CELEBRACION DEL SACRAMENTO DE LAUNCIÓN A LOS ENFERMOSSALUDO DEL SACERDOTECANTOMONICIÓN DE ENTRADAEstamos aquí reunidos una...
 Tú que por el misterio pascual nos has obtenido la salvación: Señor, tenpiedad. Señor, ten piedad Tú que no cesas de ac...
EVANGELIO SEGÚN SAN MATEOEn aquel tiempo, al entrar Jesús en Cafarnaún, un centurión se le acercódiciéndole:-Señor, tengo ...
R/Bendito seas por siempre, Señor. Bendito seas, Dios, Hijo unigénito, que te has rebajado haciéndotehombre como nosotros...
Señor, mira con bondad a nuestros hermanosque, sintiéndose débiles por el peso de sus años,piden recibir la gracia de la s...
MONICIÓN ANTES DE CONCLUIR Y OBSEQUIO(Después de la Comunión y tras unos momentos de silencio)Hoy nuestra celebración de l...
MONICIÓN ANTES DE CONCLUIR Y OBSEQUIO(Después de la Comunión y tras unos momentos de silencio)Hoy nuestra celebración de l...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Celebracion del Sacramento de la Uncion de Enfermos

1.524 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.524
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
753
Acciones
Compartido
0
Descargas
10
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Celebracion del Sacramento de la Uncion de Enfermos

  1. 1. CELEBRACION DEL SACRAMENTO DE LAUNCIÓN A LOS ENFERMOSSALUDO DEL SACERDOTECANTOMONICIÓN DE ENTRADAEstamos aquí reunidos una semana más para celebrar el domingo, el díadel Señor. Para celebrar la alegría de su presencia entre nosotros y la vidanueva que él nos da.Hoy, nuestra celebración tiene un tono peculiar. Un grupo de miembros denuestra comunidad va a recibir el sacramento de la Unción, el sacramentocon el que Jesucristo se acerca a ellos con su fuerza, para acompañarles,confortarlos y llenarlos de vida.Bienvenidos todos vosotros, los que vais a recibir el sacramento de laUnción. Hoy Jesucristo vendrá a vosotros y os afirmará con su gracia. Elos ayudará a vivir con serenidad, con confianza, con paz, con amor y cariñohacia los demás. Y , unidos a él, seguiréis anunciando a todos que la vejez,la enfermedad y el sufrimiento nunca podrán quitarnos nuestra esperanza.Al recibiros hoy en nuestro encuentro , aprovechamos este momento paraagradecemos vuestra entrega, vuestro trabajo, todo lo que habéis aportadoa nuestra sociedad y, sobre todo, el testimonio de vuestra fe, la fe queahora todos unidos vamos a celebrar.Comencemos con alegría esta eucaristía.CANTORITO DE PERDÓNHermanos: para participar con fruto en esta celebración, comencemos porreconocer nuestros pecados.1
  2. 2.  Tú que por el misterio pascual nos has obtenido la salvación: Señor, tenpiedad. Señor, ten piedad Tú que no cesas de actualizar entre nosotros las maravillas de tu pasión.Cristo, ten piedad Tú que, por la comunión de tu cuerpo, nos haces participar del sacrificiopascual. Señor, ten piedadORACIÓNSeñor Jesucristo, redentor de los hombres, que en tu pasión quisistesoportar nuestros sufrimientos, te pedimos por estos hermanos nuestrosque van a recibir el sacramento de la Unción de los enfermos, dalesfortaleza en su debilidad, aviva en ellos la fe y la esperanza y reconforta sucuerpo y espíritu. Por Jesucristo nuestro Señor.MONICION A LA LAS LECTURASPara Jesús y la primeras comunidades de cristianos los enfermos y los másdébiles ocupaban uno de los primeros puestos. Es difícil entender a Jesús ysu mensaje sin su dimensión sanadora. Hoy, también, para la nuevageneración de discípulos, los enfermos deben ocupar un puesto deprivilegio.LECTURA DE LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLESEn aquellos días, Pedro, lleno del Espíritu Santo, dijo:Jefes del pueblo y senadores, escuchadme; porque le hemos hecho un favora un enfermo, nos interrogáis hoy para averiguar qué poder ha curado a esehombre.Pues quede bien claro, a vosotros y a todo Israel, que ha sido en nombre deJesucristo Nazareno, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitóde entre los muertos; por su nombre, éste se presenta sano ante vosotros.Jesús es la piedra que desechasteis vosotros, los arquitectos, y que se haconvertido en piedra angular; ningún otro puede salvar y, bajo el cielo nose nos ha dado otro nombre que pueda salvarnos.CANTOA MODO DE SALMO2
  3. 3. EVANGELIO SEGÚN SAN MATEOEn aquel tiempo, al entrar Jesús en Cafarnaún, un centurión se le acercódiciéndole:-Señor, tengo en casa un criado que está en cama paralítico y sufremucho.Él le contestó:-Voy yo a curarlo.Pero el centurión le replicó:-Señor, ¿ quién soy yo para que entres bajo mi techo? Basta que lo digasde palabra y mi criado quedará sano. Porque yo también vivo bajodisciplina y tengo soldados a mis órdenes: Y le digo a uno “ve”, y va; alotro, “ven”, y viene; a mi criado, “ haz esto”, y lo hace.Cuando Jesús lo oyó quedó admirado y dijo a los que le seguían:-Os aseguro que en Israel no he encontrado en nadie tanta feY al centurión le dijo:-Vuelve a casa, que se cumpla lo que has creído.PRESENTACIÓN DE LOS QUE VAN A RECIBIR LA UNCIÓNVamos a celebrar ahora el sacramento de la Unción, en el que nuestroshermanos recibirán, por la imposición de las manos y la unción con el óleosanto, la fuerza de Jesucristo, que cura y salva.Van a recibir el sacramento de la Unción: (Se leen los nombres de los querecibirán el sacramento y ase adelantan hasta las gradas del altar).ACCIÓN DE GRACIAS SOBRE EL ÓLEO(Se coloca en lugar visible un recipiente con el óleo y el celebrante dicela oración siguiente):Demos ahora gracias a Dios por el óleo con el que ungiremos a nuestroshermanos.Podéis responder a cada invocación diciendo: Bendito seas por siempre,Señor. Bendito seas, Dios, Padre todopoderoso, que por nosotros y pornuestra salvación enviaste tu Hijo al mundo.3
  4. 4. R/Bendito seas por siempre, Señor. Bendito seas, Dios, Hijo unigénito, que te has rebajado haciéndotehombre como nosotros, para curar nuestras enfermedades.R/Bendito seas por siempre, Señor. Bendito seas, Dios, Espíritu Santo Consolador, que con tu poderfortaleces la debilidad de nuestro cuerpo.R/ Bendito seas por siempre, Señor.Fortalece, Señor, a estos hijos tuyos, a quienes ahora, llenos de fe,vamos a ungir con el óleo santo; haz que se sientan confortados en sudebilidad y aliviados en sus enfermedades y sufrimientos. Por Jesucristonuestro Señor. Amén.MONICIÓN A LA IMPOSICIÓN DE LAS MANOS Y LA UNCIÓNAhora, el celebrante, junto con los demás sacerdotes, impondrá las manos,y ungirá con el óleo santo a nuestros hermanos.Son unos gestos que provienen de Jesús. La imposición de las manos y launción en la frente y en las manos son signos que expresan la presencia deDios en ellos, para confortarlos y fortalecerlos en el cuerpo y en el espíritu.IMPOSICIÓN DE LAS MANOS Y UNCIÓN DE LOS SACERDOTES(El celebrante y los sacerdotes concelebrantes imponen las manos ensilencio sobre la cabeza de cada enfermo. A continuación, los unge en lafrente y en las manos diciendo: )Por esta Santa Uncióny por su bondadosa misericordiate ayude el Señor con la gracia del Espíritu Santo,R/. Amén.Para que, libre de tus pecados,te conceda la salvacióny te conforte en tu enfermedad.R/ Amén.Oración4
  5. 5. Señor, mira con bondad a nuestros hermanosque, sintiéndose débiles por el peso de sus años,piden recibir la gracia de la santa unciónpara bien de su cuerpo y de su alma;concédeles que, confortados con el don del Espíritu santo,permanezcan en la fe y en la esperanza,den a todos ejemplo de pacienciay así manifiesten el consuelo de tu amor.Por Jesucristo nuestro Señor. AménORACIÓN UNIVERSALSacerdote.- Presentemos nuestras plegarias a Dios, nuestro Padre. Oremospor el mundo entero y por la Iglesia. Oremos hoy, especialmente, por estoshermanos nuestros que han recibido el sacramento de la santa Unción.Respondemos a cada petición diciendo: Escúchanos, Padre. Para que el Espíritu de Dios llene el corazón de nuestros hermanosque acaban de recibir la santa Unción, y les comunique su fuerza ysu alegría. Oremos al Señor. Para que les sostenga en sus dificultades y mantenga siempre viva enellos la llama de la fe y de la esperanza. Oremos al Señor. Para que todos los que, en cualquier lugar del mundo, sufren en elcuerpo o en el espíritu encuentren en Dios fortaleza y paz. Oremos alSeñor. Para que los que se dedican al cuidado de los enfermos o a lainvestigación, para curar las enfermedades, realicen su tarea conespíritu generoso y Dios les bendiga con su bondad. Oremos alSeñor. Por la Iglesia y por todos los que estamos aquí reunimos, que dentrode unos instantes compartiremos la mesa de la Eucaristía, para quevivamos, llenos de la alegría de la Pascua. Oremos al Señor.Sacerdote.- Mira bondadoso, Señor, a estos hermanos nuestros enfermos ya todos los que sufren. Hazle sentir tu amor, haz que ponga siempre en ti suesperanza. Por...5
  6. 6. MONICIÓN ANTES DE CONCLUIR Y OBSEQUIO(Después de la Comunión y tras unos momentos de silencio)Hoy nuestra celebración de la Eucaristía ha tenido un carácter especial:hemos tenido entre nosotros a un amplio grupo de hermanos nuestros quehan celebrado el sacramento de la Unción. Jesús resucitado se ha hechopresente para ellos de un modo más cercano, más intenso.Nosotros, hoy, acompañándolos en la recepción de este sacramento, hemosrecordado que la Resurrección Jesús es luz y vida para todos, y de maneraespecial para los que sufren, para los más débiles.Hemos recordado, también, que una Comunidad cristiana nunca puededesentenderse de los hermanos débiles, espiritual o corporalmente.Y ahora, antes de marchar, os ofrezcamos un pequeño obsequio comorecuerdo de lo que hoy hemos celebrado. Os vais adelantando hasta elsacerdote, de uno en uno.(Se reparte el pequeño obsequio)BENDICIÓN SOLEMNEPidamos ahora solemnemente la bendición de Dios. Podéis responderAmén a cada una de la invocaciones.Que Dios Padre os bendiga.Que el Hijo de Dios os conforteQue el Espíritu Santo os ilumineQue el Señor proteja vuestro cuerpo y salve vuestra alma.Que haga brillar su rostro sobre vosotros y os lleve a la vida eterna.Y a todos vosotros, que estáis aquí presentes, os bendiga Diostodopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Amén.6
  7. 7. MONICIÓN ANTES DE CONCLUIR Y OBSEQUIO(Después de la Comunión y tras unos momentos de silencio)Hoy nuestra celebración de la Eucaristía ha tenido un carácter especial:hemos tenido entre nosotros a un amplio grupo de hermanos nuestros quehan celebrado el sacramento de la Unción. Jesús resucitado se ha hechopresente para ellos de un modo más cercano, más intenso.Nosotros, hoy, acompañándolos en la recepción de este sacramento, hemosrecordado que la Resurrección Jesús es luz y vida para todos, y de maneraespecial para los que sufren, para los más débiles.Hemos recordado, también, que una Comunidad cristiana nunca puededesentenderse de los hermanos débiles, espiritual o corporalmente.Y ahora, antes de marchar, os ofrezcamos un pequeño obsequio comorecuerdo de lo que hoy hemos celebrado. Os vais adelantando hasta elsacerdote, de uno en uno.(Se reparte el pequeño obsequio)BENDICIÓN SOLEMNEPidamos ahora solemnemente la bendición de Dios. Podéis responderAmén a cada una de la invocaciones.Que Dios Padre os bendiga.Que el Hijo de Dios os conforteQue el Espíritu Santo os ilumineQue el Señor proteja vuestro cuerpo y salve vuestra alma.Que haga brillar su rostro sobre vosotros y os lleve a la vida eterna.Y a todos vosotros, que estáis aquí presentes, os bendiga Diostodopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Amén.6

×