra herencia. Para esto noscreó el que hace todo según su voluntad. Palabra de Dios.Salmo.-TU PALABRA ME DA VIDA, CONFÍO EN TI, SEÑOR...TU PALABRA ES ETERNA,EN ELLA ESPERARÉBendice, alma mía, al señor, desde el fondo de mi ser, bendice su santonombre.Bendice, alma mía, al señor y no olvides ninguno de sus muchosbeneficios.Él te perdona tus culpas, él cura todas tus dolencias,rescata tu vida de la fosa, te corona de amor y ternura, 2
  3. 3. TU PALABRA ME DA VIDA, CONFÍO EN TI, SEÑOR...TU PALABRA ES ETERNA,EN ELLA ESPERARÉEl Señor es clemente y compasivo, lento a la cólera y lleno de amor;no lleva eternamente cuentas, ni guarda rencor;no nos trata según nuestros errores, ni nos paga según nuestras culpas.Como se alzan sobre la tierra los cielos,igual de grande es su amor para con sus fieles;como dista el oriente del poniente, así aleja de nosotros nuestros pecados.TU PALABRA ME DA VIDA, CONFÍO EN TI, SEÑOR...TU PALABRA ES ETERNA,EN ELLA ESPERARÉComo un padre se encariña con sus hijos,así de tierno es el Señor con sus fieles;pues él conoce de qué estamos hechos, sabe bien que sólo somos polvo.Bendecid al Señor, todas sus obras, en todos los lugares de su reino¡Bendice, alma mía, a Yahvé!TU PALABRA ME DA VIDA, CONFÍO EN TI, SEÑOR...TU PALABRA ES ETERNA,EN ELLA ESPERARÉLectura del Evangelio.- (Lc. 18,31-34)En aquel tiempo, Jesús tomando consigo a los Doce, les dijo: "Mirad queestamos subiendo a Jerusalén, y se va a cumplir todo lo que los profetasescribieron sobre el Hijo del hombre: le entregarán a los gentiles y seráobjeto de burlas, insultado y escupido; y después de azotarle le matarán;pero al tercer día resucitará."Ellos no comprendieron nada de esto; no captaban el sentido de estaspalabras y no entendían lo que decía. PALABRA DEL SEÑOR.Homilia.- (ideas para la)Los apóstoles no entendieron mucho cuando Jesús anunció su muerte yresurrección, pero Tomás dijo: "Vayamos y muramos con él". (Jn 11,16). 3
  4. 4. De eso se trata, de morir con Cristo. De morir al hombre viejo pararesucitar con él como hijos de Dios para vivir la vida divina que nos espropia. Los que por el bautismo hemos sido incorporados a Cristo, fuimosincorporados a su muerte. Por el bautismo fuimos sepultados con Cristoen la muerte, para que así como Cristo fue despertado en entre losmuertos..., así también nosotros andemos en una vida nueva... (Rom. 6, 3-11).El Padre en su infinita misericordia, ningún mérito por nuestra parte y solopor puro favor suyo, nos destinó, en la persona de Cristo, a ser sus hijos.Nos llamó a reproducir en nosotros la imagen de su Hijo. Nos llama a lasantidad en el amor. ¿Eres consciente de esta llamada a la santidad? ¿Eresconsciente de que tu quedas "abortado" y el corazón de Dios frustrado sino respondes a esta vocación?Nuestra vocación a la santidad se realiza en un proceso, en una marcha,en un caminar. Duc in Altum. Tira más adentro. No te pares, Avanza.Progresa. De muerte en muerte, de resurrección en resurrección."Continuo mi carrera para alcanzar a Cristo, puesto que he sido alcanzadopor él... Olvido lo que dejé atrás y me lanzo a lo que está por delante" (Cfr.Flp 3, 12-16). "Desprendámonos del lastre, que es el pecado que nosasedia y corramos" (Hb 12, 1).Desprendámonos del lastre del pecado, desprendámonos en la Cuaresmapara llegar a la Pascua, desprendámonos del pecado para avanzar yprogresar en el amor que el Padre ha puesto en nosotros por el Espírituque nos ha dado. A esto venimos a esta celebración a que Dios Padre nosperdone y nos libere del pecado. El camino que recorremos esta tarde esel del "hijo pródigo": Padre, he pecado.Exámen.- (Se puede entregar por escrito a cada penitente).- La primera cuestión a examinarme es si de verdad he puesto a Dioscomo el centro de mi vida, si de verdad el objetivo de mi vida es irrealizando el proyecto de Dios para el que me creó: perfeccionarme en elamor.¿Es esto así o en realidad son otras las cuestiones que me interesan más:asegurarme y disfrutar de una buena situación económica, la salud, losestudios, el prestigio o la imagen social, el pasarlo bien, el éxitoprofesional?¿No será esto lo primero que Dios me está pidiendo? ¿No será este miprimer paso de conversión en este momento: tomarme en serio mi 4
  5. 5. vocación cristiana de irme perfeccionando día a día en el amor, creciendocomo un hijo de Dios que cada día se parece más a su Padre?.- La segunda cuestión es si realmente pongo los medios para ir creciendoen el amor. Si Dios es amor y la fuente de todo amor, si el amor viene de ély de él lo recibimos, si el amor se nos da en y a través de la relación deamistad con Dios ¿Cómo es mi relación con Dios? ¿cuánto tiempo estoycon él? ¿qué intimidad tengo con él? ¿Hago oración frecuente, o la dejofácilmente? ¿En la oración soy el único que habla, o dejo que Dios me digacuánto me ama, dejo espacio para experimentar su amor? ¿Qué meinteresa más, que Dios haga lo que yo le pido o que yo haga lo que él mepide?Y en este sentido está en primer lugar la participación en los sacramentos.En los sacramentos bien celebrados, es donde actúa con todo su poder elamor de Dios. ¿Cómo participo en la Eucaristía: activa o pasivamente?¿Racionalmente tratando de entender o también con el corazón tratandode unirme a Dios? ¿Vivo la comunión como momento de identificacióncon Jesucristo, comulgando con sus sentimientos, intereses,preocupaciones? ¿Dejo fácilmente la Eucaristía o no puedo vivir sin ella?.- La tercera cuestión es el servicio. Yo, ¿De qué voy: en la vida de servidoro de que me sirvan? ¿A quién sirvo: a los de mi familia y amigos? Esotambién lo hacen los que no tienen la vocación de ser hijos de Dios. ¿nisiquiera sirvo a los míos en casa?¿Me resisto y me niego de hecho a colaborar en servicio a los demás, porejemplo, en el colegio de los hijos, en la universidad donde estudio, en eltrabajo, en asociaciones de participación ciudadana, en organizaciones deayuda al tercer Mundo, de defensa de los derechos humanos... o en algomás cercano: la propia parroquia, que también necesita cristianos quesirvan a la Comunidad?.- La cuarta cuestión que nos podríamos plantear en esta celebración es eluso de mi dinero.¿Vivo la limosna como un deber de justicia, es decir, como devolver a losque no tienen lo que les pertenece? ¿Hago en este sentido cálculo de loque puedo y no puedo gastar, de lo que conforme a mis ingresos deboentregar, teniendo en cuenta no mis necesidades, sino las de los máspobres? ¿Ahorro con ilusión para poder dar generoso y solidario?¿Despilfarro? Si yo fuera pobre del Tercer Mundo, ¿qué pensaría de uncristiano que gastara como yo gasto? 5
  6. 6. .- La última cuestión. Se refiere a la calidad de mis relaciones humanas.¿Soy atento o descuidado con los demás? ¿Cultivo la amabilidad, lasimpatía, y no por caer bien, sino por hacer la vida agradable a los demás?¿Soy rencoroso, vengativo? ¿Me resisto a hacer las paces y areconciliarme con alguna persona o familia? ¿Tal vez sea lo que tenga quehacer más urgentemente?¿Soy exigente, incomprensivo, intolerante, duro, susceptible, irritable?¿Me ofendo fácilmente? O por el contrario: ¿Soy excesivamente tolerantey todo me da igual porque no me quiero meter en complicaciones?¿Me aprovecho de otros, de sus bienes materiales, de sus cualidadeshumanas? ¿Estoy atento al cultivo de mi afectividad y sexualidad,orientándolas hacia un amor limpio de egoísmos?¿Soy elemento creador de paz o de discordia? O por el contrario ¿critico,murmuro, llevo chismes, difamo?SacerdoteAcojámonos con plena confianza a la misericordia de Dios y confesemosnuestros pecados para obtener su perdón.Yo confieso ante Diostodopoderosoy ante vosotros hermanos,que he pecado muchode pensamiento, obra y omisión,Por mi culpa, por mi culpa, por migran culpa.Por eso, ruego a Santa María,siempre virgen,a los ángeles, a los santosy a vosotros, hermanos,que roguéis por mi ante Dios nuestro Señor, Amen.SacerdoteCon verdadero dolor de nuestros pecados y sintiendo la incapacidad deliberarnos de ellos invoquemos a Cristo nuestro redentor: 6
  7. 7. Con el ciego Bartimeo te decimos: ¡Hijo de David, ten compasión de mi!¡Señor, ten piedad!Con el centurión te decimos: Señor, basta que tú digas una palabra y yoquedaré sano ¡Señor ten piedad!Con el leproso te decimos: ¡Señor, si tú quieres, puedes curarme!.¡Señor,ten piedad!Con los apóstoles atemorizados te decimos: ¡Señor, sálvanos queperecemos! ¡Señor, ten piedad!Con la mujer cananea te decimos: ¡Señor, ayúdame! ¡Señor, ten piedad!Con el apóstol Pedro hundiéndose en las aguas: ¡Señor, sálvame! ¡Señor,ten piedad!Con el ladrón crucificado y arrepentido te decimos: ¡Acuérdate de miahora que estás en tu reino! ¡Señor, ten piedad!Ahora oremos como el mismo Jesucristo nos enseñó para queperdonándonos unos otros nuestras ofensas, nos perdone Él nuestrospecados. Padre nuestro...Escucha, Señor a tus hijos, que se reconocen pecadores;y haz que, liberados de toda culpa, por el ministerio tuIglesia, puedan agradecidos cantar tu misericordia.Por Jesucristo nuestro Señor.Confesión y absolución individualSacerdoteDios no nos otorga su perdón como un gobernante decreta una amnistíageneral.Dios nos perdona con un apretón de manos y un cálido abrazo, con unasonrisa cargada se valoración y afecto. En una palabra, Dios nos perdonaen un encuentro entrañablemente personal. No nos privemos de este 7
  8. 8. perdón y acerquémonos a confesar nuestros pecados personales pararecibir este perdón personal.El o los sacerdotes escuchan las confesiones y absuelven.Una vez que han terminado continúa la celebración.SacerdoteEl mismo himno que al principio de esta celebración nos llamaba aconfrontarnos con el proyecto de Dios para cada uno de nosotros yrevisarnos conforme a él, nos sirve ahora para expresar la infinita bondadcon que Dios nos ha amado y para cantarla agradecidos.TODOSALABAD AL SEÑOR, SUS GRANDEZAS CANTAD,ES EL DIOS DEL AMOR, ES LA ETERNA BONDAD.Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo,que, en la persona de Cristo,no ha enriquecido con toda clase de bienes morales y cualidades divinas.ALABAD AL SEÑOR, SUS GRANDEZAS CANTAD,ES EL DIOS DEL AMOR, ES LA ETERNA BONDAD. Ya, antes de crear el mundo, nos conoció y, en la persona de Cristo, nos eligió. Sin ningún mérito por nuestra parte y solo por puro favor suyo, nos destinó, en la persona de Cristo, a ser sus hijos. En Cristo, pues, este es nuestro destino, esta es nuestra herencia.ALABAD AL SEÑOR, SUS GRANDEZAS CANTAD,ES EL DIOS DEL AMOR, ES LA ETERNA BONDAD.OraciónPadre santo,tu nos has renovado a imagen de tu Hijo;que tu amor siga acompañándonos,en esta ascensión cuaresmal hacia la Pascua 8
  9. 9. y en nuestro peregrinar hacia el encuentro definitivo contigo en tu gloria.Por Jesucristo nuestro Señor..- Que os otorgue en esta Cuaresma dar abundantes frutos de conversión.Amen..- Que progreséis y avancéis en santidad como lo hizo nuestro patrono,San Francisco. Amén..- Y la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo...Canto final.- Cristo nos da la libertad, Cristo nos da la salvación, Cristo nos da la esperanza, Cristo nos da el amor. Cuando luche por la paz y la verdad, la encontrare. Cuando cargue con la cruz de los demás, me salvare. Dame señor tu palabra, oye Señor mi oración. (Estribillo) Cuando sepa perdonar de corazón, tendré perdón. Cuando siga los caminos del amor, veré al Señor. Dame Señor tu palabra, oye Señor mi oración. (Estribillo) Cuando siembre la alegría y la amistad, vendrá el amor. Cuando viva en comunión con los demás, seré de Dios. Dame Señor tu palabra, oye Señor mi oración. (Estribillo) 9

×