1 
Instituto tecnológico Edutec 
Catedrático: Denise Canales 
Asignatura: Historia de Honduras 
Alumna: Ashley Abad Zúñiga...
2 
Introducción 
Periodo Independiente 
En 1818, el implacable José Bustamante y Guerra quien había suprimido con 
éxito, ...
3 
OBJETIVOS 
1.- describiremos la periodización de la historia global y una breve 
definición de la historia de Honduras....
4 
Desarrollo 
Independencia de Honduras 
Honduras, el resentimiento contra el gobierno del rey exiliado, 
Fernando VII ha...
5 
República Federal de Centroamérica, compuesta por Guatemala, 
Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica. 
La nueva ...
6 
capital extranjero, la vida en las plantaciones de banano y los 
conservadores, fueron factores determinantes en la pol...
7 
En los primeros años del Siglo XVI Cristóbal Colón llegó a Honduras, 
pero no fue hasta unos años después cuando Hernán...
8 
llevó el país tras el paso del huracán Mitch, con más de 10000 
muertos y más de 4 millones de dólares en pérdidas. 
En...
9 
ACTA DE INDEPENDENCIA 
"PALACIO NACIONAL de Guatemala, 15 de septiembre de 1821. 
Siendo públicos e ineludibles los des...
10 
3º.- Para facilitar el nombramiento de Diputados, se sirvan hacerlo las 
mismas juntas electorales de provincia que hi...
11 
eclesiásticos, seculares y regulares, y protegiéndoles en sus personas 
y propiedades. 
11º.- Que se pase oficio a los...
12 
17º.- Que imprimiéndose esta Acta y el Manifiesto expresado se 
circule a las Excelentísimas diputaciones provinciales...
13 
ANÁLISIS DEL ACTA DE 1821 
Este es el documento que jamás ha sido pensado públicamente, 
aunque ha sido y es mencionad...
14 
Esto quiere decir que el 15 de septiembre no es la fecha definitiva de 
la independencia. Luego viene la parte que va ...
15 
carácter que parece propio de las circunstancias”. Por si esto fuera 
poco, ocurre que esta Junta Provisional Consulti...
16 
5 pequeños, pobres y atrasados países, se debaten entre la miseria de 
los pueblos y la opulencia ofensiva de los domi...
17 
Conclusiones 
1. Podemos ver en este documento se dice que la independencia de 
Centroamérica se dio en forma pacífica...
18 
Anexos
19
20
21
22
23
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Historia de honduras resumen

2.950 visualizaciones

Publicado el

pequeño resumen sobre la independencia de Honduras

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.950
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
10
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Historia de honduras resumen

  1. 1. 1 Instituto tecnológico Edutec Catedrático: Denise Canales Asignatura: Historia de Honduras Alumna: Ashley Abad Zúñiga Mejía Tania Lizet Padilla Curso: Bach. Tecn. En Computación y CCLL Fecha: 08/09/2014
  2. 2. 2 Introducción Periodo Independiente En 1818, el implacable José Bustamante y Guerra quien había suprimido con éxito, la causa independentista, dejó el poder y le sustituyó Carlos Urrutia. Según el escritor Ramón Rosa, durante el gobierno de Urrutia los independentistas "ganaron terreno", pero su empuje fue más vigoroso en 1820, cuando el rey de España, Fernando VII se vio forzado a restablecer la constitución de 1812 que él mismo había suspendido. A raíz de esto, se declaró en Centroamérica la libertad de prensa. El doctor Pedro Molina Mazariegos de tendencia radical fundó "El Editor Constitucional" a través del cual promovió la independencia. El 9 de marzo de 1821 llegó al poder el sub-inspector del ejército Gabino Gaínza, un hombre de edad avanzada y de carácter muy débil. La presión ejercida por estos, obligó a la diputación provincial a solicitar a Gaínza una reunión para discutir el difícil tema de la independencia. Gabino Gaínza entonces, atendiendo este llamado, reunió una junta de notables compuesta por el señor arzobispo, diputados, jefes militares, los prelados de las órdenes religiosas, y empleados de hacienda. En aquella memorable reunión presidida por el mismo Gainza, los presentes externaron con libertad su opinión. El señor José Cecilio del Valle tomó la palabra y en un largo discurso demostró la necesidad y la justicia de la independencia, pero manifestando que, para proclamarla primero debía oírse el voto de la Provincias. Sin embargo, el pueblo que asistía a tan importante acto pidió a voces la independencia, y ésta fue proclamada el 15 de septiembre de 1821.20 José Cecilio del Valle redactó aquel memorable documento, así mismo también redactó el Manifiesto que publicó el Capitán General Gainza sobre el gran suceso de la independencia. Una vez que Honduras se declaró independiente de las demás naciones de Centroamérica, se procedió a la organización del nuevo estado hondureño. Sin embargo, esta organización se vio obstaculizada por las rivalidades entre liberales y conservadores, que produjeron el caos político y retrasaron el desarrollo del país. La agitación política del país, atrajo las ambiciones de individuos y de naciones Centroamericanas y Europeas. Por todo el resto del siglo, los vecinos de Honduras constantemente interfirieron en su política interna.3 Luego de muchísimos inconvenientes, le tocó a la administración del doctor Marco Aurelio Soto, organizar el país, poniendo en marcha códigos modernos en materia civil, penal, de procedimientos, comercio y agricultura con el propósito de modernizar a Honduras y terminar de con la arcaica legislación colonial
  3. 3. 3 OBJETIVOS 1.- describiremos la periodización de la historia global y una breve definición de la historia de Honduras. 2.- enumerar y describir los diferentes periodos de la historia de Honduras. 3.- explicaremos el surgimiento de la sociedad en Honduras y los cambios que están han tenido en el transcurso del tiempo hasta nuestros días.
  4. 4. 4 Desarrollo Independencia de Honduras Honduras, el resentimiento contra el gobierno del rey exiliado, Fernando VII había aumentado rápidamente. Debido al aumento de impuestos para la lucha de España contra los franceses, lo que puso en peligro la industria ganadera.3 Además, las autoridades españolas recurrían a la perpetuidad en el poder para ahogar la causa independentista. Desde esta conjura, no ocurrieron en Centroamérica hechos trascendentales con respecto a la independencia. Por aproximadamente unos tres siglos Honduras fue parte de la Capitanía General de Guatemala. Su independencia giró alrededor de los acontecimientos pro-independentistas en las demás provincias. Luego de la ocupación de España por los franceses, se produjeron en Nicaragua, El Salvador y Guatemala (1811-1813) los primeros actos de insurrección en favor de la independencia de Centroamérica. En Honduras, los españoles recurrían a la perpetuidad en el poder con el propósito de ahogar la causa independentista. Desde 1813 a 1820, se dieron en Centroamérica otros sucesos notables relacionados con la independencia. Fue hasta principios de 1821 cuando México –a través de Plan de Iguala– declaró su independencia total de España el 24 de febrero. Este suceso aceleró la independencia de Centroamérica, la cual se consumó el 15 de septiembre de 1821 con una declaración redactada por nuestro José Cecilio del Valle. La independencia duró poco, ya que en enero de 1822, por iniciativa de Agustín de Iturbide, las provincias unidas de Centroamérica se unieron al imperio mexicano. Sin embargo, esta unión duró, hasta la caída del mismo Iturbide en marzo de 1823. En marzo de 1824, se reunió un congreso en Guatemala y se fundó la
  5. 5. 5 República Federal de Centroamérica, compuesta por Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica. La nueva República tuvo corta existencia y después de guerras civiles se disolvió la Unión el 26 de octubre de 1838 y los cinco estados de la República se erigieron en cinco estados independientes. Algunos de los estados centroamericanos intentaron varias veces la reconstitución de la República Federal de Centro América. Pero estas tentativas fracasaron y costaron la vida a varios de sus iniciadores. Un último intento se llevó a cabo –por influencia de Policarpo Bonilla, Presidente de Honduras– se celebró un tratado con Nicaragua y El Salvador, según el cual las tres repúblicas constituyeron una federación bajo el nombre de República Mayor de Centro América. Las tres repúblicas se convirtieron en estados y la soberanía de la federación recayó en una Dieta compuesta por tres miembros, que había de reunirse cada año en la capital de los estados federales. Los tres estados nombraron una delegación que se reunió como Asamblea Constituyente en Managua y estableció una Constitución, con cuyos términos los tres estados tomaron el nombre de Estados Unidos de la América Central el 1 de noviembre de 1898. Esta Constitución que en la mente de aquellos que la habían formado significaba una consolidación de los tres estados federales y una pronta reorganización de la gran República de la América Central –soñada por Francisco Morazán– tuvo un triste fin. El día después de haberse reunido la Asamblea Constituyente, un movimiento revolucionario – hostil a la nueva federación– tuvo lugar en San Salvador, el cual dio por resultado una nueva administración en este estado. Su primer paso fue retirarse de la Unión y esta separación ocasionó la disolución de los Estados Unidos de la América Central, siguiendo el ejemplo de El Salvador, los estados de Honduras y Nicaragua reasumieron su soberanía. La economía de Honduras –basada en la agricultura– fue dominada en el siglo XX por empresas estadounidenses como la United Fruit Company, la Standard Fruit Company y la Cuyamel Fruit Company, las cuales establecieron enormes plantaciones de banano a lo largo de la costa norte. Estas compañías hicieron rápidamente del banano la principal exportación de Honduras a cambio de grandes concesiones. De esta forma, el
  6. 6. 6 capital extranjero, la vida en las plantaciones de banano y los conservadores, fueron factores determinantes en la política de Honduras desde finales del siglo XIX hasta mediados del siglo XX. El general Tiburcio Carías Andino controló Honduras dictatorialmente durante la Gran Depresión hasta 1948. En 1955, después de dos administraciones autoritarias y una huelga de trabajadores bananeros, los jóvenes reformistas militares organizaron un golpe de estado que instaló una junta provisional y preparó el camino para elecciones a la asamblea constituyente en 1957. Esta asamblea designó a Ramón Villeda Morales como presidente y se transformó en una legislatura nacional con un mandato de 6 años. En 1963, oficiales militares adelantaron las elecciones constitucionales y depusieron a Villeda en un golpe sangriento. Las fuerzas armadas, eran dirigidas por el general Oswaldo López Arellano, quien gobernó hasta 1970. Después siguieron los mandatos de Ramón Ernesto Cruz, Alberto Melgar Castro y Policarpo Paz García. En 1982, se estableció una nueva Constitución con el fin de restaurar el estado de derecho. Esta constitución fue el resultado del fruto de negociaciones entre las fuerzas políticas y los militares. Se redujo el período presidencial, se estableció la no reelección y le dieron a las Fuerzas Armadas de Honduras la tutela del sistema en el caso de que alguno quisiera atentar contra la democracia y suprimir la Constitución de Honduras de 1982 vigente aún. Desde 1982 hasta 2013 Honduras caminó entre la pobreza y la corrupción. Pero un nuevo desarrollo se empieza a vislumbrar en la mente de los progresistas: el ferrocarril interoceánico aprovechando los profundos puertos naturales del Golfo de Fonseca y del Caribe, siempre que sea negociado con transparencia y honradez por el pueblo y por gobiernos que de veras quieran a Honduras. La historia de Honduras arranca en la época precolombina, cuando los mayas habitaban este territorio, sobretodo en la zona de Copán, en la parte más al oeste del país. Copán fue una de las grandes ciudades hondureñas antes de la llegada de los españoles.
  7. 7. 7 En los primeros años del Siglo XVI Cristóbal Colón llegó a Honduras, pero no fue hasta unos años después cuando Hernán Cortés comenzó la conquista de estos territorios, por aquel entonces en poder de las tribus mayas. Honduras, siglos después, formaba parte de la provincia de Guatemala, en concreto desde 1812 hasta 1821 aproximadamente, la época en la que la Constitución Liberal de Cádiz estuvo vigente. En 1821, Honduras se independizó de España, y el país formó parte del Imperio Azteca durante dos años. En 1838, Honduras se independizó de la República Federal de Centroamérica y se convirtió en un país libre en independiente. Ese nuevo status, no obstante, lejos de traer la paz a Honduras trajo diferentes guerras civiles, guerras que propiciaron el hundimiento de la economía del país, una crisis de la que no se empezó a salir hasta 1876 bajo el gobierno liberal de Marco Aurelio Soto, después fueron años de mejores, leves pero mejoras, aunque las crisis eran continuas. Llegados al Siglo XX, llegaron los estadounidenses con United Fruit Company, algo que propició inversiones en el país, pero también una notable influencia en la política del país, lo que no evitó nuevas crisis y situaciones desagradables y tensas en el país, con dictaduras militares, golpes de estado, zona de inestabilidad… todo ello hasta que en 1982 se produjeron las que podríamos llamar las primeras elecciones libres en Honduras, con Roberto Suazo como vencedor. Había nacido una nueva etapa en la política de Honduras. En 1982 se aprueba la constitución hondureña, una situación propiciada por Estados Unidos que a cambio de espacio para su conflicto en Nicaragua, realizó importantes donaciones económicas al país, algo que sin embargo, fue reinvertido en gasto militar, lo que se tradujo en más pobreza para el pueblo hondureño, que veía que la economía de país se venía abajo. En el año 90 el Presidente Rafael Leonardo Callejas llega al poder, y pone en marcha un plan económico para tratar de salir de la crisis, pero no lo consigue, y en 1994 el pueblo pone a Carlos Roberto Reina en el poder. Tampoco solucionó nada, pero el golpe más duro se lo
  8. 8. 8 llevó el país tras el paso del huracán Mitch, con más de 10000 muertos y más de 4 millones de dólares en pérdidas. En el Siglo XX1 llega al Poder Manuel Zelaya, del Partido Nacional de Honduras. El país inicia un nuevo proceso de reformas, con leves mejorías, hasta nuestros días.
  9. 9. 9 ACTA DE INDEPENDENCIA "PALACIO NACIONAL de Guatemala, 15 de septiembre de 1821. Siendo públicos e ineludibles los deseos de independencia del Gobierno Español que por escrito y de palabras ha manifestado el pueblo de esta capital: recibidos por el último correo diversos oficios de los Ayuntamientos constitucionales de Ciudad Real, Comitán y Tuxtla, en que comunican haber proclamado y jurado dicha independencia excitan a que se haga lo mismo en esta ciudad: siendo positivo que han circulado iguales oficios a otros ayuntamientos: determinado de acuerdo con la excelentísima diputación provincial, el Ilustrísimo Señor Arzobispo, los señores individuos que diputasen la Excelentísima Audiencia Territorial, el venerable señor Deán y Cabildo Eclesiástico, el Excelentísimo Ayuntamiento, el muy Ilustre Claustro, el Consultado y el muy Ilustre Colegio de Abogados, los prelados regulares, jefes y funcionarios públicos congregados todos en el mismo salón; leídos los oficios expresados: discutido y meditado completamente el asunto; y oído el clamor de "¡Viva la Independencia!" que repetía de continuo el pueblo que se veía reunido en las calles, plaza, patio, corredores y antesala de este Palacio, se acordó por esta Diputación e individuos del Excelentísimo Ayuntamiento: 1º.- que siendo la Independencia del Gobierno español la voluntad general del pueblo de Guatemala, y sin perjuicio de lo que determine sobre ella el Congreso que debe formarse, el señor jefe Político la mande publicar para prevenir las consecuencias que serían temibles en caso de que la proclamase de hecho el mismo pueblo. 2º.- que desde luego se circulen oficios a las provincias, por correos extraordinarios, para que sin demora alguna se sirvan proceder a elegir Diputados o Representantes suyos, y éstos concurran a esta capital a formar el Congreso que debe decidir el punto de Independencia y fijar, en caso de acordarla, la forma de gobierno y ley fundamental que debe regir.
  10. 10. 10 3º.- Para facilitar el nombramiento de Diputados, se sirvan hacerlo las mismas juntas electorales de provincia que hicieron o debieron hacer las elecciones de los últimos Diputados a Cortes. 4º.- que el número de estos Diputados sea en proporción de uno por cada quince mil individuos sin excluir de la ciudadanía a los originarios de África. 5º.- que las mismas juntas electorales de provincia, teniendo presente los últimos censos, sirvan determinar, según esta base, el número de Diputados o Representantes que deban elegir. 6º.- Que en atención a la gravedad y urgencia del asunto, se sirvan hacerlas elecciones de modo que, el día 1º de marzo del próximo año de 1822, estén reunidos en esta capital todos los Diputados. 7º.- Que entre tanto, no haciéndose novedad en las autoridades establecidas, sigan éstas ejerciendo sus atribuciones respectivas con arreglo a la constitución, decretos y leyes, hasta que el Congreso indicado determine lo que sea más justo y benéfico. 8º.- Que el señor Jefe Político, Brigadier Don Gabino Gaínza, continúe con el Gobierno Superior político y militar; y para que éste tenga el carácter que parece propio de las circunstancias, se forme una Junta Provisional Consultiva, compuesta de los señores individuos actuales de esta Diputación Provincial y de los señores Don Miguel Larreynaga, Ministro de esta Audiencia; Don José del Valle, Auditor de Guerra; Marqués de Aycinena; Doctor José Valdés, Tesorero de esta Santa Iglesia: Doctor don Angel María Candina; y Licenciado don Antonio Robles, Alcalde 3º Constitucional: el primero, por la provincia de León, el segundo, por la de Comayagua, el tercero, por Quezaltenango, el cuarto, por Sololá y Chimaltenango, el quinto, por Sonsonate y el sexto, por al Ciudad Real de Chiapas. 9º.- Que esta Junta Provincial consulte al señor Jefe Político en todos los asuntos económicos y gubernativos de su atención. 10º.- Que la religión Católica, que hemos profesado en los siglos anteriores y profesaremos en lo sucesivo se conserve pura e inalterable, manteniendo vivo el espíritu de religiosidad que ha distinguido siempre a Guatemala, respetando a los ministros
  11. 11. 11 eclesiásticos, seculares y regulares, y protegiéndoles en sus personas y propiedades. 11º.- Que se pase oficio a los dignos prelados de las Comunidades religiosas para que cooperando a la paz y al sosiego, que es la primera necesidad de los pueblos cuando pasan de un gobierno a otro, dispongan que sus individuos exhorten a la fraternidad y concordia a los que estando unidos en el sentimiento general de independencia, deben estarlo también en todo lo demás, sofocando pasiones individuales que dividen los ánimos y producen funestas consecuencias. 12º.- Que el Excelentísimo Ayuntamiento, a quien corresponde la conservación del orden y tranquilidad, tome las medidas más activas para mantenerla imperturbable en toda esta capital y pueblos inmediatos. 13º.- Que el señor Jefe Político publique un manifiesto haciendo notorio a la faz de todos, los sentimientos generales del pueblo, la opinión de las autoridades y corporaciones, las medidas de este Gobierno, las causas y circunstancias que lo decidieron a prestar en manos del señor Alcalde 1º, a pedimento del pueblo, el juramento de Independencia y fidelidad al Gobierno Americano que se establezca. 14º.- Que igual juramento preste la Junta Provisional, el Excelentísimo Ayuntamiento, el Ilustrísimo señor Arzobispo los Tribunales, Jefes Políticos y Militares, los prelados regulares, sus comunidades religiosas, jefes y empleados en las rentas, autoridades, corporaciones y tropas de las respectivas guarniciones. 15º.- Que el señor Jefe Político, de acuerdo con el Excelentísimo Ayuntamiento disponga la solemnidad y señale el día en que el pueblo debe hacer la proclamación y juramento expresado de Independencia. 16º.- Que el Excelentísimo Ayuntamiento disponga la acuñación de una medalla que perpetúe en los siglos la memoria del día QUINCE DE SEPTIEMBRE DE MIL OCHOCIENTOS VEINTIUNO, en que Guatemala proclamó su feliz Independencia.
  12. 12. 12 17º.- Que imprimiéndose esta Acta y el Manifiesto expresado se circule a las Excelentísimas diputaciones provinciales, ayuntamientos constitucionales y demás autoridades eclesiásticas regulares, seculares y militares para que siendo acordes en los mismo sentimientos que ha manifestado este pueblo, se sirvan obrar con arreglo a todo lo expuesto. 18º.- Que se cante, el día que designe el señor Jefe Político, una misa solemne de gracias, con asistencia de la Junta Provisional, de todas las autoridades, corporaciones y jefes, haciéndose salvas de artillería y tres días de iluminación. Palacio Nacional de Guatemala, Septiembre quince de mil ochocientos veintiuno. Gabino Gaínza, Antonio García Redondo, Francisco de Paula Vilches, Mariano Gálvez, José Matías Delgado, Miguel Larreynaga, Tomás O`Horán, Serapio Sánchez, José Francisco Córdova, Santiago Milla, José Antonio Larrave, Mariano de Aycinena, Antonio Rivera Cabezas, Isidoro del Valle y Castriciones, Pedro Molina, Francisco Barrundia, Pedro de Arroyave, Mariano Beltranena, Angel María Candina, José Mariano Calderón, Manuel Antonio Molina, José Domingo Diéguez, Secretario y Lorenzo Romaña, Secretario.
  13. 13. 13 ANÁLISIS DEL ACTA DE 1821 Este es el documento que jamás ha sido pensado públicamente, aunque ha sido y es mencionado de manera grandilocuente, es referido a la Patria, pero no a las condiciones políticas e históricas, no es trabajado con referencia a los intereses de los protagonistas que lo concibieron, redactaron y aprobaron; en fin, el acta ha sido despojado de su valor histórico propio, y en consecuencia, ha sido enterrado y soterrado, hasta ahora. En el documento se refleja la actuación de dos partes enfrentadas y con diferentes intereses y protagonismos: por un lado, los funcionarios del poder colonial, que maniobran contradictoriamente entre sí, y por otro lado, el pueblo de la ciudad de Guatemala que presiona, realmente, por una real independencia de España. En el bloque de los funcionarios estaban los que no querían la independencia de España, los que estaban dispuestos a firmar un acta de independencia para anexionarse después al Virreynato de Nueva España (México), y en el caso de los criollos de San Salvador, los que querían, sobre todo, los que querían sacudirse el predominio económico de los criollos de Guatemala sobre la provincia de San Salvador. Vistas las cosas así, resulta que los hombres reunidos el 15 de septiembre de 1821, en el Palacio Nacional de Guatemala, no eran rigurosamente independentistas frente a la metrópoli española, y que los verdaderamente independentistas eran el pueblo que estaba en la calle exigiéndola a gritos, y metiéndoles miedo a los señores que vacilaban al interior del palacio. Esta lógica es la que explica el texto del acta, porque como sabemos, para interpretar un texto hay que conocer su contexto, y en este caso su contexto histórico. El acta en referencia puede dividirse en 5 partes, y en sus 18 numerales encontramos una atención al Congreso que, posteriormente, en el mes de marzo de 1822, determinaría la independencia de España.
  14. 14. 14 Esto quiere decir que el 15 de septiembre no es la fecha definitiva de la independencia. Luego viene la parte que va del número 7 al 9, en donde se establece claramente que se trata de una independencia sin independencia, o una especie de cambio pero sin cambio. La tercera parte, que va del número 10 al 11, establece el poderío de la iglesia católica, en tanto que el número 12 es el texto que garantiza el orden y tranquilidad, y del 13 al 18, se establece el protocolo y los actos oficiales correspondientes. En el número 1 del documento encontramos la confrontación histórica real de la coyuntura de 1821. El texto dice que la independencia debe ser pública “para prevenir las consecuencias que serían temibles en el caso de que la proclamase de hecho el mismo pueblo”. Aquí encontramos el sentido excluyente de este texto y la voluntad política de quienes lo redactaron o firmaron. Lo cierto es que revela la existencia de la confrontación real entre los sectores populares realmente independentistas y la de los funcionarios y miembros de las elites políticas y económicas que consideraban que era necesario evitar que el pueblo hiciera en realidad la independencia, porque en ese caso, dicen los señores en su texto, que las consecuencias serían temibles. A continuación, y confirmando que el acta del 15 de septiembre no era el documento definitivo, se pasa a organizar la convocatoria al Congreso que el siguiente año, 1822, debía decidir “el punto de independencia general y absoluta, y fijar en caso de acordarla, la forma de gobierno y ley fundamental que deba regir”. En los siguientes numerales se desarrolla el procedimiento de convocatoria; mientras tanto, el Brigadier Gabino Gaínza, funcionario español, nombrado por España para gobernar la Capitanía General de Guatemala, dice el texto, “continúe con el gobierno superior político y militar”, es decir, que no hubo ninguna independencia, y más bien fue una maniobra para aplacar las exigencias populares y ganar tiempo para sus intrigas palaciegas. Pero, además, los señores disponen formar “una Junta Provisional Consultiva” para que el gobierno continuista de Gaínza “tenga el
  15. 15. 15 carácter que parece propio de las circunstancias”. Por si esto fuera poco, ocurre que esta Junta Provisional Consultiva, que debía ser consultada por Gaínza, es la que debía consultar al señor jefe político “en todos los asuntos económicos y gubernativos”. Esto quiere decir, ayer, hoy y siempre, que estos no eran independentistas, y no tenían interés en romper con la metrópoli. La iglesia católica tenía un papel político muy importante en los acontecimientos y el texto le asegura el monopolio de esta fe, los cargos ocupados y, además, a los ministros eclesiásticos seculares y regulares les garantiza protección “en sus personas y propiedades”, y se les da la tarea política de sofocar la pasión independentista del pueblo para que no se dividan los ánimos y no se produzcan “funestas consecuencias”. En esta parte, el texto llega a ser perverso y antipopular y nos muestra el miedo profundo que se le tenía al pueblo independentista, al que había que controlar mediante la fuerza y el trabajo ideológico de la iglesia católica. Lo que sigue en el documento hasta el número 18 es el protocolo de la ocasión. Hay que hacer notar que en el número 13, Gabino Gaínza debía publicar un manifiesto informativo de lo que se había hecho, pero sin una fecha concreta para hacerlo. En realidad, el acta de independencia del 15 de septiembre de 1821, debe ser tratada históricamente, y debe ser salvado en esa calidad, pensado, estudiado, discutido, en su contexto histórico, para revelar la lucha política, los intereses enfrentados y el papel del pueblo y las elites, dentro de la coyuntura. Es necesario romper, desde abajo y desde arriba, el silencio sobre este documento, para poner en su sitio, desde las diferentes visiones e intereses actuales, el pasado histórico, de manera de encontrar ahí las pistas que necesitamos para enfrentar y resolver nuestros problemas actuales. El mayor fracaso histórico que se engendraba en 1821 era que Centroamérica, como realidad política, necesaria, vital e imprescindible, actualmente, no estaba apareciendo en las cabezas, en los bolsillos y en los propósitos de las fuerzas, personas e intereses, reunidos en el Palacio Nacional de Guatemala, y hasta hoy,
  16. 16. 16 5 pequeños, pobres y atrasados países, se debaten entre la miseria de los pueblos y la opulencia ofensiva de los dominadores.
  17. 17. 17 Conclusiones 1. Podemos ver en este documento se dice que la independencia de Centroamérica se dio en forma pacífica debido que no hubieron enfrentamientos como ocurrió en otros países americanos donde para poder independizarse ellos tuvieron que frentarse. 2. Podemos ver que la independencia de Centroamérica fue pacífica debido a la impotencia de los criollos como lo dice el título del documento ya que ellos eran los que dominaban en ese entonces la región de Centroamérica. 3. Se puede decir que otro de los factores que dieron origen a que Centroamérica quisiera independizarse fue el descuido que España tuvo en este lugar debido a los cambios sociopolíticos.
  18. 18. 18 Anexos
  19. 19. 19
  20. 20. 20
  21. 21. 21
  22. 22. 22
  23. 23. 23

×