Creencias que dañan
Verdades que sanan
“y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres”
Jesús
Juan 8:32 NBD
Creencias que dañan
Verdades que sanan
PARTIMOS HABLANDO DE QUE TODOS COMETEMOS ERRORES, NO
SOMOS PERFECTOS Y POR SUPUESTO...
Creencias que dañan
Verdades que sanan
Pero también dijimos que no solo los errores propios nos traían
CULPA, por ello ide...
Creencias que dañan
Verdades que sanan
De la misma forma convenimos que la culpa podía
ser una EMOCIÓN, un sentimiento, pe...
Creencias que dañan
Verdades que sanan
LA CULPA NO ES ALGO MALO EN SI MISMO,
PORQUE GRACIAS A ELLA NOS VAMOS
CONVIRTIENDO ...
Verdades que
sanan
Jesús y la mujer adúltera
Juan 7:53-8:11
Verdades que sanan
La situación que le plantearon a Jesús era muy clara, una
mujer era CULPABLE
1. Culpable ante Dios, era...
Verdades que sanan
4. También podemos hablar de culpa mentirosa y/o culpa
impuesta por otros, al poner énfasis en como fue...
Verdades que sanan
• La situación la tenía sin salida (a la mujer adúltera),
como muchas veces nosotros pensamos que estam...
Verdades que sanan
1. Condenación:
Tanto nos hicieron sentir mal, que ante una cosa que
no nos sale bien, ya nos ponemos m...
Verdades que sanan
2. Rebelión
Otros como los hicieron sentirse tan mal y culpables,
se rebelan, ante el “No servís para n...
Verdades que sanan
3. Negación y racionalización
Otra buena forma de desligarte de la culpa es
negándola y/o justificándol...
Verdades que sanan
4. Confesión
Decir lo que nos pasa nos trae alivio. Podemos
sentirnos mejor, pero ¿alcanza con solo rec...
Verdades que sanan
5. Arrepentimiento verdadero
Cuando de verdad salís de lo que creés es verdad
hacia lo que en verdad es...
Verdades que sanan
• La mujer adúltera seguramente era una mujer infeliz,
son muy pocos aquellos que se sienten bien o no
...
¿CUÁNTAS VECES SENTISTE QUE TE ARROJABAN PIEDRAS?
¿CUÁNTAS VECES SENTISTE QUE EN VERDAD TE MERECÍAS ESAS
PIEDRAS?
“NADIE TE CONDENÓ, NI YO TE CONDENO”
Mientras vos te sentías mal, eras culpable, o te hicieron sentir culpable Jesús estab...
¿QUÉ HACÉS HOY?
¿SEGUÍS EN LO MISMO O DECIDÍS CAMBIAR?
¿SEGUÍS ESPERANDO LAS PIEDRAS?
JESÚS TE RECUERDA QUE NADIE TE CONDE...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

3º parte de Creencias que dañan, Verdades que Sanan

309 visualizaciones

Publicado el

Muchas cosas que creemos y aceptamos como verdades pueden ser muy dañinas. Los pensamientos respecto al pecado y la culpa son algunas de esas cosas.
3ª y última parte del taller Creencias que dañan, Verdades que sanan

Publicado en: Estilo de vida
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
309
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

3º parte de Creencias que dañan, Verdades que Sanan

  1. 1. Creencias que dañan Verdades que sanan “y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres” Jesús Juan 8:32 NBD
  2. 2. Creencias que dañan Verdades que sanan PARTIMOS HABLANDO DE QUE TODOS COMETEMOS ERRORES, NO SOMOS PERFECTOS Y POR SUPUESTO TODOS PECAMOS “No hay un solo justo, ni siquiera uno” (Romanos 3:10) “pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios” (Romanos 3:23)
  3. 3. Creencias que dañan Verdades que sanan Pero también dijimos que no solo los errores propios nos traían CULPA, por ello identificamos 3 tipos de culpa según el origen del cual provenga: CULPA REAL CULPA MENTIROSA LA CULPA QUE NOS IMPONEN OTROS
  4. 4. Creencias que dañan Verdades que sanan De la misma forma convenimos que la culpa podía ser una EMOCIÓN, un sentimiento, pero también un ESTADO. • La culpa como estado: Culpa civil y culpa teológica • La culpa como sentimiento: El sentimiento de culpa propiamente dicho
  5. 5. Creencias que dañan Verdades que sanan LA CULPA NO ES ALGO MALO EN SI MISMO, PORQUE GRACIAS A ELLA NOS VAMOS CONVIRTIENDO EN SERES SOCIALES, APRENDEMOS A RESPETAR, MADURAMOS, NOS CONVERTIMOS EN MEJORES PERSONAS. PERO ES CIERTO QUE LA CULPA TAMBIÉN PUEDE SER MUY DAÑINA Y LLEVARNOS A VIVIR MOMENTOS MUY DOLOROSOS EN LA VIDA
  6. 6. Verdades que sanan Jesús y la mujer adúltera Juan 7:53-8:11
  7. 7. Verdades que sanan La situación que le plantearon a Jesús era muy clara, una mujer era CULPABLE 1. Culpable ante Dios, era pecadora (Culpa teológica) 2. Culpable ante la sociedad, las leyes decían que debía morir, sin importar lo que dijera o sintiera la mujer. (Culpa como estado, culpa civil) 3. Aunque no se menciona el sentimiento de culpa, podemos inferir que al Jesús recalcar que ella no fue condenada ni por la gente, ni por Él, no solo la libraba de un delito sino que apuntaba a su corazón (Sentimiento de culpa)
  8. 8. Verdades que sanan 4. También podemos hablar de culpa mentirosa y/o culpa impuesta por otros, al poner énfasis en como fue utilizada como objeto por quienes la acusaban, exhibiendo a la mujer aún más de lo que la ley exigía. 5. Jesús no cuestiona la culpa civil o real, sino que apunta al sentimiento de culpa, apunta a lo que les pasaba por dentro: “El que esté libre de pecado que arroje la primera piedra”
  9. 9. Verdades que sanan • La situación la tenía sin salida (a la mujer adúltera), como muchas veces nosotros pensamos que estamos sin salida. • La paga de sus acciones era la muerte. Nuestros pecados también nos llevan a muerte. Más aún, los sentimientos de culpa nos van matando poco a poco. • Mientras esa mujer no tenía escapatoria, nosotros muchas veces si tenemos esa escapatoria, e intentamos librarnos de culpa de diferentes formas
  10. 10. Verdades que sanan 1. Condenación: Tanto nos hicieron sentir mal, que ante una cosa que no nos sale bien, ya nos ponemos mal: “Tienen razón, no sirvo para nada”, “Soy un pecador y no voy a poder cambiar”. Ya no podés creer que algo te salga bien, no aceptas elogios porque considerás que son mentiras. Sufrís accidentes, te autodañas, no te cuidás, si total, no valés nada.
  11. 11. Verdades que sanan 2. Rebelión Otros como los hicieron sentirse tan mal y culpables, se rebelan, ante el “No servís para nada”, respondés “Ya van a ver para que sirvo”. La mujer adúltera era este caso, sufrida, maltratada en su matrimonio, elige engañar a su esposo. Pero eso no te hace sentirte bien, sino que al contrario te vas alejando de todos y no llegás a sentirte mejor
  12. 12. Verdades que sanan 3. Negación y racionalización Otra buena forma de desligarte de la culpa es negándola y/o justificándola: “Comparado a los demás no soy tan malo” “Así soy yo” “Todos los humanos hacen lo mismo”. Pero también proyectás sobre otros tus sentimientos, los juzgas severamente, los criticás, cuestionás lo que hacen.
  13. 13. Verdades que sanan 4. Confesión Decir lo que nos pasa nos trae alivio. Podemos sentirnos mejor, pero ¿alcanza con solo reconocer que nos equivocamos? Muchas veces las confesiones las hacemos porque nos descubrieron y no porque nos arrepentimos realmente
  14. 14. Verdades que sanan 5. Arrepentimiento verdadero Cuando de verdad salís de lo que creés es verdad hacia lo que en verdad es verdadero, es decir cuando aceptás que estás haciendo algo mal, cuando aceptás que tenés sentimientos y actitudes que te están dañando a vos y a los demás no solo confesás lo que te pasa sino que te arrepentís, y eso significa que cambias lo que venías haciendo y pensando, quiere decir que ya vas camino a la libertad.
  15. 15. Verdades que sanan • La mujer adúltera seguramente era una mujer infeliz, son muy pocos aquellos que se sienten bien o no sienten nada ante una equivocación. • La mujer adúltera seguramente se sentía poca cosa, ¿Qué mujer que se siente valorada va a utilizar su cuerpo de esa forma? • La mujer adúltera era culpable ante Dios y los hombres, eso le traía vergüenza, frustración, dolor, tristeza.
  16. 16. ¿CUÁNTAS VECES SENTISTE QUE TE ARROJABAN PIEDRAS? ¿CUÁNTAS VECES SENTISTE QUE EN VERDAD TE MERECÍAS ESAS PIEDRAS?
  17. 17. “NADIE TE CONDENÓ, NI YO TE CONDENO” Mientras vos te sentías mal, eras culpable, o te hicieron sentir culpable Jesús estaba ahí para librarte de toda condenación
  18. 18. ¿QUÉ HACÉS HOY? ¿SEGUÍS EN LO MISMO O DECIDÍS CAMBIAR? ¿SEGUÍS ESPERANDO LAS PIEDRAS? JESÚS TE RECUERDA QUE NADIE TE CONDENA Y LO MÁS IMPORTANTE ÉL NO TE CONDENA

×